Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

SL– Capítulo 44

Capítulo 03 – Emboscada y Sacrificio

Edición Paris_117

Fue un fenómeno interesante. A medida que los pasos se hacían más fuertes y más cercanos, el sonido emitido por los Cazadores se volvía más bajo.

“Soo hyung…”

“…”

Un silencio sepulcral cayó sobre el equipo de asalto.

Mientras tanto, los oídos de Jinwoo estaban trabajando duro. Aprovechando el silencio del grupo de asalto, agudizo sus oídos para intentar determinar el número de entidades que se acercaban.

*Paso, paso*

*Paso, paso*

Debido a su natural agudo oído combinado con su alta estadística de Percepción, pudo distinguir entre los pasos.

’48, 49, 50, 51.’

51 pisadas. Era el mismo sonido que los «Altos orcos» de antes. Jinwoo miró a su alrededor.

‘…’

El nerviosismo llenaba los rostros de los Cazadores. Ellos también habían determinado aproximadamente el número de enemigos a través de sus sentidos. Ganar la batalla hace unos instantes contra 22 «Altos orcos» guerreros había sido un milagro. Y ahora se acercaban otros 51, más del doble de la cantidad anterior.

‘… No hay esperanza para la victoria.’

Bueno, para el grupo de asalto del Gremio Hunters, por supuesto. Jinwoo miró hacia atrás a su sombra. Su sombra parecía estar balanceándose y retorciéndose.

*Woooooooo*

Se sentía como si sus soldados se quejaran de que no habían visto sangre en mucho tiempo. Jinwoo volvió su mirada hacia adelante.

*Ba-dump* *Ba-dump* *Ba-dump*

El corazón que había estado tranquilo hasta ahora empezaba a latir fuertemente.

‘Sólo espera….’

Aun no era el momento adecuado. Se calmó y silenciosamente miró hacia adelante. Los enemigos finalmente aparecieron.

*Alto*

Los «Altos orcos» se detuvieron a cierta distancia de los Cazadores.

“Kreuuuuu”

“Kreuk.”

Parecían que podrían atacarles en cualquier momento. La presión que sentían de los «Altos orcos» que contaban con más de cincuenta guerreros no podía ser expresada. Incluso sin pelear, los resultados estaban claros.

“¡Mierda!”

“¿Por qué está pasando esto…?”

“Maldición.”

Los Cazadores gimieron de terror. un poco debido a la presión, pero no podían huir pues a sus espaldas se encontraba la barrera invisible. ¿Qué podían hacer ahora? Habían terminado sus preparativos de batalla hace un tiempo, pero ninguno de ellos pudo tomar la iniciativa. En su lugar, todos buscaron ayuda en el Líder de Incursión Son Gihoon.

La boca del Tanque estaba cerrada en línea recta.

‘Mierda….’

Si solamente el Maestro Choi Jongin o la vise capitana Cha Haein estuviesen ahí…

Las cejas de Son Gihoon se fruncieron. Los Rangos S ejercían un poder inimaginable para contrarrestar situaciones como esa. Si estuvieran aquí, «Altos orcos» como esos no serían nada.

‘De todos los días…’

¿…Por qué estaban esos dos ausentes de la Incursión, ese preciso día? Habiendo peleado siempre a su lado, Son Gihoon se dio cuenta de cuán impotente era en ese momento. La ausencia de un Rango S era demasiado dolorosa. Sin embargo, no podía revolcarse en la desesperación para siempre. Tenía que tomar una decisión.

‘Pelear aquí solo nos mataría a todos.’

Sin embargo, con su camino de salida bloqueado, no había ninguna otra opción.

Desde el día en que había tomado la decisión de convertirse en un Cazador…

Desde el día en que había dado su primer paso dentro de un Calabozo…

Hasta su último momento, el día en que moriría…

Sabía que ese día llegaría algún día.

‘Sí, sí lo sabía.’

Resuelto a luchar hasta el amargo final, Son Gihoon desenfundó su espada larga.

*Shiing*

Cuando el Líder volvió a mirar a su equipo, los Cazadores que esperaban sus órdenes asintieron. Son Gihoon volvió su mirada hacia el frente. Levantando su escudo debajo de su barbilla, el Tanque miró a los «Altos orcos». Sin embargo, las bestias mágicas no parecían querer atacar todavía.

