HJC – Capítulo 308

Capítulo 308 – Mi nombre es Tang San (Gran Final)

El joven de cabello azul observó a Zhou Weiqing con una mirada amable. El tridente dorado en sus manos parecía particularmente deslumbrante.

“¿Quién eres tú?” Zhou Weiqing preguntó con cautela. Ahora que otra persona había aparecido de repente en el Infierno, quién sabría si esto era otra trama o truco del Señor Infernal.

El joven de cabello azul sonrió, “Supongo que soy conocido como un Dios desde tu punto de vista.”

“¿Dios?” Zhou Weiqing lo miró asombrado con la boca abierta.

El joven de cabello azul asintió con la cabeza. “Déjame tratar primero con el elefante en la habitación.” Mientras decía eso, se giró ligeramente y miró hacia donde estaba el Señor Infernal.

“¿Qué Dios? ¡Vete a la mierda!” El Señor Infernal gruñó enloquecido de terror e ira. Su cuerpo originalmente agachado saltó hacia arriba y cargó hacia el joven de cabello azul. Cualquier pequeña Energía del Origen de la Destrucción que dejó hizo erupción de él.

Entendía muy bien que era poco probable que se salvase hoy. Cuando Zhou Weiqing y Tian’er de repente ganaron la Energía Santa de la Creación bajo la iluminación de la luz del Bebé Santo, supo de inmediato que estaba condenado. En ese momento, su único pensamiento fue utilizar su familiaridad con el Reino de la Destrucción para esconderse por un tiempo prolongado para prolongar su vida. Sin embargo, parecía que era casi imposible ahora. Bajo el resplandor omnipresente de la Energía Santa de la Creación, no tenía lugar para refugiarse en lo absoluto. ¿Cómo podría encontrar un lugar para ocultarse?

Ese joven de cabello azul parecía ser mucho más fácil de tratar que Zhou Weiqing. Con ese pensamiento en mente, el Señor Infernal se adelantó con la idea de perecer junto con él.

Ocho largas patas de cangrejo fueron estiradas y blandidas. Rayos de luces verdes explotaron al instante y formaron una red gigante y envolvieron al joven de cabello azul.

Zhou Weiqing flotaba en el aire sin hacer nada. Quería ver exactamente cómo ese joven de cabello azul iba a manejar al Señor Infernal.

El joven de cabello azul solo sonrió cuando se enfrentó al ataque del Señor Infernal. La sonrisa se mantuvo cálida y gentil. “No he usado mis ocho lanzas de araña desde hace un tiempo. ¡Como también tienes ocho patas, podría usarla para tratar contigo!”

Ocho luces azules se dispararon inmediatamente detrás del joven de cabello azul: eran ocho patas largas y azules cristalinas. Aunque podrían parecer casi similares a las que poseía el Señor Infernal, el aura que emitían era completamente diferente.

El aura que emanaba del joven de cabello azul era imponente, masiva y magnífica. Zhou Weiqing no pudo distinguir el atributo exacto de esa energía inagotable. Todo lo que podía sentir era que incluso su propia Energía Santa de la Creación no podría tomar represalias contra ella.

Una red gigantesca de luz azul se extendió en poco tiempo. El Señor Infernal se asemejó instantáneamente a una polilla voladora que se lanzaba a la llama. En el instante en que su llamada Energía del Origen de la Destrucción que podía destruir todo entró en contacto con la luz azul, inmediatamente se desvaneció sin dejar rastro. En el segundo siguiente, el cuerpo del Señor Infernal fue directamente envuelto dentro de la gran red azul, ya que estaba siendo absorbido por una poderosa fuerza.

El joven de cabello azul soltó un suspiro, “Sabes, puedes ser considerado como un gran genio para poder cultivar la enemistad y la destrucción a tal nivel. Desafortunadamente, nunca debiste haber existido en primer lugar y no apreciaste tu sabiduría. En su lugar, elegiste caminar en el camino de la autodestrucción. Solo ese punto muestra que eres es mucho menos inteligente que la niña que juega con el fuego del otro mundo. Por esa razón, No tengo más remedio que borrarte de este mundo.”

Mientras decía eso, las claras pupilas negras del joven de cabello azul de repente se pusieron rojas. Una oleada de aire espeluznante que presagiaba el mal surgió del joven de cabello azul casi hizo que Zhou Weiqing cayese. Suprimió toda su Energía Santa de la Creación y la obligó a volver a su cuerpo.

Una luz roja brilló por un segundo en el cielo antes de que desapareciese de nuevo. La red de luz azul ya no estaba a la vista, y antes de que el Señor Infernal pudiese siquiera soltar un último grito de terror, cualquier resto de su alma ya había sido completamente borrado de este mundo. Ni siquiera quedaba rastro en lo absoluto.

El aire maligno se retractó inmediatamente, y el joven de cabello azul volvió a su temperamento apacible original otra vez. Sin embargo, tanto Zhou Weiqing como Tian’er se agarraban fuertemente del pecho en ese momento. Podían sentir claramente que ese joven de cabello azul era mucho más temible que el Señor Infernal en su mejor momento. La Energía Santa de la Creación de la que estaba orgulloso no parecía tener ningún efecto en ese joven en lo absoluto.

“¿Te parece extraño que tu Energía Santa de la Creación sea inútil contra mí?” El joven de cabello azul se volteó hacia Zhou Weiqing y le dedicó una suave sonrisa.

Zhou Weiqing asintió con la cabeza. En ese momento, comenzó a creer en la afirmación que el joven peli azul había hecho antes sobre que él era un Dios. Después de todo, no había ninguna razón para que el joven lo engañara en lo absoluto con el poder que él poseía.

El joven de cabello azul sonrió. “En realidad, la teoría es muy simple. Eso se debe a que ninguno de ustedes ni el Señor Infernal a quien acabo de aniquilar, son dioses. En cierto sentido, su comprensión es realmente correcta. La llamada Etapa Cambio Celestial en su mundo de hecho, es un nivel que alcanza el nivel de un Dios. Sin embargo, eso solo se limita a alcanzar el nivel de un Dios. Quien quiera convertirse en un Dios verdadero debe poseer el verdadero estado de un Dios. De lo contrario, solo teniendo el poder de un Dios mismo sin poseer el legado no te permitirá convertirte en un Dios real.”

“En cuanto a tu Energía Santa de la Creación. Sí, tienes razón, de hecho es la energía más poderosa en este mundo. Incluso si solo posees esa Energía Santa de la Creación temporalmente, ya es bastante impresionante. Incluso me sería difícil matar a los dos de ustedes que poseen temporalmente la Energía Santa de la Creación”

“Ustedes dos son muy afortunados. Es porque ustedes dos ya poseían la Energía Santa cuando su hijo fue concebido. Concebir a un niño coincide con el Camino de la Creación. Por esa razón, antes de que su hijo naciese, él ya poseía un poco de la Energía del Originen de la Creación. Originalmente, si su hijo hubiese nacido en circunstancias normales, ese poco de Energía del Origen de la Creación se disiparía por sí solo. Sin embargo, quién hubiese pensado alguna vez que el Señor Infernal activaría esa Energía del Origen de la Creación con su Energía del Origen de la Destrucción. Es exactamente por eso que ustedes dos tienen el poder que tienen ahora.”

“Yo sentí inicialmente cuando el Señor Infernal trató de romper el sello. Inmediatamente me dirigí aquí sin perder el tiempo. Sin embargo, lo que entró a mi vista fue que todos ustedes trabajaron juntos para sellar al Señor Infernal  nuevamente. Ustedes dos han creado un milagro, y creo que estoy aquí para limpiar el desastre.”

Zhou Weiqing estaba estupefacto. Eso significaba que incluso si él y los demás no hubiesen venido a luchar contra el Señor Infernal, la persona que estaba delante de él vendría a limpiar al Señor Infernal. ¡Parecía que ni siquiera el Dios de este mundo permitiría que existiese el Infierno!

Tian’er no pudo evitar preguntar: “E-Entonces, ¿afectará a nuestro hijo?”

El joven de cabello azul negó con la cabeza, “No te preocupes por eso. No tendrá ningún efecto en él. Sin embargo, esa Energía Santa de la Creación es un poder que nadie puede poseer, ni siquiera los Dioses, es por eso que el Dios de la Creación ha desaparecido después de que él crease este mundo. Honestamente, incluso no puedo evitar sentir un poco de celos porque tu hijo puede poseer temporalmente el poder de un Bebé Santo. Después de un período de tiempo, la Energía Santa de la Creación desaparecerá de su cuerpo, y su fuerza original será restaurada para que no tenga que preocuparse por nada en lo absoluto.”

Zhou Weiqing y Tian’er soltaron un suspiro de alivio. Zhou Weiqing continuó preguntando: “Entonces, ¿por qué me impediste destruir el Infierno antes?”

El joven de cabello azul respondió: “Este Infierno se ha convertido en un lugar fijo que absorbe la enemistad y todas las emociones negativas de tu mundo. Por lo tanto, solo necesitarás venir aquí regularmente para purificar este reino. De esa manera, ya no tienes preocuparte por el surgimiento de otro Señor Infernal en miles o incluso en los próximos diez mil años. Si este lugar es destruido, y por suerte, otro Mundo Infernal probablemente se formase en otro lugar que no conoces. No tiene sentido permitir que eso suceda ¿verdad?”

Esta vez, Zhou Weiqing y Tian’er finalmente entendieron. Ambos se inclinaron hacia el joven de cabello azul al mismo tiempo. “Gracias por su guía.”

El joven de cabello azul sonrió, “Tengo que irme. Antes de irme, Weiqing, ¿alguna vez has pensado en convertirte en un Dios Verdadero? El poder que usé para borrar al Señor Inferior antes se llamaba Energía Shura. Él es uno de los Tres Grandes Ejecutores en el mundo de los Dioses que tiene un poder que es casi equivalente al del Rey Dios. Si estás dispuesto, puedo transformar tu Energía Santa en Energía Shura, y dejarte heredar el Estado de un Dios como un Dios Shura. Tu base de cultivo, mientras trabajes más duro y cultives durante un período de tiempo, incluso el Rey Dios podría no ser tu rival.”

Zhou Weiqing se sorprendió. Miró a los ojos claros de ese joven de cabello azul cuando se enfrentaba a una propuesta que era suficiente para hacer que todos se volvieran locos, sacudió la cabeza con firmeza.

“No, está bien. Gracias por tu amabilidad.”

“¿Puedes decirme por qué?” El joven de cabello azul preguntó con curiosidad.

Zhou Weiqing se rió entre dientes y dijo: “Bueno, porque ser un Dios podría no ser tan agradable como ser un humano. De lo contrario, ¿por qué me darías tu estado?”

El joven de cabello azul se rió, “¡Qué niño tan astuto! De acuerdo, es hora de que me vaya. Adiós. Si cambias de opinión, solo mira hacia el cielo oscuro y grita mi nombre. Por cierto soy Tang San.”

Una franja de luz azul parpadeó y se transformó en un rayo de luz. Se elevó hacia el cielo y llevó a Tang San. Hizo un gesto con la mano a Zhou Weiqing y Tian’er desde el cielo mientras murmuraba en voz baja y sombría que solo él podía escuchar, “Ahh, finalmente encontré a alguien que es capaz de ser mi heredero, pero al final me rechazaron. Parece que la bondad y el mal son personas bastante astutas. De alguna manera lograron que ese pequeño Ji Dong y Lie Yan heredasen sus lugares. Hmm, parece que tengo que trabajar más duro y dar mi condición de Dios Shura tan pronto como sea posible para finalmente poder llevar a Xiao Wu y a Xiao Qi a vivir una vida libre.”

Fuera del sello. Dentro del abismo profundo

Aquellos que estaban esperando ya no estaban restringidos a las doce Bestias Divinas y la Emperatriz Elfa.

Shangguan Tianyang, Xue AoTian y las esposas de Zhou Weiqing estaban allí esperando en silencio. Hui Yao y su esposa los recogieron y les contaron todo lo que había sucedido antes.

Las tres hermanas Shangguan, la Pequeña Bruja y Dongfang Hanyue estaban tan pálidas que no se les salían las palabras de la boca. Solo se podían ver lágrimas en sus ojos.

¿Cuáles eran las probabilidades de que Zhou Weiqing saliese vivo después de ser arrastrado al Infierno por el Señor Infernal? Ninguno de ellos se atrevió siquiera a reflexionar sobre esta cuestión.

“¡P-Pequeño Gordito, P-Pequeño Gordito! ¡Debes salir con vida! No te culpo más, ¿de acuerdo? No importa cuántas esposas quieras tener, ¡nunca más estaré en desacuerdo!”

Shangguan Fei’er, quien solía ser dominante, altiva y poderosa, ahora estaba completamente empapada en lágrimas. Aunque parecía que era la más fuerte de las chicas, ahora era la más vulnerable en este momento. Abrazó a Shangguan Bing’er y a la Pequeña Bruja, y las tres lloraron hasta que quedaron sin aliento.

A pesar de que Shangguan Xue’er y Dongfang Hanyue eran bastante fuertes, los dos también miraban hacia el espacio. Dongfang Hanyue murmuró en voz baja, “Mientras puedas salir vivo, retrocederé inmediatamente y dejaré de perturbar todas sus vidas, ¿de acuerdo? ¡Weiqing! ¡Por favor, mantente vivo!”

Shangguan Xue’er negó con la cabeza, “¡No! ¡Si vuelve vivo, todos seremos una familia! ¡Debes quedarte también!”

Dongfang Hanyue se sorprendió mientras miraba a Shangguan Xue’er. Las dos chicas se miraron a los ojos. En ese momento, la pared entre ellas se derritió lentamente, ya que ambos sentían desesperación.

Solo la Emperatriz Elfa que estaba sentada allí con sus ojos abriendose gradualmente tenía una leve sonrisa en su delicado rostro.

“PEQUEÑO GORDITO—” De repente, la voz chillona de Shangguan Fei’er perforó el cielo, “¡Bastardo! ¡Debes volver vivo! Mientras estés de vuelta, incluso si quieres dormir con todas nosotras juntas al mismo tiempo, estaré dispuesta a hacer eso también…”

Si ella hubiese anunciado tales palabras previamente, todas las esposas de Zhou Weiqing se habrían ruborizado a un rojo carmesí. Sin embargo, en est momento, todo lo que tenían eran lágrimas.

De repente, en ese momento de dolor, una voz burlona resonó entre la multitud, “¡Oh! ¡Una ganga es una ganga!”

“¿P-Pequeño Gordito?”

“¡Pequeño Gordito!”

“PEQUEÑO GORDITO”

“Pequeño G-Gordito…”

“¡AH! ¡No me muerdas! ¡Todavía estoy vivo!”

El cielo azul turquesa estaba completamente despejado. Este era un mundo que estaba decorado en verde. La hierba era verde y exuberante. Varios lindos animales jugaban en las verdes colinas y valles.

Al lado del enorme lago que era tan azul como el cristal azul, una cabaña con techo de paja que parecía simple pero cómoda estaba en silencio.

“¡Pequeño Gordito! ¡La mayor simplemente hizo pis! ¡Ve y limpia el orinal por favor!”

“Está bien, está bien, iré ahora.”

“Pequeño Gordito, ¿está lista la comida? Tengo hambre. ¡Si mi estómago no está lleno, la panza de tu hija no estará llena tampoco!”

“Muy bien, ¡llegará pronto! ¡Ocho platos y una sopa! ¡Es absolutamente suntuosa!”

“¡Pequeño Gordito! ¡Me dijiste que me darías un masaje! ¿Cuándo lo vas a hacer?”

“Yo-yo… ¡Oh, mis adorables esposas! ¿Puede alguien enseñarme una Técnica de Clones de Sombras por favor?” Cierto alguien gritó indignado.

“¡Bueno, te lo mereces!” Algunas voces hermosas sonaron casi unánimemente.

Zhou Weiqing era un hombre honesto. Él había cumplido su promesa y había creado este reino separado que estaba conectado con la Tribu de los Elfos. En este momento, estaba usando el resto de su tiempo para compensar en gran medida a sus seres queridos.

Dos enormes figuras se veían desdeñosas, no muy lejos de la casa con el techo de paja.

Hui Yao se estaba riendo en su voz profunda, “Resulta que tener varias esposas no es necesariamente algo bueno. ¡Parece que ser fiel a una es mejor después de todo!”

Duo Si se rió entre dientes, “Tienes razón. Aun así, no está bien que te regodees, ya sabes. ¡Weiqing es nuestro gran benefactor después de todo!”

Hui Yao se rió también, “Por supuesto, nunca lo olvidaré. Si no fuese por su Energía Santa que alimentó tremendamente nuestra salud, no podrías quedar embarazada otra vez. Parece que tendremos que dejar atrás nuestro plan para encontrar a nuestra tribu. Sin embargo, creo que incluso si nuestro antepasado resucita, nunca nos culpará por eso.”

Avergonzada, Duo Si recostó su cabeza en el cuello de Hui Yao, “Las doce Bestias Divinas del Sello Infernal que Weiqing ha enviado para acompañar a Dongfang Hanyue de vuelta al Continente XuanTian probablemente regresarán pronto, supongo.”

