<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 67

 

Capítulo 67: Los Depósitos de Tesoros de los Forajidos.

 

La antigua ciudad de Krorän era un lugar enorme, había demasiados edificios como para siquiera contarlos. ¿Cómo podía uno conseguir los almacenes de tesoros en un lugar así?

Yang Qi ni siquiera podía usar su energía verdadera para revisar, no mientras hubiera presente un Usurpador de Vida por algún lado.

Así que su plan era capturar a una persona importante entre los forajidos vampiros para conseguir la información. Luego iría a por el botín y se llevaría lo más que pudiera dentro de su anillo de almacenamiento.

Yun Hailan y Chu Tiange seguramente planeaban encargarse del Usurpador de Vida, así que él aprovecharía la oportunidad para llevarse los tesoros antes de que llegaran. Eso seguro que los enfurecería.

—¿Y quién eres tú? —rugió el vampiro de pelaje rojo.

Debido a la manera en la que el pelaje cubría su rostro, ni siquiera se podía discernir su expresión, pero su tono de voz indicaba que claramente era un individuo cruel y siniestro.

—Eso da igual, —respondió Yang Qi—. Dime dónde guardan los tesoros.

El vampiro de pelaje rojo empezó a reír al escucharlo. —Los tesoros ya fueron enviados a la Gruta del Demonio de Sangre. Puedes ir a buscarlos allí si quieres.

Una sombra misteriosa de color sangre apareció repentinamente detrás de Yang Qi, entonces se transformó en una enorme mano que se cernía agresivamente sobre él.

¡BUM!

La energía verdadera de Yang Qi hizo añicos esa Energía Verdadera Humanoide y la destruyó por completo.

—Así que parece que quieres que te obligue a hablar. Quería ser amable, pero supongo que tendremos que hacerlo a la manera difícil. De verdad debes pensar que soy un idiota. Mira el tamaño del ejército aquí, cuanta riqueza debe hacer falta para mantenerlo, es imposible que enviaran todo.

Yang Qi empezó a atacar sin el más mínimo temor.

En cuanto su mano se movió hacia adelante, la Lanza de la Deidad Infernal se formó en ella, se veía como un dios de la muerte listo para llevarse la vida de un mortal.

—¡Escudo Divino Sombrasangrienta! —la energía del vampiro de pelaje rojo dio vueltas para crear un escudo imponente decorado con cabezas de fantasma color rojo sangre que escupían llamas por sus bocas.

Lamentablemente para el vampiro, cuando la Lanza de la Deidad Infernal le dio al escudo, este se hizo pedazos por completo. Entonces unos enormes brazos de energía verdadera salieron de la espalda de Yang Qi, estos arremetieron hacia adelante y sujetaron al vampiro contra el suelo.

Solo le hizo falta un movimiento para capturar a su oponente.

Por supuesto, el pelaje rojo del vampiro era venenoso, y podía matar a quien lo tocara. Pero Yang Qi estaba usando brazos de energía verdadera, por lo que no recibía el más mínimo daño.

—¿Ya estás listo para hablar? —Envió una ráfaga de energía verdadera al vampiro con apenas una pizca del poder destructivo de la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal, y esta empezó a hacer desastres dentro de los meridianos del vampiro.

El vampiro empezó a gritar, su pelaje rojo empezó a deshacerse, y reveló a un hombre pálido de mediana edad.

Yang Qi había usado su energía verdadera para forzar toda las artes energéticas del demonio de sangre de este hombre dentro de su propio mar de energía, y ahora ejercía tanta presión que obviamente pensaba dejarlo lisiado.

—¡Hablaré! —chilló el vampiro—. ¡Hablaré! Hay un pasadizo secreto treinta metros por debajo del palacio imperial, justo en el centro de la ciudad. Allí es dónde están los tesoros. Todo lo que hemos saqueado en el noroeste está allí.