‘¿Tomó su decisión?’

Jinwoo también comenzó sus preparativos. Con su mano izquierda en su espalda, sujeto fuertemente el «Tanto de Baruka». El Rango E cerró los ojos. El corazón que latía rápidamente ahora se estaba calmando en víspera de la batalla.
[Paris_117 “velocidad… soy veloz… yo desayuno prededores.jpg” xD]

*Ba-dump* *Ba-dump* *Ba-dump*

‘No desperdicies ninguna fuerza en movimientos inútiles. Controla tu respiración… Bien.’

Cuando Jinwoo abrió los ojos de nuevo, se llenaron de una luz pálida.

*Glup*

Los Cazadores tragaron saliva nerviosamente mientras el sudor se juntaba en sus cejas.

*Glup*

Mientras tanto, Jinwoo tragó saliva con anticipación.

‘¿Me pregunto cuántos puntos de experiencia me darán estos tipos?’

Los labios de Jinwoo se curvaron en una delgada sonrisa.

De repente, un orco solitario comenzó a moverse desde la parte posterior del grupo. La bestia mágica empujó a sus camaradas mientras se aproximaba para apartarlos de su camino y salió por delante del grupo. El orco miró a los Cazadores con sus ojos de bestia.

“Grrrrl…. ”

Era una cabeza más alta que el resto, con largos colmillos que sobresalían de su boca.

‘¿Es él el capitán?’ Los ojos de Jinwoo se estrecharon. Si él mataba a esa cosa en este momento, ¿no haría eso más fácil la batalla? ¿Qué debía hacer? Mientras Jinwoo inquieto se cuestionaba internamente, el «Alto orco» abrió la boca,

“Kraerak Tuo Sheena Wegeudu Ahraknaka.”

Era una voz estridente. La mirada del «Alto orco» se poso sobre la vanguardia del grupo de asalto, Son Gihoon.

“¡Kraerak Tuo Sheena Wegeudu Ahraknaka.”

Los Cazadores empezaron a susurrar entre ellos.

“¿Qué?”

“¿Está tratando de hablar con nosotros?”

“¿Qué está diciendo?”

De repente, la cara del «Alto orco» comenzó a temblar. Cuando cesó de temblar, su boca se abrió y habló con una voz completamente diferente a la de un momento antes.

“Humano…” Era como si un ventrílocuo hablara a través de un maniquí.

“Humanos…” Mirando más de cerca, los ojos del orco alto se habían vuelto blancos como un pez que había estado muerto por un tiempo.

¡Qué! Los Cazadores sintieron que habían sido abofeteados en la cara. ¡El orco hablaba en el lenguaje de los humanos!

‘¡¿Cómo un orco sabe nuestro idioma*?!’
[Paris_117 en ingles decía una estupidez… así que lo dejare de esta manera para que sea neutro]

‘¿Magia? ¿Es magia?’

Ante ese desarrollo inesperado, los Cazadores no pudieron cerrar la boca.

La boca del «Alto orco» que parecía ser el capitán continuó moviéndose…

“Yo… soy… Kargargan… Yo… deseo… reunirme… con… tú… humanos… seguir… este… uno… ”

¿Una bestia mágica quería hablar con los humanos? Algo como esto nunca había sido reportado en la historia desde la aparición del primer Portal. Ante tal situación sin precedentes, Son Gihoon y sus compañeros cayeron en el caos.

“Gihoon hyung, en realidad no le crees a una bestia mágica, ¿verdad?”

“Ignóralo, líder.”

“Gihoon, esto es una trampa. Si vamos a morir, terminemos de una vez.”

“Aun así, si es un orco con el que podamos hablar, tal vez…”

“Oye, imbécil, después de todo el tiempo que pasaste dentro de los Calabozos, ¿aún no conoces a las bestias mágicas?”

En poco tiempo, una discordia cayó sobre los Cazadores. Son Gihoon rompió su silencio con una pregunta…

“Kargargan, ¿eres tú quien bloqueó la cueva?”

