EOT – Capítulo 174

Capítulo 174: Dragón de la Inundación Cabeza de Tigre

Los soldados se sorprendieron al ver a Luo Yuan saltar desde tan increíble altura. Incluso lo vieron aterrizar en una losa de cemento y alejarse sin cojear ni arañar.

Las criaturas del área circundante se veían afectadas por la fuerza del Zhanmadao y huyeron de la zona. Aquellas que eran demasiado lentas se congelaron y cayeron al suelo. Sin siquiera intentarlo, Luo Yuan había ahuyentado con éxito a la mayoría de las bestias de bajo nivel en los alrededores.

Los arbustos alrededor del área eran bastante cortos ya que habían emergido del suelo que anteriormente estaba cubierto de cemento. Sin embargo, todos parecían sanos y fuertes como si hubiesen estado creciendo durante años.

Había solo un tipo de ratán, y era raro de encontrar. La planta era tan delgada como palillos y tenía patrones de escamas creciendo en ella. Era increíblemente dura y no se rompió cuando Luo Yuan la tiró con mucha fuerza. Seguramente podría soportar todo el peso de un cuerpo humano.

Luo Yuan recogió algo de ratán y las cortó usando su Zhanmadao antes de atarlas para formar una cuerda de unos 10 metros de largo. Luo Yuan comprobó la cuerda y decidió hacer otro nudo en el eslabón más débil antes de tirar de nuevo para verificar la seguridad. Luego ató un extremo a una roca y arrojó el otro extremo hacia la carretera.

“Bajen por la cuerda y tengan cuidado.” Dijo Luo Yuan.

Los niños cayeron primero. Fueron atados a la cuerda y descendieron lentamente hacia Luo Yuan. Entonces, Huang Jiahui y las otras mujeres bajaron. Fueron seguidos por Huo Dong y el resto. Los últimos en bajar fueron los soldados.

Luo Yuan contó en secreto el tiempo necesario para completar todo el proceso. Comenzó a contar desde el momento en que Huang Jiahui se agarró a la cuerda hasta el segundo que aterrizó Chen Xianfeng. Tardaron media hora para completar el descenso. Sin embargo, los soldados tenían más personas. La mayoría de ellos ya estaban débiles, y algunos de ellos aún estaban heridos, pero eran más rápidos en su descenso; tomando menos de tres minutos. Eso enfatizaba la diferencia entre los soldados altamente disciplinados y el grupo de aficionados de Luo Yuan.

Independientemente de sus habilidades, no tenían rival ni en disciplina ni en obediencia. A medida que el físico de esos soldados mejorase, su poder de ataque que provendría de su entrenamiento aumentaría varios niveles. Sin embargo, Luo Yuan era solo un ciudadano común antes del apocalipsis. Formar un grupo nunca fue su intención. Solo quería salvar tantas vidas como pudiese. Era más práctico para él subir de nivel sus habilidades que esperar que el grupo aumentase sus poderes de ataque al ser disciplinados. Si el siguiente lugar al que iban era mejor, tal vez ya no tendrían que sufrir así.

Luo Yuan notó que el lagarto asomaba la cabeza para mirar hacia abajo. Instó rápidamente a todos a alejarse al ver que iba a saltar. El espacio se creó en un instante mientras todos se alejaban rápidamente. El grupo observó con miedo cómo el lagarto aterrizaba en el suelo con un fuerte golpe. Su gigantesco tamaño rompió el cemento y causó un temblor menor.

“Hermano Luo, ¿cómo lograste ponerle las manos a esa mascota? Es posible que desee tener una también en el futuro.” Zhou Yicheng preguntó con asombro. Si los militares pudiesen tener un ejército de bestias de guerra, sin duda sería de gran ayuda en su situación actual.

“¡Desafíalo y gánale!” Luo Yuan se volteó hacia él y dijo. Luego continuó: “Las bestias inteligentes temen a la muerte. Sin embargo, también pueden criarlas desde jovenes. Lo mejor serían las bestias mutadas que evolucionaban de los perros ya que son inteligentes y leales. Supongo que los militares ya tienen perros entrenados. La experiencia en este asunto podría ser muy útil si evolucionan.”

Luo Yuan ya sabía lo que Zhou Yicheng estaba pensando; no planeaba mantenerlo en secreto ya que no había tal necesidad. Si el podía darse cuenta, el país también podría haberlo notado. Además, fue evidente cuando Zhou Yicheng se rió para encubrir los sentimientos expuestos por la mirada de Luo Yuan. Dijo: “Los caninos militares serían inútiles para mí. Si veo un perro, me gustaría comerlo, y los perros querrán morderme cada vez que me vean.”

“Es mejor no hablar de eso otra vez.” Pronunció Luo Yuan de repente.

“¿Por qué?” Preguntó Zhou Yicheng.

“Tenemos un perro aquí.” Respondió Luo Yuan.

Justo cuando terminó, ¡Lao Huang saltó hacia abajo! Miró sin querer a Zhou Yicheng y gruñó ferozmente.

“¿Consideras eso un perro?” Tartamudeó Zhou Yicheng, sus oídos estaban entumecidos por el fuerte gruñido.

La presión que provenía de tal bestia era intensa. En realidad, Lao Huang ya estaba lejos de ser un perro después de la mutación. En comparación con los perros, su boca y nariz eran mucho más anchas. Incluso la proporción de sus rasgos faciales se ajustó; sus miembros eran más grandes y fuertes, y su cuerpo musculoso y grueso no se parecía en nada al de un canino. Si todavía tuviese su pelaje ardiente, Lao Huang se vería más como un león que como un canino. ¡Un súper león, de hecho!

“Comandante del batallón, hay algo allí arriba.” Parecía que un soldado había descubierto algo. Zhou Yicheng corrió rápidamente, y Luo Yuan lo siguió.

Era la mitad del muelle de un puente, en los arbustos. La gente común probablemente no le prestaría mucha atención, pero varias pistas se podían ver en los ojos de un profesional. El soldado dijo rápidamente después de notar que todos se habían reunido, “Sospecho… sospecho que una bestia mutada hizo esto. Su cuerpo debe ser largo, como una serpiente.”

Luo Yuan observó cuidadosamente y tocó la superficie. Su expresión cambió, y se puso serio. La fuerza necesaria para romper un muelle de 2 metros de diámetro tendría que provenir de una bestia extraordinaria. Incluso el lagarto gigante podría tener que chocar contra el muelle varias veces para romperlo, y eso ya suponía que podría romper el muelle del puente en primer lugar.

Inmediatamente habló, “Averigüen si los otros muelles se han dañado de manera similar.”

Los soldados miraron a Zhou Yicheng y no se movieron. No querían molestar a su líder a pesar de que Luo Yuan era muy intimidante. Zhou Yiching les instó: “¡La orden del hermano Luo es mi orden, vayan ahora!”

Luo Yuan agitó sus manos como si no le molestaran cosas tan insignificantes como esa. Pronto, se encontraron nuevos muelles. Había 6 de ellos en el área. Excluyendo dos que se rompieron por la presión, el resto tenía patrones similares.

Luo Yuan vaciló por un momento, pero decidió seguir avanzando. El segundo muelle del puente colapsado estaba a solo unos cientos de metros de distancia; el grupo llegaría en minutos. Sus corazones se hundieron cuando notaron el mismo patrón que encontraron previamente en los muelles.

No se molestó en comprobar más ya que se estaba familiarizando con lo que había sucedido. Estaba casi seguro de que todos fueron destruidos por la misma bestia. Tuvieron la suerte de no haber encontrado ningún peligro en el camino, ni siquiera apareció una bestia azul o azul claro. Parece que todas las bestias mutadas en la región habían huido hace mucho tiempo.

Eso solo hizo a Luo Yuan más cauteloso; su corazón latía más rápido a medida que se acercaban al último abismo. Justo en ese momento, el lagarto gigante negó con la cabeza, y sus pasos se volvieron vacilantes; Lao Huang incluso dio unos pasos hacia atrás, haciendo aullidos amenazantes.

Luo Yuan inmediatamente sentí al lagarto y todos se calmaron.

El peligro inminente tenía a todos en alerta. Huo Dong y los demás ya no eran los novatos que habían sido. Se prepararon para la batalla con armas en sus manos a pesar del miedo en sus corazones. Incluso Zhao Yali estaba sosteniendo su pistola

Después de una larga espera, nada parecía suceder.

“Hermano Luo, ¿por qué no ha aparecido todavía?” Wang Shishi no pudo evitar preguntar en voz baja después de esperar más de 10 minutos.

“No desvíes tu atención.” Luo Yuan la miró y le dijo: “Quédate aquí y mantén los ojos bien abiertos. Iré a verificar.”

Corrió y desapareció antes de que Huang Jiahui pudiese detenerlo.

A los pocos minutos, regresó con algo que parecía una bestia mutante inusualmente larga en sus manos. Tenía alrededor de un metro de ancho, mientras que su longitud no podía ser estimada ya que no podían verlo claramente con los arbustos bloqueando su vista. Todos quedaron impactados por lo que vieron. Los niños se paralizaron de miedo, pero cuando observaron cuidadosamente, solo se trataba de la piel.

Luo Yuan arrojó la piel al suelo, era extremadamente liviana. El lagarto dio un paso atrás al principio, pero se acercó a olerla; su garra delantera avanzó para pisotearla. Luo Yuan rápidamente lo detuvo después de que notó cómo estaba estropeando la piel.

“Hermano Luo, ¿podrían esas marcas ser debidas a la criatura que dejó esa piel atrás?” Cao Lin no se atrevió a acercarse. Incluso si solo era piel, emanaba un aura que causaba miedo y frenesí en su corazón.

“Debe ser. De lo contrario, no habría roto tantos muelles. Esta bestia era probablemente una serpiente; habría sido un jiao en la antigüedad.” Huo Dong también se estremeció, acercándose para ver de cerca, pero rápidamente retrocedió ya que pensó que la piel de serpiente cobró vida. Él dijo: “Oh, es espeluznante, se ve exactamente como un ser vivo.”
(N/T: Jiao: Dragón de la Inundación)

Huo Dong tenía razón; eso era un jiao. Los jiao eran criaturas que provenían de mitos; los chinos lo relacionaban con un dragón cada vez que se mencionaba. La palabra apareció en la antigüedad, pero era un híbrido de dragón serpiente; no obstante era una serpiente.

Esta vez, era un Jiao. El nombre era [Jiao Cabeza de Tigre]

[Piel de jiao cabeza de tigre]

[Rareza: verde claro]

[Peso: 30 kg]

[Atributo: ninguno]

[Habilidades adicionales: Débil Aura de Dragón, Desplazamiento de fuerza]

[Observaciones: El Jiao Cabeza de Tigre es una bestia natural en tierra en la parte superior de la cadena alimenticia. Incluso su piel mudada emite una débil aura de dragón para proclamar su poder. Cualquier ataque que aterrice se debilitará tres veces debido a la capacidad de desplazamiento de fuerza de la piel]

EOT – Capítulo 173

Capítulo 173: Salida

“He traído armas de fuego y ropa nueva, las distribuyo más tarde.” Le dijo Luo Yuan a Zhou Yicheng. Este último acordó instantáneamente y se volteó para ir hacia las armas.

“Espera … ¿Cómo está la recuperación de tus miembros heridos?” Luo Yuan lo detuvo.

“Están mucho mejor ahora. La mayoría de sus heridas ya han formado costras. Estarán bien siempre y cuando sus heridas no entren en contacto con el agua.” Respondió Zhou Yicheng después de pensar.

“Me temo que va a llover hoy.” Luo Yuan negó con la cabeza en respuesta.

“Solo puedo esperar que salgan adelante.” Zhou Yicheng respondió y continuó. “El tiempo no espera a ningún hombre.”

Luo Yuan no dijo nada cuando, en realidad, tenía una mejor solución para sus heridas: absorción de vida usando su Zhanmadao. Era bastante inútil en las batallas, pero se podía ver un efecto inmediato en ese tipo de heridas externas si sostenían su arma. Sin embargo, ese era uno de sus secretos y los soldados no estaban predestinados a estar de su lado todavía. Además, tendrían que separarse cuando finalmente llegaran a la base militar.

Una espada excelente, especialmente una que pudiera cortar el acero como el suelo y con poderes mágicos, estimularía la codicia. Además, las cosas cambiarían entonces. Estarían de su lado ya que tenían un favor que pedir. No importa qué tan fuerte fuese, estaría indefenso en tales circunstancias.

No era que no estuviese dispuesto a deshacerse de su arma, pero como espadachín, el Zhanmadao ya era parte de él. Conocía todos los secretos del Zhanmadao y la espada era similar a una extensión de su brazo bajo la inmersión de su Voluntad. Sería peligroso para él perder al Zhanmadao en el Apocalipsis ya que sus capacidades también se verían obstaculizadas. Luo Yuan suspiró al saber que tenía que actuar en consecuencia.

Salió a ver a Lao Huang. En comparación con ayer, su recuperación era notable. Las costras estaban saliendo para revelar la piel fresca, y estaba caminando por lo que al menos no habría problemas para caminar más tarde. Las comidas ya habían sido preparadas cuando Luo Yuan regresó.

Estaban a punto de partir después de un bocado rápido, pero unos niños aparecieron repentinamente en la entrada. Eran tres niños huesudos, muy similares a los refugiados africanos que se ven en la televisión, con las mejillas hundidas y los ojos hundidos. Los más grandes aparentaban alrededor de 13 mientras que el más joven parecía tener 11 o 12 años. Su piel estaba cubierta de polvo, pero se podía ver que no tenían heridas. Miraron a todos tímidamente, la más pequeña incluso se aferró a uno de los niños mayores. Sus ojos permanecían entrecerrados mientras las lágrimas rodaban por sus caras. Sus rastros de lágrimas eran muy evidentes en sus caras sucias.

“¿Quién eres tú y por qué estás aquí?” Preguntó Wang Shishi con tono mandón al ver que eran niños.

“Alguien… alguien me pidió que viniera aquí.” El más alto, que también era el más atrevido, forzó las palabras: “Dijeron que podíamos encontrar comida aquí.”

