<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 5

 

Capítulo 5: Reunión del Clan Yang.

 

Yang Qi pasó tres noches seguidas escabulléndose sin ser notado para ir a cultivar su Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal. Durante el día, simplemente pretendía convalecer y no mostraba nada que pudiera revelar su verdadero estado. En lo que a todos concernía, era un lisiado, no podría recuperarse de sus heridas.

Fundamentalmente, aquellos que habían perdido las artes energéticas jamás podrían recuperarse.

De hacerlo tan repentinamente, y hasta habiendo avanzado a grandes pasos sin explicación alguna, no cabían dudas de que levantaría sospechas. Si los expertos de la mansión del magistrado de la ciudad empezaban a hacer preguntas, y su Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal era descubierta, podría traer consigo la completa exterminación del Clan Yang.

Mientras más cultivaba la técnica, más se daba cuenta Yang Qi de lo profundamente impresionante que era.

Definitivamente tenía que llegar a un nivel de poder mucho más alto antes de revelar algo al respecto.

Siguió fortaleciéndose más y más durante sus tres noches de cultivo, y lo mismo iba para su base de cultivo. Prácticamente todos sus movimientos eran capaces de desgarrar rocas y hasta metal. Aunque aún no había liberado una segunda partícula, y con ella el poder de un segundo megamamut antiguo, ya había sobrepasado por mucho a los maestros normales en la quinta etapa.

De hecho, incluso si un grupo entero de maestros en la quinta etapa unía fuerzas contra él, probablemente podría acabar con todos ellos.

Y la naturaleza completamente aterradora de la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal apenas estaba empezando a ser revelada.

En cuanto Yang Qi tomaba control de la técnica y la ocultaba, sus meridianos se secaban por completo y su energía vital se desvanecía, su mar de energía quedaba completamente vacío.

Por supuesto, la verdad era que todo eso quedaba oculto dentro de la partícula que había despertado.

De algún modo, su cuerpo actualmente era como las profundidades del infierno, un vacío totalmente negro que hacía que fuera imposible para otros evaluar el nivel de su base de cultivo. Quien lo examinara pensaría que no era más que un lisiado.

Era el poder de los mamuts divinos y de las profundidades del infierno.

Dada la manera en la que progresaba su cultivo, seguramente llegaría en poco tiempo a la sexta etapa, el nivel de las Armas de Energía. Entonces podría usar su energía para formar armar corpóreas y usar fuerzas como la energía de espada para atravesar poderosas armaduras.

El nivel de las Armas de Energía sobrepasaba por mucho la quinta etapa, y podía desatar una fuerza devastadora en un nivel completamente distinto. Algunos expertos que llegaban a la quinta etapa terminaban allí atascados el resto de sus vidas y jamás entraban al nivel de las Armas de Energía. Otros que si llegaban a ese nivel terminaban pasando décadas enteras, o hasta más; antes de poder formar armas con energía.

Por su parte, a pesar de que Yang Qi era uno de los jóvenes más capaces de su generación, ni siquiera él estaba muy familiarizado con el poder que blandían los expertos al nivel de las Armas de Energía.

Durante esas tres noches de cultivo, intentó muchas veces comunicarse con el duendecillo dorado en su frente. Pero este permanecía completamente inmóvil y no respondía en lo más mínimo.

Aunque el duendecillo existía sin duda alguna dentro de él, casi parecía como si estuviera en un tiempo y espacio distintos, y solo se comunicaba en sus propios términos.

—«¿Qué le pasa a esta cosa? Está viviendo en mi frente, y hasta me otorgó la inigualable Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal. ¿Si está vivo? ¿Por qué me ignora? ¿O es que simplemente soy demasiado débil para comunicarme con él?» —Las preguntas se amontaban en la mente de Yang Qi.

Al final no podía hacer nada con el hecho de que el duendecillo lo ignorara.

Eventualmente se rindió, y se sentó en su habitación a contemplar los profundos misterios de la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal.

***

El sol empezó a ascender lentamente a la mañana tras su tercera noche de cultivo.

