<- Actualmente solo registrados A- A A+

SR- Capítulo 28

Cazar

Gao Yu sostuvo la carta en sus manos, levemente temblorosa. Sintió como la sangre se le subía a la cabeza, y sus fríos y oscuros ojos se llenaron de una espesa intención asesina.

“Joven Maestro Gao, ¿qué opinas de esto?” Liu Yan también sintió que sus miembros estaban tan fríos como el hielo cuando pregunto con una cara frígida.

“Toda la Familia Ling ha evacuado, y eso debe ser prueba de que los hombres de la Mansión de Hielo Destrozada se están acercando. La razón por la que no nos hablaron personalmente y se tomaron tan a pecho fue probablemente porque no tenían evidencia concluyente para acusar a la Familia Feng. Tienen miedo de que no les creamos y sólo los retrasemos”, dijo Gao Yu con una expresión fría, y continuó: “Al evacuar en masa, ya nos estaban enviando la señal más clara de lo grave que es la situación”.

“Correcto”. Liu Yan asintió con la cabeza y dijo con cara pesada: “Probablemente no nos queda mucho tiempo”.

“Informaré a nuestros hombres del clan para que salgan hacia la Cordillera Ártica inmediatamente. Sería mejor que no alertáramos a la Familia Feng, pero eso es probablemente imposible”.

Gao Yu sabía muy bien en su corazón que la inusual partida de la Familia Ling debe haber causado que Feng Yi y el otro se sintieran sospechosos, y que si se fueran inmediatamente después, entonces seguramente ya no podrían esconderlo de la Familia Feng por mas tiempo.

Si la Familia Feng y la Mansión de Hielo Destrozada estaban verdaderamente confabulados, entonces estaban destinados a perder la calma y actuar en su contra bloqueando su camino.

“La Familia Ling actúa rápido. Se han ido así como así, y nosotros somos más lentos, ya un paso detrás de ellos. Esto probablemente no va a ser fácil.” Liu Yan suspiró y continuó: “Los miembros de la Familia Ling ha estado con nosotros todo este tiempo, y no hubo nadie que abandonara el campamento. ¿De dónde sacaron las noticias?”

“¡Fue ese tipo llamado Qin Lie! ¡Él era el único que se movía libremente todo este tiempo!” Gao Yu soltó un hmph.

“¿Ese simplón?” Liu Yan le preguntó sorprendentemente.

“¿Simplón?” Los ojos de Gao Yu estaban fríos mientras tomaba una respiración profunda y exclamaba fríamente: “¡Es el verdadero personaje despiadado de toda la Familia Ling! La Familia Ling había actuado con prontitud y se había retirado, causando que nos quedáramos atrás, así que ahora nos vemos forzados a soportar los ataques de la Mansión de Hielo Destrozada y de la familia Feng, ¡lo que les da tiempo para escapar! ¡Qué bastardo diabólico!”

Liu Yan lo pensó un poco y se dio cuenta de que, aparte de Qin Lie, realmente no había otra persona de la Familia Ling que perdiera de vista. Por lo tanto, él también estaba tan seguro como Gao Yu de que la mente maestra detrás de la Familia Ling no era otra cosa que Qin Lie!

“Planean sacrificarnos para ganar tiempo. ¡De verdad, son despiadados y diabólicos!” Liu Yan también suspiró.

“¡Esa maldito Qin Lie!”

Gao Yu soltó una furiosa maldición antes de abandonar inmediatamente la tienda de Liu Yan con prisa. Comenzó a informar en silencio a la Familia Gao y a hacer que evacuaran hacia el interior del cañón lo más silenciosamente posible.

“Hermano Mayor Liu, Hermano Gao, ¿qué están haciendo? Estamos en mitad de la noche, ¿puede ser que alguien entre ustedes se haya perdido también?”

Feng Yi ya se había dado cuenta de que algo andaba mal desde hacía un tiempo, y al ver a la Familia Gao intentando irse en silencio, se dio cuenta inmediatamente de que algo debía ir mal con el plan después de pensarlo un poco.

No estaba seguro de cómo un plan tan meticuloso podría haber salido mal, pero sabía con seguridad que debía haber sido expuesto.

