<- Actualmente solo registrados A- A A+

SE – Capítulo 33

Capítulo 33 – ¡Tú! ¡Sal!

 

Todo el escenario estaba retumbando, el sonido resonando en el horizonte. El trueno y los sonidos de los carámbanos afilados que golpeaban el suelo perforaban las orejas.

Cuando las nubes oscuras se dispersaron, la escena en la plataforma sorprendió a todos.

Lashia sostenía con cansancio su cuerpo, haciendo lo posible por mantenerse erguida. Justo ahora estaba jadeando, para bloquear ese enorme enjambre de carámbanos, Lashia había establecido un escudo mágico. Pero el impacto fue demasiado fuerte. ¡Más importante aún, había un agujero distintivo en su brazo izquierdo con sangre saliendo de él! La sangre ya había teñido de rojo la manga y continuó fluyendo por su brazo goteando y salpicando el suelo, creando un extraño diseño de flores sangrientas.

¡Pero ahora mismo la expresión de Feng Yixuan era ilegible como el agua! Sabía mejor que nadie que si no fuera por un feroz ataque Espiritual, entonces esa chica frente a él no sangraría de su brazo, sino de su corazón. ¡¿Quién fue?!

Lashia apretó los dientes, el dolor le palpitaba en el brazo. Había agua helada en su sangre porque los carámbanos se estaban derritiendo. Cuanto más se derretían, más insoportable era el dolor. Se sentía como si un millón de hormigas royeran sus huesos y todo su esqueleto se estaba desmoronando. Ella casi creyó haberlos oído crujir. Su vista se hizo cada vez más borrosa. Sabía que acababa de ser sacada de la puerta de la muerte. El destello de conmoción e ira en los ojos del joven y el rayo de luz que se disparó hacia su pecho, pero que se desvió hacia su brazo repentinamente y de forma poco natural le hizo comprender que el joven delante de ella quería matarla, pero alguien interfirió. ¡Originalmente esta herida debería estar en su pecho!

¿Quién intervino contra este joven de sangre fría, quién la salvó?

La vista de Lashia se volvió más y más turbia. Pero aun así vio claramente que los ojos del joven se volvían cada vez más fríos, y luego que la mirada helada de ese joven se desviaba en otra dirección.

¡Antes de que Lashia se desmayara, siguió la mirada del joven y vio el rostro apático de Claire!

El estadio quedo en un silencio mortal, todos y cada uno de los presentes estaban aturdidos.

En ese momento Cliff desvió la mirada de la falda de la doncella.

El resultado de la competencia se explica por sí mismo con la escena en la plataforma. Lashia, que ya se había desmayado, perdió, y ese joven que todavía estaba parado en el escenario con indiferencia, Feng Yixuan, había ganado.

Todos los estudiantes de Lagark comenzaron a aplaudir. Victoria, han ganado.

Los estudiantes del Instituto Aurora estaban con el rostro ceniciento, todavía sin volver a sus sentidos. Lashia, en el charco de sangre del escenario, podría estar muerta. Los nobles espectadores quedaron completamente mudos. Nadie pensó que el intercambio terminaría así, y nadie podría aceptar este resultado.

Perdieron, realmente perdieron.

La genio Lashia perdió, y también trágicamente.

En la tienda especial, el embajador entrecerró los ojos, la delgada grieta emitía una luz aguda. Luego lanzó una mirada al Papa que estaba a su lado, ¡pero el Papa había cerrado los ojos! El emperador no sonreía, pero tampoco tenía otras expresiones. Cliff levantó una ceja, aparentemente reflexionando sobre algo. El emperador frunció el ceño, algo preocupado.

Muy pronto, los médicos corrieron al escenario y se llevaron a la inconsciente Lashia para curarla. El mago que actuaba como árbitro subió al escenario y estaba a punto de declarar a Feng Yixuan como el vencedor.

Pero él ignoró al mago, en cambio, se volvió y observo con una mirada ardiente en una dirección, su rostro revelando una sonrisa intrigante. Luego, casualmente, levantó la mano, deteniendo el anuncio del árbitro.

El árbitro hizo una pausa, sin entender lo que este joven escalofriante quería hacer.

Wenmo Shui todavía estaba sentado en su silla, pero su trasero empezaba a inquietarse, y se movió en su asiento mientras observaba a Feng Yixuan en el escenario. Solo él sabía que Feng Yixuan se estaba poniendo serio. El brillo oscuro en las profundidades de sus ojos demostraba que estaba emocionado, que había encontrado algo que era interesante. ¿Qué es? ¿Qué es? Wenmo Shui también comenzó a emocionarse.

