Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

SE – Capítulo 160

Capítulo 160

 

¡Desaparecido!

¡El aura de Claire había desapareció!

Desapareció al instante, lo que significaba que Claire había usado un valioso pergamino de teletransportación. ¿Pero a dónde fue con tanta prisa? Carther frunció el ceño, pero no se le ocurrió nada. Pero no importa qué, tenía que encontrarla y tener un duelo.

En el momento en que Claire apareció en una cámara secreta, Emery, que había estado acostado en la cama, abrió los ojos abruptamente. ¡Alguien estaba en la cámara secreta! Había dejado una marca para poder saber de inmediato si había alguien allí. Y solo una persona había aparecido de repente. Era su amada discípula, Claire.

Emery rápidamente salió de la cama, agarró una bata al azar y corrió hacia su casa. Emery tenía su propia casa en la capital que no estaba lejos de la Mansión Hill. Normalmente, Emery vivía en la Mansión Hill y su casa estaba vacía.

A mitad de camino, Emery se encontró con Claire.

– ¡Claire!– Emery estaba encantado. Inmediatamente inspeccionó preocupado a Claire para ver si estaba herida. Claire realmente había usado el pergamino de teletransportación para regresar, por lo que debe haber estado en gran peligro.

–Maestro, estoy bien. ¿Dónde está mamá? –. Preguntó Claire apresuradamente.

Emery se congeló. Al instante se dio cuenta de la verdadera razón por la que Claire se había teletransportado a casa.

Al ver a Emery tranquilo, Claire se preocupó aún más. Ella no pudo evitar alzar la voz. –Maestro, dije, ¿dónde está mi madre?

–Claire, primero volvamos a la Mansión Hill. No es adecuado hablar aquí–. Emery miró a su alrededor. Estaban en un camino común. Aunque era de noche y actualmente no había nadie alrededor, era posible que alguien pasara por allí.

–No, Maestro, primero vamos a tu casa. No quiero que nadie sepa que he regresado–. Aunque Claire estaba preocupada, no perdió su razón.

El hecho de que su madre fuera enmarcada era parte de un plan, por lo que el Templo de la Luz y el Clan Hill comenzarían a hacer sus movimientos. Todavía no estaba claro si todavía apoyaban al mismo príncipe, por lo que no podía hacer ningún movimiento precipitado.

–Bien. Vamos–. Emery abrió el camino. Los dos desaparecieron lentamente en la noche.

Después de que llegaron a la casa de Emery y Claire terminó de escuchar la explicación de Emery, su expresión era oscura, sus ojos estaban helados.

–Entonces, ahora la situación es muy delicada. El emperador tampoco tiene intención de hacer nada.

– ¿No sabe el emperador la condición que el príncipe heredero ha aceptado?– Claire frunció el ceño.

Si se acordara tal condición, en el futuro cercano, el derecho divino usurparía la autoridad real. ¡El príncipe heredero realmente acordó reconocer al Papa como el padrino del príncipe heredero! Las implicaciones de que el futuro emperador llamara al Papa su padrino estaba claro.

–Por supuesto que su alteza lo sabe–, suspiró Emery. –Si incluso sabemos, ¿cómo podría su alteza no?

Claire frunció el ceño. Si tal fuera el caso, ella realmente no podría decir lo que esa persona estaba pensando.

– ¿Qué le pasó exactamente a mamá?–, Preguntó Claire sombríamente, con los ojos helados y un brillo asesino.

–La princesa Maurice y el segundo príncipe invitaron a muchos jóvenes nobles junto con el príncipe heredero a una fiesta de té. Tu madre estaba a cargo de todo, incluido el vino. El vino del príncipe heredero estaba envenenado–. Emery suspiró. El esquema no podría ser más descarado.

– ¿Por qué el segundo príncipe no envenenó directamente al príncipe heredero?–, Se burló Claire ya sabiendo la respuesta en su corazón.

–Si es así, tu madre ya habría sido ahorcada–. Emery frunció el ceño. –Y el segundo príncipe todavía requiere el apoyo del Clan Hill ya sea antes o después de que él ascienda al trono. Si mataba al príncipe heredero, su hermano de sangre, también perdería la fe de la gente. Este movimiento del segundo príncipe está obligando al Clan Hill a tomar una posición para apoyarlo, no a perder el apoyo del Clan Hill.

¡Qué estratagema fallida! Cualquiera podía decir que esto era una conspiración, un plan que el emperador había permitido en silencio. Sin embargo, ¡fue altamente efectivo! Como mínimo, ¡el Clan Hill había sido llevado al centro de atención y ahora se veía obligado a enfrentar al Templo de la Luz!

–Aunque tu madre fue encarcelada en Calou, no sufrió ningún daño. Tiene comida de alta calidad y muy buenas condiciones de vida, no solo por la autoridad del Clan Hill, sino también por las órdenes del segundo príncipe y la princesa Maurice –, agregó Emery, notando que la mirada de Claire se estaba volviendo cada vez más helada. Sintió una premonición siniestra. – ¡Claire, por favor no hagas nada descarado!

–Claire, la situación actual es muy delicada. Debes estar tranquila. El segundo príncipe está forzando la mano de su Gracia, pero… –. Explicó Emery nerviosamente. El segundo príncipe y la princesa Maurice habían sido muy amigos con Claire en el pasado. Sería imprudente que Claire y el futuro emperador se convirtieran en enemigos ahora.

