<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 60

 

Capítulo 60: Regresando la Humillación.

 

—¿Devolverla? ¿Con qué? —Song Haishan observó fríamente mientras Yang Qi ayudaba a Li He a ponerse de pie y luego lo sanaba con su energía verdadera. Sabía bien que tenía un respaldo poderoso, y que estaba en control absoluto de la situación.

—Soy un estudiante del campus externo, así que tengo plena autoridad para instruir a los principiantes. Ese pequeño bastardo olvidó estudiar algo que debió haber estudiado: ¡Respeto! ¿Quién se cree que es? ¿Me pide que le de respeto? Y luego estás tú Yang Qi. Tu tono de voz me ofende, y por lo general te dejaría lisiado por ello. Pero dado que ahora eres parte del Instituto Semi-Inmortal, te daré una oportunidad de redimirte. Ponte de rodillas y hazme kowtow tres veces. Entonces quizás te deje librarte. ¿Qué te parece?

La expresión en el rostro de Song Haishan era tan feroz como la de un gato observando a un ratón.

Era obvio que solo se estaba divirtiendo, y todos los presentes podían ver que no dejaría el asunto así, ni aunque Yang Qi realmente le hiciera kowtow.

Yun Hailan simplemente se quedó observando, como fascinada por lo que sucedía.

Por otro lado, Chu Tiange era un poderoso Usurpador de Vida. Permaneció sobre las murallas de la ciudad con las manos en su espalda y su túnica ondulando al viento. Fue entonces que empezaron a caer copos de nieve de arriba.

—Está nevando, —dijo Yang Qi, extendió su mano y un copo de nieve cayó sobre su dedo—. Lástima que hay un perro molesto ladrando y arruina la escena.

Li He quedó boquiabierto al escuchar sus palabras. Hua Yinhu y He Jili se estremecieron y voltearon a verlo, y en sus ojos se podía ver absoluto terror, no podían comprender por qué Yang Qi diría algo así.

—¿Qué acabas de decir? —al principio Song Haishan no estaba ni seguro de haber escuchado bien. Pero después de un momento… su rostro se tornó púrpura y se veía como si estuviera por explotar en cualquier momento.

—¿Qué? ¿estás sordo? —gritó Yang Qi con palabras que retumbaban como un trueno—. Bueno, tú eres Song Haishan ¿no? ¡Dije que eres un perro molesto!

—¿¡Te quieres morir!? —Song Haishan no pudo contenerse más y se puso en movimiento, dobló sus dedos en forma de garra de dragón, junto a su energía verdadera que se avivaba para formar nubes a su alrededor. A medida que se movía, sus manos como garras se extendían desde las nubes como buscando a su presa.

¡Garra Buscadora del Dragón de Nubes!

El ataque de la garra de energía verdadera era tan poderoso que las rocas bajo los pies de Song Haishan se hicieron pedazos. Obviamente no se estaba guardando nada, y el ansia asesina en su ataque dejaba claro que quería a Yang Qi muerto.

Sin embargo, Yang Qi ni siquiera le prestó atención al ataque de las garras. Apretó su mano en un puño, y desató el Puño del Rey Invencible, con lo que seis brazos como un cangrejo aparecieron detrás de él.

Su energía verdadera era tan poderosa como una gran roca de diez mil toneladas, y en cuanto salió catapultada, golpeó la energía verdadera de Song Haishan y la hizo añicos.

Los espectadores pudieron ver como los seis brazos de energía verdadera de Yang Qi se unieron en algo parecido a una esfera, y entonces salió disparada hacia adelante para impactar a Song Haishan y destruyó completamente sus artes energéticas defensivas.

Song Haishan gritó y fue enviado a volar, sus ropas estaban hechas pedazos. Para cuando finalmente logró detenerse, intentó ponerse de pie con mucho esfuerzo, pero no pudo.

—¿Derrotado…? —dijo Li He.

