Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

SE – Capítulo 56

Capítulo 56 – Brote de Loto

 

Feng Yixuan agarró la mano de Claire con fuerza, mirándola con los ojos muy abiertos. Al momento siguiente, Feng Yixuan cubrió su ojo y se agachó, gimiendo.

–La próxima vez que te atrevas a hacer esto, te golpearé en el otro ojo–, dijo con frialdad Claire, retirando su puño.

–Auch, estaba diciendo la verdad–. Feng Yixuan se levantó y dejó caer su mano con una expresión triste, revelando un ojo panda. Esta fue la obra Maestra de Claire desde ese momento. Durante el momento en que todos todavía no habían vuelto a sus sentidos, la mano de Claire era incluso más rápida que sus pensamientos. Sacando su mano del apretón fuerte de Feng Yixuan, le golpeó la cuenca del ojo.

Mientras Feng Yixuan hizo una mueca de dolor, Wenmo Shui observó alegremente a la triste figura de Feng Yixuan, deleitándose de su desgracia.

– ¡De qué te ríes!–. Feng Yixuan desahogó la ira de su corazón hacia Wenmo Shui con un carámbano sobrevolando.

Pero Wenmo Shui ya estaba en guardia por un tiempo, sacando su espada para bloquearlo y luego desviándola ágilmente. Los dos comenzaron a pelear ruidosamente de nuevo.

Claire se sentó, miró a la niña que estaba completamente cubierta de sangre, pensó por un momento, se dio la vuelta y sacó un conjunto de su propia ropa limpia y un conjunto de ropa de Jean de su bolsa de viaje, y se las arrojó a las dos personas.

– ¿Qué es lo que ustedes planean hacer a continuación?–. Claire preguntó insípidamente.

–Vivir escondiendo nuestras identidades, iremos y nos quedaremos en Yowusali. Encontraremos un pueblo desolado y viviremos allí por el resto de nuestras vidas–. El caballero caído respondió así.

Yowusali fue el país más atrasado en todo el continente donde la influencia del Templo de la Luz fue la menos profunda.

–El Templo de la Luz no los dejará ir–, dijo Claire con frialdad.

–Si entiendo. Conozco el lado oscuro del Templo de la Luz que la gente común no conoce, naturalmente, no me dejarán ir. Pero aunque sea así, todavía no voy a esperar a que me capturen. Usaré todo mi poder para protegerla–. El caballero caído miró profundamente a la chica sentada a su lado. La niña miró profundamente al caballero caído. Los dos corazones se comunicaron sin palabras.

–Realmente son una pareja amarga–. Walter se encogió de hombros y le dijo a Claire.

–Gracias, benefactores, por salvarnos hoy. Gracias–. El caballero caído luchó por levantarse e inclinarse. –Si no fuera por ti, me temo que hubiéramos muerto misteriosamente.

Claire lo detuvo. –No hay necesidad de inclinarse. En primer lugar, cuida tus heridas.

–No puedo molestar más a mis benefactores. Cruzaremos la frontera lo antes posible hacia Yowusali –, dijo el caballero caído con seriedad. Comprendió muy profundamente que si los caballeros santos que los perseguían no volvían a informar, el Templo de la Luz pronto haría nuevos movimientos.

–Niña, ven, ven–. Cliff le hizo una seña a la niña. –Ven, voy a cambiar tu color de pelo y ojos. Debería permanecer durante diez años y ahorrar muchos problemas. Cuídate…

– ¿De verdad?–. La niña se alegró, porque el color de su cabello y el color de los ojos siempre había lastimado a las personas a su alrededor y había sido traicionada muchas veces. Ahora que escuchó que su cabello y color de ojos podían cambiarse durante tanto tiempo, por supuesto que era excepcionalmente feliz.

–Puedo. Por supuesto, la medicina que hago puede durar unos diez años –, dijo Cliff con altanería.

–Gracias, gracias, señor–. La niña agradeció alegremente a toda prisa.

El caballero caído miró a Cliff. Creía todo lo que decían los caballeros santos. Este anciano era definitivamente el mago sabio Cliff. Por eso podía fácilmente vencer a los cinco caballeros santos. Pero esto ya no era importante.

