<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 68

 

Capítulo 68: Los Depósitos de Tesoros de los Forajidos. (Parte 2).

 

¡BAM!

Un gran trozo de hierro del tamaño de un buey cayó sobre Yang Qi.

Pero un solo movimiento de su mano lo hizo pedazos. Entonces miles de agujeros se abrieron en la pared y desataron una gran ráfaga de flechas, cada una estaba cubierta con símbolos mágicos que les proporcionaban energía verdadera defensiva.

A pesar de todo eso, la energía verdadera de Yang Qi las hizo polvo.

Poco después, un sinfín de cuchillas afiladas salieron disparadas desde el suelo, pero en vez de atravesar sus pies, fueron destruidas por su armadura.

Ni una de las trampas podía herirlo.

De vez en cuando aparecían puertas de hierro para cerrarle el paso, pero hasta la más gruesa de ellas era atravesada fácilmente.

Mientras tuviera su Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal, era como el rey del laberinto.

Lo que era aún más notable, podía ver que el Usurpador de Vida de arriba no estaba usando su energía verdadera para observar el laberinto, sino que la tenía centrada en otro lugar.

¡BOOOOOOOOOOM!

Después de atravesar la puerta de hierro que pesaba cientos de miles de libras, se topó con un chorro de veneno que se dirigía hacia él, pero su armadura la desvió fácilmente.

De hecho, cuando el veneno cayó sobre la puerta de hierro ya arruinada, se pudo escuchar como siseaba y empezaba a derretirse.

Yang Qi pasó por los restos de la puerta, y se encontró con una recámara enorme, estaba repleta con un sinfín de cajas de píldoras de convergencia de energía.

Por cómo se veían las cosas, allí había al menos cien millones de píldoras.

—«¡Tantas píldoras de convergencia de energía! Lástima que no caben todas en mi anillo de almacenamiento. La dimensión adentro es muy pequeña.» —Pero sus ojos se iluminaron repentinamente—. «Un segundo. ¿El tridente del anillo no estaba absorbiendo la energía alrededor? ¿Por qué no sacarlo y dejarlo absorber todas estas píldoras de convergencia de energía? Entonces puedo seguir con otro depósito.»

Envió un poco de energía verdadera al anillo sin dudar, sujetó el tridente y lo sacó.

El arma empezó a vibrar en su mano al instante.

Movió el tridente por el aire, rompió una de las cajas cercanas, y todas las píldoras de convergencia de energía se derramaron. Entonces empezó a aplastarlas con su propia energía verdadera, y las convirtió en una niebla medicinal que empezó a fluir hacia el tridente.

El tridente absorbía codiciosamente toda esa energía.

—«Esta cosa se convertirá en un arma daemon pronto…»

Podía ver muchos canales meridianos que se formaban dentro del tridente, y conforme consumía las píldoras de convergencia de energía, estos se extendían para cubrir toda la estructura.

Si terminaba por convertirse en una verdadera arma espiritual, sería aún más fuerte que un Maestro de Energía.

—¡Energía Verdadera Humanoide!

La figura humanoide que convocó blandió el tridente para hacer pedazos cada vez más cajas y absorber las píldoras de convergencia de energía que contenían.

Finalmente tenía la oportunidad de consumir todo a gusto.

—¿Me pregunto cómo se transformará si absorbe todas las píldoras de convergencia de energía de este lugar…? —Estaba lleno de anticipación, y siguió de largo buscando más depósitos de tesoros, simplemente dejó al tridente atrás para que hiciera lo suyo.

Y en efecto, encontró más recámaras. Una tras otra, todas repletas hasta el tope de píldoras de convergencia de energía. Terminó pasando por más de cien habitaciones como esas, y también descubrió una colección de píldoras medicinales de grado medio.

Ninguna era particularmente llamativa para él. Así que siguió adelante y alcanzó una enorme recámara en la que el suelo, las paredes y el techo estaban hechas de jade blanco con diseños dorados y cristales raros incrustados. El área estaba repleta de pabellones y quiscos, con nieve que daba vueltas por la zona y el suelo pulsaba con energía verdadera.

