<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 65

 

Capítulo 65: La Antigua Ciudad de Krorän.

 

—«Jing Wuxue. Un Usurpador de Vida.» —Esta no era la primera vez que Yang Qi escuchaba el nombre.

Cuando se encontraba en la octava etapa, percibió que sin duda alguna no era rival para el aterrador Chu Tiange. Pero ahora estaba en la novena etapa, con el poder de quince antiguos megamamuts, y la mayor parte de la quintaesencia de fuerza vital del mamut de relámpagos había desaparecido.

Era difícil determinar con exactitud qué tan poderosos eran sus tres recursos principales, la Lanza de la Deidad Infernal, la Égida de la Deidad Infernal, y las Alas del Demonio Diabólico. La única manera de descubrirlo con seguridad sería encontrar a algunos expertos con los cuales compararse.

Pero podía derrotar a otros Maestros de Energía prácticamente sin esfuerzo. Solo los Usurpadores de Vida, quienes eran usualmente al menos cien veces más poderosos que los Maestros de Energía podrían darle la experiencia que le hacía falta. Y es también sería la mejor manera de absorber lo último que quedaba del mamut de relámpagos.

De momento, su energía verdadera surgía con un gran poder, como si le urgiera a encontrar alguien contra quien luchar.

—Vamos. Si salimos ahora podremos llegar a Krorän en menos de un día. Dado lo temprano que es, deberíamos poder llegar allí para el anochecer. La oscuridad de una noche nevada es perfecta para acabar con algunos diablos y demonios.

Yang Qi se puso de pie y sus cuatro amigos le siguieron.

Antes de salir se cambiaron las ropas que llevaban y se colocaron unas ropas y capas blancas hechas con pelaje de oso de nieve. No solo eran muy cálidas, pero también les darían cierto camuflaje, por lo que sería mucho más fácil preparar una emboscada contra los forajidos.

El pelaje de oso de nieve era tan cálido que incluso les permitía a los mortales sobrevivir las frías noches de este lugar.

Por supuesto, el líder de la villa había sido quien les obsequió esas prendas.

Ya que Yang Qi y sus amigos eran estudiantes del Instituto Semi-Inmortal con artes energéticas profundas, no habían traído un cambio de ropa. Pero estas vestimentas de oso de nieve les permitirían conservar su energía verdadera mucho mejor.

Ya vestidos se desvanecieron en la oscuridad como unas figuras borrosas blancas, ni las huellas quedaban de su paso por la nieve.

Así siguieron sus mapas hasta el anochecer, cuando finalmente detectaron el hedor de la sangre en medio del frío que los rodeaba.

Yang Qi se detuvo, extendió su brazo y dejó que un copo de nieve cayera sobre su dedo. Inesperadamente, ese copo de nieve tenía cierto tinte rojo, era energía verdadera color sangre.

—«Qué energía demoniaca tan poderosa. ¿Cuánta sangre humana tuvo que consumir para que la nieve huela así?» —era obvio que alguien había cultivado artes energéticas de sangre a tal punto de unir su energía con las nubes.  Lo que había manchado de sangre la nieve que caía.

No quedaba duda alguna de que había una monstruosidad infernal en el área.

—Krorän está adelante, —dijo Li He.

En efecto, en pocos momentos alcanzaron a ver una metrópolis magnífica, con varias ciudades más pequeñas que la rodeaban como puntos de vigilancia. Las estructuras se encontraban en muy mal estado, como si una batalla caótica hubiera tenido lugar allí.

También había unos pilares y columnas de piedra descomunales y templos con grandes bóvedas que dejaban apenas vislumbrar las pasadas glorias de la ciudad.

Esta era la legendaria ciudad de Krorän, que en su era dorada había albergado a millones y millones de residentes. Ya no quedaban seres vivos, solo forajidos vampiros.

