<- Actualmente solo registrados A- A A+

SR – Capítulo 35

(Es spoiler, supongo :v)… Reparando un artefacto espiritual

Quizás era porque estaba más cerca de los cristales de fuego, o quizás era por otra cosa, pero la frente de Liu Yan estaba ahora cubierta de sudor.

Vio como Qin Lie se agachó en el suelo y calentó el Escudo Hexagonal sobre los cristales de fuego hasta que se puso rojo carmesí. También sintió una tensión inexplicable bajo su corazón, e incluso sus puños estaban apretados fuertemente lejos de los ojos de la gente.

“Está roto de todos modos, y también existe la posibilidad de que no salgamos con vida. Será mejor que dejes que lo intente, ¿sabes?” Dijo Liu Yan con fingiendo calma.

“¡Tú también te has vuelto loco!” Gao Yu miró fríamente a Qin Lie con expresión fría. “¿Has visto antes a un Artífice tan joven? ¿Crees que un tipo que pueda arreglar un artefacto espiritual de Quinto Grado Común puede ser tan joven? No entiendo por qué tomaste este riesgo; este es un artefacto espiritual de dos mil puntos de contribución, ¿y estás dejando que un tipo como él lo arruine? ¡Qué ridículo!”

Liu Yan solo podía sonreír amargamente al escuchar sus palabras. También pensó que había sido demasiado imprudente y que no podía evitar sentir una punzada de arrepentimiento en su interior.

El crecimiento de cada Artífice fue un camino largo y arduo. En general, sólo las fuerzas poderosas podían permitírselo.

La práctica de la Forja de Artefactos sólo consumía demasiados materiales espirituales, y una pequeña fuerza simplemente no podía permitírselo. Para criar a un Artífice, se necesitaba una dedicación y devoción completas, tiempo acumulado e incontables montones de materiales espirituales….

La Familia Ling obviamente no cumplía con esos requisitos, y Qin Lie… era demasiado joven.

No importa cómo lo veas, era imposible para Qin Lie ser un excelente Atífice. No es de extrañar que Gao Yu pensara que se había vuelto loco.

“¡Todos ustedes, por favor, silencio!”

Las cejas de Ling Yushi estaban ligeramente arrugadas, su rostro estaba rojo brillante por la luz de las llamas carmesí que ardían en los cristales de fuego. Escuchando a la ruidosa multitud que la rodeaba, no pudo evitar gritarles porque le preocupaba que distrajeran a Qin Lie en su deber.

La multitud se calmó en respuesta. Innumerables pares de ojos se posaron en la espalda de Qin Lie, y cada uno de ellos tenía rostros que hablaban de su conmoción y asombro.

“¡Swoosh Swoosh Swoosh!”

Las llamas del cristal de fuego eran salvajes y ardientes, y calentaban el Escudo Hexagonal hasta que estaba completamente rojo. El patrón en forma de tortuga ocasionalmente brillaba de un rojo brillante bajo el calor sofocante, y se veía increíblemente hermoso.

“¡Zzt Zzt!”

Bajo una mirada atenta, cuerdas de pura energía espiritual blanca se filtraron del índice derecho de Qin Lie mientras señalaba hacia el patrón de tortuga en el escudo desde lejos. Un rayo de energía espiritual blanca apuñaló inmediatamente la parte superior del patrón del escudo.

Había una pizca de energía mental mezclada dentro de la energía espiritual, y en un instante, ¡había hecho una conexión con el escudo!

No necesitaba tocar el artefacto directamente con la punta de su dedo. Sólo con la energía espiritual y menyal, podía ver claramente los dos diagramas espirituales dentro del escudo.

La energía mental comenzó a extenderse gradualmente como una telaraña hasta que cubrió los dos diagramas espirituales dentro del escudo y bloqueó las partes retorcidas de la red en su lugar.

Entonces, la energía espiritual salió rápidamente y se reunió en las secciones de la red donde estaba agrupada.

Qin Lie cerró sus ojos abruptamente, más concentrado de lo que nunca antes había estado. Sintiendo la retorcida sección de la red con su conciencia, comenzó a aumentar constantemente la entrada de energía espiritual y los controló para que fluyeran hacia las áreas críticas.

