<- Actualmente solo registrados A- A A+

SR- Capitulo 16

¡Abdicación Forzada!

¡Los problemas se están gestando!

Toda la Familia Ling se alarmó cuando vieron a Ling Bo y Ling Xiang, los dos ancianos raramente vistos, al lado de Du Jiaolan. Se dieron cuenta de que algo grande estaba a punto de suceder.

¡La razón por la que Du Jiaolan había esperado su momento incluso después de investigar a fondo las complejidades de los túneles de la Montaña de Hierba era sólo por hoy!

¡Quería esperar una ocasión en la que todos los miembros de la Familia Ling se hubieran reunido para poder ejecutar su plan de deposición en presencia de todos!

Ling Chengye sintió un repentino escalofrío en su columna vertebral.

Ling Xiang y Ling Bo eran practicantes marciales de la generación anterior de la familia Ling que habían hecho grandes contribuciones al clan cuando eran más jóvenes. Debido a algunas heridas incapacitantes, habían elegido vivir en reclusión y nunca se molestaron en preguntar sobre los sucesos del clan.

Como tal, poco a poco comenzó a hacer caso omiso de los dos ancianos. No esperaba que los dos se pusieran del lado de Du Jiaolan sin previo aviso.

“No es de extrañar que los nietos de los ancianos tuvieran algunos artefactos espirituales adicionales y un repentino aumento en su cultivo. Parece que estos dos ancianos hicieron un trato entre bastidores por el futuro de sus nietos”.

El comentario de Ling Feng, que fue honesto y honrado, disipó completamente cualquier duda persistente de la multitud.

En este mismo momento, Du Jiaolan y sus hijos enfocaron sus miradas hostiles, fijándose fríamente en Ling Feng.

Ling Feng se burló.

“¿Acaso te concierne? ¡No los interrumpas!” Ling Ying suplicó en voz baja mientras ella tiraba de su camisa en un intento de evitar que fuera un entrometido, para que no se quejaran de él.

“Despedir a los ancianos del clan no es algo que puedas hacer tan fácilmente.” Ling Kangan era un anciano que siempre había apoyado a Ling Chengye porque sabía que el patriarca era el que más trabajaba para la familia y nunca había albergado ningún tipo de motivos egoístas. Por lo tanto, proclamó en voz alta: “Sólo cuando el patriarca ha puesto en gran peligro a nuestro clan a través de sus errores o ha abusado de su poder para beneficio personal, avergonzando a la familia e impidiendo el éxito del clan, pueden los ancianos incluso hablar de deponerlo”.

Mirando a los otros dos ancianos, su expresión se volvió fría y dijo con un hmph: “La salud física de ustedes dos hermanos siempre ha faltado, pero nunca había sido una preocupación apremiante. Sin embargo, ¿tu cerebro también ha empezado a fallarte? ¿Realmente no has sido capaz de ver los esfuerzos que Chengye ha hecho por la familia todos estos años?”

Ling Xiang y Ling Bo se sintieron culpables y no se atrevieron a mirarle a los ojos, sino que subconscientemente bajaron la cabeza.

“¡En este caso, lo dejaré claro entonces!” Du Jiaolan se rió fríamente, atrayendo la atención de todos hacia ella.

De entre la multitud, ella se acercó a Ling Chengye y se enfrentó a él, irradiando un aura nada menos que más débil que la suya, y dijo con dureza: “Las diversas plantas espirituales y hierbas espirituales en nuestra Montaña de Hierba siempre han sido la prioridad número uno de nuestra Familia Ling. Estamos obligados a pagar un tributo anual de las plantas espirituales al Pabellón de la Nebulosa a cambio de su protección. Según su acuerdo, esto siempre ha sido responsabilidad de su cuñado. Sin embargo, las plantas espirituales están todas marchitas ahora. La gente del Pabellón de la Nebulosa siguió instándonos a pagar nuestros tributos, pero nuestra Familia Ling se ha retrasado continuamente. El Pabellón de la Nebulosa está perdiendo gradualmente la paciencia…”

Con respecto al asunto de la Montaña de Hierba, la mayoría de la Familia Ling estaba en la oscuridad. Después de escuchar las palabras de Du Jiaolan, las expresiones de la muchedumbre cambiaron ligeramente.

La Familia Ling era vasallO del Pabellón de la Nebulosa. Si ellos continuaran aplazando su pago de hierbas espirituales por un largo período de tiempo, no sólo ya no recibirían la protección del Pabellón de la Nebulosa, sino que incluso podrían ser procesados por su ofensa, poniendo a toda la Familia Ling en un serio aprieto.

