<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 4

 

Capítulo 4: Nivel de Erupción de Energía.

 

—«No puedo creer que haya ascendido de nivel tan rápido. ¡Ya estoy en la quinta etapa de las artes energéticas! ¡El nivel de Erupción de Energía!»

Desató su puño, y otro árbol se hizo trizas a cien pasos de distancia. Después de eso, Yang Qi bajó la mirada con los ojos bien abiertos hacia sus manos, y pudo sentir que su energía vital había llegado a tal punto que ya podía olvidarse de humillaciones o favores previos.

Apenas había pasado un día y una noche, pero se había transformado tal cual como si hubiera pasado del infierno al cielo. Primero robó la Píldora del Dragón Latente, luego fue traicionado por Yun Hailan. Luego sus artes marciales fueron destruidas, y luego le cayó un rayo.

Después de eso… descubrió que ser golpeado por ese relámpago había sido un golpe de fortuna extraordinario; había adquirido la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal, y su base de cultivo se había visto impulsada por la energía vital del mamut de relámpagos en su interior. Ahora había ascendido al nivel de Erupción de Energía.

Lo que era aún mejor, estaba bastante seguro de que el nivel general de sus artes energéticas en realidad sobrepasaba la etapa de la Erupción de Energía.

La mayoría de los expertos solo podían desatar su energía de manera externa hasta cierto punto después de llegar al nivel de Erupción de Energía. Pero la mayoría apenas y podían sacudir un árbol con un puñetazo a distancia. Dañar o destruir un árbol era un asunto completamente distinto.

Lo común era desatar el Puño Divino de Cien Pasos solo después de llegar a la cumbre del nivel de la Erupción de Energía, y en algunas casos solo después de llegar al nivel de las Armas de Energía. De cualquier modo, se requería una base de cultivo profunda para poder desatar una fuerza tan devastadora.

Yang Qi también podía ver que su cuerpo físico estaba mucho más fuerte que el día anterior. De verdad había pasado por una transformación completa, de adentro hacia afuera. Dio otro paso adelante, y desató sus artes energéticas para destruir una gran roca con una patada. Este era el verdadero poder que se conseguía con las artes energéticas.

—«Aquellos que se han reído y burlado de mi jamás se imaginarían que solo pasaría un día como lisiado. No solo llegué a un nivel más alto, ¡he progresado dramáticamente! Seguro que en la reunión del clan dentro de tres días habrá varias fuerzas que intentarán forzar a mi padre a dimitir. ¡Pero me aseguraré de que salga de allí con más fortaleza que nunca!»

Por supuesto, Yang Qi sabía que, aunque había llegado al nivel de Erupción de Energía y se había vuelto un experto poderoso, no era nada comparado a los demás grandes expertos de Fuerte Yan. Un ejemplo era Luo Hun, el hombre que precisamente había destruido sus artes energéticas. Este ya se encontraba en la séptima etapa de las artes energéticas, el nivel de la Manifestación de Energía, en el cual sus artes energéticas podían manifestar una forma física y permitir al individuo volar por el aire o nadar por el agua. Un solo puñetazo de dicha persona sería comparable al ataque de un tigre o un dragón.

—«Tengo que ocultar mi verdadera fuerza,» —pensó Yang Qi—. «Y tampoco puedo revelar la verdad sobre la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal, ni sus posturas o movimientos. Por ahora solo usaré las posturas y movimientos de las artes energéticas del Clan Yang. Si alguien pregunta cómo me recuperé tan rápido, simplemente diré que fue gracias a mi tía.»

Una vez llegado a este punto en sus ideas, Yang Qi se encontró a sí mismo pensando repentinamente en su tía, a quien no había visto en diez años. En aquel entonces, ella seguía llevando su cabello en dos trenzas, y le había enseñado como leer y escribir.

A pesar de que la llamaba tía, en realidad su apellido no era Yang; era una huérfana que su padre había tomado como hermana. La única razón por la que la llamaba tía era porque era unos tres años mayor que él y oficialmente era hermana adoptiva de su padre. A efectos prácticos, era más como una hermana suya.

