<- Actualmente solo registrados A- A A+

SR – Capítulo 258

Una Historia de Vida

No fue difícil analizar una memoria. Para un Artífice que estaba bien versado en la inscripción de diagramas espirituales como Qin Lie, la tarea de analizar los recuerdos era mucho más sencilla.

Agarrando el Cristal de Fragmento de Memoria, un mechón de la conciencia mental de Qin Lie se deslizó en el cristal como si estuviera entrando en una tabla espiritual o artefacto. Su mente era como una cadena que llegaba directamente al centro del Cristal de Fragmento de Memoria. Con él, tocó los puntos amarillos brillantes que había dentro.

“¡Bang!”

Uno de los puntos amarillos se rompió y tiras de recuerdos se exhibieron dentro de su mente como luces dispersas y fluidas.

Cada una de estas manchas amarillas brillantes estaban relacionadas con las cosas más importantes en la vida de esta élite de demonios con cuernos. En el momento en que Qin Lie los perturbaba, las tiras de recuerdos que contenía salían a borbotones y formaban muchas imágenes y escenas.

Qin Lie enfocó su mente, cerró los ojos y golpeó continuamente contra los brillantes puntos amarillos. De esta manera, podía ver muchas escenas diferentes y muchas astillas de experiencias de vida.

Este hombre del clan de los demonios cornudos se llamaba Kun Sen, nació en una pequeña tribu normal de la raza de los demonios cornudos y recibió entrenamiento de combate desde muy temprana edad.

Los ancianos de la raza demoníaca de cuernos reunían a todos los niños y les enseñaban las artes de cultivo y las habilidades de combate del Reino del Inframundo. A una edad muy temprana, se les encomendaron tareas en las montañas fuera del clan para cazar bestias infernales y acumular experiencia de combate.

Los talentos de Kun Sen no eran particularmente extraordinarios, pero puso mucho esfuerzo en el cultivo. Puso todos sus esfuerzos en cultivar sin casi tiempo para el placer.

Su comportamiento trabajador fue gradualmente reconocido por los ancianos del clan y, a medida que crecía, sus poderes mejoraban constantemente.

Cuando le creció su segundo cuerno curvo, estaba preparado para participar en el Campo de Batalla del Inframundo y luchar contra los practicantes marciales del Continente de la Marea Escarlata que estaban apostados allí… había experimentado innumerables batallas sangrientas.

De cada batalla nacieron muchos nuevos escenarios y, a través de cada una de ellas, fue capaz de captar la esencia del combate.

Estaba mejorando poco a poco.

Los ancianos de la Raza de los Demonios con Cuernos dijeron que su tierra natal había sido ocupada por extraños y que fueron exiliados al Reino del Inframundo, que el Reino Espiritual y el Continente de la Marea Escarlata eran sus hogares…

A los ojos de Kun Sen, los humanos del Continente de la Marea Escarlata eran malvados, locos y repugnantes.

Habían ocupado el mundo que originalmente les pertenecía y los exiliaron a este lugar. Incluso habían establecido todo tipo de defensas y les habían prohibido regresar al Continente de la Marea Escarlata, privándoles de la oportunidad de volver a pisar su tierra natal. Por eso odiaban a todos los humanos del Continente de la Marea Escarlata y solo buscaban romper sus defensas y salir del Campo de Batalla del Inframundo.

Por este objetivo, incontables miembros del clan habían muerto en el Campo de Batalla del Inframundo. Los guerreros que habían crecido y cultivado junto a él permanecieron en el Campo de Batalla del Inframundo para siempre como cadáveres.

Incluso había amado antes a una chica demoníaca con cuernos, pero fue asesinada y decapitada en el Campo de Batalla del Inframundo.
N/T: (Tanto Berserk me ha hecho daño, por poco pensé que diría “asesinada, decapitada y violada”….)
Odiaba a toda la humanidad. Sólo tenía una obsesión en su corazón: masacrar su camino hacia el Continente de la Marea Escarlata y asesinar a todos y cada uno de los humanos.

Esta era la meta final de su tribu y de la raza demoníaca con cuernos.

Para lograr este objetivo, cada generación trabajó duro, acumuló su fuerza, y cargó contra el Campo de Batalla del Inframundo una y otra vez.

Nunca se retirarán.

Agarrando el Cristal de Fragmento de Memoria y golpeando en un punto amarillo brillante después de otro, Qin Lie activó muchos grupos de memorias y miró las escenas que se desarrollaban ante él.

Poco a poco tuvo la ilusión de que él mismo era Kun Sen y pudo sentir los mismos sentimientos poderosos presentes en los recuerdos: los de la raza demoníaca con cuernos eran también seres vivos de alto rango que experimentaban el amor, la ira, la tristeza y la alegría; tenían sus propios ideales y deseos.