Las palabras de Du Jiaolan silenciaron a todos mientras empezaban a contemplar las posibles repercusiones.

“¡Y eso es sólo la primera cuestión!”

Después de sembrar dudas sobre las capacidades de Ling Chengye en los corazones de todos, Du Jiaolan habló de nuevo: “Gran Hermano, por favor, aclara, ¿qué es exactamente lo que pasa con los túneles en la Montaña de Hierba? Heng’er fue a echar un vistazo hace unas noches, ¿puede alguien adivinar lo que vio?”

La cara de Ling Chengye se horrorizó mientras seguía presionando con frialdad: “¡Ahora hay varios cientos de túneles dentro de la Montaña de Hierba! El número de cuevas mineras ha aumentado enormemente, lo que significa que la minería ni siquiera se había detenido antes. ¡Hmph! Gran Hermano, debes haber invertido un gran esfuerzo en la minería. Pero, ¿por qué no he visto ni una sola pieza de mineral en el almacén de la Familia Ling?”.

Como dice el refrán, ‘una piedra lanzada levanta mil ondas’. Sus palabras sacudieron aún más a los miembros de la Familia Ling.

“Si no hay nada valioso en la Montaña de Hierba, ¿por qué habría túneles tan extensos? Si se descubrieron minerales preciosos, ¿adónde fueron? ¿Se lo llevó todo el hermano mayor?” Du Jiaolan se cuestionó mientras continuaba con su sonrisa sarcástica. “Parece que cuando el hermano mayor le dio parte interior de la Montaña de Hierba a la pareja de nieto-abuelo de la familia Qin, ¡había sido un plan bien pensado! Además, a otros miembros de la Familia Ling se les prohibió entrar por orden tuya. ¡Estoy segura de que cada uno puede pensar por sí mismo y averiguar qué es lo que quiere ocultar!”

“Chengye, ¿no deberías darnos una explicación sobre la parte interior de la Montaña de Hierba?” El Anciano del Clan Ling Xiang levantó la cabeza en este momento y se acercó para ayudar a Du Jiaolan en el interrogatorio, ya que él también sospechaba que todas las piedras espirituales de la montaña habían sido malversadas por Ling Chengye.

Aunque los demás miembros de la Familia Ling habían admirado a Ling Chengye, no pudieron evitar empezar a sospechar de él, ya que todas sus miradas convergían hacia él.

“Hace poco descubrí la situación en la Montaña de Hierba, y se habían cavado muchos túneles. Todavía estoy investigando este asunto y aún no he llegado a una conclusión”. Esta sentencia era tan buena como confesar todas las acusaciones de Du Jiaolan. En medio de la conmoción que siguió, continuó: “Hace cinco años, después de permitir que la pareja de nietos del abuelo de la familia Qin utilizara la parte interior de la mina dentro de la montaña, no he puesto un pie allí. Estoy tan inconsciente y perplejo de lo que pasó como tú”.

Después de su declaración, se volvió para mirar profundamente a Qin Lie. El público también se dio la vuelta, pero nadie podía adivinar lo que realmente había pasado incluso después de mirarlo fijamente.

“¿A quién tratas de engañar?” La cara de Du Jiaolan se volvió aún más fría. “Si usted no tuvo nada que ver, ¿cómo es posible que sólo ellos dos cavaran tantos túneles? Nuestra Familia Ling pasó numerosas décadas sólo para cavar unas pocas docenas de esos túneles, sin embargo, ¿estás diciendo que nos superaron tantas veces en sólo cinco años? Además, Qin Shan falleció hace dos años. ¿Quién te creería?”

Ling Chengye miró a los miembros del clan que la rodeaban y descubrió que muchos de ellos meneaban la cabeza con obvia incredulidad.

“Si el nivel de cultivo de Qin Shan hubiera alcanzado el Reino de la Fragmentación, de hecho tendría la capacidad de hacer tal cosa. Destruir la Montaña de Hierba en sí misma no sería una hazaña mezquina para un practicante así”, contestó Ling Chengye impotente.

“¡Haha, qué broma! Incluso si existiera un practicante marcial en el Reino de la Fragmentación, ¿por qué se escondería entre nuestra Familia Ling?” Du Jiaolan escupió sarcásticamente.

La gente que los rodeaba seguía moviendo la cabeza con más incredulidad.

