<- Actualmente solo registrados A- A A+

SR – Capítulo 43

Regresar a la Montaña

Ocho días después, Qin Lie, Ling Yushi, y el resto, finalmente llegaron a la Montaña de Hierba. Al ver las cuevas familiares salpicadas a través de la Montaña de Hierba, todos se llenaron de alegría.

“Finalmente hemos regresado a casa”, dijo riendo Ling Xiao. Tocando la abultada bolsa de tela en su cuerpo, sus ojos brillaron con luz mientras decía: “Aunque no ha pasado ni un mes desde que dejé la Ciudad Lin, este viaje fue demasiado peligroso y emocionante. Parece como si hubiera pasado mucho tiempo. Afortunadamente… pudimos evitar un gran desastre y en su lugar obtuvimos grandes recompensas, ¡Haha!”

“Para nosotros, sobrevivir a través de la siniestra trama de la Familia Feng y la Mansión de Hielo Destrozada y su salvaje persecución de gansos es de hecho un milagro”, dijo Ling Feng, mirando profundamente a Qin Lie. Sonriendo, continuó, “Incluso pudimos obtener un número decente de piedras y materiales espirituales y también pudimos hacer contribuciones al Pabellón de la Nebulosa. Mn, esta reciente cadena de eventos fue realmente un viaje emocionante.”

Todo el mundo también miraba a Qin Lie de forma similar.

Los corazones de todos se iluminaron. Si no fuera por las numerosas e impactantes actuaciones de Qin Lie, los miembros de la Familia Ling que habían ido en este viaje habrían estado más allá de la redención – los hombres habrían muerto y Ling Yushi y Ling Ying habrían tenido que sufrir destinos trágicos que probablemente habrían sido peores que la muerte.

Incluso Liu Yan y los miembros de la Familia Gao no habrían escapado a la muerte. Habrían muerto todos juntos.

“Qin Lie, en el futuro, cuando estés en la Ciudad Ling, ¿aún vas a actuar como un tonto? “Preguntó sonriente Ling Yushi, frunciendo el ceño.

Estaban casi a punto de llegar a la Ciudad Ling; debido a eso, anoche, Ling Yushi había cambiado su atuendo de practicante por una túnica verde claro. Un patrón floral fue cosido en la túnica con cristales azules colgando de sus esquinas. La túnica le dio una noble belleza, y junto con la luz ambiental dentro de sus hermosos ojos, parecía brillante y hermosa.

Durante este viaje, la Familia Ling no sólo había ganado muchas piedras y materiales espirituales, sino que también contribuyó al Pabellón de la Nebulosa y se ganó la buena voluntad de Liu Yan. Incluso el problema que la había atormentado constantemente durante mucho tiempo se había eliminado.

—No sólo su prometido no era un tonto, sino que era a la vez extraordinario y la había protegido constantemente.

Sus preocupaciones ya no existían, y a su vez había ganado cosas por las que podía ser feliz. Esto hizo que se sintiera exuberante, por lo que una leve sonrisa permanecía constantemente en su rostro, lo que le daba una mirada radiante.

Últimamente, todo el mundo se había dado cuenta de que la relación entre Qin Lie y Ling Yushi se había vuelto cada vez más estrecha. Al escuchar a Ling Yushi burlándose de Qin Lie, todos comenzaron a reírse y a mirar Qin Lie.

“No estaba actuando como un tonto, sólo estaba en un estado de cultivo. En el futuro, yo también podría ser así, así que no te sorprendas demasiado”, dijo Qin Lie, riendo amargamente. A regañadientes explicó: “Así que en el futuro, cuando me veas en la Ciudad Ling y yo sea así, no hay necesidad de actuar como si fuera raro. Mn, yo cultivo en ese estado, así son las cosas”.