Los ocho portones que daban a Fuerte Yan se abrieron, y una carava de carruajes llevados por caballos empezaron a atravesar la ciudad camino a la mansión del Clan Yang, y esto llamó la atención de los ciudadanos casi al instante.

—¿Qué está pasando? ¿Por qué hay tantas caravanas moviéndose hacia el Clan Yang? ¿Quiénes son?

—Ah, parece que no lo has oído. Esas son las ramas subsidiarias del Clan Yang. Mira, ¿ves esa carava de allí? Esa es la rama del Clan Yang de la Pobla de Zhaolu, encabezada por Yang Zhen[i], el primo menor de Yang Zhan. ¿Y ves esa caravana con los estandartes de tigre blanco? Esa es la rama del Clan Yang de la Villa Baishi, encabezados por Yang Shi…

—Ocurrió algo grande en el Clan Yang hace tres días. Yang Qi, el hijo del Señor del Clan Yang Zhan se robó un tesoro valioso de la mansión del magistrado de la ciudad. Terminaron destruyendo sus artes marciales y el magistrado de la ciudad ha demandado que el Clan Yang pague por el tesoro robado. Ese tesoro por sí solo es tan valioso como una ciudad entera, así que es obvio que el Clan Yang no puede pagar. Ahora se están reuniendo para intentar buscar que hacer.

—¿Pagarlo? ¿Los ancianos líderes del Clan Yang de verdad podrán encontrar una manera de hacer eso? Que humillación. ¡Sin mencionar la compensación! El Clan Yang entrará en declive tras esto, no hay duda.

—¿Por qué Yang Zhan tuvo que engendrar un hijo tan malagradecido…?

Las ruedas metálicas de los carruajes a caballo resonaban por todos esos senderos de piedra de la ciudad en su camino al Clan Yang.

La caravana con los estandartes del tigre blanco fue la primera en detenerse justo frente a la entrada principal de la mansión del Clan Yang.

Entonces las cortinas de uno de los carruajes se abrieron, y salió un hombre de mediana edad, llevaba puestas ropas de cuero bordadas de manera exquisita, y una larga capa con bordados de hilos dorados. Aunque el sol ya ardía en lo alto del cielo, él parecía irradiar un aire gélido que enfrío todo a cien pasos a su alrededor.

Esta persona cultivaba unas artes energéticas basadas en la frialdad glacial, y ya había alcanzado un nivel muy alto con ellas.

Era el líder de la rama del Clan Yang proveniente de la Villa Baishi, Yang Shi.

Justo cuando Yang Shi apareció, otros carruajes más se detuvieron justo afuera de las puertas, y entonces un joven y una joven salieron, los cuales eran sus hijos. Ambos se podían considerar jóvenes de élite en el clan; además del resplandor agudo en sus ojos, tenían bases de cultivo profundamente avanzadas.

—Padre, —dijo el joven—, esta es la oportunidad que hemos estado esperando. Hmph. Yang Zhan ya lleva diez años a la cabeza del clan. ¿Con qué cara podría intentar seguir manteniendo su posición ahora?

—Cierto Padre, —añadió la joven.

Yang Shi ondeó su mano para evitar más comentarios de sus hijos. —Ya llegamos. Podremos hablar más al respecto cuando entremos

Se encontraban allí de pie frente a la mansión, de cara a seis enormes leones de piedra guardianes, los cuales parecían estarlos mirando con un resplandor en sus ojos.

Entonces una voz vino flotando desde otra caravana que acababa de llegar. —Ah Yang Shi, así que tienes los ojos puestos sobre el liderazgo del clan.

De allí apareció un hombre de mediana edad, llevaba una armadura que parecía estar hecha de jade y adornada con tiras de seda. De hecho, se trataba de nefrita, y era tan fuerte que podía bloquear todo tipo de armas y hasta defender contra ataques de las artes energéticas.

Este era Yang Zhen, quien encabezaba el Clan Yang de la Pobla de Zhaolu.