“Eso… ser… correcto… yo… soy… un… orgulloso… genial… brujo… de… el… oruku… tu… humano… tus fuerzas… no pueden… romper… mi… magia. ”

“¿Hay una existencia más fuerte que tú en esta cueva?”

“¿¡Cómo… atreverse… cualquiera… a… oponerse… a mí!?”

Una estridente voz resonó y asaltó los oídos de los Cazadores. Varios de los Cazadores se estremecieron o se cubrieron los oídos, pero Son Gihoon asintió con calma. Sus suposiciones eran correctas. La existencia que tomaba prestada la boca de ese «Alto orco» para hablar con ellos era el jefe de ese Calabozo. Debido a que el jefe no podía salir de su habitación hasta que ocurriese una ruptura de Calabozo, estaba llamando a los Cazadores a donde él se encontraba.

‘No sé por qué, pero…’

Como la respuesta del Líder de Incursión se retrasó, el «Alto orco» capitán levantó su hacha en el aire.

“Elige… morir… aquí… por… mis… soldados… o… seguir… a… mis… soldados.”

“Vamos a seguirlos.” Ante su respuesta, los Cazadores se sorprendieron.

“Hoon hyung.”

“Gihoon.”

Son Gihoon silenció a sus compañeros de equipo y observó la reacción del «Alto orco»

“Sigue… humano.”

Con eso, los ojos del capitán «Alto orco» volvieron a la normalidad y la bestia de ojos feos, el «Alto orco», habló.

“Ash tuo reka.”

Con esa frase, los «Altos orcos» guerreros que emitían una hostilidad peligrosa se dieron la vuelta y comenzaron a avanzar como uno solo. El «Alto orco» capitán se quedó e hizo un gesto a Son Gihoon para que lo siguiera.

“Vamos a seguirlos…”

Son Gihoon fue el primero que comenzó a caminar. Los vacilantes Cazadores comenzaron a seguirlo uno por uno.

‘¿Qué estará pensando?’ Jinwoo miró con curiosidad a Son Gihoon.

◆◆◆◆◆◆

Además del jefe, la cámara del jefe debería estar llena de aún más «Altos orcos». Por supuesto, la probabilidad de supervivir se desplomaba completamente en ese lugar. Y con ello, Jinwoo no estaba seguro de lo que estaba pensando el Líder de Incursión al seguirlos.

‘¿Está pensando en negociar con el jefe? ¿Para salir de aquí con vida?’

La posibilidad de que eso sucediera era baja…

Sin embargo. Eso podría ser algo bueno para Jinwoo. Había esperado solo acabar de unas pocas docenas de guerreros orcos. Ahora, estaba a punto de encontrarse cara a cara con el jefe. Jinwoo devolvió la daga en su mano al inventario y siguió silenciosamente al grupo.

A propósito freno su paso y Son Gihoon se acercó a Jinwoo.

El líder de Incursión habló al transportador en voz baja.

“Joven Cazador.”

“¿Sí?” Jinwoo respondió sin girar la cabeza.

Son Gihoon también habló mientras mantenía su mirada fija en el «Alto orco» frente a ellos.

“Cuando nos encontremos con el jefe… vamos a emboscarlo. Ya sea que logremos matarlo o no, la magia que bloquea la salida debería ser liberada.”

Era un pensamiento razonable. Con la excepción de las maldiciones, mantener un hechizo requería el enfoque y la concentración del lanzador. Cuanto más alto fuese el nivel de la magia, más fuerte seria el enfoque requerido.

¿Pero qué harían con eso? Incluso si tuvieran éxito en matar al jefe o deshacer su magia, simplemente serían atacados y masacrados por los orcos guerreros. En otras palabras, la probabilidad de que el grupo de asalto saliera de ese lugar con vida era menor del 0%. Como para aclarar la confusión de Jinwoo, Son Gihoon continuó con un rostro lleno de determinación.

“Una vez que tengamos toda su atención, joven Cazador, escapa de la sala del jefe. Abandona este Calabozo y contacta a la unidad principal.”

Para el momento en que el grupo principal que incluyendo a los Rango S finalmente llegara, todo habría terminado para el actual grupo de asalto. Son Gihoon estaba decidido a sacrificar su vida.

“¿Están todos planeando morir para derribar al jefe?”

