<- Actualmente solo registrados A- A A+

SR – Capítulo 583

Entendimiento mutuo

El entusiasmo de Xiang Xi sorprendió un poco a Qin Lie. Secretamente sospechó que el ejecutor tenía un motivo oculto para fingir sutilezas.

Qin Lie no se atrevió a bajar la guardia. Estaba listo para volverse hostil y pasar a la ofensiva en el momento en que las cosas salieron mal.

“Se rumorea que el antepasado ya ha entrado en la última etapa del Reino Imperecedero y se está preparando para ascender al Reino Vacío,” dijo Xiang Xi con una sonrisa. “Me pregunto si eso es verdad.”

“¿De qué antepasado estás hablando?” Preguntó Qin Lie, un brillo en sus ojos. Poco a poco empezó a entender lo que estaba pasando.

“¡Hahah! Estoy hablando de tu respetado maestro, ¡el Antepasado Terminator, por supuesto!” Exclamó confiado Xiang Xi.

Qin Lie se frotó la barbilla, una sonrisa formándose en su cara. “¿Cómo lo supiste?”

“No estoy ciego.” Xiang Xi mostró una sonrisa con los dientes. De alguna manera se las arregló para forzar las dos siniestras cicatrices de su cara para que parecieran líneas amables. “¿Quién más en toda la Tierra del Caos podría haber enseñado a un genio como tú excepto el Antepasado Terminator? Considerando lo impresionante que es tu habilidad en ese arte espiritual del trueno, cualquiera podría haberlo descubierto. No necesitamos perder el tiempo adivinando lo obvio.”

Al escuchar la explicación de Xiang Xi, la tensión dentro de Qin Lie se disipó completamente. Subconscientemente sonrió tranquilamente a Luo Chen y Gao Yu, haciendo un gesto con sus ojos para indicar que ellos también podían relajarse.

El Antepasado Terminator era famoso en toda la Tierra del Caos. Ya que él era una de las existencias más aterradoras en todo el país, el poder de la Secta Terminator también fue reconocido públicamente. Considerando lo grande que fue la conmoción que causó Qin Lie al cultivar la Erradicación del Trueno Celestial durante estos dos últimos días, tenía sentido que Xiang Xi y sus hombres identificaran mal quién era.

Tan pronto como descubrió la razón detrás del cambio significativo en la actitud de Xiang Xi, Qin Lie sonrió suavemente y sacó una Bomba Profunda Terminator de su anillo espacial, enviándole una chispa de electricidad desde la punta de su dedo.

Una impactante cantidad de violentos truenos y relámpagos irradiaban inmediatamente desde la Bomba Profunda Terminator como un aura.

El asombro llenó las caras de Xiang Xi y sus hombres.

Qin Lie se rió y volvió a poner la Bomba Profunda Terminator en su anillo espacial. Luego se volvió hacia Du Xiangyang y los otros y dijo: “Supongo que nuestras identidades han sido expuestas.”

“Todo esto es culpa tuya, lo sabes,” contestó Du Xiangyang cuidadosamente, aprovechando la oportunidad para mirar a Qin Lie.

Xiang Xi, Bo Boze, y las otras fuerzas intercambiaron miradas. En ese momento, estaban completamente seguros de quiénes eran todos en el grupo de Qin Lie.

Todos ellos conocían el poderío de las Bombas Profundas Terminator y cómo los discípulos principales de la Secta Terminator llevarían algunas de ellas como medidas para salvar vidas mientras se aventuraban.

¿Qué otra cosa sería la esfera metálica que les mostró Qin Lie, la que irradiaba un aura terrorífica y estruendosa, sino una Bomba Profunda Terminator?

Al conectar la aparición de esa Bomba Profunda Terminator con la enorme conmoción que Qin Lie causó mientras cultivaba la Erradicación del Trueno Celestial, Xiang Xi se dio cuenta de que el grupo de Qin Lie pertenecía a la Secta Terminator.