“Sí, solo ese mocoso Weiqing puede hacer eso. Todavía recuerdo su tono en ese momento. Le dijo a Dongfang Hanyue que si el Palacio XuanTian se niega a liberarla, le pedirá a las doce Bestias Divinas que tiren del  Continente XuanTian y lo unan al Continente Sin Límites. ¡Ah, sí! ¿Qué palabras usan los humanos para describir a una persona como Zhou Weiqing otra vez? Recuerdo que hay dos palabras, ¿verdad?

“¿Estás tratando de decir esto, pícaro y bribón?”

(El fin)

___________________________________________________________________________

Finalmente ha llegado a su fin. Tuve el placer de traducir esta novela desde el principio, y he llegado a disfrutar la historia en sí misma, junto con los admiradores increíbles de esta maravillosa historia tales como Carlos González, Jean Sandoval, Cassiel Evans, Carlos Santana, Ilsa Martinez, Luis Rios, Marcos Gomez, Juan Tenorio, Richard Flores, Eduardo Diaz, Jhonatan Bautista, Jorge Davaloz, Juan Cordoba, Adrian Carrasco, Jose Manso y a todos aquellos que dia a dia comentaban y estaban pendiente.

Un sincero agradecimiento a aquellos que la han seguido desde que empecé la traducción, y también a aquellos que han tenido la amabilidad de señalar mis errores cuando me equivoco. Me disculpo sinceramente.

Habiendo dicho eso, espero ansiosamente la oportunidad de quizás volver a verlos a todos en algún momento en el futuro en cualquiera de mis otras traducciones. Gracias por ser increíbles y por acompañarme en esta gran historia.

Abajo dejaré un link a un strawpoll para que voten cual será la siguiente novela que traduciré espero sus opiniones.

Sin muchas mas que decir y agradeciendoles mucho por seguir esta gran historia de mas de un año de traducción y 849 capítulos.

Atentamente,

Tiuna.

Link a Strawpoll

Como comentario adicional, el final de la historia quedó así mas que todo porque TSJJ (el autor) tiene pensado hacer una novela donde reunirá a todos los personajes de todas sus novelas (Infinity war de las novelas eres tu?) Por ende, no se soprendan si en alguna otra novela nos volvemos a ver con el Pequeño Gordito y sepamos mucho más de su historia, pongamolos como que solo está en una pausa indefinida.

HJC – Capítulo 307

Capítulo 307 – Bebé Santo

El Señor Infernal miró fríamente a Zhou Weiqing con su par de ojos verdes. Su ataque no se detuvo en lo absoluto. Para ser exactos, era solo el comienzo.

Su cuerpo parpadeó, pero no desapareció. Sin embargo, su velocidad era tan rápida que no era diferente de Blink. Lo que era aún más aterrador era el hecho de que Zhou Weiqing no podía usar Blink en el Infierno. Eso erae porque no pudo encontrar la Ley Espacial allí por alguna razón. Todavía podía destruir la Ley Espacial como antes, pero era imposible para él dominarla o controlarla aquí.

Afiladas garras aparecieron silenciosamente en la mano derecha del Señor Infernal. Las ocho piernas detrás de él se estiraron al instante también. Una red de luz verdosa cargaba directamente hacia Zhou Weiqing. Este color verde era el verdadero color de la Energía del Origen de la Destrucción. Era mucho más pura que la Energía de la Destrucción negra.

El ataque del Señor Infernal era muy simple. No hubo esquemas extravagantes, y era simple y directo a su lugar. Simplemente se basaba en su fuerza y ​​velocidad tiránicas.

Una brillante luz blanca brilló desde el cielo y luego brilló directamente sobre Zhou Weiqing. Su cuerpo fue instantáneamente envuelto por una capa de luz plateada. Era hora de que Tian’er hiciese su movimiento.

En ese momento, también se pudieron ver cambios en el cuerpo de Tian’er. Con su cuerpo como la parte principal, tres pares de alas brillaban con luz plateada detrás de ella. Ella realmente se había transformado en el Ángel Serafín. No solo eso, su cuerpo aún mantenía su tamaño original, y mantenía su Energía Santa en un estado altamente concentrado tanto como fuese posible.

En lugar de retirarse, Zhou Weiqing avanzó. Con una zancada en el aire, su cuerpo miraba hacia adelante. Todas las luces de las estrellas en su Conjunto Odio a la Tierra Sin Empuñadura se iluminaron instantáneamente. Una cantidad alarmante de Energía Santa estaba condensada en cada luz de las estrellas, era como si una explosión que pudiese suceder en el segundo siguiente explotase por completo el reino completo.

El Señor Infernal fue sorprendido por completo después de que sintió la forma en que Zhou Weiqing estaba quemando su Energía Santa con un frenesí. Inicialmente estaba cargando contra Zhou Weiqing, pero instantáneamente dio un giro brusco y se fue volando horizontalmente.

Una extraña burla se podía ver en la esquina de la boca de Zhou Weiqing. “¡Idiota! ¡Es solo un farol!” El Núcleo Santo Divino salió volando del cuerpo de Zhou Weiqing silenciosamente. El movimiento que hizo antes fue ejecutado con la ayuda de su Energía del Núcleo Santo Divino. Solo él sabía si el movimiento anterior era un intento de engañar al Señor Infernal o no.

Un rayo galáctico que era como la Vía Láctea fluyó desde el cielo y se derramó sobre los Martillos Duales. Borró la luz verde que el Señor Infernal había lanzado anteriormente. La Energía Santa y la Energía de la Destrucción crearon un sonido fuerte debido a la fricción, y sonaba inquietantemente como clavos en una pizarra.

Debido al problema con la pureza de la energía de Zhou Weiqing, su consumo de energía era indudablemente mucho mayor que la del Señor Infernal. Sin embargo, la que utilizaba el Señor Infernal era la Energía del Origen de la Destrucción, la energía más preciosa del Señor Infernal. Ahora que el Señor Infernal ya no podía reponer su energía del mundo exterior, a Zhou Weiqing le haría bien si pudiese consumirla, incluso si solo fuese una pequeña cantidad. El Señor Infernal estaba tan enojado que soltó un grito después de que Zhou Weiqing lo engañase para derrochar su energía sin dar ningún resultado en lo absoluto. La velocidad del Señor Infernal aumentó de repente mientras corría hacia Zhou Weiqing como una flecha de luz verde. A juzgar por su postura, parecía que quería perecer junto con Zhou Weiqing.

Zhou Weiqing todavía permanecía extremadamente calmado en ese momento. Él entendía muy bien que esa sería probablemente la última batalla en su vida. Él quería darlo todo. Incluso si él muriese, se aseguraría de que el Señor Infernal sufriese también.

En ese momento, el gigantesco Martillo de la Fuerza era como un remo en manos de Zhou Weiqing. Su cuerpo permaneció inmóvil, pero el Martillo de la Fuerza continuó balanceándose dos veces frente a él. Todavía tenía el mismo brillo plateado de la Energía Santa, pero el aura que llevaba era completamente diferente.

El Señor Infernal instantáneamente se estrelló contra él en el momento siguiente. No hubo ruidos retumbantes, pero el Señor Infernal podía sentir que la energía que tenía delante emitía ondas peculiares. Su cuerpo dudó al instante. No chocó contra Zhou Weiqing, sino que se deslizó hacia un lado en su lugar. En ese momento, incluso su Energía del Origen de la Destrucción solo pudo detener las dos energías que Zhou Weiqing lanzó cuando se deslizó hacia un lado.

Desgarro Espacial y Desorden del Tiempo. Ese fue el método que Zhou Weiqing usó para tomar represalias antes. Sin embargo, no se puede olvidar que, aunque poseía la Energía Santa, todavía era un Maestro de Joyas Celestiales que poseía Seis Atributos Elementales. Él nunca usaría su Energía Santa para contraatacar si realmente quisiese agotar la Energía del Señor Infernal. Después de todo, la brecha de fuerza entre los dos era tremendamente grande. Todo en lo que Zhou Weiqing podía confiar ahora era meramente en sus habilidades y técnicas.

Zhou Weiqing y el Señor Infernal literalmente se rozaron el uno al otro. La velocidad del Señor Infernal era tan rápida como un rayo. Sin embargo, Zhou Weiqing había demostrado una capacidad de batalla innata que desafiaba toda razón. Desde el engaño anterior a la defensa que acababa de mostrar, todo fue debido a su previsión que fue capaz de lidiar con el ataque del Señor Infernal. Al mismo tiempo, su cuerpo ya estaba medio convertido cuando estaba lanzando las dos habilidades antes. Esa era la razón por la cual cuando el Señor Infernal patinó a un lado, Zhou Weiqing usó sus Martillos como un martillo golpeador de meteoros, y lo aplastó sin piedad en la espalda del Señor Infernal.

Hubo un fuerte golpe. Solo la fuerza bruta por sí sola era lo suficientemente horrible como para atormentar terriblemente al Señor Infernal, sin tomar en consideración que la Energía Santa estaba unida al Martillo.

Con un fuerte golpe, su cuerpo entero fue enviado volando como una bala de cañón y convertido en un punto verde que desapareció de la vista de Zhou Weiqing y de Tian’er en un abrir y cerrar de ojos. Uno podría fácilmente imaginar cuán terrible era el poder que Zhou Weiqing acababa de usar.

Sin embargo, Zhou Weiqing no se detuvo allí. Con ese golpe al Señor Inferior, también recibió el contraataque de la Energía del Origen de la Destrucción, que drenó toda la Energía Santa en su cuerpo por una fracción de segundo.

Zhou Weiqing recuperó los Martillos Duales. Ambas manos dibujaron una imagen en el aire, y dos luces de forma triangular aparecieron instantáneamente ante él. La Formación de Luz Divina Seis Supremo apareció de repente. Además, era una Formación de Luz Divina Seis Supremo con seis joyas en cada lado.

Dos deslumbrantes luces de color plateado en forma de hexagramas aparecieron sobre la cabeza de Zhou Weiqing y debajo de sus pies, respectivamente, mientras doce Joyas Celestiales giraban espléndidamente.

Zhou Weiqing podría conservar tanta Energía Santa como fuese posible y también usar su fuerza más poderosa con la ayuda de la Formación de Luz Divina. Uno nunca debía subestimar los dos enfrentamientos entre él y el Señor Infernal anteriores. Aunque podría parecer que Zhou Weiqing tenía la sartén por el mango, experimentó el profundo terror de la Energía del Origen de la Destrucción después de hacer contacto con el Señor Infernal. Después de experimentar las dos colisiones, su Energía Santa se agotó inmediatamente en un veinte por ciento antes de que pudiese disminuir la erosión causada por la Energía de la Destrucción. ¡Qué aterradora era esa Energía de la Destrucción!

La luz plateada comenzó a mostrar cambios peculiares bajo el refugio de la Formación de Luz Divina. La Energía Santa de Zhou Weiqing comenzó a ser incandescente.

Incluso el propio Zhou Weiqing no esperaba que la Formación de Luz Divina Seis Supremo tuviera ese efecto especial. Él era el lanzador de esa formación, así que de inmediato descubrió el motivo detrás de ella en un abrir y cerrar de ojos.

No era porque su Energía Santa hubiese sido purificada nuevamente. En cambio, fue el impulso que produjo la Formación de Luz Divina después de fusionarse perfectamente con sus seis Joyas Celestiales. Por naturaleza, el impulso afectó a su Energía Santa y aumentó su poder.

Una vez más, los Martillos Duales de la Fuerza aparecieron en las manos de Zhou Weiqing. Los enormes martillos apuntaban hacia adelante. El intenso resplandor hacía que el martillo se asemejase a un pequeño sol que brillaba deslumbrantemente con un brillo radiante.

En ese momento, la sombra verde del Señor Infernal apareció dentro del alcance de esta luz incandescente. ¡Qué increíblemente rápido era el Señor Infernal! A pesar de que el ataque anterior fue bastante poderoso, aún no era suficiente para infligirle algún daño real. Sin embargo, la consternación en su corazón era bastante evidente. En un instante, voló de nuevo, justo a tiempo para ver la finalización de la Formación de Luz Divina Seis Suprema de Zhou Weiqing que purificaría nuevamente su Energía Santa.

Whoosh—

Esta vez, el Señor Infernal ya no corrió directamente contra Zhou Weiqing. En cambio, las ocho largas piernas detrás de él se iluminaron nuevamente simultáneamente. Cada una de ellas era de color turquesa. Era una especie de turquesa que estaba rodeada por una densa aura negra. Ocho rayos de luces verdes brotaron instantáneamente de la punta de las ocho patas y se condensaron en una masa de luz delante de él. Al mismo tiempo, el Señor Infernal unió sus diez dedos y otra masa de luz verde apareció al instante también.

En un instante, todo el Infierno se iluminó. Todo estaba envuelto en la luz verde.

Una enorme presión comenzó a acumularse sobre Zhou Weiqing y Tian’er frenéticamente desde todas las direcciones. Ambos desataron su Energía Santa con toda su fuerza para evitar que esa poderosa Energía de la Destrucción afectase sus cuerpos.

El espacio, el tiempo y todo lo demás atributos parecían estar completamente sellados. No era solo la Ley Espacial y del Tiempo, esta vez, ninguna de las técnicas se podían usar. Todo lo que pudieron hacer era usar la energía más pura para contrarrestar con fuerza bruta.

Las habilidades de Zhou Weiqing causaron un gran problema para el Señor Infernal, por lo que ya no reservó nada y usó su Energía del Origen de la Destrucción. Cuanto más frugal era al respecto, mayor era el precio que tenía que pagar. En ese momento, él ya había decidido terminar la batalla en una sola ronda.

Una mirada oscura que nunca se había visto antes cayó en la cara de Zhou Weiqing al instante. A través de la habilidad telepática de su Energía Santa, le pidió a Tian’er que regresase y se pusiese detrás de él. Al mismo tiempo, la luz incandescente que emitía su cuerpo se volvió extremadamente gruesa también.

Los Martillos de Fuerza Duales fueron cruzados frente a su pecho. Cada estrella en su Conjunto Odio a la Tierra Sin Empuñadura se iluminó instantáneamente. Este era el Infierno, y el Señor Infernal era el verdadero gobernante en este reino. Cuando el Señor Infernal se decidió a luchar directamente contra Zhou Weiqing, ya no había otra opción para Zhou Weiqing. Todo lo que podía hacer en ese momento era encender toda la Energía Santa en su cuerpo y luchar contra el Señor Infernal hasta la última gota de su Energía Santa.

Los ojos del Señor Infernal se iluminaron brillantemente. Él ya había tomado sus decisiones. Después de matar a Zhou Weiqing, definitivamente obtendría una cierta cantidad de energía negativa de Zhou Weiqing y su esposa. En ese momento, deseó que la energía negativa fuese un poco más para que le fuese suficiente para abrir una pequeña grieta, incluso si se trataba de la grieta más pequeña en la Formación del Sello del Infierno. Cuando eso sucediese, tendría la oportunidad de escapar de aquí.

Whoosh–

Sin previo aviso, los dos ojos de color verde frente al Señor Infernal se apilaron uno encima del otro. Los dos orbes se fusionaron en uno. Aunque no aumentó de tamaño, una masa de luz negra se materializó de la nada justo en el centro de las dos luces verdes después de que los ojos se fusionasen. Era como un ojo que estaba perforando escalofriantemente a Zhou Weiqing con su mirada.

El Ojo de la Destrucción: la habilidad más poderosa del Señor Infernal. Antes, cuando todavía estaba en su mejor momento, fue exactamente con esa habilidad que fue capaz de descifrar la Formación Mágica del sello del Infierno. En ese momento, en realidad estaba usando esa habilidad para ir en contra de Zhou Weiqing. A pesar de que ya no era tan poderoso como lo era en su mejor momento, el poder de ese Ojo de la Destrucción todavía era horrendo.

Casi al instante, la luz oscura y tenue estalló sin previo aviso. En el otro lado, Zhou Weiqing también se vio afectado por la dinámica del Qi a su alrededor. Todas las estrellas que surgieron del Conjunto Odio a la Tierra Sin Empuñadura se fundieron en una con su incandescente Energía Santa antes de convertirse en una luz incandescente y delgada pero extremadamente condensada y sólida. Chocando directamente con el rayo que salió del Ojo de la Destrucción en el aire.

El Núcleo Santo Divino de Zhou Weiqing, el núcleo de donde había estallado la luz, tenía todos sus diez dedos entrelazados. La luz incandescente continuaba saliendo de él incesantemente.

Ese era definitivamente el ataque más poderoso de Zhou Weiqing en toda su vida. En este momento, sintió que estaba tocando el borde de la Etapa Cambio Celestial. Aunque no era la verdadera Etapa Cambio Celestial, solo la sensación de elevación era más que suficiente para darle confianza.

Sin embargo, esa confianza pronto se desvanecería.

Negro contra blanco. En el momento en que los dos rayos se enfrentaron en el aire, esa luz negra rápidamente forzó a la luz de Zhou Weiqing a retirarse de una manera abrumadora. Se abalanzó sobre él y cayó hacia Zhou Weiqing a una velocidad supersónica.

La luz negra del Ojo de la Destrucción tenía una forma incontenible e imponente, y estaba disparándose hacia Zhou Weiqing como un rayo engrasado.

