<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 59

 

Capítulo 59: Otro Encuentro con Yun Hailan.

 

Yang Qi sintió como la sangre se le subía a la cabeza, y hasta podía escuchar el rechinar de sus propios dientes. Tenía las manos apretadas fuertemente y sobresalían venas azules por sus brazos y muñecas.

Esta era la primera vez que la miraba tras su traición.

Los eventos habían ocurrido hacía más de medio año, pero su rostro había permanecido siempre marcado en su corazón y su mente, no podía ni contar cuantas veces había recordado esa mirada de desdén antes de dormir de noche, o mientras cultivaba. Era hermosa, pero al mismo tiempo despreciable. Muchas veces durante aquellos conflictos en lo que había participado con su clan, cuando veía a sus enemigos gritando con cuerpos ensangrentados y arruinados, se imaginaba lo que sería verla a ella de ese modo algún día.

Ahora se encontraba en su presencia de nuevo, y el odio casi lo abrumaba. Sin embargo, sabía bien que no podía intentar vengarse ahora; no era lo suficientemente fuerte. Aún estaba muy lejos de serlo.

Después de todo, allí mismo estaba un Usurpador de Vida, Chu Tiange.

La técnica de espada que Chu Tiange acababa de usar era tan poderosa que podía envolver toda la ciudad, y había sido capaz de asesinar a todo un ejército de vampiros forajidos casi sin esfuerzo. Yang Qi ya podía ver que no era rival para eso.

Esta era la primera vez que presenciaba el poderío de un Usurpador de Vida.

Antes había asumido que serían simplemente un poco más poderosos que un Maestro de Energía; pero ahora se daba cuenta de que la diferencia era lo opuesto a pequeño.

De hecho, la misteriosa energía de espada que parecía un sol que Chu Tiange había desatado hasta parecía contener la energía espiritual de los Cielos y la tierra, y podía sellar el cielo y la tierra por todos lados.

Esto era lo que sucedía cuando uno podía absorber la energía espiritual de los Cielos y la tierra.

Yang Qi sabía que eventualmente, cuando se era lo bastante fuerte, podría absorber la energía espiritual de los Cielos y la tierra, y también la quintaesencia del sol y la luna. Debido a eso, no era necesario usar solo píldoras de convergencia de energía.

Al fin y al cabo, las plantas y vegetación medicinales podían absorber esas energías. Al tomar esos ingredientes y usarlos en la medicina, se podía adquirir esa energía para fortalecer la energía verdadera propia.

Solo al llegar al nivel de un Usurpador de Vida se podía “usurpar la energía”, arrancarla a la fuerza de los Cielos y la tierra.

La energía era vida. La vida era energía.

Como decían algunos: la vida acabaría sin energía.

Había incontables tipos de energías espirituales entre los Cielos y la tierra, e incontables quintaesencias. Pero los expertos de las Artes Energéticas no podían absorberlas. Solo los Usurpadores de Vida podían absorberlas.

Y por eso era que ese nivel era un paso tan grande.

—«Mi base de cultivo se encuentra en la octava etapa, y tengo el poder de diez megamamuts antiguos, pero aun así moriría si luchara contra un Usurpador de Vida. Si lograra otro ascenso, y me convirtiera en Maestro de Energía, sería capaz de usar el Crisol del Fuego Infernal, y entonces quizás tendría una apartidad… No puede ser, ¡Como puede Yun Hailan ser tan poderosa! No es una Usurpadora de Vida, ¡pero parece que ya es Maestra de Energía! Bueno, supongo que eso pasa cuando consumes una Píldora del Dragón Latente.»

El aura de Yun Hailan era tan poderosa que Yang Qi estaba casi seguro de que podía ver la imagen de un enorme océano azul hecho de energía verdadera detrás de ella, y en ese océano nadaban dragones. Al parecer ese era el poder de los verdaderos dragones.

Sus ropas azules exquisitas la hacían ver como una inmortal que acababa de salir del océano. Parecía estar libre de todas las impurezas mortales, y hasta se veía más hermosa que antes. Prácticamente cualquier hombre que la viera la veneraría.

De momento no estaba mirando a ninguno de los presentes, sino que tenía su atención sobre Chu Tiange.

—Hermano Mayor Chu, la técnica de tu Espada de la Llamarada Cósmica ya ha llegado a la perfección. Creo que pronto alcanzarás la Usurpación de Vida Secundaria. ¡Entonces serás el doble de poderoso!

