<- Actualmente solo registrados A- A A+

SR – Capítulo 95

¡Almas Viles!

El camino de la Bestia Devoradora de Almas para abrirse paso hasta el siguiente rango acababa de empezar, y ya estaba obligada a detenerse debido a que Xie Jingxuan activaba la Formación de Fuego de Ocho Trigramas Extremos.

Cuando su verdadero cuerpo rugió airadamente, todos los fragmentos de alma que estaban a punto de ser purificados se condensaron en el cielo y formaron muchas almas feroces y brutales.

Estas almas viles medían unos metros de altura con cuerpos negros como la tinta y llevaban consigo todo tipo de ondas emocionales como la violencia, la opresión, la brutalidad, y así. Se zambullen continuamente desde el cielo, queriendo desgarrar y devorar a estos instigadores.

Xie Jingxuan cerró los ojos y continuó enfocándose en encender el resto de la Piedra Solar dentro de los barrancos, no afectada en lo más mínimo por las viles almas descendentes.

Sin embargo, Liang Zhong, Ban Hong, y el resto de los practicantes de artes marciales del Salón del Asura Oscuro parecían enfrentarse a un enemigo terrible.

Sus expresiones eran serias, e hicieron todo lo posible para liberar la energía espiritual, formando todo tipo de coloridos escudos de luz para construir una apretada línea defensiva que impedía la entrada de las almas viles.

“¡Matar! ¡Mata! ¡Mata, mata, mata!”

La cara de Gao Yu estaba torcida mientras se levantaba abruptamente con los ojos llenos de locura y violencia. Había grupos de espíritus vengativos formando sobre sus Anillos cara de Ogro.

De repente atacó a la persona más cercana a él, Ban Hong.

“¡Whoosh!”

Un río gris formado por espíritus vengativos grises salió de sus dos palmas y fluyó hacia el pecho de Ban Hong.

Ban Hong, que estaba gastando todas sus fuerzas en la serpiente espiritual púrpura para formar la línea de defensa de luz espiritual púrpura, se volvió frío mientras levantaba la mano y se preparaba para destrozar el molesto río gris.

Si Ban Hong, que estaba en el Reino de la Manifestación, no se molestó en controlar la salida de su ataque, incluso si Gao Yu no moría, al instante sufriría tremendas heridas.

“¡No! ¡Déjamelo a mí!”

Exclamó Qin Lie, y antes de que Ban Hong pudiese atacar, se apresuró a bloquear ante él. Sacó apresuradamente la escultura de madera que tenía en la mano izquierda.

La electricidad de color azul claro apuñaló hacia afuera como numerosas agujas, y bloquearon el río gris que corría hacia el pecho de Ban Hong. Los múltiples espíritus vengativos gritaron terriblemente y se encogieron hacia atrás cuando tocaron la electricidad de la muralla, volviendo a encogerse en los Anillos cara de Ogro en los dedos de Gao Yu.

“¡Gao Yu! ¡Despierta!”

Qin Lie dio un paso hacia delante, y un fugaz rayo azul apareció de la punta de sus manos, desapareciendo en la nuca de Gao Yu.

El cuerpo de Gao Yu se estremeció como si se hubiera electrocutado, y la mirada en blanco de sus ojos se desvaneció gradualmente cuando empezó a despertarse.

Unos segundos después, Gao Yu se despertó completamente y asintió ligeramente hacia Qin Lie. Luego se sentó repentinamente y se concentró en ajustarse.

“Estas almas viles y espíritus malignos no pueden atravesar nuestra línea defensiva de escudos de luz, pero la mente malvada y la conciencia que han reunido no se ven afectadas por ellos.” Liang Zhong cortó en una palabra en el momento apropiado: “Nuestra línea de defensa no puede impedir que sus mentes entren, así que será mejor que ustedes dos estén más alerta en caso de que sean controlados por su malvada conciencia y nos ataquen en su lugar”.

El artefacto espiritual Liang Zhong llamado ‘Luna Azur’ colgaba sobre las cabezas de la multitud. Era como una luna creciente celeste desatando una luz neblina celeste.