Jinwoo lanzó una rápida mirada de reojo para poder apreciar la expresión del hombre.

La expresión del Tanque se endureció, pero la convicción en sus ojos era fuerte.

“Como Cazadores, nuestro trabajo es no dejar nada vivo en un Calabozo. Nuestra labor es cerrar el Portal. Es debido a ese trabajo que muchas personas nos apoyan con una gran cantidad de dinero.” Son Gihoon fortaleció su voz. “Haremos lo que siempre hemos hecho. Pero tú no. No hay necesidad de que mueras aquí. Espero que puedas salir de vivo aquí.”

Jinwoo sintió una fuerte convicción de la voz del hombre. Él estaba poniendo su vida en la línea. Sin importar lo que dijera Jinwoo, sabía que eso no cambiaría la decisión de Son Gihoon. Como tal, Jinwoo respondió asintiendo.

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

Cha Haein había llegado a la escena.

Se había puesto una gorra y la estaba presionando sobre su rostro para que la mayoría de la gente no la reconociera. Se acercó a buscar al equipo minero. Algunos Cazadores pasaron a su lado y le lanzaron rápidas miradas, pero llegaron a la conclusión de que ella solamente era una empleada del Gremio y no le prestaron mucha atención.

A la distancia, vio al líder del equipo Bae y los Cazadores del equipo minero.

*Ba-dump* *Ba-dump*

Su corazón comenzó a acelerarse. Ella observo cuidadosamente los rostros de todos los mineros.

‘¿Dónde está ese hombre…?’

Ella no pudo encontrar a Jinwoo. ¿Debería decir algo? Se sentía como si hubiese perdido la fuerza en todo su cuerpo.

‘¿Acaso renuncio a ser minero?’

Quiso esperar un minuto. Él podría haber ido al baño…

Solo tres minutos más…

Sólo cinco más…

Después de quince minutos, Jinwoo aun no se presentaba.

“Sigh–”

Con un profundo suspiro, se dio la vuelta para irse.

La mujer dio unos pasos, luego se dio la vuelta y regresó al lugar donde había estado esperando. Se quitó la gorra, luego resopló rápidamente y se animo. Después de reunir coraje, se acercó al líder del equipo Bae. Los Cazadores del equipo minero se volvieron hacia la joven que se acercaba. Afortunadamente, debido a que eran Cazadores de bajo Rango, su hedor era tolerable.

“¿Eh?”

Reconociendo al vise capitán del Gremio, el líder del equipo rápidamente se acerco.

“Cazadora Cha, ¿no es este su día libre?”

“Hola.” Después de un rápido saludo, Cha Haein miró a su alrededor para cerciorarse de que nadie estaba escuchando, y luego preguntó con cuidado: “Er… ¿El Cazador Sung Jinwoo está aquí por casualidad?”

“¿El joven Sung?” Ante la inesperada mención de su as, el líder del equipo Bae se mostró curioso. “El joven Sung fue con el equipo de ataque como transporte…”

“¿Un transporte?” Cha Haein se sorprendió. “¿Entro al Portal?”

El líder del equipo estuvo de acuerdo con su incredulidad y respondió: “Si.”

¿Un Cazador de Rango E se había ofrecido como transportador e ingresado en un Calabozo de Rango A? No es como si fuera un gato con nueve vidas.

‘¿Qué está pensando?’

Ahora que lo pensaba, el hombre estaba parado frente a la sala del jefe el día anterior sosteniendo un arma. Ella no se había equivocado sobre esas dagas. Había algo más. Aunque ella había aceptado su explicación sin mucho alboroto antes, cuando lo pensaba con detenimiento, no había manera de que un Cazador con cuatro años de experiencia se «perdiera» en un Calabozo.

‘Tengo que averiguarlo.’

¿Qué estaba haciendo ese hombre llamado Sung Jinwoo en el Gremio Hunters? Ella tenía que confirmarlo con sus propios ojos. Pero para eso, ella tenía que entrar al Calabozo. La chica era la vise capitana del Gremio Hunters y una Cazadora de Rango S. Nadie la detendría si quería participar en su propia Incursión.

Mordiéndose la uña del dedo pulgar mientras contemplaba el Portal, Cha Haein tomó su decisión.

