Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

SE – Capítulo 20

Capítulo 20 – La tragedia que se avecina para Walter

 

Casi como si hubiera adivinado lo que Claire estaba pensando, Walter inmediatamente agregó: –No me preguntes, yo tampoco lo sé. Solo hago cosas por dinero. Pero, esta misión me fue más costosa, pague con mi vida y ni siquiera toque ni un pedazo de la ropa del objetivo. Todo por culpa de ese miserable Santo Divino Príncipe, que no tenía nada mejor que hacer que venir a Gale Gorge por hierbas medicinales. Estaría bien si hubiera sido alguien más del Templo de la Luz, ¡pero tenía que ser ese Santo Divino Príncipe endemoniado! –. Walter todavía se sentía asustado cada vez que pensaba en esa derrota unilateral.

Claire no volvió a preguntar, sabiendo que sería inútil.

–Claire, volvamos juntas–. La Princesa Maurice caminó alegremente. Ella ya había guardado con seguridad el núcleo de la bestia que Claire le había regalado.

Claire aceptó la invitación de Maurice y después de descansar un rato, el grupo regresó a la ciudad.

–Claire, el próximo fin de semana es mi cumpleaños y mi padre, el Emperador, ha preparado un banquete para mí. Debes venir–. La Princesa Maurice invitó a Claire en el camino. Por supuesto, también se enviaría una tarjeta de invitación formal al Castillo Hill.

–Claro–. Claire estuvo de acuerdo con una sonrisa.

En el camino, Maurice se aferró a Claire e hizo que le contara todo lo sucedido en Gale Gorge. Jean y Nancy caminaron por el frente, Maurice y Claire estaban en el medio, y los tres guerreros caminaron por la parte de atrás.

Maurice era tan animada y viva en este momento, completamente diferente de lo solemne que era en el Instituto. Esta debe ser su verdadera personalidad.

El grupo viajó a Berthe sin ningún problema. A las puertas de la ciudad, se separaron. Maurice se mostró reacia a irse y solo se fue después de recordarle a Claire que debía estar presente en su banquete de cumpleaños.

Después de que Claire fue al Gremio de Mercenarios para cumplir con su tarea, regresó al castillo del duque.

–Señorita, ha vuelto. El duque quiere que vaya al estudio en cuanto llegue–. El ama de llaves en la puerta transmitió respetuosamente el mensaje. La rígida actitud del ama de llaves hacia Claire había cambiado totalmente. No era porque el duque estuviera encantado con ella, sino porque no era una persona común y corriente. Ella era una persona inusualmente poderosa. Sintió los cambios de Claire y también creía que era la esperanza futura del Clan Hill.

–Está bien–, respondió Claire con indiferencia. Ella fue al estudio sin siquiera cambiarse de ropa.

Tocó ligeramente la puerta y la voz digna de Gordan respondió: –Adelante.

Claire entró por la puerta y Jean esperó afuera.

–Abuelo, estoy de vuelta–, dijo Claire en voz baja, mirando al anciano digno sentado detrás del escritorio del estudio. Emery se hizo a un lado, vestido con una túnica marrón.

–Sí, estar de vuelta es bueno–. Gordan asintió. Se levantó sonriendo. – ¿Como le fue?

–No está mal. Maté a algunas bestias mágicas de tercer y cuarto grado – Claire informó seriamente. Luego miró a Emery. Él entendió por la mirada de Claire que todo había sido exitoso, por lo que su corazón se calmó.

–Bueno. ¿Te lastimaste? – Gordan se acercó a ella, preocupado.

–No–. Claire negó con la cabeza.

–Jaja, no está mal, no está mal. Así es como debería ser un miembro del Clan Hill–. Gordan asintió felizmente.

–Además, abuelo, conocí al Mago Sabio Cliff–. Claire de repente cambió el tema.

– ¿Oh? ¿Y luego?–Preguntó Gordan con entusiasmo.

–Es un anciano pervertido–, dijo Claire solemnemente.

La cara de Gordan se contrajo y no supo qué decir. Cliff, ese mago sabio, era definitivamente un gran pervertido. Todas las bellas tutoras del Instituto Aurora habían sido molestadas por él antes, ya fuera tratando de tocar sus pechos o levantando sus vestidos.

Emery tenía una expresión extraña en su rostro, como si quisiera reírse, pero este no era el momento adecuado para hacerlo.

–Me obligó a convertirme en su discípulo y me dio un brazalete de transporte, una capa de invisibilidad y cosas así–. Esta oración adicional hizo que Gordan se volviera loco de alegría.

– ¿De Verdad? ¿Estás segura? ¿Es en serio? Jaja, esto es demasiado bueno Gordan se convulsionó un poco, sus palabras tropezaron una con la otra. Luego se complació consigo mismo: –Sabía que mí querida Claire sería elegida por él.

Aunque Gordan estaba excepcionalmente feliz, Claire miró a Emery. La expresión de Emery era un poco complicada. Estaba feliz por Claire, pero también un poco abatido.

–Fue Cliff quien me obligó a convertirme en su discípulo, así que tuvo que estar de acuerdo con una condición que mencioné–. Claire vio la expresión de Emery y dijo estas frases de manera inesperada.

– ¿Qué?– Gordan volvió a sus sentidos. Al oír que su querida nieta era tan arrogante, estaba un poco preocupado por si esto enojaría al impresionante Cliff.

–Solo tenía una condición. Ya tenía un Maestro, por lo que solo podía ser mi segundo Maestro, y si no podía aceptarlo, entonces él podía olvidarlo. Él estuvo de acuerdo–.dijo ella rotundamente.

Tan pronto como Claire terminó de decir esto, la boca de Gordan se abrió y se quedó mudo durante mucho tiempo.

