<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 52

 

Capítulo 52: El Instituto del Dios Marino.

 

Un puñetazo.

Un simple puño.

Eso fue todo lo que hizo falta a Yang Qi para destruir los meridianos y el mar de energía de un Maestro de Energía del Instituto del Dios Marino.

Después de eso, el hombre de azul cayó tumbado al suelo, y ahí quedó sin palabras, con una mirada de completa incredulidad en su rostro. Ni en sus sueños más salvajes se hubiera podido imaginar que un donnadie como este podría desatar un poder como el de un dios diabólico.

Después de todo, el ataque que acababa de desatar parecía ser suficiente hasta para aplastar a un Usurpador de Vida.

—¿¡Cómo puedes ser tan fuerte!? —A pesar de su condición actual, el joven aún se veía tan arrogante como siempre. Se puso de pie con dificultad y continuó, —¡Vengo del Instituto del Dios Marino! Allí soy famoso, todos los profesores me han dicho que podría hacerle frente a cualquier Usurpador de Vida que me encuentre. ¿Cómo voy a ser derrotado por un donnadie como tú? ¿Quién eres? ¡Háblame bastardo! ¿Cuál es tu nombre? Solo espera a que vuelva al Instituto del Dios Marino. ¡Las cosas no serán iguales la próxima vez!

Yang Qi le respondió con una risa. —¿Dónde crees que estás? ¿En casita en ese instituto tuyo? ¿Crees que puedes simplemente pedir una revancha después de ser derrotado así? Estamos en el jianghu, el hogar del peligro y la crueldad. ¿De verdad piensas que simplemente te diré mi nombre y te dejaré ir? ¿Para que puedas volver al Instituto del Dios Marino y conseguir a otras personas más fuertes que se venguen por ti? Bueno, ya te puedo ir diciendo que eso no es lo que va a pasar.

De verdad no estaba alardeando. Simplemente movió su dedo, y una ráfaga de energía verdadera salió disparada directo a la frente del joven.

Este gritó… pero cayó tumbado al suelo… ya estaba muerto.

Poco después, Yang Qi se elevó volando por el aire y envió incontables hebras de la Lluvia de Seda del Gusano de Seda de Primavera. Todos los soldados de Yun de Mar que quedaban vivos fueron asesinados en un parpadeo.

Era obvio que no podía dejar que ningún soldado enemigo escapara con vida.

Si volvían y le informaban al Instituto del Dios Marino de lo que acababa de suceder, el Clan Yang podría ser erradicado.

Lo que era aún más pertinente, tomando en cuenta que las tropas de Yun de Mar estaban saqueando y asesinando todo a su paso, matarlos aliviaría un poco de la presión que enfrentaba Fuerte Yan. Y también les daría a las personas normales una mejor oportunidad de escapar del desastre.

Varios cientos de soldados feroces fueron golpeados simultáneamente por la energía de espada de la Lluvia de Seda del Gusano de Seda de Primavera.

La Esgrima de las Cuatro Estaciones era un arte energética de clase real, por lo que no era ninguna sorpresa que un solo movimiento suyo pudiera matar a tantas personas tan rápido.

Si otros aspectos de la técnica eran desatados, como el relámpago del verano, la escarcha del otoño y la nieve del invierno; sería aún más formidable. De momento, Yang Qi estaba aún en la octava etapa, pero cuando llegara a la novena y se convirtiera en un Maestro de Energía, entonces muchos de los expertos del Templo de Primavera y Otoño se quedarían rojos de la vergüenza al verlo emplear su Esgrima de las Cuatro Estaciones.

Yang Qi acabó con todas las tropas enemigas de un solo golpe, y dejó el suelo repleto de cadáveres de soldados de Yun de Mar. También había varios individuos con armaduras azules que los delataban como parte del Pueblo Marino.

—¿Yun de Mar está trabajando con el Pueblo Marino? Así que por eso es que hay un estudiante del Instituto del Dios Marino por aquí. —Después de considerar el asunto por un momento, Yang Qi volteó a darle un vistazo al joven que acababa de matar. Se acercó y empezó a revisarlo. Dada su identidad, Yang Qi estaba bastante seguro de que llevaría consigo una buena fortuna. Y ya que Yang Qi estaba por entrar al Instituto Semi-Inmortal, algunos fondos extras seguramente serían útiles.