“Voy a entrar a ese Portal.”

El líder del equipo Bae se sorprendió, “¿Acaso… sucedió algo? ¿Debería ir a pedir refuerzos del Gremio?”

“No nada de eso. Es por una razón personal. Solo tengo algo que quiero hablar con ese hombre, así que no tiene nada de qué preocuparse.”

“Oh, está bien.”

Cha Haein se volvió hacia el Portal. De repente, sintió el vacío a su lado.

‘Ah… mi arma.’

Palmeando alrededor de su cadera sin mirar, se dio cuenta de que había dejado su espada en casa. Bueno, no es como si ella hubiese planeado entrar al Calabozo ese día. Su linda frente se arrugo suavemente.

‘Sé que Líder de Incursión Gihoon es un hombre confiable, y por supuesto, todos los miembros del equipo son Cazadores capaces, pero….’

Entrar en un Calabozo sin un arma era algo impensable. Después de un momento de reflexión, Cha Haein se dirigió al Líder de Equipo Bae.

“¿Algo más que necesite …?”

“Líder del equipo, ¿podría prestarme un arma?”

“¿Señorita?” Después de dudar por un momento, el Líder de Equipo indicó a un minero que pasaba.”Oye, Suk, trae uno de nuestros los equipos aquí.”

“Sí señor.”

Lo que Suk llevo al instante fue… un pico del equipo minero.

“…” La expresión de Cha Haein se endureció, “Este… ¿Habrá algo más?”

“Cuando se refiere a algo más…”

“Como una espada, o tal vez una lanza.”

“Vise capitana del Gremio, si nos está pidiendo algo así…”

“…” Cha Haein suspiró ligeramente. “Bien.”

Ella declinó respetuosamente del pico que el Líder de Equipo Bae estaba sosteniendo y luego se dirigió hacia el Portal.

El Líder de Equipo la miró con preocupación y luego preguntó, “Cazadora Cha, ¿Segura de que estará bien con las manos vacías?”

*Estremecerse*

Cha Haein se congeló en su lugar y pensó en ello. Rápidamente se dio la vuelta y tomó el pico del Líder de Equipo. El hombre se rió entre dientes.

“Buena decisión. Pase lo que pase, entrar en un Calabozo con las manos vacías es peligroso.”

“Gracias…”

Cuando se dio la vuelta y se fue, el Líder de Equipo no se dio cuenta de lo rojos que se habían puesto las puntas de sus oídos.

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

Una intensa mirada de determinación llenó los rostros de todo el grupo. Cada uno de ellos había aceptado su destino y avanzaban con determinación. Mientras tanto, la Sanadora se acercó a Jinwoo y busco a través de la bolsa en su espalda.

Jinwoo volvió la cabeza y preguntó:

“¿Qué está haciendo?”

“Espera….” Lo que sacó fue un bolso de mujer. “Desde hace mucho tiempo, me sentí extrañamente preocupada cuando estaba lejos de mí bolso, así que lo llevo conmigo en las Incursiones.”

A ella de seguro le gustaba responder preguntas que él no había dicho. Sacó una pequeña libreta y un bolígrafo de la bolsa. La Sanadora comenzó a escribir algo en la libreta. Debido a que no estaba mirando por donde caminaba, siguió golpeando su cabeza contra los hombros de Jinwoo. Pronto, ella terminó y cerró su libreta. Volvió a colocar el bolso en la mochila de Jinwoo, pero se quedo con la libreta. Curioso por lo que haría a continuación, la joven de repente le tendió la libreta a Jinwoo.

“¿…?”

Tomó la libreta con la cabeza inclinada y la chica habló con lágrimas en los ojos. “Acabo de escribir algunas cosas que quería decirle a mi familia. Cuando llegues al exterior, asegúrese de que llegue a sus manos.”

Si él se reía en este momento, ella estaría realmente herida. Por enésima vez frente a esa joven, Jinwoo reprimió su risa y se guardó la libreta en sus bolsillos.

“Lo guardare, pero no creo que tenga la oportunidad de entregarlo.”

“Está bien.” La Sanadora asintió.

