<- Actualmente solo registrados A- A A+

SE – Capítulo 13

Capítulo 13 – El legendario Mago Sabio

 

– ¿A dónde vas?–, Preguntó el anciano mientras miraba a Claire sin parpadear.

Ella se quedó en silencio. El anciano se apoyó en el caballo, poco dispuesto a moverse.

–A Gale Gorge–. Después de mucho tiempo, Claire finalmente respondió a la ligera.

–Aiya, esta es una coincidencia. Yo también voy allí. Como tu compensación por chocar conmigo, vamos juntos. Ustedes son jóvenes y fuertes, por lo que no es irrazonable pedirles que protejan a un hombre tan frágil y viejo como yo–. El anciano miró maliciosamente el pecho de Claire.

Ese viejo no era simple. No solo tenía una cara tan gruesa, sino que también era un pervertido. Claire observo la mirada maliciosa del anciano, confirmando sus sospechas.

–Sólo tenemos dos caballos. Entonces, le contrataré un carruaje–. Claire no quería enredarse con este molesto y pervertido anciano, por lo que tomo esa decisión.

–Oh, eso no va a servir. Está muy lejos, ningún carruaje estaría dispuesto a ir allí. ¿Y crees que esos cocheros, que corren más rápido que los caballos en tiempos de peligro, podrían proteger a un anciano frágil como yo? El anciano obviamente planeó no dejar ir a Claire y dijo estas palabras sin vergüenza. ¿Un cochero puede correr más rápido que un caballo? ¿Tenía la cara para decir eso?

Jean miró los ojos astutos del anciano y se sintió perplejo. Este anciano parecía muy familiar, pero ¿quién era él? Aunque definitivamente lo había conocido antes, por el momento no podía averiguar dónde.

–Entonces, ¿qué quieres?– Claire frunció el ceño. Parece que este viejo ha decidido seguirlos. Aunque su intención aún no está clara, una cosa podría estar segura: este anciano no quería hacerles daño.

Jean buscó a fondo en su cerebro información sobre el anciano, y de repente, sus ojos se abrieron. “¡Es él! ¡En realidad es él!” Su paradero siempre fue errático, así que ¡Era una sorpresa encontrarlo aquí! Pero ¿por qué estaba obsesionado con Claire? no LO entendía, no podía. ¡Pero si pudieran mantenerlo con ellos durante el viaje, la palabra «peligro» virtualmente no existiría!

Sin esperar a que Claire hablara, Jean dijo apresuradamente: –Claro, Senior, de inmediato le compraré un caballo de calidad, por favor, espere un poco.

El repentino cambio de comportamiento de Jean le permitió a Claire entender que había descubierto algo. Si era así, ella solo esperaría y vería lo que pasa.

Jean compró un caballo muy rápidamente y el anciano se volcó sobre el animal con gran agilidad. ¿Y se llamó a sí mismo un hombre débil, frágil y viejo?

Así los tres salieron de las puertas de la ciudad capital.

******

El aire de la mañana era refrescante, y las aves volaban gorjeando. A ambos lados del camino se alzaban altos árboles verde esmeralda, con gotas de roció cristalinas que colgaban de las hojas.

– ¿Cuál es tu nombre? Pequeña belleza–. El anciano empezó a charlar descaradamente todo el tiempo. Los nombres con los que llamó a Claire también eran muy extraños.

–Claire–, respondió ella sin pensarlo mucho.

– ¿Oh? ¿Claire? Hmm, muy bien, muy bien. ¿Cuántos años tienes entonces? La mirada del anciano se movió furtivamente hacia el pecho de Claire. Pensó para sí mismo, “Esta chica no puede ser demasiado vieja, pero se está desarrollando bastante bien, jejeje”.

– ¿Por qué debería decírtelo?– Claire se echó hacia atrás con frialdad.

Pero, un poco de preocupación apareció en los ojos de Jean. ¡Simplemente no podías permitirte hacer infeliz a esta persona! Incluso el emperador trató de complacerlo, temeroso de enojarlo un poco. ¡Porque él era la figura legendaria que tenía el poder de destruir una ciudad entera!

–Entonces déjame adivinar. ¿Doce? ¿Trece? ¿Catorce? ¿Quince?…–. El anciano no prestó la menor atención a la actitud de Claire, y comenzó a adivinar ruidosamente. Ella sintió que había varias moscas zumbando de un lado a otro alrededor de sus orejas.

–Claire, eres una maga, ¿verdad?– Debido a la completa ignorancia de Claire de su ruidosa charla, el anciano cambió de tema.

–No. – Claire escupió la palabra fríamente.

–Ella acaba de comenzar sus estudios en el Instituto Aurora y aún no se ha presentado ante el Consejo de Magos para su evaluación–. Jean estaba muy contento. Al plantear el tema él mismo, ¿quiso instruir a Claire? Si es así, ¡Claire es tan afortunada! ¡Porque esta persona no es cualquiera, sino el único y Mago Sabio de Amparkland! Viajaba constantemente, y también era el mentor de la Directora del Instituto Aurora.

¡El Gran Maestro Cliff!

Su nombre fue elogiado en todo el continente. Es una leyenda viviente, porque aunque otros países también tienen magos sabios, ¡fue el único en alcanzar este nivel a la temprana edad de veintiséis años! Fue el genio de los genios. Pero, el mundo también sabía que esta figura legendaria tenía este único defecto trágico, que era: ¡lujuria! ¡Y no cualquier tipo de lujuria, sino una lujuria que enoja a los dioses, los humanos, sacude el mundo y destruye el futuro!