Dicho eso, Yang Qi siguió consiguiendo más información, como la distribución de la ciudad, la ubicación de los expertos principales, y cuales otros peligros yacían por allí.

Después de lo que tarda en quemarse un palillo de incienso, terminó por extraer toda la información que necesitaba.

¡Crack!

Entonces acabó con la vida del vampiro y se llevó su núcleo demoníaco de sangre.

Era una cosa hermosa, estaba cubierta por incontables símbolos mágicos giratorios del color de la sangre. Este núcleo contenía una energía verdadera de demonio de sangre increíblemente fuerte y pura. Lamentablemente, los humanos no podían usarlo para cultivar. Quien lo intentara repentinamente sentiría la urgencia de consumir sangre a diario o sufrirían un dolor inimaginable, era una experiencia peor que la muerte.

En cierto modo, cultivar las artes energéticas del demonio de sangre era como quedar adicto a una droga poderosa. La única razón por la que las personas eran seducidas a ello era porque permitía cultivar diez veces más rápido de lo normal.

—Un núcleo demoníaco de sangre vale al menos cinco puntos de mérito. —Después de examinarlo de cerca, Yang Qi lo guardó en su anillo de almacenamiento, el cual ya llevaba puesto tranquilamente.

—¡Égida de la Deidad Infernal!

Su energía verdadera salió fluyendo en medio de grandes estruendos y creó una armadura dorada oscura que lo cubría de la cabeza a los pies.

Esta armadura de energía verdadera se veía como si estuviera forjada de oro negro, y tenía una apariencia feroz. Por su espalda sobresalían varias púas afiladas como cuchillas, dos cuernos como de dragón salían del casco. Los guantes también tenían púas; cada uno tenía nueve púas del tamaño de un dedo, una oda al nueve, el número supremo.

Esta era una nueva forma que su Égida de la Deidad Infernal podía tomar ahora que era un Maestro de Energía, la Coraza de la Deidad Infernal.

En este momento podría descender al magma de un volcán activo sin recibir la más mínima herida. Ninguna energía verdadera normal podría herirlo tampoco.

Esta era otra de las razones por las que tenía confianza de poder enfrentarse en un combate a Chu Tiange.

Ni siquiera su Espada de la Llamarada Cósmica podría atravesar la Coraza de la Deidad Infernal.

Otra buena razón para llevar su Coraza de la Deidad Infernal era que el casco hacía que fuera imposible reconocerlo. Nadie se daría cuenta de que era Yang Qi.

—No puedo esperar a toparme con Chu Tiange. Y contigo también Yun Hailan. Ni pienses que por tenerlo de respaldo puedes hacer lo que te dé la gana. Voy a matarlo justo frente a ti. Y entonces te darás cuenta de que tu arrogancia no vale ante mí.

Así que Yang Qi se puso una vez más en movimiento, cubierto por su Coraza de la Deidad Infernal, y acelerando a través de los edificios de la ciudad como una ráfaga de viento nevado que ni los expertos más poderosos podrían distinguir como una persona.

Se encontraba ya en el centro de la ciudad tras poco tiempo, y allí vio un palacio imperial, una estructura grande y poderosa, hasta diez veces más grande que Fuerte Yan. Incluso las tejas del techo estaban cubiertas con hojas doradas, y el suelo estaba pavimentado con ladrillos de oro.

Aunque el oro ya no se usaba como moneda en este mundo, aún se lo consideraba extremadamente valioso, así que poder usar tanto como decoración demostraba lo rica que había sido la familia imperial de Krorän.

A medida que Yang Qi se acercaba, podía sentir cada vez más que había alguna entidad extremadamente poderosa que acechaba por allí.

Era como una bestia enorme de la antigüedad, con un poder tan vasto que tan solo su respiración podía afectar al clima a su alrededor. También podía distinguir apenas un pilar de energía verdadera color sangre que iba disparado hacia arriba y se conectaba al cielo.

Esto era sin duda algo que solo un Usurpador de Vida podía hacer.

