<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 7

 

Capítulo 7: Giro Imprevisto

 

Las palabras del mayordomo llegaron de la nada. Yang Qi no fue el único tomado de sorpresa, Yang Zhan y muchos otros expertos quedaron tan impactados que palidecieron por completo.

—¿Dónde están ahora? —preguntó Yang Zhan con una voz temblorosa mientras se ponía de pie.

—El primer y segundo joven maestro enviaron un mensaje de socorro. Llevé a varios expertos a su ubicación y los hemos salvado. Pero sus asaltantes han desaparecido sin dejar rastro. Traje de vuelta a los dos jóvenes maestros, pero… —Entonces las palabras del mayordomo se cortaron.

—¿Pero qué? —dijo el pálido Yang Zhan.

Estaba claro que al mayordomo le costaba encontrar las palabras para seguir explicando. —Bueno… ambos sufrieron heridas internas serias. Sus meridianos están dañados y fueron envenados. Aunque se recuperen, sus artes energéticas habrán sufrido un retroceso serio.

—¿¡Qué…!? —dijo de golpe Yang Zhan mientras se tambaleaba hacia atrás, como si hubiera envejecido diez años en un momento.

Yang Qi apretó sus manos en puños fuertemente y su ansia asesina ya aumentaba.

—Mayordomo, —dijo con calma mientras daba un paso adelante—. Trae a mi hermano mayor y segundo hermano. Las artes energéticas de mi padre son profundas; quizás pueda expulsar el veneno y tratar sus heridas.

—Si Tercer Joven Maestro. —El mayordomo ondeó su mano, y se pudo escuchar de inmediato una conmoción proveniente de afuera, varios guardias especiales estaban trayendo dos camillas. En esas yacían dos jóvenes salpicados con sangre, uno de unos veinticinco años, y el otro de unos veinte. Tenían los rostros pálidos y los dos pulsaban con un aura tóxica. Se podían ver marcas de palmas en varios lugares de sus cuerpos, en donde habían sido atacados por algún maestro de las artes energéticas. Estaba claro que ambos tenían huesos rotos y varios meridianos dañados.

Aunque se recuperaran, sus artes energéticas sufrirían un golpe serio.

Yang Qi se acercó de prisa y dijo, —¡Hermano Mayor! ¡Segundo Hermano!

Lamentablemente, los dos jóvenes estaban inconscientes y no podían responderle de ningún modo.

Yang Qi había madurado mucho recientemente, y aunque lo que veía lo enfurecía, logró mantener la calma. —¿Quién les hizo esto? ¿Quién hirió a mis hermanos?

Pero fue entonces que Yang Zhan finalmente entró en acción. Ondeó su mano y convocó una hebra blanca de energía verdadera que se separó en dos, ¡luego tomó la forma de dos figuras humanoides que se veían exactamente como él!

Las dos figuras se movieron como un rayo, y se unieron a los cuerpos de los hermanos de Yang Qi. Poco después, se escucharon sonidos de crujidos, la energía tóxica fue expulsada de sus cuerpos y sus meridianos reparados.

—¡Energía Verdadera Humanoide! —exclamó alguien. Los demás expertos del Clan Yang estaban claramente impactados al ver las acciones de Yang Zhan. —No puedo creer que pueda usar Energía Verdadera Humanoide. ¡Puede proyectar su energía con forma humana! Solo las personas al nivel de un Maestro de Energía pueden hacer eso.

—¡La novena etapa de las artes energéticas! ¡El nivel de un Maestro de Energía! Es en esa etapa en la que la energía verdadera puede tomar forma física, e incluso conseguir un poco de inteligencia. ¡No puedo creer que Yang Zhan haya llegado a este nivel! Aunque sus manifestaciones de Energía Verdadera Humanoide no poseen inteligencia realmente, siguen siendo extraordinarias. Está claro que Yang Zhan está al borde de llegar al nivel de un Maestro de Energía.

—Es muy fuerte…

Yang Qi se quedó mirando con un rostro pensativo.  —«Así que mi padre ya puede darle forma humana a su energía verdadera.» —Estaba profundamente impactado.

Lamentablemente, aunque las dos manifestaciones de Energía Verdadera Humanoide entraron al cuerpo de sus hermanos para restaurar sus meridianos y expulsar las toxinas, de poco sirvió, el veneno se regeneró casi de inmediato.

Estaba claro que no era un veneno que pudiera ser expulsado tan fácilmente.

—¡Peste Sombría! —dijo Yang Xu como temblando de frío.

—Peste Sombría… —susurraron otros.

Este era el veneno más importante de una organización única, aunque no era necesariamente mortal, podía seguir al infectado como una sombra durante el resto de su vida, imposible de disipar y una fuente de dolor interminable.

—Así que es Peste Sombría, —murmuró otro—, lo que significa que no se puede disipar. Supuestamente es el veneno más importante del Templo de Peste Sombría del oeste. Ni siquiera alguien al nivel de un Maestro de Energía podría hacer algo al respecto. Según los rumores que he oído, solo los expertos al nivel de un Usurpador de Energía pueden lidiar con ese veneno.

