Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

Capítulo 12 La Civilización

Nos acercábamos cada vez más al pueblo y podía escuchar el bullicio de la multitud, parecía un pueblo muy animado y activo. Las casas entraban en nuestra visión, y la gente corría por todos lados. No esperaba que vinieran a recibirnos, pero que ni siquiera nos prestaran atención y alguien desconfiado preguntara quienes éramos era un poco hiriente.

“Bien, llegamos a la civilización”

“Eso crees?”

Todos estaban enfocados en su propia labor y gritaban con infundía, me pregunto si es una clase de festival… la decoración es de lo más extrema con llamas sobre las casas y estaban realizaando alguna actuación con dos bandos, uno persiguiendo al otro. Honestamente creo que el guion es un poco cliché.

“Que festival más extraño no te parece Kurisu? Además, ¿aunque ponen mucho sentimiento en ello no sería un problema si el pueblo se quema si se sale de control el fuego?”

“Qué diablos estás pensando? No importa como lo mires el pueblo está siendo atacado por bandidos”

Bueno, también puedes verlo de esa forma, ¿estoy mal al pensar de manera positiva? No es como que conociéramos sus costumbres. Entonces una mujer madura en ropa simples dándole el aspecto de una aldeana se acerca a nosotros seguida de dos hombres a los que no parece importarle su higiene.

“Están llevando a cabo algún tipo de festividad?”

“A-ayuda por favor”

Le pregunto para confirmar soportando la mirada de Kurisu, la aldeana corre y se coloca detrás de nosotros y los hombres que le seguían los pasos ponen su mirada en nosotros.

“Wooh, nos sacamos el premio gordo. Estas son mucho mejores de todas las que eh visto en pueblo”

“Yo quiero la pequeña, me gustan que estén más tiernas”

[Bang]

El segundo hombre que abrió la boca cae muerto con un agujero entre sus cejas. Y el otro se detiene mirando el arma que desenfunde y dispare.

“H-hey, que pasa, levántate, no querías a la pequeña”

“No gastes tus palabras, seguramente solo pueda escuchar a dios en este momento. Pero no te preocupes te enviare junto con el sí tanto te preocupa”

Terminando mi oración le apunto y lo mato. ¿Piensas que soy inhumano? Que puedo decir, no soy tan ingenuo para creer que mis palabras lo hagan entrar en razón y cambie su estilo de vida. Ni tampoco soy un altruista, cada persona tiene que esforzarse para su propia felicidad… bueno si fuera una belleza lo pensaría.

Además, sobre todas las cosas ponía en riesgo mi propio trasero literalmente, y cualquiera que quiera tomar la virginidad de Kurisu en contra de su voluntad tendrá que preguntarle primero a mi [colt] y [Luna negra] si es que están de acuerdo con eso.

¿Que eran humanos? Eso es más fácil de responder, cualquiera que apunte a mi trasero no es diferente que un goblin para mí, y si puedo matarlos sin remordimientos ese mismo resultado les espera a los demás.

Pero esa es mi forma de pensar, Kurisu se sacudió un poco cuando vio que los mate. Espero que se acostumbre a esto y deje un poco su mentalidad arraigada de los valores en la tierra por su propio bien.

El sonido llamo la atención de unos cuantos en los alrededores y entre ellos unos de los bandidos que portaba un arco apunto hacia nosotros.

“Derriba al del arco Kurisu”

“P-pero son personas”

Tch demasiado tarde, ha disparado. Doy un paso adelante cubriéndola, la flecha vuela y golpea mi hombro. Solo siento un poco el impacto y esta es repelida por mi armadura. Enseguida lo derribo después de tres detonaciones de mi arma.

“Debemos cubrirnos con las casas, somos objetivos fáciles para ellos”

Tomo la mano de Kurisu y tiro de ella para resguardarnos detrás de una pared de una casa y mientras lo hago le grito a la aldeana que se quedó sentada en el suelo.

“Hey tú, si no quieres que te maten no te quedes allí”

“S-si”

[Bip] [Misión/ Principal “El nacimiento de un Héroe-J”

Salva al pueblo del ataque de los bandidos. En tiempos de dificultad aquel que se levanta contra el opresor de los débiles es aclamado por la multitud como Héroe, un título cargado con la esperanza y anhelo de las personas y temido por aquellos que quieren someter a sus caprichos a los ciudadanos normales.