“Además, no entiendo la razón detrás del compromiso de la Pequeña Shi y Qin Lie. ¿Te has confundido con la edad? El Pequeña Shi de nuestro clan es tan puro y bonito como una flor. De toda la gente para desposarla, ¿tú elegiste a este tonto?” Olfateando la victoria, Du Jiaolan siguió adelante con el golpe de gracia. “¿Será que tú y Qin Shan hicieron un trato turbio que requiere ofrecer a Yushi? ¿Qué podría darle este tonto a la Pequeña Shi? Tengo curiosidad por saber qué tipo de regalo de bodas ha preparado. ¡Tío Fu, abre el regalo de bodas para que todos lo veamos!”

Du Jiaolan miró hacia Ling Fu, que estaba a cargo de recibir los regalos nupciales, con los ojos llenos de burla mientras anticipaba la completa y total humillación de Ling Chengye.

Sus intenciones eran viciosas; ella definitivamente no planeó todo esto en el lapso de unos pocos días. Comenzó con la cuestión de que las plantas de los espíritus no se manejaban adecuadamente, lo que podría traer problemas a la Familia Ling. Luego, sacó a relucir el asunto de las cuevas mineras dentro de la Montaña de Hierba, implicando fuertemente que Ling Chengye estaba abusando de su poder para tomar los valiosos minerales de la montaña para sí mismo.

Y ahora, atribuyó el asunto de Qin Lie y el compromiso de Ling Yushi a la indiferencia de Ling Chengye hacia el futuro de su hija, sacrificando su felicidad para lograr algún motivo desconocido.

Ella hizo todo esto para destruir completamente la reputación de Ling Chengye dentro de la Familia Ling. Ya sea desde un punto de vista lógico o emocional, ella quería que cada miembro de la Familia Ling estuviera descontento con este Patriarca y dudara de él.

“Siento una inmensa curiosidad por el precio por el que vendiste a la Pequeña Yushi. Tío Fu, ¿por qué no has abierto el regalo de bodas para que todos lo vean?” se mofó Du Jiaolan.

Ling Fu sostuvo el regalo nupcial, su cara llena de torpeza, ya que no estaba seguro de lo que debía hacer.

“¡Ling Fu!” El Anciano del Clan Ling Bo gritó duramente. Endureció su rostro e instruyó: “¡Ábrelo a la vista de todos! ¡Que cada uno decida por sí mismo si hay o no motivos ocultos detrás de este acuerdo!”

Todas las miradas estaban puestas en ese regalo de bodas. Derrotado por las miradas interrogativas de los miembros de la familia Ling Fu, Ling Fu abrió impotente la caja de madera para revelar varias piezas costosas de joyería hechas de oro y plata.

“¿Sólo algunas joyas? Eso quizás sería valioso a los ojos de un plebeyo, pero no valen nada para los practicantes de las artes marciales como nosotros”. Du Jiaolan ignoró la oscura expresión en la cara de Ling Chengye mientras miraba la caja de madera y continuó: “Confío en que todo el mundo pueda decir que estos objetos definitivamente no son obsequiados por Qin Lie. Debería estar claro para todos si hay algún motivo oculto detrás de este compromiso…”

“¿No hay todavía una bolsa de tela?” Ling Kangan miró hacia la bolsa de tela que estaba originalmente encima de la caja de madera y dijo: “Abre eso también”.

“Ah, ábrelo todo entonces, y veamos qué clase de tesoros hay. Si ese tonto puede sacar algo valioso para usarlo como regalo de bodas, no tendré nada más que decir”.

Du Jiaolan levantó la cabeza, sintiéndose muy satisfecha cuando vio la expresión endurecida de Ling Chengye. Se sintió totalmente encantada, como si ya hubiera derrotado por completo a Ling Chengye y estuviera a punto de convertirse en la próxima figura de autoridad de la Familia Ling. Eso resultaría en que toda la Familia Ling siguiera tanto su voluntad como la voluntad de todos los que se apellidaran Du.

Ling Chengye se dio cuenta de que era completamente incapaz de defenderse contra los brutales ataques de Du Jiaolan. Incluso los hombres de clan que solían confiar en él ahora estaban revelando miradas de reprimenda. Su repentina inmersión en el abismo de la desesperación le dejó incapaz de encontrar una forma adecuada de rebatirla a pesar de trabajar furiosamente su cerebro.

Ling Yushi mordió con fuerza sus labios inferiores al ver la cara de su padre retorcerse en desesperación. Siendo sospechada por los miembros del clan que la rodeaban mientras Du Jiaolan y compañía se burlaban de él con deleite… Su corazón también fue cayendo poco a poco.

