<- Actualmente solo registrados A- A A+

SR – Capítulo 101

Enlace de Alma

Dentro del valle, el humo inundó el cielo mientras las ardientes llamas que ardían sellaban todos los caminos. Liang Zhong y los generales del Salón del Asura Oscuro solo podían esperar ansiosamente y observar el exterior ya que no tenían forma de entrar en el valle.

Aunque Tu Ze, Zhuo Qian, y el resto se sentían incómodos con Qin Lie, tampoco tenían forma de cargar en las llamas, así que solo podían esperar ansiosamente y observar el valle.

A medida que las llamas continuaban ardiendo incesantemente en los bordes del valle, el fuego más adentro ya se había vuelto menos feroz debido a la destrucción de la formación y al aire frío que salía de la fría primavera.

Repetidamente descendió un relámpago celestial, obedeciendo a Qin Lie cuando lo golpeó como una cascada.

Rayos se enrollaban alrededor de su cuerpo como dragones, constantemente retumbando mientras cada hueso de su cuerpo crepitaba. Cada vena, tira de músculo, pedazo de carne, y gota de sangre ya había alcanzado el límite de dolor y malestar.

Palmadas y palmadas de truenos resonaron en sus oídos y resonaron sin parar en su mente.

El trueno y el relámpago celestial, como un martillo forjando una espada, templado y desgastado en su cuerpo, limpiando sus músculos, huesos, sangre, carne y alma mientras le ayudaba a formar verdaderamente el Cuerpo Sagrado del Trueno Celestial.

Al otro lado, Xie Jingxuan estaba sentado encima de la Bestia Infernal Profunda, llevando la finamente labrada Armadura EscalaNegra. Su cuerpo grácil se volvió rígido cuando la huella del alma principal de la Bestia Devoradora de Almas emergió dentro de la pupila de su ojo izquierdo…

La huella en su ojo izquierdo, junto con la enorme máscara salvaje que cubría su rostro, hizo que de repente pareciera extremadamente malvada en este momento.

“¡Fuera!”

Su fría voz parecía algo ansiosa y enfadada, mientras mechones tras mechones de humo negro salían silenciosamente de su cuerpo como finas líneas negras y lentamente se movían hacia su cuerpo, tratando de enredarla para que fuera completamente controlada por ellos.

La mitad inferior de su brazo derecho, que era blanco como la nieve como el jade, estaba enredada por las finas líneas negras. Era como si un insidioso diseño maligno hubiera aparecido en su brazo.

La huella del alma de la Bestia Devoradora de Almas dentro de su pupila izquierda comenzó a volverse menos borrosa, claramente hacia arriba poco a poco a medida que continuaba apoderándose más de su conciencia.

“¡Qin Lie!” gritó de repente Xie Jingxuan. Una fría luz parpadeó dentro de su brillante y claro ojo derecho mientras se fijaba en el cuerpo de Qin Lie. “¡Ven ahora mismo! ¡Rápido, ven a mi lado! El alma principal de la Bestia Devoradora de Almas ha invadido mi cuerpo a través de mi artefacto espiritual. Ven aquí ahora mismo y usa un relámpago celestial para atacarme, ¡no te detengas!”

Qin Lie aún se preguntaba por qué el alma principal de la Bestia Devoradora de Almas había desaparecido repentinamente cuando escuchó sus palabras. Naturalmente, lo entendió inmediatamente.

En ese momento, el cielo lleno de relámpagos seguía descendiendo constantemente como antes, sumergiéndose dentro de su cuerpo, aún rabiando por todo su cuerpo para templar sus huesos, músculos, venas, sangre y carne.

El dolor había llegado directamente a las profundidades de su alma, pero era capaz de soportarlo y aún no había perdido el sentido de la razón…

Hizo lo que se le dijo y caminó hacia Xie Jingxuan.