Aparte de la apariencia y los métodos de cultivo, este practicante marcial demonio con cuernos llamado Kun Sen no era muy diferente de los humanos del Continente de la Marea Escarlata.

Las escenas cambiaron y jugaron en su mente continuamente. No sabía cuánto tiempo había pasado desde que había activado todos los puntos amarillos brillantes, analizando los recuerdos hasta que el Cristal de Fragmento de Memoria ya no brilló.

Sin embargo, aun así, agarró el Cristal de Fragmento de Memoria en trance.

Era como si todavía estuviera inmerso en el mundo de Kun Sen y fuera incapaz de alejarse. Era como si todavía pudiera sentir la influencia de la vida de Kun Sen.

Song Tingyu no dijo nada desde el momento en que Qin Lie se apoderó del Cristal de Fragmento de Memoria. En vez de eso, ella simplemente lo observaba en silencio.

Podía sentir las intensas fluctuaciones mentales del cuerpo de Qin Lie. Ella sabía que la mente de Qin Lie se había adentrado profundamente en el Cristal de Fragmento de Memoria y que estaba experimentando los recuerdos y experiencias de vida de Kun Sen.

Una extraña sonrisa apareció en su exquisita cara. Sus hermosos ojos brillaban mientras miraba intensamente la expresión de Qin Lie, atrapando cada arruga, cada tensión, cada miedo, cada alegría, y cada tristeza en su rostro…

Después de un tiempo muy, muy largo, Qin Lie abrió sus ojos como si hubiera salido de otro tiempo y espacio. Sus ojos estaban desprovistos de emoción.

Ya no había luz en el Cristal de Fragmento de Memoria. No quedaban fragmentos de memoria.

“Devuélveme Cristal de Fragmento de Memoria”. Song Tingyu repentinamente extendió su mano. Incluso había un pañuelo cubriéndolo, para no volver a tocar la saliva.

Qin Lie subconscientemente le devolvió el Cristal de Fragmento de Memoria. Todavía estaba distraído. Las interminables escenas aparecieron y cambiaron tan claramente en su cabeza, estas fueron las experiencias de vida de Kun Sen.

“¡Qin Lie!” Exclamó en voz baja Song Tingyu.

Como si alguien hubiera vertido un cubo de agua sobre su cabeza, una energía suave y clara llegó directamente a su mente y a su conciencia como para limpiarla de dudas.

De repente se estremeció, una extraña luz en sus ojos.

Entonces finalmente despertó y miró hacia Song Tingyu. Su expresión era complicada cuando dijo: “Creo que vi la vida de Kun Sen. Es como si yo hubiera experimentado todo lo que él tenía. Me sentí como si fuera miembro de la Raza de los Demonios con Cuernos, y que estaba luchando duro por el ideal final de la Raza de los Demonios con Cuernos…”.

“¿Kun Sen?” Song Tingyu sonrió levemente. “¿Ese es el nombre de ese hombre del clan del demonio con cuernos?”

“Mn”, asintió Qin Lie y dijo con un extraño tono. “Esta raza malvada también tiene carne y sangre, alma y emoción; ideales y deseos para el futuro…”

La expresión de Song Tingyu se volvió seria. “Toda criatura viviente de alto rango y vida inteligente tiene todo lo que dijiste. La naturaleza de las razas malvadas del Reino del Inframundo no es muy diferente de la nuestra. La única diferencia es nuestra apariencia, la forma marcial que cultivamos, nuestros cuerpos…”

Qin Lie la miró con sorpresa. “¿Has analizado los recuerdos de un demonio con cuernos antes?”

“No necesitaba analizar uno para saber que no hay una diferencia real entre nosotros y ellos. Esto es porque he luchado contra ellos en el Campo de Batalla del Inframundo antes. Sé que son inteligentes y conozco su fuerza”, dijo Song Tingyu en voz baja.

“Buscan luchar para entrar en el Continente de la Marea Escarlata, el Reino Espiritual y… la tierra nativa en sus corazones. Creen que la tierra en la que vivimos es su tierra natal y que nuestros antepasados los exiliaron al Reino del Inframundo, poniendo toda clase de defensas y prohibiéndoles que regresen a su tierra natal para siempre…”. Dijo en voz baja Qin Lie.

“Algunas de las cosas que él creía son correctas y otras no. Todas las cosas que sabía y aprendió vinieron del anciano del demonio astado. Así es como crían a sus guerreros, lavándoles el cerebro”. Song Tingyu sonrió.

“¿Qué es correcto? ¿Y qué no lo es?” Qin Lie frunció el ceño.