La luz azul era como los patrones ondulantes del mar. Capa tras capa y círculo tras círculo se esparce, formando un escudo de luz azul.

También era el escudo de luz más exterior.

La existencia del escudo de luz azul era como una cubierta azul hecha de hielo, rodeando a todos los que estaban dentro de él.

Las almas viles chocaron contra el escudo de luz azul hasta que la cubierta resonó con cada colisión, pero no lograron atravesar la cubierta y entrar.

Debajo de la cubierta azul estaba el escudo de luz púrpura formado por la serpiente espiritual púrpura. Esta fue la capa de la que Ban Hong fue responsable.

Y debajo de esos dos, había también dos capas de escudos de luz azul hielo y verde oscuro, y fueron formados por la fuerza combinada de los practicantes marciales del Salón del Asura Oscuro.

En este momento, Liang Zhong, Ban Hong y todos los cuerpos de los practicantes de artes marciales del Salón del Asura Oscuro estaban brillando intensamente mientras sacaban continuamente la energía espiritual dentro del mar espiritual de su dantian, aumentándola aún más con sus artefactos espirituales antes de liberarlos para suministrar energía a esos escudos de luz sin parar.

“Nuestra energía espiritual sólo puede jugar un papel defensivo, y es incapaz de herir a esas almas viles.” Liang Zhong frunció el ceño. “Estas almas viles formadas de los fragmentos del alma de las almas de las bestias no pueden ser afectadas en absoluto por espadas normales, cortes, puñaladas de espada u otros ataques comunes. Los escudos espirituales también sólo pueden impedir que se filtren rápidamente. El fuego ardiente y la energía frenética de los relámpagos son su verdadera perdición”.

Mientras hablaba, los frenéticos sonidos del verdadero cuerpo de la Bestia Devoradora de Almas dentro de la cueva se hacían cada vez más fuertes.

Los pilares de piedra del valle temblaban violentamente, y un aura aterradora se extendía gradualmente junto con el frío aire dentro del valle,

“¡Esto no es bueno! ¡Su verdadero cuerpo está saliendo!” La expresión de Liang Zhong se volvió.

Qin Lie y los otros también se pusieron ansiosos.

“Todos ustedes, continúen defendiendo a la Señorita de los ataques de las almas viles con los escudos de luz. Me ocuparé de su cuerpo principal.” La expresión de Liang Zhong se puso tensa, y después de instruir a la multitud, de repente salió de las capas de escudos de luz.

En el momento en que salió, las viles almas que habían cubierto el cielo se volvieron locas y se lanzaron hacia él.

“¡Swish Swish Swish!”

La luna creciente celeste que flotaba sobre la cabeza de Liang Zhong se iluminó abruptamente. Rayos de colores de relámpagos azules fríos salieron en todas direcciones.

Todas las almas viles atacantes se ralentizaron como si se hubieran hundido en el lodo profundo, y gritaron dolorosamente cuando fueron iluminadas por la luz azul.

Liang Zhong no miró a esas almas viles. Sus ojos miraron directamente a la cueva que estaba llena de frías corrientes de aire mientras se acercaba rápidamente a la entrada.

“¡Señor Liang, cuidado!” Exclamó Ban Hong.

“¡Aooo!”

Una extraña y terrible bestia de entre cinco y seis metros de altura y decenas de metros de ancho salió bruscamente de la cueva con un rugido de enojo.

Esta Bestia Devoradora de Almas que había escapado del Campo de Batalla del Inframundo parecía a primera vista un sapo gigante. Su cuerpo de color marrón oscuro estaba cubierto de arrugas profundas, y en estas arrugas, había muchas espinillas del tamaño de un puño.

Los granos se abultaron junto con su cuerpo que respiraba, escupiendo y tragando corrientes gruesas de negro.

Sus tres ojos de color verde oscuro, del tamaño de una cabeza humana, se mostraban en un triángulo sobre la monstruosidad tumoral de una cabeza, y cada uno de sus ojos emanaba las miradas de frialdad, melancolía y maldad.
N/T: (Iluminaty :v)
Abrió la boca y rugió. Dentro de su boca, había filas de dientes afilados en forma de espadas. Una fría luz se desbordó, causando terror entre los hombres.