La voz de Yun Hailan era tan natural y reconfortante que quien la escuchara se relajaba casi por instinto. A excepción de Yang Qi. Para él sonaba a planes y conspiraciones siniestras.

Chu Tiange sacudió la cabeza y respondió. —No necesariamente. El nivel de Usurpación de Vida se divide en nueve etapas, cada una de ellas requiere usurpar la vida de los Cielos, y aumenta considerablemente la fuerza vital. Pero la energía espiritual de los Cielos y la tierra no es tan fácil de adquirir, muchos han perdido el control durante el proceso y terminan hechos pedazos. La Usurpación de Vida Secundaria no es ningún chiste, y no se puede hacer a la ligera.

Entonces sonrió cálidamente, se veía como un hombre completamente distinto al que acababa de masacrar a incontables enemigos. —Pero tú eres distinta Hermana Menor. Tienes la sangre de un dios marino en ti. Como descendiente de un espíritu divino, puedes progresar mucho más rápido que yo. De hecho, muchos profesores del instituto te consideran una genio muy por encima de mí. Espero que dentro de poco también te conviertas en Usurpadora de Vida.

—Gracias por tus palabras Hermano Mayor, —respondió Yun Hailan tal cual la imagen de la elegancia—. Bueno, después de matar a todos estos vampiros forajidos, estoy seguro de que recibirás una recompensa considerable de puntos de mérito.

—No me importan los puntos de mérito Hermana Menor. Si te sirven los núcleos demoníacos, quédatelos, todos tuyos.

Ondeó su mano y un gran número de núcleos demoníacos color sangre se elevaron desde los cadáveres y se amontonaron frente a ella.

—Muchas gracias Hermano Mayor, —Esta ondeó su mano, y un joven dio un paso adelante para recibirlos en un bolso por ella.

Ese joven era nada más y nada menos que Song Haishan, llevaba puesta una armadura blanca. Sorprendentemente, durante estos seis meses que había pasado en el Instituto Semi-Inmortal, su base de cultivo ya había ascendido al nivel de un Maestro de Energía. Por lo general, a una persona normal le tomaría sesenta años lograr tal cosa.

Song Haishan regresó a su grifo, volteó con curiosidad hacia Yang Qi y sus compañeros y dijo, —¿Unos simples estudiantes principiantes vienen a matar vampiros forajidos? ¡Qué imprudentes! Estos vampiros son obra de la Gruta del Demonio de Sangre, son una organización subordinada a la Montaña Colgante. Cultivan usando energía demoniaca de sangre, y son expertos en absorber la sangre de los seres vivos. Ustedes no son rivales, será mejor que vuelvan al instituto de inmediato. Así no tendremos que molestarnos en salvarlos de nuevo.

Los únicos que podían usar grifos eran estudiantes el campus externo, o del campus interno, lo que quería decir que estaban muy por encima de cualquier estudiante principiante.

Hua Yinhu hacía tiempo que había llegado a la conclusión de que tenían que irse. Sujetó a Yang Qi por el brazo y dijo, —Vamos, salgamos de aquí.

Fue solo a estas alturas que Yun Hailan finalmente les dirigió la mirada. Y cuando esta pasó sobre Yang Qi, una expresión extraña se apoderó de su cara, incluyendo un poco de incredulidad.

Song Haishan se dio cuenta de su expresión extraña, y al seguir su línea de visión hacia Yang Qi, sus ojos se llenaron de sorpresa. Entonces dijo con un tono burlón, —¡Yang Qi! ¡Eres tú! ¿Te uniste al Instituto Semi-Inmortal?

—Correcto, —respondió Yang Qi con una voz sonora que todos pudieron escuchar—. Ahora también soy estudiante. ¿Te sorprende Song Haishan? Me he recuperado por completo después de haber sido lisiado.

Por la manera en la que hablaba, era evidente que también miraba a Song Haishan con absoluto desdén.

Mantuvo una voz calmada, observó a Yun Hailan y continuó, —Hace medio año que no nos veíamos Yun Hailan. Felicidades por tu progreso, supongo que esa Píldora del Dragón Latente sí que te sirvió.

Yun Hailan ya había recobrado su compostura, y ahora era imposible saber lo que pensaba o sentía. Puso una pequeña sonrisa y dijo, —Estás en la octava etapa Yang Qi. Parece que debes haberte encontrado buena fortuna por ti mismo. Es bueno verte de nuevo. ¿Quién hubiera pensado que también terminarías en el establecimiento educativo número uno de estas tierras? Concéntrate en tus estudios y sé bueno. No intentes alardear. Con el tiempo podrás volver a Fuerte Yan, casarte, y vivir el resto de tus días en paz.