Lamentablemente, parecía que estaba equivocado. Aún después de buscar al joven exhaustivamente, no logró encontrar nada. Ni billetes, ni píldoras de convergencia de energía, ni armas, ni manuales de artes energéticas. Nada.

Al parecer no llevaba absolutamente nada consigo…

—«¡Imposible! ¿Cómo puede ser que estudiante del Instituto del Dios Marino esté absolutamente limpio? ¿No lleva nada consigo? ¿Ni siquiera armas?

Incluso revisó su cuerpo con energía verdadera, pero no logró conseguir nada.

Hasta que su mirada finalmente se posó en el dedo gordo del cadáver, en dónde había un anillo de color azul jade.

Se veía completamente normal, como una pieza de joyería cualquiera. Pero algo en ella atrajo la atención de Yang Qi, así que envió una corriente de su energía verdadera.

Al fin y al cabo, una vez en la octava etapa, la energía verdadera era capaz de atravesar grandes objetos para ver lo que tenían adentro.

Sin embargo, cuando envió su energía verdadera al anillo de jade azul, fue como arrojar una piedrita al océano.

No pudo percibir absolutamente nada en el anillo, pero podía sentir que era tan grande como el océano. Obviamente no era ningún objeto común.

Aunque este joven de azul no poseía armas u objetos mágicos, este anillo era sin dudas extraordinario.

Yang Qi le quitó el anillo y entonces saltó por el aire como un ave y se desvaneció en un abrir y cerrar de ojos.

Mientras antes saliera de este lugar mejor.

Al fin y al cabo, la muerte de un estudiante del Instituto del Dios Marino no sería cualquier cosa. Pronto vendrían personas a investigar, y si se quedaba por aquí seguramente sería un sospechoso.

En efecto, tras pocas horas de la partida de Yang Qi, y al caer la noche, una brisa de otoño recorrió estas tierras y agitó las hojas que ya habían empezado a cubrir los cadáveres.

El estruendoso sonido de caballos galopantes se pudo escuchar repentinamente, y el olor punzante de alguna bestia llenó el aire, como si un ejército de engendros demoniacos se estuviera acercando.

Poco después se pudieron ver antorchas que iluminaban el sendero.

Entonces apareció todo un ejército de caballos, eran altos, fuertes y extremadamente impresionantes. Lo inesperado, ¡era que todos eran sementales de riada! Miles y miles de ellos.

El Clan Yang apenas había logrado poner sus manos en veintiocho sementales de riada debido a un golpe de suerte, pero aquí había miles. Si una fuerza como esta atacaba una ciudad, sus murallas caerían al instante. Ninguna fortificación sería capaz de resistir tal poderío, de hecho, los soldados defensores que los vieran venir probablemente colapsarían mentalmente antes de que siquiera empezara la batalla.

La tierra temblaba baño las pezuñas de estas criaturas furiosas, y a su paso los árboles se sacudían violentamente, muchos hasta se quebraban y caían al suelo.

No solo eso, surgió un viento a su paso que levantó las hojas que se habían acumulado, y revelaron los cadáveres del suelo.

Cuando quedó revelado el cadáver del joven de azul, uno de los jinetes, un hombre corpulento de mediana edad, saltó de su caballo impactado. Se pudieron escuchar estruendos cuando su energía verdadera fue desatada, y lo llevó por el aire hacia el cadáver, el cual luego levantó en sus brazos.

Al no estar seguro de su condición, intentó verter su energía verdadera al joven con la esperanza de revivirlo, pero lamentablemente ya estaba muerto.

El hombre continuó, tal cual la imagen del asombro, —¿Cómo puedes estar muerto Gu Che? ¿Cómo? Eras un gran estudiante del Instituto del Dios Marino, con artes energéticas invencibles bajo el nivel de Usurpación de Vida. Aunque fueras atacado por un Maestro de Energía deberías haber podido escapar. ¿Cómo pudiste morir? ¿Y quién te mató? ¿¡Cómo va el Estado de Yun a explicarle esto al Instituto del Dios Marino!?

