<- Actualmente solo registrados A- A A+

SR – Capítulo 214

¡Contraataque de Qin Lie!

En el Salón de Procedimientos, todos miraban a Qin Lie. En un momento tan peligroso, todos esperaban ver una pizca de esperanza.

Pero Qin Lie era demasiado joven y no tenía ninguna experiencia en la gestión de una secta. Así que mientras todos esperaban grandes cosas de él, también estaban secretamente preocupados…

Tal como Xue Li había dicho, a todos les preocupaba que la decisión de Qin Lie hiciera que la Secta del Armamento entrara en peligro, que se encaminara hacia la muerte.

“¿Lo has pensado bien? ¿Para dejarme decidir el futuro de la Secta del Armamento?” Preguntó Qin Lie una vez más.

Con Luo Zhichang, Jiang Hao y Fang Qi al frente, todos asintieron con determinación.

“Al menos, puedes ordenar sobre Xue Li…”, pensaron algunos.

Qin Lie respiró hondo, y luego, su cara se volvió fría. Él dijo: “¡A la plaza!”

Su primer movimiento fue hablar hacia la plaza de la base de la montaña con los pilares de patrones espirituales. Todos estaban desconcertados, pero todos se pararon y lo siguieron.

Poco después, Qin Lie y los superiores de la Secta del Armamento volvieron a la plaza una vez más.

Shi Jingyun, Wu Tuo, y Su Ziying aún estaban atados a los pilares del patrón espiritual. Viendo a la multitud acercarse, los miraron con odio.

Sus subordinados, discípulos y confidentes más cercanos habían sido perseguidos por Lanza de Sangre y los ancianos de la secta exterior, y luego, serían ejecutados frente a ellos.

Todavía había muchos rastros de sangre en la plaza que aún no habían sido limpiados. ¿Cómo es posible que no estén llenos hasta el borde del odio?

“¿Crees que la Secta del Armamento puede superar esta calamidad sólo con una persona malvada? El destino de la Secta del Armamento había sido determinado hacía mucho tiempo. ¡Nadie puede salvarlo!” Los ojos de Su Ziying eran frígidos mientras miraba a la multitud. “¿Las puertas de los cuatro distritos están siendo atacadas furiosamente ahora mismo? Sólo somos la primera ola. Hay muchos más fuera de la Secta de Armamento. ¿Cómo vas a resistir esto?”

Shi Jingyun y Wu Tuo también tenían expresiones oscuras y despreciativas.

“La gente de afuera sabe claramente que estás retenido aquí y se atreve a atacar a la Secta del Armamento, ¿no les importas? ¿O creen que la Secta del Armamento no se atreve a actuar?” Dijo Qin Lie frunciendo el ceño.

La expresión de Luo Zhichang era amarga.

Este era el quid del problema.
N/T: (El significado lo he dicho antes, aspecto donde reside la importancia)
La gente de afuera entendió que Ying Xingran no era un fanático que lo apostaría todo. Estaban completamente seguros de que Ying Xingran no se atrevería a hacer caso omiso de todo para matar al trío, así que no se lo pensaron dos veces antes de atacar Ciudad Armamento.

En realidad, los Artífices como Ying Xingran, que forjaron artefactos de todo corazón, eran muy pacifistas.

A los ojos de los forasteros, Ying Xingran y la Secta del Armamento, que estaba dirigida por los Artífices, no tenían la resolución necesaria para ofender a las cinco fuerzas.

Así que no le prestaron atención.

“El Salón del Asura Oscuro, el Valle de los Siete Demonios, la Torre Sombra Oscura, el Mar Niebla Púrpura y la Montaña del Cielo Nublado sólo matarán a los discípulos de Lanza de Sangre y de la secta exterior si entran en la Secta Armamento. Los verdaderos Artífices, incluso si la Secta del Armamento ya no existe, seguirán vivos. El anciano Mo Hai entrará en los Ocho Templos Extremos y en la Alianza del Cielo Profundo mientras que nosotros cinco fuerzas dividiremos a los ancianos y discípulos de la secta interna”.

Shi Jingyun miró la corona, y su expresión se volvió fría mientras gritaba, “¡Sin embargo, si algo nos pasa a los tres, las cinco fuerzas no serán tan pacíficas! ¡Si morimos, ustedes los Artífices morirán con la Secta del Armamento!”

“¡Así que no te atrevas a actuar en nuestra contra!” Su Ziying sonrió fríamente. “¡Tienes miedo, miedo de morir con la Secta del Armamento, miedo de enfurecer a las cinco fuerzas y ser asesinado!”

“¡Así que se atreven a atacar a la Secta del Armamento porque saben que no te atreves a actuar precipitadamente!” Wu Tuo también se rió.

Las palabras de las tres personas hicieron que los tres reverendos tuvieran expresiones vacilantes. Porque Luo Zhichang y Ying Xingran todavía querían vivir… no se atrevieron a actuar precipitadamente.