Los amigos de Yang Qi no eran los únicos sorprendidos. Todos los estudiantes del campus externo sobre los grifos quedaron completamente impresionados. Al fin y al cabo, Song Haishan era un Maestro de Energía, y Yang Qi estaba apenas en la octava etapa. Por lo general existían en niveles completamente distintos, y nadie pensaría jamás que la batalla iría de este modo.

Yun Hailan también estaba claramente impactada.

—¿Qué es esto? —murmuró Chu Tiange igual de sorprendido.

—Tú… —Song Haishan simplemente no podía creer que lo hubieran derrotado, y aún quería intentar matar a Yang Qi.

Pero antes de poder actuar, Yang Qi ya estaba a su lado. Se agachó, le dio una bofetada en la cara suave y dijo, —¿Crees que puedes manejarme solo por ser un Maestro de Energía? Verás, lo que no sabes es que ya absorbí una planta de maestría aérea. Tengo el mismo nivel de fuerza interna que un Maestro de Energía…

Por supuesto, Yang Qi mencionó la planta de maestría aérea para cultivar la verdad sobre su base de cultivo.

Cuando ayudó a Yang Zhan a absorber la planta de maestría aérea en su interior, también adquirió un poco del aura de la planta, por lo que la comprendía muy bien. Además, la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal podía imitar fácilmente la energía verdadera de la planta, lo hacía de un modo que ninguna otra persona podría detectarlo.

Al menos que Chu Tiange enviara directamente su energía verdadera al interior de Yang Qi, no podría notar ninguna pista.

—¡Mata a este chiquillo Hailan! —gritó Song Haishan ya incapaz de soportar la humillación.

¡Zas!

Yang Qi le dio otra bofetada a Song Haishan esta vez con fuerza.

De los labios de Song Haishan escapó un grito, así como un montón de sangre y dientes.

—Como dije, si insultas a un hermano mío tendrás que pagarlo diez veces. Ahora prepárate para que destruya tus artes energéticas. Entonces me desharé de tu pequeño complejo de superioridad.

Dicho eso, reunió su energía verdadera como en preparación para destruir las artes energéticas de Song Haishan.

—¡Suficiente! —dijo Chu Tiange. Aunque estaba lejos, sobre las murallas de la ciudad, ondeó su mano y envió una ráfaga de energía verdadera que tomó la forma de un ejército de caballos y soldados. Yang Qi no tuvo más opción que alejarse al verlo.

—«¡Increíble!» —pensó Yang Qi, sabía bien que no podría hacerle frente a esa energía al menos que usara su verdadero poder. Pero si hacía eso solo levantaría más sospechas en Chu Tiange, y no quería recurrir a eso ahora.

Mientras retrocedía, la energía verdadera levantó a Song Haishan y lo trajo de vuelta a las murallas de la ciudad. Allí Chu Tiange lo sujetó y envió un poco de energía verdadera a su interior.

Song Haishan empezó a temblar de inmediato a medida que su sangre ardía, se sentía casi como si se estuviera inflando como un globo.

—¡Observad la energía espiritual de los Cielos y la tierra! —dijo Chu Tiange. Y frente a todos ellos, unas hebras de luz verde bajaron del cielo, entraron a Song Haishan y repararon sus dientes al instante.

—«¿Así que los Usurpadores de Vida hasta pueden hacer eso?» —Yang Qi se lamió los labios con incredulidad.

Aunque no había podido matar a Song Haishan, humillarlo le aliviaba un poco las tensiones. Por supuesto, le importaba mucho más Yun Hailan. Song Haishan no era más que un secuaz suyo.

Chu Tiange arrojó a Song Haishan de vuelta a su grifo volteó hacia Yun Hailan y dijo, —Muy bien, ya está curado. Hermana Menor Hailan, ¿tienes problemas con ese chico? Tiene una energía verdadera bastante sorprendente, y tomando en cuenta que ha usado una planta de maestría aérea, será aún más poderoso si se convierte en Maestro de Energía. Con una palabra tuya puedo resolver el asunto de inmediato, aunque me deberías un favor. ¿Qué dices?

Las palabras de Chu Tiange hicieron que se tensara el ambiente de inmediato.

