<- Actualmente solo registrados A- A A+

SR – Capítulo 172

¡El Peso de sus Palabras!

El Diagrama del Demonio Sellador Celestial fue sólo el primer diagrama espiritual que Qin Lie había aprendido. Este diagrama fue simplemente el principio.

Mientras que Luo Zhichang, Fang Qi y Jiang Hao seguían ahogándose en medio de una gran conmoción y alegría, quince días más tarde, Qin Lie había tirado otra tabla espiritual al trío. “Por favor, mire y compruebe si este es el Diagrama del Río Tortuoso Noveno”.

Luo Zhichang tembló y agarró ligeramente la tabla espiritual. Después de unos segundos, tembló mucho y gritó: “¡Sí! ¡Este es el Diagrama del Río Tortuoso Noveno!”.

Fang Qi y Jiao Hao estaban igualmente conmocionados.

Qin Lie asintió con indiferencia y retiró su mirada del pilar del patrón espiritual. Con eso, miró hacia el tercer pilar.

Veinte días más tarde, al lado de un montón de montañas de lápidas desguazadas y piedras de jade destrozadas, Qin Lie tiró otra lápida con patrones de pájaros en su superficie. “Mira esta.”

“¡Diagrama del Ave del Cielo Altísimo! ¡Es el Diagrama del Ave del Cielo Altísimo! Luo Zhichang estaba loco de alegría como si acabara de recibir un maravilloso tesoro.

Diecisiete días después, Qin Lie tiró otra tabla espiritual. “Mira esta también.”

“¡Diagrama Galaxia Radiante! ¡Es el Diagrama Galaxia Radiante!” Luo Zhichang tembló por todas partes.

……

Hoy el Maestro de la Secta del Armamento Ying Xingran también ha venido a la plaza.

“Maestros, ¿cómo va el progreso de Qin Bing?” La expresión de Ying Xingran era cansada. Su cara estaba enigmática por el cansancio, pero sus ojos estaban llenos de expectativas.

“Míralo tú mismo”. Luo Zhichang se acarició la barba blanca, se rió, y le arrojó siete tablas espirituales.

Después de congelarse por un momento, Ying Xingran aceptó las siete tablas espirituales y centró su atención en examinar su interior mágico.

“¡Diagrama del Demonio Sellador Celestial!”

“¡Diagrama del Río Tortuoso Noveno!”

“¡Diagrama del Ave del Cielo Altísimo!”

“¡Diagrama Galaxia Radiante!”

“¡Diagrama Chainmail de Cien Flores!”
N/T: (Chainmail es cota de malla o algo parecido pero da una perez… queda mejor así)
“¡Diagrama de la Resurrección de la Madera Antigua!”

“Diagrama de la Mansión Caída”.

Cada vez que percibía el funcionamiento de una tabla espiritual, Ying Xingran gritaba. Su expresión se volvió imposiblemente excitada, y el cansancio de antes desapareció por completo.

“¿Fueron todos ellos inscritos por él?” Ying Xingran confirmó por última vez.

Luo Zhichang asintió con una sonrisa y dijo: “¡Todos están inscritos por él!”

Ying Xingran aspiró profundamente con una extraña luz que brillaba en sus ojos. “¡Para él, valdrá la pena aunque perdamos más gente!”

En el momento en que dijo esas palabras, la expresión de Luo Zhichang se volvió pesada cuando finalmente llevó la conversación a la situación. “¿Cómo está?”

Las expresiones de Fang Qi y Jiang Hao también eran serias mientras apartaban la mirada de Qin Lie y miraban profundamente a Ying Xingran.

“No es optimista.”

La expresión de Ying Xingran era oscura: “Recientemente, los cargamentos de artefactos espirituales que hemos enviado a todos los Pabellones de Armamento han sido interceptados por la Torre Sombra Oscura. Hemos perdido 36 hombres y 7 artefactos espirituales de Primer Grado Profundo, 15 artefactos espirituales de Séptimo Grado Profundo, 35…”

Describió en detalle las pérdidas de la Secta del Armamento en los últimos detalles.

Los ojos de los tres grandes reverendos se habían enfriado.