Básicamente había crecido con su tía, hasta el día en el que llegaba casi a los diez años de edad. Fue entonces que un experto excéntrico que viajaba por Fuerte Yan se la llevó. Fue solo después que descubrió que ese excéntrico era un anciano del Instituto Semi-Inmortal, la organización más importante del Continente Abundancia Exuberante.

En principio cuando llegó al Instituto Semi-Inmortal, seguía enviándole cartas ocasionalmente. Aunque no había oído de ella durante los últimos cinco o seis años. Aun así, todos en Fuerte Yan sabían que era una persona muy importante en el Clan Yang.

Después de todo, el Instituto Semi-Inmortal era una de las potencias principales del Continente Abundancia Exuberante, y solo estaba detrás de la potencia que lo dominaba todo, la Dinastía del Ancestro Sabio.

La Dinastía del Ancestro Sabio era básicamente un gobierno feudal. No existía un verdadero poder centralizado, sino un montón de estados vasallos. Los distintos lugares tenían sus jurisdicciones locales y leyes independientes, pero debían enviarle tributos anuales a la Dinastía del Ancestro Sabio y enviar a representantes a mostrar su devoción.

El Fuerte Yan era tan solo uno de sus tantos estados vasallos diminutos. El magistrado de la ciudad era quien ostentaba la autoridad suprema en el área, y tomaba todas las decisiones, por lo que los clanes aristocráticos de la ciudad no tenían más opción que someterse a él. Todos los demás pueblos, aldeas, condados y mercados circundantes caían bajo la jurisdicción del Fuerte Yan.

De algún modo, Fuerte Yan se podía considerar una especie de nación, un Estado de Yan, aunque solo a muy pequeña escala.

Comparados al Instituto Semi-Inmortal, el Fuerte Yan era bastante insignificante. Uno era como un conejo, y el otro como un tigre.

Tras analizarlo, la única razón por la que Yang Qi no había sido ejecutado de inmediato por haber robado la Píldora del Dragón Latente era su tía, detrás de quien estaba el Instituto Semi-Inmortal. El magistrado de la ciudad simplemente se mostraba cauteloso de ofenderla.

***

Sapo Dorado Come la Luna.

Tigre Feroz Brinca Sobre la Corriente.

Destruye el Corazón, Aplasta los Pulmones.

Tigre Blanco Devora Cadáver.

Yang Qi practicaba todas las formas de artes energéticas que conocía, se veía como una simple figura borrosa en movimiento. Y a medida que lo hacía, la energía en su interior fluía cada vez más rápido, y el mamut de relámpagos dentro de su mar de energía seguía fortaleciendo su energía vital.

En cuanto a la esencia de su fuerza vital, esta se hacía cada vez más abundante y robusta.

Seguía con su práctica, y su cuerpo físico se hacía cada vez más fuerte y resistente.

Ahora estaba creciendo de maneras increíbles gracias a la transformación ocasionada por el golpe del relámpago.

 

Desataba puñetazos capaces de destruir rocas y árboles a decenas de metros de distancia, una y otra vez.

Los expertos más poderosos de la quinta etapa, el nivel de la Erupción de Energía, podían destruir cosas a tales distancias, pero por lo general no podrían hacerlo una y otra vez. El consumo sobre su energía vital era simplemente demasiado.

Pero Yang Qi era distinto. Cultivaba la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal, una habilidad impresionante capaz de devastar dioses y fantasmas diabólicos del infierno. No solo era la fuente de una fuerza inmensa, también proveía una resistencia increíble.

El mamut de relámpagos que parecía estar formado por la quintaesencia de algún experto poderoso estaba uniéndose a Yang Qi, y eso llevaba su base de cultivo a alturas increíbles.

Si lo lograba asimilar por completo, entonces tendría suficiente fuerza vital para sobrepasar por completo la habilidad de cualquier otra persona ordinaria con el Puño Divino de Cien Pasos. Aunque quizás otros podrían desatar diez golpes seguidos, él podía alcanzar cien fácilmente, quizás incluso mil.