–Esa ronda no cuenta–. Las primeras palabras que salieron de la boca de Feng Yixuan crearon un gran alboroto entre la audiencia.

Los estudiantes del Instituto Aurora estaban furiosos, casi explotando. ¡Este es el desprecio más cruel, el insulto más directo!

Pero todos los de Lagark dejaron caer la boca. El mentor de Feng Yixuan quería llorar. Sabía que este joven problemático se volvería loco de nuevo. ¡Está tirando la victoria que tenían en sus manos! El mentor de Feng Yixuan tiró de su cabello, aullando en su corazón, un día todo su cabello sería destruido debido a Feng Yixuan. La mirada que el embajador le disparó lo hizo querer golpearse la cabeza contra la pared.

– ¡Tú! ¡Sal! –El dedo de Feng Yixuan se levantó lentamente mientras señalaba, y escupió unas pocas palabras heladas.

La mirada de todos siguió a donde señalaba y se congelaron.

Esa persona se parecía a la niña derrotada, Lashia. ¡Era Claire!

–Sal Ya sabes por qué te llamé. –La expresión de Feng Yixuan estaba completamente helada, mientras miraba con frialdad a Claire y le decía: – Ven y toma su lugar. La ronda de ahora mismo no cuenta.

Sus arrogantes palabras hicieron que la gente de Amparkland se pusiera furiosa. Este joven era demasiado arrogante, demasiado ignorante de la inmensidad del cielo y la tierra. ¿Cómo podría él tratar esta competencia digna entre ambos países de esta manera?

La expresión del embajador finalmente cambió y estaba a punto de levantarse para decir algo.

Pero ahora el Papa abrió los ojos un poco y silenciosamente le dijo al emperador que estaba a su lado: –Su Alteza, que compitan. No oprimas el vigor de los niños.

El embajador abrió su boca de par en par, tragándose todas sus palabras. No entendía qué demonios estaba pensando el papa. ¡¿El Papa en realidad promovió tal petición que salió de la nada?!

El emperador también quedó aturdido. Aunque la nueva situación fue inesperada e irónica, la respuesta del Papa fue totalmente inconcebible. Toda la audiencia en las gradas también quedo estupefacta. ¿Qué quiso decir el papa? ¿Permitir que Claire reemplace a Lashia en esta competición y rehacer la ronda? ¿Era esto para proteger el orgullo de Amparkland o quería decir algo más? ¿La competencia que ya terminó iba a empezar de nuevo?

Pero el Papa ya había hablado. El emperador miró a Claire. No quería ofender a Cliff o al Papa, pero ella asintió con indiferencia, por lo que el emperador se sintió aliviado. Claire ya había aceptado, así que incluso si Cliff quería culpar a alguien, realmente no había nadie a quien culpar. Además, con la personalidad de Cliff, no permitiría que la vida de Claire se viera amenazada en ningún momento de la competencia. Si la situación se volvía realmente peligrosa, Cliff definitivamente ignoraría todas las reglas e intervendría para ayudar.

El emperador asintió con la cabeza hacia el árbitro, este volvió a sus sentidos y dijo en voz alta: –Tercera ronda de la competencia, Claire Hill contra Feng Yixuan.

La multitud se agito.

Absoluta y totalmente hervía.

Este giro de eventos completamente irónico hizo que todos se quedaran estupefactos, y luego se emocionaran de nuevo.

No importaba si era dramático o loco, al menos ahora había un hilo de esperanza.

¿Habría una oportunidad de ganar? ¿Habría una oportunidad de recuperar su cara?

Muy rápidamente, hubo dos reacciones.

Algunos dijeron que Claire era una idiota loca por los hombres, que solo perdería la cara de Amparkland. Otros dijeron que era la discípulo del Gran Cliff, así que quizás tendría una oportunidad. ¡Naturalmente, la primera era la gran mayoría! Los nobles que conocían a Claire la miraban con expresiones complicadas: desprecio, desdén, burla, ridículo, esperanza… La Princesa Maurice miró la figura de Claire con preocupación. La cara del Duque Gordan se ensombreció y se oscureció.

Claire se levantó lentamente.

Sonaba la profunda y baja nota del largo cuerno.

Los ojos de todos estaban fijos en la figura de esta chica rubia de ojos verdes.

Bajo la luz del sol, Claire sonrió débilmente y con lentitud comenzó a caminar hacia el centro del campo.

El viento sopló levemente, levantando su largo cabello, y en ese instante, todos vieron una ilusión: que la chica no era en realidad una idiota perseguidora de hombres como los rumores, sino una joya brillante y deslumbrante.

 

 

 

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.