“Necesitas experimentar algunos de estos asuntos por ti mismo. Necesitas entenderlos por ti mismo. Estas experiencias también son parte de cultivar tu camino marcial y algo por lo que debes pasar para perfeccionarte aún más. Gradualmente, te darás cuenta de la verdad”, dijo Song Tingyu muy seriamente.

Después de permanecer callado por un tiempo, Qin Lie ya no hizo preguntas y asintió, diciendo: “Descubrí la dirección del Campo de Batalla del Inframundo”.

“¡Eso es bueno!” Song Tingyu parecía motivada. “La razón principal por la que te pedí que analizaras los recuerdos fue para averiguar la ubicación del Campo de Batalla del Inframundo. No podemos atravesar el malvado pasadizo del inframundo ahora mismo, así que sólo podemos volver al Continente de la Marea Escarlata a través del Campo de Batalla del Inframundo”.

“Está en esa dirección. Está muy lejos de aquí”. Qin Lie recordó los recuerdos de Kun Sen y señaló.

Desde su ubicación, se veía una enorme montaña en la dirección que había señalado. La gigantesca montaña apuñalada directamente en las nubes, de pie en medio de la espesa y negra energía demoníaca.

“Está bien, siempre y cuando sepamos adónde vamos.” Dijo con confianza Song Tingyu.

Después de eso, el dúo se dirigió en esa dirección. Dentro del bosque, evitaron cuidadosamente los renovados ataques de la Raza de los Demonios con Cuernos y poco a poco se fueron acercando al Campo de Batalla del Inframundo.

Durante los siguientes días, las imágenes aparecerían en la mente de Qin Lie constantemente – eran las experiencias de vida de Kun Sen.

Estas imágenes, imposiblemente claras, eran a veces una tortura para él. Esto lo confundiría sobre su propia identidad, una condición que poco a poco se iba agravando…

A veces, de repente, sentía odio y su mirada hacia Song Tingyu brillaba con una intención asesina. Sentiría un intenso deseo de matar a Song Tingyu.

¡Hoy en día, en realidad no pudo controlar el odio en su corazón y atacó!

Había reunido su energía, se había cubierto de relámpagos y la había atacado mientras ella se recuperaba usando piedras espirituales.

Song Tingyu ni siquiera abrió los ojos cuando de repente levantó su mano izquierda que estaba cubierta de luz arco iris.

“¡Boom!”

Su cuerpo de carga fue destruido por la luz del arco iris. Voló durante decenas de metros hasta que finalmente se estrelló contra el suelo.

Había caído en un grupo de arbustos y estaba enredado fuertemente por árboles sedientos de sangre. Casi lo estrangulan hasta matarlo.

Le costó mucho esfuerzo antes de que lograra salir de los arbustos. Su racionalidad también había regresado. Luego se sentó en silencio y miró algo sorprendido e inseguro sobre Song Tingyu.

Después de un tiempo, Song Tingyu recuperó su fuerza a través de las piedras espirituales. Abrió los ojos y sonrió alegremente a Qin Lie. Ella no estaba enojada y en su lugar le explicó en un tono comprensivo: “Ante las formas de tu Lago del Alma, verás innumerables manifestaciones y sentirás muchos pensamientos confusos. Heh, que la vida de Kun Sen te ha ayudado a caminar y experimentar el camino hacia la Manifestación. Es simplemente por ser de una raza extranjera que sus experiencias te afectaron un poco, causando que tus emociones se vuelvan inestables a veces”.

Ella parecía saber desde el principio que Qin Lie experimentaría tal condición. Ella hablaba con confianza y despreocupadamente. “Relájate. Una vez que se forme tu Lago del Alma, esos sentimientos confusos no te molestarán más”.

“¿Lago del Alma?” Qin Lie se sorprendió.

“Mn.” La sonrisa de Song Tingyu era encantadora. “El Lago del Alma puede ser considerado un espejo del alma que refleja la manifestación de la vida. Usted podrá verse más claramente y ver los nueve Palacios Natales directamente. Podrás ver los cambios de la energía dentro de ti, tu carne, tu sangre, y cada pedacito minúsculo de ti mismo…”

Después de detenerse un momento, Song Tingyu concluyó: “La formación del Lago del Alma significa que has entrado en el Reino de la Manifestación. La razón por la que ves ilusiones en tu mente, por la que tus emociones se han vuelto inestables, es porque estás a punto de formar tu Lago del Alma”.

Qin Lie estaba estupefacto. Después de detenerse un momento, se inclinó profundamente ante Song Tingyu y dijo con sinceridad: “Gracias por permitirme analizar los recuerdos dentro del Cristal de Fragmento de Memoria, Señorita Song”.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.