No actuó apresuradamente, sino que se lanzó a sentir el interior del artefacto y sus detalles invisibles…

El Escudo Hexagonal estaba apoyado sobre cuatro pedazos de piedra mientras los cristales de fuego continuaban quemándolo por dentro. Incluso la parte delantera del escudo, que se utilizaba para defender, se ponía lentamente de color rojo.

Qin Lie presionó estrechamente contra los cristales de fuego y el escudo, y la energía espiritual en su dedo índice era como una grava blanca brillante descansando sobre el patrón de la tortuga.

Mientras mantenía esta postura, comenzó a sudar profusamente hasta que sus ropas estaban completamente empapadas, casi como si acabara de ser sacado de una piscina.

El tiempo pasa lentamente por…

Su conciencia se reunió alrededor de los propios componentes del escudo; no se atrevió a relajarse ni por un instante ya que se concentró por completo en sentir los cambios sutiles de los propios componentes.

Bajo el calentamiento continuo de los cristales de fuego, los componentes sólidos dentro del escudo finalmente comenzaron a ablandarse, casi como si estuvieran a punto de derretirse en el acto.

¡Esto es todo!

Como si las compuertas se hubieran abierto repentinamente, la energía espiritual largamente suprimida se precipitó abruptamente hacia la retorcida red espiritual.

Bajo la guía de su energía mental, su energía espiritual siguió las rutas que ya había planeado en su mente. Se dividió y atacó desde diferentes direcciones, ¡desenredando instantáneamente la retorcida red espiritual!

“¡Whoosh!”

¡El diagrama espiritual obstruido ahora estaba completamente desbloqueado!

¡Ya no había nada que impidiera que la energía espiritual fluyera a través del diagrama espiritual a un ritmo rápido! Se vertieron dentro del diagrama espiritual de la Amplificación y en el interior del diagrama espiritual de la Reunión Espiritual, y a través del diagrama espiritual de la Amplificación, ¡fueron divididos en seis partes diferentes que cargaron en las seis esquinas del escudo!

“¡Zzt Zzt Zzt Zzt Zzt Zzt!”

Seis espadas de luz plateada salieron repentinamente de las seis esquinas del escudo, causando un enorme susto entre los miembros de la Familia Ling que estaban cerca mientras corrían hacia atrás, sorprendidos.

Liu Yan estaba ocupado limpiándose el sudor caliente de su cara, pero en el momento en que vio los seis rayos de luz que le eran tan familiares, su cuerpo se estremeció y sus ojos brillaron con una emoción indecible. Él gritó: “¡Funcionó! ¡Funcionó! ¡Qin Lie realmente lo hizo!”

Escuchando sus gritos, todos los miembros de la Familia Ling quedaron conmocionados hasta la médula mientras miraban incrédulamente a Qin Lie.

“Cielos, él… realmente lo hizo.” Los ojos de Ling Yushi brillaban intensamente, y sus labios se enroscaban en una sonrisa agradablemente sorprendida. Ya ni siquiera sabía qué decir.

“Ya puedes apagar el fuego de los cristales de fuego.” Qin Lie se derritió en el suelo como un montón de barro podrido mientras les recordaba agotado: “Una vez que el escudo se haya enfriado, debería volver a ser utilizable. Estoy muy cansado ahora mismo, así que voy a descansar un poco”.

Nunca imaginó que arreglar un artefacto espiritual gastaría tanta energía espiritual y mental. Esto fue aún más duro que cultivar la Erradicación del Trueno Celestial. Fue apenas un momento, y casi se desmayó.

No sólo había usado mucha energía espiritual, sino que casi perdió demasiada energía mental. La alta cantidad de concentración también le hizo estar demasiado tenso, y había esa sensación aterradora de que podía colapsar en cualquier momento. Esta experiencia de forjar artefactos fue… demasiado profunda por así decirlo, ¡y fue más agotadora que cualquier fórmula de arte o cultivo!

