Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

SE – Capítulo 120

Capítulo 120

 

Un rastro imperceptible de ira brilló en los ojos de Hua Xiuning. También se volvió para mirar hacia la entrada, con el corazón lleno de desdén. Internamente, ella se rió. ¿El Clan Li realmente se atrevió a mostrar su cara aquí?

Un carruaje incomparablemente lujoso se detuvo en la entrada. La primera en salir del carruaje y resaltar como ella fue la conocida Li Yuewen, una rosa con espinas. Quién sabía cuántas personas habían intentado arrancar esta flor pero se pincharon miserablemente.

Hoy, Li Yuewen se puso ropas extravagantes, deslumbrantes y brillantes, haciendo que muchas personas jadearan, mereciendo ser llamadas una de las tres grandes bellezas.

“¿Li Yuewen? ¡Humph!”

Una mirada profunda y viciosa brilló en los ojos de Hua Xiuning.

“Li Yuewen, ¿no fue suficiente la humillación de ayer? ¿Estás tratando de destruirte a ti misma?”

Pero Li Yuewen no fue a caminar por la alfombra roja. En cambio, extendió su mano a alguien en el carruaje. Todos estaban perplejos ante la acción de Li Yuewen. ¿Quién era digno de que Li Yuewen apoyara el carruaje?

Una esbelta mano blanca de jade extendió lentamente el carruaje. En una fracción de segundo, la mirada de todos fue absorbida. Solo su hermoso y bello brazo ya los hacía incapaces de apartar sus miradas. ¿Quién era ella?

Poco a poco, lentamente, la persona que Li Yuewen estaba apoyando salió del carruaje con gracia.

Bajo la luz del sol, en un instante, cada persona en la plaza se congeló. Durante este momento, les robaron el aliento, las mentes quedaron en blanco, perdiendo por completo su capacidad de pensar.

¡Era una belleza completamente magnífica e impresionante!

Su largo cabello dorado y sedoso era como la luz del sol, con suaves pliegues. Un mechón de pelo colgaba sobre cada una de sus suaves mejillas. Su cuello delgado y rubio los excitaba como ningún otro. Las flores blancas puras sobre sus orejas mejoraron su aspecto impresionante y único. Sus ojos verde esmeralda eran como remolinos, absorbiendo a uno tan profundamente que no podría liberarse.

Con sus rasgos de jade, su sonrisa era tan deslumbrante, incluso cegadora. Fue tan brillante que sus corazones fueron robados. Levantando ligeramente la cabeza, la mujer increíblemente hermosa miró hacia adelante, de pie en silencio. Llevaba un vestido lavanda pálido, que se adaptaba perfectamente a su figura. Su encanto misterioso envió ondas. Nadie había visto un vestido así antes. Sin joyas ni maquillaje, era como una flor de loto blanco puro y sagrado, o una peonía delicada y refinada. En ese instante, todos se quedaron sin palabras.

El príncipe heredero miró fijamente a la mujer que había aparecido de repente. Simplemente la miró, incapaz de decir una sola palabra, incapaz de pensar.

Cuando sonrió brillantemente, fue como si el sol mismo estuviera brillando. Cuando estaba parada tranquilamente, era como si la luna llena y pura hubiera salido.

Ella era una diosa con la luz de la luna como su guía descendiendo al mundo mortal, haciéndoles perder el sentido de sí mismos.

Li Yuewen ayudó a la impresionante belleza a bajar. Caminaron lentamente por la alfombra roja, paso a paso.

Algo más impactante sucedió entonces.

¡Dondequiera que la mujer deslumbrante pisara, un pequeño loto dorado aparecía bajo los pies!

¡Lotos que aparecen con cada paso!

¡Toda la plaza cayó en un pandemonio!

¡Con una belleza tan devastadora, una sonrisa arrojaría a una ciudad en crisis y otra destruiría un país! Su belleza cautivó a todos los seres vivos.