Jean asó silenciosamente la comida salvaje, sin dar ni un vistazo. Feng Yixuan y Wenmo Shui seguían luchando ferozmente. Cliff estaba cambiando el pelo de la niña, el caballero caído los observaba agradecido.

Claire se sentó debajo de un árbol. Mirando el tronco del árbol, observó el cielo nocturno que se oscurecía cada vez más. Al tocar ligeramente el guante de su mano derecha, Claire frunció el ceño ligeramente. Todavía había muchos asuntos molestos: el emperador blanco que todavía estaba profundamente dormido y la marca oscura en el dorso de su mano.

Feng Yixuan y Wenmo Shui fueron cada vez más lejos, luchando en medio del bosque. Cuando estuvieron fuera de la vista de Claire y de los demás, los dos se detuvieron. Se agacharon al mismo tiempo. Wenmo Shui dijo: – ¿Fue esa mi alucinación?

–Al principio, también pensé que estaba alucinando, pero definitivamente no lo era–, dijo Feng Yixuan, sin duda.

– ¡Cierto, la llama de Claire en realidad se volvió dorada! ¿Qué está pasando?–. Wenmo Shui se acarició la barbilla con suspicacia. –Nunca he visto una llama de ese color. Aunque fue solo por una fracción de segundo, definitivamente cambió de color.

–Cómo puedo saber. Solo lo inspeccionaremos cuidadosamente en el futuro–. Después de que terminó de hablar, Feng Yixuan golpeó rápidamente la cabeza de Wenmo Shui y corrió.

–Mierda, realmente aprovechaste la situación para golpearme–. Wenmo Shui se movió y comenzó a atacar ferozmente.

Feng Yixuan contraatacó y los dos comenzaron a pelear ferozmente de nuevo mientras regresaban al campamento.

Por la noche, después de que todos terminaron de comer, Feng Yixuan entregó su tienda de campaña al caballero caído y la niña, y se apretó en la tienda de Wenmo Shui. Claire estaba acostada tranquilamente en su propia tienda, mirando la lámpara mágica que colgaba desde arriba, pensando en el método de Cultivo del Preciado Estilo del Loto.

Después de pensar una y otra vez, Claire se despertaba cada vez más, sin poder dormir. Así que ella simplemente se sentó en la posición de loto y comenzó a cultivar el método de Cultivo del Preciado Estilo del Loto.

Una fluidez indescriptible abarcaba todo el cuerpo de Claire. El calor fluía a través de sus cuatro extremidades y huesos, vagando lentamente. El lento flujo del calor se hizo cada vez más rápido. En el momento en que el Qi se infundió con su Dantian, de repente, algo pareció surgir en la mente de Claire.

De repente, Claire abrió los ojos. ¡Ya había terminado de aprender el primer nivel del Preciado Estilo del Loto! Una leve sonrisa apareció en los labios de Claire. Este libro de cultivo, incluso si la gente de este mundo pudiera leerlo, no podrían aprenderlo, porque probablemente nadie de este mundo conocía los puntos de acupuntura escritos en el libro.

Con un leve movimiento de su dedo, apareció una pequeña bola de fuego dorada. Apareció instantáneamente sin ningún conjuro.

–Claire, tú, no parecías haber cantado nada. ¿No me digas que ya puedes invocar instantáneamente magia de bajo nivel? No puede ser–. La voz sorprendida de Walter sonó. A esta edad y el alto nivel de la misma, ¿cómo podría Claire hacerlo?

–También, ¿por qué tu llama es dorada? Hoy, cuando estabas destruyendo los cadáveres, parecía que tu llama era un poco dorada. Al principio, pensé que estaba alucinando–. La voz de Walter estaba llena de confusión.

–Lo sabrás en el futuro–, dijo Claire, de manera sucinta. Sería difícil de explicar. ¿Cómo podría decirle a Walter que su alma era en realidad de otro mundo y que el lenguaje no era el mismo y que el extraño libro que había recibido del pequeño ladrón era un libro de cultivo mental realmente asombroso y raro?