‘Por supuesto, todos los «Altos orcos» guerreros nos estarán vigilando. Le será difícil salir vivo de este lugar.’

Después de todo, el trasporte era solo un Rango E. La chica se daría cuenta más tarde de lo que realmente había querido decir Jinwoo.

Pronto, la sala del jefe apareció a la vista. El nerviosismo de los Cazadores alcanzó su punto máximo. La habitación era increíblemente grande.

‘…’

Jinwoo miró alrededor de la habitación del jefe. Era más grande que la habitación en la que el día anterior se encontraba la bestia mágica de tipo gigante. A diferencia de ese entonces, sin embargo, la habitación no se sentía grande. Esto debido a la horda de «Altos orcos» que ocupaban toda la habitación.

«Altos orcos» que duplicaban el número del grupo que había salido a recoger al grupo de ataque, esperaba en la habitación.

‘Unos cien de ellos… ¿quizás un poco más?’

En lugar de dispersarse por el interior del Calabozo, todas las bestias mágicas se había reunido en la sala del jefe. Mirando por encima de la horda de los «Altos orcos», la cara de Son Gihoon se puso pálida.

‘Si tantos «Altos orcos» abandonaran el Portal…’

Para cuando llegaran los Cazadores de alto Rango, una pequeña ciudad podría ser destruida. La espalda del Tanque se humedeció de sudor.

‘Por lo menos, tenemos que matar al jefe.’

Él introdujo esa determinación profundamente en su corazón. Los «Altos orcos» en la sala se separaron para abrir un camino.

“Ah shaku.”

El «Altos orcos» capitán hizo un gesto hacia el grupo de asalto otra vez. Siguiendo a los «Altos orcos» que los guiaban, el grupo de asalto caminó hacia un altar al final de la sala del jefe.

“¡Por ahí!”

Un Cazador señaló la cima del altar. En la parte superior, había un «Alto orco» hechicero enmascarado. El hechicero llevaba un collar y aretes hechos de huesos y estaba cubierto de pies a cabeza con diversos adornos y ornamentos.

‘Así que ese es el jefe…’

La expresión de Son Gihoon se endureció. Se dio cuenta de que el aterrador poder mágico que llenaba el Calabozo en su mayoría provenía de él. El jefe estaba rodeado por cuatro guardianes que también emitían una presencia peligrosa.

‘Esto no está bien.’

¿Podrían emboscar al jefe con esos guardias a su alrededor? Todos los miembros del grupo de asalto tuvieron el mismo pensamiento. El grupo de asalto se detuvo ante el hechicero. Un extraño nerviosismo llenó a los «Altos orcos» que observaban la procesión desde la distancia en la sala del jefe.

“Hue hue.” Sin embargo, el hechicero ignoró la inquietud que sentían los Cazadores y se echó a reír, revelando una boca horrible. “Bienvenidos, humanos.”

Los Cazadores del grupo de asalto intercambiaron señales.

‘Una vez que Soo hyung de la señal…’

‘Todos atacaremos a la vez.’

‘Solo concéntrate en el hechicero.’

Estaban buscando la oportunidad de atacar.

De repente, el aire a su alrededor se volvió increíblemente escalofriante. Todos los Cazadores levantaron sus cabezas. Era el hechicero. El «Altos orcos» jefe se había quitado la máscara que llevaba y, con ella, el poder mágico que había estado escondiendo se desató por completo.

*WOOOSH*

Una horrible onda de poder mágico se disparó desde el hechicero en todas direcciones, llenando todo el Calabozo y como una presa congelada frente a un depredador, los Cazadores del grupo de asalto se convirtieron en estatuas.

“M-mi dios…”

“¿Cómo es posible que tenga esa cantidad de poder mágico?”

“¿Tenemos que luchar contra eso?”

Frustración, Lamentación, Resentimiento, Arrepentimiento.

Ante las diferentes formas de desesperación que mostraban los Cazadores, el hechicero volvió a sonreír con su boca.

“¿Me tienen miedo, humanos?”

Mordiéndose los labios, Son Gihoon dio un paso adelante con dificultad y le preguntó: “¿Por qué nos trajiste hasta aquí? Esos guerreros deberían haber sido más que suficientes para matarnos a todos.”

