<- Actualmente solo registrados A- A A+

SE – Capítulo 0

Capítulo 0 – Prólogo

 

– ¡Rápido!

– Gordo estúpido, date prisa. Si no te vas ahora, esa persona maléfica se despertará y regresará al cielo y estaremos sin suerte.

– Eso es correcto, vamos muévase. Deprisa.

Con pisos de jade blanco y pilares de topacio, el magnífico Palacio Celestial estaba lleno de caos. Todos los dioses estaban frenéticos, todos urgían a un inmortal gordo.

******

La oscuridad la rodeaba, y su cuerpo se sentía ligero.

“¿Estoy muerta?”

Abrió los ojos y miró hacia arriba, pero como antes, estaba oscuro.

De repente, vio un estallido de luz.

Una cara calva, gordita y sonriente apareció. Detrás de su cabeza calva había un aro de halo suave y ligero. Parecía extremadamente puro y sagrado.

– ¿Quién eres?– Ella frunció el ceño a la persona calva que apareció de repente. Si había muerto ¿entonces no deberían venir Apis y Hayagriva, y arrastrarla ante Yama?

–Mi hija, no seas escéptica. Estás realmente muerta, y con los pecados que cometiste en tu vida, ya debería haberte enviado al fondo del infierno–. El halo sobre la cabeza del calvo regordete brillaba mucho y su sonrisa era muy amplia. Era como si fuera el anciano más benévolo del mundo.

–Todavía no he ido al infierno–. Dijo ella insípidamente. –Además, no soy tu hija. Eres gordo, por lo que no podrías haber dado a luz a una persona como yo.

La persona gordita comenzó a sudar, su expresión se volvió un poco incómoda. Como era de esperar, esta persona infame no sería tan fácil de tratar. A pesar de que perdió todos sus recuerdos, todavía era un dolor tan grande lidiar con ella. Esa fue la razón por la que los dioses decidieron sacar palillos para decidir qué persona enviar y resolver este problema, él fue quien desafortunadamente tomó el más corto.

* Ejem, ejem ~~ *

La persona calva y gordita tosió, enderezó su rostro y dijo seriamente: –Basándonos en que tienes un alma misericordiosa y un gran talento, hemos tenido una discusión y hemos decidido darte la oportunidad de expiar tus pecados. Te dejaremos ir a otro mundo para continuar cultivándote.

“¿Qué? ¿Un alma misericordiosa? ¿Gran talento? ¿Qué quieren decir? ¿Qué expiación por los pecados? ¿Ir a otro mundo para seguir cultivando? ¿Qué y qué?”

–Ve, niña. Espero que vivas felizmente. La persona gorda y calva no desperdició más palabras y, en cambio, agitó ligeramente la mano. Un rayo de luz se disparó hacia ella, borrando también los recuerdos de su conversación.

Al momento siguiente, ella desapareció de donde había estado parada. El gordito calvo dejó escapar un largo suspiro y se secó el sudor de la frente. Inmediatamente, muchos dioses aparecieron a su alrededor. Todos se echaron a reír vulgarmente, dándole palmaditas en el hombro y alabándolo.

–Muy bien, ahora que enviaste lejos a ese ser no habrá problemas.

–Eres bastante bueno, inventando tantas razones divertidas y luego enviándola lejos.

–Bien, bien, marcaré este gran mérito para ti–. La persona que dijo esto era, naturalmente, el gobernador del cielo.

Pero la persona calva y gordita no podía sonreír. Aunque él la despidió, si un día regresara esa persona maléfica, ¡el primero en morir sería él!

– ¿A qué le temes? Tendrá que cultivarse durante mucho tiempo antes de que pueda regresar, antes de que aparezca su divinidad. Eso es algo que no sucederá dentro de miles de años–. Alguien lo consoló de inmediato.

–Es verdad–. Al escuchar esto, la persona calva y gordita también comenzó a sonreír vulgarmente.

Ser maléfico, en ese mundo, debes rezar por la buena suerte. Es mejor si no recuerdas nada, mejor si nunca regresas.

 

 

 

 

 

 

***********

Continuaremos el 11 de enero… recuerdan que ese día cumplo año verdad????

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.