<- Actualmente solo registrados A- A A+

SE – Capítulo 102

Capítulo 102

 

–Hermana mayor, es verdad, realmente hay una bestia deidad a punto de nacer, créeme. Las bestias mágicas que guardan allí quieren matar a la pequeña bestia deidad recién nacida. Hay que ir rápidamente, o de lo contrario será demasiado tarde… –. Su voz débil era muy, muy baja, pero Claire podía escucharlo con toda claridad.

Claire se levantó y entró directamente en la habitación. Vio el rostro enojado de Riya que estaba reprendiendo al joven débil que yacía en la cama. El joven todavía estaba intentando explicar. Al ver entrar a Claire, Riya inmediatamente contuvo su ira, diciendo suavemente avergonzada: –Benefactor, ¿por qué entraste? Es muy desordenado aquí. Además, gracias por tu amigo quien salvó a mi único hermano pequeño.

Claire agitó su mano, ignorando las palabras de Riya. En cambio, miró al joven en la cama. – ¿Dijiste que hay una bestia deidad a punto de nacer?

El joven se calló al ver a Claire.

Al ver esto, Riya se puso ansiosa. Ella comenzó a reprender con enojo al joven. – ¡Nuestro benefactor te está haciendo una pregunta! Si no fuera por el benefactor que te salva hoy, ¿podrías estar malcriado? ¡El sanador que te acaba de salvar es el amigo del benefactor!

Claire evitó que Riya continuara reprender. En cambio, ella preguntó: – ¿Querías encontrar la bestia deidad y luego venderla? ¿Te falta dinero?

–Nadie se queda en esta región. Quiero ganar algo de dinero y luego establecerme en otro lugar con mí hermana mayor–. Dijo el joven, mirando directamente a Claire. La expresión de Riya se volvió compleja. Este lugar era realmente inadecuado para que vivieran dos hermanos. Hoy, tal incidente había sucedido, pero afortunadamente el joven los había salvado antes. ¿Pero y la próxima vez? ¿Quién aparecerá oportunamente y los salvará?

Claire sacó dos billetes dorados y se los entregó al joven. – ¿Dónde está la bestia deidad? Toma esto, ve a establecerte en la Ciudad Niya y dirige un pequeño negocio. Te daré una carta de presentación, ve a la mansión del señor de la ciudad y encuentra al señor de la ciudad sustituto, él hará los arreglos necesarios.

–Nosotros, no podemos aceptar esto–. Riya agitó apresuradamente, negándose.

–Trátalo como si tu hermano pequeño me vendiera información sobre la bestia deidad. Aunque la Ciudad Niya no es grande, es muy adecuada para vivir. Deberías ir una vez que el cuerpo de tu hermano pequeño se recupere. Este lugar no es adecuado para que vivas–. Claire no había retirado los billetes dorados mientras decía estas palabras y miraba al joven.

El joven no dudó en absoluto y tomó el dinero de Claire. Observó a Claire mientras decía: – ¿Crees que hay una bestia deidad? ¿Me crees? Incluso mi hermana mayor no me creyó.

Claire asintió. – Te creo. Habla, ¿dónde estaba?–, Preguntó ella.

–Dirígete hacia el norte después de entrar a la Montaña de las Almas Perdidas, está en los pantanos allí. Cuando es de noche, brillará en medio de los pantanos, esa es la pequeña bestia deidad que está por nacer. Hay muchas bestias mágicas vigilando en las cercanías porque se comen a la joven bestia deidad justo después de que nace para absorber su poder. Si vas a ir, ve rápido. Definitivamente es una bestia deidad, solo las bestias deidad brillan así, solo las bestias deidad pueden atraer tantas bestias mágicas–. Dijo el joven apresuradamente en un suspiro y estaba un poco sin aliento.

Claire se volvió y le dijo a Riya: –Está bien. Dame lápiz y papel, te escribiré una carta para que la lleves a la Ciudad Niya.

Riya estaba un poco sorprendida. Aunque sentía dudas, todavía tenía un bolígrafo y papel. Claire terminó de escribir rápidamente y luego le dijo a Riya: –Nos iremos ahora. Tenga cuidado en su camino a la Ciudad Niya.