Y lo más misterioso y sorprendente fue que cada vez que la mujer daba un paso, un pequeño loto dorado aparecía bajo sus pies, deslumbrante. Incluso los expertos presentes estaban conmocionados. Aunque sabían que se trataba de algún tipo de técnica secreta, ¿cómo lo hizo?

Y así, la impresionante mujer avanzó con el apoyo de Li Yuewen, creando lotos con cada pisada, sus elegantes pasos atrayendo la mirada de todos. Su rostro refinado y delicado sonrió levemente, hechizante, tanto que muchas personas pensaron que valdría la pena morir si solo les sonriera.

Hua Xiuning miró al príncipe heredero helado por el rabillo del ojo e inmediatamente disparó fuego con sus ojos. ¿De dónde apareció esta mujer de repente?

Actualmente, en presencia de esta mujer deslumbrante, dos de las grandes bellezas de la capital perdieron su brillo. La brillantez de la mujer deslumbrante superó con creces a todos los demás.

Y así, Li Yuewen apoyó a Claire mientras subían lentamente por el escenario. Camille las siguió con dos cajas por detrás.

–Saludos, su majestad, príncipe heredero–. Li Yuewen hizo una leve reverencia.

La asombrosa mujer habló, su voz tan melodiosa como el sonido de las perlas que caían sobre un plato de jade. – Saludos, su majestad–. Todos los aristócratas varones miraron soñadores a la asombrosa mujer que había aparecido de repente, completamente incapaz de volver a los sentidos… Incluso cuando sus compañeras le pellizcaron los brazos ferozmente, todavía no respondían.

Como ninguna persona común, el príncipe heredero recuperó sus sentidos rápidamente. Él sonrió elegantemente a la belleza deslumbrante. –Señorita Li, ¿puede darme una presentación?

Después de hacer esta pregunta, todos levantaron sus oídos, todos querían saber quién era la mujer deslumbrante. Nunca habían oído hablar de una persona tan hermosa en el Clan Li, sin mencionar que la había visto. Los ojos de los jóvenes aristócratas estaban pegados a la mujer deslumbrante.

–Su alteza, este es mi prima menor, Lan Ling–. Li Yuewen sonrió, pero todos estaban confundidos. El príncipe heredero también miró a Li Yuewen con confusión. ¿Prima más joven? ¿Li Yuewen tenía tal prima? Una persona tan devastadoramente bella, ¿por qué no habían oído hablar de ella antes?

– ¿Podría ser? ¿Es ella la hija de la mujer que había destrozado su cultivo y renunciado a su clan?– Cerca, Hua Xiuning habló, su voz llena de claro desdén. Ella estaba tratando de provocar a la mujer, esperando que estallara en ira.

–Hoy, finalmente he visto la gracia de la belleza número uno de Lagark–. Bajo el alias de Lan Ling, Claire sonrió levemente. Su voz era suave pero al punto. La mirada de todos se dirigió a Hua Xiuning, deslumbrante.

Algunos tuvieron el impulso de explicar que Hua Xiuning era solo la belleza número uno de la capital, no la de Lagark. Ahora, la llamada belleza número uno había enojado a muchas personas al criticar la belleza deslumbrante.

La expresión de Hua Xiuning cambió mucho, su rostro se enrojeció instantáneamente. Ella apresuradamente miró hacia el príncipe heredero. Efectivamente, ella vio un destello de disgusto en sus ojos. En un instante, Hua Xiuning se arrepintió, realmente odió haber dicho esas palabras sin pensar, olvidando su entorno.

Li Yuewen no era alguien que recibiría una paliza acostada. Ella replicó con palabras aún más hirientes, dejando a Hua Xiuning incapaz de protestar. –Hua Xiuning, por favor cuida tu idioma. Los asuntos privados del Clan Li no deben discutirse públicamente. Además, el verdadero apellido de mi prima es Lan, pero automáticamente asumiste que era del Clan Hill de Amparkland, qué desconsiderada…

– ¡Tú! –. Hua Xiuning estaba tan enojada que casi rechina los dientes. Quería replicar con palabras aún más duras, pero con el príncipe heredero cerca, todo lo que podía hacer era contenerse.

