<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 61

 

Capítulo 61: Maestro de Energía.

 

—«Mamut Divino Supresor Infernal; el regreso del rey del infierno…»

En cuanto la onceava partícula despertó dento de Yang Qi, su corazón y su mente se llenaron con el significado fundamental de la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal, cosa que saturaba su energía verdadera aún más.

Esa energía verdadera líquida ahora se estaba cristalizando, y unos símbolos mágicos parecidos a copos de nieves daban vueltas en su mar de energía. Cada uno de esos símbolos era una expresión de su energía verdadera, y contenían distintas propiedades, sin embargo, todas parecían estarse extendiendo hacia los Cielos.

Hasta su alma parecía estar envuelta por su energía verdadera.

La energía verdadera se vertía desde sus meridianos, fluía hacia su mar de energía, y le hacía sentir como si todas las partes de su cuerpo estuvieran unidas.

—«¡Así es como se siente ser un Maestro de Energía!» —pensó lleno de emoción por el prospecto de un ascenso inminente.

Después de llegar a la novena etapa, era cierto que todas las partes del cuerpo se unían. La energía verdadera que producían los meridianos no solo se hacía más fuerte, formaba corrientes parecidas a ríos que fluían hacia el mar de energía.

A este nivel, uno se hacía mucho más fuerte que cualquier persona ordinaria, y se podía durar mucho más en combate.

Debido a la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal, Yang Qi ya era cien veces más poderoso que una persona ordinaria, y estaba muy familiarizado con el nivel de un Maestro de Energía.

Después de todo, había ayudado a desatar los efectos medicinales de la planta de maestría aérea en su padre.

Así que las transformaciones que ocurrían ahora no le eran extrañas.

En cuanto sintió las distintas partes de su cuerpo enlazándose, guio los símbolos mágicos recién creados para tomar la forma del Crisol del Fuego Infernal.

Era una versión embrionaria, no estaba completamente formada. Tendría que cultivar mucho más para desatar su verdadero poder, pero si lo lograba, podría luchar fácilmente contra Chu Tiange.

Al fin y al cabo, el legendario Crisol del Fuego Infernal se había usado originalmente para fundir y refinar a los dioses desgraciados.

Incluso su forma embrionaria servía para purificar cualquier tipo de energía verdadera en su interior.

Por ejemplo, la energía verdadera del Puño del Rey Invencible, la Muralla de la Campana Dorada, la Esgrima de las Cuatro Estaciones, o hasta esa pizca de energía del dios marino. Todas se volvían más puras tras pasar por el Crisol del Fuego Infernal y no había conflicto de unas con otras.

Debido a eso, podía usar prácticamente todos los tipos de energía que quisiera.

De momento, la nieve cubría el cielo y las tierras, y convertía todo en una masa de blanco.

Hua Yinhu se quedó observando a Yang Qi sentado en su barrera defensiva y dijo, —Me pregunto que estará cultivando el Hermano Yang Qi exactamente, ha estado allí en la nieve por mucho tiempo. Si yo tratara de estar allí sentado toda la noche me temo que mi energía verdadera se agotaría.

—Es tan fuerte que ya puede derrotar a Maestros de Energía, —dijo Li He—. Tiene tanta energía verdadera que no creo que se le acabe nunca. Pero se puso a buscar pelea con Song Haishan, un estudiante del campus externo. Eso solo causará más problemas en el futuro.

—¿A qué le tienen miedo? —dijo Liang Dong[i], otro de los estudiantes—. Mientras sea lo bastante fuerte, esos creídos que se meten con los más débiles no se atreverán a provocarlo.

Este equipo de principiantes consistía de cinco estudiantes: Yang Qi, Li He, He Jili, Hua Yinhu y Liang Dong.

Liang Dong era el más misterioso de ellos. También era el que llevaba más tiempo en el instituto, pero nadie sabía nada sobre él. Solo era obvio que no era ningún donnadie.

En cuanto recogió el siguiente trozo de leña y lo arrojó al fuego, escuchó un sonido extraño que venía de afuera. Y también pudo oler algo que le hizo pensar en la lava del infierno y le hizo estornudar.

—¿Qué está pasando? ¿Habrá algún volcán cerca? —se puso de pie sorprendido y continuó—. ¡Miren! ¡El Hermano Yang Qi se está transformando! ¿¡Sienten el poder!?

Todos los demás se pusieron de pie y voltearon nerviosos a ver a Yang Qi.

La barrera que rodeaba a Yang Qi se hacía cada vez más grande. Y ya no era transparente; sino que era tan roja como el fuego o la lava, e igual de caliente, toda la nieve en el área se evaporaba y se alzaba como vapor.

Hasta el suelo se estaba ablandando, y entonces empezó a fundirse y a burbujear.

Toda la frialdad en el área fue apartada y se vio reemplazada por un calor intenso.

De hecho, toda la nieve que se había acumulado dentro de la antigua ciudad se estaba convirtiendo en vapor.

—¡Calor! ¡Qué calor! —A Li He y los demás les costaba aguantar.

¡BUUUUUUUUM!

Poco después se puso tan caliente que la cabaña en la que estaban se prendió en llamas.

—¡Salgan de aquí rápido!

Los cuatro estudiantes convocaron sus artes energéticas y se elevaron volando para pararse sobre las murallas de la ciudad.

Desde esa posición el calor era menos intenso, y también podían ver mejor la posición de Yang Qi, aunque la barrera roja brillante que lo rodeaba hacía que fuera imposible distinguirlo.

Era como si estuviera en medio de un mar de lava y fuego que estaba transformando toda la ciudad en un gigantesco incendio.