Cuando terminó de hablar, Claire se volvió y se fue. Riya miró fijamente la carta en su mano y luego miró la figura de Claire a punto de desaparecer. Preguntó apresuradamente, un poco reacia: – ¿Podemos vernos de nuevo?

–Ve a la Ciudad Niya entonces. Tal vez tengamos la oportunidad de vernos en el futuro–. Claire saludó levemente, luego desapareció de la vista de los dos hermanos.

En el jardín, todos vieron venir a Claire. Claire miró a todos, sonriendo levemente. –Vámonos. A la Montaña de las Almas Pérdidas.

Todos asintieron y se levantaron al mismo tiempo, siguiendo a Claire.

Cuando salieron de la ciudad, Walter puso los ojos en blanco, su estaba cara oscura. ¿Alguien podría decirle por qué lo seguía ese chico bonito? Claire también quería saber qué pasaba con la situación. ¿Por qué parecía que era completamente normal que Leng Lingyun la estuviera siguiendo?

–Um, Leng, Leng Lingyun, ¿no tenías algún negocio viniendo aquí? Ya que no estás aquí para traerme de vuelta al Templo de la Luz, entonces…–. Claire no terminó el resto de sus palabras.

Walter continuó las palabras de Claire para ella con odio, –Ya que no viniste aquí para encontrar a Claire, entonces haz tu propio negocio, ¿para qué nos estás siguiendo?

– ¿Acaso el Cuerpo de Mercenarios Yuan Bao no está perdiendo a un sanador? Ahora puedo ser considerado miembro del Cuerpo de Mercenarios Yuan Bao–. Leng Lingyun los sorprendió con una sonrisa en su rostro.

La boca de Walter estaba abierta de par en par, con los ojos saltones, como una persona que había sido ahorcada.

La expresión de Claire también fue excepcional. ¿Qué se suponía que significaba eso? ¿El honorable Príncipe Divino en realidad dijo que ahora era miembro de su grupo de mercenarios? ¡Qué broma! ¡Espera un minuto! Claire se dio cuenta de repente, ¿cómo sabía Leng Lingyun el nombre de su grupo de mercenarios? Claire se volvió y miró a Camille. Camille sonrió gentilmente y dijo inofensivamente: –Comandante, no tener un sanador en nuestro grupo es un gran dolor de cabeza. Piensa en lo problemático que sería si hubiera un percance y uno de nosotros no fuera sanado a tiempo.

Al ver la sonrisa inofensiva y gentil de Camille, Claire de repente se dio cuenta de que era este tipo el que había reclutado a Leng Lingyun por su cuenta. Pero, pensando en esto, a Claire le dolía la cabeza. Leng Lingyun y ellos eran personas completamente diferentes, ¿qué estaba haciendo mezclándose con ellos? Además, ¿cuál era el objetivo de Leng Lingyun? El por qué vendría aquí era un completo misterio.

Al ver a Claire perdida, Leng Lingyun sintió que era un poco divertido. ¿Su existencia fue un dolor de cabeza para ella? Pensando en su acuerdo con Xuanxuan, un estado de ánimo complejo pasó por sus ojos. Aunque estaba un poco interesado en Claire, no era tanto que la siguiera y tratara de descubrir todo sobre ella. Realmente no entendió la solicitud de Xuanxuan. Esa niña siempre fue sensata, pero ahora pidió una solicitud tan irrazonable. Su mirada ansiosa y preocupada lo hizo incapaz de rechazarla. No había nada grande con el Templo de la Luz últimamente, pero cuando estaba a punto de irse, el Papa lo detuvo.

– ¿Vas a encontrar a Claire?– La profunda sonrisa del Papa todavía estaba impresa en la mente de Leng Lingyun.

Leng Lingyun asintió, sin saber cómo lo sabía el Papa.

El papa dio una extraña orden a Leng Lingyun. –Ve, no necesitas ningún trabajo para el Templo de la Luz. Tu única tarea ahora es seguir a Claire, entenderla.

– ¿Por qué? ¿Por qué puede formar parte del grupo de mercenarios sin obtener el permiso del comandante?–, Gritó tristemente Walter.

–Soy el comandante secundario–, dijo Camille a Walter mientras lo miraba y sonreía suavemente. Pero la astilla peligrosa en sus ojos hizo callar a Walter.