Luo Yuan tenía una buena idea de dónde después de eso. Hizo una señal a Wang Shishi para que dejara de hacer preguntas y en su lugar les preguntó a los niños: “¿Por qué solo hay tres de ustedes? ¿Dónde está el resto?”

“Ellos no quieren venir. Esas personas solo nos enviaron. La otra opción era morir de hambre.” El chico se endureció y dijo con odio evidente en sus ojos.

Luo Yuan suspiró para sus adentros. Parecía que esas personas tenían poca comida restante; correr a estos niños huérfanos tendría que ser el último recurso para ahorrar algo de comida.

“¡Esos bastardos!” Murmuró Huang Jiahui. “Vengan acá. ¿Cuáles son sus nombres?”

“Soy Deng Wei, gracias hermana mayor.” Dijo dulcemente el chico que habló antes.

“Soy Chong Chuqiang, gracias también hermana mayor.”

“Chen… Chen Jiayi, gracias.” La niña que tenía la cabeza baja todo el tiempo levantó la cabeza brevemente antes de bajarla de nuevo.

“Shishi, tráeles algo de comer.” Luo Yuan sabía que Wang Shishi tenía el hábito de comer bocadillos y siempre guardaba algo en su bolsa. Su boca nunca dejaba de masticar cuando no tenían nada que hacer.

“Está bien.” Wang Shishi tarareó en respuesta y abrió su bolsa para pasar un poco de carne seca del tamaño de huevos de gallina. “Esta carne es muy dura, y solo puedes comerla partiéndola en trozos pequeños.”

Nadie apreciaba su amistoso recordatorio ya que todos estaban hambrientos. Los niños rápidamente masticaron a los jerkies una vez que pusieron sus manos sobre ellos y luego se tragaron la carne entera cuando se dieron cuenta de que no podían masticarlos. Casi se ahogaron a sí mismos.

“¡Bien, vamos!” Dijo Luo Yuan y miró la hora. Luego silbó.

El lagarto gigante apareció frente a todos en un instante, asustando a los niños por un momento. El más alto, Deng Wei, estuvo a punto de perder el equilibrio mientras que la niña más pequeña estuvo a punto de llorar otra vez, pero se contuvo, agarrándose a Chong Chuqiang que estaba a su lado.

Huang Jiahui notó su reacción y fue a consolarlos “No tengan miedo. Ese lagarto es nuestra mascota.”

“No… ¿no se comerá a la gente?” Preguntó Deng Wei tartamudeando.

“Hmph, el lagarto gigante es muy amigable. Nunca se come a la gente. Vamos a montar sobre su espalda más tarde.” Wang Shishi se jactó cuando los vio asustados.

“¿En… en su espalda?” Preguntó Deng Wei, mientras estaba a punto de llorar. Él continuó “¿Tengo que montarlo?”

“Por supuesto. A menos que puedas correr más rápido que el lagarto.” Wang Shishi hizo un puchero. Esos niños eran tímidos. Habían estado viviendo en el oscuro supermercado todo el tiempo y probablemente nunca habían visto ni siquiera el nivel más bajo de bestias mutadas, así que tenía sentido que sintieran como si estuvieran en el infierno cuando se enfrentaron a tal situación. Sin embargo, ese no fue el final. Pasaron por el terror otra vez cuando Chen Xianfeng regresó. Después de un tiempo, los niños finalmente se recuperaron un poco del trauma cuando Huo Dong los arrastró a la espalda del lagarto. Esa escena probablemente estaría grabada en sus mentes hasta el día de su muerte.

El equipo finalmente se fue. la espalda del lagarto estaba un poco abarrotada con más de 20 personas en ella. Uno podría deslizarse fácilmente si no tuviese cuidado. Debido a que Lao Huang aún estaba bastante débil, Luo Yuan hizo que el lagarto caminara a paso lento.

Una hora más tarde, la lluvia comenzó a gotear sobre ellos. El grupo estaba preparado para eso, así que avanzaron sin detenerse. Cuanto más se alejaban de la ciudad de Jiaping, más difícil era caminar por las carreteras, ya que la mayoría de las carreteras ya formaban parte del bosque.

La caminata solo mejoró cuando llegaron a la carretera cerca del mediodía. En medio del viaje, otra oleada de criaturas voladoras que escapaban pasó volando, despertando el miedo en sus corazones, pero también infundiendo un sentido de urgencia en todos. Ya no podían pensar en el almuerzo con la prisa en la que estaban, pero se vieron obligados a detenerse menos de una hora después.

El frente a ellos estaba roto. La carretera se había derrumbado y el daño era de varios cientos de metros de largo. Nada se podía ver más allá debido a la visión limitada que tenían debido de la lluvia. Sin embargo, todos esperaban que probablemente sería peor o incluso lo mismo.

Luo Yuan analizó la situación y luego instruyó a su equipo: “Descansemos en la fortificación que tenemos enfrente. Nos vamos después de comer”

La lluvia no se detuvo y, por lo que parecía, solo se volvería más pesada. El agua ya se había filtrado en la fortificación y las camas de madera estaban húmedas.  Después de algunas búsquedas, Huo Dong encontró el mango de un trapeador de madera podrido para iniciar un incendio.

Luo Yuan salió y regresó con dos bestias de bajo nivel. Las mujeres las prepararon para cocinar y las arrojaron a la olla. El fuego bailó por el fuerte viento mientras los tres niños se inclinaban lo más cerca posible del fuego, pero eso no pudo evitar que temblaran de frío. Siendo corteses, no hicieron ningún ruido.

Huang Jiahui les acarició la cabeza y se dio cuenta de que tenían fiebre. Sus cuerpos eran más débiles que los de la gente común debido a la desnutrición y sería una sorpresa si no enfermasen por estar bajo la lluvia.

Huang Jiahui le hizo una seña a Luo Yuan y él asintió.

Luego sacó un cubo de comida de su bolso y cortó una quinta parte de él en la olla después de pensarlo dos veces. Un momento después, el fuerte aroma impregnó nuevamente el aire meintras los soldados volvieron a sentirse atraídos por la olla. Zhou Yicheng y su batallón sabían que algo era raro sobre el cubo de comida, pero no lo mencionaron.

Luo Yuan revisó el mapa y suspiró de nuevo. No había una ruta mejor que aquella en la que estaban. Otras rutas como la carretera estatal eran probablemente un bosque cubierto con plantas mutadas. Después del almuerzo, los tres niños se veían mucho mejor con la disminución de la fiebre. De hecho, parecían bastante animados, probablemente por el cubo de comida.

Luo Yuan decidió que deberían irse inmediatamente al ver que todos se habían recuperado.

Pronto, el área colapsada estaba a 6 o 7 metros de distancia con arbustos densos debajo de ella. Desde arriba, aún se podían ver piezas de cemento y de acero oxidado. Esas eran señales de que el colapso ocurrió recientemente y ciertamente no era una buena noticia.

Significaba que, si la caída no era de causas naturales, la verdadera causa no estaría lejos de ellos. Miró hacia abajo y saltó después de una breve vacilación. Él había estado preparado para el peligro cuando partieron y no había otra opción ahora de todos modos. Era simple; si no avanzaban, morirían.

EOT – Capítulo 172

Capítulo 172: Deterioro

Cuando Luo Yuan y Zhao Yali volvieron, el resto ya se estaba preparando para dormir. Todavía tenían tres tiendas de campaña adicionales después de dar dos a los soldados que eran más que suficientes para acomodar al grupo de 8.

Chen Xianfeng fue excluido, desafortunadamente, ya que no podía caber en ninguna carpa.

Antes de dormir, Luo Yuan fue a la esquina con los cubos de comida y se quedó allí reflexionando durante un largo tiempo. Finalmente, llevó casi todos los cubos afuera, dejando solo tres detrás. Bajo la luz de la luna, vio a Lao Huang acurrucado. Incluso después de tres días, su capa de pelaje todavía era muy delgada. Todavía tenía algunas heridas obvias, pero ya no era la demacrada apariencia que solía ser.

Al escuchar los pasos de Luo Yuan, los músculos tensos de Lao Huang se relajaron lentamente. Levantó sus párpados para revelar un par de ojos brillantes, pero luego los cerró lentamente de nuevo. Parecía un viejo perro moribundo. Luo Yuan fue hacia él y abrió el paquete que contenía los cubos de comida. Justo cuando el olor flotó cerca de él, sus ojos volvieron a abrirse como un par de brillantes bombillas. Luchó por pararse, pero su cola rota se sacudió de alegría. Luo Yuan rió levemente y pensó: “Ni siquiera la mutación podría cambiar el comportamiento de un perro.”

Arrojó diez cubos a Lao Huang, y le dolió el corazón por la cantidad que invirtió, ya que la energía de un cubo de comida era suficiente para mantener a todos en el grupo aparte de Luo Yuan y Chen Xianfeng (así como los soldados) durante todo un día. Además de eso, las altas cantidades de energía activa que contenía eran altamente nutritivas y podían estimular a cualquier criatura viviente.

Aparte del primer día en que Lao Huang inconscientemente devoró tantos cubos de comida, solo comió tres en los últimos dos días. Luo Yuan esperaba poder ayudar a Lao Huang a recuperarse. Rápidamente se comió los cubos junto con la arena y las piedras que los rodeaban. Luego giró hacia otra dirección y notó que el lagarto y Lao Huang no se quedaban en la misma área ya que las criaturas mutadas eran mucho más territoriales en comparación con los humanos. Las dos bestias estaban al menos a un kilómetro de distancia.

Cuando regresó, el paquete que trajo con él estaba vacío. La luna estaba cubierta por las nubes esa noche, dejando un débil resplandor. Luo Yuan miró al cielo y olfateó el aire. El nivel de humedad era extraordinariamente alto esta noche. Estaba preocupado de que el clima pudiese ser malo al día siguiente. La lluvia no solo los desaceleraría, sino que también bajaría su estado de animo. Causaría problemas innecesarios y el peligro generalmente seguiría. Sería incluso peor si fuera tormentoso ya que tenían que atravesar el bosque. Luo Yuan no tenía otro recurso y solo podía actuar en consecuencia.

Su viaje podría demorarse si fuese tormentoso mañana. Frunció el ceño y suspiró al pensar en esto.

Al entrar en la estación de metro, Luo Yuan pisó intencionalmente el suelo un poco más para notificar silenciosamente a todos que había regresado. Sabía que muchos de ellos no podían dormir pacíficamente sin él. No solo los que están cerca de él, Huo Dong y el resto también. El nivel de alerta en cada sobreviviente era inimaginable. Todos los sentidos fueron mejorados por la situación.

Luo Yuan se sentó a meditar solo en la entrada de la estación de metro como de costumbre. Si dormía cerca de los demás con sus condiciones actuales, todos habrían sido atormentados por pesadillas. Si apenas podía controlar su aura cuando estaba despierto, ciertamente no podía hacer nada al respecto cuando estaba dormido. Un ligero cambio en su estado de ánimo podría cambiar su aura por completo, especialmente si tenía sueños. Sería peor si fueran pesadillas. Todo eso era porque Luo Yuan aún no podía controlar completamente su fuerza después de las recientes subidas de niveles que experimentó.

El aura era de hecho mística, pero de lo que estaba hecha no era otra cosa que la fuerte Voluntad y la intención: la voluntad era la fuerza, mientras que a la intención se le exigía que apoyara esa fuerza. Aquellos con Voluntad débil aún se verían inferiores cuando estuvieran frente a alguien más fuerte, pero aquellos con Voluntad fuerte crearían un campo de presión alrededor de ellos incluso si permanecieran completamente quietos. Por lo tanto, controlar la Voluntad de uno significaba controlar su aura y la meditación era el mejor método que Luo Yuan podía pensar para lograr eso. Por supuesto, sin las habilidades necesarias para controlarlo, su aura no sería refinada, y su agresividad sería solo para mostrar haciendo de sus habilidades con la espada la cura perfecta para refinar su aura.

La noche transcurrió serenamente y al día siguiente, Luo Yuan, que estaba medio dormido en su estado de meditación, abrió los ojos sintiendo palpitaciones. Los alrededores estaban en silencio y solo se podían escuchar insectos. El cielo aún tenía que iluminarse, ya que eran solo las 4 a.m. La noche había sido inesperadamente húmeda, y su cabello estaba mojado. Se secó la cara de la humedad y miró al cielo. Las nubes sombrías presentes eran un signo de lluvia intensa.

Se levantó y enderezó sus piernas ligeramente entumecidas. Luego procedió a caminar hacia un edificio cercano con su Zhanmadao. Se pudo ver que el edificio era una torre de oficinas de alta categoría antes del apocalípsis ya que todavía tenía 12 pisos de altura cuando una parte ya se había derrumbado. Esa era la posición más alta alrededor.

Sin embargo, el interior del edificio estaba severamente dañado, con una gran parte del cemento junto con algunas vigas de acero retorcidas visiblemente asomándose. Todo esto no impidió la entrada de Luo Yuan. Donde no había escaleras, saltó; donde no había piso, corría a lo largo de la pared. Usando vigas de acero y partes rotas del edificio, atravesó todo el edificio rápidamente.

Su Destreza de 14 puntos le permitía tratar el edificio como un parque de juegos, con movimientos que excedían la agilidad de un mono y era más suave que un gato. Menos de 2 minutos después, ya estaba en la parte superior del edificio mirando hacia el horizonte. El cielo todavía estaba oscuro, incluso con la visión de Luo Yuan, no podía ver mucho en la distancia. Esperó pacientemente a que saliera el sol, pero aún no podía ver nada inusual, lo que le hizo cuestionarse sobre las palpitaciones de antes.

Luo Yuan regresó sin una respuesta. Cuando regresó, todos los demás, excepto los soldados que aún dormían profundamente, ya estaban despiertos y empacaban sus cosas.

“¿Deberíamos despertarlos?” Preguntó Huang Jiahui.

Luo Yuan miró la hora y dijo: “Son solo las 5 a.m. Nos iremos a las 7. Déjenlos dormir por una hora más.”