—Al menos Yang Zhan que sea destituido, —dijo Yang Shi —, cualquier charla no tendrá ningún sentido, —Entonces sacudió su dedo, y una luz cristalina resplandeciente salió disparada y golpeó al suelo de piedra, con lo que quedó repleto de agujeros llenos de hielo.

Yang Zhen aún en su armadura de nefrita claramente quedó impresionado por las artes energéticas de hielo glacial de Yang Zhen. Entonces ondeó su propia mano y dejó salir una ráfaga de cálida que derritió el hielo del suelo.

—Asombroso. ¿Qué tan avanzadas están tus artes energéticas de hielo glacial? ¿La séptima etapa? ¿La octava? En cualquier caso, no puedes bajar la guardia. La base de cultivo de Yang Zhan llegó a la octava etapa hace mucho. ¡Sin duda alguna puede usar la habilidad de la Encarnación de la Mente!

A estas alturas, llegó otra caravana más, y un hombre con apariencia de estudioso apareció sosteniendo un abanico. —¿Por qué están hablando ya las cosas? Vamos, entremos. No les den a los citadinos más razones para menospreciarnos.

El Clan Yang era sin duda alguna un clan rico y poderoso, y la gran plaza frente a su mansión era lo bastante grande para albergar a miles de personas. Las losas de piedra caliza verde eran limpiadas a diario por sirvientes, por lo que se veían totalmente relucientes e impecables.

—¡Yang Xu![ii] —dijo Yang Shi y se volteó frente al hombre que acababa de hablar. Por su apariencia, no se veía tan listo para dejar las cosas así.

Yang Xu abrió de golpe su abanico y continuó. —¡Ese inepto hijo de Yang Zhan ha causado un gran desastre para nuestro clan! No solo somos el hazmerreír, también estamos en gran peligro. ¡Tenemos que arreglar nuestros asuntos internos antes de preocuparnos por las agresiones externas! ¿Cuál es el punto de pelear entre nosotros? Primero démosle a Yang Zhan la oportunidad de explicarse.

—Muy bien, vamos, —dijo Yang Shi y su rostro se ablandó un poco. Sin más que decir, todos entraron a la mansión del Clan Yang.

A medida que llegaban más y más de las ramas subsidiarias del Clan Yang, los poderosos expertos empezaron a reunirse en el patio principal de la mansión. Incluso había varios ancianos líderes que normalmente pasaban su tiempo viajando y cultivando lejos que habían vuelto al clan debido a la situación, aunque estos no mostraban sus rostros en público.

Todos los líderes más poderosos del clan asistirían a la reunión.

Mientras tanto, en una habitación en particular dentro de las profundidades de la mansión, Yang Qi se encontraba meditando de piernas cruzadas. Repentinamente la chica sirviente, la Pequeña Yan entró con prisas. —Joven Maestro, ¡esto no es bueno! Los expertos de todas las ramas secundarias del clan se están reuniendo en el patio para discutir la situación con el Señor del Clan Yang Zhan. ¡Me envió a decirte que salgas de inmediato al patio!

—¿Ya están aquí? —respondió Yang Qi mientras se ponía de pie lentamente. —Es hora de ver como saldrán las cosas realmente.

—Tenga cuidado Joven Maestro, —dijo la Pequeña Yan.

Yang Qi asintió y siguió con su camino por la mansión hacia el salón de reuniones, en donde los demás miembros del clan habían sido llevados una vez que el grupo entero se reunió.

Ya había unos treinta adultos reunidos allí, incluyendo a Yang Zhan. También se encontraban un gran número de los jóvenes de élite del clan, casi cien de ellos, de pie detrás de sus superiores.

Afortunadamente, el salón era lo bastante grande para albergar a cientos de personas, así que no se sentía abarrotado en lo absoluto.

A pesar de que había un gran número de personas, no había la más mínima emoción, la atmósfera se encontraba tan tensa que casi parecía nublarse.

En cuanto Yang Qi entró, más de cien pares de ojos ardientes voltearon directamente hacia él. Algunos de los ojos les pertenecían a expertos con artes energéticas tan poderosas que podían literalmente matar a otros con su mirada.