También fue en ese momento que el cuerpo del Señor Infernal pareció desvanecerse un poco. Uno podría imaginar fácilmente cuánto le costaba a su cuerpo. Sin embargo, fue precisamente por la enorme cantidad de víctimas que tuvo una fuerza tan espantosa. Zhou Weiqing condensó toda la energía de Tian’er, el Conjunto Odio a la Tierra Sin Empuñadura y él mismo, pero aún así no pudo detener el rayo del Ojo de la Destrucción.

En ese momento, todo el color ya había desaparecido de la cara de Zhou Weiqing. Podía sentir claramente la Energía de la Destrucción que estaba cargando directamente desde el frente. Después de todo, la muerte haría que todos temblasen de miedo. El potencial total de Zhou Weiqing se desató de repente cuando vio la luz negra acercándose a él pulgada por pulgada.

Era como si la rica luz incandescente quemase su cuerpo en cenizas. La llama incandescente se elevó hacia el cielo y bañó por completo a Zhou Weiqing.

Eso era correcto Zhou Weiqing encendió sus propias Llamas de la Vida debido a esa circunstancia en la que su vida colgaba de un hilo. Esa era la única forma en que podía aumentar la fuerza de su ataque.

En ese momento, el rayo del Ojo de la Destrucción ya había llegado al frente del Núcleo Santo Divino. En el aumento repentino de la luz incandescente se podía ver una pizca de color blanco lechoso pálido. Fue la aparición de ese toque de color blanco lechoso lo que detuvo el rayo del Ojo de la Destrucción que ya había alcanzado el pecho de Zhou Weiqing. Estaba solo a una pulgada de distancia del Núcleo Santo Divino.

Los ojos del Señor Infernal se crisparon mientras él se burlaba fríamente, “Quemando tu propia Llama de la Vida. Bien, me encantaría ver cuánto más vida te queda para quemar. Bajo el rayo de mi Ojo de la Destrucción, ¡la muerte solo llegará a ti más rápido!”

Él no estaba exagerando. Aunque el ataque de Zhou Weiqing fue impulsado en gran medida por la quema de sus propias llamas de la vida, podía sentir que su propia vitalidad se estaba consumiendo a un ritmo extremadamente alarmante al mismo tiempo. Casi en un abrir y cerrar de ojos, Zhou Weiqing podía sentir que se estaba degenerando, y su cabello negro se volvió completamente blanco.

Su vitalidad se estaba desvaneciendo rápidamente, y era suficiente para resistir el ataque. Sin embargo, ¿cuánto tiempo más podría soportarlo?

Tian’er se colocó detrás de Zhou Weiqing y observó su negro cabello blanco con sus propios ojos. En ese momento, su corazón casi se rompe en pedazos. Sin embargo, ella no podía hacer nada para ayudarlo. En ese momento, ni siquiera su base de cultivo de Energía Santa, que estaba en el Nivel Inferior de la Etapa Dios Celestial, sería de alguna utilidad para Zhou Weiqing. Incluso si ella quemase su propia Energía Santa, aún sería imposible para ella ayudar a Zhou Weiqing a resistir el ataque del Ojo de la Destrucción.

Pequeño Gordito… ¡Pequeño Godito!‘ Las lágrimas habían nublado por completo la vista de Tian’er. Ella había perdido completamente toda esperanza en ese momento.

Fuera del sello.

Hui Yao y Duo Si habían regresado. Volar desde el Sello del Infierno hacia el exterior y volver, requería mucho tiempo después de todo. Además de eso, solo habían pasado quince minutos desde que Zhou Weiqing fue capturado en el sello por el Señor Infernal.

La Emperatriz Elfa era la más nerviosa. El color había desaparecido de esa cara hermosa y delicada. Todo ese tiempo, ella había estado sintiendo continuamente y en silencio su propia vitalidad. La capacidad de compartir la vida de ella y Zhou Weiqing no era obstruida por el tiempo o el espacio en lo absoluto. A pesar de su nerviosismo, su rostro permaneció tranquilo y sereno porque sabía que una vez que Zhou Weiqing estuviese muerto, ella no sería capaz de vivir tampoco.

Compartir una vida con un ser humano masculino la llenaba de una sensación muy complicada. Además, no tenía idea de por qué, pero de alguna manera, parecía que Zhou Weiqing había tomado un lugar en su corazón, y se había vuelto completamente irremplazable.

¿Podrá regresar vivo?‘ Una mirada amarga se podía ver en la cara de la Reina Elfa. Sin duda, la probabilidad de que Zhou Weiqing volviese vivo era básicamente cercana a cero. ¡Ese era el Dios del Infierno malditasea! Uno podría imaginar fácilmente cuán poderoso era el Señor Infernal. Incluso los atributos de Zhou Weiqing definitivamente serían suprimidos, y ni hablar de su base de cultivo.

En este momento, la Emperatriz Elfa se balanceó en el lugar sin previo aviso. El horror instantáneamente amaneció en su rostro. Eso se debía a que podía sentir claramente que su propia vitalidad se estaba consumiendo a un ritmo alarmante.

‘Weiqing, ¡es Zhou Weiqing!’ Su vitalidad estaba tan deteriorada que ahora necesitaba consumir la vitalidad de la Emperatriz Elfa. En ese momento, los escalofríos se apoderaron del corazón de la Emperatriz Elfa. Ella sabía que lo inevitable estaba por venir. El hecho de que Zhou Weiqing pudiese durar solo quince minutos en el Infierno era algo más que suficiente para enorgullecerse. Sin embargo, no hubo ningún cambio en el resultado en lo absoluto.

Una mirada de tristeza lentamente se deslizó por la cara de la Emperatriz Elfa mientras se sentaba lentamente con las piernas cruzadas. Ya sea ella o el Árbol Antiguo de la Vida detrás de ella, ambos comenzaron a emitir un intenso brillo turquesa que se transformaba en vetas de ricas oleadas de energía que lentamente se desvanecían en la nada.

Eso era correcto, Zhou Weiqing estaba comenzando a agotar la vitalidad de la Emperatriz Elfa en ese momento. En el momento en que su cabello se había vuelto completamente blanco, su propia vitalidad ya había alcanzado un nivel en el que casi se había secado.

¡Qué tasa de consumo tan terrible! Zhou Weiqing era una potencia Dios Celestial de Nivel Máximo que ya había tocado el umbral de la Etapa Cambio Celestial. Incluso bajo tales circunstancias, su vitalidad todavía se estaba consumiendo tan rápidamente por el Ojo de la Destrucción.

“¿Oh?” Una voz desconcertada podía ser escuchada por el Señor Infernal. Previamente, él había calculado correctamente que Zhou Weiqing caería en el próximo segundo. Sin embargo, no tenía idea de por qué una oleada de vitalidad llena de determinación estalló repentinamente del cuerpo de Zhou Weiqing. La vitalidad continuó ardiendo y resistió el rayo del Ojo de la Destrucción al impedir que la luz negra lo devorase.

Una vez más, Zhou Weiqing había desafiado su juicio anterior. El Señor Infernal tenía una expresión extremadamente molesta en su rostro. El Ojo de la Destrucción era realmente poderoso, pero el consumo de su Energía del Origen de la Destrucción también era igual de grande. Si eso continuase, solo le quedaría muy poca energía.

Sin embargo, no tenía otra opción en ese momento. Todo lo que podía hacer ahora era matar a Zhou Weiqing y Tian’er antes de que la opción de abrirle la puerta estuviese abierta para él.

Por otro lado, la visión de Zhou Weiqing que se había oscurecido repentinamente se iluminó sin previo aviso. Podía sentir claramente la fuerte oleada de vitalidad que fluía desde su corazón hacia cada centímetro de su cuerpo. Esa oleada de vitalidad siguió fluyendo en un flujo sin fin y sin interrupciones. De todos modos, una hermosa sombra se elevó desde el interior de su corazón.

E-Es la Emperatriz Elfa. Estoy compartiendo su vitalidad ahora. Además, parece que estoy usando la vitalidad del Árbol Antiguo de la Vida también.’

‘P-Pero, ¡el consumo de vitalidad es demasiado rápido! ¡Temo que todos morirían conmigo si esto continúa! Zhou Weiqing pensó para sí mismo ya que su corazón estaba lleno de un sabor amargo. Sin embargo, no le quedaba energía para cambiar la situación actual. Zhou Weiqing y la Emperatriz Elfa estaban destinados a morir juntos debido a su capacidad para compartir la vida. ¿Qué más podría hacer? ¿Para lograr que la Energía de la Destrucción del Señor Infernal sea insuficiente? ¡Eso era obviamente imposible! El poder del Ojo de la Destrucción no solo no mostró signos de debilitamiento, sino que se volvía cada vez más poderoso con el paso del tiempo. Causó que la vitalidad que ardía en su cuerpo desapareciese a un ritmo angustioso.

“P-pequeño G-gordito…” En ese momento, una voz temblorosa sonó en los oídos de Zhou Weiqing.

En el segundo siguiente, Tian’er entró a su vista.

Debido a la Energía Santa incandescente que ardía alrededor del cuerpo de Zhou Weiqing que era demasiado fuerte, Tian’er ya no podía tener ningún contacto con su cuerpo. Sin embargo, debido a que ambos tenían un solo corazón y compartían los mismos sentimientos, Tian’er podía sentir claramente la vitalidad de Zhou Weiqing, que estaba a punto de agotarse en cualquier momento.

“Pequeño G-gordito.” Tian’er lo estaba llamando en voz baja, “Realmente no quiero verte morir. Lo siento, Pequeño Gordito. P-Por favor, perdóname… Nuestro hijo y yo haremos nuestro movimiento primero. T-Te esperaremos en el otro mundo.”

¡NOOO…! ¡TIAN’ER! ‘ Zhou Weiqing gritó maniáticamente en su corazón. Sin embargo, no podía hacer nada en ese momento; ni siquiera podía hacer el menor ruido. Todo lo que podía hacer era mirar mientras Tian’er se arrojaba al rayo del Ojo de la Destrucción.

¡Eso era correcto! Tian’er ya había decidido ser egoísta una vez. Ella realmente no podía soportar ver al hombre a quien amaba más morir justo frente a sus ojos. Por esa razón, ella preferiría morir antes que él.

Mientras que Zhou Weiqing y Tian’er fueron decisivos, el Señor Infernal se llenó de alegría y deleite. En el momento en que Zhou Weiqing entró en el Inframundo con Tian’er, Zhou Weiqing había estado reprimiendo sus emociones. Incluso ahora, cuando se enfrentó a esa situación en la que estaba a punto de morir, no mostró ninguna emoción negativa en lo absoluto.

Sin embargo, las cosas eran diferentes ahora. Cuando Tian’er se arrojó al rayo del Ojo de la  Destrucción, una tremenda cantidad de emociones negativas se desbordó de Zhou Weiqing en un frenesí. Además, esas emociones negativas complementaban en gran medida la Energía de la Destrucción del Señor Infernal.

El Señor Infernal entendió muy bien que una vez que Tian’er muriese, Zhou Weiqing se vería muy consumido por sus emociones negativas. Incluso había planeado desacelerar su ataque si Tian’er muriese para que Zhou Weiqing liberase más de sus emociones negativas. Entonces, él sería capaz de reponer su Energía de la Destrucción.

Una potencia Dios Celestial era de hecho muy rápida cuando volaba. En el segundo en que Zhou Weiqing gritó en su corazón, Tian’er ya se había lanzado hacia el rayo del Ojo de la Destrucción y utilizó su cuerpo para evitar que explotase.

Zhou Weiqing instintivamente cerró los ojos. Dos vetas de lágrimas brotaron de sus ojos sin control.

Una serie de imágenes comenzaron a pasar por su mente. Todavía podía recordar claramente qué linda y gorda era Tian’er cuando la conoció por primera vez. Cuando estaba en el punto más oscuro de su vida, Tian’er había ayudado a calmar su corazón usando su propio cuerpo. No importaba cuál fuese la situación, ella siempre estaría a su lado, hasta ahora. En este momento, Zhou Weiqing estaba tan angustiado que ni siquiera podía respirar. Por un momento, incluso se había olvidado dónde estaba en realidad.

‘Tian’er, Tian’er…‘ Zhou Weiqing no pudo reprimir la angustia en su corazón. Ese dolor en el corazón desgarrador era tan agonizante que la quema de su vitalidad comenzó a volverse inestable. Incluso la Emperatriz Elfa que estaba fuera del sello podía sentir el llamado de su corazón.

Whoosh—

El rayo del Ojo de la Destrucción estalló directamente en Tian’er. En ese momento, el cuerpo de Tian’er de repente se puso rígido. La Energía Santa que la estaba protegiendo se rompió inmediatamente bajo el rayo del Ojo de la Destrucción. Después de todo, la energía era tan espeluznante que incluso Zhou Weiqing no era capaz de retenerla.

El rayo del Ojo de la Destrucción golpeó silenciosamente el cuerpo de Tian’er, sus ojos ya estaban cerrados con fuerza. Aunque no estaba muy dispuesta, no se arrepintió de su decisión. Incluso si solo pudiese contener el ataque por el bien de su hombre por un breve momento, nunca se arrepentiría de su decisión.

Los ojos del Señor Infernal ya estaban llenos de una alegría maníaca. Esperaba ansiosamente que Zhou Weiqing explotase con emociones negativas y que las propias emociones negativas de Tian’er estallaran después de su muerte.

Sin embargo, la risa en sus ojos se congeló sin previo aviso en el momento siguiente. Todo su cuerpo comenzó a temblar violentamente. Eso se debió a que Tian’er no desapareció aunque fue golpeada con el rayo del Ojo de la Destrucción. En cambio, una capa de luz blanca suave e inofensiva irradiaba de su cuerpo.

Frente a esa suave luz blanca, el poderoso rayo del Ojo de la Destrucción era como la mantequilla entrando en contacto con un cuchillo al rojo vivo, instantáneamente se hizo añicos. En un abrir y cerrar de ojos, todo el rayo del Ojo de la Destrucción desapareció sin dejar rastro.

La suave luz blanca palpitaba suavemente ante el Ojo de la Destrucción. La vista también se congeló y en el momento siguiente, se desvaneció y el Señor Infernal expulsó aura negra de su boca.

“Eso… ¡E-Es imposible!” El Señor Infernal gritó histéricamente. Él no podía creer eso. No podía creer la situación que acababa de desarrollarse frente a sus ojos.

El Señor Infernal sintió la suave y tenue capa de luz blanca, y Zhou Weiqing también pudo sentirla claramente. Con lágrimas fluyendo por las mejillas de Zhou Weiqing, pudo sentir una energía extremadamente suave envolviendo repentinamente todo su cuerpo. Le aturdía el hecho de que su vitalidad que antes se consumía ahora estaba siendo restaurada a una velocidad que era mucho más rápida que la velocidad con la que se estaba consumiendo antes. La Energía Santa en su cuerpo también regresaba a su cuerpo a una velocidad milagrosa. Además, esta vez, la Energía Santo ya no era de color blanco dorado ni era el color incandescente que aparecía después de la purificación. En cambio, era una especie de color blanco suave, un color que Zhou Weiqing era incapaz de describir, pero era un color que estaba completamente lleno del aura de la Creación.

Intuitivamente, Zhou Weiqing abrió los ojos. Sus pupilas se agrandaron de inmediato sorprendido. ‘¿Q-qué fue eso?’

Pudo ver una luz santa que brillaba con resplandor en el Infierno lleno de oscuridad y destrucción.

Tian’er no estaba muerta. Ella estaba flotando en el aire con los ojos cerrados. Círculos de suave luz blanca incesantemente eran emitidos desde su abdomen inferior.

En ese momento, un fuerte llanto de bebé de repente llenó el aire. Una masa de suave luz blanca flotó repentinamente desde el abdomen inferior de Tian’er.

De hecho, Tian’er no tenía ninguna herida, pero un bebé pequeño y debil salió volando de su abdomen inferior.

Ese bebé tenía una altura de unos cincuenta centímetros. Ambas palmas estaban fuertemente apretadas. Sus piernas estaban acurrucadas cerca de su pecho. Las pequeñas nalgas rosas eran tan adorables que era absolutamente suculento. Además, era evidente que había una cosita pequeña y linda colgando entre sus dos piernas.

Sí, era un niño.

En ese momento, Zhou Weiqing quedó impresionado. Tian’er también se sorprendió. Todo eso estaba más allá de sus expectativas. No era solo el Señor Infernal quien no podía creer eso, incluso los dos que fueron los iniciadores no podían creer la escena ante sus ojos tampoco. Sin embargo, esa escena, sin lugar a dudas, tenía lugar justo en frente de ellos.

Una suave luz blanca irradiaba del pequeño cuerpo, y bañaba a Zhou Weiqing y a Tian’er. La Energía Santa en sus cuerpos también se convirtió en el suave color blanco también.

Después de que el pequeño bebé flotase fuera del abdomen inferior de Tian’er, lentamente abrió los ojos. Aunque su cuerpo todavía estaba acurrucado en posición fetal, en ese momento, Zhou Weiqing y Tian’er podían ver claramente un par de ojos negros y claras en sus ojos.

Era como si pudieran ver el otro lado del mundo desde esos ojos negros. También fue en ese momento que ambos pudieron sentir que cada parte de ellos mismos se elevaba.

En el momento en que el Ojo de la Destrucción se hizo añicos, el Señor Infernal ya había volado muy lejos en la distancia. Estaba horrorizado mientras miraba la escena frente a él. Podía sentir claramente que toda la Energía de la Destrucción en el Infierno estaba desapareciendo a una velocidad terriblemente rápida, y era causado por nada menos que la suave luz blanca que irradiaba del cuerpo del bebé.