Walter susurró. – ¿No me puede decir en este momento? ¿Qué está pasando? ¿Por qué la llama que sueltas es dorada? Parece un poco más fuerte que otras llamas. Incluso podría derretir esa armadura tan rápidamente.

– ¡Silencio!–. De repente, la expresión de Claire cambió drásticamente porque un dolor que era como si estuviera ardiendo de repente salió de su espalda.

– ¿Ah?–. Walter estaba asustado. Al ver el drástico cambio de expresión de Claire, pensó que la había molestado e inmediatamente se calló, pero rápidamente descubrió que algo estaba mal. Lentamente, el sudor frío apareció en la frente de Claire. Parecía que ella estaba experimentando algo realmente doloroso.

–Claire, ¿qué te pasa? ¿Es algo urgente? ¿Fue que esta noche, cuando comiste liebre, Jean, ese imbécil, no la asó correctamente para que te doliera el estómago?–. Preguntó Walter con preocupación.

– ¡Mi espalda, hay algo que crece!–. Claire habló con los dientes apretados.

– ¿Qué?–. Walter estaba súper sorprendido. ¿Algo estaba creciendo? ¿Estaba ella bromeando? ¿Qué está pasando? ¿Fue que Claire no aprendió adecuadamente y formó palabras al azar?

– ¡Mira y dime qué está pasando!–. Claire se volvió, levantando rápidamente su ropa, exponiendo su espalda. La sensación insoportablemente caliente de su espalda se hizo cada vez más intensa. Algo se estaba expandiendo continuamente, extendiéndose…

Walter cerró reflexivamente los ojos. Él tenía el reflejo desarrollado como un hábito ahora; Cada vez que Claire se desnudaba, de inmediato obedientemente cerraba los ojos o se desvanecía.

– ¿Qué es?–. Claire preguntó enojada.

–Yo, no lo sé. No miré–. Walter respondió, temblando. –No me atrevo a mirar. Antes dijiste que si me atrevía a mirar tu cuerpo, me matarías.

– ¡Te voy a dejar mirar ahora mismo!–, Reprendió Claire enojada. – ¡Solo me está mirando la espalda! Si no miras ahora, te mataré de inmediato–. Ella no tenía un espejo grande en este momento. Si lo hubiera, ¿tendría que dejar que Walter viera lo que estaba pasando?

Lentamente, Walter abrió los ojos, mirando la piel brillante de la espalda de Claire. Cuando lo vio claramente, fue como si todo su cuerpo fuera golpeado por un rayo, incapaz de pensar.

En la espalda de Claire, un capullo de loto dorado estaba floreciendo. Desde la cintura, creció hasta el hombro, dorado brillante, emitiendo una belleza indescriptible, directamente aturdiendo al alma. El enorme loto dorado creció en la piel blanca y pura de Claire como si fuera completamente natural. En total, había doce pétalos, pero de los doce, solo uno había florecido y los otros once estaban fuertemente plegados.

Walter miraba estupefacto, profundamente aturdido por la belleza diabólica. Olvidó pensar, olvidó hablar. ¿En realidad había algo tan hermoso como esto en el mundo?

– ¡Walter!–. Gritó Claire enojada, llevando a Walter a la realidad.

– ¿Ah, qué? Claire, ¿qué?– Walter hizo un movimiento de limpieza. Si tuviera saliva, ya habría caído al suelo.

Actualmente, Claire ya no sentía más dolor y se puso la ropa, preguntándose enojada: – ¿Qué demonios viste? ¿Qué hay en mi espalda?

–A, un loto dorado. Hay doce pétalos. Un pétalo de flor ha florecido, pero los otros once no han florecido. Era, tan bonito. Nunca había visto algo tan bonito antes–. Walter todavía estaba profundamente aturdido. –Pero, Claire, ¿cómo creció un loto en tu espalda?

Claire estaba en silencio, pero su mente trabajaba muy rápido. ¿Loto dorado? Justo cuando completó el primer nivel del Preciado Estilo del Loto, apareció en su espalda.

 

 

 

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.