“¿Qué pasa con tu cuello?” Preguntó Luo Yuan una vez que notó una hinchazón pálida en el cuello cuando Huang Jiahui se giró.

“No quería mencionarlo. El agua parecía filtrarse aquí. La tienda estaba mojada cuando me desperté.” dijo Huang Jiahui mientras fruncía el ceño mientras tocaba su cuello.

“¿Dónde? Déjame echar un vistazo.” Dijo Luo Yuan rápidamente.

La carpa ya estaba empacada, por lo que Luo Yuan fue a donde Huang Jiahui había montado su tienda de campaña la noche anterior, y sin tener que mirar de cerca, pudo ver que el área ya estaba empapada con un charco de agua. Tal vez el suelo estaba agrietado, por lo que el agua se filtró a través de allí ya que los otros puntos estaban secos.

Probó un poco del agua con su dedo índice. ¡Era agua de mar! Se dio cuenta de que sus suposiciones anteriores estaban equivocadas. Algunos de los terrenos más bajos ya se veían afectados por la marea alta. Si fuera el pico de la temporada de inundaciones, la marea ya habría engullido a toda la provincia de Jiangnan. El tiempo que tomaría para que esto suceda no sería largo. El mejor escenario posible sería medio mes, y si fuese el peor de los casos, podrían ser solo unos pocos días.

Luego vino Huo Dong… su voz estaba llena de miedo y desesperanza, “Jefe Luo, ven rápido. ¡Mira lo que hay afuera!” ¡El corazón de Luo Yuan casi se vuelca! Rápidamente salió con su Zhanmadao con el resto del grupo detrás de él. Inconscientemente tomó una respiración profunda cuando miró hacia arriba. Desde donde estaba parado, parecía que incontables puntos negros cubrían el cielo y formaban una losa negra que volaba desde el otro extremo. Cubría casi la mitad de los cielos de arriba.

La gran cantidad de los muchos puntos le causaba entumecimiento en la cabeza. Esas eran criaturas voladoras, y ni siquiera eran de la misma raza o especie. Había aves, insectos e incluso bestias que mutaron con alas. Algunos de ellos probablemente eran presa de otros, pero en este momento, todos volaban en la misma dirección. El volumen de sus fuertes chirridos se hizo más fuerte a medida que se acercaban al lugar donde Luo Yuan y su equipo se habían reunido. Esos ruidos fueron apagados, sonando como si estuvieran llorando ruidosamente.

Estaban huyendo.

Media hora más tarde, los puntos negros en el cielo pasaron por la estación del metro, dejando un piso lleno de heces que molestaron a muchas personas. Luo Yuan dijo sombríamente: “No podemos esperar más. Despierta a todos, nos vamos inmediatamente después de comer.” Si el área de enfrente se inundó, este vuelo de criaturas en fuga podría muy bien ser solo la primera ola a juzgar por su velocidad. Significaba que Luo Yuan y todo su equipo tendrían que enfrentar la próxima ola de bestias. Tenían que irse lo más pronto posible o enfrentar la muerte.

Todos los soldados fueron llamados. La mayor parte de su energía se restauró ahora que habían dormido durante más de 10 horas. Se veían mucho mejor que el día anterior, con el color volviendo a sus rostros. Para ahorrar tiempo y acelerar su viaje, Luo Yuan reunió a todos y les informó sobre su análisis, así como la brutal verdad que tenían que enfrentar. Las expresiones de todos cambiaron mientras lo escuchaban atentamente.

EOT – Capítulo 171

Capítulo 171: Resuelto

Luo Yuan sinceramente creyó que ya estaban en el infierno, pero la verdad es que lo que se puso ante sus ojos resultó ser mucho peor. No podía imaginar cómo sería el futuro al mirar a lo lejos. Con la línea costera hacia el interior, numerosas bases de supervivientes construidas alrededor de la zona costera quedarían sumergidas en el agua, lo que provocaría la muerte inevitable de sus ocupantes. Comprendió que, mucho más, el entorno de vida de la humanidad empeoraría de aquí en adelante.

Volvió a la fortificación con tristeza en sus pensamientos, colapsando en una esquina con algo de fuerza. Parecía perdido en sus pensamientos, pero su mente estaba vacía. Luo Yuan levantó la vista y notó que el cielo se había oscurecido. Se liberó de su trance y rápidamente trató de pensar qué hacer a continuación.

“No podemos esperar más. Tenemos que irnos de aquí lo antes posible. Probablemente tengamos que partir a primera hora mañana por la mañana.”

Por alguna razón, tuvo la premonición de que el lugar se volvería inmensamente peligroso si no se iban pronto. Se levantó y buscó las armas de fuego requeridas. Luo Yuan recuperó dos rifles de francotirador, 18 rifles, junto con algunas cajas de granadas y balas. Incluso encontró una docena de trajes de combate en el armario. Los uniformes de los soldados estaban desgarrados y desgastados, por lo que eran muy útiles.

Con un silbido, el lagarto se acercó a él en la entrada con aspecto preocupado. Estaba gruñendo continuamente. Luo Yuan lo consoló y salió a cortar un ratán. Quitando la corteza para hacer unas cuerdas fuertes, ató las pocas cajas en un paquete y las colgó en la espalda del lagarto.

Cuando Luo Yuan se subió al lagarto, corrió como una presa huyendo antes de que su dueño incluso diese una orden. Bajo el sol poniente, Luo Yuan se volteó y miró hacia el puente marino dañado, pensando que esa era probablemente la última vez que lo vería.

Sin embargo, de repente detuvo a el lagarto cuando pasaron por una de las calles. Él saltó y fue al lado de un edificio. Alejando algo de ratán reveló una gran roca. Por supuesto, era fácil para él mover la roca, por lo que la empujó para entrar en un agujero de aproximadamente un metro de alto. El edificio era un supermercado, al que había ido unos días antes y que todavía tenía un grupo de sobrevivientes. Ahora que la bahía ya no existía, Luo Yuan se sintió obligado a notificarlos como un compañero sobreviviente. Esa acción era moralidad básica: el valor que Luo Yuan tenía cerca de su corazón.

Dependía de ellos si elegían escuchar o no. Luo Yuan ya no se vio afectado por la vida y la muerte después de haber pasado tanto. Rápidamente llegó al cuarto piso donde los sobrevivientes se estaban escondiendo. La puerta de acero que Luo Yuan había dañado anteriormente ya había sido reemplazada por una nueva.

Llamó a la puerta y preguntó: “¿Hay alguien aquí?”

Su voz resonó en el tranquilo y vacío supermercado.

“No se pongan nerviosos, si reconocen mi voz, vine hace unos días.” Continuó Luo Yuan.

Después de lo que pareció unos 10 largos segundos, finalmente hubo una respuesta.

“Maldita sea, cállate. ¿Qué deseas? ¿No has tomado suficiente? ¡No tenemos nada más!” Dijo una persona con voz contenida, su tono mezclado con ira y ansiedad. El hombre continuó “¡Eres demasiado ruidoso! ¡Nos causarás problemas! ¡Todos morirán por tu culpa!”

“¡No hables con él! Él es mala suerte. Si él no hubiese venido el otro día, Xiaofeng no habría muerto. ¡Si se atreve a entrar, lucharemos contra él!” Otra persona habló con agitación, seguida de ruidos de conmoción del resto.

“¡Ese era él buscando la muerte! Actuando audazmente y queriendo salir a echar un vistazo. ¡Mira lo que sucedió!” Dijo otra persona.

“¡Todavía es su culpa! Si él no hubiese entrado, ¿Xiaofeng saldría pensando que ya era seguro? ¡Todo es su culpa!” Dijo otra voz áspera.

“¡Tranquilo! ¡Tranquilo! ¿Van a parar ustedes solo cuando venga el diablo?” Otra persona respondió.

Una discusión estalló en el interior. Nadie sabía que era seguro ahora, pero incluso si lo supieran, probablemente no saldrían. El miedo a la muerte les había hecho preferir la tienda oscura y la comida en mal estado en lugar de salir y buscarse a sí mismos.

Luo Yuan luego se mostró un poco vacilante, sin estar seguro de sí debería contarles la brutal verdad. Tal vez la ignorancia era felicidad, y ellos ya sabían que no podían mantenerse con vida por mucho tiempo y se mentían a sí mismos, ya que tener suficiente comida ya era un problema.

Después de muchas dudas, Luo Yuan no dejó salir al gato de la bolsa. Simplemente se sacudió y les advirtió que se estaba volviendo más peligroso afuera. También agregó que se iría mañana y que, si alguien quería seguirlo, podrían encontrarlo en la estación de metro de Lanting a las 7 am.

Luo Yuan luego se elevó sobre la espalda del lagarto una vez más y suspiró. No estaba seguro del número de personas que vendrían, pero estaba casi seguro de que la mayor posibilidad era que no apareciera nadie.

“¿Por qué no ha regresado todavía?” Huang Jiahui estaba ansiosa.

Miró su reloj, ¡y ya eran las 5 p.m. Luo Yuan había salido desde el mediodía. Ella siguió tratando de evitar pensar que algo malo podría haberle sucedido a Luo Yuan. Se convenció a sí misma de que él estaría bien, ya que no había muchas bestias en la ciudad de Jiaping y Luo Yuan era muy bueno para protegerse.

“Debería regresar en cualquier momento… quizás se retrasó por algo.” Wang Xiaguang consoló a Huang Jiahui a pesar de que parecía igualmente ansiosa.

“¿Debería ir a buscarlo?” Preguntó Wang Shishi.

Huang Jiahui vaciló y negó con la cabeza “No importa, ya casi es de noche.”

Zhao Yali no habló, pero sus manos tenían un agarre de hierro en su ropa.

Los soldados seguían durmiendo profundamente con fuertes ronquidos que se repetían. Probablemente no pudiesen despertarse hasta el día siguiente. El agotamiento físico y mental que soportaron requería largas horas de sueño para superar.

El cielo se oscurecía progresivamente, y pronto se tornó negro, aparte de la luz del fuego en la estación del metro.

“¿Por qué no comemos primero?” Preguntó Lin Xiaoji mientras acariciaba su estómago ya gruñendo. Su comida había estado lista desde hacía un tiempo, y el rico colágeno de la carne mutada se coagularía rápidamente y sería difícil de masticar sin dientes sanos y fuertes.

“Si te mueres de hambre, come primero. Esperaremos.” Huang Jiahui habló en voz baja.

“Entonces olvídalo.” Dijo Lin Xiaoji. No tenía agallas para comer solo, a pesar de que ya le habían dado permiso.

El tiempo pasó lentamente, y finalmente, fuertes pasos se escucharon débilmente en la distancia. El sonido se hizo más claro cuando el suelo tembló y luego se detuvo cuando estaba cerca.

Huang Jiahui dejó escapar un suspiro de alivio y se levantó.

“Son los pasos del lagarto. ¡El hermano Luo ha vuelto!” Dijo Wang Shishi.

“Voy a recalentar los platos.” Dijo Cao Lin con alegría.

Justo cuando terminaba de hablar, Luo Yuan ya había aparecido en la estación de metro.

“¿Por qué llegas tan tarde?” Reprendió Huang Jiahui.

“Aparecieron algunas cosas.” Luo Yuan respondió apresuradamente y habló con Huo Dong y Lin Xiaoji: “No coman todavía, muevan las armas de fuego desde la entrada a aquí primero.”

Huang Jiahui seguía siendo el que lo entendía mejor y, como de costumbre, entendió de inmediato: “¿Qué pasa?”

“El puente marítimo… El nivel del agua ha subido mucho. No sé la situación real, pero no tengo una buena sensación al respecto. No podemos quedarnos aquí más. Salimos hacia Hucheng mañana.” Dijo Luo Yuan.

“¿No será demasiado apresurado? Lao Huang no se ha recuperado.” Wang Xiaguang habló mirando a la preocupado Zhao Yali.

“Me preocupa que sea demasiado tarde si no nos vamos mañana.” Luo Yuan suspiró en respuesta.

Todos estaban alarmados por esta información. Las cosas deben haber sido severas a juzgar por las expresiones y palabras de Luo Yuan.

Luo Yuan miró a Zhao Yali que parecía vacilante para hablar. Él le dijo suavemente “No tienes que preocuparte por Lao Huang. Voy a darle de comer cubos de comida esta noche, y debería poder caminar mañana.”

La cena fue tranquila, con pensamientos diferentes recorriendo la mente de todos.

La comodidad que experimentaron en los últimos tres días había limpiado sus sangrientos y crueles recuerdos. Pensar en tener que enfrentar nuevos desafíos y poner sus vidas en juego una vez más hizo que todos se sintieran particularmente azules.

Zhao Yali limpió los utensilios en silencio después de la comida. Ella se había estado manteniendo aparte de hablar ocasionalmente con Wang Xiaguang. Ella se sentía fuera de lugar aquí. Luo Yuan observó sus movimientos, y su familiaridad trajo recuerdos de cuando alquilaron una casa juntos antes de que sucediera el apocalipsis.

Ella era la prometida de otra persona entonces. Cada vez que limpiaba la mesa durante el verano, su exposición involuntaria de su piel clara haría que el corazón de Luo Yuan latiera más rápido. La gente pensaba que era demasiado delicada, pero solo era tímida. Ella podía limpiar la casa a un estado brillante cada día y hacer comidas deliciosas, dominando cada tarea de la casa a la perfección. Sin embargo, ella no estaba acostumbrada a sostener un cuchillo, y sus cortes a menudo arruinaban la carne mutada. Tampoco estaba acostumbrada a disparar pistolas, y sus agujeros de bala a menudo eran sangrientos y contundentes. Ella no era más que una mujer ordinaria que se tomaba todo lo que la vida le lanzaba con un toque de ingenuidad.

Luo Yuan suspiró y le pidió que saliera con él después de que ella terminara de limpiar la mesa. Zhao Yali vaciló antes de seguirlo. Su expresión se mantuvo fría y preguntó: “¿Qué quieres?” Desde el conflicto, Luo Yuan había sido frío y no había hablado con ella durante mucho tiempo. Eso le disgustaba, y ella estaba molesta por eso.