Gao Yu no le prestó atención alguna, y ese oscuro y frío par de ojos suyos le apuñalaron brutalmente una vez antes de que llevase a la Familia Gao a precipitarse hacia las partes más profundas del cañón.

Sabía muy bien que los hombres de la Mansión de Hielo Destrozada llegarían muy pronto. Si ahora intentaba enfrentarse a Feng Yi, no sería diferente a suicidarse, por lo que solo podría soportarlo e instar a los miembros de la Familia Gao a escapar lo antes posible.

“¡Joven Maestro!” Viendo a la Familia Ling y ahora a la Familia Gao irse de uno en uno, los ojos de Feng Lun se llenaron de intenciones asesinas cuando preguntó: “¿Cómo se enteraron?”.

Feng Yi frunció profundamente el ceño mientras veía a los miembros de la Familia Gao adentrarse en el cañón, pero no se le ocurrió ninguna razón.

Después de un momento de vacilación, sacó un cuerno de aspecto extraño y sopló en una baja y silenciosa melodía.

El mismo tipo de sonido vino repentinamente de detrás de ellos, y después de un comienzo Feng Yi pronto llegó a una comprensión completa.

“Los hombres de la Mansion de Hielo Destrozada están aquí. No sé cómo se enteraron, ¡pero ha habido un cambio en nuestros planes!” Feng Yi se calmó y volvió a tocar la bocina, y esta vez, su sonido se volvió rápido y agudo.

En el bosque, el anciano de la Mansión de Hielo Destrozado escuchó el sonido de la bocina mientras su cara se oscurecía. Él pronunció sombríamente: “¡Basura! ¿Hicimos todos estos preparativos y aún así se enteraron de antemano? ¡Qué inútil! ¡Escúchenme, bastardos! ¡Ya saben que estamos aquí, así que dejémonos de cuentos y matémoslos a todos! ¡Ni un solo Ling o Gao quedará con vida!”

Los practicantes marciales de la Mansión de Hielo Destrozada aullaron instantáneamente sus respuestas y cargaron hacia el cañón a toda velocidad.

Alrededor del mismo tiempo, Feng Yi también rugió su orden, “¡Ataque!”

Las expresiones de Feng Lun y el resto de los practicantes marciales de la Familia Feng cambiaron, llenándose de intenciones asesinas. Al darse cuenta de que la Familia Gao no estaba completamente fuera de la vista, inmediatamente sacaron sus arcos, astas, lanzas y otros cuchillos de hielo de largo alcance y corrieron tras ellos con una velocidad cada vez mayor, mientras disparaban las afiladas cuchillas en sus manos.

Entre aullidos estridentes,¡ una lluvia de luces frígidas se elevó sobre el valle y se dirigió directamente hacia los practicantes de las artes marciales de la Familia Gao!

“¡Feng Yi! La Familia Feng definitivamente será aniquilada debido a sus acciones aquí hoy!”

Liu Yan explotó en un rugido cuando una oleada de energía espiritual se elevó repentinamente desde el interior de su cuerpo ligeramente pasado de peso. Inmediatamente después, un círculo tras otro de energía espiritual arremolinada salió rápidamente de sus mangas y voló hacia el cielo, formando grupos de barreras espirituales que interrumpieron todos los proyectiles que venían hacia ellos, de modo que no podían apuñalar con precisión el cuerpo de una persona.

Un trozo de ansiedad apareció en la hermosa cara de Feng Yi debido al rugido de enojo de Liu Yan.

En ese momento, una serie de aullidos espeluznantes vinieron detrás de él, y Feng Yi inmediatamente se calmó mientras hablaba con Liu Yan, “Gran Hermano Liu, si te matamos a ti y a todos los miembros de la Familia Liu aquí y encontramos alguna excusa al azar más tarde, entonces ¿quién sabrá qué papel jugó la Familia Feng en este incidente? Además, con la Mansión de Hielo Destrozada aquí, aunque descubrieras la verdad, ¡la Familia Feng no necesariamente tendrá que temerte en absoluto! ¡Sigue disparando y ralentizándolos!”

Al escuchar sus palabras, los practicantes de artes marciales de la Familia Feng sonrieron siniestramente y continuaron su ofensiva con un nuevo vigor.