–Su alteza, mi prima vino recientemente a visitar el Clan Li. Al enterarse de esta convención, ella quería venir –. Li Yuewen sonrió al príncipe heredero.

–Hace mucho tiempo escuché que su alteza es magnánimo y cariñoso. Veo que los rumores están justificados–. Claire sonrió, mirando al príncipe heredero suavemente. Aunque fue solo un comentario cortés, el príncipe heredero comenzó a sonreír.

–Los rumores son exagerados. Solo estoy cumpliendo con mi deber…

– No solo no le importa a su alteza, también es humilde –. Claire sonrió gentilmente y continuó: –Hoy, el príncipe heredero está trabajando en beneficio de la gente. Nuestro Clan Li también naturalmente hará lo mismo. Su alteza, por favor acepte nuestros regalos.

Claire hizo un gesto hacia Camille para subir las cajas al escenario.

Antes de que el príncipe heredero pudiera preguntar, Claire ya había extendido su mano blanca de jade y había abierto una caja. Cuando se abrió la caja, Hua Xiuning reveló una mirada de desdén, murmurando en voz baja: – ¿Qué es eso? Solo una estúpida… una espada ordinaria.

Hua Xiuning finalmente había aprendido su lección, cambiando de «estúpida» a «ordinaria».

Li Yuewen le sonrió al príncipe heredero. –Su alteza, ¿me prestas tu espada por un momento?

Sin dudarlo, el príncipe heredero le entregó la espada de su cintura. Sosteniendo la espada del príncipe en una mano y la espada de aspecto ordinario en la otra, Li Yuewen cruzó suavemente las espadas en el aire. Con un sonido metálico, la espada del príncipe heredero se hizo añicos instantáneamente, pero la espada ordinaria quedó perfectamente intacta.

La expresión del príncipe heredero cambió. Su espada fue especialmente diseñada, forjada por el mejor artesano del país, pero hoy, con solo un ligero toque, ¡se hizo añicos!

Hua Xiuning estaba estupefacta. Los nobles cercanos también estaban congelados. ¿Qué tipo de espada valiosa era la espada de aspecto poco notable en la mano de Li Yuewen?

–Su alteza, lo siento mucho, su espada fue destruida por mi prima. Espero que su alteza visite nuestro Clan Li para que podamos reemplazarlo por una mejor–. Dijo Claire un poco tímida.

Su voz suave hizo que cada hombre presente se apiade de ella. Nadie tuvo el corazón para reprocharla. Actualmente, todos los hombres presentes deseaban poder decir «no es nada» en lugar del príncipe.

La cara de Hua Xiuning estaba pálida. ¡Esta mujer extranjera se atrevió a tomar la iniciativa de invitar al príncipe a su casa! ¡Qué descarada! El príncipe parecía estar un poco perdido, aún mirando la espada en la mano de Li Yuewen.

¿Qué? ¿Reemplazarlo por una mejor? ¿Esta espada que estaban donando no era la mejor?

–Su alteza, espero que no me condene–, dijo Li Yuewen, también un poco avergonzada.

–No, es una espada realmente buena–. El príncipe heredero volvió a sus sentidos y sonrió cálidamente, con un brillo indetectable en sus ojos. Una buena espada, una espada verdaderamente buena. Si el ejército real estaba equipado con tales espadas, entonces…

–Tenemos otro artículo para donar–. Li Yuewen se acercó y abrió la otra caja. Se abrió gradualmente. Cuando la caja se abrió solo una grieta, innumerables rayos de luz dorada se dispararon. ¿Qué era? Todos estiraron el cuello para mirar. La caja finalmente se abrió por completo.

– ¡La corona de Andleen!–, Exclamó el príncipe heredero en voz baja.

 

¡Por razones técnicas SolcarJ necesita los ingresos de los link acortados!

¡Úsalos, todos los ingresos serán reflejados en packs cada vez que cobre!

Capitulo 119
Bonus Pack
Capitulo 121

 
 
 
 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.