“No es raro, no es raro. Hehe, cualquier cosa que hagas en el futuro no será considerada rara”. Ling Xiao se rió a carcajadas. “Incluso fuiste capaz de reparar el artefacto espiritual de Quinto Grado de Liu Yan. Eres incluso mejor que tu abuelo en el pasado. ¿Qué más podemos encontrar de raro en el futuro? Si hay demasiadas cosas raras, ya nada es raro…”

Mientras decía estas palabras, todos comenzaron a reírse incontrolablemente. De hecho, Qin Lie había hecho tantas cosas extrañas que poco a poco habían empezado a acostumbrarse a ellas.

“Olvídenlo, no voy a seguir hablando con todos ustedes. Voy a hacer un viaje a la Montaña de Hierba primero para dejar caer los cristales de fuego. En un rato, iré a la ciudad y comeré una comida caliente normal. Ustedes vayan primero, no hay necesidad de esperarme. Estaré allí en un rato,” dijo Qin Lie, riendo.

“Volveré contigo”, dijo Ling Yushi con una serena sonrisa. Naturalmente, continuó: “Ha pasado casi un mes desde que nos fuimos, así que no hay prisa por el momento. Vete, simplemente esperaré aquí un rato.”

“Tampoco tenemos prisa, así que te esperaremos aquí”, dijo Ling Xiao con un gran sentido de la obligación.

Ling Xin lo miró con ira y le dijo: “Idiota, la Primera Señorita quería volver a casa sola con Qin Lie. ¡Este tipo es realmente estúpido!”

Después de estas palabras, todos se despejaron. Todos ellos comenzaron a reírse en silencio mientras los miraban burlonamente.

Ling Yushi se sintió un poco avergonzada y molesta mientras su cara se ponía un poco roja. Ella dijo: “¡Como siempre, tienes mucho que decir!”

Ling Xin no estaba enfadado en absoluto. Al rascarse la cabeza, se rió torpemente dos veces: “Primera Señorita, por favor, perdona mi error. Me equivoqué, lo dije muy alto…”

Qin Lie se quedó sin palabras. En su corazón se sentía un ligero calor.

No podía recordar hace diez años, y había pasado los últimos cinco años cultivando en soledad. Por lo tanto, esencialmente no tenía contacto con personas de su edad, y esto lo hacía a veces parecer excéntrico.

En estos días, sin embargo, se llevaba bastante bien con estos miembros de la Familia Ling. Le hizo sentir muy cómodo e hizo que su corazón sintiera una gran calidez. Especialmente Ling Yushi…

“Entonces iré a la Montaña de Hierba primero.” Ligeramente sonriente, rápidamente asintió con la cabeza a todos y luego se fue a la Montaña de Hierba.

Después de su partida, todos los demás actuaron con sensatez e inmediatamente tomaron la iniciativa de volver a la Ciudad Ling. Sólo Ling Ying hizo pucheros a regañadientes, como si hubiera querido quedarse y esperar a Qin Lie.

“Esta chica, ya están comprometidos. ¿Qué estás haciendo?”, recordó en voz baja Ling Xiao, agarrándola.

“Sólo están comprometidos y aún no se han casado de verdad. En serio. Como sea, me iré con ustedes…” susurró Ling Ying en respuesta.

Ling Yushi vio cómo pasaba todo, sin decirle nada a Ling Ying. Después de reflexionar un rato, dijo a todos: “Estos últimos cinco años Qin Lie ha estado cultivando con esmero. Soy yo… quien perturbó su pacífica vida y lo involucró en los asuntos de la Familia Ling”.

Se detuvo un momento, frunció el ceño y continuó: “Los asuntos caóticos y desordenados de la Familia Ling no deben serle impuestos, ya que él no tiene nada que ver. Por lo tanto, una vez que todos hayamos regresado a la normalidad, concernientes a los asuntos que le conciernen… todos por favor no digan nada. Quiere cultivar pacíficamente, no debemos romper esa paz”.