‘E-Eso… ¡E-Es imposible!’ El alma del Señor Infernal tembló de miedo. Eso era porque finalmente pudo identificar lo que era esa suave luz blanca.

Era la Energía Santa. Pero no como la Energía Santa que Zhou Weiqing poseía, sino que era la Energía Santa de la Creación en su lugar. ¡La verdadera Energía Santa de la Creación! La energía más formidable y más poderosa que existía. Una energía que solo el Dios de la Creación: la Energía Santa de la Creación que estaba dotada con una infinidad de Energía de la Creación.

¿P-Podría ser que él es la reencarnación del Dios de la Creación? A… Un Bebé Santo…

La desesperación en el corazón del Señor Infernal era exactamente la misma que la que Zhou Weiqing había sentido un momento antes. En ese momento, ya no podía reunir la fuerza para rebelarse. Después de todo, cualquier resistencia sería inútil frente a la verdadera Energía de la Creación.

“¡T-Tian’er!” En un parpadeo, Zhou Weiqing apareció frente a Tian’er y la abrazó fuertemente en su abrazo.

Tian’er estaba mirando a Zhou Weiqing también. Con su voz temblorosa, ella anunció: “¡E-Ese es nuestro hijo!” En ese caso, ella ya había recordado la luz blanca que apareció cuando fue atacada previamente. Resultó que todo este tiempo, había sido su hijo quien la había estado protegiendo todo el tiempo. Y ahora mismo, en este momento, finalmente nació.

“¡E-Está bien! ¡Es nuestro hijo!” La voz de Zhou Weiqing también temblaba. Podía sentir los cambios en su Energía Santa. Aunque su juicio no era tan exacto como el del Señor Infernal, entendió bastante bien que esta batalla finalmente había terminado. ¡Verdaderamente terminado! Su propia familia finalmente emergió como el vencedor final.

El pequeño bebé flotó lentamente hacia el cielo y finalmente cayó en los brazos doblados de Tian’er. Sus grandes ojos se iluminaron con destellos divinos mientras miraba a Zhou Weiqing y Tian’er con la nueva novedad de venir a este mundo.

Aunque Dongfang Hanyue también había dado a luz al hijo de Zhou Weiqing, la sensación de presenciar el nacimiento de su hijo era completamente diferente. En este momento, solo había emoción y alegría en el corazón de Zhou Weiqing. Intuitivamente, alzó una mano para acariciar suavemente a esa linda y pequeña vida, una pequeña vida que había dado a sus padres una nueva vida.

Sin embargo, era evidente que a ese pequeño tipo no parecía importarle demasiado la sensación de que alguien lo estaba sintiendo. Una pequeña mano rubia se levantó y agarró el pecho de Tian’er. Otra pequeña mano rápidamente se zambulló en su ropa y comenzó a buscar a tientas de forma natural.

Zhou Weiqing miró la escena con desconcierto con la boca abierta. En el momento siguiente, un pequeño y abultado montículo salió disparado. Tian’er se quedó sin aliento en estado de shock cuando su pequeña boca rosada se enganchó de inmediato y comenzó a chupar vigorosamente.

¿Era eso un instinto lascivo o un instinto de supervivencia? Zhou Weiqing estaba un poco estupefacto. Sin embargo, aunque estaba en estado de shock, rápidamente se acordó de una cosa importante que aún tenía que hacer.

Levantó su cabeza mientras su penetrante mirada buscaba una determinada figura. Ahora que Zhou Weiqing poseía la verdadera Energía de la Creación, incluso si él no era el Dios de la Creación, era más o menos similar a uno. Incluso suponiendo que el Señor Infernal aún estuviese en su mejor momento, él todavía no sería rival para Zhou Weiqing, y mucho menos para un Señor Infernal al que solo le quedaba un caparazón vacío.

Sin embargo, cuando Zhou Weiqing trató de buscarlo, se sorprendió al descubrir que el Señor Inferior había desaparecido de la vista. A pesar de que el entorno permanecía oscuro, no se pudieron ver signos del Señor Inferior.

¿Ese tipo se escapó?‘ Zhou Weiqing resopló fríamente, “Señor Infernal, ¿de verdad crees que puedes escapar de mí? ¡Voy a destrozar tu Infierno y ver dónde te esconderás después de esto!” Con su base de cultivo con la Energía Santa de la Creación, ya no se molestó con el sello del Infierno. De hecho, el Señor Infernal aún podría ocultarse en ese Infierno, pero ¿qué pasaría si el Infierno se hubiese ido? ¿Dónde más podría esconderse?

Una intensa Energía Santa se derramó del cuerpo de Zhou Weiqing y se transformó en un enorme halo blanco que se extendía a su entorno. Toda la Energía de la Destrucción en el área circundante se estaba purificando a una velocidad extremadamente asombrosa. El lugar donde la Energía Santa de la Creación pasase rozando estaba lleno de vigor y carecía de destrucción.

“Pequeño, no te muevas tan imprudentemente. Es mejor dejar el Infierno como está, y en cuanto a ese Señor Infernal, déjame ayudarte a tratar con él.”

En ese momento, una voz crujiente se pudo escuchar reverberando en el aire. En un abrir y cerrar de ojos, un rayo de luz azul extraño apareció de la nada en este oscuro reino.

La Energía Santa de la Creación de Zhou Weiqing era realmente poderosa. Sin embargo, cuando apareció esa sombra azul, una luz dorada irradió de su cuerpo y en realidad obligó a toda la Energía Santa de Zhou Weiqing a retirarse.

En ese momento, el horror apareció en la cara de Zhou Weiqing. ‘¿Quién era ese? ¿Por qué la Energía Santa no estaba funcionando en él?

Apareció la figura azul, y resultó ser un hombre joven con facciones hermosas. Su cabello azul y largo que era como el océano azul que colgaba vagamente detrás de sus hombros. Una túnica azul que era como el océano también cubría todo su cuerpo. Se podía ver un arma dorada en su mano derecha.

La deslumbrante luz dorada iluminó casi todo el Infierno, incluido el Señor Infernal que estaba acurrucado en la esquina.

Era un tridente dorado.

HJC – Capítulo 306-3

Capítulo 306-3 – El Infierno (3)

La voz del Señor Infernal llegó a un abrupto final. “¿Qué dijiste? ¿No puedo matarte?” El Señor Infernal gritó como si hubiese escuchado algo ridículo.

Zhou Weiqing asintió sin vacilar y dijo: “Correcto. No estás seguro si puedes matarnos. ¿Estoy en lo cierto? Señor Infernal, eres realmente desviado.”

“¿Crees que todo lo que dije fue una mentira? ¿Necesito mentirle a un joven como tú?” El Señor Infernal estaba obviamente un poco enojado.

Zhou Weiqing negó con la cabeza y dijo: “No, no estabas mintiendo. Al contrario, estabas diciendo la verdad. De esa manera, serás capaz de confundirnos adecuadamente. Necesitas usar ese contraargumento para dividirnos a mí y a Tian’er, y al mismo tiempo, causar que nuestro remordimiento generase sentimientos negativos. Sí, no hay manera de que puedas recibir Energía de la Destrucción que se haya transformado de emociones negativas del exterior. Sin embargo, aún puedes absorber nuestra energía negativa para reponerte. Tian’er y yo estamos en la Etapa Dios Celestial, y nuestra energía emocional negativa es mucho más fuerte que la de los humanos ordinarios. Si todo lo que dijiste es verdad, podrías habernos matado en el instante en que estuviésemos de acuerdo con tu plan. ¿Por qué pierdes tanto tiempo discutiendo con nosotros? La única explicación es que estás gravemente herido, y no estás absolutamente seguro de que puedas matarnos. ¿Estoy en lo cierto?”

El Señor Infernal se calmó, y los dos ojos sobre su cabeza se movieron ligeramente. La densa Energía de la Destrucción de repente convergió en su cuerpo. Su voz también posteriormente se calmó mucho.

“Parece que nunca seré capaz de compararme con ustedes, los humanos en términos de traición. Zhou Weiqing, tu ganas de nuevo. Sin embargo, hay un error en tu razonamiento que no es del todo cierto. No es que no esté seguro de si puedo matarte. No estoy seguro de poder matarte sin tener que pagar un alto precio.”

“He estado sellado en este terrible lugar durante demasiado tiempo, y no deseo esperar en este reino negro por un minuto más. Tengo que admitir que tu base de cultivo ya ha alcanzado un nivel lo suficientemente alto como para amenazarme si no tengo el poder de la Etapa Cambio Celestial. Sin embargo, no es una tarea difícil si quiero matarte. A lo sumo, tendré que dormir en este mundo por otros cien años.”

Zhou Weiqing se burló, “¿Cien años? Me temo que es más que eso. Si tu consumo de energía es demasiado alto, ¿cómo puedes crear una grieta en el sello del Infierno y absorber silenciosamente la energía negativa del exterior? Si no puedes incluso hacer eso, entonces solo puedes destruirte a ti mismo. Eso es lo que te preocupa, y es por eso que no te atreves a usar toda tu energía para atacarnos. ¿Estoy en lo cierto?”

“¡Tu… tu bastardo!” El Señor Infernal estaba furioso. Nunca esperó ser tan inferior a Zhou Weiqing cuando se trataba de una comparación de traición o tal vez, sabiduría. Él ya había ocultado las cosas muy bien, pero todo fue discernido por Zhou Weiqing. En ese momento, no tenía otra opción.

Una fluctuación retorcida de Energía de la Destrucción oscura apareció en el enorme cuerpo del Señor Infernal. Se podía ver claramente como todo su cuerpo comenzaba a vibrar violentamente.

Zhou Weiqing flotó allí inmóvil. Toda la luz de las estrellas del Conjunto Odio a la Tierra Sin Empuñadura de su cuerpo se iluminó posteriormente. Bajo ese magnífico estado, las sombras en forma de dragón también pulsaban y giraban continuamente alrededor de su cuerpo.

Una tenue luz circulaba en el aire. Los ojos de Zhou Weiqing se enfocaron continuamente en el Señor Infernal y no se relajaban. Su otra mano se aferró firmemente a la mano de Tian’er y sus dos Energías Santas continuaron estando conectadas.

Después de todo, el Infierno era el dominio del Señor Infernal. Podría decirse que era su Territorio Divino. Zhou Weiqing temía que una vez que él no estuviese en contacto con Tian’er, serían separados y aniquilados por el Señor Infernal.

La luz negra disminuyó gradualmente. De repente, el cuerpo del Señor Infernal se volvió incorpóreo. Mientras su cuerpo cambiaba a un estado incorpóreo, se encogió rápidamente y todo parecía irreal.

Zhou Weiqing tiró de Tian’er con su mano izquierda, y el Martillo de Fuerza en su mano derecha avanzó un poco. Un rayo de luz plateada se disparó hacia el Señor Infernal.

Con una explosión ligera, el Infierno tembló ligeramente. Posteriormente, la luz plateada desapareció en el aire. Sin mencionar que no golpeó el cuerpo del Señor Infernal, ni siquiera logró alcanzar una distancia de veinte metros cuando se disparó.

La luz distorsionada disminuyó gradualmente. El cuerpo del enorme cangrejo en el aire desapareció. Una figura de la misma altura que Zhou Weiqing apareció en el lugar donde anteriormente se encontraba el cuerpo del Señor Infernal.

Resultó ser una silueta humana. Tenía aproximadamente dos metros de altura con hombros anchos. Todo el cuerpo estaba vestido con una armadura verde oscuro. La parte posterior era como Fen Tian, pero tenía ocho patas largas extendidas como alas. La hermosa cara era sombría y fría, sus serenos y brillantes ojos verdes estaban firmemente enfocados en Zhou Weiqing.

Su armadura corporal no incluía un casco y tenía una cabeza enorme y calva. Sin embargo, la luz verde oscura en sus ojos era demasiado fuerte. La Energía de la Destrucción alrededor de su cuerpo era extremadamente viscosa. Zhou Weiqing podía sentir claramente que ese cuerpo parecido a un ser humano estaba completamente condensado por la Energía de la Destrucción del Origen.

“¿No es extraño que haya elegido usar una forma humana para terminar esta última batalla contigo? Esto es porque creo que una forma humana es la más adecuada para luchar. Ahora… ¡Ustedes dos, mueran!”

Tan pronto como el Señor Infernal dijo eso, dio el primer paso. Su cuerpo brilló levemente y todo el Infierno de repente se convirtió de un sereno color verde. Su cuerpo también desapareció en el aire.

‘Aquí viene.’ El corazón de Zhou Weiqing se tensó. No dudó en blandir los Martillos de Fuerza Duales en sus manos. Él no apuntó a nada específicamente con los Martillos. En cambio, atacó el aire dentro del Infierno.

Con un fuerte sonido retumbante, el Infierno tembló violentamente. Zhou Weiqing y los Martillos de Fuerza Duales en sus manos emanaron un fuerte y distorsionado rayo de luz de plateado.

En el Infierno que estaba lleno de Energía de la Destrucción, creó a la fuerza un agujero negro que tenía tres metros de ancho con su ataque. Debido a la aparición del pequeño agujero negro, todo el Infierno pasó por una transformación espacial rápida.

No se puede subestimar el ataque de martillo de Zhou Weiqing. Además de su invencibilidad, tenía propiedades de la Ley Espacial y de la Ley del Tiempo. Incluso el Señor Infernal tenía que fusionar terribles cantidades de poder para lograr ese efecto.

¡Bzzt!

El cuerpo del Señor Infernal apareció en el lado derecho de la espalda de Zhou Weiqing y Tian’er. Estaba a menos de diez metros de Zhou Weiqing. Si la acción de Zhou Weiqing fuese un poco más lenta, el ataque del Señor Infernal lo habría golpeado.

En ese momento, los ojos de Zhou Weiqing también se habían iluminado. Una deslumbrante luz de plateada brillaba en sus ojos. La aterradora energía fluctuaba y exudaba un aura tiránica. No miró hacia atrás y pateó su pierna derecha hacia atrás. Él llevó la luz distorsionada plateada y cargó hacia la dirección del Señor Infernal.

Cuando pateó su pie derecho, una densa masa con un brillo incandescente estalló en su pie derecho antes de que se convirtiese en una luz condensada con una carga eléctrica.

Al mismo tiempo, Zhou Weiqing tiró del delicado cuerpo de Tian’er y la arrojó hacia afuera.

Ambos se habían cultivado juntos durante mucho tiempo y podían leer la mente del otro y no había necesidad de que Zhou Weiqing dijese nada. Tian’er sabía lo que se suponía que debía hacer y una cadena de Energía Santa rodeó la cintura de Zhou Weiqing y conectó los dos cuerpos. Inmediatamente después, ella voló a decenas de metros de distancia. Esa era la única forma en que no impediría a Zhou Weiqing en su combate cuerpo a cuerpo.

Zhou Weiqing pateó su pie derecho, su cuerpo se giró y los Martillos que llevaban consigo una fuerza aterradora se estrellaron directamente hacia el Señor Infernal.

Cuando el Señor Infernal vio la bola de luz incandescente que pateó el pie derecho de Zhou Weiqing, quedó desconcertado. No esperaba que Zhou Weiqing, incluso sin la ayuda de las Bestias Divinas, realmente pudiese liberar todavía una forma tan pura de Energía Santa.

Lo que el Señor Infernal no sabía era que mientras mantenía la formación previamente, Zhou Weiqing había logrado una comprensión completamente nueva de la Energía Santa. A pesar de que ya no tenía la ayuda de las Bestias Divinas, todavía era capaz de purificar la Energía Santa con la integración de la Energía Santa tanto de él como la de Tian’er.

En ese momento, Zhou Weiqing ya había ignorado completamente la vida y la muerte. En el momento en que llegó al Infierno, no tenía ningún pensamiento sobre salir vivo en su mente. Lo que quería hacer ahora era debilitar al Señor Infernal tanto como fuese posible, infligiéndole una gran cantidad de daño hasta el punto de que nunca se recuperase. Esa sería la única forma en que el sello que él inició no se desperdicias. Aunque Zhou Weiqing también creía que los escenarios mencionados por el Señor Infernal eran posibles, las potencias lideradas por la Reina Elfa también encontrarían formas de continuar manteniendo la formación. No existía la Energía Santa pura, sino que aún existía una forma semi-pura de Energía Santa. La base de cultivo del Señor Infernal se había debilitado hasta cierto punto y, en cierta medida, no podía restaurarse. Sería más fácil decir que rompería el sello que hacerlo. En la batalla entre él y el Señor Infernal, cada vez que se agotaba la Energía de la Destrucción del Señor Infernal, él estaría un paso más cerca de ser destruido.

¿Cómo podría Zhou Weiqing tener algún rastro de cobardía cuando se enfrentaba al Señor Infernal después de tomar esa decisión?

El Señor Infernal no tenía ningún arma en sus manos. Al ver la bola de luz incandescente que se envió a su camino, su mano derecha brilló como un rayo, y en realidad atrapó la pelota.

La bola de luz incandescente fue extinguida por el Señor Infernal acompañada por un siseo. Sin embargo, en el mismo instante en que estalló la bola de luz, un rugido explosivo sonó desde la mano del Señor Infernal. En realidad explotó y sacudió su cuerpo.