Uno de los jóvenes de la habitación dijo repentinamente, —Parece que ahora estos dos también serán unos lisiados, justo como Yang Qi. No podrán volver a progresar con sus artes energéticas. Yang Zhan acaba de decir que sus otros dos hijos no estaban lisiados. Pero en apenas un abrir y cerrar de ojos, eso es exactamente en lo que se convirtieron. ¡Jaja! ¡Tres lisiados inútiles!

Aunque no dijo sus palabras en voz alta, seguían siendo increíblemente mordaces.

Cuando llueve, cae un torrencial. Todos podían ver que Yang Zhan estaba acabado. Cuando el consejo de ancianos líderes descubriera lo sucedido, ¿cómo iban a dejarle seguir como el señor del clan? Ahora que todos sus herederos estaban acabados, ¿cómo se le podría confiar con el manejo de los asuntos del clan?

Para ser un señor del clan, se debía ser personalmente poderoso, con una base de cultivo y artes energéticas increíbles, pero también era importante tener herederos fuertes. Debido a eso, cuando surgía un nuevo genio entre las generaciones más jóvenes del clan, el estatus de su padre también aumentaba.

Hasta ahora, los tres hijos de Yang Zhan eran considerados de los jóvenes más competentes del clan. El mayor de sus hijos había llegado al nivel de Erupción de Energía con apenas veintidós años. Su segundo hijo en este momento tenía veinte, y estaba al borde de entrar a la cuarta etapa, el nivel de Refinación de Energía. Y su tercer hijo era el más talentoso, quien había llegado al nivel de Erupción de Energía con solo dieciocho años, aunque eso no era de conocimiento público.

Ahora su tercer hijo Yang Qi había cometido un crimen grave, sus artes marciales habían sido destruidas y había llevado al clan a una catástrofe. Lo que era peor, su primer y su segundo hijo habían sido envenenados con peste sombría, por lo que no podrían sino llevar una vida de tormento. Ahora todos sus hijos estaban lisiados.

Por supuesto, ver a Yang Zhan sufriendo tales infortunios hacía felices a algunos. Al fin y al cabo, la caída de un señor del clan abría oportunidades para muchos otros.

La audición de Yang Qi era tan sensitiva que hasta podía escuchar los pasos de una hormiga, así que a pesar de que aquel joven había hablado en voz baja, Yang Qi lo había escuchado claramente.

—¿Quién? —dijo fuertemente—. ¿Quién acaba de decir lisiado? ¡Que dé un paso adelante de inmediato!

El que había hablado era justamente el joven detrás de Yang Shi, su hijo Yang Feng[i].

Tenía veintiséis años, y sus artes energéticas estaban al nivel de Erupción de Energía. Había llegado a ese nivel a los veinticuatro, así que sus bases eran muy sólidas tras dos años de cultivo.

Siempre había mostrado cierta cautela ante Yang Qi hasta ahora, quien casi llegaba a su nivel antes de los veinte.

Pero ahora solo le respondía con una risa fría. Le dirigió una mirada de desdén y arrogancia y dijo, —Qué. ¡Ya me escuchaste! ¿Me quieres decir que no son tres lisiados? Tus dos hermanos fueron envenenados y vivirán con dolor por siempre. Tu mar de energía está destruido. ¿Lisiado? Tú eres peor que un lisiado. ¡Eres una humillación inútil para nuestro clan!

—¿Ah sí? —respondió Yang Qi fríamente—. ¿Crees que soy inútil Yang Feng? Muy bien, tengamos una pequeña competencia justo aquí. Veamos quien de los dos realmente es inútil.

Yang Zhan hizo un gesto con la mano indicándole que retrocediera y dijo, —Qi’er, este no es el momento de intentar alardear. Quédate tranquilo.

—Hermano Yang Zhan, —dijo Yang Shi poniéndose de pie—. No hace falta que tú, el señor del clan, interfieras con los conflictos de los más jóvenes. ¿Tu hijo quiere hablar a pesar de sus crímenes? ¿Qué diablos le hace pensar que tiene tal derecho?

—Padre, sé lo que hago, —dijo Yang Qi junto a un destello en sus ojos.

La expresión de Yang Zhan mostró una chispa de sorpresa al ver sus ojos, como al haber sentido algo.

—¿Qué clase de competencia tienes en mente? —dijo Yang Feng—. Has perdido tus artes marciales, podría matarte con un dedo. Aunque no es que serías rival para mí, aunque no hubieras perdido tus artes marciales. —Juntó sus manos repentinamente y continuó—. Pero bueno, si de verdad te quieres morir, estaré contento de ayudarte. Tomando en cuenta que tenemos tantos testigos, nadie podrá acusarme de tomar la iniciativa para pelear contigo.

—Cierto Yang Feng, —dijo otro de los jóvenes—. Solo golpéalo a ver qué pasa. Yang Qi probablemente está alucinando y piensa que no ha perdido sus artes energéticas.