“Anciano Cheng, dame una daga”, dijo de repente Qin Lie.

Un cansado Cheng Ping dijo con cara de asombro: “No tengo una daga”.

“Yo tengo.” Extrañamente, Mo Hai, el líder de los siete grandes ancianos de la secta interior, habló.

Le entregó una daga roja carmesí con forma de dragón a Qin Lie. “Se llama Colmillo de Dragón, es de Quinto Grado Profundo.”

Los ojos de Feng Rong brillaban con una curiosa luz a su lado mientras ella decía: “A’Hai…”

“He llegado a donde estoy hoy gracias a la Secta del Armamento. No tiene nada que ver con la Alianza del Cielo Profundo y los Ocho Templos Extremos”. La expresión de Mo Hai era distante mientras decía: “Shi Jingyun, Wu Tuo y Su Ziying han recibido ayuda de mí. Les he ayudado a forjar artefactos, pero ahora que quieren destruir nuestra Secta del Armamento, no puedo aceptarlo”.

Cuando dijo esto, Shi Jingyun, Wu Tuo y Su Ziying quedaron avergonzados y conmocionados.

Xue Li estaba sentado bajo un pilar con un patrón espiritual. Entrecerró sus rojos ojos de sangre y se rió de su extraña risa mientras miraba a Qin Lie.

Qin Lie sostuvo la daga que Mo Hai le dio y caminó hacia Su Ziying sin decir palabra.

“¿Te atreves a tocarme?” Su Ziying sonrió fríamente: “Si me dañan aunque sea un poco, el Mar Niebla Púrpura bañará a la Secta del Armamento en sangre, ¿has pensado en esto?”

Ella fue la segunda esposa del maestro del Mar Niebla Púrpura y fue profundamente favorecida por él. Su estatus en el Mar Niebla Púrpura estaba por encima de todo. Si ella sufriese algún daño, el Mar Niebla Púrpura no descansaría.

Las pupilas de Luo Zhichang y los del otro se encogieron mientras sus corazones se elevaban.

En ese momento, se sintieron un poco arrepentidos. Se arrepintieron que Qin Lie decidiera el futuro de la Secta del Armamento.

Era una pena que no pudieran retractarse de lo que habían dicho. No importaba lo que Qin Lie quisiera hacer, sólo podían mirar de costado.

Porque Qin Lie estaba a cargo de la presente Secta del Armamento.

Qin Lie sacudió la daga bajo la mirada incrédula de todos. Con un solo golpe, le cortó el meñique izquierdo a Su Ziying.

Su Ziying gritó.

Qin Lie cuidadosamente apartó este dedo y luego miró a Wu Tuo y Shi Jingyun. Bajo las miradas sorprendidas de estas dos personas, también les cortó los meñiques izquierdos.

Wu Tuo y Shi Jingyun dieron gruñidos apagados. El dolor apareció en sus rostros, pero no hicieron ningún ruido.

Aún así, sus ojos no eran despreciativos cuando miraban a Qin Lie.

“Anciano Cheng, toma estos tres dedos y ve a las puertas del Valle Siete Demonios, la Montaña del Cielo Nublado y el Mar Niebla Púrpura. Dígales que si continúan atacando, cada hora, les cortaré otro dedo”, dijo Qin Lie.

Cheng Ping estaba aturdido. Respetuosamente tomó los tres dedos mientras se estremecía, y con una mirada respetuosa, dijo: “Ahora me voy”.

Los tres reverendos se asombraron mientras que los ancianos de la secta interior cambiaron de expresión pero permanecieron en silencio.

Qin Lie los miró y dijo: “Si quieres que la Secta del Armamento sea destruida pero aún así quieres vivir, entonces mejor que te deshagas de esos pensamientos ahora mismo”.

Los tres reverendos y los ancianos asintieron con expresiones amargas.

Bajo un pilar del patrón espiritual, Xue Li se rió. Cuando miró a Qin Lie, sus ojos tenían un poco más de admiración.

“¡Bien!” Dijo en voz alta Feng Rong, sin disfrazar su alabanza a Qin Lie.

En la plaza, muchos practicantes de artes marciales de la Secta del Armamento miraban a Qin Lie con un hilo de respeto sincero.

“Necesito materiales espirituales con atributos de truenos, mejor si los núcleos de las bestias y las piedras espirituales contienen el poder del relámpago y el trueno. Necesito forjar,” dijo Qin Lie.

Los ojos de Feng Rong se iluminaron de nuevo. “¿Es lo que usaste para atacar a Sombra de Sangre?”

Qin Lie asintió con la cabeza y dijo: “Eso se llama Bomba Profunda Terminator, la única cosa que sé forjar. Sólo se puede usar una vez, pero es fuerte”.