—Ya después me preocuparé por él. Primero lo primero: encontrar el pasadizo secreto y los tesoros.

Bajó al suelo cerca de los bordes del palacio imperial. Ya que era de noche y lo rodeaba la energía verdadera de la “nieve de invierno” de la Esgrima de las Cuatro Estaciones, nadie se percató de su presencia.

No solo eso, los sonidos de la batalla de afuera en los confines de la ciudad servían de distracción, por lo que le era aún más fácil proceder sin ser detectado.

Después de aterrizar, se encontró a si mismo al borde de una fosa congelada.

Ocupaba mil pasos de ancho, pero el hielo era tan grueso como la altura de una persona.

Durante el curso de la interrogación previa ya había descubierto que había un conducto subterráneo que conectaba la fosa con las áreas bajo el palacio. El palacio de hecho tenía muchos pasadizos debajo, era prácticamente un laberinto que se había usado para albergar las riquezas que Krorän había acumulado con el transcurso de cientos o hasta miles de años. Y los forajidos vampiros habían añadido aún más a la acumulación de riquezas.

Aunque el laberinto estaba lleno de trampas, las artes energéticas de Yang Qi estaban tan avanzadas que no tenía que preocuparse por ellas.

¡Crack!

Envió rápidamente una ráfaga de energía verdadera y así abrió un agujero en el hielo, entonces se arrojó, y se hundió a lo profundo de la fosa.

Allí estaba muy oscuro, pero Yang Qi aún lograba distinguir peces que nadaban de un lado a otro. Ya que era capaz de la Encarnación de la Mente, le era fácil ver en ambientes aún sin luz.

Pasó su energía verdadera por toda el área y logró hacerse una imagen mental rápidamente.

Por supuesto, la fosa era tan profunda que las temperaturas congelantes y la presión de agua al fondo eran considerables; la mayoría de los maestros de artes energéticas tendrían dificultades para pasar mucho tiempo allí. Pero para Yang Qi no era ningún problema.

Toda el área carecía del más mínimo fango o suciedad; hasta la fosa estaba hecha de oro resplandeciente que se mantenía limpio por el flujo del agua.

Después de proceder cierta distancia, movió repentinamente su mano, y abrió un agujero en el suelo de la fosa que reveló una gran puerta metálica. Estaba claro que estaba hecha de algún tipo de metal que no se oxidaba, y al abrirla quedó revelado un pasadizo.

Yang Qi dejó que el flujo del agua lo metiera por el pasadizo.

¡CRACK!

En cuanto entró por la puerta pudo escuchar un fuerte sonido chirriante. Al revisar el área con su energía verdadera se dio cuenta de que sobre la puerta se había construido una gran trituradora que se activaba cuando pasaba el agua; si alguien  intentaba entrar; la puerta lo haría pedazos.

Pero sin importar lo afilado que fuera el mecanismo, no podía dañar su Coraza de la Deidad Infernal.

Al ver esas cuchillas de un metro de largo y con cientos de dientes afilados no pudo evitar murmurar, —Que bueno que soy un Maestro de Energía, de lo contrario estaría muerto.

Después de destruir la trampa salió del agua y entró al pasadizo secreto; gracias a la ingeniosa manera en la que se había construido la trampa, el agua de hecho regresó de vuelta a la fosa.

—Muy bien. Pasadizo secreto encontrado.

Yang Qi sabía que se dirigía a un área peligrosa; mientras más se acercara al tesoro; más trampas habría.

A lo largo del camino encontró demasiadas como para siquiera contarlas, agujas venenosas, ruedas de cuchillas y lanzallamas. Pero ni una sola de esas trampas podía herirlo en lo absoluto.

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

9 Comentarios Comentar

  1. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 22

    Luis Rojas Valle - hace 5 días

    Todo esto es muy fácil ya quiero que mate a ambos usurpadores de la vida el vampiro y el otro 😤😈 gracias por el capítulo 😁👍🏽

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.