En el momento en que salió la Bestia Devoradora de Almas en forma de sapo, sus tres ojos sombríos y fríos se volvieron como uno solo para mirar en la dirección de Xie Jingxuan. Con eso, procedió a acusarla inmediatamente.

“¡No irás a ninguna parte!”

Con la cara fría, Liang Zhong señaló con el dedo a la Luna Azur. La Luna Azur cambió abruptamente y en realidad creció hasta tener el tamaño de una piedra de molino.

“¡Whoosh Whoosh Whoosh!”

El borde de la media luna giratoria de color azul era afilado, y mientras disparaba rayos de luz similar a una espada, araba hacia la cabeza de la Bestia Devoradora de Almas.

La Bestia Devoradora de Almas estaba absolutamente furiosa. Su cuerpo lleno de feas espinillas se abalanzó repentinamente, y como disparando flechas, lanzó muchos chorros de agua verde. Cada uno de estos arroyos apestaba a un terrible hedor, como si contuvieran toxinas en su interior.

La Luna Azur fue golpeada por la flecha de agua verde y se manchó con veneno verde. La luz azul se oscureció repentinamente.

La expresión de Liang Zhong era severa. Sus pupilas se volvieron repentinamente azules, y racimos de luz azul salieron de su cuerpo, fusionándose instantáneamente como uno con la luz de la Luna Azur.

La luz de la Luna Azur volvió a brillar.

Qin Lie y los demás estaban observando intensamente la batalla entre Liang Zhong y el verdadero cuerpo de la Bestia Devoradora de Almas. De repente, oyeron un ruido retumbante en sus tímpanos, miraron hacia arriba y sólo entonces se dieron cuenta de que las almas viles estaban chocando locamente contra los escudos de luz.

“¡No me mires, protege a la Señorita con todo lo que tienes!” Liang Zhong gritó desde el otro lado: “Antes de reabsorber los fragmentos de su alma, el verdadero cuerpo de una Bestia Devoradora de Almas es muy débil. Tengo esto completamente bajo control. ¡Todos ustedes simplemente necesitan proteger a la Señorita y no dejar que las almas viles de la Bestia Devoradora de Almas invadan antes de que ella active completamente la formación!”

¡Entendido!” Ban Hong se enderezó. “Todos, junten sus cabezas y viertan toda su energía en el escudo sobre sus cabezas. ¡Incluso si morimos, no dejaremos que ni una sola alma vil se nos escape!”

“¡Sí!” Los guerreros del Salón del Asura Oscuro respondieron al unísono.

“¡Allí! ¡Carguen en esa dirección, rápido! ¿Eh? ¡El Salón del Asura Oscuro, son hombres del Salón del Asura Oscuro!”

“¡Por fin hemos escapado de la persecución de la horda de bestias espirituales!”

“¡Todos, miren rápido! Ahí dentro. ¿Qué es esa bestia espiritual de ahí dentro?”

“……”

Fue en ese momento que hubo exclamaciones desde la periferia del valle. El sonido desordenado de muchos pasos también resonó lentamente.

Qin Lie y Gao Yu fueron los que lo tuvieron más fácil. Cuando prestaron atención y miraron, se dieron cuenta de que los grupos de Na Nuo de la Secta Luna de Agua y Xiong Ba de la Asociación Llama Carmesí ya se habían acercado en silencio.

Aún más atrás se encontraban Yan Ziqian, de la Mansión de Hielo Destrozada, Tu Ze, del Pabellón de la Nebulosa, y los demás. También se acercaban desde otra dirección.

La mayoría de estas personas tenían lesiones de todas las severidades en sus cuerpos. Muchos de ellos estaban desanimados; el Na Nuo de la Secta Luna de Agua y su gente parecían sombríos, y sus ojos también estaban ensombrecidos y oscuros.

Parecía que aún no habían dejado atrás la tristeza de la muerte de sus hermanas.