Inmediatamente después, los martillos de Zhou Weiqing lo alcanzaron. Las ocho largas piernas en la parte posterior del Señor Infernal avanzaron para bloquear y al mismo tiempo chocaron con los enormes martillos. Se escuchó un ruido junto con las aterradoras fluctuaciones de energía que estallaron en ese momento. Zhou Weiqing se sorprendió al descubrir que realmente sentía que no podía desplegar sus poderes. El poder del Señor Infernal se aplicaba en las ocho direcciones. El poder tiránico de la destrucción era como ocho agujas afiladas que perforaban sus Martillos de Duales de la Fuerza. Esto inmediatamente disolvió la mayor parte de la fuerza a un suave golpe. Zhou Weiqing no tuvo más remedio que retirarse a más de diez metros de distancia.

Al mismo tiempo, una capa de luz deformada apareció ante Zhou Weiqing. Bloqueó los ocho rayos de Energía de la Destrucción disparados por las ocho largas patas. Dondequiera que la Energía de la Destrucción hiciese contacto con esa luz deformada, se dispersaría inmediatamente. Nada podría caer sobre Zhou Weiqing. Esa era, de hecho, la habilidad Desorden del Tiempo.

Anteriormente, cuando el Señor Infernal fue atacado, Zhou Weiqing había pateado una bola de luz que tenía la versión de Energía Santa del Relámpago del Dios Demonio Oscuro. Era equivalente a combinar tres tipos de energía antes de ser detonada. Incluso el Señor Infernal fue engañado y sufrió daño.

El breve choque y contacto le dio a Zhou Weiqing un escalofrío en el corazón. La base de cultivo que el Señor Infernal reveló era mucho más fuerte que la de Fen Tian en su apogeo. Aunque no estaba en la Etapa Cambio Celestial, la pureza de la Energía de la Destrucción había superado con creces a su propia Energía Santa. Era casi imposible derrotarlo.

HJC – Capítulo 306-2

Capítulo 306-2 – El Infierno (2)

Estaba oscuro. Una oscuridad sin fin.

Cuando Zhou Weiqing y Tian’er fueron barridos por la Energía de la Destrucción, solo pudieron sentir una oscuridad sin fin. El Sentido Divino de Zhou Weiqing estaba conectado con las Doce Grandes Bestias Divinas. Debido a esa razón, ya era lo suficientemente fuerte como para alcanzar la Etapa Cambio Celestial. Aunque la Energía de la Destrucción los desconectó a la fuerza, aún podía percibir lo que estaba sucediendo en ese momento.

‘Terminé.’ Ese fue el último pensamiento de Zhou Weiqing antes de que se separase del sello y entrase en la grieta. Nunca imaginó que el Señor Infernal propondría tal método. En lugar de atacarlo directamente, usó el poder de la autodestrucción para llevarlo a él y a Tian’er hasta el Infierno.

La poderosa e inestable Energía de la Destrucción fluctuaba constantemente. Se movió alrededor de Tian’er y de él mismo, y todo a su alrededor se volvió irreal. Las fluctuaciones de energía distorsionadas e ilusorias continuamente los aplastaban. Zhou Weiqing solo podía usar su Energía Santa para protegerse y evitar que Tian’er se erosionase con la Energía Destructiva.

Lo único de lo que estaba contento era de haber movilizado la Energía Santa de las Doce Grandes Bestias Divinas anteriormente, la base de cultivación de él y Tian’er había alcanzado su punto máximo. Sin embargo, incluso si su base de cultivo estaba en su apogeo, ¿podrían vencer al Señor Infernal?

Su cuerpo de repente se sintió más ligero. La Energía de la Destrucción circundante parecía haber colapsado. Aunque todavía existía, ya no era tan densa y pura como antes.

“Tian’er, ¿por qué me seguiste?” Zhou Weiqing sacó a Tian’er de detrás de él con su pequeña mano. Por un momento, todo tipo de sentimientos brotaron en su corazón.

El sello se completó pero él y Tian’er fueron atrapados en el Infierno. En ese momento, Zhou Weiqing solo podía sentir la inminente muerte que se avecinaba.

Tian’er miró a Zhou Weiqing. A ella no parecía importarle nada del mundo exterior. “Tonto, ¿cómo puedo dejar que el padre de mi hijo muera solo? Pase lo que pase, quiero estar contigo. Ni siquiera pienses en deshacerte de mí.”

Zhou Weiqing apretó fuertemente la mano de Tian’er. Él no la culpaba más. Las cosas ya habían llegado a esto. No tenía sentido que dijese más.

“Muy conmovedor, ¿no? ¿Es eso lo que ustedes los humanos llaman amor?” Una voz neutral vino de todas las direcciones.

El espacio originalmente oscuro repentinamente se iluminó.

Una luz vino del frente. Era un tenue resplandor verde que fácilmente llevaría miedo a los corazones de las personas.

Un gran cuerpo emergió de la luz verde; era un gran cangrejo El ancho de su cuerpo era de aproximadamente un kilómetro de ancho. Cuando sus ocho largas piernas se abrieron, una mirada más cercana reveló que había innumerables patrones en su cuerpo, y esos patrones eran como rostros humanos. Cada cara tenía una emoción diferente. Había enojo, pánico y resentimiento. Cada una era diferente, pero todas ellas tenían fuertes emociones negativas.

Dos grandes ojos se encontraban en la parte superior del cuerpo, parecían dos pequeños soles verdes remotos que brillaban. No muy lejos de ambos ojos, había espacios en el enorme cuerpo que estaba ubicado en la parte delantera del cangrejo. Era evidente que esos espacios fueron producidos por la detonación anterior en su cuerpo.

El Señor Infernal. Zhou Weiqing finalmente vio el cuerpo del Señor Infernal. El hombre grande frente a él ya había alcanzado la Etapa Cambio Celestial. Además, poseía la Energía de la Destrucción de la Etapa Cambio Celestial. Era el polo opuesto de su Energía de la Creación.

“Te ves muy desagradable.” Zhou Weiqing dijo con desdén.

El Señor Infernal no se enojó con sus palabras. “Ya estás en mi mundo y aún eres tan despectivo. ¿Cuál es el punto? No esperaba que mi plan fuese destruido por un humano tan débil como tú.”

Zhou Weiqing se burló, “¿Crees que voy a tener buenas palabras para ti incluso si no te duelen? ¿Me dejarás ir entonces?”

La encantadora voz del Señor Infernal dijo con encanto: “¿Por qué no te dejaré ir? Si me permites imprimir una marca de la destrucción en tu alma y ayudarme a romper el sello, no solo te dejaré ir, También te dejaré regresar a tu mundo humano. También puedes convertirte en mi portavoz en el mundo de los humanos. Incluso puedo prometerle que reservaré un pedazo de tierra para ti y te dejaré vivir felizmente.”

Zhou Weiqing estalló con una fuerte carcajada, “Jajajaja. Señor Infernal, ¿estás tratando de engañar a un niño de tres años? Acabamos de sellarte con gran dificultad, ¿y realmente esperas que te libere? ¿Piensas que tu marca de la destrucción puede imprimirse en mi alma? Mi cuerpo está compuesto casi por completo de Energía Santa. No debes soñar despierto.”

“Entonces, el único resultado es la destrucción.” La voz del Señor Infernal de repente se volvió fría. Un intento de asesinato impresionante cayó sin ninguna reserva, y como una ola furiosa, se estrelló ferozmente con el cuerpo de Zhou Weiqing y Tian’er.

La densa Energía Santa de color plateada irradió del cuerpo de Zhou Weiqing. Lo envolvió a él y a Tian’er adentro. En cualquier caso, anteriormente había experimentado el misterio de la Etapa Cambio Celestial. Junto con la integración de la energía del Emperador Dragón, su base de cultivo había progresado un paso más, aunque no podía convertirse en un Dios de la Creación.

“Vamos, vamos a ver si puedo cortar algunas de tus patas de cangrejo antes de morir.”

El Señor Infernal no parecía tener prisa para actuar contra Zhou Weiqing. Sus enormes ojos verde oscuro brillaron con un brillo extraño.

“Zhou Weiqing, debes haber encontrado muy extraño que te haya traído aquí en lugar de utilizar el último momento durante mi autodetonación para lanzar un ataque contra ti. Pagué un precio tan alto al autodetonarme solo para invitarte a la Infierno, ¿no te sientes desconcertado?”

El corazón de Zhou Weiqing se conmovió. “¿Qué? ¿Quieres disipar mis dudas?”

El Señor Infernal emitió una serie de risas malvadas. “¿Por qué no? ¿Crees que el sello del Infierno que se construyó a partir de tu Energía Santa puede encerrarme completamente por dentro y que nunca volveré a salir? ¿Incluso en la medida en que ya no pueda tener ninguna conexión con el mundo exterior?”

Mientras hablaba, la intención asesina que estalló antes se disipó lentamente.

Zhou Weiqing se mantuvo calmado y recogido, “¿No es así? Señor Infernal, es inútil que usted juegue esos trucos conmigo. Sea lo que sea, no me dejaré engañar.”

El Señor Infernal resopló con desdén, “¿Trucos? ¿Debo engañarte? Sus vidas están en mis manos. Solo quiero que mueras contento. Déjame decirte honestamente. Sí, contigo como líder y la Energía Santa como núcleo en lugar de la potencia original del Emperador Dragón, el sello del Infierno está completo. Ya no puedo abrirme paso. También soy incapaz de conectarme con el mundo exterior a través de las grietas para fortalecerme. Esta vez, he sufrido un golpe sin precedentes y ni siquiera tengo la capacidad de romper el sello de nuevo. Mi base de cultivo también sufrió daños severos y perdí mis garras. Junto con el agotamiento de la fuente de Energía de la Destrucción Suprema, ya no soy ni siquiera un ser en la Etapa Cambio Celestial. He retrocedido a un nivel en el que solo soy un poco más poderoso que Fen Tian.”

Los ojos de Tian’er no pudieron evitar mostrar un indicio de felicidad cuando escuchó las palabras del Señor Infernal. Sin embargo, a diferencia de ella, los ojos de Zhou Weiqing parecían sombríos de inmediato.

La autodetonación fue de corta duración. ¿Qué significaba eso? Eso significaba que, aunque la base de cultivo del Señor Infernal se había debilitado, estaba absolutamente seguro de que podría tratar con los dos. Ese fue el primer pensamiento de Zhou Weiqing. Además, el Señor Infernal no los influenció para romper el sello. En cambio, les dio un conteo de sus propias circunstancias. Su humor todavía era muy calmado. ¿Podría significar que todavía tenía una forma de lidiar con el sello? ¿Va a hacer uso de él y de Tian’er?

Zhou Weiqing había estado aprendiendo de Mu En desde su infancia. Él era mucho mejor para entender la naturaleza y las palabras humanas que Tian’er.

Efectivamente, el Señor Infernal débilmente suspiró, “Absolutamente no anticipé que seria forzado a tal situación. Sin embargo, aún tengo una pequeña posibilidad y la he creado yo mismo. No tengo miedo de decírtelo, cuando exploté mis garras delanteras si hubieses tenido un ligero abandono en la formación, existía la posibilidad de que pudiese haber salido corriendo. Aunque saliese parcialmente mi Sentido Divino, siempre y cuando cultivase en secreto y absorbiese continuamente las quejas y emociones negativas en tu mundo humano, tarde o temprano podría recuperar mi fuerza a su nivel anterior. Lamentablemente, me detuviste, hasta el punto de no preocuparte por tu propia seguridad. Sin embargo, ¿te permitiría sellarme? Zhou Weiqing, olvidaste una de las cosas más importantes. Aunque la formación mágica del sello del Infiernoes poderosa, necesita una inyección de energía continua. La Energía Santa inyectada esta vez es lo suficientemente grande como para mantener el sello durante al menos diez años o más. Sin embargo, ¿Cómo estará después de diez años? No me digas que en tu mundo humano, todavía hay personas como tú que poseen una Energía Santa pura y también pueden usar la energía del Emperador Dragón como guía. Jajajajaja.”

Al escuchar lo que dijo el Señor Infernal, la cara de Zhou Weiqing finalmente cambió. Él ya entendía lo que el Señor Infernal estaba tratando de decir.

“Originalmente, ya estaba desesperado cuando enviaste volando a esa chica. Después de todo, ella tiene la misma Energía Santa pura que tú. Todavía es posible reponer la formación con Energía Santa con el apoyo de la Reina de los Elfos y el nuevo Emperador Dragón, sin embargo ella no podía soportar separarse de ti, así que te siguió hasta aquí. Incluso los cielos me ayudaron. Solo necesito matarlos a los dos aquí y esperar en silencio hasta que la Energía Santa que apoya la formación se agote. Aunque es imposible para mí romper la formación con mi base de cultivo actual, al menos puedo abrir secretamente una pequeña grieta y una vez más absorberé las quejas y las emociones negativas del mundo humano para reponerme. En menos de unas pocas décadas, lo tendré la capacidad de atacar una vez más la formación mágica del sello Infernal. En ese momento, me gustaría ver quién más en tu mundo humano puede detener mi venida.”

La expresión facial de Zhou Weiqing era antiestética. Tian’er estaba aturdida a su lado. Ella nunca esperó que, debido a su amor por Zhou Weiqing, le hubiese dado al Señor Infernal una oportunidad que él podría explotar.

“Tian’er, ignora sus palabras. Está tratando de dividirnos. Si no me equivoco, no está absolutamente seguro de que pueda matarnos.”

La fría voz de Zhou Weiqing que sonó en el aire era muy clara para Tian’er y para él mismo. Tian’er misma poseía los Atributos Divino y Espiritual. Luego fueron transformados en el Atributo Santo. Su Sentido Divino era mucho más fuerte que otros del mismo nivel. Aunque no era tan fuerte como la de Zhou Weiqing, después de recibir esa insinuación de él, de repente sintió que su mente se volvía clara, y las emociones negativas que acababan de surgir desaparecieron de repente. Sus ojos una vez más recuperaron una mirada clara y determinada.

 

HJC – Capítulo 306-1

Capítulo 306-1 – El Infierno (1)

Sin embargo, los ojos de todas las Bestias Divinas revelaron el tipo de respeto que solo aparecía cuando enfrentaban al Emperador Dragón en esa fracción de segundo. Independientemente de la edad del joven ante ellos, todo lo que había hecho era suficiente para demostrar que se merecía la confianza del Emperador Dragón.

Cuando se enfrentó a una crisis de vida o muerte, no optó por retirarse. En cambio, perseveró al enfrentar el ataque potencialmente mortal. Incluso su rostro no dio ningún cambio. Las Bestias Divinas eran originalmente muy desdeñosas con los seres humanos. En sus opiniones, entidades como el Señor Infernal nunca habrían existido si no hubiese sido por las muchas emociones negativas que los humanos producían. Sin embargo, en ese momento, solo respetaban a Zhou Weiqing. En su opinión, el estado de los humanos ya había cambiado. Entre los humanos, ¡también había héroes!

Aunque Zhou Weiqing había arrojado el cuerpo de Tian’er, no envió el halo plateado de Energía Santa envuelto alrededor de su cintura. El otro extremo de esa Energía Santa estaba en las manos de Tian’er.

Mientras que el vórtice negro estaba envolviendo el cuerpo de Zhou Weiqing, Tian’er estaba usando todas sus fuerzas para tirar de la cuerda de Energía Santa condensada. Aunque no podía alejarse del núcleo de la formación mágica de Zhou Weiqing, podía confiar en la fuerza inversa para devolvérselo.

El formidable poder del vórtice de Energía de la Destrucción solo podría describirse como horrible. La energía aterradora y explosiva fuerza del Señor Infernal colisionó con la Energía Santa que rodeaba el cuerpo de Zhou Weiqing. Eso generó un fuerte impacto de energía, y las energías de ambas partes se consumieron drásticamente. Sin embargo, la Energía de la Destrucción era demasiado pura. Por lo tanto, en un corto período de tiempo, había roto inesperadamente a través de la Energía Santa que fue condensada con éxito por las Doce Grandes Bestias Divinas.

Por supuesto, la Energía Santa de Zhou Weiqing y las Doce Grandes Bestias Divinas no era tan fácil de contrarrestar. El vórtice negro también se había reducido a un ritmo alarmante.

La expresión facial de Zhou Weiqing permaneció igual. Él sabía muy bien que incluso si esa Energía de la Destrucción hubiese afectado fuertemente a su cuerpo, aún no sería capaz de matarlo. Con la debilitada Energía Santa, la fuerza de su propio poder defensivo y la protección de su Núcleo Santo Divino, a lo sumo sufriría una lesión grave. Sin embargo, el Señor Infernal seguramente sería sellado. En el momento antes de que apareciese el vórtice de destrucción, ya había usado el poderoso Sentido Divino para enviar la Energía Santa a completar todo el sello. Aunque eso llevó a una autodefensa insuficiente, el sello estaba destinado a completarse.

Sin embargo, el rostro de Zhou Weiqing cambió en el momento siguiente. Una vez más, el delicado cuerpo de Tian’er abrazó su cuerpo desde atrás. Una densa Energía Santa estalló del cuerpo de Tian’er y los protegió a ambos. También fue en ese momento que el vórtice negro había atravesado la Energía Santa y había engullido tanto a Zhou Weiqing como a Tian’er.

