<- Actualmente solo registrados A- A A+

SR – Capítulo 156

¡Aplastar con Artefactos Espirituales!

Como uno de los tres grandes guardias de sombra, Sombra Gris había sido puesto en un ambiente cruel por la Torre de la Sombra y entrenado desde joven. Sólo después de salir de un montón de cadáveres se le enseñaron todo tipo de técnicas de asesinato y se le permitió cultivar las diversas artes espirituales de alto nivel en la Torre de la Sombra.

Los tres guardias de sombra de nivel de la Torre de la Sombra de manera marcial puede que no sean tan impresionantes, pero todos ellos eran expertos de primera clase cuando se trataba de asesinatos y emboscadas.

Para ellos, quitar una vida era tan fácil como comer y dormir.

La razón por la que Sombra Gris había estado vigilando la entrada de la Secta del Armamento durante tanto tiempo fue para asesinar a Tang Siqi. En cuanto a Qin Lie… era sólo un personaje sin importancia para ser cocinado en el camino. A sus ojos, alguien que sólo estaba en el Reino Apertura Natal no era diferente de los corderos que esperaban ser sacrificados.

Sin embargo, cuando “Disparando el Rayo Divino” había disparado al corazón de Qin Lie desde atrás, no sólo no murió instantáneamente, sino que Qin Lie fue capaz incluso de dar la vuelta inmediatamente. Esto era definitivamente algo que sorprendería un poco a Sombra Gris.

¿Cómo podría un practicante de artes marciales que sólo estaba en el Reino Apertura Natal con la guardia baja sobrevivir a ser disparado por él a corta distancia?

¡Algo estaba mal!

“¡Crak Crak Crak!”

Una capa uniforme de cristal de hielo cubría todo el cuerpo de Qin Lie como una armadura de escamas. Sus ojos se habían convertido en un extraño blanco plateado, al liberar la fría niebla de su cuerpo.

“¡Espada de Escarcha!”

Una espada formada de hielo sólido apareció del brazo derecho de Qin Lie, conectada a él. Su punta brillaba con una luz fría, y la energía fría brotaba como un rayo.

Era como un rayo frío que había atravesado el vacío.

“¡Bam!”

Chispas salieron del pecho de Sombra Gris, y un rastro de luz apareció a través de esos oscuros ojos grises mientras repentinamente sonreía.

Tres pequeñas serpientes de color esmeralda salieron volando de sus mangas. Cada una de ellas tenía sólo el ancho de un dedo meñique y un metro de largo. Delicados patrones serpenteantes adornaban sus cuerpos.

Las pequeñas serpientes esmeraldas nadaban en el aire como si se deslizaran en el agua. Ágilmente se movieron hacia el lado de Qin Lie e intentaron abruptamente morderle el cuello.

“¡Qin Bing!”

“¡Serpiente Hueso Suave!”

La voz de Tang Siqi y de otro extraño sonó en las calles. En el momento en que vieron que se producía un conflicto, los practicantes de las artes marciales en los puestos de los alrededores parecían impasibles e indiferentes. Era como si no pudieran ver lo que estaba pasando.

Lo único que hicieron fue tratar de proteger sus propios puestos e intentar retirarse del conflicto.

Había peleas todos los días en la Calle Libre Comercio debido a los conflictos por los materiales espirituales. La sangre que se derramaba y las muertes ocurrían con tanta frecuencia que todo el mundo se había entumecido hace mucho tiempo.

Este lugar no fue sancionado por la Secta del Armamento en primer lugar, así que la Secta del Armamento no puso ninguna seguridad en esta área.

Los que se decidieron a operar en la Calle Libre Comercio también deben decidirse a soportar todas las consecuencias. Aunque murieran aquí, no podrían culpar a nadie más que a sí mismos.

Por eso Sombra Gris había decidido atacar en Calle Libre Comercio.

“¡Escudo Cristal de Hielo!”

Qin Lie había querido atacar, pero cuando vio las tres pequeñas serpientes que le gruñían, rápidamente cambió su habilidad de Espada de Escarcha a Escudo Cristal de Hielo. Luego, dio un paso atrás y protegió su frente con el escudo de hielo.

