<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 64

 

Capítulo 64: Perla Dragón.

 

Pasó un buen rato en el que Chu Tiange parecía estar pensando el asunto del Príncipe Heredero. Entonces cambió de tema. —Hermana Menor Hailan, supongo que quieres usar el núcleo demoniaco de sangre de Jing Wuxue para ascender al nivel de Usurpación de Vida ¿cierto? No te olvides que es un Usurpador de Vida. Aunque lograra matarlo no podrías absorber su núcleo demoníaco tan pronto. Quemará tus cinco órganos yin y hará que tus meridianos y tu mar de energía entren en caos.

Yun Hailan respondió con una sonrisa—. Ah, ya tengo un plan Hermano Mayor Tiange. No te preocupes. Mira lo que tengo aquí y entenderás que no tengo por qué temer un simple núcleo demoníaco de sangre.

Mientras sus artes energéticas seguían transformando la quintaesencia de la nieve en símbolos mágicos que entraban a su cuerpo, se puso de pie y extendió su mano, sobre ella se podía ver que descansaba una perla.

Resplandecía de manera tan brillante que hasta era difícil de mirar, claramente contenía un poder inmenso.

La luz sagrada y plateada que emanaba se alzaba hacia el cielo y apartaba la nieve a su paso.

En esa luz plateada apenas se lograba distinguir lo que parecía ser un dragón divino que daba vueltas y rugía. Repentinamente se sentía como si de verdad estuviera un dragón allí presente, a los demás se les hacía casi imposible respirar.

Song Haishan empezó a retroceder de inmediato con los ojos abiertos de par en par; estaba claro que no tenía idea de que Yun Hailan poseía algo como esto.

¡Este era un tesoro legendario!

—¿¡Una perla dragón!? —dijo Chu Tiange impactado. Y empezó a circular su energía verdadera de inmediato como si estuviera listo para atacarla y robarla. Pero entonces pensó en el Príncipe Heredero y calmó su energía. Dejó salir un suave suspiro y dijo, —No puedo creer que tengas una perla dragón. Son tan escasas que ni siquiera estoy seguro de que haya alguna en el instituto. ¿Dónde la conseguiste Hermana Menor?

—La encontré en un paseo por el océano, —dijo Yun Hailan casualmente—. Las perlas dragón contienen la voluntad de un dragón divino, y pueden suprimir cualquier tipo de diablo sinestro. Por suerte para mí, también adquirí una Píldora del Dragón Latente en el pasado, por lo que tengo la sangre de un dragón divino. Con esa sangre puedo enlazarme a la perla, por lo que es el tesoro perfecto para mí. En cuanto obtenga el núcleo demoníaco de sangre de Jing Wuxue podré usar la Perla Dragón para suprimirlo, entonces lo podré usar como ingrediente para crear una encarnación externa de mi ser, se podría decir que es como una segunda divinidad naciente. En cualquier caso, no planeo absorberlo directamente. ¿Qué te parece Hermano Mayor Chu Tiange? La verdad es que cuando el Príncipe Heredero me vio, se dio cuenta de mi perla dragón, por eso tomó interés. De hecho, fue él quien me enseñó como crear una segunda divinidad naciente en primer lugar.

—¿El Príncipe Heredero te enseñó a crear una segunda divinidad naciente? —dijo Chu Tiange claramente sorprendido—. Con razón. Esa es un arte energética secreta que forma parte del legado del Instituto Semi-Inmortal; ni siquiera yo sé cómo hacerlo.

Luego observó profundamente a Yun Hailan. —Esa es un arte energética de clase real que normalmente costaría más de diez mil puntos de mérito. También está prohibido transmitirla a otra persona. Si se descubriera a alguien haciéndolo destruirían sus artes energéticas… pero bueno, el Príncipe Heredero es una excepción. Las reglas normales no aplican para él, y nadie se atrevería a acusarlo de ningún crimen. Tienes mucha suerte de haber llamado su atención Hermana Menor Hailan. Muy bien, muy bien, te ayudaré a matar a Jing Wuxue. Espero que puedas hablarle bien de mi al Príncipe Heredero cuando tengas la oportunidad.