Sus palabras contenían todo tipo de implicaciones; le recordaba que tenía suerte de estar vivo, y también le advertía que conociera su lugar.

—¿Vivir el resto de mis días en paz? —respondió Yang Qi con una sonrisa—. Si puedo ascender al nivel de Usurpación de Vida e incrementar mi longevidad… entonces quizás algún día puede vivir por siempre. Entonces podría disfrutar de verdad todos los aspectos maravillosos de la vida, por siempre. Hay muchas cosas que quiero hacer, y no voy a parar hasta alcanzar la más alta cumbre. Pero escucha bien Yun Hailan. Depender de planes traicioneros no te llevará a la cumbre. ¡La verdadera fuerza viene del corazón!

—¡Qué coraje! —gritó Song Haishan, saltó de su grifo y entonces bajó volando de las murallas de la ciudad. Se acercó a Yang Qi y dijo, —¿Quién diablos crees que eres? ¡No eres más que un insignificante estudiante principiante! ¡Cómo te atreves a hablarle a Hailan de ese modo! ¡Es una estudiante de élite!

—Qué, —respondió Yang Qi firmemente y con el corazón lleno de ansia asesina—. Crees que me vas a enseñar una lección o algo así, ¿Song Haishan?

—¿Darte una lección? —Entonces Song Haishan empezó a reír fuertemente—. ¿Crees ser digno? Déjame decirte Yang Qi, no has sido más que un insecto para mí, desde el primer día. Las cosas no han cambiado. No eres nadie. ¿Crees que por un golpe de buena suerte y por haber llegado a la octava etapa repentinamente tienes el derecho a ser tan ignorante? Algunas personas nacen como genios, otras nacen como basura. Tú eres lo segundo: ¡Basura! Jamás cambiarás eso. ¡Supongo que es algo que los bárbaros nunca entenderán!

Al ver como se desarrollaban las cosas, y por temor a que Yang Qi saliera perdiendo, Li He se le acercó y le susurró, —Hermano Yang Qi, déjame encargarme. Este Song Haishan es por lo menos un estudiante del campus externo. Su rango está muy por encima del nuestro. Deberías dejar por ahora cualquier rencor que tengas contra él.

Entonces dio un paso adelante y se dirigió a Song Haishan. —Hermano Mayor Song, parece que mi Hermano Yang Qi tiene un viejo conflicto contigo. Pero ahora todos somos estudiantes del Instituto Semi-Inmortal. Como dice el dicho, es mejor convertir las armas de la guerra en obsequios de jade y seda. ¿Qué dices? Por qué no nos muestras algo de respeto y…

¡Zas!

Antes de poder terminar de hablar, Song Haishan dio un paso adelante como un relámpago y le dio una bofetada en la cara, hasta salió un chorro de sangre y dientes de su boca, y cayó tumbado al suelo.

Entonces Song Haishan le escupió y añadió. —¿Darte respeto? ¿Quién te crees que eres? No eres más que un estudiante principiante. ¡Cómo se atreve a hablarme alguien como tú! ¿Crees que te debo el más mínimo respeto?

Ni siquiera Yang Qi se imaginaba que Song Haishan atacaría directamente a Li He.

Podría haber intervenido, pero claramente podía ver que Chu Tiange los estaba vigilando de cerca, por lo que tenía que esforzarse en ocultar la evidencia de su Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal, y revelar solo el Puño del Rey Invencible y la Muralla de la Campana Dorada.

Aun así, ver a Li He tumbado en el suelo hizo que su ansia de matar empezara a arder.

Yang Qi dio un paso adelante, lo ayudó a ponerse de pie y entonces le envió un poco de energía verdadera. La hinchazón en su cara desapareció rápidamente.

Los dientes perdidos volverían a crecer con el tiempo.

Al fin y al cabo, los maestros de artes energéticas estaban muy por encima de cualquier persona ordinaria, y eran capaces de circular su energía de modo capaz de reparar huesos y hasta hacer crecer dientes rotos.

—Muchas gracias, Hermano Yang, —dijo Li He con una sonrisa incómoda—. Sí que he quedado en ridículo ¿cierto?

—No te preocupes Hermano Li. Te ayudaré a devolverle esa bofetada con intereses.  —La voz de Yang Qi se tornó tan fría como el hielo—. Nadie golpea a un hermano mío. ¿Te rompió algunos dientes? ¡Yo le romperé cada hueso de su cuerpo!

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

9 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.