“Mn, todos lo entendemos. Aunque la Familia Ling tiene un montón de asuntos terribles, todos son nuestros propios asuntos. Definitivamente no deberíamos imponerle esto”, dijo Ling Feng, asintiendo con la cabeza. Continuó severamente hacia todos: “Dentro de un rato, cuando volvamos a la ciudad de Ling, no hablemos más de asuntos relacionados con el Qin Lie. De lo contrario, si otras personas se enteran de la fuerza de Qin Lie, definitivamente lo molestarán. Eso definitivamente afectará su cultivo”.

Todos expresaron su comprensión y prometieron no chismear o discutir cosas concernientes a Qin Lie.

Poco después, bajo el impulso de Ling Feng, todos regresaron juntos a la Ciudad Ling.

Ling Yushi grácilmente se quedó sola al pie de la Montaña de Hierba, esperando. De repente, recordó uno de sus encuentros más recientes con Qin Lie, donde había llevado a Qin Lie por las piernas hasta la Ciudad Ling.

Durante ese tiempo, él había estado acostado sobre su espalda mientras estaba muy apretado contra ella….

Pensando en ello, sus mejillas no pudieron evitar calentarse cuando de repente pensó en una pregunta: Durante ese tiempo, ¿ese tipo estaba despierto?

Mientras el pensamiento corría a través de su mente, las olas comenzaron a agitarse en sus ojos y su cara reveló una expresión seductora y elegante.

Dentro de las minas de la Montaña de Hierba, Qin Lie acababa de entrar, y su expresión se hundió repentinamente.

El interior de la montaña era un complejo sistema de minas. Mientras él había estado cultivando, su abuelo había trabajado personalmente en su construcción día a día. Túnel tras túnel se cruzaban entre sí, formando extrañas formaciones que impedían la entrada a los forasteros, por lo que siempre podía tener un lugar tranquilo para cultivar. Un pequeño espacio privado donde podía soltarse.

Anteriormente, debido a las acciones cada vez más agresivas de Du Jiaolan, Ling Chengye no tuvo más remedio que abrir la cueva al público, lo que provocó que muchos miembros de la Familia Ling entraran en la montaña para explorar como una bandada de aves.

Desafortunadamente, ni un solo practicante de artes marciales de la Ciudad Ling fue capaz de encontrar el secreto de las formaciones e irrumpir en sus misterios; todos se dieron por vencidos poco a poco.

Sin embargo, hoy en día, a la entrada de la mina, había rastros claros de que las formaciones habían sido atravesadas, ya que varios de los túneles de piedra estaban bloqueados por gigantescas rocas, cambiando así el flujo de corriente de aire dentro de los túneles. Además, había varios túneles recién abiertos que parecían haber sido el método inicial que el intruso utilizó para romper las formaciones.

La Familia Ling definitivamente no tenía gente que pudiera entender esto.

Entonces, ¿quién pudo haberlo hecho?

Qin Lie frunció profundamente sus cejas, su corazón apretado mientras seguía apresuradamente el camino original hacia las profundidades de la montaña. Esperaba que nadie hubiera podido entrar en lo más profundo de la montaña.

Era su propio espacio privado. Era el área crucial donde él se había templado previamente con la Erradicación del Trueno Celestial y era también su propio pequeño paraíso.

¡No podía dejar entrar a ningún extraño!

Muy rápidamente, llegó al interior de las cuevas. Después de descubrir que todo seguía normal, así como las huellas que había visto en su camino, supuso que aún no había llegado el momento de romper la formación.

Qin Lie escuchó en silencio, sus cejas gradualmente arrugándose mientras su cara se hundía.

Las maravillosas formaciones dentro de la Montaña de Hierba fueron hechas personalmente para él por su abuelo. Incluso si realmente necesitaban ser destruidos, solo serían destruidos por sus manos. ¡Nadie más podría interferir!

Esa cueva era una tierra sagrada dentro de su mente, su único espacio privado. Ni siquiera Ling Yushi había sido traída, ¡así que cómo podría entrar un forastero!

 

N/T: (Desde mañana comienza el 2x dia)

Descarga:

11 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.