<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 51

 

Capítulo 51: Joven de Azul.

 

¡Whuuush!

Una figura descendió desde arriba, era un joven que parecía tener unos diecisiete o dieciocho años. Este era justamente Yang Qi. Después de volar por varios cientos de kilómetros ya fuera del territorio de Fuerte Yan, bajó al suelo para proceder a pie hacia el Instituto Semi-Inmortal.

Había senderos y caminos que recorrían la tierra por todas direcciones, así como también villas, aldeas y ríos. El terreno incluía tanto vastas planicies como extensas cordilleras.

Yang Qi tenía entre sus túnicas un mapa que revisaba ocasionalmente antes de seguir con su camino.

El sendero al Instituto Semi-Inmortal era largo, incluso con la increíble velocidad de la que era capaz, no era un viaje que pudiera hacer en un día o dos. Este era el viaje más largo que Yang Qi había hecho en su vida.

Todo se le hacía muy novedoso. Al fin y al cabo, lo más lejos que había estado de su hogar habían sido las Montañas Cadáver Negro. Ya había escuchado muchas historias del mundo más allá, pero jamás lo había experimentado por sí mismo.

Inhaló el fresco aire de otoño y observó sus alrededores con satisfacción.

Repentinamente sintió una intensa sensación asesina que venía delante del camino. Al observar a la distancia, pudo ver un ejército en medio de una masacre. Muchas de las aldeas en el área estaban ardiendo, y muchos de los locales estaban siendo asesinados sin piedad a manos de los soldados que marchaban hacia el pueblo más cercano.

En este momento se encontraba en un área remota, en el territorio controlado por la Ciudad Hoja Roja. A ambos lados del camino había grandes árboles de hojas rojas, aunque debido a que el invierno se acercaba, los árboles estaban casi secos.

Los soldados que marchaban hacia el pueblo llevaban armaduras blancas decoradas con el diseño de un mar azul, lo que le permitió a Yang Qi identificarlos fácilmente, era el ejército de Yun de Mar.

Todas las ciudades en estas tierras tenían sus símbolos distintivos, por lo que sus fuerzas eran fáciles de identificar en el campo de batalla. Yang Qi reconocía el símbolo y la armadura de su nación debido a que había estado cerca de Yun Hailan.

—«¿El Estado de Yun ya se ha expandido hasta aquí? ¿Acaso eso no significa que pronto invadirán Fuerte Yan?»

Estaba claro que el líder supremo del Estado de Yun, Yun Zhonglong, tenía grandes ambiciones. Había formado una alianza con el Pueblo Marino, y también estaba conectado al Instituto del Dios Marino.

Muchos de los soldados reían lascivamente mientras les arrancaban las ropas a las mujeres locales y las arrojaban sobre sus caballos, también se tomaban su tiempo para manosearlas mientras lo hacían.

Las mujeres gritaban y sollozaban, pero lamentablemente los soldados eran demasiado despiadados y tales súplicas no servían de nada. De hecho, Yang Qi hasta vio a un soldado cortando cruelmente la lengua de una mujer que lo había estado maldiciendo particularmente fuerte.

—¡Peor que los animales! —rugió Yang Qi y avanzó.

Los soldados se dieron cuenta de su presencia de inmediato.

—¡Alto ahí! —rugió uno de ellos y apuntó su sable hacia Yang Qi—. ¿Quién eres? El sable resplandecía con una luz brillante que lo hacía parecer casi como si estuviera vivo. Por cómo se veía, claramente podía enviar su energía verdadera por el aire para matar a personas a cien pasos de distancia.

Por supuesto, eso implicaba que se encontraba en la sexta etapa de las artes energéticas, el nivel de las Armas de Energía. Este era el líder de este grupo de soldados, un hombre completamente despiadado cuya aura estaba machada con los gritos de incontables almas, lo únicos restos de las personas que había masacrado a sangre fría.

De hecho, este era el mismo hombre que le acababa de cortar la lengua a aquella mujer.

—¿Quién soy? —respondió Yang Qi—. Soy quien los matará a todos ustedes.

