<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 48

 

Capítulo 48: La Tía Susu.

 

Ver a la Viuda Yan tosiendo sangre debido a la transmisión de energía de Yang Qi dejó impactado a Yang Xingshi. Finalmente empezaba a comprender realmente que se encontraba del lado derrotado; había sido patriarca del Clan Yang por más de cien años, y podía ver lo verdaderamente poderoso que era Yang Qi.

—¡Esa era una conversación privada Yang Qi! ¡No la mates!

—La mataré si hace falta. ¿No te someterás Viuda Yan? Responde a la pregunta.

—¡Me rindo! ¡Me rindo! —La Viuda Yan no podía haber estado más aterrada. Sabía bien que si se rehusaba a rendirse terminaría muerta—. De ahora en adelante respetaré las reglas del clan.

Yang Qi dejó salir un frío bufido, —Bueno, está bien. Esperemos que mantengas tu palabra. Todo lo que hago es por el bien de nuestro clan. Si descubro algún comportamiento errado de tu parte, o descubro que has filtrado información sobre mí a alguna gran secta ya no seré tan amable como he sido hoy. Dentro de poco todos los estados vasallos del Continente Abundancia Exuberante se levantarán y la tierra será abrumada por la guerra. Si el Clan Yang no está verdaderamente unido cuando llegue ese momento seremos erradicados.

—Si, por supuesto… —dijo Yang Xingshi mientras asentía una y otra vez. A estas alturas realmente había quedado intimidado por la fuerza de Yang Qi.

En cuanto la voz de Yang Qi se disipó, la Viuda Yan y Yang Xingshi se quedaron mirando como flotaba por el aire, y se sintieron completamente impotentes.

Yang Zhan estaba bien al tanto de lo que acababa de ocurrir, pero decidió no interferir.

La verdad era que, como Maestro de Energía, Yang Zhan podía aplastar fácilmente a cualquier miembro del clan a excepción de Yang Xingshi y la Viuda Yan. Ellos dos llevaban mucho tiempo siendo Maestros de Energía, y poseían una influencia considerable. Si de verdad querían derrocarlo, el resultado sería un baño de sangre.

Obviamente el comportamiento aparentemente vil de Yang Qi era por el bien de su padre.

La cacería de otoño del clan procedió sin problemas. Yang Qi siempre estaba allí para interferir si aparecía algún engendro demoníaco demasiado feroz, cosa que dejó una impresión profunda en el corazón de todos los miembros del clan.

Muchos de ellos realmente pensaban que Yang Qi había sido poseído por un demonio, pero ahora eso no parecía muy probable. Los individuos poseídos actuaban con locura y de manera emocional, pero Yang Qi era razonable, calmado y mantenía todo en total control.

A medida que progresaba la cacería, Yang Qi logró consolidar lentamente su posición como el genio y el experto número uno del clan.

La cacería duró tres días, y más de doscientos miembros de élite del clan abrumaron por completo todo lo que se interponía en su camino dentro de las Montañas Cadáver Negro. Un sinfín de engendros demoníacos perdieron sus vidas, y se recolectó una enorme cantidad de núcleos demoníacos.

Llegados a cierto punto, un joven de unos treinta años se acercó respetuosamente a Yang Qi y dijo, —Hermano Mayor Qi, el bosque se vuelve particularmente denso más adelante, son las verdaderas profundidades de las Montañas Cadáver Negro. Allí es dónde acechan los clanes cadáver, supuestamente es el lugar donde tuvo lugar una batalla antigua espectacular. Los cadáveres terminaron absorbiendo suficiente energía siniestra de los Cielos y la tierra y se convirtieron en espíritus demoníacos. Los núcleos de esos cadáveres son aún más importantes que los núcleos demoníacos normales. ¿Por qué no continuamos con la cacería por allí?

De hecho, mucho de los jóvenes realmente querían entrar hasta las verdaderas profundidades de las montañas.

En este momento Yang Qi estaba de pie sobre un acantilado observando las oscuras profundidades de las montañas, una energía negra pulsaba de un modo que hacía que todo se viera como un gran cementerio.

Ese cementerio de montañas negras se extendía hasta dónde alcanzaba la vista, y llevaba las verdaderas profundidades de las Montañas Cadáver Negro.

Con respecto a aquella antigua guerra, era imposible saber cuántos cadáveres habían resultado de ella. Pero por lo que Yang Qi podía ver, estas montañas estaban repletas de movimiento, de lo que parecían ser zombis. También había muchas auras que hasta él sentía extremadamente peligrosas.

Sacudió la cabeza.