Fue entonces que alcanzó a ver una enorme botella gourd[i] hecha de cristal, tenía la mitad de la altura de una persona normal. El gourd estaba repleto de un gran número de píldoras medicinales doradas, del mismo tipo que había descubierto en la gruta de aquel simio blanco en las Montañas Cadáver Negro.

—¡Oh! ¡Píldoras Doradas de Nueve Transformaciones! —Estas píldoras se podían usar para ascender al nivel de Maestro de Energía, y eran increíblemente valiosas.

Por lo que veía, el gourd contenía varios cientos de estas píldoras.

Quedó maravillado y metió el recipiente directamente a su anillo de almacenamiento.

—«Si le doy Píldoras Doradas de Nueve Transformaciones a Li He, Hua Yinhu y He Jili también podrán ascender a Maestros de Energía. Además, están mis hermanos. A ellos también les servirán… me pregunto qué otros tesoros habrá por aquí.»

Después de mirar sus alrededores, consiguió una caja de jade repleta de píldoras medicinales de color verde esmeralda. Aunque no estaba seguro del material del que estaban hechas, las fluctuaciones medicinales que emanaban indicaban que era píldoras de alto grado que de ningún modo podrían considerarse inferiores a las Píldoras Dorada de Nueve Transformaciones.

Guardó la caja de jade en su anillo de almacenamiento y entonces siguió encontrando decenas de píldoras de todo tipo.

Esta aventura le estaba dando tantas ganancias que ya se sentía un poco entumecido.

Al tomar en cuenta que una sola Píldora Dorada de Nueve Transformaciones valía millones de píldoras de convergencia de energía, y que tenía un gran número de otras píldoras de valor igual o mayor, ¿cuánta riqueza había conseguido de un solo golpe?

Adquirió aún más píldoras después de seguir buscando, así como muchos núcleos demoníacos, todos pertenecientes a engendros demoníacos al nivel de Maestros de Energía.

En un lugar en particular, terminó por encontrar un gran número de núcleos demoníacos que llenaban su respectiva habitación con una luz deslumbrante.

Sorprendentemente, los núcleos demoníacos de esta habitación eran parte de un mural.

Este mostraba a un individuo de apariencia sabia, con la cabeza rapada y las vestimentas de un monje, estaba montado sobre un gran tigre negro. La imagen de por sí emanaba el aura de alguna bestia antigua, algo que dejaría conmocionado a cualquiera.

Tras el sabio había varios halos concéntricos que flotaban, e irradiaban una luz que alcanzaba todos los rincones de la habitación.

Las imágenes de los halos estaban formadas por al menos diez mil núcleos demoníacos, y todos estaban al nivel de Maestros de Energía.

Alguien tuvo que matar a más de diez mil engendros demoníacos de alto nivel para crear este mural.

Sin embargo, había algo aún más impresionante para Yang Qi. El sabio sostenía una perla en la mano, y la imagen mostraba que estaba por dársela de comer al tigre que montaba.

Esa perla era tan brillante y reluciente que Yang Qi la reconoció de inmediato como el núcleo demoníaco de un engendro demoníaco al nivel de Usurpación de Vida.

—«¡No puede ser! Alguien mató a un engendro demoníaco Usurpador de Vida, se llevó su núcleo demoníaco… ¿y lo usó para armar un mural? También parece estar imbuido con energía verdadera… Esperen. ¡Esta es una formación de hechizos! ¿Este mural en realidad es un objeto mágico? Lástima que sea tan grande…

Ondeó su mano, envió un poco de energía verdadera al mural, y para su sorpresa, esta se desprendió directamente del muro.

El mural era casi como una alfombra, de unas cinco pulgadas de grosor, no estaba hecho de papel, sino de lo que parecía ser el pelaje de alguna bestia. El material usado para pintar el mural al parecer estaba hecho de núcleos demoníacos triturados.

