<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 66

 

Capítulo 66: Pelaje Rojo.

 

—¡Un momento! —dijo Li He. Yang Qi obviamente estaba muy animado y quería meterse al combate justo como los miembros de la Sociedad de Hidalgos. Pero Li He tenía otros planes. —Estos vampiros forajidos tienen tantos expertos como nubes en el cielo. Miren, los estudiantes de la Sociedad de Hidalgos en realidad no logran adentrarse tanto a la ciudad. ¿Por qué no nos quedamos aquí para encargarnos de los rezagados? Por otro lado, tu base de cultivo es la más alta Yang Qi, puedes escabullirte a la ciudad e intentar encontrar los tesoros de los forajidos. Nuestra Sociedad del Monarca Sabio acaba de ser fundada, y estamos completamente limpios. Necesitamos unos buenos fondos para atraer a nuevos reclutas.

Yang Qi se dio cuenta al instante de que Li He tenía razón. Si lograba encontrar los tesoros en Krorän, en teoría la recompensa sería mucho más valiosa que lo que conseguiría por matar a los forajidos.

Al fin y al cabo, los forajidos llevaban ya un tiempo aterrorizando al noroeste, así que seguramente habían acumulado bastantes riquezas.

Además, también había saqueado la ciudad de Krorän en sí. La cantidad de riqueza que tenían acumulada probablemente era más de mil Fuertes Yan juntos.

Lo mejor de todo era que Yang Qi tenía una manera de llevarse consigo cantidades enormes de riqueza.

—«Sí que es una buena idea. Finalmente puedo aprovechar este anillo de almacenamiento.» —Observó a Li He y respondió. —De acuerdo. Ustedes cuatro se quedarán cerca de la Sociedad de Hidalgos, y se encargarán de los rezagados. Si la situación cambia reaccionarán acorde. Yo me meteré a escondidas a Krorän y veré si de verdad hay expertos poderosos adentro. Si no los hay les enviaré un mensaje para que se unan a mí. De lo contrario buscaré sus tesoros yo solo.

Por supuesto, sus cuatro amigos no tenían ni idea de su anillo de almacenamiento.

Sin embargo, sí que sabían que, aunque solo se llevara una pequeña porción de los tesoros que los forajidos vampiros habían acumulado, igual valdría la pena.

Todos entendían lo que sucedía aquí.

De ningún modo podrían volverse ricos de la noche a la mañana por aquí, no mientras estuvieran presentes los expertos de la Sociedad de Hidalgos.

En una situación como esta, encontrar algunos tesoros ocultos sería mucho mejor que intentar acumular puntos de mérito.

Por la manera en la que procedían las cosas, era evidente que de los cinco miembros de la Sociedad del Monarca Sabio, Li He era el más conocedor.

Por supuesto, Yang Qi era bastante inteligente, pero apenas tenía dieciocho años, era el más joven de todos. A pesar de que el incidente con Yun Hailan le había cambiado la vida, aún no era tan experimentado como otros.

Después de discutir un poco más las cosas, Yang Qi se puso en movimiento y se dirigió a lo profundo de Krorän.

De hecho, se movía tan rápido con sus artes energéticas que ni siquiera un Maestro de Energía habría sido capaz de seguirle el paso con la vista.

Sus amigos estaban impactados.

—«¡Qué rápido!».

Quedó a miles de pasos de distancia en cortos momentos, y allí escaló fácilmente las murallas de la ciudad que tenían cientos de metros de altura. Los vampiros sobre las murallas fueron asesinados antes de siquiera poder reaccionar y sus núcleos demoníaco fueron recolectados.

Mientras tanto, se podían escuchar silbidos que provenían de distintas direcciones, cada vez más estudiantes del Instituto Semi-Inmortal llegaban para asediar la ciudad. Una batalla caótica estaba diseminándose por todos lados y los forajidos vampiros intentaban defenderse intensamente.

Entonces Hua Yinhu dejó salir la pregunta que se habían estado preguntando todos.

—Liang Dong, ahora que eres un Maestro de Energía debes haberte vuelto mucho más perceptivo que antes. ¿Puedes ver a qué nivel está la base de cultivo del Hermano Yang Qi?

Liang Dong hizo una mueca por un momento y respondió. —Me imagino que todos tuvieron la oportunidad de sentir su energía verdadera cuando mejoró nuestras bases de cultivo. Pues bueno, aún después de hacerme Maestro de Energía, diría que no tengo ni un uno por ciento de su poder. Y cuando atacó a Song Haishan creo que solo usó un diez por ciento de su fuerza.

—Qué fuerte… —dijeron boquiabiertas—. ¿Acaso eso no significa que es tan fuerte como un Usurpador de Vida? Después de todo, tras lograr su ascenso los Usurpadores de Vida son hasta cien veces más poderosos que un Maestro de Energía.

—Bueno, si el Hermano Yang de verdad es tan fuerte, entonces nuestra pequeña Sociedad del Monarca Sabio podría de verdad tener la oportunidad de hacerse grande. A ninguno nos ha gustado quedarnos como estudiantes principiantes por casi una década, ¿cierto? La única manera de hacerse un nombre es unirse a alguien importante y poderoso, nadie así nos ha prestado atención jamás. Pero el Hermano Yang Qi seguro que está en camino a convertirse en tal persona. —Li He fue quien dio el análisis final—. Nuestros clanes son tan poderosos como los de esos estudiantes de los campus interno y externo. O hasta de estudiantes de élite. Solo que nuestras bases de cultivo eran demasiado bajas, y no tenemos influencia en nuestros clanes. Si nos quedamos con el Hermano Yang Qi, nuestras bases de cultivo seguro que seguirán creciendo.