El hechicero se burló ampliamente. El solo hecho de mirar su sonrisa hizo que los Cazadores se estremecieran.

“Por diversión.”

“¿Qué?” Son Gihoon se quedó estupefacto.

¿Esa era la razón por la que habían sido llevados a ese lugar? ¿Por diversión?

El hechicero continuó,”¡En el tiempo que nos queda, cada uno de ustedes morirá uno por uno para entretener a mis soldados!”

*¡UWAAAAAAH!*

Los «Altos orcos» guerreros rugieron de emoción. Y ante la presión que emitieron, los Cazadores lucharon por respirar. Algunos de ellos incluso estaban llorando.

“Pero…” El hechicero vaciló. El jefe miró a los Cazadores y luego se detuvo en Jinwoo. “…Hay algo interesante mezclado entre los humanos.”

En un instante, los ojos de Son Gihoon se encendieron.

‘¡El hechicero está distraído! ¡Ahora es el momento!’

Las venas aparecieron en la garganta del Líder del Raid,

“¡AHORA!”

Con un rugido, Son Gihoon tomó su espada y corrió hacia adelante.

Sin embargo… no había ningún sonido detrás de él.

‘¿Qué…?’

Mientras corría, rápidamente miró hacia atrás. Sus compañeros de equipo no mostraban ningún indicio de querer moverse dado que sus espíritus de lucha habían sido aplastados por la ominosa muestra de poder y sus cuerpos estaban congelados por el terror. El corazón de Son Gihoon se hundió en su estómago.

‘Ah…’

Aún así, él tenía un trabajo que hacer. No pudo detenerse ahí. El Líder miró hacia adelante otra vez. El hechicero seguía riendo y los guardianes aún no habían reaccionado.

Esta era.

Su primera y única oportunidad.

Estaba bien si se trataba de suerte.

Si era por casualidad.

Esa espada solo necesitaba alcanzarlo…

*¡Paso, paso, paso!*

Cargando con todas sus fuerzas, Son Gihoon llevó su espada hacia atrás.

“¡Uwaaaaaah!”

Sin embargo, no tuvo la oportunidad de balancear su espada. En cambio, rebotó contra algo y fue arrojado hacia atrás.

*¡Bang!*

Era un escudo mágico.

“¡Cof!” Golpeado por la barrera, Son Gihoon rodó por el suelo.

“Entonces, tenemos nuestro primer voluntario.” Con las palabras burlonas del hechicero, el cuerpo de Son Gihoon floto en el aire.

*Wooosh*

Era magia de «Inversión de gravedad».

“…”

Los labios del hechicero se movían continuamente con encantamientos. Después de elevar al Tanque a la altura de un edificio de dos pisos, el hechicero recitó un hechizo diferente.

“….”

«Aceleración de gravedad».

*¡Slam!*

Son Gihoon se estrelló contra el suelo

“¡Cogh!”

Antes de que pudiera agitarse de dolor, fue elevado nuevamente al aire.

“«Inversión de gravedad».”

*kik kik kik*

Junto con el hechicero, los «Altos orcos» revelaron sus colmillos y se rieron.

*¡Slam!*

“¡Cogh!”

*Wooosh*

*¡Slam!*

“¡COGH!”

El hechicero levantó y golpeó a Son Gihoon en repetidas ocasiones como si fuese un títere. La cuarta vez que el hombre se estrelló contra el suelo, Son Gihoon lanzó un torrente de sangre. Al ver la tortura de su líder, los rostros de los Cazadores se ponían cada vez más pálidos. Pero ninguno de ellos pudo reunir el coraje para dar un paso adelante.

“G-Gihoon hyung…”

Todo lo que podían hacer era mirar y temblar mientras Son Gihoon era torturado.

*Colapso*

La Sanadora finalmente perdió la fuerza para permanecer de pie y cayó de rodillas. Mientras tanto, el hechicero siguió golpeado a Son Gihoon por quinta vez.

“Seguro que eres uno fuerte.”

“Gaa…”

El hombre gimió de dolor en el aire. Sin embargo, sus manos sostuvieron su espada con fuerza, sin pretender rendirse hasta el amargo final.