“Tengo algo que decirte.” Luo Yuan no sabía por dónde empezar. Pensó por un momento y dijo: “Dije que la marea ha subido en el puente marítimo en este momento, pero en realidad es mucho peor. El lugar ya se había convertido en un océano sin fronteras. No sé a dónde se habrá ido el grupo de sobrevivientes con el que estabas, pero por lo que parece, no creo que haya terminado bien para ellos.”

Zhao Yali se cubrió la boca en estado de shock. “Mis condolencias si hay alguien que conoces o alguien a quien eras cercana.” Luo Yuan la consoló. “No hay otro lugar adonde puedas ir ahora.” Añadió en voz baja en su corazón.

 

EOT – Capítulo 170

Capítulo 170: Nivel del Mar

Los soldados regresaron a regañadientes a donde habían estado sentados inicialmente después de haber sido reprendidos por Zhou Yicheng, pero sus ojos nunca abandonaron la gran olla.

Zhou Yicheng estaba bastante avergonzado y comentó en voz baja “Estos bribones …”

Luo Yuan se rió y dijo: “Parece que ustedes están muriendo de hambre, pero esperen un poco más. El arroz todavía no está listo. Además, todos ustedes pueden tomar este tiempo para arreglarse.”

Zhou Yicheng entendió rápidamente lo que Luo Yuan quiso decir con una rápida mirada a su apariencia, así como a sus compañeros. Parecían mendigos que se revolcaban en el barro. La peor parte es que todos llevaban un fuerte hedor con ellos. Incluso llegó al punto de que les resultaría difícil tragar si comieran con gente como ellos.

Los soldados abruptamente fueron a limpiarse con el agua caliente que se preparó.

En medio de la ducha, Chen Xianfeng regresó con dos pequeñas bestias y se quedó en una esquina. Estaba mirando todo con sus ojos altamente perceptivos. Nadie le prestó atención, a excepción de los soldados, ya que el resto estaba acostumbrado a él después de tantos días.

Volviendo a la comida… Luo Yuan dijo que había arroz, pero no granos de arroz o harina de trigo. Esos estaban agotados o extintos en esta época. El arroz al que se refería era un tipo de planta mutada. Nadie sabía lo que era, pero era redondo y del tamaño de pelotas de baloncesto que tenía un exterior tan duro como un caparazón junto con raíces gruesas. Sin embargo, ese era solo su estado de brote. Una vez crecido, el caparazón se agrietaría y se convertiría en un árbol pequeño de unos 5 metros de altura en una noche. Eso era el resultado de la supervivencia de los más aptos, el milagro de la evolución en una carrera para continuar el linaje de la planta en circunstancias difíciles.

Para que crezca en un árbol de 5 metros de altura durante la noche, la planta del tamaño de una pelota debe contener una cantidad significativa de almidón, vitaminas y minerales. Por eso pesaba casi 15 kilogramos a pesar de su tamaño. El descascarillado de la planta daría como resultado una bola que podría durar hasta 6 días para Luo Yuan y su grupo. Si se conservara adecuadamente, su frescura podría durar hasta una semana. Además, su textura no era tan mala. Era suave y pegajosa con una agradable fragancia. Luo Yuan había guardado varias de ellas una vez que descubrieron la planta. Lástima que la planta era escasa y difícil de encontrar, por lo que solo logró encontrar 12 de ellas después de una larga búsqueda.

El ‘arroz’ estaba listo muy pronto y los soldados devoraron la comida. Habían estado muriendo de hambre durante mucho tiempo. Luo Yuan sospechaba que los soldados habrían comido mucho más si no hubiese sido por la cantidad limitada de comida disponible. Ni un grano de arroz ni una gota de sopa quedaron después de unos pocos minutos. el apetito de los soldados heridos no se vio afectados por sus lesiones. Debido a eso, Luo Yuan solo logró obtener un pequeño tazón de arroz. Las mujeres se reían de su expresión completamente abatida.

Después de la comida, los soldados parecían que habían consumir drogas o alcohol. Habían consumido demasiada comida. Sus cuerpos estaban desnutridos y probablemente ya habrían renunciado a ellos si no fuera por su absoluta determinación. La comida mutada nutritiva que acababan de comer era similar a encontrarse con un oasis en el desierto.

Zhou Yicheng y sus camaradas no podían entender su somnolencia. Supusieron que estuvieron privados de sueño durante mucho tiempo y que ahora finalmente podían relajarse. En cuestión de minutos, sus cabezas estaban sobre la mesa, profundamente dormidos y roncando.

Mirando las incómodas posturas de los soldados, Luo Yuan hizo que los otros entregaran algunas de sus tiendas para permitirles a los soldados descansar mejor. Luego tomó un cubo de comida y salió de la estación de metro.

Un largo paseo y un pequeño temblor después, el lagarto gigante apareció frente a Luo Yuan.

El lagarto pareció desconcertarse cuando Luo Yuan arrojó su cubo de comida sobre el, pero rápidamente extendió su cuello y atrapó el cubo, tragando sin molestarse en masticarlo. Estaba muy emocionado de ver a Luo Yuan, y como de costumbre, acurrucó su cabeza en el pecho de Luo Yuan.

Luo Yuan sonrió y saltó sobre el lagarto. La criatura corrió a la distancia bajo su instrucción. El cubo de comida era precioso, pero el tiempo lo era aún más en este punto. El tiempo establecido para completar la misión era de una semana. No era exactamente un viaje largo, solo alrededor de 100 kilómetros, pero los soldados necesitaban recuperarse. ¡Sus dos bestias también! El lagarto gigante lo estaba haciendo mejor con al menos un 60% de sus habilidades ahora restauradas, pero Lao Huang aún estaba gravemente herido con una cojera severa. Además, los peligros impredecibles a lo largo del viaje podrían causar todo tipo de retrasos en la misión.

Cuanto más rápido se recuperasen sus mascotas, más fuerte sería su defensa durante la misión. Por lo tanto, este no era el momento de ser mezquino en los cubos de comida. La lealtad del lagarto gigante estaba ahora sobre la luna después de ser alimentado regularmente con cubos de comida por Luo Yuan. Aunque eso podría cambiar fácilmente en cualquier momento, era innegable que el lagarto se había vuelto más obediente.

¡El lagarto gigante corría y aullaba a través de la ciudad! Como ya no había ninguna amenaza aquí, instintivamente anunció su autoridad… ¡hasta que Luo Yuan lo abofeteó! El lagarto luego cerró tristemente la boca.

La fortificación en el puente del mar estaba a 30 o 40 kilómetros de la ciudad de Jiaping, pero ya estaba a la vista después de unos diez minutos de carrera sobre el lagarto. Luo Yuan de repente sintió que el lagarto disminuía la velocidad a medida que sus pasos se volvían más pesados. Inmediatamente, fue alertado.

Luo Yuan observó su entorno y notó el fuerte viento y la humedad salada en el aire. El suelo parecía húmedo con trazas de agua siendo vistas de vez en cuando.

“¿Charcos de agua?”

Luo Yuan estaba desconcertado ya que no había estado lloviendo.

Dio una palmada a el lagarto de nuevo, y se detuvo de inmediato. Luo Yuan saltó y estudió el suelo de cemento de cerca. La arena y las piedras estaban por todas partes, pero había una capa de partículas blancas grisáceas en su superficie.

“Es sal marina”. Pensó para sí mismo después de probar un poco.

Avanzó lentamente con una cara que se volvía cada vez más seria con el tiempo. Algunas criaturas con caparazón aparecieron más adelante. Había grandes como casas y pequeñas del tamaño de las uñas. Algunas con colores llamativos y otras eran simples. Algunas incluso eran aburridas como rocas. No solo estaban en la carretera, sino que también estaban en las tierras de cultivo y el bosque.

A medida que avanzaban, el número de criaturas que podía ver iba aumentando.

De repente, un sonido vino de la carretera

Cha Cha Cha.

Tres cangrejos de aspecto feroz, del tamaño de un tanque de agua, corrieron hacia Luo Yuan desde una esquina. Sin esperar a que Luo Yuan sacara su Zhanmadao, su lagarto gigante se adelantó y aterrizó frente a los cangrejos. Estos cangrejos parecían carentes de inteligencia ya que comenzaron a atacar sin siquiera analizar primero su entorno.

Con la boca bien abierta, el lagarto atrapó fácilmente uno de los cangrejos y lo aplastó con sus mandíbulas, tragándolo junto con su caparazón. Justo cuando los otros dos quisieron huir, el lagarto inmovilizó a uno con sus garras y lo aplastó. Usó su aliento de fuego para atacar al otro que estaba a punto de escapar.

¡Hong!

La llama tenía la forma de una nube de hongo e hizo un agujero en el suelo, quemando al cangrejo en cenizas. Aunque el lagarto lo había hecho bien, Luo Yuan frunció el ceño. Él prácticamente entendía el comportamiento del lagarto ahora que ambos habían pasado más tiempo juntos. Estaba bien si el lagarto atacaba a los tres cangrejos de nivel azul claro a azul con regularidad, pero arrojar fuego era su ataque menos utilizado debido a una gran cantidad de daño que tenía sobre sí mismo. Cada vez que usaba ese ataque, necesitaba unos días para recuperarse, por lo que rara vez se usaba a menos que enfrentaran a un gran enemigo.

El lagarto estaba actuando de manera extraña. Parecía bastante ansioso y demasiado agitado. La única explicación de ese comportamiento era que había algo más que causaba ansiedad a los lagartos. Luo Yuan golpeó la espalda del lagarto para consolarlo y lo dejó descansar.

El lagarto no se había recuperado de la batalla. Si hubiese un problema en este momento, sin duda sería un problema para ellos. Luo Yuan se quedó abajo y corrió hacia el frente. Sus acciones fueron ligeras y rápidas, y parecían tener ritmo, luciendo como un ágil leopardo.

Evitó muchas conchas que parecían inofensivas, así como algunas criaturas de aspecto extraño. Las criaturas que mudaban sus conchas ya no eran las cosas indefensas que eran pre-apocalipsis. Sus movimientos eran rápidos además de su fuerte defensa. Luchar contra ellos era difícil, especialmente cuando algunos incluso podían escupir ácido corrosivo.

Algunas conchas ocultan el peligro real debajo de ellas. Luo Yuan notó que una de las conchas estaba abierta y salió una colorida serpiente marina que era extremadamente venenosa. Afortunadamente, ellas no podrían causar mucho daño a Luo Yuan debido a su estado evolucionado. Cuanto más se alejaba, más fuerte era la brisa marina y más duras las olas. Si recordaba correctamente, no hubo olas en absoluto en los últimos días. Parecía poco probable que el agua salada debajo del puente marítimo pudiese causar tales ondas y afectar la humedad en el aire de manera tan drástica.

Después de 10 minutos, finalmente se sintió un poco aliviado cuando llegó a la fortificación. La estructura estaba en un terreno elevado, por lo que el agua de mar aún no se filtraba. De lo contrario, todas sus armas ya habrían sido inútiles. Luo Yuan no ingresó de inmediato, pero decidió ir más allá.

Unos minutos más tarde, llegó al borde del puente marítimo. El puente estaba más dañado ahora comparado con unos días antes. Las partes del mar estaban completamente inundadas, con solo un muelle resistiendo en solitario. Sin embargo, él no estaba prestando atención a esto.

Un océano sin bordes saludó sus ojos. Lo que estaba en el otro extremo parecía un espejismo ahora bajo los efectos del vapor de agua. Esa bahía que era arida hace unos días, ahora estaba llena de agua de mar. De repente, un gran remolino apareció en el agua y una gran sombra remontó la superficie. Luo Yuan subconscientemente dio unos pasos hacia atrás. Cuando salió de su aturdimiento, la bestia se había ido sin dejar rastro, dejando su frente empapada en sudor.

Aunque fue solo un vistazo, el aura que dio era suficiente para causar palpitaciones. No se atrevió a acercarse más, retirándose a varios cientos de metros de distancia. Se agarró a la barandilla de acero del puente y miró hacia abajo, incapaz de reprimir su curiosidad. Si su memoria no le hubiese fallado, eso debería haber sido un gran pedazo de tierra salina y no el mar que estaba a menos de 3 metros debajo del puente. Luo Yuan hizo algunos cálculos y se dio cuenta de que la costa tenía que haber avanzado al menos 7 kilómetros para que eso sucediera.

Los pueblos y hoteles en sus recuerdos fueron engullidos por el agua del mar ahora. Esta bahía era generalmente seca antes del apocalipsis. Incluso durante los pocos meses de marea alta, el agua solo formaría una capa poco profunda, nada parecido a la situación actual. Además, teniendo en cuenta la época del año actual, la marea alta ni siquiera había comenzado, ¿por qué había tal fenómeno?

A no ser que…

Luo Yuan de repente pensó en algo y se horrorizó al darse cuenta.

“Nivel del mar… ¡el nivel del mar ha subido! ¡Maldita sea!” Luo Yuan murmuró para sí mismo.

La mutación y el calentamiento global primero afectaron a las criaturas vivientes, y ahora había llegado al hielo en los polos norte y sur. Con el tiempo, solo seguirían aumentando hasta que el glaciar formase un nuevo equilibrio con la temperatura actual.

El aumento en el nivel del mar solo podría traer efectos secundarios graves. La mayoría de las áreas costeras se convertirían en parte del océano. La provincia de Jiangnan estaba a una altura promedio de cinco a seis metros sobre el nivel del mar, y eso incluía las montañas y las áreas montañosas. La altitud sería más baja si fuese tierra llana. Dentro de unos años, toda la provincia sería muy probablemente parte del océano, dejando atrás solo unas pocas islas desiertas. En cuanto a Hucheng, su altitud es aún menor con un promedio de 4 metros. Además de Dajinshan, la mayoría de las áreas restantes estaban a menos de 4 metros sobre el nivel del mar. Parecía que esas ya no existirían por mucho tiempo.