Onda tras ola de espeluznantes aullidos sonaban desde detrás de la Familia Feng, y el fondo del corazón de Liu Yan se volvió helado. Sin detenerse, gritó: “¡Gao Yu! ¡Ya casi están aquí! Retrocedan con toda su fuerza fuera de los cañones; la Cordillera Ártica está justo detrás de ella, ¡y habrá terrenos mucho más grandes y bestias alrededor! ¡Habrá muchas más variables allí!”

No necesitaba decir más, ya que Gao Yu y el resto de los miembros de la Familia Gao hacían circular su energía espiritual por todo su cuerpo y corrían como si estuvieran volando, apresurándose como leopardos hacia las partes más profundas de la Cordillera Ártica.

Los cañones de la Montaña del Lobo Celestial eran apretados y estrechos, sin ningún escondite disponible. Una vez que los demás los alcanzaran, habría pocas o ninguna posibilidad de que los miembros de la Familia Gao sobrevivieran.

Sólo escapando del cañón y entrando en la vasta Cordillera Ártica podrían encontrar refugio. Además, la aparición de las bestias espirituales probablemente cubriría sus huellas y haría que la Mansión de Hielo Destrozada y los hombres de la Familia Feng dudaran, lo que aumentaría enormemente sus esperanzas de supervivencia.

Para confirmar la llegada de la Mansión de Hielo Destrozada, la Familia Feng no actuó cuando la Familia Gao evacuó y perdió así una oportunidad de oro. En ese momento, la Familia Gao ya los había abandonado, y estaban en la retaguardia. Además, estaba Liu Yan, que era un practicante del Reino Apertura Natal en sus primeras etapas. Sus espadas fallaban una y otra vez, por lo que pronto abandonaron su implacable persecución.

Así, una situación extraña se había formado dentro del cañón donde la Familia Gao corría y la Familia Feng la perseguía, y más atrás, los practicantes marciales de la Mansión de Hielo Destrozada también perseguían a la Familia Feng.

Si uno lo miraba desde un punto de vista más amplio, entonces uno también podía encontrar a los practicantes marciales de la Familia Ling en el primer lugar del lote, también tratando desesperadamente de escapar.

Como fueron ellos los que corrieron primero y Ling Yushi también tardó un rato en disparar la flecha, la Familia Ling fue la que consiguió escapar más lejos. Por el momento, hacía tiempo que habían evacuado del cañón y se habían adentrado en los vastos bosques de la Cordillera Ártica.

Bajo la clara luz de la luna, Qin Lie se paró bajo un árbol y esperó a que llegaran los practicantes marciales de la Familia Ling.

Cuando Ling Yushi estaba escribiendo su carta, despertando a la Familia Ling uno a uno y haciendo los arreglos necesarios, hacía tiempo que había salido del cañón. Ahora mismo, ya había esperado bajo el árbol durante casi quince minutos.

“¡Jaah, jaah, jaah!”

El sonido de los practicantes de artes marciales corriendo a toda velocidad fue llegando gradualmente desde la distancia. Qin Lie entrecerró los ojos y se escondió silenciosamente detrás del árbol, por si acaso los que aparecían no eran de la Familia Ling; no quería ningún accidente.

No fue hasta que vio la figura de Ling Feng que finalmente salió del árbol y se paró frente a la multitud.

Ling Ying, Ling Feng, Ling Xin y el resto de los miembros de la Familia Ling se detuvieron en su camino en el momento en que lo vieron desde lejos. Todo el mundo había mirado dudoso a este tonto que ya no actuaba como tal…

“¡Chico, si cometiste un error, condenarás a la Familia Ling!” Ling Xin soltó un hmph.

Ling Feng arrugó las cejas y pidió confirmación en un tono bajo: “¿Viste a los hombres de la Mansión de Hielo Destrozada con tus propios ojos?”

Qin Lie asintió y preguntó de inmediato: “¿Dónde está?” No dijo su nombre, pero todos sabían de quién estaba hablando.