*Wooosh*

*¡Slam!*

*Wooosh*

*¡Slam!*

El final amargo se acercaba para el Tanque. Cuando fue levantado en el aire otra vez, ya no podía sostener su espada. Y esta cayó al suelo.

*¡Clang!*

Con ello, el cuerpo de Son Gihoon cayó por última vez…

… O eso habían pensado todos.

“¿Hmm?” Los ojos del hechicero se ensancharon.

Mientras el Tanque caía al suelo de repente había desaparecido. La cosa que debería haberse hecho pedazos, ¿a dónde había ido? El hechicero movió los ojos para buscar la presencia del hombre.

‘¿Por ahí…?’

A cierta distancia, Son Gihoon estaba acostado en el suelo. Al mismo tiempo, el hechicero descubrió a un hombre al lado de Son Gihoon.

Era Jinwoo.
[Paris_117 kiaaaa]

Después de acostar al hombre con suavidad, Jinwoo le hablo al Líder de la Incursión mientras miraba al hechicero, “Líder, te voy a preguntar solo una cosa.”

“…” Hasta ese punto, Son Gihoon no tenía idea de lo que le había sucedido.

“¿Está bien si mato a todas las bestias mágicas aquí?”

“¿Tú… qué estás… diciendo…?”

Mientras tanto, el hechicero levantó la barbilla hacia Jinwoo mientras fruncía el ceño. Uno de los guardias se giro y cargó contra el Rango E. Al verlo correr hacia él, los ojos de Jinwoo brillaron con una luz siniestra. El joven extendió una mano hacia el orco que se acercaba.

‘«Toque del Soberano»’

Con eso, el «Alto orco» guardia floto en el aire como si fuera agarrado por una mano gigante e invisible.

“Keu, ¿krah?” Este agitó sus piernas en el aire.

‘¿Qué…?’ Los ojos del hechicero se ensancharon.

Jinwoo apunto con sus dedos hacia el suelo.

*¡SLAM!*

El guardia se estrello contra el suelo. La fuerza de la caída agrietó el piso.

Sin embargo, Jinwoo no se detuvo allí.

Al igual que el hechicero le había hecho a Son Gihoon, el Cazador levantó de nuevo al guardia en el aire.

*¡SLAM!*

*¡SLAM!*

*¡SLAM!*

El «Alto orco» gritaba mientras rebotaba entre el techo y el suelo como una pelota de baloncesto, luego quedo en silencio cuando su cabeza se clavo en el techo.

*¡CRACK!*

Pedazos del techo cayeron al suelo. Al mirar el cuerpo oscilante del «Alto orco» pegado al techo, tanto los «Altos orcos» como los Cazadores no pudieron ocultar el shock.

Son Gihoon tembló cuando preguntó.

“¿Tú… quién eres…?”

“Lo preguntaré de nuevo.”

Después de todo, el derecho de ese Calabozo pertenecía al Gremio Hunters. Solo había una persona aquí que podía actuar como representante del Gremio Hunters.

Jinwoo preguntó por última vez, “Las bestias mágicas en esta habitación… ¿Puedo acabarlas a todas?”

¿Qué era ese sentimiento? A Son Gihoon ya no le importaba la identidad del transporte. Solo estaba enojado. Enojado por el hecho de que había sido tratado como un juguete por una bestia mágica. Hilos de lágrimas cayeron de los ojos del Líder de Incursión cuando él respondió: “Por favor… por favor ayúdanos”

“Hecho.”

Cuando Jinwoo se puso de pie, los «Altos orcos» se acercaron a él. A sus espaldas estaba el hechicero.

El jefe de los «Altos orcos» se rió burlonamente, “Para ser un humano, tienes un truco interesante.”

El hechicero hizo un gesto y los altos orcos rodearon a Jinwoo.

“¿Hasta dónde te llevará ese truco, me pregunto?”

La expresión de Jinwoo se volvió increíblemente fría. Al chico nunca le habían gustado las bestias mágicas, pero esta era la primera vez que había encontrado una que realmente quería matar.

“Tú. Tú serás el último.”

Si podía sentir alegría, ciertamente podría sentir miedo.

Jinwoo habló en voz baja.

“Sombras…”

Dos dagas aparecieron en sus manos.

“«Surjan»”

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.