“Seré breve. Por favor, acepta estas píldoras primero y úsalas bien para que te recuperes rápidamente”. Liu Yan caminó hacia adelante y giró una botella entera de Píldoras de Recuperación Espiritual, luego, hacia Qin Lie con ojos brillantes, continuó “… Todo lo que sucedió antes se olvida. Te debo un favor. Si salgo con vida esta vez, entonces no importa a qué problemas se enfrente la Familia Ling en el futuro, puedes venir a buscarme. Si puedo ayudar, ¡entonces definitivamente te echaré una mano!”

“¡Gracias, Hermano Liu!” Sin esperar a que Qin Lie hablara, Ling Yushi repentinamente le dio las gracias con una sonrisa estupenda, su bello rostro con el ánimo en alto.

Sabía que Liu Yan tenía un estatus considerable dentro del Pabellón de la Nebulosa. Ahora que tenían la promesa de Liu Yan, no sólo ya no tendrían que rendir cuentas por el asunto por el que salieron a hurtadillas del cañón, sino que incluso podrían obtener ayuda a través de Liu Yan y tener más confianza y seguridad frente a Du Haitian.

“Deberías estar agradeciendo a Qin Lie en vez de a mí”, contestó Liu Yan mientras sonreía amablemente. Entonces, de repente se dio cuenta de algo y se golpeó la cabeza. “O tal vez no. Haha, casi olvido que ustedes dos son familia.”

Se burló de buena voluntad, haciendo que Ling Yushi se sonrojase un poco y riera una vez suavemente con los labios fruncidos. Sus hermosos ojos miraron a Qin Lie con ondulantes emociones.

En el instante en que aceptó las Píldoras de Recuperación Espiritual, se tragó tres sin pensarlo dos veces. En ese momento, tenía los ojos cerrados y estaba totalmente concentrado en recuperarse. Era como si no hubiera oído su conversación en absoluto.

“¿Qué hacen todos ustedes ahí parados? Si tienes tiempo que perder, ¡entonces empieza a canalizar tu energía y recupérate ya!” Ling Yushi se dio la vuelta abruptamente, aún sonriendo, y regañó a la Familia Ling con una mirada.

Fue sólo ahora que los miembros de la Familia Ling, que se habían reunido para ver a Qin Lie reparar el artefacto espiritual, parecían haberse recuperado de su conmoción. Miraron a Qin Lie de izquierda a derecha, y de nuevo a izquierda, hasta que finalmente, después de un rato, miraron hacia otro lado y regresaron a sus posiciones originales para cultivar.

Las caras de Gao Yu y de los dos miembros de su familia cambiaron abruptamente y se mantuvieron en silencio cuando vieron que Qin Lie realmente había logrado arreglar el Escudo Hexagonal.

Cuando escuchó las palabras de Liu Yan y Ling Yushi, Gao Yu sabía que Liu Yan ya no iba a responsabilizar a la Familia Ling por abandonar egoístamente el cañón.

Sintió una silenciosa ira rebosando en su corazón. Con frialdad, sin siquiera molestarse en hablar con Liu Yan, Gao Yu se alejó silenciosamente con sus compañeros de clan.

……

“¡Este es el lugar! ¡Ya han estado aquí antes!” El practicante marcial de la Mansión de Hielo Destrozada que era hábil en el rastreo guió a los hombres hacia la espesura de Qin Lie y los demás estaban descansando antes. Mientras entrecerraba los ojos, de repente se rió: “Creo que la Familia Ling también estuvo aquí. A juzgar por las huellas… parece que se han juntado”.

“Muy bien; ahora podemos masacrarlos a todos a la vez. Esto nos ahorra mucha energía”. El Anciano Yan Dewu de la Mansión de Hielo Destrozada soltó una extraña risa antes de mirar a Feng Yi a su lado. Dijo consoladoramente: “No te preocupes, Feng Yi. Nadie se nos escapará de las manos.”

Los practicantes marciales de la Mansión de Hielo Destrozada a un lado soltaron una expresión de júbilo cuando escucharon las palabras del Anciano. Las extrañas miradas en sus caras cuando miraron hacia el trío Feng eran inconfundibles.