Un momento más tarde, Xiang Xi reveló delicadamente la duda en su corazón: “Entonces… ¿por qué has venido a la Isla del Sol de Oro?”

El grupo de practicantes marciales de la Isla del Sol de Oro se volvió serio mientras veían nerviosamente el grupo de Qin Lie.

Todas estas personas estaban tratando de rebelarse contra la Familia Xing y tomar el poder y la autoridad dentro de la Isla del Sol de Oro para ellos mismos. Temían que, al enterarse de esto, Qin Lie utilizara esta información para ayudar a los hermanos Xing.

Si ese fuera el caso, tendrían que reajustar sus planes para incluir a la Secta Terminator como una amenaza.

“Creo que ya has recibido la noticia,” dijo Qin Lie en voz baja. “El Cementerio de los Dioses se ha derrumbado y algunos restos de antiguas élites escaparon a la destrucción, dispersándose por el mar en el centro de cada continente.”

Los hombres de Xiang Xi asintieron en confirmación, expresiones solemnes en sus rostros.

“La Secta del Demonio Ilusorio nos ordenó buscar los restos de las antiguas élites,” dijo Xiang Xi. “¿Estás…?”

“¡Correcto!” Exclamó Qin Lie. “Por eso estamos aquí.”

“¿Por qué aquí?” Preguntó Xiang Xi, repentinamente entusiasmado. “¿Podría ser? ¿Podrían los restos estar en algún lugar de la región marítima de nuestra Isla del Sol de Oro? ¿Tienes algún tipo de información sobre esto?”

“No nos atrevemos a decirlo con seguridad, pero… la posibilidad es enorme,” dijo Qin Lie, una mirada misteriosa en su rostro.

Xiang Xi no era la única persona que se excitaba. Incluso Bo Boze y los demás se habían entusiasmado secretamente con la noticia, con los ojos bien abiertos.

Asumieron que Qin Lie y su grupo estaban aquí porque obtuvieron información fidedigna sobre los restos de antiguas élites que se encontraban en algún lugar de la región del mar que controlaba la Isla del Sol de Oro.

Además, a juzgar por su habilidad en el arte espiritual del trueno, Qin Lie era obviamente el discípulo más amado del Antepasado Terminator.

Si la información que obtuvieron no fuera sólida, estas personas definitivamente no habrían venido hasta el Continente Calamidad Celestial en busca de los restos de las antiguas élites…. ¿cierto?

Los restos de las antiguas élites fueron el tema principal de las recientes discusiones para todas las fuerzas en la Tierra del Caos. Nadie sabía cuántas fuerzas estaban haciendo todo lo que podían para encontrarlos, esperando usarlos para mejorar enormemente.

Una de esas fuerzas que trató de usar los restos de antiguas élites para cambiar su fortuna, con la esperanza de convertirse en una fuerza de rango Plata en el futuro, fue la Familia Pan.

Con ese fin, estaban dispuestos a matar incluso a Xue Moyan, Luo Chen y Du Xiangyang para evitar que se filtrara la información.

“No eres miembro de la Familia Xing, ¿verdad, amigo mío?” La sonrisa de Xiang Xi se amplió con alegría.

Su comportamiento indiferente, dijo Qin Lie, “Los apellidos no importan. Sólo me importa lograr mis objetivos.”

Xiang Xi miró a Bo Boze.

Bo Boze entendió su significado, se acercó sonriendo y dijo: “Los edificios de madera de este ave fénix de fuego están un poco dañados para continuar esta discusión. ¿Nos movemos a una nueva ubicación? Podríamos ayudarlos a todos a buscar los restos de las antiguas élites.”

“Claro”. Qin Lie asintió. También quería saber qué estaban haciendo en el Reino Espiritual estos tipos.
N/T: (Esto de “que estaban haciendo en el Reino Espiritual” parece ser una nueva expresión adoptada por el autor)
Song Tingyu y los demás ya se habían relajado. Sabían que los hombres de Xiang Xi no se atreverían a levantar la mano contra Qin Lie ahora que lo habían confundido con un discípulo directo del Antepasado Terminator.