Objetivos: Acaba con por lo menos 20 bandidos 3/20
Acaba con el líder de los bandidos 0/1

Recompensa: 100x Cristales
1,000x Gold
Habilidad de desarrollo: [Héroe-C]

Falla: Muerte, Destrucción del pueblo, Muerte del > 70% de aldeanos: Aldeanos actuales 88%]

Maldición, no es un poco injusto que el contador ya empiece en 88%? No puedo quedarme aquí quieto sin hacer nada… el problema es que no puedo dejar a Kurisu sola.

“Kurisu se activó una misión para salvar el pueblo… necesito tener la seguridad de que puedas defenderte por lo menos. Si cualquiera se acerca a ti con malas intenciones apunta y aprieta el gatillo”

“P-pero si le disparo puedo matarlo…”

Tomo el rostro de Kurisu con mis manos y de cerca mirándola a los ojos con la expresión más firme y seria que puedo hacer levanto la voz diciéndole.

“Me importa un pepino lo que le pase a las demás personas, mientras tu estés a salvo lo demás es prescindible. Si alguien te ataca incluso si es un aldeano queriendo tomar provecho de la situación descárgale el cargador de tu arma sobre él, yo tomare responsabilidad de las consecuencias. ¿Está claro?”

“U-unn”

“Bien, saca tu beretta y mantente alerta”

Después de liberarla hace como se le dijo y toma su pistola, la aldeana nos estaba observando con inquietud y cuando le dirijo la mirada tiembla un poco.

“Si quieres mantenerte a salvo quédate a su lado… y será mejor que no intentes nada extraño”

“P-por supuesto, no haré nada, solo me quedare con ella y la ayudare en lo que pueda”

Asiento a las dos y me aproximo al borde de la pared y asomo la cabeza para ver del otro lado. No parece que nadie nos siguiera, troto para buscar mi próximo objetivo y pasando unas cuantas casas escucho gritos desde adentro.

“Nooo… por favor déjame ir, no quiero esto… snif… hic detente”

“Cállate perra!! Veras que enseguida lo disfrutaras hehehe…”

No había necesidad de ser un genio para saber qué es lo que pasa dentro, entro por la puerta abierta y dentro se encontraban dos personas que sobre sus cabezas podía leer [Ladrón nivel 8] y [Aldeano nivel 5]. El bandido sostenía a la chica con ropa desgarrada mientras trataba de bajarse los pantalones.

“A-ayúdame… no, por favor corre… aléjate de aquí”

“Hehehe… parece que este es mi día de suerte… es un poco pequeña, pero es más bonita que esta perra… espera un poco pequeña y enseguida estaré contigo”

Cuando me acerco me notan, mi primera impresión de la chica es buena, porque viendo mi aspecto aun esperándole cosas malas se preocupó por mí. En cuanto al ladrón… era un simple bastardo nada especial en él. Miro a este último y le contesto sonriendo caminando poniéndome a menos de un metro de él.

“No me gusta esperar… además es una pena para ti, pero me gusta ser el que penetra”

“Guek…”

Mi espada atraviesa su pecho que estaba completamente desprotegido al tener sus manos en sus pantalones. Me mira con miedo y dolor a lo que solo le continúo sonriendo y antes de que pierda su conciencia para siempre le susurro.

“Tranquilo, solo te dolerá un poco y pronto este se ira y te sentirás mejor”

El ladrón quiso decir algo, pero solo logro atragantarse con su propia sangre, cerró los ojos perdiendo el conocimiento o muriendo así que retiro mi espada. Enfoco mi atención en la chica, su apariencia no podría considerarse hermosa pero sus rasgos eran muy agradables para ver.

“Estas bien?”

“G-gracias… hic… no sé qué hubiera pasado si continuaba”

Yo si se, pero no le hagamos pasar por mas malos momentos informándole eso. Ahora que lo pienso no le pregunte nada a la otra aldeana… estaba demasiado apresurado, obtengamos algo de información de ella.

“Sabes cuantos ladrones atacan el pueblo? ¿O quien los dirige?”

“M-muchos… un hombre aterrador es el que les daba órdenes”

Haaa… bueno, por lo menos tengo más información que antes… lo demás tendré que averiguarlo por mí mismo.

“L-lo siento mucho… no pude ser de mucha ayuda”

“No te preocupes y trata de esconderte para que no vuelvan a capturarte y antes de que lo preguntes no puedo traerte conmigo ya que voy a matar a los demás ladrones”

Debí fruncir el ceño cuando me contesto las preguntas porque se disculpó enseguida. Me doy vuelta para seguir en busca de ladrones y cuando escucho que ella se muevo vuelvo a hablar para evitar que me siguiera, entonces da media vuelta y parece tratar de encontrar algún lugar para esconderse como le indique.

