<- Actualmente solo registrados A- A A+

SR – Capítulo 59

Primera Transacción

“En comparación con otros lugares de la ciudad, la energía espiritual del mundo es cuatro veces más densa aquí. Si uno es capaz de cultivar dentro de esta tienda, entonces progresarían a un ritmo mucho más rápido”.

“Mn, cuanto más densa es la energía espiritual, más rápido se puede refinar.”

“¡Casi compite con los campos de cultivo de algunas fuerzas de alto rango, es muy fuerte!”

Muchas de las personas más prominentes de la Ciudad Piedra Helada se habían reunido frente a la pequeña Tienda de Li. Había gente de la Mansión de Hielo Destrozada, Pabellón de la Nebulosa, e incluso practicantes de artes marciales desconocidos que pasaban por la Ciudad Piedra Helada…

Estas personas habían venido y se habían reunido aquí debido al ligero cambio en el flujo de la energía espiritual de la naturaleza y lo estaban discutiendo en voz alta frente a la tienda.

“Así que es la tienda del Señor Li.” Dentro de la habitación, Pan Jueming entró y le sonrió débilmente a Li Mu. Luego miró a las Tablas de la Reunión Espiritual que habían sido esparcidas por todas partes y dijo: “A este viejo también le interesan mucho los bienes de calidad que pueden cuadruplicar la energía espiritual del mundo. Si no te importa, este viejo también quiere unirse a las filas de los compradores”.

Li Mu echó un vistazo a Qin Lie y luego miró a las personas de fuera que estaban metiendo furtivamente la cabeza. De repente dijo: “Esta pequeña tienda no puede albergar a demasiada gente. Hm, aquellos en el Reino Apertura Natala y superiores pueden entrar. Todos los demás, por favor continúen quedándose afuera.”

Cuando estas palabras salieron, Wu Chong y los otros en la entrada sonrieron y entraron naturalmente.

Cuando entraron, vieron a la hembra vestida de blanco y sintieron instantáneamente que su visión se iluminaba.

Entonces, sus ojos se concentraron en el cuerpo de la mujer vestida de blanco y mostraron una clara conmoción, como si hubieran quedado fascinados por su belleza. En realidad olvidaron por qué habían entrado en la tienda en primer lugar.

Su piel era como la nieve, y sus dos ojos eran tan claros como el cristal puro. Su presencia fría era como una flor de loto de nieve en un glaciar y hacía que la gente se sintiera avergonzada de sí misma.

“¡Hmph!” El sirviente junto a la hembra vestida de blanco resopló con la cara fría.

“¡Boom!”

Todos los que la miraban temblaron de repente. Ese “hmph” era tan fuerte que les había lastimado los tímpanos.

Qin Lie, Pan Jueming y Li Mu no se vieron afectados. Ese “hmph” claramente no estaba dirigido a ellos…

“Lo siento por la mala educación…”

Wu Chong fue despertado por el shock y la expresión de su cara cambió. Se inclinó con las manos cruzadas hacia el sirviente de mediana edad y la mujer vestida de blanco para mostrar sus disculpas.
N/T: (Saben no se si es “sirviente” o “sirvienta”, ya que en una especificaron con “Lady”, pero ahora se parece mas a hombre, asi que estoy que me confundo al hacer la traducción)
Las otras personas se sorprendieron por dentro cuando vieron la actitud de Wu Chong hacia ellos y también se volvieron inciertas. Se apresuraron a apartar la mirada de la dama de blanco y le pidieron disculpas.

“Haha, ustedes dos no son habitantes de Ciudad Piedar Helada, ¿de dónde son?” Pan Jueming miró sorprendido a la mujer vestida de blanco y a su sirvienta, pidiendo educadamente.

Las cejas de la mujer vestida de blanco se arrugaron. Ella no respondió a su pregunta, sino que miró a Qin Lie y a Li Mu, diciendo fríamente: “Tomaré todas las Tablas de la Reunión Espiritual aquí, dime un precio”.