¡BUUUUUUUUM!

La barrera de lava explotó repentinamente y envió una columna de fuego por lo alto del cielo y atravesó directamente las oscuras nubes.

De no ser por la tormenta de nieve que había allí, esa llamarada se hubiera podido ver a cientos de kilómetros a la redonda.

—Fusión de la energía con las nubes, —dijo Hua Yinhu—. El nivel de Maestro de Energía…

—¡Este poder es increíble! —exclamó Li He—. Yang Qi ha estado manteniendo oculto su verdadero poder. Con este nivel de fuerza apuesto a que podría hacerle frente fácilmente a aquella técnica de la Espada de la Llamarada Cósmica del Hermano Mayor Chu Tiange.

—¿Qué tan fuerte es realmente el Hermano Yang Qi? ¿Qué arte energética cultiva?

Mientras los estudiantes comentaban el asunto entre ellos, la columna de fuego se empezó a reducir, y el calor se disipó lentamente. Entonces Yang Qi fue revelado, sus ropas no se habían quemado en lo absoluto, y el suelo bajo sus pies ya estaba empezando a enfriarse y a solidificarse.

Dado lo frío que estaba el clima, la tierra se recuperó pronto y empezó a cubrirse de hielo, la nieve una vez más empezó a cubrirlo todo. Aunque debido a los cambios tan drásticos de temperatura, la ciudad empezó a agrietarse y a desmoronarse como una vasija de porcelana que caía al suelo.

Al fin y al cabo, el calor que acababa de emanar Yang Qi había sido como el del sol.

—«¡Finalmente soy un Maestro de Energía!» —pensó Yang Qi mientras calmaba su aura. Ya podía sentir que el flujo de la energía verdadera en su interior era mucho más estable.

No solo eso, debido a la manera en la que su energía verdadera se había transformado, la quintaesencia de la fuerza vital del mamut de relámpagos en su interior permitió que despertaran las partículas desde la onceava hasta la decimoquinta.

Ahora la quintaesencia de la fuerza vital del mamut de relámpagos se había reducido tanto que apenas quedaba algo.

Según los cálculos de Yang Qi, estaba bastante seguro de que podría llevarlo hasta despertar veinte de esos antiguos megamamuts. En cuanto ocurriera eso, ya su cultivo no procedería con la misma facilidad que hasta ahora. Tendría que encontrar otra manera de acumular quintaesencia de fuerza vital.

Por suerte para él, el Crisol del Fuego Infernal le podía ayudar a refinar cualquier tipo de energía verdadera.

Con el poder que tenía ahora, el de quince antiguos megamamuts, podía destruir fácilmente todo tipo de bestias enormes de la antigüedad.

Una hebra de energía estalló repentinamente desde Yang Qi, y entonces tomó una forma humanoide. Se veía exactamente igual que Yang Qi, hasta el más mínimo detalle. Solo si un poderoso maestro de las artes energéticas lo observaba de cerca podría darse cuenta de que en realidad no era él.

—«¡Ve!» —le ordenó Yang Qi con un pensamiento. Entonces su Energía Verdadera Humanoide se puso en movimiento hacia las murallas de la ciudad más cercanas.

¡BOOOOOOOOOOM!

El resultado fue una gran explosión, y una gran porción de la muralla se hizo añicos.

Las murallas de la ciudad eran altas y resistentes, con decenas de metros de grosor. Habían perdurado por muchos años, y hasta podía resistir armas de pólvora.

Pero la Energía verdadera humanoide de Yang Qi la había aplastado fácilmente y los escombros y las rocas volaban por doquier.

Ninguna persona ordinaria podía desatar un poder como ese.

—Es… ¿un Maestro de Energía?

Li He y los demás estaban totalmente impactados, y se movieron a un lado para evadir las rocas que empezaron a caer tras la explosión.

—La Formación de Hechizos de Cien Grandes Maestros de la Dinastía del Ancestro Sabio puede atravesar murallas de ciudades como un gran mazo aplastando un cubo de hielo, —murmuró Hua Yinhu—. ¡Este es el mismo nivel de poder!

Esa formación era enorme, y requería de cien maestros de energía que unieran su poder para atacar las murallas de una ciudad bajo asedio. Sin importar lo poderosas que fueran las murallas, no podrían soportar tal nivel de poder.

Sin embargo, la Energía Verdadera Humanoide de Yang Qi había desatado justo ese nivel de fuerza. ¿Cómo podía ser que una persona fuera tan poderosa como un grupo de cien Maestros de Energía?

—Chu Tiange, podrás ser un Usurpador de Vida, pero ahora que soy un Maestro de Energía, ¡seguro que puedo hacerte frente! —Yang Qi sentía plena confianza de que su Energía Verdadera Humanoide, sumada a su Lanza de la Deidad Infernal, la Égida de la Deidad Infernal y las Alas del Demonio Diabólico serían suficientes para enfrentar a Chu Tiange y su técnica de la Espada de la Llamarada Cósmica.

Quizás no sería capaz de derrotarlo, pero tampoco perdería.

—«Esta es la primera vez que veo a un Usurpador de Vida en acción. Me pregunto cuando podré enfrentarme a uno.» —Yang Qi dejó salir un bufido— «Yun Hailan, un día te arrancaré hasta la más mínima pizca de arrogancia que te queda. Sin duda alguna entenderás que has cometido un error monumental.» —Entonces sus ojos se ablandaron—. «Pero mi meta más importante sigue siendo mi madre. Mataré a todos los que se metan en mi camino a la Montaña Colgante para encontrarla.»

 


[i] Liang Dong: Liang es un apellido común. Dong significa “invierno”.


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

8 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.