“Dejemos que el hermano mayor discuta las cosas con ellos,” ella dijo de repente. “No hay necesidad de que nos vayamos…”

Actualmente se encontraba en la cúspide del Reino del Paso Inferior y podía abrirse paso en cualquier momento. No quería malgastar su energía en charlar.

También sabía que Xie Jingxuan, Luo Chen y Gao Yu no estaban interesados en este tipo de cosas.

Como era de esperar, Xie Jingxuan, Luo Chen y Gao Yu asintieron con la cabeza. No deseaban interactuar con el grupo de Xiang Xi más de lo necesario.

Xue Moyan y Du Xiangyang querían participar en el debate, pero como Song Tingyu ya había hablado en nombre de todos ellos, tuvieron que renunciar a la idea.

—Todos ellos acordaron que obedecerían la decisión del hermano mayor.

Esto era exactamente lo que Bo Boze esperaba, por lo que no había intentado invitar a todos ellos por cortesía. Intercambió miradas con Xiang Xi, y los cuatro ejecutores llevaron a Qin Lie a una pagoda de cinco pisos en el Fénix de Fuego Dorado Fluyente de Xu Changsheng.

Considerando lo impresionante que era la habilidad de Qin Lie en su arte espiritual de trueno, lo vieron como el discípulo directo del Antepasado Terminator, el verdadero tesoro.

A juzgar por las auras del resto del grupo, claramente no cultivaban el arte espiritual de trueno. Creían que Luo Chen, Du Xiangyang y Gao Yu eran sólo los subordinados de Qin Lie. Gente insignificante.

En cuanto a Song Tingyu, Xie Jingxuan y Xue Moyan, ya se habían declarado mujeres de Qin Lie cuando llegaron. Como Xiang Xi y los otros tenían otro arreglo en mente, el hecho de que las tres mujeres participaran en esta reunión habría sido un poco incómodo.

Naturalmente, se alegraron de ver partir a los seis compañeros de Qin Lie.

Dentro de una amplia sala en el quinto piso del edificio de madera en forma de pagoda, uno cargado con una alfombra blanda, Xiang Xi dirigió a Qin Lie a un asiento. Una vez que lo hizo, de repente aplaudió.

Cinco mujeres con figuras maravillosas vestidas con ropa delgada, todas las cuales parecían inocentes o seductoras, sacaron a Qin Lie de la nada. Llevaban sonrisas sensuales, llevaban bandejas de fruta en sus brazos descubiertos, y agitaban sus activos para tratar de apelar a Qin Lie.

“Por favor, disfrute un poco de té, joven maestro.”

“Venga y coma algo de fruta, joven maestro.”

“¿Qué tal un poco de dimsum, joven maestro?”

N/T: (Este “dimsum” es una comida cantonesa liviana que se puede servir con el té)

Las cinco hermosas chicas lo rodearon desde todas las direcciones y le ofrecieron todo tipo de bebidas y delicadezas. También masajearon sus piernas, hombros y cabeza, sumergiendo instantáneamente a Qin Lie en un mar de placeres mundanos.

El espectáculo sorprendió inicialmente a Qin Lie con la guardia baja. Sin embargo, rápidamente se calmó y relajó, permitiendo que estas encantadoras mujeres le sirvieran.
Las cinco mujeres tenían diferentes figuras y disposiciones, pero todas podían considerarse bastante atractivas. Sus blancas piernas y sus delicados pechos que escondían bajo el fino tejido de su ropa eran extremadamente tentadores.

Qin Lie había aprendido recientemente sobre las verdaderas maravillas de una mujer de Song Tingyu. Eso significaba que su autocontrol frente a las mujeres estaba actualmente en su punto más débil.