La razón por la cual el rostro de Zhou Weiqing cambió fue debido a Tian’er y también debido a los cambios peculiares en la Energía de la Destrucción. Aunque momentáneamente cortó la conexión entre Zhou Weiqing y las Doce Grandes Bestias Divinas, no atacó directamente a Zhou Weiqing. Como resultado, la Energía de la Destrucción solo envolvió a Zhou Weiqing y Tian’er. En ese momento, estalló una gran fuerza que los estaba jalando. La masa de Energía de la Destrucción se retiró en lugar de avanzar, convirtiéndose en una corriente de luz negra antes de que volviese a perforar instantáneamente a través de la última de las pequeñas grietas en la formación mágica del sello del Infierno.

¡BOOM!

Una luz divina brilló y una luz plateada se levantó al instante. Se transformó en un gigantesco pilar de luz, explotando a lo largo de los serpenteantes pasadizos antes de extenderse.

El sello completo de la formación mágica finalmente se completó. El sello continuó fortaleciéndose mientras que la Energía Santa se acumulaba lentamente después de ese aumento dramático.

El reino sellado estaba lleno de fluctuaciones de energía suave. A diferencia del sello originalmente creado por el Emperador Dragón, el reino del sello en ese momento realmente se parecía a un mundo separado. En el cielo, innumerables estrellas brillaban. Debajo de los pies, la tierra emitía una luz blanca lechosa. El Señor Infernal ya no era visible. Él había sido completamente sellado en la formación mágica del sello del Infierno.

Sin embargo, Zhou Weiqing, la persona que había logrado todo eso, había desaparecido. Él y Tian’er habían desaparecido en el último momento cuando la Energía de la Destrucción había barrido todo.

El resplandor de la Energía Santa gradualmente se disipó de los cuerpos de las Bestias Divinas. Cuando miraron el sello perfecto, el humor de cada una de las Bestias Divinas era pesado. No importa lo que se dijese, todavía estaban descontentos.

“Weiqing…” La Reina Elfa de repente brilló y apareció en el lugar donde estaba Zhou Weiqing antes de desaparecer. Ella se quedó allí en un completo aturdimiento. Para completar el sello, Zhou Weiqing no tomó precauciones ni evadió el ataque final del Señor Infernal y fue llevado por la fuerza al Infierno. Ese era el dominio del Señor Infernal. ¡Incluso si el Señor Infernal hubiese gastado una gran cantidad de energía previamente, Zhou Weiqing y Tian’er no serían su pareja!

Dos figuras descendieron del cielo. Eran Hui Yao y Duo Si quienes se transformaron en sus formas humanas cuando aterrizaron en el suelo. Duo Si no pudo evitar apresurarse a los brazos de Hui Yao. Sin embargo, la cara de Hui Yao se veía extremadamente desagradable.

Todas las Bestias Divinas habían descendido también. En ese momento, Phelia, el Tigre Entrópico Infernal también se había precipitado desde el círculo exterior. Sin embargo, por más que lo intentase, no podría gritar.

Zhou Weiqing y Tian’er habían desaparecido, y la sorpresa que recibió fue igualmente grande. Ella ya se había sentido extremadamente culpable con Tian’er. Además, acababa de presenciar el momento en que su hija desapareció frente a ella. Su terrible estado mental solo podía ser imaginado.

“Es un héroe.” La voz de la Tortuga Dragón sonó. “Es similar a Su Majestad, el Emperador Dragón. Todos son héroes que han salvado nuestro mundo.”

La Reina de los Elfos se quedó allí de pie, inexpresiva, “¿Pero por qué los héroes deben morir? Los traje aquí pero no puedo ayudarlos. ¿Cómo puedo explicar esto a sus almas gemelas? ¿Cómo puedo explicar esto a la gente de afuera?”

Había un atisbo de dolor en su rostro. La Reina Elfa se sentó con las piernas cruzadas donde estaba y murmuró para sí misma: “Tal vez estoy pensándolo demasiado. Nuestras vidas están entrelazadas. Si él está muerto, ciertamente no seré capaz de seguir viviendo. Déjame acompañarlo aquí y esperare el momento de la muerte con él.”

“Su Majestad, Emperatriz. No debería ser demasiado pesimista.” La profunda voz de la Tortuga Dragón sonó de nuevo. “Existe la posibilidad de que Zhou Weiqing regrese vivo.”

La Reina Elfa lo miró fijamente por un momento. “¿Qué dijiste? ¿Que pueda regresar vivo? ¡Se lo llevó el Señor Infernal!”

La Tortuga Dragón habló en una voz profunda, “Sin embargo, nuestro sello también se ha completado. Anteriormente, cuando el Señor Infernal atacó para destruir el sello, había estado usando su Energía de la Destrucción. Además, también fue atacado por Su Majestad el Emperador Dragón y usted. Además, pagó el precio por la autodetonación final de su poderoso par de garras para capturar a Zhou Weiqing y su compañera. Su propia base de cultivo también se habría debilitado mucho. Aunque es muy fuerte en el Infierno,  ya no recibirá ninguna emoción negativa externa para re-energizarse a sí mismo ya que ya hemos completado el sello. Las bases de cultivo de Zhou Weiqing y Tian’er no son débiles. En tales circunstancias, todavía hay una posibilidad de luchar. Simplemente lo encuentro extraño que el Señor Infernal eligiese llevárselos en lugar de atacarlos.”

Después de escuchar a la Tortuga Dragón, hubo algunos cambios en la cara de la Reina Elfa y las otras Bestias Divinas cercanas. La atmósfera sombría original se había aligerado levemente. Él estaba en lo correcto. Anteriormente, habían unido fuerzas con Zhou Weiqing. Además, el Señor Infernal tenía que lidiar con el poder de la formación mágica. En otras palabras, la fuerza actual del Señor Infernal no estaba de ninguna manera en su apogeo. En tales circunstancias, Zhou Weiqing aún podría tener una oportunidad.

La Reina Elfa asintió lentamente. “Eso espero. Mientras siga viva, demostrará que Weiqing no ha muerto. Sin embargo, incluso si derrota al Señor Infernal, ¿cómo va a romper el sello que ni siquiera el Señor Infernal podría romper?”

Phelia, el Tigre Entrópico Infernal comenzó a entender una vez que escuchó las palabras de la Tortuga Dragón. “Su Majestad, Emperatriz, no necesita preocuparse por eso. Dado que nuestro sello se llama sello del Infierno, solo es efectivo contra la Energía de la Destrucción del Señor Infernal. Mientras Weiqing y Tian’er puedan vencer al Señor Infernal, ellos pueden usar su propia Energía Santa para regresar a través del sello sin la restricción de la Energía de la Destrucción. ¡Dios, bendice a los niños!”

Cuando Phelia habló, lentamente se arrodilló sobre el sello y oró en silencio.

Hui Yao le dio unas palmaditas a Duo Si, quien temblaba de dolor. “Salgamos primero. La gente de afuera espera ansiosamente. Al menos debemos informarles sobre lo que sucedió aquí.”

“Bien.”

Los dos dragones enormes se levantaron y volaron simultáneamente fuera del abismo.

 

HJC – Capítulo 305-3

Capítulo 305-3 – El Héroe (3)

Se desconocía si ese era el efecto de las oraciones de las potencias de las Tres Grandes Tierras Santas, pero el progreso del sello del Infierno se dirigía en una buena dirección.

La luz blanca y la luz negra continua siguieron surgiendo una contra la otra, pero ese calor blanco logró suprimir gradualmente el área por encima de la Energía de la Destrucción negra.

Eso no se debió a que la Energía Santa de Zhou Weiqing fuese más fuerte que la Energía de la Destrucción Suprema, sino más importante aún, se debía a la formación mágica del sello del Infierno.

Los anillos de luz negra liberados por la Energía de la Destrucción Suprema estaban desapareciendo gradualmente en ese momento, mientras que el vórtice de la Energía Santa producido por los esfuerzos conjuntos de Zhou Weiqing y las doce Bestias Divinas ya se había conectado por completo a la formación mágica a continuación. El color rojo en la formación mágica había desaparecido desde entonces, y los alrededores ya estaban cubiertos por un poco de luz plateada.

Parecía haber innumerables estrellas que flotaban en la densa luz plateada. Era como si ese lugar ya se hubiera convertido en una galaxia. Cada vez que la luz de las estrellas brillaba, toda la formación mágica generaría una poderosa energía para cargar contra el Señor Infernal, y el sello originalmente casi destruido se arreglaría gradualmente a una velocidad que se podía ver a simple vista.

La Energía de la Destrucción Suprema lanzada por el Señor Infernal se estaba volviendo más y más débil bajo la presión de la formación mágica. Había una posibilidad de que desapareciese en cualquier momento.

Al igual que habían predicho la Emperatriz elfa y el Emperador Dragón, la Energía Santa de Zhou Weiqing era tremendamente efectiva para la formación mágica del sello del Infierno.

El sonido de gemidos bajos continuamente resonaba en la fisura de la formación mágica que fue rasgada por las garras. Era la voz del Señor Infernal. Estaba llena de falta de voluntad.

La expresión de Zhou Weiqing permaneció tan fría como siempre. A pesar de que ya tenía la ventaja en esta batalla, no se relajó en lo absoluto. No quería perder el ímpetu antes de que se completara el sello.

¡Poof!

La cálida y blanca Energía Santa finalmente tuvo una confrontación directa con la fuente principal de la Energía de la Destrucción. Toda la formación mágica tembló violentamente una vez, y la tremenda fluctuación de energía surgió abruptamente. Zhou Weiqing, que actuaba como el núcleo de la formación mágica, y el par de garras gigantescas simultáneamente se estremecieron.

El sonido de un aullido agudo y amargo hizo eco una vez más. La competencia para ver quién podía utilizar más energía había comenzado. Una luz brilló en los ojos de Zhou Weiqing lo hizo parecer como si fuese un inmortal, ya que su enorme Sentido Divino reunió toda la Energía Santa para fundirse con la cálida luz blanca que surgía de su Núcleo Santo Divino. Fue solo en un abrir y cerrar de ojos, y la cálida luz blanca no solo se expandió sino que se volvió aún más concentrada. La Energía Santa parecía como si tuviese la forma de una lanza, ya que ferozmente traspasaba la Energía de la Destrucción Suprema.

Toda la formación mágica del sello del Infierno también estalló en una luz deslumbrante en ese momento. Dentro de la intensa fluctuación, el espacio circundante se convirtió en [la situación de la división espacial] cuando Zhou Weiqing y el resto llegaron por primera vez.

El reino separado del sello emergió nuevamente, pero esta vez no había ni una pizca de negro. Solo brillaba la brillante luz de plateada. El cielo de ese reino paralelo estaba completamente cubierto por una galaxia. Rayas sobre rayas de luz de las estrellas se dispersaban desde el cielo continuamente y se reflejaban en la larga y caliente lanza blanca de Energía Santa mientras la lanza se balanceaba hacia el fondo de una manera lenta y constante.

El momento más crucial para restaurar el sello finalmente había llegado. En ese momento, Zhou Weiqing tenía absoluta confianza de que tendría éxito. Bajo el efecto de la formación mágica, era como un enorme núcleo de Energía Santa. Incluso él estaba conmocionado por el nivel de pureza y densidad de esa Energía Santa. Además, la formación mágica del sello del Infierno estaba cambiando continuamente, aunque ligeramente por debajo del efecto de la Energía Santa. El cambio era beneficioso. Era como si la formación mágica se estuviese perfeccionando continuamente después de haber sido infundida con su Energía Santa. El poder de la formación mágica también se incrementó continuamente durante el proceso de perfeccionamiento. La formación mágica también estaba ejerciendo presión sobre el Señor Infernal.

La Energía de la Destrucción Suprema comenzó a fluctuar violentamente. Las gigantescas garras del Señor Infernal también se estremecieron en acuerdo y gradualmente fueron inmovilizadas por la formación mágica.

El sello que se había roto por sus garras y también la marca destruida en el sello fueron convergiendo gradualmente hacia el par de garras. Mientras tanto, las grietas en la otra parte de la formación mágica ya habían desaparecido sin dejar rastro bajo la infusión de la Energía Santa. En ese momento, todo estaba progresando bien.

“¡Bastardo! ¡Bastardo!” El Señor Infernal rugió de ira. Sin embargo, no importaba cuán enfurecido estuviese, no podía cambiar el hecho de que su par de garras estaban siendo empujadas hacia el reino dentro del Infierno centímetro a centímetro.

La intensa sensación de crisis y miedo apareció continuamente en la mente del Señor Infernal. Podía sentir claramente que las pequeñas grietas que originalmente abrió en la otra parte de la formación mágica en secreto, se habían cerrado cuando la Energía Santa de Zhou Weiqing fue infundida. Eso significaba que el escenario del que estaba más preocupado iba a suceder pronto.

Debido a que el reino del sello estaba abierto de nuevo, se podía ver claramente a través del sello que el enorme cuerpo del Señor Infernal del otro lado se balanceaba continuamente. Era obvio que ya no estaba escatimando esfuerzos en liberar su Energía de la Destrucción con la esperanza de poder encontrar una última oportunidad. Sin embargo, solo podía sentir la Energía Santa que estaba llena de un aura de la creación dentro del reino del sello en ese momento.

Las heridas de la Emperatriz Elfa y del Árbol Antiguo de la Vida se sanaron bajo el efecto de la Energía Santa. La Santa Energía era aparentemente el mejor alimento para ellos.

“¡Vete! Vuelve a tu Infierno. Serás reprimido para siempre allí.” La fría y helada voz de Zhou Weiqing resonó de un lado a otro en el espacio. Sus manos estaban cruzadas frente a su pecho mientras su poderoso Sentido Divino estallaba una vez más. Le dio un fuerte golpe al Señor Infernal con el impulso de la luz de su Núcleo Santo Divino. Empujó a la fuerza el par de garras por unos pocos metros.

Mientras tanto, las doce Grandes Bestias Divinas que formaron la formación mágica con Zhou Weiqing se sintieron muy emocionadas al ver el sello que estaba a punto de completarse nuevamente. ¿Cómo podrían no sentirse felices por eso? Tenían una familiaridad aún más profunda con la formación mágica que Zhou Weiqing. Naturalmente, serían capaces de sentir su estado perfecto después de que la formación mágica se completase esta vez. Además, también se vieron afectados de una buena manera debido al esfuerzo de Zhou Weiqing en la constante transformación de su Energía Celestial en la Energía Santa. La Energía Santa estaba sanando sus cuerpos, permitiendo que su Energía Celestial se volviese aún más suave con un suministro infinito.

Un tercio de las gigantescas garras del Señor Infernal ya habían sido rechazadas. La velocidad de empuje en el resto de las garras también fue aumentando continuamente. Con todas las menguantes y crecientes, ya no tenía forma de resistir la Energía Santa controlada por Zhou Weiqing.

“Zhou Weiqing, mi mayor error es que no me había dado cuenta de que poseías la Energía Santa anteriormente. Sin embargo, ¿de verdad crees que ya no puedo tratar contigo de esta manera? ¿De verdad crees que podrás sellarme? ¿Qué yo moriré por toda la eternidad así como así? No eres el Emperador Dragón después de todo.”

El cuerpo del Señor Infernal al otro lado del velo de repente dejó de tambalearse. La voz helada y fría que parecía provenir de un abismo infinito hizo que uno se estremeciese desde lo más profundo de su alma. Su par de gigantescas garras parecían haber dejado de resistir el ataque de la Energía Santa, incluso la Energía de la Destrucción Suprema entre sus garras también se había retirado silenciosamente. El par de gigantescas garras permitieron que la tremenda Energía Santa lo envolviese y lo empujase hacia atrás a una velocidad que era incluso más rápida.

“Anciano, ¿todavía vas a luchar antes de morir? No tienes muchas oportunidades.” Zhou Weiqing no aflojó solo porque el Señor Infernal de repente dejó de resistirse. Por el contrario, aumentó la producción de Energía Santa. Además, se sentía incómodo en su corazón sin ningún motivo. Las palabras del Señor Infernal no parecían completamente sin sentido.

También fue en ese momento exacto cuando un par de gigantescas garras que emitían una luz verde oscura repentinamente dejaron de moverse. Se detuvieron mientras estaban en proceso de ser empujadas hacia atrás. No importa cómo Zhou Weiqing instase a su Energía Santa, no había forma de que se pudiese empujarlas más.

‘¿Cómo pasó eso? ¡Eso es imposible!’ Zhou Weiqing y las Bestias Divinas se sorprendieron grandemente. ¿Podría ser que el Señor Infernal recibiese alguna Energía de la Destrucción de algún otro lugar? Sin embargo, él ya era tan fuerte y poderoso. Además, la oportunidad anterior era obviamente mejor que ahora, ¿por qué eligió renunciar a la poderosa energía antes pero esperó hasta este momento?

Fue también en ese preciso momento cuando rayos sobre rayos verde oscuro aparecieron repentinamente sobre las gigantescas garras. Incluso la Energía Santa pura que fue enviada desde el Núcleo Santo Divino de Zhou Weiqing fue continuamente desintegrada por el rayo verde oscuro. Una aterradora oleada de aura fue liberada violentamente del par de garras. La presión aterradora forzó directamente la Energía Sagrada, liberada de la formación mágica a una docena de metros de distancia.