–Lo sé–, interrumpió Claire, señalando a Emery que se detuviera. De repente, ella se puso de pie.

Emery también se puso de pie nerviosamente.

Claire se volvió hacia Emery, una sonrisa fría apareció en sus labios. –Emery, ¿crees que sigo siendo la misma de antes?

Emery hizo una pausa. Al ver la expresión de confianza de Claire, de repente sintió que su discípula era una extraña para él. La fuerza de Claire parecía haber aumentado nuevamente, pero no hasta el punto en que se sorprendería. Si supiera que Claire acababa de atravesar una feroz batalla y aún no se había recuperado, quién sabía cómo reaccionaría.

–No te preocupes, no causaré problemas al Clan Hill–, dijo Claire con indiferencia. –Maestro, regrese a la Mansión Hill. Conozco mis límites. No le digas a nadie que he regresado, ni siquiera al abuelo.

– ¿Ni siquiera su Gracia?– Emery se sorprendió.

–Maestro, sé lo leal que eres con el abuelo, pero es mejor que no se lo digas al abuelo. Sabes que soy el señor de Ciudad Niya, un Barón y un Sacerdote del Templo de la Luz. Cuando llegue el momento, se lo diré al abuelo.

–Está bien–, aceptó Emery de mala gana.

Después de pensarlo un poco, Claire decidió que era mejor si Emery no sabía lo que iba a hacer. –Mientras tanto, viviré en su casa, maestro.

Emery se fue después de una palabra de advertencia. Claire se puso ropa negra ajustada, se enmascaró la cara y luego se deslizó en la noche.

¡Iba a los jardines de Calou!

Los jardines de Calou estaban bajo una fuerte guardia. Nadie encarcelado allí era ordinario, todos eran nobles ilustres y poderosos.

Claire saltó sobre los altos muros en silencio, aterrizando en un árbol. Enormes perros guardianes levantaron la cabeza, mirando a su alrededor con sus instintos animales diciéndoles que algo andaba mal, pero todo estaba en silencio y no había olores extraños, así que después de un poco de olfateo, se acostaron nuevamente.

Claire saltó ágilmente sobre otro árbol, llegando a la pared de un edificio. Pasó las patrullas una por una fácilmente. Después de mirar algunas habitaciones, encontró a la persona por la que estaba preocupado.

Katherine se encontraba de buen humor. Ella se sentó a leer un libro. La habitación era tan lujosa como la de la Mansión Hill, lujosa y acogedora. Había estanterías llenas de libros. Una vela brillante iluminaba toda la habitación. Los muebles también eran de la más alta calidad.

Claire entró en la habitación en silencio. Se apoyó en la pared en silencio, mirando a la persona que tenía delante. Katherine tenía una expresión pacífica, completamente absorta en el libro.

Claire se quitó la máscara. –Madre–, llamó en voz baja. Katherine se congeló.

Incrédula, volvió a mirar la fuente de la voz. Le temblaba la mano. ¿Era esto una ilusión? Debe haber sido porque extrañaba tanto a Claire que apareció esta ilusión.

–Madre, soy yo–. Claire sonrió agridulce. Debido a que ella había estado entrenando, había pasado mucho tiempo desde la última vez que había visto a Madre.

–Cl…– Algo brilló en el rabillo del ojo de Katherine. Ella cerró su libro y luego cerró rápidamente las cortinas. Solo entonces se dio la vuelta y abrazó a Claire.

–Claire, mi amor, finalmente has regresado–. La voz de Katherine tembló de emoción.

–Lo siento, madre. En orden de entrenar, no regresaba a casa a verte hasta ahora–. Claire abrazó a su vez.

–Es bueno que hayas vuelto–. Las lágrimas de Katherine fluían, pero estaba sonriendo, sonriendo y llorando mientras su hija estaba abrazada.

–Madre, mientras digas la palabra, te llevaré lejos ahora mismo–, dijo fríamente Claire.

–Claire, no puedes–. Katherine sacudió la cabeza. –No solo los jardines de Calou están fuertemente vigilados, mi nombre aún no ha sido borrado. ¿Qué pasará con el Clan Hill?

–Es solo un esquema de segunda categoría–. Claire reprimió su creciente ira.

Pero Katherine sonrió cálidamente. –Lo sé–. Extendió la mano y sacudió suavemente el flequillo de Claire. –Este esquema es muy mediocre. El príncipe heredero sabía que el vino estaba envenenado, pero aun así lo bebió. Él está comenzando la batalla por el trono. Y el Clan Hill no puede permitir al derecho divino usurpar la autoridad real.

– ¿El emperador lo permitirá?– La mirada de Claire se volvió helada.

–Por supuesto que no lo hará. El único culpable es el Clan Hill. El Clan Hill se está volviendo demasiado fuerte, tan fuerte que no se siente seguro–. Katherine sonrió.

 

¡Por razones técnicas SolcarJ necesita los ingresos de los link acortados!

¡Úsalos, todos los ingresos serán reflejados en packs cada vez que cobre!

Capitulo 159
Bonus Pack
Capitulo 161

 
 
 
 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.