“¡Deprisa! N-no puedo aguantarlo mucho más”, exclamó Xie Jingxuan cuando el brillo en su ojo derecho comenzó a oscurecerse y la huella del alma de la Bestia Devoradora de Almas en su ojo izquierdo se hizo cada vez más clara.

Soportando los salvajes golpes del relámpago celestial dentro de su cuerpo, Qin Lie rechinó los dientes mientras aceleraba su ritmo y finalmente alcanzó a Xie Jingxuan.

“¿Realmente quieres que use el relámpago celestial para atacarte?” preguntó Qin Lie, repentinamente dudando.

“Si quieres dejar que esta Bestia Devoradora de Almas cargue con mi cuerpo, si quieres dejar atrás problemas futuros, entonces no tienes que hacerlo”, dijo Xie Jingxuan. Incluso su voz sonaba exhausta. “¡De lo contrario, debes usar todo tu poder para exterminar su alma, para destruirla de verdad!”

“Probemos primero otros métodos”, dijo Qin Lie, levantando la cabeza. Reuniendo su mente y su conciencia, impidió que los rayos descendieran sobre el cuerpo de Xie Jingxuan, diciendo inmediatamente: “Dame tu mano. Déjame tomarte de la mano.”

“No puedo moverme”, contestó Xie Jingxuan mientras se debilitaba cada vez más.

Qin Lie frunció el ceño, sin dudarlo más. Simultáneamente sacó dos manos cubiertas de rayos, sacando a Xie Jingxuan de la Bestia Infernal Profunda. Después, inmediatamente apretó sus dos delicadas y blancas manos de jade.

“¡Bzzt bzzt bzzt!”

La violenta corriente eléctrica que envolvía todo su cuerpo, acompañada por el estruendo del trueno celestial, siguió a sus dos manos y se precipitó salvajemente hacia los brazos de Xie Jingxuan.

Instantáneamente, un rayo empezó a caer sobre las dos manos de jade de Xie Jingxuan cuando la energía de un relámpago celestial surgió directamente en su cuerpo como un río que se había desbordado en sus orillas.

El cuerpo de Xie Jingxuan instantáneamente empezó a temblar incontrolablemente cuando rastros de rayos se filtraron desde dentro de la Armadura EscalaNegra.

“¡Zzzt zzzt zzzt!”

Las líneas negras del alma que habían cubierto todo su cuerpo como una liana de repente comenzaron a romperse al ser atacada por los rayos.

Los brazos de Xie Jingxuan y la piel de su cuello una vez más se volvieron blancos como la nieve.

Su ojo que había estado a punto de perder su luz repentinamente resplandeció con un resplandor una vez más mientras soportaba los rayos que asolaban su cuerpo. Ella controlaba una porción de la energía de los relámpagos celestiales y la dirigía directamente a su mente.

“¡Boom!”

En el momento en que el relámpago entró en su mente, de repente se calmó, como si los pesados grilletes acabasen de ser volados.

Al ser golpeada por el relámpago, el alma de la Bestia Devoradora de Almas que había entrado en las profundidades de su mente ya no era capaz de esconderse y de repente comenzó a liberar salvajemente una conciencia mental malvada, bombardeando locamente su alma.

Una expresión de impotencia en blanco apareció entre los ojos de Xie Jingxuan.

Como si hubiera recibido un golpe fuerte, empezó a murmurar inconscientemente: “Papá, no, no me dejes, me temo, me temo…”.

En ese momento, el Orbe Supresor de Almas entre las cejas de Qin Lie de repente comenzó a brillar con un resplandor, directamente en los ojos de Xie Jingxuan. Desde el interior del Orbe Supresor de Almas surgió una misteriosa fuerza de succión…

Una hebra de alma negra fue succionada del ojo izquierdo de Xie Jingxuan, y la hebra fue conectada con el Orbe Supresor de Almas entre las cejas de Qin Lie.
N/T: (Le añadí la palabra “fue)
Filamento tras filamento, hebra tras hebra, el alma de la Bestia Devoradora de Almas fue sacada directamente de la mente de Xie Jingxuan.