Todavía sosteniendo la mano de Qin Lie, ella incontrolablemente comenzó a apretar su agarre y permaneció inconsciente aún después de que sus uñas ya habían perforado la palma de la mano de Qin Lie.

En ese momento, el indefenso Ling Fu soltó la cuerda atando la bolsa de tela bajo el escrutinio de todos y sacó una piedra. Bajando la cabeza, anunció sombríamente: “Son sólo unas piedras de jade…”

Una pieza de piedra prismática clara y transparente fue revelada. La piedra irradiaba un tenue resplandor verde mientras una refrescante ola de energía espiritual brotaba, evidentemente desde dentro de la piedra.

De repente, una persona rugió: “¡Piedra espiritual! ¡Al menos una piedra espiritual de Sexto Grado Común!”

“¡¿Qué?! ¿Cómo puede ser posible? ¿Se me han estropeado los ojos? ¿Cómo puede ser una piedra espiritual Sexto Grado Común? Cielos”, gritó otra persona.

Las expresiones de Du Jiaolan y compañía se atenuaron ligeramente. “En realidad es una piedra espiritual común de sexto grado; el Patriarca sabe cómo gastar. Seguramente no hay necesidad de sacar todos tus ahorros sólo para este ritual”, comentó fríamente.

Ling Chengye también estaba asombrado ya que sabía que su clan era pobre. Cualesquiera que fueran las piedras espirituosas que la familia Ling tenía, generalmente se obtenían mediante el intercambio de plantas espirituales y hierbas extras que cosechaban, y por lo general estaban por debajo del Tercer Grado Común.

Todo este tiempo, esas piedras espirituales habían sido dadas a Ling Xuanxuan para cultivar. Como la cantidad era realmente muy pequeña, apenas era capaz de mantenerse al día con la tasa de uso de Xuanxuan. Por lo tanto, incluso él no estaba dispuesto a usarlo para la cultivación a pesar de ser el jefe de su familia.

Si en verdad poseía piedras espirituales en el Sexto Grado Común, las habría entregado al Pabellón de la Nebulosa hace mucho tiempo para resolver el problema de los homenajes. ¿Por qué esperaría hasta ahora?

En ese momento, las oscuras pupilas de Ling Yushi resplandecían ligeramente, y su cara brillaba tenuemente mientras pegaba sus ojos a la mano de Ling Fu.

¡En la Piedra Espiritual de Sexto Grado Común!

“¿Es eso?”

“¿No hay más? ¡Sigue sacándolo!”

“Tío Fu, ¿por favor continúa?”

Muchos de la generación joven de la Familia Ling lo instaron involuntariamente a que la abriera, con mucha curiosidad por el resto del contenido de la bolsa de tela.

Y así, Ling Fu continuó recogiendo artículos de la bolsa…

“¡Otra piedra espiritual de Sexto Grado Común! ¡Santo cielo, una más! ¡Ya son tres!”

“¡Qué! ¡Una Píldora de Recuperación de Vigor! ¡Más de diez de esas Píldoras de Recuperación de Vigor!

“¡Una Píldora de Cien Venas! ¿Lo vi mal? ¡Eso es realmente una Píldora de Cien Venas Quinto Grado Común! Es una medicina que los practicantes de artes marciales tanto en el Reino del Refinamiento como en el de la Apertura Natal pueden usar para templar sus músculos. ¡Sólo el Pabellón de la Nebulosa y la Mansión de Hielo Destrozada tendrían esta píldora! ¡Una de esas píldoras es comparable a ocho de esas piedras de Sexto Grado!”

“¡Cielo santo! ¿Cómo podría haber una Píldora de Cien Venas?”

“¿Qué, qué es eso? ¡Una Píldora Apertura del Mar! ¡Una Píldora Apertura del Mar de Sexto Grado común! ¡La Píldora Apertura del Mar solía abrir el mar espiritual! Si uno tuviera a mano una Píldora Apertura del Mar mientras hace un gran avance desde el Reino del Refinamiento hasta el Reino Apertura Natal, las posibilidades de éxito serían mucho mayores”.

“Si se las hubieran dado a mi hija como regalo de bodas, aunque estuviera muerto, por no hablar de un tonto, ¡habría obligado a mi hija a casarse con él!”.

N/T:(Ahora si todos se mojan por el prota…)

Descarga:

10 Comentarios Comentar

    1. Avatar

      Lector

      Nivel 5

      Abdal - hace 2 meses

      Lo ilarante es que el protagonista no sabe lo que dio, solo agarro lo que se veía bonito

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.