“Muchos delegados extranjeros que entran y salen de Ciudad Armamento también han sido atacados. Los hombres de la Torre Sombra Oscura ya deberían haber llegado fuera de la ciudad”, añadió Ying Xingran.

“Es mejor que no nos aventuremos fuera por el momento”, dijo solemnemente Luo Zhichang.

“Dile a los discípulos de la secta interna y externa que no salgan y busquen materiales espirituales por ahora. Tampoco envíen artefactos espirituales a los Pabellones de Armamento. Además, haz que Lang Xie se prepare y busque tantas bases de la Torre Sombra Oscura fuera de la ciudad como sea posible y destrúyelas primero, para que podamos forzar a la Torre Sombra Oscura a seguir enviando gente”, dijo Fang Qi.

“Definitivamente no será fácil para nosotros atacar el cuartel general de la Torre Sombra Oscura. Solo podemos forzarles a que vengan a nosotros,” interrumpió Jiang Hao.

“Esa también es la opinión de Lang Xie”, asintió Ying Xingran.

“La Torre Sombra Oscura es buena matando gente en todo tipo de situaciones, y son muy buenos usando terrenos complejos. Su cuartel general está aún más vigilado y tiene trampas mortales y obstáculos colocados por todas partes. Atacarlos sólo hará más daño que bien”. Continuó diciendo: “Lang Xie también quiere que el Señor de la Torre de la Torre Sombra Oscura nos ataque. Que reúnan a sus hombres y los pierdan continuamente para que podamos atraer lentamente su atención de sus superiores”.

“¿La Torre Oscura también se ha movido?” preguntó Luo Zhichang.

“Sí”, respondió Ying Xingran.

“Di Shijiu es aún más difícil que Liang Yangzu. Tendremos que ser más cuidadosos si él también se ha unido”. La expresión de Fang Qi era pesada.

“Mientras Qin Bing esté bien, decenas de años después, la estructura de la Secta del Armamento definitivamente cambiará.” Ying Xingran exclamó resueltamente mientras tocaba las siete tablas de espíritus en sus manos. “Incluso si todas las grandes fuerzas han unido sus poderes para atacar Ciudad Armamento, valdrá la pena invertir toda nuestra riqueza y mano de obra en él, por no hablar de la Torre Sombra Oscura.”

“No te preocupes, la Torre Sombra Oscura definitivamente no peleará con nosotros hasta la muerte.” Luo Zhichang se rió fríamente: “No es que su hijo fuera el que murió. Definitivamente no va a tirar todo por la borda y enloquecerá y cometerá todo. Ni siquiera Liang Yangzu sacrificaría la Torre de la Sombra por su único hijo”.

“La razón por la que querían venganza era para que nos rindiéramos. Quieren obligarnos a dar una justificación para la muerte de Liang Shaoyang”. Ying Xingran asintió con la cabeza: “Sé lo que quieren”.

“Echa un vistazo a esta tabla espiritual.” Fue en este momento cuando Qin Lie abrió su boca desde debajo de otro pilar del patrón espiritual y le lanzó sobre una tabla espiritual.

Ying Xingran extendió una mano para agarrarla y enfocó su mente para sentir antes de gritar: “¡Diagrama Fascinante de Seis Ciclos!”

Luo Zhichang y los tres grandes reverendos se conmovieron una vez más.

Esta vez la inscripción del diagrama espiritual sólo llevó seis días. Esto significaba que la comprensión de Qin Lie de los diagramas espirituales dentro del pilar del patrón espiritual se estaba volviendo cada vez más rápida.

Esto también significaba que el reconocimiento de Qin Lie de los diagramas espirituales también estaba creciendo más profundamente. Debería haber digerido todas las experiencias de antes por completo.

“¡Buen trabajo!” Luo Zhichang gritó en voz alta.

Qin Lie se levantó y dijo hacia Jiang Hao mientras agitaba su cuello y movía sus miembros: “Quiero algo de comer. Algo que recupera la resistencia, la energía espiritual y la conciencia del alma. Los necesito a todos”.

“Haré que alguien los prepare inmediatamente”. Jiang Hao gritó: “¡Cheng Ping!”

