Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

SE – Capítulo 16

Capítulo 16 – Encuentro Destinado

 

La luz blanca se disipó gradualmente y la persona flotante descendió con lentitud frente a sus ojos. Su túnica era blanca como la nieve sin una mota de tierra. Si no le molestó lo más mínimo estar en Gale Gorge, entonces debía ser realmente poderoso.

Claire evaluó a la persona que acababa de aterrizar. El joven parecía tener solo unos veinte años de edad, pero el delicado diseño en la esquina de su túnica blanca como la nieve mostraba su alta posición en el Templo de la Luz. Su largo cabello plateado fluía con el viento y sus rasgos perfectos solo mostraban indiferencia. Sus raros iris violetas llamaron especialmente la atención. Todo su ser desprendía una majestuosidad pura que no podía ser violada.

El joven miró a todos impasiblemente, pero cuando sus ojos pasaron por encima de Claire, una extraña luz brilló en sus pupilas; sin embargo, continuo observándolos sin una palabra. Luego, levantó lentamente la mano y una presión indescriptible se desbordó. Todos los Lobos del Viento cayeron al suelo, gimiendo, como si tuvieran miedo. Poco después, comenzaron a retroceder lentamente, alejándose hasta que toda la manada desapareció. Al mismo tiempo, cuando la presión llegó a la multitud, la respiración de todos se dificultó y sintieron la necesidad de arrodillarse y adorar. Si fueran personas normales, probablemente ya lo habrían hecho, pero como no lo eran naturalmente todos forzaron el impulso.

El joven de blanco pareció notar la situación. Señaló ligeramente y quitó la presión. Todos dejaron escapar un suspiro de alivio.

Pero la cara de Claire cayó. ¿Era este uno de los fuertes? ¡Esto era poder, esta era la diferencia entre ella y lo verdaderamente fuerte! ¿Cuándo podría ella superar a esta persona?

El hombre de túnica blanca, absolutamente guapo agitó su mano otra vez. Una luz blanca pura rodeaba a todas las personas heridas en el centro de la multitud. Sus heridas se curaron tan rápidamente que era visible. Los jadeos y los gritos resonaban continuamente. Sanador, este hombre de túnica blanca era un sanador. ¡Y con un gesto de su mano, pudo curar a un grupo de personas a la vez!

El hermoso hombre de ojos violeta ni siquiera esperó a que alguien le diera las gracias antes de que se levantara del suelo, desapareciendo de su vista. Una vez que desapareció, volvieron a sus sentidos y se dieron cuenta de lo descortés que era. Todos ellos estaban demasiado ocupados temiendo por su fuerza y se olvidaron de decir gracias a su salvador.

Claire miró al cielo nocturno, sin decir una palabra durante mucho tiempo. Jean se mantuvo en silencio, al parecer comprendiendo las extrañas y fluctuantes emociones de Claire.

–Hermosa joven, ¿por qué estás aquí? ¿Y solo ustedes dos?–Jackson, después de asegurarse de que no había nadie alrededor, le preguntó a Claire con curiosidad.

–Sí, para completar una tarea–, respondió Claire en breve.

–Muchas gracias por su ayuda–. Jackson sonrió, agradeciéndoles desde el fondo de su corazón, –Todavía no he preguntado por su nombre, señorita.

–No es necesario, no hicimos nada–, dijo Claire a la ligera.

–No diga eso, señorita. Todos recordaremos su ayuda en el corazón–, respondió Jackson con seriedad.

–Ya no hay peligro–, dijo Claire con frialdad, obviamente no de buen humor, –Nos iremos. Vamos, Jean.

–Espera, señorita, si no te importa, acampa con nosotros aquí. Cuanta más gente, más seguro. Descubrimos que Gale Gorge parece anormal hoy, como si algo saliera mal. Es por eso que nos encontramos a los Lobos del Viento –, dijo Jackson, con sinceridad escrita en su rostro. Él realmente se preocupaba por la seguridad de esta hermosa joven. Qué lamentable sería si semejante belleza perdiera su vida en manos de esas bestias feas.