 

EOT – Capítulo 169

Capítulo 169: Misión

[Misión: Misión de Nivel B, enviar un grupo de soldados a la base militar secreta de la ciudad de Hucheng]

[Requisito de la misión: el número de soldados, incluido Zhou Yicheng, no debe ser inferior a 6 personas]

[Tiempo: 1 semana]

La notificación del sistema sonó en la mente de Luo Yuan. Estaba un poco aturdido, sin esperar que el sistema diese una misión de repente.

Pensó en eso cuidadosamente. Zhou Yicheng no parecía mentir sobre el hecho de que la ciudad de Hucheng todavía tuviese una base militar secreta. Si Zhou Yicheng no los guiase, no podrían encontrar la base, por lo que debe permanecer con vida.

Lo extraño era que la cantidad de personas requeridas para mantenerse con vida fue bastante indulgente, ya que había 12 soldados presentes. Las misiones de Nivel B generalmente no eran demasiado peligrosas para Luo Yuan. Estaba bastante emocionado de correr el riesgo a cambio de un favor. Valía la pena en su opinión. La única incertidumbre era si Zhou Yicheng cumpliría o no su promesa. Era difícil de decir, y la notificación de la misión no tenía información al respecto. ¿Debería seguir su plan anterior o correr ese riesgo?

Luo Yuan tomó su decisión después de una rápida reflexión.

La ciudad de Hucheng estaba cerca de Jiaping, a menos de 100 kilómetros. Esa era una oportunidad única y tenía que aprovecharla sin importar cuán pequeñas fueran las posibilidades. Incluso si no funcionaba, solo perdería un par de días en su viaje.

En cuanto al peligro, no había nada que no fuera peligroso en este momento. Por lo tanto, Luo Yuan tenía la suficiente confianza para aceptar una misión de Nivel B.

Zhou Yicheng miró a Luo Yuan con nerviosismo. Las cejas de este último estaban fruncidas mientras intentaba mantener una cara seria. Zhou Yicheng ni siquiera podía adivinar sus pensamientos. Cuando el ceño fruncido de Luo Yuan se suavizó, era más obvio que había tomado una decisión. Zhou Yicheng estuvo instantáneamente nervioso.

“¿Qué tan seguro estás?” Luo Yuan lo miró mientras preguntaba y luego aclaró, “Me refiero a la parte sobre tenernos a todos en el avión.”

Habló lentamente y trató de decirlo en un tono calmo, pero trajo una gran cantidad de presión a Zhou Yicheng. Lo que debería haber salido rápidamente de su boca permaneció atrapado en su garganta. Pensó en sus palabras con cuidado y finalmente dijo: “Honestamente, ni un poco. No he contactado a mi amigo en mucho tiempo; ni siquiera sé si todavía está de servicio. E incluso si todavía está en el ejército, no estoy seguro de si puede persuadir a alguien. Además, esto es extremadamente confidencial, y no podemos simplemente ingresar, aunque estemos del mismo lado… entonces, no estoy seguro del todo. Depende de usted si está dispuesto a correr el riesgo. Solo puedo decir que intentaré hacerlo lo mejor posible y no permitiré que sean maltratados.”

“¿No salvan también a los sobrevivientes?” Preguntó Luo Yuan.

Zhou Yicheng se sorprendió y sacó un cigarrillo arrugado de su bolsillo. Él solo comenzó a hablar después de fumar el cigarrillo a la ligera “El área de reconstrucción se construyó hace mucho tiempo. Aquellos que han oído hablar de él habrían oído hablar de eso hace siglos. Además de la migración masiva de las organizaciones del país, hay al menos de uno a dos millones de personas, si no hay entre tres y cuatro millones allí. Aquellos con alto potencial y talentos constituyeron la mayor parte de la población allí también. Comida, necesidades, trabajo, recursos, defensa, etc. El gobierno ya estaría teniendo dificultades. Si soy políticamente incorrecto, diría que al área de reconstrucción no le falta gente común. Por supuesto, si todos ustedes aquí son personas evolucionadas, probablemente haya entre 50 y 60% de esperanza, pero no creo que eso sea posible.”

China tiene demasiada gente. Los recursos y el espacio de Taklamakan nunca podrían acomodar a tanta gente. Luo Yuan lo pensó y finalmente suspiró en respuesta, “Esa es solo tu suposición. Lo intentaré mientras haya una pequeña posibilidad.”

“¿Estás de acuerdo con el plan, entonces?” Zhou Yicheng estaba más que emocionado. Luo Yuan asintió y respondió: “Este viaje será peligroso. Ustedes necesitan recuperarse rápidamente y hacer algunos preparativos. ¿Qué armas necesitan todos ustedes?”

“¿Hay armas? Mientras haya armas, estamos bien. Mis guerreros han regresado de campos de batalla empapados de sangre. No iría tan lejos como para llamarlos dioses francotiradores, pero están cerca. Hemos pasado de más de cuatrocientas personas a lo que nos queda hoy. Todos son francotiradores.” Dijo Zhou Yicheng. Sus ojos estaban húmedos cuando llegó al final.

Aunque Luo Yuan había oído hablar de él una vez, todavía estaba conmocionado por las dificultades que estos soldados habían experimentado. Poder sobrevivir en condiciones tan duras era increíble. Incluso su determinación era suficiente para impresionar a Luo Yuan. Aquellos con voluntades más débiles se habrían suicidado en este punto. Las experiencias de Huang Jiahui y Huo Dong no eran nada comparadas con las suyas.

“Hay armas, pero no aquí. Están en la fortificación cercana. Rifles, ametralladoras, rifles de francotiradores… Puedo obtenerlos todos. Si ustedes pueden conducir tanques, también hay uno por allí, pero no lo recomiendo, ya que el viaje se realiza principalmente a través del bosque.” Dijo Luo Yuan.

“No tenemos miedo a nada si tenemos esas armas.” Dijo Zhou Yicheng en agradecimiento.

Luego vino una conmoción.

“¡Mierda, bestia mutada!”

“Es un humano mutado.”

“¡Todos escóndanse, rápido!”

Todos los soldados se retiraron, algunos rodando a las esquinas y la mayoría de ellos ya tenían dagas en sus manos listas para atacar.

Una criatura de forma humana de unos 10 pies de altura llena de púas en todo su cuerpo entró al vestíbulo de la estación de metro. Casi no le quedaba nada humano, especialmente su rostro. Sus púas parecían servir como una armadura para protegerlo.

Para los de afuera, ¡Chen Xianfeng parecía una gran amenaza! Su mano derecha sostenía un hueso esquelético que medía aproximadamente 2 metros de largo y tenía el ancho de un muslo humano. Todavía estaba manchado con sangre y papilla cerebral. Su mano izquierda arrastraba una criatura parecida a un roedor de tres metros de largo y un metro de alto. Se veía exactamente como un gigante que había regresado a su casa después de cazar.

Pareciendo perturbado por la situación, los ojos verdes de Chen Xianfeng escanearon las caras desconocidas. Sus dientes ásperos y afilados estaban al descubierto para que todos lo vieran y parecía que iba a enloquecer en cualquier momento. Pero justo cuando estaba cada vez más inquieto, la voz de Luo Yuan se sintió como un cubo de agua helada vertida sobre él. Chen Xianfeng instantáneamente dio unos pasos hacia atrás y bajó la cabeza.

“Chen Xianfeng, cálmate. Baja la comida.” Dijo Luo Yuan.

Chen Xianfeng gruñó de acuerdo y salió del vestíbulo.

“Hermano Luo, eso… ¿eso es?” Preguntó Zhou Yicheng en estado de shock.

“El resultado de una mutación fallida. Afortunadamente, su habilidad para razonar permanece.” Luo Yuan pareció notar que Zhou Yicheng estaba pensando en algo mientras continuaba “No hará daño a nadie conmigo aquí. Él es muy fuerte y solíamos estar en el mismo equipo. Veremos cómo va.”

Zhou Yicheng luego se tragó sus pensamientos. Luo Yuan dejó una profunda impresión en él en solo media hora de que se llevan bien. Era directo y sin sentido de maldad. Uno puede sentirse involuntariamente presionado y sumiso, incluso cuando solo hablan casualmente. Incluso el jefe de las fuerzas armadas no impone esa energía opresiva. Si pudiese, no querría acercarse a él en absoluto.

‘Esta persona es indudablemente el corazón de este grupo, el centro supremo de su corazón. Un héroe formidable que surgió de los tiempos caóticos.’ Zhou Yicheng se preguntó interiormente. Se hirvió un gran volumen de agua en ese punto. La ciudad de Jiaping era un pueblo acuático; las corrientes estaban en todas partes, por lo que el agua no escaseaba en absoluto. Huo Dong, Lin Xiaoji y los pocos soldados enjuagaban cuidadosamente las heridas de los miembros heridos.

La mayoría de estas heridas eran viejas: los abscesos y los gusanos ya habían crecido en la mayoría de ellos. Huo Dong y Lin Xiaoji fruncieron el ceño y sintieron náuseas, sin saber cómo ni por dónde empezar. Uno de los soldados se disgustó y dijo: “Hagámoslo. ¿Ustedes tienen un cuchillo?”

“Sí, sí.” Huo Dong estaba un poco avergonzado. Rápidamente sacó su daga y se la pasó.

El soldado luego calentó la hoja de la daga en el fuego y le dijo al miembro lesionado que contuviera la respiración. El último asintió con la cabeza “Ven a mí, el dolor es momentáneo.” El soldado respiró hondo y empujó la daga suavemente en la herida, cortando la carne podrida a su alrededor con cuidado. La acción fue suave y solo se detuvo cuando la sangre roja fresca goteó. La herida se había convertido en un gran agujero, lo suficientemente profundo como para ver los huesos del soldado herido. Se volvió hacia Huo Dong y pidió algunas balas.

“¿Son suficientes?” Preguntó Huo Dong mientras pasaba unas cuantas balas.

“Mientras más, mejor. Tenemos muchos heridos aquí.”

Huo Dong luego sacó otro manojo de balas.

El soldado notó que las balas de Huo Dong estaban hechas de un material extraño, pero no hizo ningún comentario.

La siguiente escena era espeluznante. Después de un tiempo, el soldado herido gruñó y enderezó su cuerpo, su frente salpicada de grandes gotas de sudor, pero no se desmayó.

“Genial, sigue.”

La mano del soldado no dejó de tratar cada absceso. Cada corte estaba acompañado por un gruñido reprimido, ya que el cuerpo del soldado herido estaba adornado con otro agujero profundo.

Huo Dong se dio cuenta de que su cuerpo ya tenía muchos agujeros similares, cada uno de ellos se parecía a la boca de un bebé. Huo Dong lo pensó y preguntó: “¿No tienen todos balas?”

“Lo hacemos, pero no muchas. No podemos desperdiciarlas aquí. Tenemos que usarlas en situaciones críticas.” Respondió el soldado sin dudarlo.

Huo Dong contuvo la respiración y se alejó tirando de un aturdido Lin Xiaoji con él. Luego dijo: “¿Son máquinas? Todavía pueden caminar con lesiones tan graves. ¡He visto valientes, pero nunca he visto algo como esto!” Lin Xiaoji también se sorprendió y respondió: “Sí, escuché que también vinieron de la ciudad de Hedong. Es difícil imaginar que puedan caminar hasta aquí. También he escuchado que muchos han muerto. Sin embargo, todos son realmente capaces.” Huo Dong suspiró. Ya era realmente difícil para él llegar a esta etapa, coqueteando con la muerte tantas veces ahora. Pero, todavía le debía su vida al Jefe Luo. Luego preguntó: “¿Qué pasa con los soldados?” Lin Xiaoji continuó su historia, “Había algunos cientos, supongo. Es un batallón, va a ser varios cientos independientemente. Pero quizás no todos ellos son tan capaces. Si no tuviesen pistolas.”

Huo Dong miró a Lin Xiaoji quien parecía serio. Huo Dong estaba tratando de ver si Lix Xioaji estaba inventando historias, pero cuanto más lo miraba Huo Dong, más repulsivo se sentía.

“¿Qué están haciendo ustedes dos sentados allí? ¡Vengan y ayuden!” Gritó Cao Lin.

“Voy a ayudar.” Huo Dong se sacudió el polvo y caminó hacia ellos.

La bestia fue desollada y su estómago se abrió y se vació. Después de un simple enjuague y corte, todo junto con sus entrañas fue arrojado a la olla de piedra. El agua ya estaba hirviendo, por lo que la carne cocida y las partes grasas se podían ver flotando. El aroma era suficiente para hacer que cualquiera salivara. Por instinto, todos los soldados miraron hacia la olla y tragaron. Incluso Zhou Yicheng hizo lo mismo.

“La comida huele tan bien.” Un soldado no pudo evitar decir.

“Creo… que puedo beber una olla de sopa esta noche. El tipo de una gran olla hecha de piedra.” Dijo otro soldado mientras se lamía los labios.

“¡Oh, por favor, puedo comer tanto como hay!” Dijo otro soldado.

“Todos, contrólense ustedes mismos” Recordó un soldado a sus camaradas.

“¿Debo agregar los cubos de comida?” Preguntó Wang Xiaguang mientras revolvía el contenido de la olla.

“No nos queda mucho… pero no importa, agreguemos un poco. No demasiado, un tercio es suficiente. Demasiado podría terminar lastimándolos.” Pensó y dijo Huang Jiahui. Ahora les quedaban 17 cubos, ya que las dos bestias fueron alimentadas con comida nivel verde estos pocos días.

Esos eran recursos preciosos y podrían salvar vidas en situaciones críticas. El consumo de cada cubo se hacía después de mucha consideración, pero esas personas eran demasiado débiles, no durarían el viaje si no se alimentaban.

“¡Voy a buscarlo!” Wang Shishi dejó lo que estaba haciendo y saltó hacia la bolsa que contenía los cubos en un rincón escondido. Sacó un cubo y cortó una pieza del tamaño de un dedo con una daga antes de metérselo en la boca, luciendo como un gato satisfecho.