No muy lejos, Cheng Ping respondió una vez: “¡Lo haré ahora mismo!”

Qin Lie tranquilizó su mente y se paró en la plaza mirando a los alrededores. Miró el paisaje del Volcán de la Llama para relajar su mente, sus ojos y sus nervios.

Una figura entró repentinamente en su visión desde muy lejos. Era un grupo de delegados extranjeros de una secta exterior que estaban vestidos de forma informal.

Esos delegados extranjeros habían salido del lugar de Tong Jihua y estaban saliendo por la entrada de la Secta del Armamento.

Muchos de ellos tenían un aspecto alegre, como si hubieran logrado algún tipo de objetivo. También estaban los que tenían un aspecto tenue, como si sus esperanzas se hubieran desvanecido.

Entre ellos, Qin Lie vio una figura familiar: era Han Qingrui.

“Hermano Han, deja de estar abatido. Tuviste mala suerte esta vez. Tal vez tengas suerte en el futuro”. Un practicante de artes marciales delgado y alto junto a Han Qingrui le consoló, no tan de todo corazón, apenas reteniendo la alegría en sus ojos.

Han Qingrui se rió amargamente y agitó la cabeza. “Me temo que no tengo tiempo para esperar al futuro.”

El deber principal de los delegados extranjeros de la Secta del Armamento era ayudar a transportar artefactos espirituales de la Secta del Armamento a cada Pabellón de Armamento. Debían ayudar a la Secta del Armamento a buscar materiales espirituales específicos, dirigirse a varias grandes fuerzas para comprar piedras y metales raros, patrullar dentro y fuera de la ciudad para aliviar parte de la carga de la Lanza de Sangre, o realizar algunos trabajos para los discípulos de la secta interior, como hacer mandados, y así.

La condición de delegado extranjero de una secta exterior no puede compararse ni siquiera con la de discípulo de una secta exterior. Tuvieron que escuchar los arreglos y despachos de un anciano de la secta externa.

Después de dejar el Pabellón de Nebulosa, Han Qingrui y Kang Hui habían llegado a la Secta del Armamento para trabajar como sus delegados extranjeros bajo la recomendación de Pan Jueming.

Anteriormente, habían sido responsables de ayudar a la Secta del Armamento escoltando algunos materiales espirituales especiales entre las grandes fuerzas circundantes y realizando algunos mandados y trabajos ocasionales.

Habían esperado entrar en la Ciudad Armamento y encontrar un lugar donde quedarse dentro de la ciudad, y también habían esperado ganarse el favor de Tong Jihua.

Este deseo se había hecho más urgente después de que la Secta del Armamento y la Torre Sombra Oscura habían deteriorado su relación.

Esto se debía a que muchos delegados extranjeros de sectas exteriores que estaban operando fuera de la ciudad habían regresado gradualmente con noticias de su muerte en la naturaleza. Todos sabían que fue la Torre Sombra Oscura la que los mató, y sabían que los asesinos de la Torre Sombra Oscura eran poderosos.

Lanza de Sangre aún no se había movilizado. Estos asesinos de la Torre Sombra Oscura estaban por todas partes fuera de la ciudad, y esto causó que los delegados extranjeros de la secta exterior estuviesen aterrorizados y cada vez más ansiosos.

Ahora mismo, Tong Jihua había convocado a estos delegados extranjeros de la secta exterior para que parte de ellos se retirasen a la ciudad. Ya no tendrían que realizar tareas fuera.

También había una parte que continuaría operando fuera de la ciudad como cebo para poder atraer a los practicantes marciales de la Torre Sombra Oscura e intentar matarlos en cooperación con los practicantes marciales de la Lanza de Sangre para descubrir las bases fuera de la Torre Sombra Oscura.

Han Qingrui tuvo mala suerte, y saldría de la ciudad para realizar una tarea adicional como cebo.

Kang Hui, Han Feng, y Kang Zhi, además de los subordinados que habían salido del Pabellón de la Nebulosa con ellos, se unirían a él para enfrentarse juntos a este peligro.

Han Qingrui estaba muy ansioso. Esto se debió a que sabía que este viaje sería extremadamente peligroso. Tenía un mal presentimiento.

