<- Actualmente solo registrados A- A A+

SE – Capítulo 8

Capítulo 8 – La lucha de las hermanas

 

Mientras Lashia cantaba furiosamente, dos personas observaban con calma desde las profundidades del bosque. Digna de su nombre, Lashia la Genio, la onda mágica era muy fuerte. Los dos se miraron, alzando las cejas. Estaban seguros de descubrir lo que le había sucedido a Claire, la loca por los hombres, ahora.

Claire miró fríamente mientras Lashia, con su rostro lleno de odio, cantaba con agilidad. Ella resopló y corrió hacia su hermana. ¿Esperaba que Lashia terminara su hechizo? ¿Claire, parecía un conejo obediente a la espera de ser golpeada?

El corazón de Lashia dio un vuelco cuando vio que Claire se precipitaba hacia ella, pero el hechizo era corto y ya había terminado. Agitó la mano y un rayo voló hacia Claire. El rayo era mucho más fuerte que el anterior con el que le había enseñado una lección. Esta vez, Lashia estaba seria.

Justo cuando el rayo estaba a punto de golpear a Claire, murmuró algo rápidamente. En ese momento, un escudo rojo apareció frente a ella. Con un estallido, el Rayo lo golpeo. El escudo parpadeó, se volvió transparente, luego desapareció. Lashia se sorprendió. ¿No le pegó a Claire? ¿Qué era ese escudo? ¿Mágico? ¿La imbécil que siempre perseguía a los hombres sabía cómo usar la magia?

– ¡Escudo de fuego! – En el bosque, Jean y Nancy exclamaron, lo suficientemente silenciosos para que solo ellos pudieran escuchar. Luego, se miraron y vieron incredulidad en sus ojos. ¿Quién hubiera pensado que la inútil idiota loca por los hombres aprendió magia en tan poco tiempo y sabía cómo usar el Escudo de Fuego?

Claire era ágil y rápida, pero Lashia no era llamada un genio por nada. Ella se recuperó rápidamente. Al ver a Claire acercarse, Lashia retrocedió con rapidez y de repente flotó en el aire, quedándose allí. ¿Viento mágico? Claire frunció el ceño. ¡No! ¡Eso no era! Lashia fue atribuida a Relámpago, y la técnica flotante del atributo de viento era muy compleja y avanzada. Incluso si Lashia tenía un talento excepcional, todavía no podía ser tan hábil en el uso de la magia que no era su atributo y sin cantar un hechizo. La única posibilidad era que tuviera un objeto mágico con ella, y uno muy valioso en eso. Uno que le permitiera usar ‘Flotar’ al instante.

Lashia la miró a sus pies, sintiéndose asombrada y asustada al mismo tiempo. ¡Había pasado por alto a la idiota que podía usar magia! Pero aun así, ella no podía dejar que esta vergüenza continuara en el instituto, porque incluso la presencia de la perseguidora de hombres era una desgracia.

–El brazalete Brisa–, dijeron Jean y Nancy en voz baja. La razón por la que Lashia pudo flotar instantáneamente no fue por la magia del viento, sino por el brazalete Brisa en su muñeca. La directora le había dado el artículo valioso al convertirla en su discípulo. Adentro del Brazalete Brisa había un bucle de hechizo flotante, donde al infundir poder mágico en él, podría hacerte flotar en el aire durante un corto período de tiempo. Aunque solo era por un breve momento, ya era muy precioso. En una batalla, flotar de repente podría darte la oportunidad de asestar un golpe fatal o escapar.

Lashia comenzó a cantar sin dudar: – ¡Cielo despejado sin nubes, combinación de lo tardío y lo rápido! ¡Cumplir con el antiguo contrato entre el Relámpago y el Fuego! ¡Tormenta de truenos!

Claire frunció el ceño e inmediatamente abrió el escudo de fuego.

* ¡Auge! *

Una bola de rayo explotó en el escudo y este se rompió de inmediato. Claire golpeó el suelo dando vueltas, esquivando las otras bolas de rayos que destellaban explotando a su alrededor. Su cabello y su ropa eran un desastre, haciéndola una figura lamentable. En el aire, Lashia frunció el ceño profundamente, ¡porque ni una sola bola de rayo golpeó a Claire!

La expresión de Claire se oscureció lentamente, cantando mientras esquivaba. Una pequeña bola de fuego se disparó hacia Lashia, que todavía estaba flotando en el aire. Ella se burló. ¿Claire realmente esperaba golpearla a su nivel basura? Había evitado su ataque fácilmente. Pero cuando volvió la cabeza, se sorprendió al encontrar más bolas de fuego pequeñas dirigidas en su dirección, procedentes de todas partes.

Claire atacaba continuamente. Lashia se volvió aún más odiosa. ¿Pensaba su hermana que los números serían importantes cuando su nivel era tan bajo? La pequeña evitó todas las bolas de fuego con agilidad y facilidad. Pero el número de estas no disminuyó. De hecho, había incluso más de ellas.

Lashia frunció el ceño. ¿Desde cuándo esta idiota tiene el suficiente poder mágico como para liberar tal cantidad de bolas de fuego? no prestó suficiente atención mientras estaba sumida en sus pensamientos y una pequeña bola de fuego golpeó el borde de su vestido y lo incendió. Lashia miró el vestido en llamas y su rostro se oscureció por completo. ¡Había sido golpeada por esa tonta! ¡Qué desgracia!