Feng Yi se había vuelto increíblemente silencioso, y la brillante sonrisa que normalmente llenaba su cara había desaparecido durante mucho tiempo. Lo único que quedaba en sus ojos era el odio y el deseo de matar. “Los mataré a todos para apaciguar a los de mi clan,” contestó en un tono débil.

“Cuando llegue el momento, esas dos niñas de la Familia Ling, bueno… Asumiré la responsabilidad y se las entregaré durante tres días. Estará bien siempre y cuando me muestres sus cuerpos tres días después”, se rió Yan Dewu.

Feng Yi asintió sin decir palabra y cerró el puño en silencio: ¡Qin Lie! ¡Ling Yushi! ¡Sólo tienen que esperar!

“Probablemente no los alcanzaremos esta noche. Pero si no hay sorpresas, deberíamos encontrarlos mañana”. El viejo rastreador frunció el ceño y dijo: “Si no nos hubiéramos encontrado con una manada de bestias espirituales la última vez, Liu Yan y los demás ya estarían muertos. Nuestra suerte debería ser mejor esta vez”.

“Bien, no perderemos más tiempo.” Yan Dewu asintió con la cabeza y continuó: “Terminemos esto pronto para que podamos regresar rápidamente a la Montaña del Lobo Celestial y extraer algo de Jade Solar Ardiente. Si esto se prolonga demasiado y el Pabellón de la Nebulosa se da cuenta de nuestras intenciones, entonces no será una tarea fácil extraer el Jade Solar Ardiente”.

……

Qin Lie lentamente despertó de su cultivo.

Al abrir los ojos, se dio cuenta de que todos los demás estaban listos para ir menos él. Todos lo miraban, como si esperaran que volviera a liderar el camino.

Ni siquiera Gao Yu era una excepción, y parecía haber estado esperando pacientemente durante un tiempo. Sólo cuando lo vio despertarse dijo: “Si no vamos ahora, será de día”.

“Si tienes prisa, siempre puedes irte primero, ¿verdad?” Ling Xin se burló de Gao Yu. “Aunque sería malo si accidentalmente irrumpieras en uno de los nidos de la bestia espiritual y murieras, incluso salvando a la Mansión de Hielo Destrozada del problema.”

Gao Yu rechinó los dientes pero no contestó. Su expresión permaneció tan fría como siempre.

“Vamos.” Qin Lie asintió y una vez más señaló el camino.

En el momento en que hizo circular su energía espiritual, los ojos de Qin Lie se volvieron abruptamente brillantes. Podía sentir agudamente que la energía espiritual dentro de su dantian era mucho más pura y refinada que antes.

Esto lo sorprendió, y mientras procedía a sentir la energía mental, descubrió que estaba completamente renovado, incluso su energía mental había mejorado por un margen significativo. Estaba encantado con el descubrimiento.

“Cuando estaba arreglando el artefacto espiritual, mi enfoque había alcanzado un nivel sin precedentes, y mi espíritu, cuerpo y mente estaban en su mejor condición. Ahora es obvio que el proceso de gastar tanto la energía espiritual como mental para refinar un diagrama espiritual es también una forma maravillosa de cultivo. Arreglando el artefacto espiritual, tanto mi energía espiritual como mental fueron realmente mejorados! Parece que… ¡este puede ser un método excelente para cultivar!”

Qin Lie pensó para sí mismo y lentamente giró su energía. Mientras la energía espiritual circulaba alrededor de su cuerpo, se dio cuenta de que habría una sensación de hormigueo de dolor cada vez que pasaba a través de los puntos de acupuntura de su cuerpo.

“Cuando la energía espiritual pasa a los meridianos, uno puede liberar su poder a través de los acupuntos. ¡Este es el umbral del octavo nivel del Reino del Refinamiento! Este hormigueo de dolor dentro de mis puntos de acupuntura… ¡¿Estoy a punto de alcanzar el octavo nivel del Reino del Refinamiento?!”

Por un momento, Qin Lie saboreó completamente el sentimiento con una expresión excitada mientras sus ojos se llenaban de alegría.

Descarga:

5 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.