–Oh, ¿entonces tienes un Maestro?–, Preguntó Cliff con entusiasmo.

¡Esta frase hizo que la mandíbula de Jean casi se dislocara! ¿Qué significan las palabras de Cliff? ¿Significaba eso que quería hacer de Claire su discípula? De ninguna manera, ¿verdad? ¡Tenía muy pocos discípulos, uno de los cuales era la Directora del Instituto Aurora! ¿De verdad le gustaba Claire? Lashia era mucho más talentosa, pero Cliff ni siquiera la miró. ¿Sin embargo hoy le hizo esta pregunta a Claire?

–Lo tengo–. La fría respuesta de Claire casi hizo que Jean se saliera del caballo. ¡¿No entendió la gran oportunidad que tenía delante de ella?!

– ¿Estarás dispuesta a ser mi discípulo?–, Preguntó Cliff, sin prestar la más mínima atención a la respuesta de Claire, y lo hizo mientras se reía alegremente.

Jean sintió que su corazón se había elevado a los cielos, se había caído y ahora había vuelto a volar.

–No. – Claire rechazó con indiferencia. Ella sabía claramente que una persona solo podía tener un Maestro.

El corazón de Jean se desplomó. Se sentía como si su corazón hubiera estado en una montaña rusa muy emocionante.

– ¿Sabes quién soy? Cliff comenzó a hacer pucheros. ¿No sabía cuántas personas querían convertirse en su discípulo? Pero, por otro lado, esta pequeña belleza delante de él no sabe quién es. Esta debe ser la razón de su actitud.

–Un anciano obsceno y pervertido. – La boca de Claire comenzó a volverse venenosa. La expresión de Jean cambió instantáneamente. A pesar de que lo que Claire dijo era la verdad innegable, ¡esta persona era Cliff!

* Ejem, ejem ~ *

Cliff tosió un poco, pero no se avergonzó ni se enojó. En su lugar, abrió un nuevo tema, –Soy Cliff.

– ¡Gran Maestro Cliff, así que eres tú! Como el único Mago Sabio de nuestro país, siempre fuiste una figura legendaria. ¿Qué te trae por aquí hoy? Jean inmediatamente señaló la identidad de Cliff, obviamente para hacerle saber a Claire que este pervertido anciano no podía sentirse ofendido. Sería mejor si ella pudiera convertirse en su discípula.

Claire arqueó un poco las cejas. “¿Cliff? ¿Esa persona legendaria que fue un genio entre los genios? ¿El Maestro de la Directora del Instituto Aurora? ¿El único mago sabio de Amparkland? ¡En realidad, tenía este tipo de comportamiento repugnante! De piel gruesa, lujuria que alcanzó los cielos, y extremadamente vulgar.”

Pero Jean se sintió extremadamente desconcertado. ¿Por qué el legendario Cliff se enamoró de Claire? ¿Y quería aceptarla como discípula? Sería demasiado descabellado decir que solo quería reclutarla por su belleza, porque las magas hermosas estaban en todas partes. La única razón sería que Claire tenía algo especial que él y otros no sabían, ¡pero fue descubierto por Cliff!

Claire recordó el consejo de Gordan, diciéndole que no revelara a ningún extraño su talento superior antes de conocerlo. Nunca antes. Y solo esa persona podría ser su maestro. “¿Era esta persona de quien hablaba el abuelo?” Claire adivinó.

Por su estado e identidad, nueve de cada diez sería él.

Si fuera así…

Una sonrisa imperceptible y astuta apareció en los ojos de Claire.

– ¿Quieres ser mi Maestro?– Preguntó Claire mientras se giraba para mirar al anciano lascivo, Cliff, quien seguía de cerca a su caballo y todavía miraba su pecho con vulgaridad.

Cliff volvió a sus sentidos, la miro con las cejas levantadas y soltó una extraña onda mágica de su cuerpo. Su voz sonó directamente en la cabeza de Claire sin que Jean escuchara. –Pequeña belleza, tu talento rara vez se ve en un milenio, jeje, sé mi discípulo y te prometo que serás tratada de la manera más justa–. Esa voz vulgar sonaba exactamente como un traficante de niños que quería engañarla.

Claire entendió que esa debía ser una magia de muy alto nivel, para ir tan lejos como para hablar directamente a la mente y no dejar que nadie más escuche. Al mostrarle este movimiento, el anciano estaba indicando que era muy poderoso.

–Bueno ~~– Claire frunció el ceño, aparentemente pensando muy profundamente, incapaz de decidir.

Su aspecto vacilante hizo que Cliff se preocupara un poco.

En las puertas de la ciudad, había visto a la bella Claire, y luego se sorprendió al descubrir su talento oculto. ¿Cómo podía renunciar a un tesoro así? ¡Él debía hacerla su discípulo! ¡Si fuera esa chica, su legado definitivamente podría ser pasado! ¡Y ella definitivamente podría rivalizar con el discípulo de ese viejo! ¡Hmph! ¡Ese despreciable, indignante, descarado, vulgar, pretencioso y merecedor de un viejo! ¡Sólo espera y verás, viejo!

 

 

 

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.