“¡Pak! ¡Pak! ¡Pak!”

Las tres Serpientes Hueso Suave de color verde oscuro mordieron el escudo de hielo, y el Escudo Cristal de Hielo explotó abruptamente en pedazos.

El hielo destrozado era como estrellas heladas que volaban en todas direcciones con gran fuerza.

Sin embargo, los practicantes de artes marciales en los puestos se mantuvieron fijos en sus posiciones. Levantaron tranquilamente sus manos, canalizaron sus respectivas artes espirituales, y bloquearon los pedazos de hielo destrozado que volaban sobre ellos.

Sorprendentemente, nadie resultó herido por el hielo roto.

“¿Quién es usted? ¿Cómo te atreves a atacar a un discípulo de la secta interior de la Secta del Armamento en Ciudad Armamento?” Tang Siqi gritó con dureza. Entonces, ella se defendió. “¡Seda de Fuego!”

Seis cintas ardiendo con llamas púrpuras salieron repentinamente de su anillo espacial. Las llamas púrpuras ardientes eran increíblemente calientes, causando que muchos practicantes de artes marciales en la calle retrocedieran.

“¡Discípulos de la secta interna! ¡En realidad son discípulos de una secta interna!”

Fue sólo ahora que estos practicantes de las artes marciales de la Calle Libre Comercio se dieron cuenta del emblema de caldero en la ropa de Qin Lie y Tang Siqi y se dieron cuenta de sus identidades.

Pero la sorpresa fue la sorpresa. Nadie interfirió o pareció como si tuvieran alguna intención de ayudar a Qin Lie y Tang Siqi a luchar contra Sombra Gris.

De hecho, muchas de estas personas se regocijaban. Parecería que estaban muy contentos de ver a Qin Lie y a Tang Siqi sufrir una pérdida o ser asesinados.

“La Secta del Armamento confiaba en alquilar todas las grandes tiendas dentro de la ciudad para reunir sus riquezas. Siempre habían querido desalojar la Calle Libre Comercio y matar a cualquier negocio que intentara hacerlo por su cuenta. El caos y la anarquía de la Calle Libre Comercio fueron causados porque la Secta del Armamento los había ignorado intencionalmente. No podían esperar a que la gente muriera todos los días en la Calle Libre Comercio, así que nadie los visitaba. Sólo entonces estarían satisfechos”.

“Sí, esperaban que la Calle Libre Comercio declinara para que todos tuvieran que comprar materiales espirituales en esas tiendas.”

“Si un discípulo de la secta interna hubiera muerto en la Calle Libre Comercio, entonces esto sería muy interesante, hehe.”

Los practicantes de artes marciales en la calle hicieron espacio automáticamente para que Sombra Gris y Qin Lie lucharan. Mientras tanto, estaban dispersos a un lado, mirando y discutiendo con sonrisas frías.

“¡Whoosh whoosh whoosh!”

Seis Sedas de Fuego de color púrpura bailaron y volaron. El cielo sobre las calles brillaba con fuego púrpura, causando miedo entre las tres Serpientes Hueso Suave. Sorprendentemente, no pudieron pasar al lado de Qin Lie.

“¡Volantes Nueve Estrellas!”
N/T: (Con volante no se refiere a un vehículo, sino a uno de esos avisos en papel)
Nueve volantes que eran como nueve cometas voladoras salieron de los bolsillos de Tang Siqi, arrastrando una hermosa luz detrás de ellos.

“¡Escudo de Nube!”

Una espesa energía de tierra mezclada con grandes nubes formó abruptamente un sólido escudo de luz frente a Tang Siqi.

“¡Lanza Hueso de Escarcha!”

Una lanza formada por cinco huesos blancos aullaba como demonios llorones y escalofriantemente atacaba a Sombra Gris.

“¡Garra Fantasma Infernal!”

Una enorme garra apareció de nuevo de la palma de la mano de Tang Siqi. Como la mano del diablo, se movió para agarrar a Sombra Gris en el aire como si pudiera rasgar la tierra.

Qin Lie se congeló repentinamente.