Por eso se veía terrible. No importaba como la gente a su alrededor lo consolaba, la preocupación en su cara no se desvanecía.

“Anciano Cheng, por favor, ven un segundo”, le hizo un gesto a Qin Lie.

Cheng Ping estaba a punto de pedir algo de comida para Qin Lie cuando lo oyó y se congeló. No había llegado muy lejos todavía, así que buscó instrucciones en Ying Xingran.

“¡Si pregunta por ti, entonces ve!” Dijo impaciente Ying Xingran.

Por lo tanto, Cheng Ping llegó al lado de Qin Lie y sonrió, “¿Qué negocios tienes que me buscas?”

“¿Qué está pasando allí?” Qin Lie señaló a los delegados extranjeros de la secta exterior que se dirigían al exterior.

Cheng Ping sabía muy bien de este asunto, así que cuando escuchó su pregunta, empezó a explicarle a Qin Lie las circunstancias a las que se enfrentaban actualmente en detalle. Le dijo que Tong Jihua acababa de arreglar el futuro de esa gente.

Qin Lie escuchó seriamente, y después de que Cheng Ping terminó, de repente señaló a Han Qingrui y dijo: “No deseo que esa persona que lleva ropa gris con preocupación por todo su rostro y por la gente que le rodea sufra daños. Quiero que siga vivo”.

“¿Lo conoces?” Preguntó sorprendido Cheng Ping.

Qin Lie se quedó callado.

Cheng Ping le miró una vez y no preguntó nada más. Él asintió y dijo: “Un pequeño problema.” Luego se retiró.

Poco después, Cheng Ping se puso al día con el grupo de delegados extranjeros que se marchaba y tosió frente a la multitud.

Todos los delegados extranjeros de la secta exterior, incluyendo a Han Qingrui, se inclinaron respetuosamente en el momento en que apareció y dijeron al unísono: “Anciano Cheng”.

Cheng Ping asintió y señaló a Han Qingrui entre la multitud, “¿Cómo te llamas?”

“Han Qingrui”.

“Muy bien. Han Qingrui, de ahora en adelante, tu misión actual será invalidada. Traerá a sus hombres mañana por la mañana. Tengo la tarea de reunir información dentro de la ciudad para pasársela a ustedes. Oh, también, arreglaré un nuevo lugar para que te quedes. Si ustedes se estaban quedando fuera de la ciudad, entonces se mudarán dentro de la ciudad en el futuro”, dijo Cheng Ping de manera casual.

La expresión de Han Qingrui tembló una vez cuando una luz incrédula brilló en sus ojos. Él dijo excitado: “Anciano Cheng, ¿por qué yo?”

Todos sabían el significado de sus palabras.

Todos sabían que con las palabras de Cheng Ping, Han Qingrui y la gente que lo rodeaba serían liberados inmediatamente del destino de convertirse en cebo y podrían vivir con seguridad dentro de la ciudad.

Este era el trato que todo delegado extranjero que era responsable como cebo quería en ese momento.

“¿Qué clase de suerte le ha tocado al viejo Han?” Todos los delegados extranjeros de la secta exterior estaban en duda.

“Hay un benefactor que desea protegerte, por lo que será difícil incluso si quieres morir”, sonrió Cheng Ping.

“Benefactor. ¿Qué benefactor?” Han Qingrui gritó suavemente mientras un color increíble comenzaba a aparecer en su cara. Era el color de la alegría de un hombre que acababa de escapar del peligro.

“La persona cuyas palabras tienen más peso en la Secta de Armamento en este momento.” Cheng Ping miró a estos delegados extranjeros de la secta exterior y miró en dirección a la plaza muy lejos antes de decir: “Sus palabras tienen aún más peso que las propias palabras del maestro de la secta en este momento. ¿Quién crees que es tu benefactor?”

Descarga:

6 Comentarios Comentar

  1. Valenod

    Lector

    Nivel 9

    Valenod - hace 2 meses

    Que bueno que el prota se acuerde de los que le ayudaron cuando estaba en problemas.
    Gracias por el capitulo

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.