– ¡Muérete, imbécil! ¡Boba! ¡Alimaña! – Lashia descargaba todo su odio hacia Claire, cantando hechizos más rápido. Esta vez, no era solo para enseñarle una lección. Intención de matar, los ojos de Lashia ahora contenían una intención de matar.

Las dos personas que se escondían en lo profundo del bosque se sobresaltaron. ¡Las ondulaciones mágicas eran tan intensas! Jean agarró la espada de su cintura, aparentemente a punto de entrar en acción.

– ¡Espera! Ellas son hermanas. Lashia no mataría a Claire–. Nancy susurró al oído de Jean mientras lo sujetaba. Jean vaciló, pero soltó la espada y se quedó. Sin embargo, no entendían que Lashia, quien siempre había sido alabada como una joven genio, estaba acostumbrada a ser elogiada y que se consideraba única en su género, estaba herida por lo que ella consideraba basura y había perdido la cabeza.

¡Esta vez Lashia produjo flechas de rayos! Un cielo de flechas aterradoras llovió hacia la dirección de Claire.

Ella frunció el ceño, rápidamente cantó un hechizo y produjo el escudo de Fuego. Su mirada estaba helada. ¡Lashia, en un ataque de furia, quería matarla!

Las aterradoras flechas de rayo bombardearon el escudo de Fuego de Claire, rompiéndolo inmediatamente. Al momento siguiente, ella sintió un dolor penetrante, como si su cuerpo se estuviera destrozando. El aura de la muerte se quedó a su alrededor. Cráteres profundos de diferentes tamaños estaban en el suelo a partir de las flechas de rayos.

Un fluido viscoso y cálido fluyó por el brazo de Claire. Sangre empapaba a través de su ropa.

* Tos *

Claire comenzó a toser, sus pulmones se sentían como si estuvieran ardiendo. Sus órganos internos parecían estar muy dañados.

Lashia finalmente se calmó un poco y, al ver todo el cuerpo de Claire cubierto de sangre, en realidad dijo: –Ahora sabes las consecuencias de no salir de la escuela.

En el bosque, Jean y Nancy se sorprendieron. No pensaron que Lashia sería tan cruel.

Claire se burló, sin decir una palabra.

– ¿Aún no crees que esto sea suficiente? –Lashia, al ver la burla de Claire, explotó una vez más con furia.

– ¡Oh, no! – Exclamó Jean en voz baja, a punto de sacar su espada y correr al lado de Claire. ¡Si Lashia atacara de nuevo, Claire podría realmente morir!

– ¡Abuelo! ¿Por qué estás aquí?– De repente, Claire preguntó con voz sorprendida, levantando la cabeza para mirar el espacio detrás de Lashia.

¿Qué? ¿Abuelo? Lashia se dio la vuelta, alarmada.

Tanto Jean como Nancy miraron fijamente. ¿Dónde estaba el Duque Gordan?

Claire ya había corrido hacia Lashia, golpeándola bruscamente en la rodilla con fuerza.

Como mago, Lashia era físicamente débil. El mayor temor de un mago era el combate cuerpo a cuerpo, porque no habría tiempo para cantar hechizos antes de que perdieran. Lashia se dejó caer al suelo, arrodillándose.

¡Pero no se acabó!

Claire tiró de la mano de Lashia y la volteó, luego la golpeó con la rodilla en el estómago.

Lashia se acurrucó de dolor. Ni siquiera tuvo tiempo de gritar antes de que un objeto duro se estrellara en su garganta. Un dolor feroz la recorrió como si se abriera. Era imposible para ella hablar o cantar hechizos y aún más difícil respirar.

“¡Estoy a punto de morir!”

Este era su único pensamiento. Abrió los ojos con temor, y solo vio las crueles pupilas de Claire, como los ojos de un dios de la muerte. Su codo estaba presionado mortalmente en la garganta de Lashia. Asfixiándola. Si ese codo presionara aún más fuerte, entonces el dios de la muerte definitivamente descendería.

Lashia tembló de miedo. En este momento, el aura de la muerte estaba tan cerca, tan cerca que casi podía hacer que la gente se derrumbara. Aunque Lashia era una maga genio, ya que la directora se preocupaba especialmente por ella, tenía poca experiencia en la batalla. Incluso mientras cazaban bestias mágicas para entrenar, sus mayores hicieron la mayor parte del trabajo. Finalmente esta chica, cuyo mundo giraba a su alrededor, sufrió por primera vez.

El aire circundante parecía que se había congelado. El viento sopló ligeramente, levantando el pelo rubio de Claire. Una belleza que podía quitar el aliento impregnaba el aire.

Claire miró fríamente a Lashia debajo de ella. Si presionara más su codo, la niña testaruda se despediría del mundo.

Jean y Nancy se miraron, sin palabras. ¡Los movimientos de Claire eran tan fríos como el de un asesino! Primero engañó a Lashia para que pensara que el Duque Gordan había venido, luego, cuando Lashia todavía estaba sorprendida, atacó con precisión sus puntos débiles. ¿Era esto algo que la señorita idiota que perseguía hombres podía hacer?

Claire miró fríamente a la temblorosa Lashia debajo de ella, cuyos ojos estaban llenos de miedo. La asfixiaba cada vez más.

 

 

 

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.