Las garras verde oscuro gradualmente cambiaron de color y se volvieron cristalinas como un cristal negro. Después de eso, la luz que rodeaba el rayo de tono negro se hizo aún más intensa junto con el cambio de su color.

Afortunadamente, ese aterrador rayo negro parecía rodear las garras del Señor Infernal. Estaba aplastando continuamente a la Energía Santa que estaba empujando las garras fuera del sello.

‘¿Qué tipo de energía es esa?’ Zhou Weiqing se sintió confundido en su corazón. Mientras miraba las gigantescas garras, sus ojos no pudieron evitar revelar un brillo sospechoso.

“Zhou Weiqing, deberías sentirte orgulloso de ti mismo por tener la capacidad de forzarme a tal situación. Así que, ahora es el momento de que mueras.” La fría voz gélida resonó de ida y vuelta en la formación mágica. El relámpago negro que rodeaba las garras también repentinamente retumbó. Zhou Weiqing parecía ver indicios confusos de grietas que aparecían en las gigantescas garras del Señor Infernal.

“Esto no es bueno. Va a detonar sus garras. Ten cuidado, Weiqing.” El grito de la Emperatriz Elfa hizo eco desde fuera de la formación mágica. Sin embargo, esta vez era diferente a cuando se resistió al ataque del Señor Infernal nombre de Zhou Weiqing anteriormente. Ahora que la formación mágica había sido completada, no sería capaz de cargar en la formación mágica incluso con el nivel de su base de cultivo sin la aprobación de Zhou Weiqing, que estaba actuando como núcleo de la formación mágica.

¿Una detonación espontánea? Cuando Zhou Weiqing finalmente escuchó esas palabras, escuchó un rugido sin precedentes que venía de debajo de su cuerpo. Fue en la posición del centro de la formación mágica del sello Infernal que explotó.

Era más que una simple fluctuación de energía, también era una sensación de estremecimiento del alma. El rugido violento estalló en compañía de un halo claro y negro.

Zhou Weiqing solo podía sentir como su estado de ánimo estaba siendo sacudido violentamente en ese momento. Sentía como si toda la formación mágica se estuviese desarmando en ese momento.

Sin embargo, fue también en ese preciso momento cuando cada uno de los complicados símbolos que ya se habían convertido de color plateado dentro de la formación mágica se iluminaron. Los símbolos emitieron una luz densa y divina, cada uno de ellos explotando con la poderosa Energía Santa. Aunque una gran cantidad de Energía Santa en el medio de la formación mágica fue destruida por el halo negro que se extendía, el halo negro fue reprimido a la fuerza dentro de un área que tenía trescientos metros de diámetro sin una forma de seguir.

Las garras originales del Señor Infernal ya habían desaparecido, en su lugar había un enorme vórtice negro. Era evidente que incluso después de que el Señor Infernal detonase espontáneamente sus garras, su Energía de la Destrucción actual aún no era lo suficientemente fuerte como para que pudiese salir de la formación mágica del sello del Infierno que estaba casi terminado. Por el contrario, el lugar donde las garras rompieron el sello se estaba cerrando a una velocidad sorprendente después de que las garras detonasen espontáneamente.

Aunque la Energía de la Destrucción de la explosión era poderosa, la Energía Santa la estaba derritiendo gradualmente. Mientras se completase el sello, todo habría terminado para el Señor Infernal. Sus acciones en ese momento se sintieron como si estuviese apagando su sed con veneno. Era como si su supuesto esfuerzo tuviese el efecto opuesto.

Sin embargo, ¿cómo podría posiblemente el Señor Infernal participar en acciones tan sin sentido? ¿Especialmente cuando estaba a punto de sobrevivir o morir?

Aunque la formación mágica del sello del Infierno no fue destruida por su violenta detonación espontánea, la aterradora explosión empujó por la fuerza a la Energía Santa circundante. La detonación espontánea fue causada por una parte del cuerpo del Señor Infernal después de todo. Uno solo podría imaginar la cantidad de Energía de la Destrucción que generó.

Un espacio vacío surgió en el medio de la formación mágica, mientras que el vórtice de Energía de la Destrucción negro formado a partir de la explosión aún permanecía condensado. El vórtice rodó hacia adelante y cargó directamente hacia la posición de Zhou Weiqing y Tian’er en un abrir y cerrar de ojos.

El vórtice negro no era demasiado grande, pero la Energía de la Destrucción que estaba contenida en el vórtice era realmente aterradora. Parecía estar completamente condensado de Energía de la Destrucción Suprema.

Zhou Weiqing tenía dos opciones ahora. La primera era él corriendo con Tian’er, huyendo de la posición del núcleo y esquivando el vórtice de Energía de la Destrucción. Él era el centro de la formación mágica así que podía irse en cualquier momento que quisiese.

Sin embargo, muy posiblemente podría causar la destrucción de la casi completa y perfeccionada formación mágica del sello del Infierno que estaba a punto de cerrarse si lo hiciese. Nadie podría decir si el Señor Infernal aprovecharía la oportunidad y cargaría fuera del sello si lo hiciese. La brecha final en la formación mágica a continuación aún no había sido completamente sellada por la Energía Santa en ese momento. Una vez que el efecto de la formación mágica se hubiese desvanecido, era muy probable que el Señor Infernal cargase fuera del sello. En ese caso, todo lo que hicieron antes sería en vano.

La segunda opción de Zhou Weiqing era ignorar el ataque del Señor Infernal y no escatimar esfuerzos en cerrar la formación mágica para poder sellar por completo al Señor Infernal. Sin embargo, él necesitaría resistir los terribles ataques del Señor Infernal si lo hiciese. Sería gravemente herido incluso si sobrevivía a los ataques.

Fue en ese preciso momento cuando la imagen de cuán imponente era el Emperador Dragón cuando pasó junto a Zhou Weiqing, la gran fuerza y resistencia del Emperador Dragón pasó como una exhalación por la mente de Zhou Weiqing. Fue en ese momento que Zhou Weiqing, que temía a la muerte desde que era joven, tomó la decisión más decidida en su vida.

La primera acción de Zhou Weiqing fue liberar la Energía Santa en su cuerpo. Una oleada de energía suave pero indomable brotó de su cuerpo. Levantó el cuerpo de Tian’er que lo estaba abrazando y la envió directamente a un lado a través de su control sobre los alrededores con la Energía Santa.

Mientras tanto, su cuerpo no se movió en lo absoluto. Ni siquiera miró el poderoso vórtice de la Destrucción. Sin embargo, no escatimó esfuerzos en instar a la Energía Santa y la infundió en la formación mágica del sello del Infierno para que se pudiese desencadenar el mayor efecto en la formación mágica.

“Weiqing…” La Emperatriz Elfa gritó involuntariamente fuera de la formación mágica.

Todas las Bestias Divinas ensancharon sus ojos con sorpresa en ese momento. Sin embargo, no eran el núcleo de la formación mágica. Además, habían abierto todos sus Sentidos Divinos a Zhou Weiqing, y permitieron que Zhou Weiqing ejerciese control sobre sus acciones y no podían hacer nada para influir en la decisión de Zhou Weiqing.

HJC – Capítulo 305-2

Capítulo 305-2 – El Héroe (2)   

Fuera del abismo

“Weiqing, ¿dónde está Weiqing?” Shangguan Bing’er fue la primera en despertar de su estado de confusión. Gritó tan pronto como recuperó su conciencia.

El cielo ya se había vuelto azul claro, y la luz del sol estaba esparcida por el suelo. Llevaba una leve sensación de calidez en la originalmente fría frontera norte. Se sentía muy cómodo cuando el sol brillaba en el cuerpo humano.

Sin embargo, Shangguan Bing’er no podía permitirse sentir el calor en este momento. Eso fue porque esa figura familiar ante sus ojos ya estaba perdida.

Shangguan Fei’er, Shangguan Xue’er y la Pequeña Bruja se despertaron en sucesión. Después de su confusión momentánea, recuperaron su conciencia también.

Shangguan Bing’er vio al Dios Celestial Seis Supremo Long Shiya, que estaba de pie cerca a primera vista, y ella corrió apresuradamente hacia él. “Maestro, ¿dónde está Weiqing? ¿Adónde fue Weiqing?” Aunque ya había descubierto la respuesta, todavía se negaba a reconocer el hecho en ese momento.

“Pequeño Gordito Zhou, hijo de puta. ¿Cómo te atreves a noquearnos y a huir solo? Solo espera, solo espera y…” Gritó Shangguan Fei’er furioso. Sin embargo, sus ojos se enrojecieron involuntariamente durante el proceso de gritar.

La Pequeña Bruja estaba allí distraídamente. Las palabras de Zhou Weiqing dirigidas a ella antes de perder su conciencia aún resonaban en su mente. Ella sintió que su corazón estaba vacío en este momento.

Aunque no tenía forma de resistirse cuando se convirtió en la ofrenda de sacrificio de Zhou Weiqing, y cuando se sacrificó por él, tampoco quería resistirse a él. Aunque no estaba segura de si le gustaba Zhou Weiqing, pudo confirmar que solo ese individuo merecía ser su pareja en este mundo. Esa fue la razón por la que ella no se resistió.

Después, se fue y no volvió a ver a Zhou Weiqing durante mucho tiempo. Fue entonces cuando ella gradualmente aprendió cómo se sentía extrañarlo.

Cuando volvió a encontrarse con Zhou Weiqing, tuvieron una relación íntima y Zhou Weiqing prometió ser responsable de ella. Sin embargo, ella miró impotente como había muchas almas gemelas a su lado. La Pequeña Bruja había estado guardando un sentido de rencor en su corazón todo el tiempo porque no tenía confianza y no podía entender cuánto amor recibiría de Zhou Weiqing.

Tal vez, Zhou Weiqing fuese realmente un playboy. Era tan playboy que deseaba poder golpearlo violentamente. Sin embargo, todavía tenía espacio en su corazón para ella todo el tiempo. Él se había ido ahora. Nadie sabía si regresaría vivo. Fue en ese momento que la Pequeña Bruja repentinamente sintió como si su corazón fuese llevado por él también.

‘Así que realmente lo amo. No sé cuándo fue que realmente me enamoré de él, pero no fue mi elección convertirme en su esposa por el futuro de la Secta Demonio Celestial.”

Desconocido para ella, sus lágrimas ya se habían deslizado de sus ojos aunque su rostro era completamente frío e inexpresivo en ese momento. Sus lágrimas se asemejaban a una cadena de perlas rotas que caían de su cara continuamente.

“Hermana…” Shangguan Bing’er se abalanzó sobre los brazos de Shangguan Fei’er mientras gemía amargamente: “El Pequeño Gordito nos dejó atrás. Él fue solo. Hermana, yo… deseo buscarlo, ¿debemos ir a buscarlo juntas?”

Los ojos de Shangguan Bing’er se llenaron de imploración como si Shangguan Fei’er fuese la gota que le salvaría la vida.

Shangguan Fei’er habló ferozmente, “¿Por qué quieres buscarlo? Fue él quien nos dejó atrás mientras huía. ¿Por qué todavía tenemos que buscarlo? Es mejor que ese sinvergüenza muera. Es aún mejor si él no regresa más, no nos sentiremos tristes por él. Bing’er, no puedes buscarlo.”

Aunque estaba hablando así, Shangguan Bing’er podía sentir claramente que el cuerpo de Shangguan Fei’er temblaba en ese preciso momento, y que estaba temblando incontrolablemente.

La reacción de Shangguan Xue’er fue diferente de la de sus dos hermanas. Ella estuvo ligeramente aturdida por un momento después de que se había despertado. Tocó suavemente sus labios rojos que fueron besados por él antes mientras caminaba paso a paso hacia el borde del abismo. Toda su persona era como una marioneta.

“Xue’er.” Shangguan Tianyang se paró frente a ella en un intento por evitar que avanzase. “Hijas, todas ustedes deberían calmarse primero. Zhou Weiqing hizo eso porque no quiere que todas ustedes arriesguen sus vidas por él. Él posee la verdadera Energía Santa en su cuerpo, es por eso que es capaz de lidiar con el Señor Infernal. Todas ustedes son diferentes. Su Energía Santa no es tan pura como la suya. ¡Solo le preocupaba que todas ustedes fuesen lastimadas! Si todas ustedes lo buscasen, solo sería contraproducente. Solo distraerá su estado de ánimo. Aunque no me gusta ese tipo por ser un playboy, no puedo evitar decir esto. Si alguna de ustedes tuviese un accidente, sería la muerte de él. No podemos hacer nada ahora. Solo podemos esperar aquí, solo podemos esperar su regreso.”

“No hay necesidad de ser demasiado pesimista. El propósito de su viaje es ayudar al Emperador Dragón a reforzar el sello. No va a desafiar al Señor Infernal. Ese joven ha tenido suerte desde el principio, sin duda regresará vivo esta vez.”

Shangguan Xue’er no dejó de caminar ni siquiera con el bloqueo de Shangguan Tianyang. Por el contrario, ella dio un rodeo a su alrededor. Cuando Shangguan Tianyang intentó detenerla nuevamente, se dio cuenta de que había dejado de caminar por su propia cuenta. Se detuvo junto al abismo mientras miraba directamente hacia abajo.

Shangguan Xue’er no lloraba, pero toda su persona parecía muy rígida. Ella era la única que sabía lo que estaba pensando en su corazón.

Ella se arrepentía. Se arrepentía de no haber burlado su truco con el suyo, y no revelar la mala idea de ese sinvergüenza, sino que le obedeció.

Entre todas las almas gemelas de Zhou Weiqing, ella era la única que no tenía una relación sexual genuina con Zhou Weiqing. Ella realmente lamentaba eso ahora mismo. Ella había vivido para el Palacio Extensión del Cielo desde joven. Ella había estado trabajando duro continuamente para convertirse en la sucesora del Palacio Extensión del Cielo. Desde que era lo suficientemente mayor como para razonar, no pensó que hubiese un hombre en este mundo que fuese digno de su admiración. Lo único que tenía que hacer era fomentar y mejorar el Palacio Extensión del Cielo y proteger el orgullo del Palacio Extensión del Cielo.

Sin embargo, todo pareció cambiar después de que ella se familiarizó con él. Todo se hizo diferente después de conocerlo. Él había estado jugando continuamente con sus sentimientos. Todavía podía recordar claramente todo lo que había sucedido esa vez entre ella y él. Ella perdió la apuesta esa vez. No solo perdió a su propia gente, sino que también perdió su corazón. En aquellos días, ella nunca reconocería voluntariamente ese hecho sin importar qué. Sin embargo, ella estaba muy segura ahora de que ese fue el momento en el que realmente entró en su corazón.

Como ella ya lo había aceptado, ¿por qué se mantuvo tan reservada? ¿Por qué ella no se entregó por completo a él? ‘Weiqing, debes regresar vivo’.

Shangguan Xue’er apretó los puños. Sin embargo, el color de su rostro era tan pálido como la nieve.

El comportamiento de Dongfang Hanyue era completamente diferente de las cuatro mujeres. Su agitación se había calmado desde entonces. De manera similar, estaba mirando en silencio hacia el abismo, y ocasionalmente miraba en la dirección del Continente XuanTian. De repente, sintió una sensación de alegría cuando vio las reacciones de las tres hermanas Shangguan y de la Pequeña Bruja. Tal vez ella no recibió tanto amor de él como lo hicieron ellas, pero ella fue afortunada en comparación con ellas. Al menos ella le dio un hijo.

La gente del Palacio Extensión del Cielo, Secta Inigualable y Montaña Celestial de la Nieve estaban de pie. Si la gente de la Montaña Celestial de la Nieve y el Palacio Extensión del Cielo originalmente despreciaban a Zhou Weiqing por ser el Maestro de la Secta Inigualable, lo habían aprobado hace mucho tiempo y lo habían aceptado como un Maestro de una Tierra Santa en sus corazones cuando lo vieron atacar y matar a Fen Tian antes de saltar al abismo del Infiernosin ninguna vacilación.

La expresión de Xue AoTian en ese momento era la más complicada. Eso era porque su yerno no era el único que se dirigía al abismo, también estaba su hija.

En el momento en que Zhou Weiqing y Tian’er se marcharon, instantáneamente cerró los ojos, pero no intentó detenerlos. Además de su hija y su yerno, su amada esposa también estaba en ese abismo.

La Montaña Celestial de la Nieve fue destruida, y si su esposa e hija abandonaran este mundo para toda la eternidad, Xue AoTian aún sería devastado, incluso si se completase el sello. Una vez fue la potencia número uno en el mundo, pero parecía un poco viejo y frágil en ese momento. Se quedó callado solo, y parecía que estaba lleno de un aura de desolación.

Sin embargo, en el fondo de los corazones de todos, incluidos Xue AoTian, Shangguan Tianyang, las almas gemelas de Zhou Weiqing y también todas las potencias en la escena, estaban haciendo lo mismo en ese momento. Todos estaban rezando.

 

HJC – Capítulo 305-1

Capítulo 305-1 – El Héroe (1)

En ese momento exacto, Zhou Weiqing tuvo la ilusión de que ya había atravesado la Etapa Dios Celestial y había entrado en la Etapa Cambio Celestial. La Energía Celestial de las doce Bestias Divinas que convergieron hacia él desde todas las direcciones no lo atacaron. Por el contrario, debido al efecto de la formación mágica del sello del Infierno, la tremenda Energía Celestial se volvió extremadamente flexible y estuvo completamente bajo su control.