“¡Bomba Profunda Terminator!” Chilló Xue Li.

Todos no pudieron evitar mirarlo. Incluso Qin Lie se sorprendió un poco. “Anciano Xue Li, ¿has oído hablar de la Bomba Profunda Terminator?”

“¿Realmente es la Bomba Profunda Terminator? ¿No te equivocaste de nombre?” Los ojos ensangrentados de Xue Li eran ligeramente aterradores.

“Sí, se llama la Bomba Profunda Terminator”, contestó Qin Lie.

Xue Li inhaló y de repente dijo: “…Si realmente es eso, haha, si puedes forjarlos en grandes cantidades, puede herir fuertemente el otro lado. Bomba Profunda Terminator, heh, ¿cómo tienes la receta?”

“Un anciano me lo dio”, contestó Qin Lie. Después de un momento de reflexión, sondeó: “Esta bomba tiene una historia”.

“Este es un objeto maravilloso que inventó el Antepasado Terminator del Continente del Cielo Silencioso y que fue famoso en los continentes cercanos por su dominio y ferocidad. Es terriblemente poderoso”, se rió Xue Li. “Su anciano debe ser muy poderoso para haber obtenido el método para hacer la Bomba Profunda Terminator que sólo debería pertenecer al Antepasado Terminator. No estoy seguro de si es real o no. Por lo que sé, mucha gente tiene recetas y dice que es la Bomba Profunda Terminator, pero las cosas que forjan no valen una mierda…”

“¡Hay muchos materiales espirituales orientados al trueno en las tiendas de materiales espirituales!” Fang Qi brilló con luz propia.

“¡Iré a elegir algunos!” Qin Lie miró a Xue Li y dijo: “Por favor, ve a la ciudad y ayuda a Lang Xie a lidiar con ese Xie Zhizhang. Sería mejor capturarlo vivo, pero si eso no es posible, mátalo”.

“¡Incluso en mi estado actual, no necesito que nadie me ayude a luchar contra un practicante de artes marciales en la etapa media del Reino del Cumplimiento!” Xue Li resopló.

“Eso es aún mejor. Sólo haz que Lang Xie se aparte. Anciano Luo, ¿mande un mensaje a Lang Xie?” Dijo Qin Lie.

“¡Muy bien!” Luo Zhichang asintió.

“¡No envíes un mensaje, yo iré, y el chico se apartará naturalmente!” Xue Li sonrió fríamente y de repente disparó hacia los bordes de la ciudad como un sangriento arco iris.

Parecía saber dónde estaban peleando Lang Xie y Xie Zhizhang.

“Chico, viendo que te atreves a matar y encajar en mis gustos, cuando regrese, te diré un secreto… ¡un secreto sobre los doce pilares del patrón espiritual!” La extraña risa de Xue Li se disparó desde muy lejos.

Qin Lie estaba asombrado. Volvió a mirar a los doce pilares de la plaza. Dudando, le preguntó a Luo Zhichang, “Anciano Luo, ¿de dónde salieron estos doce pilares del patrón espiritual?”

Luo Zhichang de repente se volvió torpe y tartamudeó como si no quisiera decirlo.

Qin Lie entendió y fue a algún lugar donde Shi Jingyun, Wu Tuo, y Su Ziying no pudieron oírlos. Él preguntó de nuevo, “Xue Li no es del continente de la Marea Escarlata, ¿eso significa que los doce pilares del patrón espiritual son también de afuera?”

Los tres reverendos se reunieron, y Luo Zhichang les contestó: “El fundador de la secta consiguió los doce pilares del patrón espiritual… los robó de fuera”.

Qin Lie estaba asombrado.

“Esto, esto…” Luo Zhichang sonrió débilmente, “las generaciones posteriores lo descubrieron lentamente con el tiempo. Porque fue robado, ni siquiera él entendía los misterios de los pilares del patrón espiritual. Ni siquiera sabía que había un viejo demonio sellado en los pilares del patrón espiritual”.

“¿Dónde los robó?” Preguntó Qin Lie.

“Es desconocido.” Luo Zhichang agitó la cabeza.

La Secta del Armamento, que tenía una historia de novecientos años, ¿tenía un fundador que era un ladrón?

Debido a que él robó los doce pilares del patrón espiritual, fundó la Secta del Armamento en el Volcán de la Llama, ¿y las generaciones gradualmente se desarrollaron hasta su estado actual debido a eso?

De repente, Qin Lie no sabía elegir entre reír y llorar.
N/T: (No dice exactamente eso, le aumente y cambia palabras para que se entienda mejor :p)

Descarga:

9 Comentarios Comentar

  1. Fortuine

    Lector

    Nivel 10

    Fortuine - hace 2 meses

    Jajajaja tenia agallas el fundador de la secta para robar esos pilares, gracias por el capítulo. :3

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.