—Por supuesto. Por cierto, el Príncipe Heredero mencionó que me ayudaría personalmente a ascender al nivel de Usurpación de Vida. —Al ver que ya había intimidado completamente a Chu Tiange, Yun Hailan dejó salir una pequeña sonrisa. Entonces la perla dragón se sumergió en la blanca piel de su mano.

Al parecer la perla dragón no era algo corpóreo, sino que existía en forma espiritual, lo que le permitía guardarla dentro de su mar de energía.

Song Haishan empezó a reír repentinamente. —Jamás me hubiera imaginado que tendrías un tesoro como ese Hailan. Con razón desprecias tanto al bastardo de Yang Qi. Esa planta de maestría aérea no vale ni una milésima de lo que vale una perla dragón.

—¡Silencio! —rugió Yun Hailan—. ¡Concéntrate en tu cultivo y en pensar en cómo matar a Yang Qi! ¿Sabes qué? Quizás deberías vengarte tú mismo. La razón por la que pudo venir a vengarse es que lo apaleaste en primer lugar por lo que obtuvo la motivación para ascender en su cultivo. Podrías aprender un par de cosas de él.

—De acuerdo, —dijo Song Haishan en un tono sumiso. Él era su primero mayor, así que técnicamente debía ser al contrario y debía ser capaz de reprenderla si así lo sentía. Pero en este momento no podía ni responderle. Sabía bien lo astuta que ella era, y dada su conexión con el Príncipe Heredero, no era el tipo de persona que pudiera permitirse ofender.

Había algunos otros estudiantes en esa cumbre que estaban alimentando a sus grifos, y pudieron escuchar la conversación entre Yun Hailan y Chu Tiange. Ahora sus ojos brillaban tanto con temor como con veneración.

Al fin y al cabo, cualquiera cercano al Príncipe Heredero se encontraba en una posición de increíble gloria.

—¿Eeeh? —dijo Chu Tiange. Ondeó su mano y envió un poco de energía verdadera para crear un mapa que se quedó flotando en el aire frente a él. Sobre el mapa había una luz color sangre que titilaba intensamente. —¡Lo tengo! Hay un aura de demonio de sangre que viene del noroeste. Por allí hay gran grupo de forajidos vampiros y seguro que Jing Wuxue estará con ellos. ¡Vamos!

Algunos de los estudiantes se prepararon para subir a sus grifos.

Pero Chu Tiange ondeó su mano y les interrumpió. —Este campamento de los demonios de sangre será muy peligroso. Siguen siendo muy débiles, aunque sean Maestros de Energía. Lo último que necesito es que se metan en mi camino. ¿Entendido?

—¡Si señor! —respondieron los estudiantes, incluido Song Haishan. Al fin y al cabo, ¿quién se atrevería a ir contra las órdenes de alguien tan poderoso como Chu Tiange?

—Hermana Menor Hailan, ya puedes dejar ese grifo. Sé bien el poder del que dispones. Si usas el poder de la perla dragón tu energía verdadera no se acabará nunca. —Un rayo de luz de espada apareció repentinamente bajo los pies de Chu Tiange, entonces se envolvió a su alrededor y salió disparado por el cielo nevado.

Yun Hailan colocó una pequeña sonrisa en su cara y dejó salir una corriente de energía verdadera dracónica, esta dio vueltas a su alrededor y luego la levantó por el aire. Desapareció tras pocos momentos.

Song Haishan solo se pudo quedar mirando sin palabras al sitio que acababa de ocupar. Era casi como si estuviera viendo a su prima por primera vez.

—Mi prima te ha manipulado como a un instrumento Yang Qi. ¿De verdad pensabas que eráis el uno para el otro? ¿Cómo podría un bueno para nada como tú si quiera soñar con estar con ella?

Rugió y golpeó con fuerza el suelo hasta dejar un cráter considerable.

—Muy bien, todos. Vayamos a matar a algunos forajidos vampiros para conseguir algunos puntos de mérito.

—Lo que digas Hermano Haishan.