Saliendo diviso a tres bandidos más que buscaban a algún objetivo o patrullaban la zona, camino hacia ellos y cuando están a mi alcance las explosiones de las balas suenan. Cuando quise encargarme del tercero solo escucho un click… había gastado todas las balas del cargador.

Enfundo la colt y cargo con mi espada hacia él, en segundos estamos cara a cara y éste trata de tomar su arma, pero antes de que pueda hacerlo corto su muñeca.

“Ghaaaa… m-maldita mocosa, te matare… no, te capturare y hare que seas la mascota de toda la banda”

“¿Dónde está tu jefe? ¿Cuántos son en tu grupo?”

“E-espera que te ponga mis manos enzima, te lo haré pagar caro puta”

Mientras continúa maldiciendo aprieta su brazo donde perdió la mano… no me molestaría que me insultara, mi problema era que me tomaban como mujer. Fuuu, creo que esto no cambiara pronto. Clavando la punta de mi espada en su hombro le grito.

“Contesta si no quieres perder otra extremidad”

“Aaahh, M-muérete puta barata, solo tienes que esperar y ellos vendrán para tratar contigo adecuadamente”

“Tch, no me sirves entonces. Ve y acompaña a tus otros compañeros en el infierno”

Sin decirle más su cabeza vuela, honestamente prefiero matarlos con el arma. No tengo problemas con tomar sus vidas, pero el sentimiento de cortar alguien semejante a ti y verlo de cerca mientras la luz en sus ojos se apaga no es placentero.

Camino y cambio el cargador al mismo tiempo. Escucho gritos del interior de una casa y una escena como la que evite anteriormente se desarrolla dentro, desgraciadamente para la mujer no llegue a tiempo… y las acciones estaban más avanzadas que antes.

La mujer lloraba mientras 2 ladrones se aprovechaban de ella. Me acerco, pero ella estaba demasiado angustiada y ellos estaban absortos en lo que cada uno hacía así que ninguno me nota. Tomo al que la violaba de la armadura de cuero y lo jalo hacia atrás. Considere matarlo en el instante, pero la mujer ya tenía suficiente para tener que bañarse en la sangre de su agresor.

“Qué demonios quien diab-”

[Bang]

Con el grito las otras dos personas en esta habitación se percatan de mí, pateo al otro hombre alejándolo de la mujer y muere sin mucha resistencia igual que su compañero. La mujer se incorpora y con los restos de su ropa que aun trae puestos intenta cubrirse, compro una sábana en el sistema y la pongo sobre ella.

“Ya nadie te hará daño”

“Hic… snif… M-mi esposo”

Sigo la mirada de ella sollozando y en otro cuarto de la casa se encuentra un cuerpo tendido en el suelo. No soy bueno en este tipo de situaciones…

“Trata de vivir por él también… yo necesito irme”

“N-no, no me dejes sola..,. hic-sinf …por favor”

“Buscare a los otros ladrones y tomare venganza por tu marido. Escóndete en algún lugar mientras todo termina”

Me miró por un momento y luego asintió y entre sus lágrimas me pido que no perdonara a ninguno de ellos. Me levanto y camino a la salida después de prometerle eso sin darle más palabras de consuelo, cuando te pasa algo y escuchas a los demás tratando de consolarte incluso a mí me parece algo tan trillado y que son cosas que solo pueden decirse porque uno está bien.

A mi parecer el mejor remedio a veces solo es el tiempo y apoyarte en las personas que confías. Cuando salgo de la casa un grupo de hombres se aproximan hablando entre ellos. Parecían de mal humor, pero cuando me ven parece que su día se alegró.

“La orden del jefe de venir a comprobar los extraños sonidos no fue tan mala después de todo, encontramos un tesoro”

“Hehehe… el que la atrape primero tiene el primer turno”

“Parece de alta calidad, si el jefe se entera que la estropeamos nos matara a todos”

“No tiene por qué enterarse”

“Él tiene razón, si mantenemos la boca callada no sabrá lo que paso”

Mientras corren a donde estoy camino a ellos, no todo es malo con este cuerpo, por mi apariencia este tipo de personas es muy probable que bajen su guardia y me consideren alguien indefenso. El primero llega a unos pasos de mí y tomo la empuñadura de [Luna negra] y hago un corte en diagonal de abajo hacia arriba.