Un soldado dio un paso adelante. —Líder Supremo, —dijo—, tenemos que llegar al fondo de esto inmediatamente. Tenemos que descubrir quién mató a Gu Chen y reportarle el asunto al sargento mayor del Pueblo Marino, y por supuesto, al Instituto del Dios Marino.

Resultaba que el hombre corpulento que sostenía el cadáver de Gu Che era nada más y nada menos que el líder supremo del Estado de Yun, Yun Zhonglong, quien también era el padre de Yun Hailan.

—Mira las heridas, —dijo Yun Zhonglong—. ¿Ves lo delgadas que son? Es casi como si lo hubieran atacado con hebras de seda o gotas de lluvia. También quedó la sensación de la vida que florece durante la primavera… —Repentinamente se estremeció—. Gu Che fue asesinado con la Esgrima de las Cuatro Estaciones del Templo de Primavera y Otoño. Tiene que haber sido un Usurpador de Vida. ¿Pero qué haría por aquí un experto como ese del Templo de Primavera y Otoño?

—Líder Supremo, ya hemos contado los cadáveres. Aquí hay varios cientos de nuestros hombres, y todos fueron asesinados por un arte energética que los atravesó cómo si fueran hebras de seda. Parece que fueron asesinados todos al mismo tiempo. ¡Solo alguien con artes energéticas profundas podría hacer algo así!

—¿Eh? ¿Gu Che no tenía el anillo para pulgar, el Corazón del Mar? ¿Cómo puede haber desaparecido? ¿No me digas que alguien se lo robó? —A estas alturas, Yun Zhonglong realmente estaba lleno de ira. Al fin y al cabo, él sabía bien lo valioso que era ese anillo; era más importante que el mismo Gu Che.

Un experto en la octava etapa a su lado dijo, —Líder Supremo, no tiene por qué estar nervioso. Todos están muertos, así que es normal que sus pertenencias vialosas fueran tomadas.

—No entiendes. La posesión más valiosa de Gu Che era el Corazón del Mar. Supuestamente fue confeccionado con jade divino, y contiene un plano menor en su interior que puede ser usado para almacenar un gran número de objetos. Las personas como nosotros no pueden ni concebir lo valioso que es ese anillo. Gu Che lo tomó prestado del Instituto del Dios Marino, ¡y ahora se ha perdido! Su muerte probablemente no sea tan importante; hay bastantes estudiantes excepcionales. ¡Pero que se perdiera ese tesoro valioso no es cualquier cosa! ¡Podría causar una guerra entre el Templo de Primavera y Otoño y el Instituto del Dios Marino!

Yun Zhonglong continuó con un tono excepcionalmente grave, —Vamos. Regresamos a la capital. Nuestra expansión se detendrá aquí por ahora. Viertan todos nuestros recursos en descubrir la verdad tras la muerte de Gu Che. Después regresaremos con nuestra expansión.

—Si Líder Supremo. Tomando en cuenta que ya hemos absorbido varias decenas de ciudades, y ahora controlamos territorios con una población de millones y millones, creo que deberíamos poder aclarar el asunto. Especialmente al considerar que podemos asignar a tantos clanes aristocráticos a investigar el caso.

Entonces los caballos de los hombres se voltearon y se prepararon para partir.

—Líder Supremo, la muerte de Gu Che en realidad no importa. Solo era un Maestro de Energía, y su clan no era muy influyente entre el Pueblo Marino. Además, ya que la Señorita Yun Hailan consiguió esa Píldora del Dragón Latente y despertó la sangre del Dios Marino en su interior, ya ha sobrepasado por mucho a Gu Che.

—Tienes razón. Lan’er ya está en el Instituto Semi-Inmortal, y cierto miembro mayor ya ha tomado interés en ella. De ahora en adelante su cultivo avanzará como un rayo.

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

8 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.