–Claire, lo que dijo tiene algún sentido. Aquí hay algo inusual. – Jean le susurró: –Tal vez deberíamos acampar con ellos ahora mismo, y separarnos cuando lleguemos a nuestro destino mañana.

Claire lo pensó y asintió con la cabeza. De hecho, una rareza indescriptible flotaba en el aire.

En la noche, la hoguera encendida brillaba sobre el claro, y cada tienda colgaba sus propias luces.

Claire se sentó sola en la tienda de campaña meditando, absorbiendo los elementos. La densidad de elementos en Gale Gorge era evidentemente más alta que dentro de la ciudad.

Jean se sentó junto a la hoguera, no lejos de la tienda, charlando casualmente con los demás.

–Hermano, gracias por hoy. Soy Jackson, jefe de escuadrón del decimoséptimo escuadrón del grupo mercenario Sangre de Hierro. ¿Y tú? Jackson bebió de su odre, celebrando su supervivencia. Por supuesto, sabían sus límites y prioridades y no se emborracharían.

–Jean–.respondió a la ligera.

–Y la joven señorita es Claire–. Jackson oyó que Jean llamaba a Claire y le pedía que confirmara.

–Sí. En realidad, no ayudamos mucho. La persona que realmente te ayudó era esa persona del Templo de la Luz –, dijo Jean con indiferencia, bloqueando las siguientes palabras de Jackson.

–Esa persona es muy poderosa–. Jackson colocó el odre en su mano y puso una cara solemne. –Ni siquiera lanzó hechizos, y solo usó la presión para asustar a las bestias. Y por el patrón dorado en el borde de su túnica, podemos decir que definitivamente no es una persona cualquiera del Templo de la Luz–. Aunque los Lobos del Viento asustados eran solo bestias de tercer grado, para forzarlos solo usando la presión mostró que esta persona era muy fuerte.

Jean reflexionó, su mente se llenó de pensamientos sobre el hermoso hombre cuyos ojos violetas eran extremadamente raros.

– ¡Es el Santo Divino Príncipe del Templo de la Luz!– Jean dijo de repente, seguro.

Jackson y todos los demás se sorprendieron. Después de un largo tiempo, Jackson volvió a sus sentidos y dijo como si estuviera en trance: –Los rumores dicen que el Santo Divino Príncipe tiene el poder más puro de la Luz, y no solo es un poderoso mago, sino también un curandero raro. Él es el siguiente en la fila para el asiento del papa. La leyenda incluso dice que sus iris violetas pueden ver el futuro.

Jean estaba en silencio. Creía lo primero que decía Jackson. No eran exageraciones; Vio el poder de esa persona hace un momento. Pero los iris violetas que podrían ver el futuro eso ya era excesivo. Los rumores a menudo se vuelven descabellados.

En la tienda, Claire abrió lentamente los ojos que mantuvo bien cerrados, con frialdad y falta de voluntad evidentes.

¡El poder! ¡Así es como eran los poderosos en ese mundo! Ella debía ser poderosa, ¡tenía que serlo!

¿El Santo Divino Príncipe del Templo de la Luz? Claire cerró los ojos lentamente. Un día, ella se convertiría en una persona tan poderosa como esa. ¡No! ¡Incluso más poderosa que él!

Ese fue el primer contacto de Claire con él y definitivamente no sería el último.

En el cielo nocturno, la estrella más brillante parecía desviarse un poco de su camino.

******

En el Templo de la Luz en la ciudad de Berthe.

En una habitación oscura y húmeda, una mujer de cabello verde sedoso frunció las cejas. Ella era la mejor vidente en el Templo de la Luz. ¡Frente a ella, en un antiguo estante de madera, la bola de cristal originalmente clara y brillante, ahora tenía una tenue línea negra!

¿Por qué tenía un sentimiento ominoso?

Parecía que una fuerza poderosa iba a cambiar algo, y relacionada con el futuro del Templo de la Luz. ¿Qué es?

Solo estaba segura de que esta no era una buena sensación.

 

 

 

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.