El segundo se sorprende cuando ve mi espada y con los ojos bien abiertos se presiona la garganta por donde pasa la hoja. El tercero retrocede un paso así que cargo y lo empalmo para después patearlo y sacar mi arma. El cuarto teniendo el tiempo suficiente desenfunda un sable, con mi mano izquierda tomo la colt y antes de que haga un movimiento una bala sale por su cráneo.

El quinto se queda paralizado y solo me observa como si viera un demonio, me aproximo con las dos armas en mis manos y entonces con una sonrisa le pregunto.

“Tu si me dirás donde se encuentra tu jefe o quieres acompañar a tus compañeros a la otra vida?”

“M-mi Jefe?”

“Si, donde se encuentra y además cuantos de ustedes quedan?”

“Está en la plaza del pueblo eligiendo a quien se pueda v-vender por un buen precio y nuestro grupo es de 27 hombres y el jefe. N-no me mates… hare lo que quieras”

“Tira el arma, arrodíllate y cierra la boca!!”

Así que quedan la mitad de ellos, después de que hace lo que le ordene lleno todos los cargadores. Con [Luna negra] me realizo un corte ligero y me unto sangre debajo de la nariz y a los bordes de mi boca, pensé en usar la del bandido, pero me dio asco el solo pensarlo. Terminando le vuelvo a hablar al ladrón y después de enfundar mi espada le señalo la colt.

“Ves Esto”

“Si!”

“Como puedes ver puede lanzar pequeños trozos de hierro a gran velocidad y puede matar a un hombre fácilmente”

Le señalo a su compañero que murió por un disparo y el ladrón asiente con fuerza, entonces le indico que se levante y este temblando se pone de pie.

“Gírate”

Cuando lo hace me pongo a su lado y coloco la punta del arma entre sus glúteos, este tiembla y me da una mirada suplicante con miedo. No tengo ninguna afición extraña así que puede estar tranquilo siempre y cuando siga mis órdenes.

“Si no quieres terminar con otro agujero en el culo es mejor que sigas mis órdenes y no intentes nada extraño”

“S-si!!”

“Tómame del cuello con tu mano y llévame con tu jefe, y ten cuidado con lo que haces a menos que quieras averiguar que es más rápido, tus dedos o el trozo de hierro que sale de mi arma”

Con su mano temblorosa agarra mi cuello, después de indicarle que avance caminamos en dirección de la plaza. En unos minutos llegamos a un área abierta con un gran grupo de personas reunidas. Las que tenían el control eran los ladrones armados mientras que los aldeanos se encontraban de rodillas rodeados.

“Camina hacia tu jefe y di que me encontraste escondido en una casa del pueblo”

“S-si”

Le hablo en voz baja en la que solo los dos podemos escuchar claramente, rápidamente me contesta y busca en el área a su jefe con la mirada. Sin tardar demasiado ve en dirección de un pequeño grupo de uno 7 bandidos reunidos que hablan entre ellos y les grita.

“Jefe!! Jefe!! Debe mirar al tesoro que descubrimos escondido”

Con su voz todo el grupo de personas nos observa, de los 7 bandidos el que parece más musculoso frunce el cejo y le indica que se acerque por lo que caminamos con pasos apresurados a él.

“Ooow en verdad un tesoro, es bueno que ustedes grupo de malditos pensara y no la arruinara. Espera una buena recompensa cuando repartamos la parte que les toca… y los demás?”

“S-se quedaron a buscar a ver si no había otra buena cosa, vine rápido antes de que se vieran tentados por ella”

“Buen trabajo… pero mirándola en verdad es hermosa. Debe de alcanzar un alto precio o quizás deba mantenerla para mi hahahaha”

“Oh jefe no puedes olvidarte de nosotros también”

“Correcto Jefe si se mantiene en el campamento debe servir a todos”

“Cierren la maldita boca!! Cuando terminemos con todo esto yo decidiré que hacer”

“Che, no es justo”

Mientras ellos hablaban yo observaba cuales tenían armas de larga alcance ya que serían los molestos, era bueno que los 3 que tenían arcos estuvieran reunidos con su jefe.

“Lo olvidaba, ¿averiguaron que eran esos extraños sonidos?”

“E-eso…”

“Que pasa?”

“Esos sonidos venían de esto”

Mientras decía apunto al jefe con mi pistola quitándola del trasero del ladrón que me trajo, este me mira con duda por la repentina interrupción de mi voz y después sus pupilas enfocan lo que tenía entre las manos.

[Bang]
Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.