Yang Qi y sus amigos bajaron al suelo y se arrastraron hacia la cumbre de una colina, desde allí podían ver una buena panorámica de la ciudad, así como a los distintos forajidos vampiros que patrullaban.

Las ropas rojo sangre que llevaban los hacían verse particularmente llamativos entre la brillante nieve blanca.

También se movían con una agilidad increíble, y debido a que las estructuras de sus cuerpos estaban basadas en cualidades de yin glacial, no les afectaba en lo absoluto la frialdad del lugar. De acuerdo con los rumores, después de cultivar las artes energéticas del demonio de sangre y de consumir suficiente sangre, uno se podía convertir en un demonio de sangre. Además del poder espectacular que eso conllevaba, también generaba un feroz cambio en la personalidad, y la persona en sí se veía forzada a vivir consumiendo sangre humana.

—¡Son tantos forajidos!

Los ojos de Yang Qi eran como cuchillas mientras examinaba la escena. En una de esas ciudades más pequeñas de guardia, había decenas de miles de forajidos patrullando, iban desde la quinta hasta la novena etapa.

Krorän en sí contenía más de mil grandes estructuras, un testamento a lo rica que había sido la ciudad alguna vez.

Había más forajidos patrullando las afueras de la ciudad, así que no había ni que mencionar como sería en las profundidades.

—¿Qué hacemos ahora? —dijo Liang Dong, y se aseguró de mantener oculta su energía. Sabía bien lo mortales que serían las consecuencias si no lo hacía—. Se dice que las artes energéticas del demonio de sangre son bastante milagrosas. Al parecer se originan del Sutra Diabólico del Emperador de Sangre, un arte energética de clase imperial. La Gruta del Demonio de Sangre cultiva una versión inferior que solo es de clase real, pero puede generar un progreso increíble en el cultivo. Tras consumir suficiente sangre, se puede alcanzar la Erupción de Energía en solo dos o tres meses, y el nivel de las Armas de Energía en apenas un año…

—¿Tan rápido? —exclamó Yang Qi. Para pueblerinos como Fuerte Yan, cualquier artista energético que alcanzara el nivel de Erupción de Energía en diez años podía considerarse talentoso.

—Si, —respondió Hua Yinhu—. Solo hace falta beber mucha sangre, por lo que es una opción bastante atractiva para muchos. Las leyendas dicen que hubo un antiguo rey diabólico que tras ver a la humanidad prosperar, creó el Sutra Diabólico del Emperador de Sangre para intentar seducirlos al Dao diabólico. Y funcionó. Algunos se vuelven locos en su búsqueda de poder. Aunque a mí no me parece.

Li He añadió. —En el pasado hubo incluso algunos estudiantes en el instituto que llegaron a recurrir a cultivar el Dao diabólico con la esperanza de hacerse más fuertes. Pero eso ha estado prohibido desde hace mucho tiempo.

Cuando Yang Qi usaba la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal para convocar su Lanza de la Deidad Infernal y las Alas del Demonio Diabólico, sin duda alguna parecía un arte energética del Dao diabólico. Si el Instituto Semi-Inmortal lo descubría podría haber problemas.

Por supuesto, la verdad era que la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal era el arte energética más ortodoxa entre los dioses y espíritus. Era honrada y majestuosa, algo usado por la legión de los dioses en los Cielos para aplastar el infierno. Pero al ser tocada por el aura del infierno, había ciertos aspectos que parecían demoniacos y diabólicos.

En parte era debido a que el nivel de Yang Qi era demasiado bajo. El más claro ejemplo eran sus Alas del Demonio Diabólico que se convertirían con el tiempo en Alas de Ángel.  Y más adelante experimentarían aún más transformaciones. Al llegar a esas alturas, un solo movimiento de sus dedos le permitiría atravesar todo tipo de planos y dimensiones.

Yang Qi enlazaba sus artes energéticas mientras se mantenía oculto entre la nieve.