“La Primera Señorita se quedó atrás en la parte de atrás. Escribió una carta para informar a Liu Yan y a la Familia Gao; debería estar en camino para reagruparse con nosotros ahora mismo”. Ling Ying le miró como si de repente ella se hubiera interesado infinitamente en él y le preguntó: “¿Cómo descubriste que Gao Yuan fue asesinado? ¿Cómo supusiste que habría gente que vendría por nosotros? ¿Podría ser que hayas estado vigilando cerca durante los últimos días?”

Qin Lie le echó una mirada, pero se quedó callado y no contestó ninguna de sus preguntas.

Mientras él estaba en el estado de Tranquilidad Irreflexiva, la actitud de Ling Ying nunca había sido la más amigable, y algunas de las cosas que ella dijo nunca fueron del todo agradables a los oídos….

“¿Qué pasa contigo?” exclamó Ling Ying, molesto. “¿Cuándo te he ofendido? Oh, lo sé, es cuando actuabas como un tonto, ¿verdad? Tú fuiste el que quiso actuar como un tonto; ¿no me digas que no soportas que te comentemos un poco sobre ello?”

Qin Lie aún no le prestó atención.

“Tienes un temperamento muy grande, ¿no, mocoso?” Ling Xin le miró fijamente y le gritó: “¡Más vale que no te equivoques, de lo contrario, la Familia Ling estará en serios problemas! Y tampoco saldrás libre de este escándalo”.

“¡Cállate!” Ling Feng regañó. “Ya que lo vio con sus propios ojos, definitivamente no será un error. Si no nos hubiera informado, podríamos estar muriendo a manos de esos hombres de la Mansión de Hielo Destrozada ahora mismo. Todos serían masacrados uno por uno, y el destino de la Primera Señorita y de la Pequeña Ying… ¡seria mucho peor!”

La multitud se sintió helada hasta los huesos mientras escuchaban la representación de Ling Feng y reflexionaban sobre ella. Incluso Ling Ying, que estaba un poco insatisfecha con Qin Lie ya no dijo nada. Había un miedo persistente saliendo de sus brillantes ojos.

La multitud se quedó en silencio.

Al poco tiempo, Ling Yushi voló sola con sudor sobre su pálida frente. Viendo que los miembros de la multitud la habían esperado, gritó: “¿Por qué están aquí parados sin hacer nada? ¿Por qué no corres?”

“Primera Señorita, después de disparar la flecha, ¿notó algo raro?” preguntó Ling Xin.

“No me atreví a mirar.” La sonrisa de Ling Yushi era amarga, ya que aprovechó la oportunidad para tomarse un respiro antes de decir: “Mientras los perseguía, oí vagamente los sonidos de las peleas. Probablemente es…. la Familia Feng atacando.”

La cara de todos se puso pálida en un instante; en ese momento, todos habían concluido que Qin Lie estaba diciendo la verdad.

“¿Por qué sigues aquí de pie?” Ling Yushi gritó enfadada con un claro temor en su voz. “¡Si no nos alejamos lo suficiente durante la noche, los hombres de la Mansión de Hielo Destrozada podrán seguirnos rápidamente durante el día!”

Después de eso, la multitud salió rápidamente y escapó hacia las profundidades de la Cordillera Ártica a toda velocidad. En ese momento, las expresiones de todos eran pesadas, y sintieron una fuerte presión presionando sus espaldas.

“Sígueme.” Qin Lie, que había estado en silencio durante un rato, apareció repentinamente al frente del grupo como una flecha y gritó en un tono bajo: “Hay muchos nidos de bestias espirituales al frente, debemos evitarlos. De lo contrario, seremos destrozados antes de que llegue la Familia Feng o la Mansión de Hielo Destrozada”.

Todos estaban estupefactos.

……

Descarga:

9 Comentarios Comentar

  1. MaDarKid

    Lector

    Nivel 1

    MaDarKid - hace 3 meses

    Gracias por el capítulo 😀

    Que gustico ver a todos tragarse sus prejuicios XD

  2. SIR MONTBLACK

    Lector

    Nivel 10

    SIR MONTBLACK - hace 2 meses

    Interesante.
    🌩🌩🌩🌩⚡⚡⚡⚡.
    Soy fabuloso ya lo se, todos me quieren ya lo se.

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.