Honestamente, esos cubos de comida no tenían mucha textura, pero tenían algo de magia que hacía que uno se retirase para comerlo. Además, el calor que traía era tan bueno como la comodidad que se sentía después de tomar una ducha caliente. Ese era el mejor bocado para chicas como ella en esta época sin comida chatarra.

Rápidamente procedió a cortar un tercio del cubo y regresó.

Un aroma indescriptible impregnó la atmósfera a su alrededor una vez que el pequeño cubo de comida se dejó caer en la olla. Olía similar a la fragancia de antes, pero era diferente ya que emanaba una fragancia tentadora que ponía a la gente al borde. Los pocos soldados ya no podían contenerse más y se apiñaron alrededor de la olla.

EOT – Capítulo 168

Capítulo 168: Comandante del Batallon Zhou (Weiqing)

Luo Yuan silbó tan pronto como salió de la puerta. El soldado inicialmente estaba confundido, pero luego abrió los ojos y retrocedió unos pasos. Su mano se deslizó automáticamente hacia su daga en su cadera.

El suelo tembló un poco mientras se podía ver un objeto grande del tamaño de una pequeña colina a unos 100 metros de distancia. El objeto era una bestia gigantesca de aproximadamente una docena de metros de largo y 6 metros de alto. Se veían cicatrices y heridas en todo su cuerpo, y su carne ensangrentada lo hacía ver muy intimidante. Gruñó mientras su cabeza apuntaba hacia el cielo y un humo que tenía unos diez metros de largo salió con algunas chispas.

La bestia era ágil, sacudió la cabeza y corrió rápidamente. Era difícil de describir, pero la escena se parecía a un tren de alta velocidad que se acercaba a los 200 o 300 kilómetros por hora.

El soldado se puso pálido. Él solo tuvo una experiencia similar una vez, y esa imagen quedó marcada para siempre en su mente. Fue durante la oleada de bestias cuando su batallón se enfrentó a bestias como la que ahora estaba frente a él. Una bestia de cuarto nivel logró ingresar a su fortificación por un error descuidado y mató a ocho soldados. Eso fue además de dar la vuelta a dos tanques y causar un caos que aumentó el número de muertos a más de cincuenta personas. Al final, se encontró con su perdición a manos de unas pocas ametralladoras.

Para el soldado, la aparición de tal bestia era similar a ver la muerte misma. Sin embargo, la tranquilidad de Luo Yuan y su silbido de señalización antes tenían al soldado pensando. A pesar de que estaba nervioso, logró mantenerse enraizado sin huir o atacar y dijo con mucha dificultad: “Tú…”

“No te preocupes. Veo que estamos un poco lejos de donde ustedes descansaron. Caminar tomará demasiado tiempo, ¿por qué no montar mi lagarto?” Dijo Luo Yuan con una sonrisa. Justo cuando terminaba de hablar, el lagarto gigante ya había disminuido la velocidad y había llegado frente a Luo Yuan. Después de tres días de descanso y comida de nivel verde claro, además de su increíble capacidad de autocuración, ya se sentía mucho mejor a pesar de no lucir así.

El lagarto se inclinó hacia el pecho de Luo Yuan y se acurrucó contra él, luciendo exactamente como un perrito juguetón. Sin embargo, la escena no parecía bonita para una persona común. Luo Yuan golpeó la espalda del lagarto y saltó sobre ella. Luego le dijo al soldado: “Sube también.” El soldado apretó los dientes y asintió.

‘Debe ser cierto que un soldado que ha regresado del campo de batalla no tiene tanto miedo de la bestia mutada en comparación con la gente común.’ pensó Luo Yuan. Sin embargo, cuando tiró del soldado hacia arriba, se dio cuenta de que el hombre se había congelado como una estatua con los músculos tensos como una roca.

Luo Yuan sintió que había logrado su propósito. ¿Era la distancia tan lejos? ¡No exactamente! Habrían llegado en 15 minutos si hubiesen caminado. No había necesidad de traer al lagarto. Su único propósito era intimidar al soldado. Ningún cuchillo o arma de fuego podría hacer eso mejor que la masiva criatura en su poder.

Integrar un grupo en otro grupo era difícil, particularmente cuando un grupo más pequeño absorbería a un grupo más grande, era difícil de lograr sin un líder fuerte. Fuerte no en el sentido de la actitud, sino en su capacidad para dirigir. Era especialmente así cuando la otra parte se componía de soldados de batallón, un grupo que era tan altamente disciplinado y animado era el más difícil. Luo Yuan no esperaba ni imaginaba que pudiese tenerlos completamente de su lado. Solo esperaba que no causaran ningún problema a su grupo.

Aunque el lagarto gigante no corrió, el viaje solo les había llevado 3 minutos. El soldado casi se cae cuando saltó de la criatura. Sus piernas se estaban rindiendo a él. Luo Yuan miró hacia la entrada sin ninguna intención de entrar. Dijo: “Ve a contarles a tus compañeros y pídeles a todos que salgan.” El soldado tenía una personalidad tranquila o era demasiado tímido para hablar con extraños. Él asintió rígidamente y entró en el edificio derrumbado al instante.

Luo Yuan esperó en silencio mientras se apoyaba en la espalda del lagarto. A los pocos minutos, un hombre de mediana edad descuidado que parecía el líder salió de un agujero en el edificio seguido de otras cinco personas que se veían igual. Miraron de cerca a la bestia gigantesca mientras caminaban hacia Luo Yuan. Aunque parecían estar preparados mentalmente para ello, sus pasos detenidos demostraron que aún tenían miedo. Para ocultar su miedo, decidieron caminar enérgicamente.

“Hola mucho gusto. Soy Zhou Yicheng, el comandante de este batallón. ¿Puedo saber su nombre?” Dijo el hombre de mediana edad con una sonrisa forzada. Parecía que había hecho un gran esfuerzo por sonreír, pero tal vez los músculos que necesitaba no se habían usado durante mucho tiempo ya que su gesto era increíblemente rígido.

“Es Luo. Comandante del batallón Zhou, salteemos las bromas. ¿He oído que ustedes tienen la intención de unirse a nosotros?” Luo Yuan habló directamente. El hombre de mediana edad se sorprendió por su franqueza y suspiró “Sí. No hay nada de qué avergonzarse. Hemos agotado todos nuestros recursos aquí. No hay nada más que hacer excepto esperar nuestras muertes. Soy el comandante del batallón; no quiero que mis camaradas mueran conmigo, así que por favor llévanos.”

“No hay de qué preocuparse, comandante del batallón Zhou. Los sobrevivientes son raros actualmente. Ayudaremos si podemos, pero nuestro equipo no tiene mucha gente, incluso hay algunas chicas con nosotros. Para evitar fricciones innecesarias y malentendidos en el futuro, hay algo que debo decir primero.” Dijo fríamente Luo Yuan.

El hombre y los soldados volvieron a mirar al lagarto. El primero sonrió con fuerza mientras decía impotente: “Por favor, habla.” Luo Yuan se adelantó “Creo que tus soldados tienen una gran integridad y disciplina. Dado que ustedes tienen la intención de unirse a nosotros, solo tengo una condición: que usted y su equipo sean disciplinados y cumplan órdenes. Si no puede hacer eso, puede volver al lugar de donde vino. ¿Crees que tú y tu equipo pueden hacer eso, comandante del batallón Zhou?” Luo Yuan dirigió la pregunta al comandante, pero los estaba mirando a todos también.

Zhou Yicheng cerró los ojos y los abrió un momento después. De una manera agotada, dijo: “Esto es lo que debemos hacer. Lo entiendo.” Respiró hondo y se volteó hacia los otros soldados para hablar: “Ya hemos llegado hasta aquí… Todos lo hemos hecho lo mejor posible. A partir de este momento… ya no soy el comandante de su batallón, y ya no son más un soldado. ¿Oyeron?”

“Sí.”

Las respuestas fueron dispersas. Algunos eran firmes, mientras que algunos sondeaban vacilantes. Algunos de los soldados incluso derramaron algunas lágrimas. Luo Yuan miro sus reacciones. No importaba si eran genuinos o actuaban. Independientemente de sus respuestas, la forma en que actuaran en el futuro era mucho más importante.

Se volteó hacia Zhou Yicheng y le preguntó: “¿Creía que había alrededor de una docena de ustedes? ¿Por qué solo hay 6?”

“Cinco de nosotros estamos heridos, y hay otros dos que aún no han regresado.” dijo amargamente Zhou Yicheng.

“¿Heridos?” Preguntó Luo Yuan.

La expresión de Zhou Yicheng entristecida porque sabía que un miembro herido sería una carga completa para un grupo sobreviviente. No pudo medir la actitud detrás del tono de Luo Yuan y rápidamente dijo: “Todavía pueden caminar. ¡Son los mejores soldados! Mientras… descansen por un tiempo.”

“Creo que me has malentendido. Saca a los miembros heridos. Puedo curarlos cuando regresemos a nuestro refugio temporal.” Dijo Luo Yuan sabiendo lo que Zhou Yicheng tenía en mente.

“¡Eso es maravilloso!” Zhou Yicheng estaba extasiado.

Los otros soldados estaban encantados también, y algunos de los impacientes ya estaban entrando al edificio para llevar a sus compañeros heridos.

“En cuanto a la pareja que aún no ha regresado, dame sus coordenadas. Iré a buscarlos.” Continuó Luo Yuan.

“Está bien, genial.” Zhou Yicheng se sorprendió y dijo: “Traigan el mapa rápidamente.”

Luo Yuan salió con su lagarto, pero cuando regresó solo trajo a una persona ya que la otra ya había muerto.

Cuando dio la noticia, no hubo una reacción extrema más que silencio. Era demasiado común para ellos que habían luchado en condiciones no diferentes del infierno y habían sobrevivido.

El equipo se fue rápidamente.

Había un total de 13 personas, Luo Yuan y los 12 supervivientes restantes. Eso no era nada para el lagarto ya que todos encajaban bien en su amplia espalda. Media hora más tarde, lograron regresar.

Todos los miembros heridos fueron llevados inmediatamente dentro de la estación de metro.

“Preparen mucha comida y agua caliente. ¿Chen Xianfeng no ha vuelto todavía?” Luo Yuan habló mientras caminaba.

“Probablemente volverá antes del almuerzo.” Respondió Cao Lin.

“Mm … avísame cuando lo veas” Luo Yuan se volvió y habló con Zhou Yicheng: “Aquí todo está limitado, pero si notas que falta algo o que no es satisfactorio, házmelo saber.”

Zhou Yicheng suspiró y dijo: “Perdón por el problema.”

Luo Yuan saludó con la mano “No me tomarás como uno de los tuyos si sigues siendo tan cortés. Solo puedes hacer cosas mejores una vez que estés bien alimentado y descansado. Además, hay algo que me gustaría mencionar primero. Esta área es solo nuestro refugio temporal. Saldremos de nuevo después de cinco o seis días. En ese punto, ustedes pueden decidir si prefieren quedarse o irse con nosotros.”

Zhou Yicheng rápidamente preguntó: “Hermano… Hermano Luo, ¿a dónde se dirige?”

“Se está volviendo más y más peligroso aquí, especialmente desde que la provincia de Jiangnan está cerca del mar. Cuanto antes nos vayamos, mejores serán las posibilidades de sobrevivir.” Luo Yuan pensó en la tortuga y entró en trance. Siempre tuvo una mala premonición. El océano constituía el 70% de la tierra, y la cantidad de criaturas vivientes que contenía superaría con creces a la de la tierra. Además del tiempo transcurrido desde el brote, habrían evolucionado por mucho tiempo en entidades mucho más fuertes en comparación con las terrestres. Una vez que esas criaturas, o incluso solo una pequeña parte de ellas, se moviesen hacia la tierra, la ecología de la tierra sería destruida sin lugar a dudas.

Salió del trance y continuó “Hacia el noroeste, alrededor de Taklamakan. Hemos escuchado que están reconstruyendo esa área por lo que debería estar más seguro allí.” Zhou Yicheng no reveló nada, pero preguntó:” ¿Qué ruta estás tomando?”

“Tomaremos la carretera estatal a través de Jiaping pasando por la provincia de Anhui y la provincia de Beihu. Cuanto más adentro se encuentre, más seguro será.” Luo Yuan había pensado mucho después de mirar el mapa. Zhou Yicheng parecía querer hablar, pero vaciló. Después de un rato, decidió hablar “¿Por qué no a través de la ciudad de Hucheng?”

Luo Yuan se sobresaltó. Se dio cuenta por el tono de Zhou Yicheng que parecía estar ocultando algo. Luo Yuan dijo: “¿Hay algo que no me estés diciendo? ¿O hay algo que sabes?” Zhou Yicheng de repente sintió como si el cielo se hubiese oscurecido y el aire a su alrededor se hubiese espesado. Respirar parecía ser una tarea ardua, y su corazón perdió un latido. ‘¿Qué está pasando?’ Su firme determinación le permitió mantener la calma. Sus ojos miraban a su alrededor, pero no podían notar un rastro de extrañeza. En ese punto, su visión se oscureció, lo cual era una señal de que estaba a punto de desmayarse. Justo cuando sintió que estaba perdiendo el conocimiento, el sentimiento desapareció de repente, justo como había llegado. “Lo siento. Todavía no puedo controlar mi aura.” Dijo Luo Yuan en tono de disculpa. Había sucedido bastantes veces en los últimos días, lo que hacía que la mayoría de la gente temiese acercarse a él.

Zhou Yicheng no pudo responder. Estaba tragando oxígeno como un pez fuera del agua. Finalmente se recuperó después de un tiempo y dijo. “Está bien. Soy el culpable de no ser claro. Esto no se considera confidencial ahora de todos modos.” No había nada más que Zhou Yicheng pudiese decir. Ya sea que el episodio anterior haya sido una amenaza o simplemente que Luo Yuan hubiese perdido el control, debería comportarse de manera acorde estando bajo el refugio de otra persona. Arregló sus palabras y habló lentamente: “Deberían saber que el área de reconstrucción es el último recurso de China y la base definitiva para contraatacar.”