Sin embargo, la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal oculta en el interior de Yang Qi se agitó ante las miradas, y negó los efectos que contenían.

Los Mamuts Divinos podían aplastar infiernos, infiernos que contenían todo tipo de fantasmas y demonios, así como también la presión que estos podían desatar. Aunque Yang Qi apenas había despertado una diminuta porción del poder en su interior, seguía siendo más que suficiente para lidiar con la situación.

Entonces Yang Zhan dejó salir un frío bufido, un sonido respaldado por sus artes energéticas, el cual disipó completamente el poder de las miradas en la habitación.

Yang Qi al parecer no se vio afectado en lo absoluto y se acercó caminando a pararse junto a su padre.

Entonces Yang Zhan habló con una voz estridente que llenó toda la sala. —Acaban de destruir las artes marciales de mi hijo, ¿y van ustedes a caerle encime así? ¿No me digan que lo quieren muerto?

 


[i] Yang Zhen: Zhen significa «real», «verdadero». Yang Shi: el Shi significa “roca, piedra”. Pobla de Zhaolu: Zhaolu significa “rocío del amanecer, efímero”. Villa Baishi: Bai significa “blanco, puro”, Shi signfiica “roca, piedra”. Al analizarlo todo, se ve que hay un poco de sinergia entre Yang Shi y y la Villa Baishi con el caracter de “piedra” así como el “blanco” ya que usan estandartes de un tigre blanco.

[ii] Yang Xu: Xu significa «amanecer», «sol ascendente».


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

24 Comentarios Comentar

  1. Klo

    Lector

    Nivel 15

    Klo - hace 2 meses

    va a demostrar su poder pronto? o se va a hacer pasar por lisiado mucho tiempo? …

  2. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 22

    Tadeo_MTZ - hace 2 meses

    Esto no pinta bien para el padre…..pero aquí la cuestión es si sacará a relucir su poder??? Aunque yo me inclino más a que llegara la tia y pondrá orden a todo…..
    .
    .
    .
    Gracias por el capítulo 😊

  3. Bjorn

    Lector

    Nivel 1

    Bjorn - hace 2 meses

    ¿Se viene una demostración de poder pura y dura sin chácharas o simplemente un espectacular don para hablar y dejar a todos callados porque p r o t a?

  4. David Galvis

    Lector

    Nivel 1

    David Galvis - hace 2 meses

    Antes de leer estos nuevos capítulos estaba un tanto inseguro si me iba a gustar o no, pero aun así decidí darle la oportunidad, aunque este inicio se me hace que va muy rápido, si me deja ver que hay algo más allá de estos primeros 9 niveles que nos dicen que hay, eso me da esperanza

    1. Luis Mariano

      Lector

      Nivel 15

      Luis Mariano - hace 2 meses

      Es obvio que hay, estos 10 nivel que se han contado es como la etapa de condensación qi de AWE.

  5. jlca

    Lector

    Nivel 8

    jlca - hace 2 meses

    a mi me gustan los capitulos con el titulo de massacre, espero que le proximo sea uno de esos

  6. KiwiAz

    Lector

    Nivel 10

    KiwiAz - hace 2 meses

    Dios mio. ya entendí que el mamut celestial divino de los 9 cielos rompe ortos hecho de rayos con forma de mamut es poderoso no hace falta que cada 2 párrafos lo repitas autor reqliao xD

  7. Nelson Chavez

    Lector

    Nivel 1

    Nelson Chavez - hace 2 meses

    Sera que quieren a mi hijo muerto?

    Todos en la sala: como lo supo?
    XD

  8. Ecle Chan

    Lector

    Nivel 13

    Típico, hacer leña del árbol caído.
    Esto demuestra una vez más, que la ambición incluso separa familias, sí así es tú familia, ¿para qué enemigos?, aunque más daño hace un idiota que es un aliado, como muestro MC.
    Veamos, que hace… especialmente lo de explicar su poder, otra cosa que me molesta es demostrar que no le robó nada a ese mequetrefe

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.