El resplandor del Orbe Supresor de Almas de repente aumentó aún más.

Al mismo tiempo, una conexión de alma se había formado aparentemente entre Qin Lie y Xie Jingxuan.

Como si hubiera entrado en la mente de Xie Jingxuan, Qin Lie fue capaz de presenciar un recuerdo que había estado profundamente escondido en las profundidades de los recuerdos de Xie Jingxuan. Fue una escena muy profunda…

Era un cielo rojo oscuro desprovisto de sol, luna y estrellas. El ambiente deprimente y silencioso era suficiente para que cualquiera se volviera loco.

No se podía ver ni un solo trozo de vegetación sobre el suelo rojo carmesí. Mirando a lo lejos, todo lo que se podía ver eran montañas desnudas, y entre las montañas había enormes huesos de humanoides y bestias. Muchos de los huesos estaban cubiertos de polvo y ya estaban en proceso de descomposición, como si las montañas hubieran estado desatendidas durante diez mil años.

Muchas exóticas bestias espirituales, parecidas a un Pájaro Fantasma, giraban en círculos en el cielo desolado, sus gritos resonaban como una campana del día del juicio final.

Justo en medio de un grupo de huesos de bestias espirituales blanco puro había una hermosa joven que llevaba armadura de batalla y empuñaba un cuchillo corto. Su pequeño cuerpo temblaba levemente mientras las lágrimas emergían dentro de sus ojos cristalinos. No podía contener sus sollozos mientras rogaba: “Papá, no, no me dejes. Tengo miedo, tengo miedo…”

“Jingxuan, nadie puede ayudarte, debes vivir solo.” Una robusta e imponente figura masculina, con la espalda hacia la niña, se alejó gradualmente. El hombre nunca volteó la cabeza, sólo dijo indiferentemente: “Si ni siquiera puedes manejar el primer nivel del Campo de Batalla del Inframundo, entonces muere aquí y no regreses”.

Ignorando las amargas súplicas de la joven, el hombre se alejó lentamente hasta que finalmente desapareció.

Después de que el hombre desapareció, la chica con un cuchillo corto se agachó sin poder allí, sollozando.

Al final, los sollozos atrajeron a una espantosa bestia espiritual con extrañas espinas cubriendo su cuerpo. Una vez que esta bestia espiritual apareció, inmediatamente abrió su sangrienta boca y se preparó para morder, queriendo tragarse el delicioso cuerpo inmaduro que tenía enfrente.

Con los ojos aún muy rojos y llorando, la niña empuñó su cuchillo corto y comenzó a luchar contra la bestia espiritual con gran dificultad.

Al final, ella ganó.

Su cuerpo estaba cubierto de sangre, algunos de la bestia espiritual, otros de ella misma. Se sentó junto al cadáver de la bestia espiritual durante mucho tiempo.

Estaba muy hambrienta, hambrienta hasta el punto de marearse. Sin embargo, su padre no le había dejado nada de comer, ni le había dejado piedras de fuego.

Miró al cadáver de la bestia espiritual que tenía a su lado. Entonces, mientras lloraba, usó su cuchillo corto para cortar un pedazo de carne del cuerpo de la bestia espíritu. Rechinando los dientes, se obligó a comer el trozo de carne cruda y ensangrentada…

La escena terminó abruptamente en este punto.

Qin Lie volvió a sus sentidos y descubrió que todavía había hilos de alma negra volando desde el interior de los ojos de Xie Jingxuan, pero el Orbe Supresor de Almas se había vuelto a esconder.

Los ojos de Xie Jingxuan aún estaban cerrados, sus manos aún en las de Qin Lie. Al parecer había entrado en coma.