Entonces el líder de los soldados se rio y blandió su sable por el aire, así envió una ráfaga de luz de sable hacia Yang Qi. Este simplemente movió su dedo al ver eso, destruyó por completo la luz de sable y decapitó al líder con un solo movimiento.

—¡Una emboscada! —gritaron los soldados más atrás. Sacaron sus armas y empezaron a arremeter y a rodear a Yang Qi.

Las artes energéticas de estos soldados eran mediocres, la mayoría estaban en la tercera o cuarta etapa. No podían expulsar su energía verdadera fuera de sus cuerpos, pero seguían siendo luchadores experimentados que habían acabado con muchos oponentes a lo largo de sus carreras. Además, eran habilidosos para luchar desde lejos con arcos y picas.

En apenas unos momentos decenas de picas fueron arrojadas por el aire y llevaban con sigo suficiente poder para empalar a un gran buey.

Los grandes arcos que los soldados usaban disparaban varas de hierro capaces de atravesar armaduras a más de cien pasos de distancia.

Por lo general, incluso alguien en la séptima u octava etapa se vería forzado a tomar seriamente un grupo como este. Lamentablemente para estos soldados, estaban lidiando con Yang Qi.

A medida que avanzaba, envió una ráfaga de energía que detuvo súbitamente todas las picas y flechas en el aire.

Luego… Whooosh. Whooosh. ¡Whooosh! Se voltearon, y salieron disparadas de vuelta, de paso volaban con diez veces más velocidad de la que llevaban originalmente, a los soldados les era imposible evitarlas. Ni siquiera tuvieron tiempo de gritar antes de caer muertos.

Yang Qi acababa de matar a cerca de cuarenta soldados de élite enemigos en apenas un abrir y cerrar de ojos.

Sin embargo, los gritos de “emboscada” habían sido lo bastante fuertes para viajar una buena distancia.

Así que no era ninguna sorpresa que un sonido silbante estallara repentinamente desde un pueblo cercano.

Debido a la onda sonora, los edificios circundantes se estremecieron, y muchas de las tejas se agrietaron y cayeron al suelo. Estaba claro que esta era evidencia de un experto poderoso.

¡Swish!

Una figura se pudo ver en movimiento sobre las murallas defensivas del pueblo. Llevaba puestas unas túnicas azules, y había dos alas de color azul marino a sus espaldas, tenían nueve metros de envergadura. Un solo movimiento de esas alas hacía que surgieran tornados en el área; inesperadamente, esta era un arte energética de primera clase, algo a lo que la mayoría de las personas no podrían hacer frente.

—¡Un Maestro de Energía! —murmuró Yang Qi.

Por lo general, las personas en la novena etapa eran magistrados de ciudades, así que era extraño ver a uno entre las fuerzas de Yun de Mar. Este se movió con una velocidad increíble, salió volando desde la muralla de la ciudad, y generó vítores desde los soldados de abajo.

Yang Qi simplemente permaneció allí de pie, esperando a ver con quien era que estaba lidiando.

Según recordaba, solo había un Maestro de Energía en Yun de Mar, y ese era el mismísimo Yun Zhonglong.

Poco después, el Maestro de Energía de túnicas azules apareció frente a Yang Qi. Sorprendentemente, resultaba ser un hombre joven, probablemente no llegaba a los treinta.

—«¿Un Maestro de Energía que ni siquiera llega a los treinta?» —pensó Yang Qi—. «Tiene que ser más que tu típico genio. Si un Maestro de Energía tan joven apareciera en Fuerte Yan las noticias se divulgarían por miles de kilómetros.»

—¿Mataste a todos estos soldados? —preguntó el joven, mientras observaba fríamente los soldados caídos. Ni siquiera parecía tener ninguna reacción emocional, lo que servía para hacerlo ver aún más escalofriante.

—Lo hice, —respondió Yang Qi firmemente—. ¿Y quién eres tú? No recuerdo que Yun de Mar tuviera a otro Maestro de Energía.