Walter ya sabía que el tipo gentil e inofensivo frente a él era en realidad un asesino y no solo eso, era un asesino excepcionalmente competente. No quería morir en medio de la noche un día. Walter cerró la boca solo, retirándose en silencio a un lado. La única persona con quejas se detuvo. Por supuesto, todos los demás no tenían nada que decir. Claire tampoco habló a pesar de que todavía estaba en contra.

Y así, el grupo se fue. La persona con una expresión incómoda era Walter, mientras que la persona que se sentía incómoda en su corazón era Claire.

– ¿Eh? ¡Bestias mágicas! –. Después de mucho tiempo, todos finalmente encontraron algo extraño. Cuanto más avanzaban, más bestias mágicas había. Los que no estaban muy lejos de él eran bestias mágicas de bajo nivel, agazapados en grupos, sin atreverse a entrar. Había algunas bestias mágicas de alto nivel más adelante. Había más cantidades densas de bestias mágicas cuanto más lejos avanzabas y sus niveles también eran más altos.

El corazón de Claire se hundió. Ella sabía que las palabras del joven probablemente eran todas ciertas.

* ¡Rugido! *

El leopardo del viento rugió porque vio que las bestias mágicas de bajo nivel frente a él en realidad lo bloquearon y no se movieron. Fue un gran insulto él, una bestia mágica de séptimo grado.

Las bestias mágicas de bajo nivel comenzaron a temblar cuando escucharon el rugido de la bestia del viento, pero aún no tenían indicios de marcharse. Solo temblaron en su lugar y no se movieron.

Al ver esto, el asombro brilló en los ojos de todos. ¿Qué tipo de bestia divina iba a nacer en el pantano? En realidad, fue tan atraído por las bestias mágicas que guardaban aquí con su vida en la línea.

–Parece que tuvimos suerte hoy–. Walter movió las cejas y se rió, jeje.

Claire se volvió y le dijo a Ben suavemente: –Ben, abre camino–. No tenía sentido quitarles la vida. Estaba bien si Ben solo abría un camino.

Ben dio un paso adelante e hizo un rugido bajo, liberando la presión de dragón.

–Awoooo…

Las bestias mágicas frente a ellos no podían soportar tanta presión y finalmente se apartaron mientras aullaban. Ben avanzó sin decir una palabra. Hubo algunas bestias mágicas que tercamente no dejaron que Ben avanzara y el las envió volando con una patada.

El camino al pantano estaba lleno de bestias mágicas. Después de que Ben despejó un largo camino, todos finalmente llegaron al borde. Solo donde estaban parados no había bestias mágicas alrededor. En todas partes estaba lleno de bestias mágicas. Bestias de alto grado se apiñaban alrededor de la marisma, pero ninguna de ellas se atrevió a atacar al grupo de Claire. Era solo porque había alguien con un poder muy superior al suyo en el grupo de Claire.

La humedad los hizo sentir incómodos junto con un olor a podrido en el aire. Pequeñas burbujas continuamente gorgotearon y explotaron. De vez en cuando, pequeños insectos negros se arrastraban por el pantano oscuro. Walter se agachó, agarró una piedra al azar y la arrojó al pantano a la ligera. La piedra se hundió lentamente, una serie de pequeñas burbujas aparecieron en la parte superior del agua negra y sucia.

– ¿Una bestia deidad realmente nacería aquí?– Walter frunció el ceño al ver el ambiente desagradable, muy perplejo cuando preguntó.

Leng Lingyun se paró al borde del pantano, mirando las aguas negras y lentamente dijo en voz baja y profunda: –Los rumores dicen que la montaña tiene un pantano misterioso llamada las Marismas Negras. Hace tres mil años, los creyentes de la Luz y la Oscuridad libraron una guerra en la Montaña de las Almas Perdidas y los creyentes de la Oscuridad perdieron. Los cuerpos de dos mil personas fueron enterrados al mismo tiempo. Los creyentes de la Luz lanzaron una maldición extremadamente maliciosa, reprimiendo sus almas bajo tierra para que nunca puedan reencarnar. Dos mil fantasmas lloraban angustiados cada día. Más tarde, la tierra se convirtió en un pantano para cubrir el dolor de los dos mil fantasmas.

 

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.