Luo Yuan asintió. Por supuesto que entendía. Innumerables incidentes similares habían sucedido a lo largo de la historia, y eso fue el resultado del intercambio de espacio por tiempo. La única diferencia entre ahora y entonces es que el enemigo solía ser humano en lugar de bestias mutadas.

“Sí, este es el plan del gobierno, pero todo sucedió demasiado rápido. ¿Quién sabía que la situación empeoraría a una velocidad tan rápida? No hay tiempo para prepararse en absoluto.” Dijo Zhou Yicheng. Luego continuó: “De acuerdo con lo que sé, a pesar de que se ha realizado una gran cantidad de trabajos de construcción allí, solo han completado las fases 1 y 2. No era tarea fácil conseguir las cantidades de equipos y materias primas tan grandes.”

La ciudad de Hucheng es el centro de finanzas y tecnología del país. Su estado no tiene paralelo en el conjunto de China. Se considera de gran valor ya que desarrolló laboratorios que contienen una gran cantidad de equipos avanzados. El país simplemente no puede y no lo abandonará. Hay algunas de esas ciudades, y ninguna de ellas se rindió por completo.

“¿Cómo lo sabes? Ese tipo de información está altamente clasificada. Su exposición podría dejar enloquecidos a todos los sobrevivientes.” Preguntó Luo Yuan.

“Una de las personas a cargo de la ciudad de Hucheng es mi amigo en la escuela militar. Me codificó el mensaje, pero ese teléfono está destruido ahora.” Zhou Yicheng cambió su expresión y le dijo a Luo Yuan en serio: “Envíanos a la ciudad de Hucheng. Los llevare al área de reconstrucción. Algunas personas adicionales en un avión grande no serían un problema.”

________________________________________________________________________
Bueno espero les haya gustado este mini pack para darle emoción a la serie, hasta el 15/9 habrá una rebaja de 1$ = 1 Capítulo <3, tengo muuuuuchos en stock así que pueden aportar lo que quieran <3

 

EOT – Capítulo 167

Capítulo 167 – Clasificación

Habían sido tres días pacíficos.

Sin duda, fue un momento agradable para Luo Yuan y el resto de los sobrevivientes. Finalmente podría dormir un poco y no tener que preocuparse por el clima del día siguiente o ser atacados por bestias mutadas. Lo más importante es que no tenían que preocuparse de perder sus vidas.

La ciudad de Jiaping había sido limpiada y estaba temporalmente a salvo. Tomaría de diez a quince días para que las bestias mutadas de otras áreas viniesen y la conquistasen.

La situación también le permitió a Luo Yuan un tiempo privado para pensar y resolver sus habilidades.

Estaba sentado con las piernas cruzadas lejos del equipo, frente a la estación de metro. Cerró los ojos, y su Zhanmadao negro estaba en el piso de concreto justo frente a él.

Un poder invencible rodeaba la espada. Cualquier humano ordinario lo sentiría a primera vista. Incluso algunas moscas mutantes cercanas no se atrevían a acercarse.

De repente, sucedió algo asombroso.

El Zhanmadao comenzó a temblar. Al principio, Luo Yuan pensó que estaba alucinando, pero a medida que pasaba el tiempo, tembló más y más, produciendo una vibración zumbante. Eso fue causado por la vibración de alta frecuencia de la espada.

Siguió temblando hasta que Luo Yuan abrió de repente sus ojos.

Entonces el zumbido se detuvo.

Luo Yuan se levantó y sacó el Zhanmadao. Lo miró cuidadosamente con alegría en sus ojos.

Este era un fenómeno que había descubierto recientemente. Cuanto más usaba la espada, mejor lo hacía. Parecía que la espada era la extensión de su cuerpo, una continuación de su sangre. Eso no era solo una ilusión; estaba sucediendo

No importa dónde estuviese el cuchillo, podía sentirlo. Incluso si le pidiese a Huang Jiahui que se lo ocultase en un lugar lejano, hasta cuatrocientos o quinientos metros, Luo Yuan aún podría sentir su presencia.

Por supuesto, Wang Shishi tenía una habilidad similar. Su telequinesis no solo le daba la capacidad de sentir el Zhanmadao; ella también era capaz de controlar la espada. Sin embargo, Luo Yuan estaba extasiado por tener el control de esa habilidad. No era como Wang Shishi, que poseía ese poder por naturaleza, pero una habilidad adicional al menos lo ayudaría a sobrevivir en un mundo cruel.

Luo Yuan estaba adivinando que estaba relacionado con su Voluntad, y no con su Intuición porque había estado mejorando el Zhanmadao con su Voluntad. Incluso dejó una marca en la espada y creó un vínculo entre el Zhanmadao y su cuerpo.

Incluso si uno estuviese sosteniendo dos cuchillos idénticos, aún sería capaz de decir cuál era el suyo cuando estaba en su mano. Cualquier cosa que usasen con frecuencia tendría una sensación de familiaridad.

La sensación era aún más clara para alguien como Luo Yuan, quien era capaz de concentrar su Voluntad y marcar sus pertenencias.

Durante ese tiempo, Luo Yuan había estado clasificando sus habilidades. Hasta cierto punto, ya no podría ser considerado un ser humano. Su fuerza y ​​habilidades eran más allá de lo ordinario, su desempeño corporal excepcional demostró que ya se había convertido en una especie diferente.

Su capacidad pulmonar era de siete a ocho veces más grande que la de la gente común. Podía contener la respiración durante media hora, y podía comer diez veces la cantidad de comida de un día. Todavía era capaz de mantener su resistencia, incluso si no había comido en unos pocos días. Podía ver un pájaro a un kilómetro de distancia, y su nariz era como la de un perro. Podía oler una variedad de olores sutiles en el aire e incluso sentir la densidad del aire para predecir el clima.

Esas fueron solo las habilidades traídas por sus atributos físicos.

Su Inteligencia le dio el poder de cómputo de alta velocidad, su Intuición le dio un segundo ángulo de visión, así como capacidades dinámicas de rastreo, y su Voluntad podía hacer realidad todos sus deseos.

Puede que no suene tan aterrador si estas habilidades se usasen individualmente. Sin embargo, cuando todas eran utilizadas al mismo tiempo, era el mayor poder de todos. La clave era manejar e integrar esas habilidades para crear la combinación más eficiente. De hecho, Luo Yuan se había sentido descoordinado desde que dejó la ciudad de Hedong. Había obtenido todas esas capacidades a través de la atribución del sistema en poco tiempo, en lugar de ganarlas mediante el entrenamiento y la práctica. Como resultado, no se habían usado correctamente. Además, estaba tenso todo el tiempo, por lo que no había tenido la oportunidad de adaptarse a sus nuevas capacidades, lo que había causado inexactitudes al estimar la fuerza que necesitaba usar durante una batalla. Afortunadamente, había sobrevivido con éxito todas las batallas gracias a su suerte y capacidades físicas.

Era como una máquina con la tecnología más avanzada. A pesar de sus funciones avanzadas, las máquinas aún necesitaban ser precisas para llevar a cabo sus tareas. La misma teoría también se aplicaba a los humanos.

Si un hombre no supiese qué tan alto podía saltar, qué tan rápido podía correr, o qué tan fuerte debía ser para romper sus palillos, ¿cómo podía uno esperar que sobresaliese en las peleas? Era incluso más peligroso que alguien que no estaba al tanto de sus habilidades.

En resumen, su falta de coordinación era la culpable.

Pero, ¿qué podía hacer él con eso? Solo la práctica ayudaría.

Por lo tanto, en los últimos días Luo Yuan había dedicado mucho tiempo todos los días al realizar ejercicios básicos, incluyendo una variedad de ejercicios de alta intensidad y la práctica de Zhanmadao. Aparte de eso, lo que Luo Yuan más había hecho era probar tai-chi como los ancianos.

Huang Jiahui le había enseñado cómo hacerlo. A pesar de que era solo la forma básica de tai-chi, que era inofensivo y solo ayudaba a mantener una buena forma y buena salud, era completamente diferente en el caso de Luo Yuan.

Para él, dominar uno era equivalente a dominar todo.

Luo Yuan ya era un experto en el uso de una espada, y la habilidad con la espada era una habilidad extendida para el boxeo. Entonces, cuando Luo Yuan mejoró su habilidad con la espada, su habilidad en el boxeo mejoró junto con eso. Aunque nunca antes se había entrenado en el boxeo, cuando su habilidad con la espada alcanzó el nivel de experto, su habilidad en el boxeo también superó los diez puntos.

Se convirtió en un experto en tai-chi en un período muy corto.

Solo en tres días de entrenamiento, Luo Yuan ya había dominado la esencia del tai-chi. Al mismo tiempo, su habilidad en el boxeo había aumentado a 19 puntos, a solo un punto de ser un profesional. Ahora no parecía diferente de alguien que había estado boxeando por más de diez años.

No estaba seguro de si esa habilidad lo ayudaría en la batalla hasta que la usase en una pelea real. Sin embargo, el movimiento lento del tai-chi era muy útil para ayudarlo a coordinar y controlar su fuerza.

De repente, Luo Yuan frunció el ceño y gritó emocionalmente: “¿Quién está ahí fuera?”

Había una figura camuflada por una vid acurrucada en una esquina no muy lejos de la estación de metro. Si no fuese por la intuición de Luo Yuan sintiendo su respiración, él no habría sido consciente de su presencia.

La persona no se movió. Parecía vacilante, pero después de un rato, apartaron el camuflaje y lentamente se pusieron de pie. El cuerpo del hombre tembló un poco, tal vez debido a la mala circulación sanguínea en su cuerpo después de haber estado acostado durante tanto tiempo.

Caminó paso a paso hacia la entrada de la estación, mirando la pila de huesos que tenía delante. Algunos eran huesos humanos, mientras que otros pertenecían a bestias mutadas. Algunos de ellos todavía estaban sangrientos y frescos. La oscura estación de metro parecía la cueva del demonio.

No podía hacer otra cosa más que hacer este último intento.

Apretó los dientes y entró a la estación.

Luo Yuan se sorprendió al mirar al hombre. Estaba vestido con harapos, cubierto de tierra y sangre, y su cabello estaba tan sucio que tenía insectos viviendo dentro. A juzgar por su apariencia, era difícil identificarlo.

Luo Yuan había conocido a muchos sobrevivientes, pero ninguno de ellos había sido tan sucio como ese hombre.

Los mendigos se veían más limpios que él.

Luo Yuan lo miró, la posición del hombre finalmente le dio una pequeña pista. “¿Eres un soldado?” Preguntó. “¿O solías ser uno? ¿Por qué estás aquí?”

El hombre se sintió presionado por Luo Yuan. A pesar de ser un experto en la habilidad con la espada, Luo Yuan aún no era capaz de camuflar su poder. Le había golpeado al hombre de frente.

Su cuerpo se sacudió un poco cuando dijo: “Sí, soy un soldado, pero he sido separado de mi equipo. Todavía hay un montón de mis compañeros por ahí medio muertos. Nuestro comandante esperaba que…” Dijo. De repente se detuvo, sin saber cómo dirigirse a Luo Yuan. Una idea apareció en su mente mientras continuaba: “Esperaba que el Jefe pudiese salvarnos y llevarnos.”

“¿Salvarte? ¿Cuántos de ustedes están allí?” Preguntó Luo Yuan mientras su corazón latía rápido.

“Trece, tal vez menos.” Respondió el soldado.

“¿Menos?” Luo Yuan preguntó con curiosidad.

“Antes de separarnos para buscar sobrevivientes, éramos catorce de nosotros.” El soldado parecía tranquilo, pero su voz temblaba un poco. Uno de sus compañeros se había ido para siempre.

La expresión facial de Luo Yuan cambió levemente. De repente recordó algo y preguntó: “¿De dónde vienes?”

“Ciudad Hedong. Nos separamos cuando la mutación golpeó la ciudad. Había cientos de nosotros en el equipo inicialmente, pero solo unos pocos quedamos ahora. Por favor ayúdennos… Todos somos soldados. Somos buenos en batalla, no te traeremos ningún problema.” Dijo el soldado. Al darse cuenta de que Luo Yuan no respondía, de repente se arrodilló e hizo una reverencia, su cabeza golpeó el suelo con fuerza.

¡Bang Bang Bang…!

Luo Yuan se sorprendió e inmediatamente levantó al hombre. Su frente estaba ensangrentada, pero el soldado aún parecía tranquilo. Luo Yuan asintió y dijo: “Nunca dije que no. Por favor, dibuje un mapa de la ubicación en el suelo para mí.”

El soldado estaba muy emocionado. Siguió agradeciendo a Luo Yuan mientras tomaba rápidamente una piedra y comenzaba a dibujar en el suelo.

Luo Yuan miró el mapa. Estaba a solo dos o tres kilómetros de la estación del metro. Hizo algunas preguntas más y luego se dirigió a la gente detrás de él, que ya había venido después de ver la escena “Quédense aquí. Voy con este hombre. Ya vuelvo.”

Le hizo un guiño a Huang Jiahui y a Wang Shishi, y las mujeres asintieron para mostrar su comprensión.

Aunque el soldado no parecía estar mintiendo, todavía tenían que permanecer alerta y tener un cuidado extra a su alrededor.

EOT – Capítulo 166

Capítulo 166: Emoción

Incluso un territorio plagado de poderosas bestias mutantes no sería tan silencioso como su ubicación actual. Aparte de las pequeñas moscas, no había nada más. Según las experiencias pasadas, la única explicación para el silencio era que estuviesen0 en un sitio radiactivo. Sin embargo, se dieron cuenta de que había muchas plantas en el área. Aparentemente, su teoría inicial había sido incorrecta.

“Comandante, parece extraño. ¿Volvemos?” Preguntó alguien desesperadamente.

Todos se reunieron, luciendo muy deprimidos. El comandante los miró por un segundo y se dio cuenta de que la escena le resultaba familiar. Sabía que pronto se suicidarían algunas personas más. Habían estado confiando en su voluntad de mantenerlos hasta ahora. Una vez que se dieran por vencidos, todos se matarían a sí mismos.

“No podemos volver más.” dijo. “Necesitamos seguir moviéndonos. ¡No hay vuelta atrás! ¡Muévanse!”