Los muchos practicantes de las artes marciales a los lados de las calles también estaban mirando la escena con los ojos muy abiertos. Sus ojos fluían con la luz de la conmoción total.

“¡Artefacto espiritual de Grado Profundo! ¡Al menos es de Tercer Grado!”

“¡Este escudo es probablemente de Cuarto Grado!”

“¡Esa lanza de hueso era al menos de Tercer Grado Profundo!”

“¡Garra Fantasma Infernal!. ¡E-Esta es la garra del Demonio de Espada Sediento de Sangre del Campo de Batalla del Inframundo! ¡Los Demonios de Espada Sedientos de Sangre son bestias espirituales del Cuarto Grado, así que esta garra debería ser un arma espiritual de Quinto Grado Profundo!”

Había mucha gente que no podía contenerse y gritaba. Todos estaban conmocionados por los artefactos espirituales de Tang Siqi que había desatado uno tras otro.

Rayos de luz ardiente, volantes, una lanza y una garra fantasma que hacía un movimiento de agarre en el aire cayeron sobre Sombra Gris. Sombra Gris se ahogó instantáneamente en un mar de luz.

“¡Rrmmmb!”

Una potente y deslumbrante luz seguida de violentos retumbos explotó desde la posición de Sombra Gris.

La sombra de luz se desvaneció. Las ropas grises de Sombra Gris fueron destrozadas. La armadura espiritual marrón oscuro que llevaba también se había roto, y estaba sangrando por muchas partes de su cuerpo.

Tang Siqi hizo un gesto a Qin Lie mientras permanecía escondido detrás del Escudo de Nube. Ella dijo con fuerza: “¡Ven!”

Qin Lie muy obedientemente se acercó y se quedó cerca de ella, escondiéndose bajo el Escudo de Nube en caso de que Sombra Gris tuviera ataques más poderosos que los que aún no había usado.

Una fragancia refrescante vino del cuerpo voluptuoso de Tang Siqi y se deslizó en la nariz de Qin Lie. La miró subconscientemente.

Bajo el Escudo de Nube, Tang Siqi parecía embelesada, y su hermoso rostro brillaba con un brillo deslumbrante. Había una belleza indescriptible en ella.

Agarrando sus pequeños puños, exclamó excitada: “¡Qué imprudente! ¿Se atreve a atacarnos dentro de la Secta del Armamento? ¡Parece que no sabe lo poderosa que es su tía de aquí!”.

Los volantes y la lanza ósea se dispersaron junto a la Sombra Gris, temblando abruptamente, y volvieron a saltar al aire una vez más. La energía espiritual hervía dentro de ellos, listos para formar otra ronda de ataques.

La Garra Fantasma Infernal sobre la cabeza de la Sombra Gris aulló penetrantemente, pareciendo tan aterrador como un demonio a punto de atravesar el infierno.

“Por fin sé por qué Lanza de Sangre da tanto miedo”.

“Si esos bastardos de Lanza de Sangre también estaban equipados con un puñado de artefactos espirituales como esos, entonces eso es realmente aterrador.”

“La Secta del Armamento es realmente la Secta del Armamento”.

La multitud exclamó.

Qin Lie también se sorprendió.

No sabía de donde venía la Sombra Gris, pero a juzgar por ese único golpe que golpeó su cuerpo y casi atravesó sus órganos internos, inmediatamente confirmó que el enemigo era definitivamente un experto en el Reino de la Manifestación.

Fue gracias al hecho de que tuvo cierto éxito en la formación de su Cuerpo Sagrado del Trueno Celestial, de modo que su cuerpo se había vuelto extremadamente duro, que no murió instantáneamente.

Se atrevió a confirmar que si Yi Yuan estaba en su lugar, entonces moriría instantáneamente con sus órganos internos explotando después de haber sido atacado silenciosamente una vez por este enemigo, sin dejar rastro de sí mismo.

También moriría en silencio.

Originalmente, el hombre había planeado matarlo en silencio y matar a Tang Siqi antes de que ella pudiera reaccionar también con el mismo método.

Desafortunadamente, este hombre había estimado incorrectamente la dureza del cuerpo de Qin Lie y no pudo matarlo en completo silencio.