“Señor Li, ¿qué piensa usted?” Pan Jueming también manifestó su actitud. “Nuestro Pabellón de Armamento también está interesado en estas Tablas de la Reunión Espiritual, ¿es posible que nos acomoden?”

“¿Qin Lie? ¿Cómo es que estás aquí?”

De repente, la voz de Liu Yan vino de la puerta. Casualmente había venido hoy a la Calle de Comercio y sintió los cambios en el flujo de energía espiritual.

Había llegado más tarde y se abrió paso a través de la avalancha de practicantes de artes marciales de bajo nivel reunidos en la puerta, mirando hacia adentro, y cuando vio a la figura familiar dentro de la tienda, no pudo evitar gritar.

“Gran Hermano Liu.”

Qin Lie se detuvo un poco y luego sonrió. Asintió a Liu Yan que había entrado en la habitación.

“Anciano Pan, Hermano Wu, Hermano Zhao…”

Después de que Liu Yan entró, se dio cuenta de que los ocupantes dentro de la tienda eran impactantes y tuvo que saludar a Pan Jueming, Wu Chong y a otro hombre vestido con las ropas del Pabellón de la Nebulosa.

Pan Jueming y los demás asintieron y le devolvieron el saludo.

“Qin Lie, ¿cuándo llegaste a Ciudad Piedra Helada? Mocoso, viniendo a la Ciudad Piedra Helada pero no yendo al Pabellón de la Nebulosa, ¿qué haces aquí?” Liu Yan caminó con una sonrisa junto a Qin Lie y le golpeó en el hombro. Él dijo: “Puede que no sepas esto, pero en ese momento… los dos maestros de salón bajo el mando de Yan Dewu en la Mansión de Hielo Destrozada fueron mordidos hasta la muerte por los Lobos Demoníacos de Alas Plateadas. Feng Yi también perdió un brazo, ¡Ja! ¡Era tan bueno!”

Cuando dijo esto, las caras de los dos practicantes de artes marciales dentro de la habitación, vestidos con la ropa de la Mansión de Hielo Destrozada de repente se oscurecieron.

“¿Él es parte de nuestro Pabellón de la Nebulosa?” Wu Chong estaba conmocionado.

Las otras personas también miraron a Qin Lie. Como no se recuperaron a tiempo, no tenían ni idea de lo que estaba pasando.

“Por supuesto. Él es de la Familia Ling, una de las familias bajo nosotros, y fue a la Montaña del Lobo Celestial con nosotros,” Liu Yan explicó simplemente pero no profundizó más. Pero aún así, la atención de todos aterrizó en Qin Lie.

Incluso Li Mu se mostró asombrado. Finalmente había aprendido la identidad y el nombre de Qin Lie a través de la explicación de Liu Yan.

“¡Dime un precio, no me hagas perder el tiempo!” La expresión de la mujer vestida de blanco era impaciente mientras interrumpía fríamente la conversación de todos. Ella exclamó: “¡Rápido!”

“Mn, vamos a manejar esto primero.” Pan Jueming también estuvo de acuerdo.

Li Mu miró a Qin Lie, se frotó la barbilla y dijo: “Una piedra espiritual de Séptimo Grado Común para una Tabla de la Reunión Espiritual. Mn, sólo tienes que dar diecisiete piedras espirituales de Séptimo Grado”.

“Señor Li”, abrió Pan Jueming.

Li Mu le hizo un gesto con la mano y dijo: “Ella fue primero”.

Pan Jueming asintió con la cabeza y no dijo nada más como si respetara mucho la decisión de Li Mu.

“Al menos hay un protocolo.”

La hembra vestida de blanco asintió ligeramente y luego salió. Wu Chong y Zhao Duo, los dos practicantes de artes marciales del Pabellón de la Nebulosa que estaban bloqueando la puerta, tenían caras escandalizadas cuando la vieron darse la vuelta y se apresuraron a girar sus cuerpos para dejarla pasar.