—Mejor no, —dijo—. Ya hemos matado a suficientes engendros demoníacos para conseguir millones y millones de píldoras de convergencia de energía. Y la experiencia de batalla ha sido increíble. El campo de batalla en las profundidades de las Montañas Cadáver Negro es demasiado misterioso y peligroso. Estoy bastante seguro de que allí hay reyes cadáver de mil años; uno solo de esos podría acabar con el clan entero.

El legendario y aterrador rey cadáver de mil años era una criatura demoniaca que era aún más poderosa que un Maestro de Energía.

Ni siquiera Yang Qi tenía la confianza de poder derrotar a un ser como ese. Sabía bien que podía aplastar a cualquier persona al nivel de las artes energéticas, pero si se trataba de entidades a un nivel superior, no estaba seguro.

La diferencia entre un Usurpador de Vida y un Maestro de Energía era como la diferencia entre las nubes y la tierra debajo.

Repentinamente… apareció un rayo de luz resplandeciente que atravesó el cielo nocturno e iba dirigido directamente a Yang Zhan.

Venía junto a pulsos de energía de espada, de hecho, Yang Qi hasta podía ver una espada dentro de la luz.

—¡Cuidado Padre! —gritó y se preparó para saltar a interceptar la espada.

—No pasa nada Qi’er. Es el arte de transmisión de espada voladora de tu tía. Es simplemente milagroso… —Yang Zhan se puso en movimiento y extendió su mano hacia la espada que descendía, y a la cual estaba adjunta una carta.

En cuanto sacó la carta de la espada, esta pareció detectarlo. Se dio la vuelta, un montón de chispas estallaron y entonces salió disparada a la noche.

—¿Arte de transmisión de espada voladora? ¡Eso es legendario!

La mayoría de los demás miembros de élite del clan reconocían lo que sucedía.

De hecho, una de las razones principales por las que Yang Zhan había logrado afianzar su posición como señor del clan era justamente la tía de Yang Qi, Yang Susu, quien en este momento era miembro del Instituto Semi-Inmortal.

Estaba claro que esta arte de transmisión de espada voladora era obra suya. Aunque Yang Qi no era capaz de tal cosa, claramente podía ver que el aspecto más poderoso de la técnica era la espada en sí. Era un arma divina poderosa que ya había desarrollado un espíritu. De hecho, si se la considerara un demonio, sería una espada demonio.

—«Me pregunto cómo estarán progresando los estudios de la Tía Susu en el Instituto Semi-Inmortal» —Yang Qi repentinamente se encontró a si mismo pensando en una pequeña chica que solía darle la comida cuando era casi un bebé.

Muchos de los ancianos líderes que no aprobaban de Yang Zhan se percataron de la llegada de la espada y se quedaron mirando con recelos.

Al fin y al cabo, aunque reconocían que Yang Qi era increíblemente poderoso, ni siquiera él se podía comparar a Yang Susu.

Y eso era porque a Yang Susu la respaldaba el instituto más importante por todas estas tierras. El Instituto Semi-Inmortal era un lugar legendario y sagrado en el Continente Abundancia Exuberante. Cuando las personas hablaban al respecto, se referían a ella como “aquella organización colosal monstruosa”.

Yang Zhan observó el mensaje por un momento y entonces sus ojos se iluminaron. —Buenas noticias Qi’er. En efecto, es un mensaje de tu tía. ¡Te ha conseguido un puesto en el Instituto Semi-Inmortal! Quiere vayas para allá a estudiar. —Dicho eso, le pasó el mensaje a Yang Qi.

—¿Qué? —dijo Yang Qi al recibir el mensaje, era una carta escrita por lo que sin dudas era la letra de su tía. Al parecer había logrado algún servicio meritorio en el instituto, y se le había permitido elegir una recompensa. Entonces pidió que se aprobara la entrada de un joven de su clan al instituto, y su solicitud fue concedida.

Todo lo que tenía que hacer era llevar el mensaje personalmente y reportarse en el instituto.

Era tanto un gran honor como una gran oportunidad. Hasta Yang Xingshi y la Viuda Yan sentían envidia. Por otro lado, toda su insatisfacción previa con Yang Qi parecía haberse esfumado. Ahora asistiría al Instituto Semi-Inmortal, lo que significaba que no les quedaba ninguna esperanza de luchar contra él. Y ninguna excusa de “exorcizar diablos o demonios” les ayudaría.

El mensaje de Yang Susu también contenía información sobre el Templo de Peste Sombría.

Había usado su posición en el Instituto Semi-Inmortal para advertirles e instruirles que dejaran solo al Clan Yang. Eso había terminado el asunto por ahora; el Templo de Peste Sombría simplemente le temía demasiado al Instituto Semi-Inmortal como para hacer nada abiertamente.

Eso también explicaba porque no habían percibido ninguna actividad del Templo de Peste Sombría durante los últimos meses.

