Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

SE – Capítulo 15

Capítulo 15 – ¡Es alguien del Templo de la Luz!

 

Cuando Claire se preguntó qué tipo de situación podría hacer que Cliff se sintiera tan ansioso, la voz del anciano flotó en su oído. –Pequeña belleza, ve rápido y regresa rápido. Te estaré esperando Después de decir esto, Cliff se dio la vuelta y comenzó a regresar. No le dio ni un vistazo al caballero guardián, Jean. Era el tipo de persona que solo respondía a la gente que le interesaba. Los magos siempre fueron orgullosos y altaneros debido a su poderosa fuerza.

–Claire, ¿Acaso Cliff realmente te tomó como su discípulo?– Jean que incitó a su caballo a ir más rápido, le pregunto.

–Sí–, respondió ella con indiferencia mientras inspeccionaba los artículos que Cliff le había dado. Claire no tenía una impresión favorable de Jean a pesar de que él le juró su lealtad el otro día.

Después de ponerse el brazalete y guardar la capa y el arco mágico, Claire avanzó. Jean la siguió de cerca.

No encontraron ninguna dificultad en todo el camino. Porque si un grupo de solo dos personas, un mago y un guerrero, se dirigían a Gale Gorge, eran novatos o un grupo muy fuerte. Obviamente, la mayoría de la gente creía que eran lo último. Sus ojos no tenían la curiosidad o la emoción de un novato. Esto hizo que los estafadores y bandidos se mantuvieran a una distancia respetuosa. Este tipo de personas a menudo tenían sentidos agudos. No querían intentar obtener una ventaja solo para terminar peor.

De esta manera, viajaron por cinco días y finalmente llegaron a una ciudad cercana. Jean volvió a surtir y se prepararon para entrar en Gale Gorge al día siguiente.

Al caer la noche, Claire se sentó cerca de la ventana y miró las dos lunas llenas en el cielo en silencio. Este nuevo mundo era un lugar muy misterioso. Todos los años en los primeros cuatro meses, hubo una luna, los siguientes cuatro meses, dos lunas y los últimos cuatro meses, tres lunas. En este momento era el comienzo del séptimo mes y había dos lunas azules. Claire incluso pensó que tal vez es debido a estas extrañas lunas que este mundo estaba lleno de cosas misteriosas como la magia.

Gale Gorge era un lugar de peligro y ganancia. Cuanto más peligro atraviesas, más ganancias obtienes. Innumerables aventureros y grupos de mercenarios llegan aquí cada día para completar misiones, cazar bestias mágicas, extraer los núcleos mágicos de las bestias y venderlos todo por mucho dinero. Pero rara vez alguien entraba en las partes profundas de Gale Gorge. Algunos decían que en el otro extremo había un desierto, otros afirmaban que eran glaciares interminables. Pero nadie lo sabía con seguridad.

Claire y Jean montaron sus caballos en Gale Gorge, pero no vieron ninguna bestia mágica en todo el camino, ni siquiera las de muy baja calificación.

–O hay una bestia de alto grado cerca, o un poderoso grupo mercenario acaba de pasar–, analizó Jean. Aparentemente, una bestia de alto grado no viviría aquí, por lo que la respuesta debe ser que un grupo mercenario fuerte y poderoso acababa de pasar.

–Vamos–. La mirada de Claire recorrió los lugares oscuros y húmedos porque la hierba de la angustia crece en lugares húmedos. Pero incluso después de buscar no encontraron nada.

La profundidad y el ancho de Gale Gorge estaban más allá de la imaginación. Más adentro, el camino se había vuelto demasiado estrecho para que entraran los caballos, por lo que los dos tuvieron que dejar sus corceles y viajar a pie.

Después de viajar por un largo tiempo, estaba oscureciendo gradualmente, y solo habían encontrado tres hierbas de la angustia.

–Vamos a establecer el campamento justo en frente. Hay un claro Evidentemente, Jean había venido aquí antes.

Claire asintió pero no dijo nada.

Mientras los dos avanzaban, oyeron ruidos extraños, como si alguien estuviera luchando. El olor a sangre flotaba en el aire, acompañado por hombres que gritaban y lobos aullando.

– ¡Es un grupo de Lobos del Viento!– Jean frunció el ceño. Alguien fue obviamente atacado por los Lobos del Viento y estaban luchando duro. Los lobos del viento eran solo bestias de tercer grado, pero eran especialmente molestos porque podían escupir hojas de viento que eran muy dañinas y vivían en manadas. Despiadados y de sangre fría, también con suficiente inteligencia, los Lobos del Viento eran animales molestos que vivían de la venganza.

– ¡Maldita sea, papi, voy a luchar contigo hasta la muerte! Una voz audaz y familiar sonó con rabia.

Inmediatamente otra voz lo reprendió con preocupación: – ¡Jackson, no hagas nada impulsivo!