“Diecisiete piedras espirituales de Séptimo Grado Común, por favor, compruébelo.” La sirvienta de mediana edad que quedaba pasó su mano izquierda sobre la mesa antes de Qin Lie. Cuando su mano izquierda se apartó, diecisiete brillantes piedras de jade estaban sobre la mesa, cada una fluyendo con una débil luminiscencia. Fue posible ver que la calidad era alta con sólo un vistazo.

“Está bien.” La mirada de Li Mu sólo los cubrió brevemente antes de asentir con la cabeza.

Qin Lie, por otro lado, miró al sirviente junto a la hembra vestida de blanco, o más exactamente, estaba mirando un anillo verde crujiente en la mano izquierda de esta persona…

Era el más cercano, así que lo vio más claro. Las diecisiete brillantes piedras de jade que de repente aparecieron sobre la mesa provenían de ese anillo verde. Esto había fascinado a Qin Lie.

Mientras estaba en shock, la persona se movió y recogió las dispersas Tablas de la Reunión Espiritual. Cada vez que su mano izquierda tocaba las Tablas de la Reunión Espiritual, desaparecían.

“Anillo espacial…”

Los ojos de Liu Yan estaban fijos en el anillo de la mano izquierda de esa persona mientras exclamaba ligeramente con voz seca. Su expresión era un poco extraña.

No fue el único. Dentro de la tienda, Wu Chong, Zhao Duo, y la gente de la Mansión de Hielo Destrozada también tenían expresiones de estupefacción mientras miraban el anillo en la mano de esa persona.

“Haha, no es alguien de Ciudad Piedra Helada, como se esperaba.” Pan Jueming sonrió y luego asintió ligeramente hacia la sirvienta de mediana edad antes de mirar el anillo.

Esa persona no habló con nadie más y no dijo ni una palabra más después de guardar las Tablas de la Reunión Espiritual. Ni siquiera miró a nadie antes de salir de la Tienda de Li.

A medida que las Tablas de la Reunión Espiritual eran guardadas, la espesa energía espiritual dentro de la Tienda de Li también se disipaba gradualmente. En un corto período de tiempo, el nivel de energía espiritual volvió a la normalidad una vez más.

Mucha gente clamaba sobre las Tablas de la Reunión Espiritual y miraban a su alrededor para sentir el cambio en la energía espiritual. Se reunieron y discutieron muy de cerca.

“Gran Hermano Liu, ¿un anillo espacial?” Qin Lie repentinamente preguntó en voz baja.

“El interior del anillo forma un espacio que puede almacenar objetos. Incluso los anillos espaciales más bajos valen más que las ciudades”. La voz de Liu Yan era moderada como le explicó a Qin Lie. “En nuestra Ciudad Piedra Helada, sólo el Señor de la Mansión de Hielo Destrozadoa Yan Wenyan, el Maestro del Pabellón de la Nebulosa y el Anciano Pan tienen el anillo espacial más bajo, sólo estas tres personas.”

La expresión de Qin Lie cambió. Finalmente entendió por qué todo el mundo estaba tan increíblemente asombrado.

“Señor Li, ¿de dónde sacó estas Tablas de la Reunión Espiritual? Mi Pabellón de Armamento está muy interesado, ¿queda alguna mercancía? Si los hay, el Pabellón de Armamento puede comprarlos según el precio de piedras espirituales de Séptimo Grado Común, ¿qué te parece?”. Después de que esa persona se fue, Pan Jueming sonrió un poco y volvió a mirar a Li Mu.

La expresión de Li Mu fue relajada mientras decía con frialdad: “Hay más, pero llevará algún tiempo. Cuando consiga un nuevo lote, te informaré”.