¡En todo el mundo, Claire debía ser la única persona capaz de negociar al convertirse en discípula de un Mago Sabio, y con una condición tan dura!

Pero Emery estaba completamente congelado. Por supuesto que él entendía el significado de las palabras de Claire, por supuesto sabía a quién se refería cuando hablaba de su primer Maestro. Durante muchos años había pensado que sus glándulas lagrimales estaban secas, pero hoy, sintió que se humedecían.

–Abuelo, no tienes que preocuparte, yo conozco mis límites. Además, las cosas que decido nunca cambiarán–, dijo Claire con seriedad.

Gordan se sorprendió, y le tomó un tiempo volver a sus sentidos. Entonces se rió a carcajadas, – ¡Bien! Digno de ser mi nieta. Exactamente cómo era cuando era joven. No me preocuparé, creo que lidiarás con esto apropiadamente.

–Gracias por entender, abuelo–. Claire sonrió levemente.

–Debes estar cansada, por lo que debes ir a lavarte y cambiarte de ropa y luego visitar a tu madre–. Gordan obviamente estaba muy contento y feliz. Pensó en cómo difundir que Cliff había aceptado a Claire como su discípula lo más rápido posible, y también quería preguntarle a Jean sobre los detalles.

Después de que Claire se fue, Gordan se volvió hacia Emery, con una expresión compleja en sus ojos.

–Emery, puedes ver que Claire, esa niña, ya ha tomado una decisión–. Gordan suspiró profundamente.

–Sí, su Gracia, yo… – Emery no sabía qué decir. Su corazón estaba tan caliente y conmovido que estaba a punto de derretirse por completo.

–Solo espero que no decepciones las amables intenciones de Claire–. Gordan dejó escapar un largo suspiro.

–Su Gracia, no se preocupe. Lo entiendo –, dijo Emery emocionalmente. En este momento, ya le había entregado totalmente su corazón a Claire.

–Entonces eso es bueno. Jeje, ya puedes irte. Me imagino que tienes muchas cosas que decirle a esa niña. Necesito encontrar a Jean para preguntarle algunas cosas, puedes irte–. Gordan asintió con la cabeza sonriendo.

–Sí–. Emery hizo una reverencia y también se fue.

Esa noche, nadie sabía lo que Gordan y Jean discutieron en el estudio.

Después de bañarse y cambiarse de ropa, fue a encontrarse con su madre. Al ver a Claire regresar sana y salva, Katherine estaba extremadamente feliz. Sólo después de cenar juntas, Claire fue a descansar. Lashia nunca apareció; Katherine dijo que había ido a estudiar con la directora.

No mucho después de que regresó a su habitación, oyó un golpecito en la ventana. Claire que, naturalmente, sabía quién era, abrió la ventana y se apartó del camino para que Emery entrara.

–Maestro, usted vino justo en el momento adecuado. Tengo algunas cosas que consultar contigo –Cuando Claire vio a Emery, su estado de ánimo se torno bastante feliz.

Emery sonrió mientras miraba profundamente a la chica delante de él. Después de colocar una cápsula mágica con un movimiento de la mano, preguntó: –Claire, ¿todo fue bien esta vez?

–Sí, fue un éxito. Aprendí el arcano, es solo que hay mucha información para digerir. Quería preguntarle al Maestro sobre esto – Claire sacó la Piedra Espiritual que había estado llevando.

– ¡Piedra Espiritual!– Emery se sorprendió enormemente. Mirando el valioso tesoro en la mano de Claire, no pudo evitar exclamar.

Claire le entregó la piedra a Emery y él la inspeccionó cuidadosamente. – ¡Ah! Hay algo dentro.

–Un idiota no podía ganar contra alguien y perdió su cuerpo, y luego ató su alma a esto. Es un Mago Oscuro llamado Walter Simón –, respondió Claire con indiferencia.

– ¡¿Walter Simón?!– Emery exclamó otra vez.

– ¿Qué es? Maestro, ¿este tipo es famoso? Claire tenía dudas.

–Es un genio, el genio de los magos oscuros. Siniestro, astuto, audaz y descarado, es buscado por el Templo de la Luz. Ha escapado a salvo de todos los enfrentamientos. Pero esta vez… – Emery miró la Piedra Espiritual en su mano con curiosidad, como si dudara si el alma que estaba dentro era el Walter que él conocía.

– ¿Es realmente tan inteligente?– Claire sonrió y luego dijo a la ligera: –Se encontró con el Santo Divino Príncipe del Templo de la Luz.

– ¡Ah! Entonces no es extraño en absoluto Ahora Emery ya no encontraba la situación rara.

– ¡Walter, sal! De lo contrario, haré que desees estar muerto–. Claire ordenó fríamente.

Al momento siguiente, el humo salió de la pequeña piedra en la mano de Emery y se formó instantáneamente una imagen humana.

– ¡Realmente es el genio de los magos oscuros, Walter Simón! Emery miró la figura y dijo con seguridad.

–Ese soy yo–, dijo Walter arrogantemente.

– ¿Quieres una paliza? ¡Hablando con mi Maestro de esa manera! –Los ojos de Claire se dispararon hacia una luz helada.

–Oh, exaltado mago, yo soy Walter Simón. ¿Cuál es tu orden? –. Walter inmediatamente cambió a un tono halagador.

Emery parpadeó. ¿Por qué sintió que el aura entre su querida discípula y este tipo era tan compleja?

–Oye, lo sé–. Emery levantó las cejas con una idea audaz formándose en su cabeza.

Esta fue la primera vez que Claire vio a Emery, normalmente sin expresión, sonriendo maliciosamente.

Sin ninguna razón, el cuerpo de Walter de repente se sintió frío.

¡Algo malo iba a pasar!

 

 

 

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.