La diferencia entre los dos niveles era más que evidente.

Sin embargo, Yang Qi aún no estaba contento. Quería ser más fuerte, quería llegar a la sexta etapa, la séptima, la octava… y eventualmente la novela etapa, el nivel de un Maestro de Energía. Quería aplastar al magistrado de la ciudad de Fuerte Yan y convertir al Clan Yang en la potencia principal del área.

Estas metas no habrían sido razonables en el pasado, pero ahora estaban dentro de sus posibilidades.

El grito rugiente de un megamamut hizo erupción repentinamente dentro de Yang Qi mientras desataba el puñetazo de nivel más alto del que era capaz. Después de eso, tomó control de su energía, la cual se reunió tras él en forma de la imagen sombría de un megamamut, el cual luego explotó y envió grandes ráfagas de viento que agitaron las hojas por todos lados en esta pequeña montaña.

Yang Qi se volvió a sentar, cerró sus ojos y entró en meditación. El poder del mamut de relámpagos fluía en su interior y empezó a usar las técnicas de cultivo de la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal. Primero centró sus ideas en los ochocientos cuarenta millones de partículas diminutas que conformaban su cuerpo, y en los megamamut embrionarios que existían adentro, quienes eventualmente engendrarían un verdadero mamut divino.

Los mamuts divinos tenían cabezas del tamaño de montañas, trompas de cientos de millones de kilómetros de largo, capaces de darle la vuelta a estrellas.

Los pies de los mamuts divinos podían aplastar los infiernos y hacer polvo a los dioses y fantasmas diabólicos que contenían.

Todas esas imágenes, esas ideas, fueron transferidas a la mente de Yang Qi por parte del duendecillo dorado, y eran uno de los aspectos fundamentales para cultivar la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal.

En cuanto se sumergió lentamente en su cultivo, se pudo escuchar el sonido de algo reventándose súbitamente, y provenía de una de esas partículas diminutas. Entonces un aura caótica y primordial, algo bestial y antiguo empezó a extenderse por su cuerpo.

En ese instante, toda una bandada de aves salió disparada al aire repentinamente desde los numerosos árboles circundantes.

Apenas hacía unos momentos, el bosque a su alrededor había estado totalmente vivo, repleto con el llamado de todo tipo de insectos, pero cuando el aura de la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal despertó súbitamente, fue como si todos esos insectos hubieran sentido repentinamente una presión masiva sobre ellos, y quedaron tan quietos como en la muerte.

Los mamuts divinos eran efectivamente espíritus divinos que existían de hacía mucho tiempo en el oeste. Contenían un poder inconmensurable, suficiente para aplastar infiernos, y sus auras asesinas eran tan intensas que un solo grito suyo podía atemorizar a todo tipo de bestias salvajes. Hasta los dragones y los tigres debían bajar la cabeza en sumisión.

En este momento, Yang Qi acababa de despertar una partícula, y apenas podía usar una pizca del poder de los mamuts divinos.

Actualmente, al usar al máximo sus artes energéticas, Yang Qi era capaz de desatar una fuerza equivalente a un tan solo uno de esos megamamut antiguos.

Pero si despertaba los ochocientos cuarenta millones de partículas, entonces podría desatar el poder supresor infernal de los legendarios mamuts divinos.

Yang Qi apenas había dado el primer paso sobre ese sendero de habilidad impresionante e inigualable.

Tras ese primer paso, había quedado convencido de que esta habilidad asombrosa podría llevarlo a las más grandes alturas y a las más oscuras profundidades. Por supuesto, sin la ayuda del mamut de relámpagos que habitaba su interior, no habría podido lograr tal progreso, ni en un día, ni en diez años.

Ahora Yang Qi era casi como un antiguo megamamut en forma humana, con un poder aterrador y mortal en su interior, listo para ser desatado en cualquier momento.

Entonces Yang Qi se puso lentamente de pie, retractó su aura, y también esa aura bestial, caótica y primordial.

Después de eso, los insectos y aves petrificados en el área se calmaron y volvieron a sus actividades usuales.