Por lo tanto, el plan perfecto había sido destrozado sin piedad por este accidente.

“Puede que tu gran tía no sea buena peleando, pero tengo un montón de artefactos espirituales. ¡Te aplastaré hasta la muerte con artefactos espirituales!” exclamó Tang Siqi con gran alegría. Escondida detrás del Escudo de Nube, sus hermosos ojos brillaban mientras gritaba y se burlaba mientras controlaba los Volantes Nueve Estrellas, la Lanza Hueso de Escarcha y la Seda de Fuego remotamente con su mente.

Todos los artificieros eran buenos controlando los artefactos espirituales con su mente y, buenos atacando y defendiendo a través del excelente control de sus artefactos espirituales.

Esto se debía a que los Artífices deben ser capaces de controlar con precisión su mente y su conciencia y controlar la energía espiritual dentro de cada línea espiritual para lograr el equilibrio más delicado cuando estaban inscribiendo diagramas espirituales. Sólo entonces pudieron inscribir perfectamente un diagrama espiritual.

Bajo el control de Tang Siqi, los Volantes Nueve Estrellas, la Lanza Hueso de Escarcha y la Seda de Fuego rodearon la Sombra Gris y lo bombardearon indiscriminadamente como si hubieran desarrollado sus propias mentes. No importa como Sombra Gris esquivó o defendió, los tres artefactos espirituales sueltos siempre fueron capaces de encontrar las esquinas más difíciles y romper la línea de defensa de Sombra Gris.

“Me encanta forjar artefactos, pero también me gusta intimidar a la gente. ¿De verdad te atreves a atacarnos? ¿Realmente no sabes cómo está escrita la palabra muerte?” Tang Siqi se rió, y mientras frotaba su anillo espacial con una mano, gritó arrogantemente: “Todavía hay tantos artefactos espirituales que no he sacado a la luz, ¿sabes? Debes aguantar un poco más para que estos artefactos espirituales míos puedan ver la luz del día. Probemos sus efectos y veamos si son como los imaginé. Sí, por favor, espera un momento”.

Sombra Gris estaba en la etapa media del Reino de la Manifestación. Su cultivo era un nivel más alto que el de Tang Siqi, y era experto en el arte del asesinato, pero realmente no estaba acostumbrado a ese tipo de combate cara a cara.

Especialmente cuando se enfrentaba a alguien que luchaba con innumerables artefactos espirituales como Tang Siqi. Le dio un dolor de cabeza aún mayor.

Fue solo ahora que finalmente entendió porque el Señor de la Torre había deliberado tanto y había gastado tanto esfuerzo para obtener el control de la Secta del Armamento.

“Qin Bing, ¿estás bien?” Tang Siqi de repente recordó y se dio la vuelta para mirar a Qin Lie, “Tú fuiste el primero en ser atacado. ¿Estás herido en absoluto?”

“Mi corazón fue herido, pero no es un gran problema.” Contestó Qin Lie.

“Oh, tu corazón…” Tang Siqi pensó seriamente durante un momento. “Esa será la Píldora Protección del Corazón entonces. Vale, ven, traga esta Píldora Protección del Corazón y podrás estabilizar tu herida muy pronto”. Pasó por encima de una píldora verde oscuro. La píldora fue refinada a la forma de un corazón y se veía increíblemente bella y delicada.

Qin Lie no se molestó en ser modesto y se la tragó inmediatamente después de aceptarla. Luego, canalizó su energía para disolver la píldora espiritual.

Después de una docena de segundos, los ojos de Qin Lie se iluminaron y dijo bajo la mirada de Tang Siqi: “También entiendo por qué Lanza de Sangre es tan poderosa ahora”.

Descarga:

8 Comentarios Comentar

  1. Maxtrui

    Lector

    Nivel 5

    Maxtrui - hace 3 meses

    WoW al final lo que pensé era correcto, Tang Siqi no era mala :U 
     
    -Gracias por el capítulo 

  2. Valenod

    Lector

    Nivel 9

    Valenod - hace 2 meses

    Cuando el prota comience a hacer sus propios artefactos también será muy épico
    Gracias por la traducción

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.