Oh, Claire se dio cuenta. Esta es la voz que escuchó en el Gremio de Mercenarios. ¿Algo llamado el grupo mercenario de la sangre de hierro?

–Parece que tienen un problema en sus manos–. Jean miró al cielo. Se estaba haciendo cada vez más oscuro. Y la oscuridad es el paraíso para el miedo, el mal y la muerte.

Claire buscó en un bolsito que colgaba de su cintura y sacó un pajarito negro. El ave no tenía vida, porque era una marioneta mágica, una de las creaciones mágicas más orgullosas de Emery.

Claire infundió algo de poder mágico en el ave marioneta y se puso de pie, pitó dos veces y voló hacia el cielo nocturno. Claire luego sacó una pequeña bola de cristal. La bola de cristal mostró de inmediato lo que estaba viendo la marioneta del pájaro mágico.

Jean miró, sobresaltado. ¡Ese Emery con cara de póquer, anticuado y tacaño, en realidad le enseñó su habilidad especial a Claire!

El diminuto globo de cristal mostró que el grupo de mercenarios parecía estar en una difícil situación, con aún más lobos del viento esperando. Parecían estar esperando la oscuridad y la noche. Formación de la rueda, tanto la más sencilla como la más eficiente. A pesar de que estaban en una posición apretada, nadie había muerto, lo que demostró su fuerza. La mayoría eran guerreros y arqueros, con un solo mago que parecía haber agotado todo su poder mágico. La magia de los magos determinaba directamente su valor. El joven mago debilitado estaba rodeado y fuertemente protegido por sus compañeros.

–Señorita, ¿quiere ayudarlos?– Esta vez, Jean no usó su nombre, sino “señorita”, porque estaba esperando la orden, no su opinión.

Una extraña luz brilló en los ojos de Claire y desapareció casi inmediatamente. Gran Espadachín, solo debajo del Espadachín Sabio y Maestro de la espada. Esta sería una buena oportunidad para probar el nivel real de Jean.

–Sí, ayúdalos– dijo Claire suavemente. Las personas formaban parte del segundo grupo de mercenarios más grande de todo el país, por lo que ayudarles definitivamente sería bueno para el futuro.

–Sí–. Jean sacó su espada. La cual tembló ligeramente, luego brilló un color verde azulado. Ese era el color del DouQi de un gran guerrero. Pero Claire sabía que si Cliff tenía razón, ¡el DouQi de Jean debería ser violeta! Jean no corrió a ciegas. Sabía que su prioridad era la seguridad de Claire.

Ella volvió a llamar a su ave marioneta y guardó el globo de cristal. Sacó una varita pequeña y exquisita. Por supuesto, esto también era de Emery. Fue la varita que utilizó por primera vez cuando se convirtió en mago, por lo que su significado era importante.

Claire levantó lentamente su varita y comenzó a cantar un hechizo complejo. De repente, innumerables bolas de fuego del tamaño de un puño se estrellaron contra los Lobos del Viento frente a ellos. Este ataque inesperado hizo que los Lobos del Viento aullaran de dolor, el olor de la piel chamuscada flotaba por todas partes. Jean cortó hacia el frente y él y Claire se abrieron camino con éxito hacia las personas rodeadas de lobos.

– ¡Magos!

– ¡Es un mago!

Los gritos estaban llenos de esperanza y felicidad.

– ¡Eres tú! Hermosa dama–. El hombre con algunas manchas de sangre en su ropa era el mismo hombre que intentó entablar una conversación con Claire en el Gremio de Mercenarios.

Claire no contestó, y en cambio enfocó su atención frente a ella para ser plenamente consciente de cualquier peligro. La noche ya había llegado, y los Lobos del Viento de repente se calmaron. Pero no se fueron y solo se tendieron colectivamente para esconderse en los arbustos, como si se estuvieran preparando para el próximo ataque.

–Encienda la hoguera primero–. El hombre corpulento llamado Jackson parecía ser el líder del escuadrón, y en este momento finalmente se calmó, comenzando a ordenar a los heridos, aún en ese estado eran personas capaces de hacer algunas pequeñas tareas que podrían completar. Los otros continuaron en guardia.

* Viento… *

En ese momento, un viento extraño sopló.

De repente, una raya pura de luz blanca apareció en el aire lejano.

La multitud miró hacia el origen de la luz, aturdida. La luz deslumbrante se acercó más y más, y una forma humana se paró en medio de ella.

– ¡Es alguien del Templo de la Luz!– El alivio en la voz de Jackson fue aún más fuerte. ¡Cualquier persona capaz de volar en el aire y tener una luz blanca tan pura debe ser del Templo de la Luz y tener una fuerza extraordinaria! Si la presentación de Claire les hizo sentir la esperanza de la salvación, ¡entonces la aparición de alguien del Templo de la Luz los tranquilizó absolutamente!

La luz blanca pura se acercó más y más, y la figura humana en la luz también se hizo más y más clara.

Era claramente un hombre.

 

 

 

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.