Cuando llegaron y vieron la situación dentro del valle, todos llevaban expresiones de sorpresa y subconscientemente decidieron acercarse.

“¡No se les permite entrar al valle!” Ban Hong inmediatamente gritó y los detuvo. “La periferia del valle es también el dominio de la Bestia Devoradora de Almas. Su presencia se aseguró de que ninguna bestia espiritual se atreviera a entrar aquí. Vayan a donde están nuestros unicornios, esa es una zona segura, y ninguna horda de bestias espirituales se atrevería a acercarse”.

“¡No entres en el valle!” Por otro lado, Liang Zhong no olvidó instruirlos severamente mientras luchaba contra el verdadero cuerpo de la Bestia Devoradora de Almas.

Actualmente, la mitad de la Formación de Fuego de Ocho Trigramas Extremos dentro del valle ha sido activada. Dentro del valle en forma de cuenco, los pilares de piedra en el borde exterior eran tan rojos como el hierro forjado. Incluso soltaron llamas que se conectaron con los barrancos y formaron una enorme telaraña ardiente en la cima del valle.

La existencia de la enorme telaraña ardiente no sólo podía impedir que los fragmentos del alma de la Bestia Devoradora de Almas salieran y atraparan su fría y malvada conciencia, sino que la telaraña podía incluso quemar los opresivos, lúgubres y enloquecedores sentimientos malignos que oprimían el área.

Mientras Na Nuo, Xiong Ba y el resto no entraran en el valle, la enorme red de fuego que se cruzaba impediría que la malvada conciencia de la Bestia Devoradora de Almas escapara completamente del valle e impidiera que invadiera rápidamente sus almas.

Sin embargo, si no escuchaban y entraban en el valle, entonces era muy probable que las emociones negativas evocaran los malos pensamientos dentro de sus corazones, convirtiéndose así en afectados por la Bestia Devoradora de Almas y perdiéndose como Gao Yu antes. Se convertirían en bestias locas y atacarían a sus propios compañeros, lo que añadiría demasiadas variables a la situación del valle.

“No vamos a entrar.” Na Nuo fue la primera en expresar su opinión y llevó a sus hermanas a donde estaban los unicornios. Sus oscuras cejas estaban entrecerradas por un profundo fruncir el ceño. Viendo a las muchas almas viles zambullirse en el escudo de luz construido por Ban Hong y sus hombres y viendo la intensa batalla de Liang Zhong y la Bestia Devoradora de Almas, murmuró: “Sólo un idiota entraría y cortejaría la muerte”.

Tu Ze también había venido. Él, Zhuo Qian, Kang Zhi, y el resto estaban cubiertos de sangre seca, y no había forma de saber si esta sangre era de ellos o de las bestias espirituales que mató.

“¿Estás bien, Qin Lie?”, preguntó.

“Por supuesto que estoy bien. ¿Qué tal ustedes, chicos?” Preguntó Qin Lie.

Tu Ze sonrió con una sonrisa brillante: “Todos estamos gravemente heridos, pero nadie murió y todos seguimos siendo parte de los vivos. Mira, no somos ni un solo hombre menos.”

En el momento en que dijo eso, Na Nuo de la Secta Luna de Agua, Xiong Ba de la Asociación Llama Carmesí, e incluso Yan Ziqian de la Mansión de Hielo Destrozada y su gente parecían antinaturales.

“¡Hmph!” Yan Ziqian llevaba una fachada fría.

“¡Uuu!”Una chica de la Secta Luna de Agua recordaba a sus hermanas muertas y no podía contenerse de llorar en voz baja.

 

Descarga:

5 Comentarios Comentar

  1. Valenod

    Lector

    Nivel 9

    Valenod - hace 2 meses

    Que no lleguen los niños a jugar donde los grandes
    Gracias por la traducción

  2. Fortuine

    Lector

    Nivel 10

    Fortuine - hace 2 meses

    Jajaja solo falta que alguien no los escuché y se meta en el valle, gracias por la traducción.
    (^-^)/

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.