Aún tenía muchas ganas de comunicarse con el duendecillo dorado que residía en su frente, pero seguía totalmente inmóvil como si estuviera durmiendo.

Este era el misterio más grande que había en este momento.

Su técnica divina provenía del duendecillo dorado. ¿Pero quién era exactamente el duendecillo?

—Saben, —dijo Yang Qi—, el instituto envió muchas personas a cazar forajidos vampiros. Si Krorän es el punto focal, es seguro asumir que nos encontraremos con algunos otros estudiantes por aquí. Y ya que los forajidos han estado aterrando todo el noroccidente, no hay manera de que los demás institutos no envíen gente.

—Cierto. ¿Cómo se me pudo pasar? —dijo Li He—. Hay más de un millón de estudiantes principiantes en el Instituto Semi-Inmortal, así como muchos otros de los campus interno y externo. Sin mencionar a los estudiantes de élite. Tenemos que haber muchos en el área de Krorän. Supongo que tendremos que improvisar sobre la marcha.

Casi como si fuera una respuesta a lo que acababa de decir, repentinamente escuchó un silbido cercano

Entonces vio varias figuras avanzando entre la nieve.

Al parecer los forajidos también se percataron del ruido. Rugieron, sacaron sus sables y arcos. Algunos hasta se dispusieron a usar los cañones en las murallas de la ciudad.

Estos cañones tan enormes podían matar incluso a un Maestro de Energía.

—¡Son de nuestro instituto! —exclamó Li He—. Mira Yang Qi. Son de la Sociedad de Hidalgos; por lo general usan cintas blancas en la cabeza y ropas verdes.

Entonces se puso de pie sin temor, se veía casi como un oso de nieve.

En efecto, había varios cientos de estudiantes que venían del este, todos llevaban ropas verdes, cintas blancas en la cabeza, y espadas en sus manos. Marchaban en una formación firme y conectaban sus energías verdaderas para defenderse. Había unos treinta y seis al frente que eran Maestros de Energía y encabezaban la arremetida mientras acababan con todo forajido que se metiera en su camino.

¡BOOOOOOOOOOM!

Uno de los cañones sobre las murallas repentinamente se movió tras disparar un enorme proyectil hacia los estudiantes de la Sociedad de Hidalgos.

Estos gritaron y desataron su energía para formar un gran escudo protector que detuvo el proyectil en medio del aire, y luego lo envió de regreso hasta golpear las murallas de la ciudad. Varias decenas de forajidos fueron erradicadas en instantes.

Luego varios cientos de estudiantes unieron sus voces para gritar, —¡Puño del Trueno!

Todos desataron un puñetazo preciso al mismo tiempo.

Una gran onda de energía salió disparada y golpeó los portones de la ciudad. Esos portones enormes que parecían hechos de un metal inexpugnable se hicieron pedazos como si estuvieran hechos de papel.

Yang Qi se quedó observando como los cientos de estudiantes de la Sociedad de Hidalgos destruían los portones del a ciudad que pesaban cientos de miles de libras. Entonces desataron sus artes energéticas con una fuerza letal y acabaron con todos los vampiros de guardia.

—Increíble, —murmuró Yang Qi—. ¡Esta Sociedad de Hidalgos es muy fuerte!

—Hermano Yang Qi—, dijo Lie He—, este solo es un escuadrón de la Sociedad de Hidalgos. Tienen decenas de miles de miembros en general; son la segunda sociedad más poderosa después de la Sociedad del Príncipe Heredero. Creo que hasta el Príncipe Heredero teme a su líder.

—¿Apenas uno de sus escuadrones es así de poderoso? —la sangre de Yang Qi ya bombeaba con emoción—. Vamos, unámonos al combate.

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

10 Comentarios Comentar

  1. Frozzy

    Admin

    Nivel 34

    Wii, listo, con esto compenso los capítulos del fin de semana que les debía u.u. Disculpad fue un fin de semana intenso xD.

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.