—¿Yun de Mar? —El joven de azul juntó sus manos en su espalda. Miró con desdén a Yang Qi y continuó—, Vengo del Instituto del Dios Marino. Un ignorante como tú no tiene por qué saber mi nombre. Ya que mataste a estos saldados, voy a tener que matarte. De hecho, creo que te torturaré a muerte, lo que será un honor para ti tomando en cuenta que nunca mato a donnadies. Así que dime tu nombre. Así podrás ser un poco menos insignificante.

—«¿El Instituto del Dios Marino?» —Yang Qi estaba conmocionado; era obvio que sabía que el Instituto del Dios Marino era una organización colosal.

Pero las palabras del joven hicieron que apareciera una expresión seria en su rostro. —Estos soldados estaban asesinado, violando y saqueando. Diría que apenas cuentan como humanos. Tu Instituto del Dios Marino es ortodoxo y honrado. ¿No me digas que los soldados tenían tu aprobación para todo eso?

—¿Con qué estamos engreídos eh? —dijo el joven. Al parecer ya había perdido su paciencia y no pensaba que valía la pena escuchar a Yang Qi—. Muy bien. Si no me quieres decir tu nombre, entonces te tomaré cautivo y te forzaré a decirlo. Conozco más de cien artes de tortura distintas que podrás disfrutar. Al final estarás gritándome tu nombre.

¡BUUUUUUUUM!

El joven usó un movimiento de la palma de su mano y generó una gran ráfaga de energía. También se pudo escuchar un sonido como el de las olas del mar rompiendo en la orilla, y su energía verdadera se transformó en la imagen de una marea destructiva. Dentro de esas aguas había una gigantesca sierpe de riada con garras de apariencia feroz.

—¡Océano Inconmensurable! —rugió el joven y envió un ataque capaz de derrumbar montañas enteras.

Desde el punto de vista de Yang Qi, era casi como el cielo se hubiera visto reemplazado por el mar, lo rodeaba y lo intentaba aplastar con una fuerza increíble. De hecho, la tierra bajo sus pies empezó a agrietarse; este era un ataque sobrepasaba por mucho cualquier cosa que hubieran podido hacer Yang Xingshi o la Viuda Yan.

La verdad era que la Viuda Yan y Yang Xingshi eran poco más que pueblerinos. A pesar de ser Maestros de Energía, este joven de azul provenía del Instituto del Dios Marino, una de las organizaciones más colosales de todas estas tierras. Sus técnicas y habilidades de energía verdadera existían en un nivel completamente distinto.

De hecho, ¡su Océano Inconmensurable era un arte energética de clase real!

Sin embargo, Yang Qi ni siquiera parpadeo. En medio de toda esa energía verdadera que se acecinaba hacia él, realizó un simple movimiento… desató un puñetazo.

Parecía un simple puño normal, pero al mismo tiempo era como el de alguna bestia o dios antiguo. Una energía oscura salió de sus pies, casi como el aura del infierno. Ahora era la encarnación de un antiguo mamut divino, un antiguo espíritu divino capaz de suprimir millones y millones de mundos. Era casi como si la palabra “poder” hubiera sido creada específicamente para describirlo.

El Océano Inconmensurable fue completamente destruido, y el puñetazo de Yang Qi asestó sobre el joven.

En el rostro del hombre apareció una expresión de pura incredulidad; ¡un solo puñetazo! ¡uno solo! Y sin embargo fue arrojado hacia atrás y unos sonidos explosivos retumbaron desde su cuerpo al tiempo que sus meridianos eran destruidos.

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

9 Comentarios Comentar

  1. XxKuroxX

    Lector

    Nivel 2

    XxKuroxX - hace 3 semanas

    Desde el punto de vista de (“Yang Xingshi”), era casi como el cielo se hubiera visto reemplazado por el mar, lo rodeaba y lo intentaba aplastar con una fuerza increíble.

  2. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 22

    Luis Rojas Valle - hace 3 semanas

    Jajaja 😂🤣 simplemente basura 😈☠️😤👏🏽👏🏽 gracias por el capítulo 😁👍🏽

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.