—«¿El Instituto Semi-Inmortal?» —pensó Yang Qi con el corazón lleno de anticipación.

Aunque ya había tomado un rol de liderazgo en el clan, eso solo lo convertía en un gran pez dentro de un estanque muy, muy pequeño. Por otro lado, el Instituto Semi-Inmortal era como el océano, y realmente era un lugar por el que se podía estar orgulloso de dominar.

Tomando en cuenta que era el instituto número uno por todas estas tierras, era fácil imaginarse los tigres al acecho y dragones ocultos que se podrían encontrar allí, y el conocimiento por adquirir que lo esperaba.

Yang Qi sabía que a pesar de que su Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal le daba un poder extraordinario, si seguía encontrándose en un lugar desolado y aislado del mundo podría terminar con más problemas después. Así que entrar en contacto con otros expertos del amplio mundo sería muy beneficioso.

En el Instituto Semi-Inmortal no solo había Usurpadores de Vida, las personas allí llegaban a niveles mucho más altos. De hecho, Yang Qi ni siquiera sabía cómo llamar al nivel más allá de la Usurpación de Vida.

Otro factor que considerar era que si se unía al Instituto Semi-Inmortal, entonces la posición del Clan Yang se volvería aún más estable.

Esto se podía notar claramente al ver como la posición de Yang Susu le había ayudado a sobrevivir el desastre con el incidente de la Píldora del Dragón Latente.

Un nombre que estaba marcado en su corazón y en su mente volvió a su mente repentinamente.

—«Yun Hailan está en el Instituto Semi-Inmortal.»

Su engaño casi había resultado en su muerte, y sabía que era una enemiga siniestra y mortal. De momento, el hecho de que estuviera en el Instituto Semi-Inmortal no importaba mucho. Ya que él mismo pronto estaría en el mismo lugar, sería mucho más fácil conseguir la venganza que tanto anhelaba.

Ella misma casi había causado la destrucción de su clan entero.

De no ser por aquel relámpago, en este momento Yang Qi sería un lisiado, y Yang Zhan ya no sería el señor del clan. Toda su familia directa habría caído en la desgracia y la humillación.

Luego apartó un poco esos pensamientos y dijo, —Padre, ¿por qué no volvemos a casa? Dejemos en orden los asuntos del clan, incluyendo los aspectos financieros y protocolares. Una vez que todos los expertos hayan sido transferido a los cuarteles generales y las cosas se hayan organizado, me reportaré al Instituto Semi-Inmortal.

—Muy bien, —dijo Yang Zhan. Luego levantó la voz y declaró, —Miembros del Clan Yang, ha llegado la hora de volver a casa. Tenemos asuntos importantes que discutir en Fuerte Yan.

Los miembros del clan se reagruparon, organizaron el botín, y entonces empezaron el viaje de regreso.

Previamente, las personas le habían dado su respeto a Yang Qi debido a sus artes energéticas tan poderosas, pero ahora lo hacían también por ser un miembro del Instituto Semi-Inmortal. Sus prospectos para el futuro eran inconmensurables.

Para pueblerinos como el Clan Yang, hasta un nuevo e insignificante estudiante del Instituto Semi-Inmortal era un gran experto.

Todos los clanes de Fuerte Yan eran pueblerinos, y el Clan Yang era como una pequeña familia rica de pueblerinos.

Después de dos días, todos los expertos del Clan Yang se encontraban ya en Fuerte Yan reunidos en el salón de reuniones del clan.

Esta reunión era mucho más solemne e importante que la anterior.

Yang Qi supervisaba toda la cosa, y Yang Zhan emitía una orden tras otra. Nadie se negaba a acatarlas. La reunión terminó después de dar todas las ordenes específicas, y los expertos del clan fueron a reunir la riqueza y el personal del clan para regresarlos al control de Yang Zhan.

Algunos de los ancianos líderes hasta aceptaron tomar residencia en la mansión de Fuerte Yan.

Después de concluida la reunión, y una vez que cada uno procedió con sus labores, la mansión se calmó.

—Padre, —dijo Yang Qi—, ha llegado la hora de que vaya a reportarme al Instituto Semi-Inmortal. Sin embargo, aún me preocupa que Yang Xingshi y la Viuda Yan causen problemas tras mi partida. Tenemos que asegurarnos de que seas lo bastante fuerte para mantenerlos bajo control. Te voy a ayudar Padre. Llevemos tu poder al próximo nivel.

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

12 Comentarios Comentar

  1. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 22

    Luis Rojas Valle - hace 3 semanas

    Pensé que era hora de que empezará la batalla entre los clanes Yan y Yang pero bueno es hora de empezar una nueva etapa 😁👍🏽🤩😤

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.