Como resultado, cuando las cinco hermosas mujeres lo inundaron, pareciendo que iban a seguir todas sus órdenes, perdió algo de control sobre sí mismo.

Sin embargo, estas mujeres palidecían drásticamente en comparación con mujeres como Song Tingyu, Xue Moyan y Xie Jingxuan. Para ser honesto, estaban un poco por debajo de los estándares actuales de Qin Lie.

“Dime de qué quieres hablar,” dijo tranquilamente Qin Lie.

Los cuatro ejecutores se miraron entre sí, perplejos por dentro por lo desanublados que estaban los ojos de Qin Lie. Obviamente no sentía ningún deseo por las mujeres a su alrededor.

Cuando Song Tingyu, Xie Jingxuan y Xue Moyan se enfrentaron a forasteros, siempre se disfrazaron para parecer mujeres comunes y corrientes.

Pensaron que si Qin Lie tomaría a mujeres tan sencillas como esposas, o bien tenía un apetito inusualmente fuerte o… no tenía muchas oportunidades de aventurarse en el mundo; que el Antepasado Terminator restringió tanto sus movimientos que sólo podía buscar a sus hermanas menores para que las acompañaran.

Terminaron asumiendo que las cinco mujeres que enviaron al servicio de Qin Lie definitivamente tendrían éxito en sacar al pervertido dentro de él y forzarlo a revelar su verdadero carácter.

—Pero las cosas no salieron como ellos planearon.

Después de reflexionar un momento, Xiang Xi de repente habló.

“¿Qué opinas de los hermanos Xing, mi joven amigo?”, preguntó tímidamente.

“Eh. Están bien,” contestó Qin Lie ambiguamente.

“¿Cuál… cuál es tu relación con los hermanos Xing?” Preguntó Xiang Xi otra vez.

“Hasta hace diez días, no tenía nada que ver con la Familia Xing,” dijo Qin Lie con una sonrisa. “Ahora, sin embargo, me llamo Xing Lie…”

Xiang Xi entendió lo que quería decir y se rió. Él asintió y dijo: “Entiendo, haha. Bueno, sobre la búsqueda de los restos de las antiguas élites. En realidad, podemos ayudarte con eso. Lo único que te pedimos es…”

“¿Pedir?” Qin Lie entrecerró los ojos.

“Te pedimos que ignores todo lo que pueda pasar más tarde,” dijo solemnemente Xiang Xi.

“Nuestro único objetivo aquí es encontrar los restos de las antiguas élites. No nos interesa nada más,” declaró con firmeza Qin Lie. “Los asuntos internos de la Isla del Sol de Oro no son de nuestra incumbencia.”

“Haha eso es bueno… ¡eso es muy bueno!” Xiang Xi suspiró aliviado y dijo apresuradamente: “No te preocupes. Mientras usted esté en la Isla del Sol de Oro, ¡cualquier cosa en nuestra posesión será suya si así lo desea! No tenemos absolutamente ningún problema en ayudarle a buscar los restos de las antiguas élites. Incluso si nos indica una dirección difícil, enviaré inmediatamente a mis hombres a echar un vistazo. Si realmente encontramos algo, podemos organizar que los barcos le ayuden a transportarlos en secreto. Nosotros… ¡podemos incluso ocultar esta información de la Secta del Demonios Ilusorio!”

“¡Eres demasiado considerado, Ejecutor Xiang!” Qin Lie se rió a carcajadas. “¡Hehe, me gusta mucho tu comportamiento!”

“No parece estar satisfecho con estas cinco mujeres, ¿verdad? Eso está muy bien. Una vez que lleguemos a la Isla del Sol de Oro, ¡definitivamente me encargaré de que las mujeres sean aún mejores para complacerte!” Xiang Xi comenzó a hacer promesas.

“Hmm… entonces tendré que darte las gracias de antemano, Ejecutor Xiang.” Qin Lie asintió satisfecho.

Parecía que ambas partes habían llegado a un entendimiento mutuo.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.