Yang Qi no tenía idea de lo que hacía este objeto mágico, pero decidió llevárselo así que lo metió en su anillo de almacenamiento.

Pero justo en el instante en el que entró a su anillo, una voz retumbó repentinamente. —¿¡Quién es el ladrón tan audaz que se atreve a robar mi Pintura del Diablo Sabio!? ¡Me hicieron falta doscientos años de trabajo duro para completarla!

En cuanto se escuchó esa voz, una ráfaga de energía verdadera salió de arriba y atravesó el techo para golpear a Yang Qi.

Parecía llevar consigo la fuerza aplastante de una montaña, cientos de veces por encima de cualquier Maestro de Energía.

—¡Un Usurpador de Vida!

Yang Qi no solo no temía ese ataque de energía verdadera, incluso estaba un poco emocionado. Ahora sabía que la Pintura del Diablo Sabio era evidentemente el tesoro más valioso del lugar.

—Mamut Divino Supresor Infernal: ¡Crisol del Fuego Infernal!

Una cantidad inconmensurable de energía verdadera salió para bloquear el ataque, y se convirtió en la imagen ilusoria de un crisol.

¡BOOOOOOOOOOM!

Entonces apareció una gran onda de choque que destruyó casi por completo la recámara.

La energía y la sangre de Yang Qi entraron en caos, y su mar de energía se sentía completamente inestable.

Pero el ataque estimuló la quintaesencia de la fuerza vital del mamut de relámpagos, y convirtió el dolor en una sensación calmada y relajante.

—¡Tridente! —gritó para convocar de vuelta su Energía Verdadera Humanoide, la cual venía con el tridente que había absorbido incontables píldoras de convergencia de energía.

—«Muy bien, conseguí bastantes tesoros. Creo que es suficiente. ¡Hora de luchar con ese Usurpador de Vida! Me pregunto cómo me irá. Si logro conseguir el poder de veinte de esos antiguos megamamuts finalmente podré formar mi Crisol del Fuego Infernal…»

Entonces salió disparado hacia arriba, atravesó toda la tierra y las rocas hasta encontrarse dentro de un salón del palacio.

Este era el gran salón del palacio imperial de Krorän, el cual ahora se veía como un infierno sobre la tierra, se habían abierto un montón de fosas por todos lados y estaban repletas de sangre y cadáveres.

Toda el área apestaba a entrañas.

Pero lo más sorprendente no eran esos pozos de sangre, sino una enorme esfera de energía verdadera color rojo sangre que estaba en medio del salón y luchaba contra una convergencia de luz de espada que parecía un sol.

Cada golpe entre las dos entidades destruía partes del palacio.

Ningún Maestro de Energía se atrevería a unirse a una pelea como esta.

Estos eran dos Usurpadores de Vida dándolo todo en combate. Yang Qi reconoció de inmediato la luz de espada que parecía un sol; era la técnica de la Espada de la Llamarada Cósmica de Chu Tiange.

Mientras Yang Qi había estado robándose los tesoros subterráneos, Chu Tiange llegó a Krorän y encontró al líder supremo de los cientos de miles de vampiros forajidos, el Usurpador de Vida Jing Wuxue.

—«¿Dónde está Yun Hailan?» —pensó Yang Qi mientras miraba sus alrededores—. «¿Acaso no vino?»

Poco después se percató de una joven con ropas azules que estaba de pie sobre una torre cercana.

 


[i] No recuerdo si he hecho esta anotación en esta novela, pero un “gourd”, es un tipo de termo o cantimplora que se usa mucho en Asia, seguro habréis visto su imagen, está hecha básicamente con la concha de un tipo de calabaza a la que se le vacía el contenido. Link a imagen.


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

7 Comentarios Comentar

  1. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 22

    Luis Rojas Valle - hace 4 días

    Gracias por el capítulo 😁👍🏽 obviamente va a sobrevivir la chica 😤 pero bueno por fin podremos observar la magnificencia de TX 🤩

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.