“Prefiero morir que regresar.” Dijo otro hombre.

“Prefiero morir en el viaje.” Murmuró alguien más.

Todos parecían entumecidos. El equipo caminaba a un ritmo muy lento. De repente, uno de los miembros del equipo cayó al suelo, luchando por volver a levantarse. Él no tenía más energía. Todo el mundo podía oler un aroma horrible saliendo de su cuerpo. Uno de los miembros del equipo le quitó la camisa, solo para descubrir que su pecho había empezado a pudrirse. Varios gusanos se arrastraban dentro y alrededor de sus heridas.

Después de un tiempo, el equipo reanudó su caminata. Cuanto más avanzaba el equipo, más moscas podían ver. Una sola mosca mutada no daba miedo. Cualquiera podría matarla. Sin embargo, un grupo de moscas mutantes podría ser muy peligroso. Todos habían estado prestando mucha atención, pero muchos de ellos aún no habían podido escapar a la llamada de la muerte. Las moscas habían chupado su sangre hasta que murieron.

El comandante miró a los pocos miembros restantes del equipo y suspiró. Él comenzó a sentirse sin esperanza. Sabía que sería difícil para ellos vencer a las moscas mutantes. De repente, alguien notó algo extraño.

“Hay un cadáver por delante. Todavía está fresco. Todavía tiene que convertirse en un esqueleto.”

Mantener un cadáver durante largos períodos de tiempo era difícil. La velocidad de descomposición era muy rápida incluso si ningún animal intentaba comerse ka carne. Gusanos y bacterias ayudaban a descomponer los cadáveres. En otras palabras, cualquier cuerpo se pudriría en menos de tres días.

“Hay un agujero de bala. Alguien ha estado aquí.”

“También hay un proyectil de bala.”

“La bestia mide unos tres metros y murió con un cuchillo. Debe haber sido alguien muy poderoso, o alguien que poseía un excelente cuchillo.” Dijo alguien en un tono incrédulo.

Los soldados encontraron más cadáveres a medida que avanzaban. Había una colina de cadáveres bloqueando la calle, emitiendo un olor intenso y horrible. Mientras caminaban, vieron muchas más moscas mutadas y se vieron obligados a dejar de avanzar. Finalmente, encontraron un edificio donde podrían buscar refugio.

“Todos vengan aquí. Tendremos una reunión.” Dijo el comandante después de realizar una inspección de seguridad del edificio.

“Ahora podemos confirmar que hubo varios sobrevivientes de una batalla que debe haber tenido lugar hace unos días. Según los cadáveres que hemos visto, debe haber sido un gran grupo de supervivientes.” Dijo uno de ellos.

“Esos hombres no tenían muchas armas. No pude encontrar muchos casquillos, y los cuchillos hicieron la mayoría de las heridas en los cadáveres. Sin embargo, no podemos confirmar si todas las bestias mutadas fueron asesinadas por ese grupo. Si ese es el caso, entonces debe haber sido un grupo de soldados poderosos.” Dijo otro hombre.

Todos tomaron una respiración profunda, luciendo mucho más enérgicos que antes. Pensaron que se necesitarían de 2,000 a 6,000 soldados con tanques y cañones para matar a unos cientos de bestias mutadas de color azul oscuro.

“Si no tenían muchas balas, eso significa que muchos de ellos deben haber sido humanos evolucionados.”

“Los hombres evolucionados no poseen ese tipo de poder. Aunque nunca he visto uno, unos pocos generales experimentados serían suficientes para matar a cualquier bestia si tuvieran una cantidad suficiente de armas.” Dijo otra persona.

“Los hombres evolucionados no son tan débiles como eso. Con un breve período de entrenamiento sería suficiente para derrotar a un soldado que ha estado entrenando durante cinco o seis años.” Dijo el comandante, sacudiendo la cabeza.

Su estado le proporcionaba más conocimiento que el resto de los hombres. Si los humanos evolucionados fuesen tan débiles como pensaban, el gobierno y el ejército no habrían llevado a cabo una inspección tan rápido como lo hicieron. Intentaban mantener el orden social y trazar la línea. Incluso había una fuerza en su base militar formada exclusivamente por humanos evolucionados. La mayoría de ellos se habían convertido en altos generales o alcaldes tan pronto como se habían unido al ejército, y su salario era mucho mejor que el suyo.

“Deja de analizar cosas tan inútiles. Acaban de matar a todas las bestias de la ciudad, por lo que todavía deben estar en algún lugar de la zona, o planean hacer de la ciudad Jiaping su base. Tenemos que encontrarlos y tratar a nuestros amigos. ¡Soldado Wang, dame el mapa!”

Pensó que los sobrevivientes iban a hacer de esta ciudad su base porque no sabía nada sobre el gusano encantado. Un hombre con una gran cicatriz en la cara sacó un mapa de una bolsa de plástico y lo abrió con cuidado. Era un mapa de 1,5 metros de largo y 1,5 metros de ancho de la provincia de Jiangnan. Podrían ver las carreteras principales de la ciudad de Jiaping.

“En función de la situación crítica actual, deben residir en el refugio antiaéreo, en un túnel subterráneo o en el lugar de trabajo de defensa. Sin embargo, la ciudad de Jiaping cayó hace un tiempo, por lo que solo hay dos posibilidades. Además, los cadáveres están aquí, así que deben estar en algún lugar cercano.” Dijo antes de dibujar un círculo en el mapa.

“Pero hay tres estaciones de tren y un refugio.” Dijo alguien de manera sombría.

“Los buscaremos uno por uno. Es mejor que simplemente ir a otro lugar.” Dijo el comandante. “Todos ustedes con lesiones graves permanecerán aquí. El resto se dividirá en cuatro grupos. Cada equipo irá a uno de los lugares que mencionamos. Si no ven a nadie, retírense inmediatamente. Si los encuentran, pidan ayuda. Por favor sean sinceros. Estamos buscando su ayuda después de todo. Nos uniremos a su ejército si nos lo piden.”

Si esto hubiera sido antes del fin del mundo, muchos de ellos habrían protestado. La disciplina militar era tan importante para los hombres como sus vidas. Nadie se atrevería a hacer algo ni remotamente cercano a la traición. Sin embargo, nadie dijo una palabra al respecto ahora.

“Ese es el plan final. Partiremos en media hora. ¡Ahora descansen!” Dijo el comandante, luciendo un poco emocionado.

EOT – Capítulo 165

Capítulo 165: Probando venenos

En un par de días, había un horrible olor a podrido fluyendo en el aire, atrayendo a varias moscas mutadas. Cada mosca era tan grande como una rana, y todas tenían la piel verde y producían un sonido ensordecedor y ruidoso cuando volaban. Si eso fuese todo lo que pudieran hacer, entonces no habría sido tan importante. La contaminación acústica no era tan peligrosa después de todo.

Sin embargo, ese tipo de mutante se sentía atraído por las heridas y podría absorber un mayor volumen de sangre que su tamaño corporal. La piel humana no podía resistir tal ataque. Si uno era picado, uno podía perder algunos cientos de mililitros de sangre. Aun así, las moscas no representaban una amenaza tan significativa para ellos, considerando que habían pasado casi un mes en el bosque.

Un grupo de sobrevivientes caminaba cuidadosamente por la calle cubierta de musgo. Sus ropas estaban raídas, y su pelo y su cara estaban sucios. Había muchas cicatrices con manchas negras de sangre en sus cuerpos, y algunas de sus heridas seguían sangrando, el pus goteaba de ellas. Lo más desagradable de ellos era que los gusanos se arrastraban por sus heridas.

Estaban apoyados el uno en el otro, haciendo todo lo posible para avanzar. Un tipo muy moreno, caminaba delante del equipo. Parecía muy alerta mientras seguía revisando sus alrededores.

De repente, sintió algo extraño en su brazo y lo golpeó sin siquiera comprobar para ver qué era. Una gran mosca había sido aplastada, yaciendo en un pequeño charco de sangre en su palma. La destreza era crucial para cualquier persona que viviera en el bosque. Si uno no reacciona rápido, morirían.

El hombre estaba actuando un poco más lento al darse cuenta de que la sangre en su palma era suya. Frunció el ceño y levantó la mosca en el aire. Lo revisó, pero no notó nada especial al respecto. No parecía ser venenosa tampoco. Miró más adelante y se dio cuenta de que había muchas más. Él había dudado por un tiempo antes de meterse la mosca en la boca.

El equipo se había quedado sin comida hace un día. Toda la carne seca que habían conservado había sido terminada, y la inanición había tomado la vida de tres personas. Si los insectos fuesen comestibles, finalmente habrían encontrado algo de comida. Si hubiese un exceso de ellos, podrían sostenerse durante los próximos días. Encontrar una fuente de alimento era crucial durante el fin del mundo. Aunque había muchas bestias mutadas a su alrededor, no podían atacar directamente a las más fuertes, e incluso las más débiles se habían vuelto más difíciles de cazar en estos días. Tendrían que esforzarse mucho para atrapar algunas. Sin embargo, el equipo era grande y muchos de ellos resultaron heridos. Una bestia no sería suficiente para alimentar tantas bocas.

Además, no todos los seres vivos eran comestibles. Algunas especies podrían ser dañinas para el cuerpo humano. Una experiencia necesaria y buen juicio era necesario. Sin embargo, a veces el conocimiento de supervivencia no era del todo confiable. Algunas criaturas parecían inofensivas, pero eran venenosas. La única forma de saberlo era examinarlas una por una. Si tuvieron suerte, era posible que solo tuviesen dolor de estómago durante unos días. Si las criaturas fuesen venenosas, podrían morir. Hasta el momento, cinco miembros del equipo habían muerto de intoxicación alimentaria.

Además, no era seguro probar la comida comiendo las criaturas. Habían encontrado que había demasiadas especies diferentes después de la evolución. Parecía que se había agregado un poderoso catalizador al mundo, y la mayoría de los seres vivos habían entrado en una situación incontrolable y se habían convertido en miles de diferentes tipos de criaturas.

“Es mi turno.” Dijo un hombre pálido en la parte posterior.

El sudor le goteaba por la frente y la nariz. Una de sus piernas estaba húmeda con su sangre, y tenía una gran herida en uno de sus muslos. Parecía que sus principales vasos sanguíneos estaban rotos, y dejaba una gran mancha de sangre en el suelo mientras caminaba. Apenas podía moverse sin que nadie lo ayudase.

Cuando vio que el joven dudaba, sonrió impotente y dijo: “No podemos romper las reglas. Sé que no seré capaz de hacerlo. No beneficiará a nadie si insistes en arrastrarme. pruebo el veneno. No puedo moverme más. Permíteme al menos hacer algo por ti antes de morir.”

“¡No te rindas, Qian Cheng! No renunciaremos a ninguno de nuestros amigos del campamento tres. No hasta que la muerte nos separe.” Rápidamente un tipo le dijo a Qian Cheng que sentía su intención de morir.

“Comandante, conozco mi condición. No quiero empeorar las cosas. Déjame quedarme aquí. Realmente no puedo soportarlo más.” El hombre sonrió y se alejó de su amigo antes de desplomarse en el suelo.

“Déjame tenerlo. No me dejes morir con hambre.” Dijo el hombre con una sonrisa. Había visto a muchos de sus amigos quedarse y ya no temía a la muerte.

“Déjalo que lo tenga.” Ordenó el comandante con un gesto.

El moreno frunció los labios, pero permaneció en silencio. Él se había acostumbrado a eso hace mucho tiempo. Ya le había sucedido al equipo varias veces. Quienes no podían soportarlo murieron o se suicidaron. Qian Cheng tomó la mosca mutada del hombre moreno y se la metió en la boca. Trató muy duro de masticarla y se lo tragó.

Parecía empeorar después de comer la mosca. El sudor goteaba como el agua por su rostro. Agitó su mano cuando vio a alguien tratando de controlarlo. Él no quería que se acercaran a él.

Diez minutos después, él no estaba sintiendo nada. “Es comestible. No es venenoso.” Dijo a los miembros de su equipo antes de caer de nuevo al suelo.

Él había consumido su último pedazo de energía. De repente, hubo un gran charco de sangre debajo de su cuerpo. Un guerrero trató de controlar su pulso, pero siguió negando con la cabeza. Todo el equipo se calló de inmediato.

“¡Sigue caminando! Estamos a solo 100 kilómetros de Shanghái. Probablemente llegaríamos allí en un día si estuviésemos caminando a un ritmo razonable. Puede que ahora nos estemos moviendo más despacio, pero de acuerdo con nuestra velocidad actual, aún podemos llegar dentro de tres o cuatro días. Ya estamos aquí ¡Debemos llegar allí sin importar qué!” Dijo el comandante en serio.

Sabía que no podrían llegar allí en tan poco tiempo. La ruta que estaban tomando no era tan avanzada como solía ser antes del brote de la mutación. Había peligros en el bosque y podían morir si no eran lo suficientemente cuidadosos. Además, su condición física ya no era tan buena como solía ser. La mayoría de ellos tenían varias heridas en sus cuerpos. Algunos de ellos incluso podrían morir mientras duermen.

De hecho, el comandante estaría agradecido si lograra llevar el equipo a Shanghái en medio mes. Sin embargo, la realidad era cruel. Sabía que era casi imposible, ya que habían perdido el contacto con el equipo principal desde la gran migración. El primer día había cerca de 200 miembros, y ahora solo quedaban unos diez miembros en el equipo. Algunos de los guerreros ni siquiera habían fruncido el ceño cuando perdieron sus brazos en el campo de batalla, pero se suicidaron en secreto, incapaces de soportar el largo viaje y las graves heridas. El equipo no respondió al comandante. Todos se sentían sin esperanza.

De repente, alguien sintió algo extraño y gritó: “¡Comandante! Hay algo mal aquí. Es demasiado tranquilo.”

Todos rápidamente se detuvieron. Al equipo se le ocurrió que no había habido ningún encuentro con bestias mutantes gigantes a lo largo del viaje. De hecho, era extraño. Bastante peculiar.