Ya que la prima de Song Haishan era tan cercana al Príncipe Heredero, no era de extrañar que lo trataran con tal respeto. Aunque su humillante derrota a manos de Yang Qi hacía que en realidad lo despreciaran por dentro, pero no se atrevían a mostrar nada.

—Hermano Haishan, —dijo uno de los estudiantes—, no hay por qué sentirse desalentado. Ese bastado de Yang Qi no es más que un estudiante principiante y no se puede comparar a personas como nosotras. Somos como los Cielos y él es como la tierra. Podemos recurrir a algunos favores cuando volvamos al instituto. Confía en mí, hay bastantes maneras de llevarlo a su tumba prematuramente.

—Gracias a todos. —dijo Song Haishan con un resplandor siniestro en sus ojos.

Entonces el grupo entero se desvaneció en la nieve.

Mientras tanto, Yang Qi y sus cuatro amigos se encontraban descansando en una villa majestuosa que se habían topado, aunque a estas alturas estaba casi completamente bajo nieve.

Los sirvientes, criadas y soldados les servían cuidadosamente.

Afuera de la mansión había una gran pila de cadáveres de forajidos vampiros, los cuales lentamente desaparecían bajo la nieve.

Yang Qi y sus amigos habían llegado de casualidad a este lugar justo cuando estaba siendo atacado. Entonces intervinieron, masacraron a los forajidos y salvaron a todos.

De no ser por ellos, todos allí en este momento serían cadáveres disecados.

Uno de los viejos presentes se encontraba en la séptima etapa de las artes energéticas. Cuando se dio cuenta de que estos cinco provenían del Instituto Semi-Inmortal montó de inmediato un gran banquete para ellos.

—Líder, ¿por qué no se mudan? —preguntó Yang Qi—. El noroeste ya ha sido abrumado por los vampiros forajidos. Si se quedan por acá terminarán muertos tarde o temprano.

El líder de la villa parecía querer llorar, pero no le salían las lágrimas. —¿Mudarnos? ¿A dónde? Seríamos unos extraños a dónde fuéramos. Además, ¿Cómo podríamos mudar a un grupo tan grande? Toda mi riqueza está atada a estas tierras, y a las hierbas espirituales que crecen en las montañas cercanas. Sin eso no tendría nada. Señor, estaría dispuesto a abandonar la mitad de todo lo que tengo si accediera a protegernos.

—¡Somos estudiantes del Instituto Semi-Inmortal! —respondió Li He—. Luchamos por la justicia y acabar con esos diablos siniestros es parte de nuestra tradición. No nos hacen falta recompensas. Además, nuestro objetivo al venir aquí es justamente encargarnos de los forajidos, no por las recompensas de los locales.

—¡Muchas gracias! ¡Muchas gracias! ¡Los estudiantes del Instituto Semi-Inmortal realmente merecen su reputación de ser sabios y sensatos!

—Líder, ¿de casualidad sabrá de otros forajidos vampiros operando en el área? Nos encantaría encargarnos de todos.

Entonces un joven que parecía ser el hijo del líder de la villa se acercó. —Oh exaltados, de acuerdo con un rumor local, la antigua ciudad de Krorän está ubicada a unos ciento cincuenta kilómetros. Alguna vez fue la ciudad más próspera del noroeste, y supuestamente estaban a puntos de regresar a su gloria. Pero entonces los forajidos vampiros llegaron y acabaron con la ciudad entera. Ese es su campamento principal. Si el grupo principal fuera eliminado los vampiros ya no serían una amenaza.

—«¿La antigua ciudad de Krorän?» —Yang Qi ya había escuchado el nombre antes, y recordaba que era una conocida capital de la nación más rica en las planicies noroccidentales.

—Entonces no hay tiempo que perder, —dijo Liang Dong—. Vayamos a darle un vistazo.

—Un momento, —dijo Hua Yinhu—. En esa ciudad es dónde debe estar el Usurpador de Vida Jing Wuxue. Es un gran experto entre los subordinados del Rey Demonio de Sangre, y no seremos rivales para él directamente. Además, seguro que Chu Tiange intentará matarlo. Quizás podamos matar a otros forajidos en el área, pero no podríamos ir directamente a por Jing Wuxue.

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

7 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.