Las llamas ardientes que rodeaban el valle seguían siendo tan monstruosas como antes, ya que los rayos del cielo seguían descendiendo sobre Qin Lie. La energía de los truenos y relámpagos dentro de su cuerpo todavía estaba en el proceso de templar la carne y los huesos de su cuerpo.

Temporalmente no se molestó en pensarlo demasiado ya que se alejó un poco de Xie Jingxuan y se sentó.

Meditando, comenzó a circular la Erradicación del Trueno Celestial, atrayendo la energía del relámpago celestial y haciéndolo circular salvajemente dentro de sus músculos y venas para limpiar su cuerpo y usar la energía del relámpago y el trueno del Noveno Cielo para formar el Cuerpo Sagrado del Trueno Celestial.

Se concentró por completo.

El tiempo pasó gradualmente.

Después de quién sabe cuánto tiempo, los truenos y relámpagos en el cielo desaparecieron y las nubes oscuras se dispersaron, revelando la brillante luna suspendida en el cielo.

Las llamas dentro del valle ya se habían apagado. Sólo las llamas de afuera seguían ardiendo. Estos se originaron de los pilares de piedra carmesí que tenían en su interior Tablas de la Reunión Espiritual que incitaban al fuego.

Fuera del valle, Liang Zhong y los generales del Salón del Asura Oscuro estaban todos solemnes, preocupados por la situación dentro del valle.

Tu Ze, Zhuo Qian, y el resto también estaban esperando ansiosamente mientras esperaban aprender sobre la condición de Qin Lie. Sin embargo, debido a que las llamas aún no se habían extinguido completamente, no tenían manera de entrar al valle.

Sólo podían esperar impotentes.

Pasó otro período de tiempo. A medida que la primavera fría irradiaba aire frío, la temperatura alrededor de Qin Lie y Xie Jingxuan disminuyó aún más.

Quizás se debió a la frialdad, pero Xie Jingxuan fue el primero en despertar. Abrió los ojos, que ahora estaban tan claros como un lago prístino, y miró a Qin Lie que estaba sentado frente a ella.

Un relámpago se había concentrado sobre el cuerpo de QIn Lie mientras el retumbar de un trueno emanaba de su cuerpo sin parar. Parecía como si estuviera cultivando amargamente algún arte secreto.

La Bestia Devoradora de Almas hacía tiempo que había tomado su último aliento, y las llamas dentro del valle ya habían dejado de arder. Sólo el anillo exterior de llamas aún no se había extinguido.

Mientras reflexionaba y observaba Qin Lie, sus recuerdos regresaron lentamente y su expresión se volvió gradualmente compleja.

Al cabo de un rato, acarició su guadaña encogida, y al descubrir que todo era normal, dejó escapar interiormente un soplo de alivio.

Después, analizó las circunstancias de su cuerpo. Descubrió todos sus dolores y llagas. Cada músculo y cada vena estaban inflamados, como si hubieran sido destrozados y estirados.

Ella estrechó un poco sus cejas mientras ella, como Qin Lie, también se sentaba. Tomando una píldora medicinal, la tragó y comenzó a recuperar su cuerpo para que pudiera recuperar su poder de combate lo antes posible.

La luna se ocultó al salir el sol, y las llamas fuera del valle se habían extinguido por completo.

Liang Zhong, Tu Ze, Na Nuo, Xiong Ba, y el resto entraron en el valle carbonizado, llegando junto al punto central de la fría primavera. Inmediatamente, vieron a Xie Jingxuan y Qin Lie.

Ambos tenían los ojos cerrados, y se sentaron cara a cara a unos diez metros de distancia, ambos aparentemente usando su mente para sintonizarse.

En cuanto al cuerpo de la Bestia Devoradora de Almas, aún estaba junto a la primavera fría, completamente sin vida. Claramente había muerto hacía mucho tiempo, ya que sus fragmentos de alma ya no estaban activos en el valle.

 

N/T: (Para que no se queden con la duda)

Descarga:

7 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.