—Vamos, concéntrense en matar a los rezagados por aquí. Ahora que Krorän está bajo asedio los forajidos tendrán que retirarse tarde o temprano. Consigamos algunos puntos de mérito mientras podemos.

¡Whoooosh!

Yang Qi avanzaba entre los imponentes edificios de Krorän, y recorría sus amplias calles de camino las profundidades del centro de la ciudad.

Por supuesto, las calles estaban repletas de vampiros forajidos que corrían hacia las murallas de la ciudad, y el aire estaba repleto de energía demoníaca y el hedor de la sangre.

La tierra estaba manchada de sangre y aún se podían ver cadáveres disecados dentro de los edificios.

A estas alturas, la antigua ciudad de Krorän no era más que un pueblo fantasma.

En las historias, este lugar había sido alguna vez la capital de la próspera Nación Krorän, el hogar de millones y millones de personas. Pero ahora hasta los restos del que alguna vez fue un país poderoso habían sido exterminados por unos vampiros forajidos y se convirtieron en combustible para sus artes energéticas demoniacas.

Por supuesto, la ciudad era tan grande que no podían ocupar cada uno de sus rincones.

Debido a todo eso, para Yang Qi era fácil mantenerse fuera de la vista de los demás. A estas alturas seguía sin ser detectado. Además, podía avanzar más de diez mil pasos en un abrir y cerrar de ojos. Prácticamente desaparecía instantes después de aparecer en alguna sitio. Incluso para los maestros de energía sería imposible ver más que una figura borrosa.

Krorän contenía muchos edificios imponentes, algunos estaban hechos de piedra, otros de arcilla endurecida; pero todos eran muy resistentes. Hasta había torres imponentes hechas de metal.

Llegado a cierto punto, Yang Qi recurrió a su Esgrima de las Cuatro Estaciones para que fuera aún más difícil vislumbrarlo.

Hacía tiempo que había comprendido el arte energética de clase real, y ya que era un día nevado, era la oportunidad perfecta para usar el aspecto de la nieve de invierno que llena el cielo. Envió su energía verdadera afuera, la fusionó con la nieve, y creó un campo de energía repleto de copos de nieve. Ahora quien mirara en su dirección no podría ver más que una masa de nieve.

La Esgrima de las Cuatro Estaciones por si misma tenía la habilidad de ocultar el aura al fusionarla con la naturaleza.

Ni siquiera un Maestro de Energía sería capaz de sentirlo, avanzaba como una ráfaga de viento y nieve hacia las profundidades de la ciudad antigua.

Conforme se adentraba, cada vez veía menos vampiros forajidos, pero cada uno de los que veía era más poderoso. También se dio cuenta de que se habían montado pozos de sangre en algunas de las mansiones más extravagantes, y los líderes de los vampiros forajidos los manejaban, todos eran Maestros de Energía.

Pero ninguno se percató de la presencia de Yang Qi.

¡Whuuush!

Aterrizó silenciosamente sobre el techo de un edificio de nueve pisos que claramente había sido un restaurante antes. Estaba construido de manera espectacular, con todo y columnas de hierro con hojas doradas incrustadas. Lamentablemente, la mayor parte estaba manchada de sangre. Justo en el medio había un pozo que se había cavado para llenarlo de sangre.

Junto al pozo de sangre estaba uno de los líderes de los forajidos, en este momento se encontraba cultivando. Se podían ver incontables símbolos mágicos que se formaban dentro de la sangre y luego flotaban a su cuerpo.

Este vampiro forajido en particular tenía un cabello rojo brillante, y un pelaje rojo sangre y puntiagudo que cubría el resto de su cuerpo. Ni siquiera se veía como un humano.

Era un Maestro de Energía, pero al menos diez veces más poderoso que un experto promedio en ese nivel. De hecho, era tan fuerte que su aura era difícil de detectar.

Estaba claro que esta persona era uno de los líderes principales de los vampiros forajidos.

En cuanto la ráfaga de viento helado que era Yang Qi aterrizó sobre el edifico, los ojos del experto de pelaje rojo se abrieron.

—¡Quien anda ahí! —rugió una voz llena de ansia asesina.

En cuanto las palabras salieron de su boca, un látigo color sangre formado de energía verdadera apareció en sus manos.

—¡Látigo Divino Sangresangrienta! —rugió. Era un arte energética de alto nivel que convocaba un látigo parecido a un dragón de sangre. En cuanto apareció dejó salir un latigazo y el sonido fue como el de simios y monos chillando.

Lamentablemente para el experto de pelaje rojo, Yang Qi ondeó su mano y colocó una barrera de energía alrededor de todo el edificio, por lo que ningún sonido podría escapar.

Por lo general harían falta diez Maestros de Energía trabajando juntos para sellar un edificio tan grande, pero Yang Qi podía hacerlo por sí mismo. En este momento el vampiro de pelaje rojo estaba completamente aislado.

¡Plop!

El latigazo asestó, pero no podía penetrar la energía verdadera defensiva de Yang Qi.

—¿Quién anda ahí? ¿Un experto del Instituto Semi-Inmortal?

Una energía verdadera color rojo sangre daba vueltas a su alrededor, y se elevó flotando por el aire hacia el techo, entonces finalmente alcanzó a ver a Yang Qi con su traje de oso de nieve.

—¿Un cuerpo lleno de pelaje rojo? —dijo Yang Qi fríamente—. Parece que ya cultivaste tus artes energéticas del demonio de sangre hasta la cumbre. Seguro conoces los secretos de Krorän, ¿cierto? Esta es tu oportunidad de vivir. Dime dónde están los tesoros.

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

8 Comentarios Comentar

  1. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 22

    Luis Rojas Valle - hace 6 días

    Gracias por el capítulo 😁👍🏽 parece que es hora de una alianza temporal

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.