Por la manera en la que hablaba, ni siquiera consideraba a Yang Qi digno de mirar, y si quería podía acabar con él en un instante.

—Hermano Mayor Tiange, —dijo Hua Yinhu—, ¡Es usted un Usurpador de Vida! ¿Por qué tiene que hacernos las cosas tan difíciles?

Chu Tiange lo ignoró y siguió mirando a Yun Hailan.

Yun Hailan observó a Yang Qi por un rato, y entonces suspiró. —Olvídalo. Su tía es Yang Susu. Además, las plantas de maestría aérea no son nada especial. Vámonos Hermano Mayor Tiange. Aún hay bastantes forajidos que matar.

Los ojos de Chu Tiange resplandecieron repentinamente. —¿Es sobrino de Yang Susu? Ah, que interesante. Pero sabes, Yang Susu no es tan sorprendente. Como dije, una palabra tuya y puedo terminar esta frustración de una vez por todas.

—Muchas gracias, Hermano Mayor, pero mejor vayámonos. —Yun Hailan se subió de nuevo a su grifo, el cual extendió sus alas y entonces se lanzó al aire. Luego bajó la mirada y dijo, —Yang Qi, lo mejor para ti será que conozcas tu lugar. Abandona el Instituto Semi-Inmortal. Si no lo haces terminarás por arrepentirte.

—Gracias por tu preocupación, —respondió Yang Qi—. Pero deberías preocuparte más por ti misma.

Chu Tiange le dirigió una última mirada a Yang Qi, y entonces se puso en movimiento y se convirtió en una serie de imágenes residuales que salieron disparadas a la distancia.

Y así fue como concluyó este devastador evento.

Cuando Li He y los demás finalmente quedaron solos, dejaron salir un largo suspiro de alivio, aunque aún estaban nerviosos.

En cuanto a Yang Qi, este cerró sus ojos y se sentó de piernas cruzadas, casi como si estuviera cultivando.

Después de que pasara algo de tiempo, Hua Yinhu encontró un área cercana en la que algunos árboles habían empezado a crecer en las ruinas de la ciudad. Entre esos árboles había una cabaña destartalada en dónde montó rápidamente una fogata. Se acercó de vuelta a Yang Qi y dijo, —¿Por qué no pasamos la noche aquí? Ya no hay nada peligroso en el área. Todos los forajidos fueron asesinados y Chu Tiange está cerca, no habrá más incidentes.

—Los Usurpadores de Vida son increíbles, —dijo Yang Qi mientras abría sus ojos—. Ustedes caliéntense al fuego. Voy a cultivar en esta tormenta de nieve. Después de ver a Chu Tiange en acción he ganado un poco de comprensión y quiero buscar mi próximo ascenso.

—Muy bien, en ese caso no te molestaremos.

Entonces todos se sentaron junto al fuego, aunque mantenían un ojo sobre Yang Qi.

La nieve cada vez era más, y la tierra ya estaba totalmente blanca tras poco tiempo.

Yang Qi ya había convocado una barrera protectora para alejar la nieve.

—«Yun Hailan. De nada te servirá ocultarte detrás de Chu Tiange. Puedo derrotarlo.» —Su energía verdadera recorría su cuerpo como si fuera lava lista para hacer erupción de un volcán.

Mientras tanto, el mamut de relámpagos ya estaba activo en su interior.

La Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal estaba haciendo que algo parecido a un crisol se formara lenta pero firmemente dentro de su mar de energía.

El Crisol del Fuego Infernal de hecho contenía al mamut de relámpagos y lo estaba fundiendo lentamente, estaba extrayendo la quintaesencia de su fuerza vital.

¡Zas!

Otra partícula despertó dentro de Yang Qi y lo llenó con el poder de un onceavo megamamut antiguo.

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

10 Comentarios Comentar

  1. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 22

    Luis Rojas Valle - hace 2 semanas

    Gracias por el capítulo 😁👍🏽 cada vez más emocionante la novela 👏🏽🤯

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.