—¡Hazle entrar en razón! —dijo alguien más—. Ayúdalo a ver la verdad.

—El gran talento de Yang Qi es cosa del pasado, —añadió otro—. Llegó al nivel de Refinación de Energía con solo dieciocho años después de todo. Pero ahora no es más que un lisiado, y todavía se atreve a alardear. Alguien más terminará matándolo si no le das una buena lección ahora…

Todos los jóvenes en el salón empezaron a reír fuertemente.

—No debería tomar mucho tiempo ver quién de los dos está buscando su muerte ¿cierto? —respondió Yang Qi, juntó sus manos en su espalda casualmente y no se veía para nada como alguien que hubiera perdido sus artes marciales. —Los que se rieron más fuerte, ¿por qué no vienen juntos contra mí? ¿No se supone que compitamos hoy de todos modos? ¿Por qué no hacerlo ahora? Veamos quien se atreve a seguir riendo.

—¡Qué descaro! —dijo Yang Feng con ojos estrechos. Su energía glacial se avivó repentinamente; extendió sus dedos y convocó una red que llenó el aire alrededor de la cabeza de Yang Qi.

—¡Red Glacial de los Cielos!

Estas eran unas artes energéticas del Clan Yang, una de muchas relacionadas al hielo glacial. Tras atrapar a su oponente con una red helada, la energía glacial asaltaba sus meridianos y lo congelaba rápidamente.

En cuanto esa red de energía se extendió, Yang Qi entró en acción.

Sus músculos se flexionaron súbitamente y el poder de una bestia antigua hizo erupción en su interior. Un aura como demoniaca surgió repentinamente y todos los presentes sintieron súbitamente como si alguna especie de diablo acabara de escapar de un infierno primitivo.

¡BRRUUUM!

Yang Qi se movió tan rápido que parecía haberse desvanecido, llegó frente a Yang Feng en apenas un parpadeó y desató un puñetazo.

Para cuando su pie tocó tierra, fue como si un enorme mamut hubiera dado un pisotón, aplastó todo el suelo y sacudió el salón entero. Hasta los pilares que sostenían el techo se agrietaron y cayó polvo de las vigas de arriba.

El puño de Yang Qi fue casi como la explosión de una bomba, extremadamente poderoso.

El rostro de Yang Feng cambió dramáticamente, intentó convocar sus artes energéticas de hielo glacial para defenderse, extendió sus brazos y gritó, —¡Río Fluido de Ataduras de Hierro!

Pero en cuanto las palabras salieron de su boca, el golpe le dio de lleno y lo mandó a volar por el aire, simplemente se convirtió en una figura que salió volando fuera del salón, sus brazos estaban rotos y salía sangre por su boca.

Para cuando golpeó contra las losas de afuera, terminó dando vueltas de cabeza y sufriendo aún más heridas. Hasta que finalmente se detuvo, levantó la mirada hacia Yang Qi por un momento y entonces cayó inconsciente sin poder decir siquiera una palabra.

Yang Qi apenas había usado un puñetazo. Pero estaba en la quinta etapa, el nivel de Erupción de Energía, por lo que ese puño por sí solo le había propinado una energía casi mortal a Yang Feng. Y aunque este hubiera estado luchando contra alguien en la sexta etapa, probablemente no hubiera terminado tan mal herido, quizás incluso hubiera aguantado tres golpes.

—¿¡Qué!? —soltó abruptamente Yang Shi y sujetó su posa brazos con tanta fuerza que se quebraron. Le dirigió una mirada furiosa a Yang Qi y fue a levantar rápidamente a Yang Feng y a enviarle un poco de su verdadera energía para iniciar el proceso de sanación.

Todos en el salón quedaron pasmados. ¿Cómo iban a imaginarse que alguien que supuestamente había perdido sus artes marciales sería tan fuerte?

 


[i] Yang Feng: Feng significa “viento”


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

18 Comentarios Comentar

  1. Klo

    Lector

    Nivel 15

    Klo - hace 2 meses

    al final si que mostró sus poderes…no era que iba a esperar hasta ser mas fuerte?

    1. Avatar

      Lector

      Nivel 1

      Diego Ballesteros - hace 2 meses

      has de copas que es un bai xiaochun, mejora michisimo mas rapido que un daosita promedio o incluso un genio :u

      1. Ecle Chan

        Lector

        Nivel 13

        No compares a este mocoso con mi tío Bai.
        Bien, maduró rápido… menos en la absoluta calma, aunque es comprensible… en serio, solo por la ambición ni miden sus palabras ¿qué pasa si no fueran los hijos de él, sino los suyos o ellos mismos?, por algo en mi tierra dicen: “Cuidado con escupir hacia arriba”

  2. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 22

    Tadeo_MTZ - hace 2 meses

    Una cosa es que se burlen de ti…pero cuando tu familia es el objetivo de esos 🐕🐕 no queda otra que defenderles si o si …🐘🐘.
    .
    .
    .
    Gracias por el capítulo 😊

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.