“Bien”. Pan Jueming asintió con la cabeza y luego miró a Qin Lie, diciendo con una ligera sonrisa: “¿Cuál es la relación entre este joven y tú?”

“Un aprendiz de tienda,” Li Mu contestó casualmente y luego se encogió de hombros en su mecedora mientras relajadamente decía, “Eso es todo por hoy, todos, váyanse.”

La Tienda de Li nunca había tenido un buen negocio, ni podía reunir a tanta gente en cien años. No aprovechó esta oportunidad para vender más bienes o reunir más ojos, sino que los persiguió a todos a la vez.

O bien Li Mu no tenía ni idea de cómo llevar a cabo un negocio o no se preocupaba en absoluto por la Tienda de Li. Esto hizo que todos se rieran.

“Mn, nos vemos pronto.” Pan Jueming fue el primero en irse.

La gente vestida con la túnica de la Mansión de Hielo Destrozada miró a Wu Chong, Liu Yan y Zhao Duo con expresiones ligeramente frías y también se acordaron de la apariencia de Qin Lie antes de irse.

Los dos maestros de salón del Pabellón de Nebulosa, Wu Chong y Zhao Duo, charlaron por un tiempo más después de conocer la identidad y los antecedentes de Qin Lie, para que se reportara al Pabellón de la Nebulosa lo antes posible, antes de irse también.

La gente de alrededor estaba conmocionada, pero después de que los poderosos se fueron uno tras otro, perdieron el interés y poco a poco se fueron.

Liu Yan y Qin Lie charlaron un rato más con Liu Yun preguntándole por qué era actualmente aprendiz en la Tienda de Li y por qué no había ido antes al Pabellón de la Nebulosa para usar sus recursos de cultivo para avanzar lo más rápido posible.

Cuando Qin Lie dijo que le preocupaba que hacer misiones afectara su cultivo, Liu Yan no pudo evitar sonreír y luego le dijo que la persona a cargo de las misiones era el padre de Han Feng, el Anciano Han Qingrui. Liu Yan explicó que, con la relación entre él y Han Feng, si Qin Lie no quería hacer misiones, Hang Qingrui no le haría la vida difícil.

Además, Liu Yan declaró que, a menos que el Pabellón de la Nebulosa se encontrara con grandes problemas, por lo general no obligarían a la gente a completar misiones y que el pabellón daría a los practicantes de las artes marciales la libertad de elección.

Qin Lie finalmente entendió que se había preocupado demasiado.

Liu Yan conversó con él un poco más antes de despedirse, recordándole una vez más que viniese al Pabellón de la Nebulosa tan pronto como fuese posible.

La Tienda de Li una vez más se quedó en silencio.

“No les dije a los demás que inscribiste las Tablas de la Reunión Espiritual y no te dejé brillar delante de los demás, ¿estás decepcionado?” En la tienda, de repente silenciosa, apareció la voz de Li Mu. Sus ojos entrecerraban los ojos mientras miraba a Qin Lie con expresión divertida.

“No, mientras pueda ganar dinero”, dijo sinceramente Qin Lie.

Li Mu asintió. Después de un momento, sugirió: “Puede continuar inscribiendo diagramas de la Reunión Espiritual en las tablas espirituales. También puedo ayudarte a vender las Tablas de la Reunión Espiritual. Sin embargo, sería mejor que no hicieras saber a los demás que el diagrama de la Reunión Espiritual de allí… fue inscrito por ti”.

Qin Lie se calmó. “¿Hay necesidad de ocultarlo intencionadamente?”

“Sólo escúchame.” La frente de Li Mu se arrugó.

“Mn.” Qin Lie no lo entendió, pero asintió y no preguntó más.

……

Descarga:

9 Comentarios Comentar

  1. Valenod

    Lector

    Nivel 9

    Valenod - hace 2 meses

    Ojalá después instale un lugar de cultivación con los diagramas a la familia Ling para que sus amigos también puedan mejorar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.