La noche era muy oscura, pero los ojos de Yang Qi resplandecían intensamente e iluminaban los detalles del bosque a su alrededor, hasta las plumas de las aves.

Su audición se había vuelto tan aguda que hasta podía escuchas las hormigas que caminaban a cien pasos de distancia.

Esto era escuchar sonidos tan leves como los pasos de una hormiga.

Sus oídos eran más de diez veces más sensibles que antes; su potencial latente realmente estaba siendo liberado.

—¿Ochocientos cuarenta millones de partículas diminutas? Si una de ellas ya me hace tan fuerte… ¿qué tan fuerte seré al despertarlas todas? Y considerando que estoy avanzando tan rápido debido al mamut de relámpagos en mi interior… ¿entonces como seguiré progresando con la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal después de absorberlo?

Aunque estaba muy contento de haberse vuelto tan fuerte, también estaba un poco aterrado frente a sus nuevas habilidades. Casi no podía ni imaginarse como podía alguien cultivar esta técnica hasta el final.

Era casi como si este cultivo no hubiera sido diseñado para humanos, sino para dioses y espíritus.

Solo entidades como esas podrían completarlo.

Yang Qi siempre había sido uno de los jóvenes más capaces en el área, y esto le había generado cierta arrogancia. Aunque era un chico inteligente, su autoconfianza excesiva lo había llevado a tropezarse con el amor, traicionado por Yun Hailan. Había pensado ingenuamente que robar una Píldora del Dragón Latente la convencería de escapar con él. Ahora que lo pensaba, había sido un verdadero idiota. Afortunadamente, su padre lo había perdonado.

Y ahora que había empezado a cultivar la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal, su corazón repentinamente sentía lo que era una verdadera humildad.

Hasta ahora, siempre había pensado que podía cultivar la técnica que quisiera y tener éxito. Pero con esta habilidad, repentinamente se sentía muy, muy diminuto.

Poco a poco… el chico de dieciocho años Yang Qi, estaba empezando a crecer.

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

20 Comentarios Comentar

  1. jlca

    Lector

    Nivel 3

    jlca - hace 2 semanas

    Al parecer tambien le dieron un super desarrollo, 1 cap para el de desarrollo equivale a 10 capitulos normales. JAJAJAJAJAJA

    1. Mistral

      Editor

      Nivel 1

      Mistral - hace 2 semanas

      Oh claro que no es perfecto, el imbecil consiguio que lo lisiaran por robarse una pildora para una chica que siendo sinceros, lo mira como “Peaton de la calle numero 1”

    2. Luis Mariano

      Lector

      Nivel 8

      Luis Mariano - hace 2 semanas

      Hmm… No puedo asegurarlo todavía, pero vamos ha ver como avanza a historia…

  2. Bjorn

    Lector

    Nivel 1

    Bjorn - hace 2 semanas

    “…O nadar por el agua” JAJAJS, qué gran habilidad XD.

    Qi está reuniendo todos los requisitos para ser el típico protagonista de estas historias, tan perfectos, tan repetidos, tan aburridos… Espero no sea así y suceda algo MUY MALO.

  3. Klo

    Lector

    Nivel 12

    Klo - hace 2 semanas

    Tiene que tener algún limitador o algo, a este paso será dios en 2 caps más y fin de novela jajaja

  4. Mistral

    Editor

    Nivel 1

    Mistral - hace 2 semanas

    Vale hermano, me acostumbre a los Gary Stu pero al menos dame algo de trama para justificar esto joder. Que el niño idiota quiere mostrar su poder a un solo dia de ser lisiado por un subordinado del gobernador local. Señor Lider del Clan ha fallado usted como padre al criar a un hijo tan estupido AHHHHHH.

  5. MaxNight

    Lector

    Nivel 2

    MaxNight - hace 1 día

    Si ya es así de fuerte por despertar una sola partícula entonces, ¿qué va a pasar cuando despierte las demás? antes de que despierte todas las partículas ya va a poder destruir el mundo con solo respirar o algo así

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.