El Núcleo Santo Divino en el pecho de Zhou Weiqing estalló en una deslumbrante variedad de luces. La originalmente Energía Santa plateada gradualmente comenzó a emitir un intenso color blanco. Con el control preciso de Zhou Weiqing, la tremenda Energía Celestial que venía del exterior se convirtió en su Energía Celestial a una velocidad impactante.

Un enorme vórtice invisible ya había tomado forma alrededor del cuerpo de Zhou Weiqing. Zhou Weiqing era el centro de ese vórtice, mientras que la tremenda energía en el vórtice se formó a partir de la inmensa Energía Celestial enviada por las doce grandes Bestias Divinas. La inmensa Energía Celestial giraba continuamente y con cada ronda, estaba pasando por un proceso de purificación que se veía afectado por la Energía Santa de Zhou Weiqing. Debido a esa purificación, se convirtió en una Energía Santa aún más pura para que Zhou Weiqing la controlase.

Aunque Zhou Weiqing tenía una base de cultivo en el Nivel Máximo de la Etapa Dios Celestial, no sería capaz de soportar la tremenda Energía Celestial que se infundía en su cuerpo toda a la vez. Él estaría lleno hasta el punto de estallar, ya que esa era la base de cultivo que pertenecía a las doce Bestias Divinas de la Etapa Dios Celestial. Sin embargo, eso no era en lo absoluto un problema para Zhou Weiqing debido al efecto de la formación mágica del sello Infernal. Después del proceso de purificación, la tremenda Energía Santa giró alrededor del cuerpo de Zhou Weiqing, lista para que lo usase. No había necesidad de que entrase en su cuerpo. Esa era también la razón por la cual Zhou Weiqing sintió que toda la formación mágica era su cuerpo.

Bajo tales circunstancias, la presión que Zhou Weiqing soportaba era casi inexistente, y logró fusionar a la perfección las bases de cultivo de las doce Bestias Divinas con su base de cultivo. ¡Esa era una entidad muy poderosa!

Ya no le importaba el dolor provocado por la muerte del Emperador Dragón. El único pensamiento de Zhou Weiqing en ese momento exacto era cumplir el último deseo del Emperador Dragón de sellar al Señor Infernal para siempre.

El ataque de la Emperatriz Elfa de antes fue demasiado oportuno. Aunque pagó un precio increíblemente grande, ella aún logró ganar tiempo en nombre de Zhou Weiqing. De lo contrario, si Zhou Weiqing hubiese sido golpeado por la Energía de la Destrucción en ese momento, sin duda arruinaría su control de toda la formación mágica, a pesar de que podría no ser gravemente herido. Él no era el Emperador Dragón, y aún no estaba demasiado familiarizado con la formación mágica del sello del Infierno. En caso de que surgiese un problema, podría convertirse en una oportunidad que el Señor Infernal podría explotar. La mayoría de las veces, el éxito o el fracaso dependían de un solo momento.

La tristeza del Señor Infernal ya estaba en un estado incomparable. Aunque la Emperatriz Elfa y el Árbol Antiguo de la Vida pagaron un gran precio por resistir el ataque del Señor Infernal, lograron neutralizar su ataque y sustancialmente empujaron hacia atrás sus garras que ya habían sido parcialmente quebradas. Si el Señor Infernal hubiese usado toda su fuerza en el ataque antes, definitivamente hubiese sido capaz de destruir por completo a la Emperatriz Elfa y al Árbol Antiguo de la Vida. Sin embargo, el Señor Infernal estaba angustiado por el hecho de que la formación mágica del sello del Infierno no se había roto con éxito debido a que la mayor parte de su energía todavía estaba restringida dentro de la limitación de la formación mágica. No había absolutamente ninguna manera de que él fuese capaz de usar toda su energía. De lo contrario, ¿cómo podrían el Emperador Dragón o la Emperatriz Elfa posiblemente sellarlo?

El momento más importante que determinaba si el Señor Infernal podría romper el sello o no, ya había llegado. Ya no le importaba el cansancio y lanzó un ataque de nuevo.

La luz de la destrucción del tono negro se transformó en un anillo de luz que se elevaba hacia arriba mientras que una masa negra como la brea aparecía simultáneamente entre las dos garras.

Un anillo de luz se elevó y resistió a la fuerza el vórtice de Energía Santa conjurado por los esfuerzos combinados de Zhou Weiqing y las doce Bestias Divinas, en un intento de evitar que la tremenda Energía Santa se hundiese en la formación mágica.

En ese momento, el Señor Infernal ya estaba arriesgando su vida. Él era muy consciente de que sin mostrar la fuerza de todo su cuerpo, solo podía usar la Energía de la Destrucción Suprema para posiblemente tener una oportunidad de eliminar a Zhou Weiqing.

Zhou Weiqing se mofó con frialdad. El Núcleo Santo Divino en su pecho estalló en una bola de luz blanca y caliente que era tan gruesa como un brazo. Descendió del cielo y se estrelló ferozmente contra la bola de luz negra que el Señor Infernal que acababa de comenzar a condensar.

¡Había llegado el momento de un contraataque!

¡Poof!

No hubo violentos sonidos de explosión, solo había dos de los más puros colores, blanco y negro colisionando ferozmente. El halo negro y el vórtice blanco también entraron en contacto simultáneamente y la energía de ambos lados causó una colisión intensa.

Mientras tanto, la Energía Santa de Zhou Weiqing reveló su fuerte capacidad de supresión hacia la Energía de la Destrucción. Incluso si fuese el Emperador Dragón quien estuviese defendiendo la formación mágica del sello del Infierno, posiblemente no sería necesariamente capaz de reprimir al Señor Infernal nuevamente. Sin embargo, era diferente con la Energía Santa de Zhou Weiqing.

Con el apoyo de las Doce Grandes Bestias Divinas, Zhou Weiqing no necesitaba de ninguna manera preocuparse de agotar su Energía Santa. Además, no solo era capaz de controlar la inmensa Energía Santa, también podía refinar continuamente la Energía Santa que disparaba desde el Núcleo Santo Divino en su pecho. Esa era también la razón por la cual la luz blanca brillaba intensamente.

La Energía Santa lanzada por Zhou Weiqing en ese momento ya estaba a mitad de camino de la poderosa existencia de la Energía de la Creación. Aunque le era imposible convertirse en un verdadero Dios de la Creación, la intensidad de su Energía Santa en este momento era completamente capaz de atacar al Señor Infernal.

La Creación y la Destrucción estaban enfrascadas en una batalla. Los colores blanco y negro colisionaron intensamente en el aire. Aunque la energía de ambas partes no explotó, se estaban agotando inmensamente.

Toda la formación mágica del sello del Infierno se había iluminado por completo. Solo la nebulosa luz roja se estaba volviendo blanca gradualmente.

Zhou Weiqing sintió calma en su corazón. La Transformación Tigre-Dragón evolucionó de nuevo después de haber recibido la última fuente de energía del Emperador Dragón. También resultó en la mejora de su percepción fría a un nivel sin precedentes. Podía sentir claramente cada uno de los secretos de la formación mágica del sello del Infierno, y también comprendió sus secretos. Él confió en el poderoso Sentido Divino que ya estaba en la Etapa Cambio Celestial bajo la amplificación de la formación mágica, para ejercer control sobre la formación mientras obstruía al Señor Infernal con un frenesí.

El Señor Infernal dejó escapar un grito agudo que estaba claramente lleno de miedo. Su Energía de la Destrucción Suprema ya no era de ninguna utilidad bajo la supresión de la Energía Santa. Las dos partes estaban completamente encerradas en un punto muerto en ese momento. La Energía de la Destrucción Suprema en el centro era capaz de resistir la Energía Santa de Zhou Weiqing, pero los anillos de luz negra que emitía no tenían forma de resistir la victoria del enorme vórtice de Zhou Weiqing que estaba descendiendo gradualmente.

Hebras y hebras, mechones y mechones de luz de plateada comenzaron a hundirse gradualmente en el halo de la Destrucción y se acercaron a la formación mágica en el suelo. Incluso había algunas áreas que ya habían entrado en contacto con la luz roja emitida por la formación mágica.

Como decía el viejo proverbio chino, ‘Una sola chispa puede iniciar un incendio en la pradera’. Cuando la luz roja de la formación mágica entró en contacto con el plateado de la Energía Santa, el color original de la formación mágica comenzó a cambiar de inmediato.

Las capacidades de asimilación de la Energía Santa eran bastante notables. Guió el cambio de atributo de la formación mágica para aumentar continuamente la presión sobre el Señor Infernal.

Las doce expresiones y miradas de las Grandes Bestias Divinas gradualmente se emocionaron, se sentían aún más confiadas ahora.

Si uno fuese a decir que la mayoría de las Bestias Divinas no podían aceptar la decisión del Emperador Dragón de que Zhou Weiqing lo reemplazase, fue en ese momento que creyeron en la previsión del Emperador Dragón. Sentían que el joven ante sus ojos era incluso más poderoso que el Emperador Dragón, ¡y ni siquiera parecía tener más de veinte años!

El Emperador Dragón estaba muerto. Él dejó el mundo para siempre sin siquiera dejar atrás un cadáver o huesos. Sin embargo, su voluntad no desapareció. Cada una de las Bestias Divinas estaba llena de determinación en sus corazones, no permitirían que el Señor Infernal saliese sin importar nada.

La Energía Santa y la formación mágica habían comenzado a hacer contacto mientras el Señor Infernal aún no lograba cargar contra la luz condensada de la Energía Santa de Zhou Weiqing. ¡Las Bestias Divinas eran testigos de la esperanza, una esperanza de sellar al Señor Infernal una vez más!

¡Un objetivo común podría lograr maravillas! En ese momento, ni una sola de las Bestias Divinas guardaba egoístamente sus propias bases de cultivo, no podían importarle menos la posibilidad de lesionarse a sí mismas mientras circulaban la Energía Celestial en sus cuerpos con toda su fuerza para apoyar a Zhou Weiqing. La Energía Santa también estaba continuamente nutriendo sus cuerpos para que no se lesionasen en lo absoluto.

La Emperatriz Elfa llevó el Árbol Antiguo de la Vida y aterrizaron muy lejos. Sus hermosos ojos estaban desbordando de emoción cuando vio la escena que estaba teniendo lugar ante sus ojos. Sus ojos revelarían una leve torpeza y su mirada se posaba en el solemne rostro de Zhou Weiqing ocasionalmente. No podía afirmar que el logro actual de Zhou Weiqing nunca se volvería a lograr, pero definitivamente era un récord que nunca se había logrado antes. Por lo menos, nunca había existido una existencia tan poderosa como Zhou Weiqing entre los humanos en su mente.

 

HJC – Capítulo 304-3

Capítulo 304-3 – ¡Zhou Weiqing, el Corazón del Sello! (3)

La Energía Suprema del Emperador Dragón se profundizó en el Núcleo Santo Divino de Zhou Weiqing gota a gota. Se pudo ver claramente que una tenue capa de brillo rojizo aparecía en la superficie del Núcleo Santo Divino de Zhou Weiqing. Ese pequeño Zhou Weiqing que estaba sentado en posición vertical lentamente abrió los ojos en ese momento y sus ojos se volvieron completamente de color rojo fuego. Un pequeño dragón rojo brillante se enroscó lenta y cómodamente alrededor de su cuerpo, mientras que la bola de luz roja desaparecía gradualmente.

Poco a poco, una capa de brumosa luz roja emergió en el Conjunto Odio a la Tierra Sin Empuñadura de Zhou Weiqing. La capa de luz no ocultaba el tinte blanco original de la armadura. Sin embargo, la capa de luz roja brillaba suavemente como el brillo de las piedras preciosas.

La formación mágica del sello del Infierno que se mostraba debajo se había iluminado por completo junto con la aparición de esa capa de luz roja. La brumosa luz roja se desplazó lentamente y envolvió toda la formación de mágica.

La sensación que Zhou Weiqing sintió en ese momento era diferente de nuevo. Se dio cuenta de que su cuerpo ya se había convertido en parte de la formación mágica o, con más precisión, que toda la formación era como su cuerpo, y él era como el corazón de ese cuerpo.

Zhou Weiqing inmediatamente lanzó su Sentido Divino hacia afuera sin el más mínimo titubeo. Él permaneció calmado y compuesto y no intentó formar conexiones con el resto de las diez Bestias Divinas. Lanzó tres hilos de Sentidos Divinos y formó conexiones con tres Bestias Divinas.

Las acciones de Zhou Weiqing tenían mucho sentido. Aunque todo lo que sucedía aquí era temporal, descubrió que podía fusionar los Sentidos Divinos de las Bestias Divinas en el suyo para su propio uso durante el proceso de formación de la conexión. Aunque con Hui Yao y su esposa. En esa situación, su propio Sentido Divino se amplificaría rápidamente. Aún más importante, él podría experimentar los efectos de comprender la formación mágica del sello del Infierno al seguir la conexión del Sentido Divino.

Usualmente, dos tipos de problemas ocurrirían si se fusionase con demasiados Sentidos Divinos de las Bestias Divinas a la vez en situaciones como esas. En primer lugar, esas Bestias Divinas no confiaban en él del modo en que habían confiado en el Emperador Dragón. Era difícil saber si la conexión se podía completar de inmediato o si podía lograr la conexión perfecta. Por otro lado, y lo que era aún más importante era que su comprensión se vería afectada. La combinación de tantos Sentidos Divinos a la vez daría lugar a su propia amplificación rápida a un nivel aterrador. Sería difícil para Zhou Weiqing acostumbrarse a eso. ¿Cómo podría tener la intención de comprender los secretos de la formación mágica del sello del Infierno en ese momento crucial?

Esa era la razón por la que solo había hecho conexiones con Tres Sentidos Divinos de las Bestias Divinas esta vez.

Tal como lo había esperado, surgió un problema instantáneamente cuando los Sentidos Divinos de las Bestias Divinas estaban conectados al suyo. Los tres Sentidos Divinos de las Grandes Bestias Divinas exploraban e intentaban aceptar a Zhou Weiqing. Eran completamente diferentes a Hui Yao y Duo Si quienes estaban directamente conectados con el Sentido Divino de Zhou Weiqing. Después de todo, no estaban familiarizados con Zhou Weiqing. Además, la Línea de Sangre de l Emperador Dragón no existían en sus cuerpos.

Zhou Weiqing desató su propio Sentido Divino. No había ni una onza de reserva en él esta vez. Eso era similar a él abriendo completamente su corazón a las Bestias Divinas. Si la otra parte lo atacase en esa situación, su Sentido Divino ciertamente sería severamente dañado. Sin embargo, solo así podía asegurarse de que las Bestias Divinas depositasen su confianza en él en el menor tiempo posible.

La Energía Suprema del Emperador Dragón ya se había fusionado por completo con el cuerpo de Zhou Weiqing. El aura de la Tribu Dragón que emanaba de su cuerpo era incluso más fuerte que la de Hui Yao y Duo Si bajo la Energía Santa que complementaba el aura. Después de que las tres Bestias Divinas sintiesen el aura de la Tribu Dragón en su cuerpo, además de su Sentido Divino abierto, las tres Bestias Divinas solo vacilaron un poco antes de abrir sus Sentidos Divinos y conectarse con Zhou Weiqing.

¡BOOM!

En solo una fracción de segundo, Zhou Weiqing sintió como si todo en su entorno hubiese explotado. Todos los ámbitos se volvieron muy claros para él, y todo en el entorno parecía haber entrado en un nuevo reino. Todas las energías de distintos atributos estaban presentes en su Sentido Divino de una manera cristalina.

La formación mágica a continuación también comenzó a surgir violentamente. Una tremenda energía incomparable comenzó a converger en el medio. Zhou Weiqing podía sentir claramente la sangre del Emperador Dragón que corrompía toda la formación mágica a un color rojo, fluyendo en cada complicada grieta en la formación mágica. Cuando se desencadenaba una suave fluctuación de energía en el exterior, comenzaba a aparecer una poderosa fuerza coercitiva. Más allá de la formación, se sentía como si el reino estuviese siendo completamente destrozado, haciendo que este lugar se sintiese aislado y en un mundo completamente diferente.

Cuando su Sentido Divino se acrecentó repentinamente, encontró la sensación de ser capaz de sentir tan pequeños cambios de energía en este lugar lleno de energía complicada siendo muy adictivo.

Zhou Weiqing también podía sentir cada cambio de energía en el reino exterior. Sin embargo, en esta caverna solo había una docena de potencias Dios Celestial y un Señor Infernal en el Cambio Celestial.

Aunque el Señor Infernal no logró realmente romper el sello, y su base de cultivo estaba siendo  constantemente reprimida, ¡su Energía de la Destrucción todavía poseía la pureza de la Etapa Cambio Celestial! Cuando tales energías no tan  numerosas pero tremendamente poderosas eran todas comprimidas y condensadas juntas, incluso el Sentido Divino de una potencia Dios Celestial sería instantáneamente destruido si liberase incluso un poco de eso. Zhou Weiqing ahora podía sentir cada cambio de energía en la formación mágica así que uno solo podía imaginar cuán poderoso era su Sentido Divino en este momento.

Además, ya había surgido una comprensión en el corazón de Zhou Weiqing en ese momento exacto. Finalmente entendía cómo el Emperador Dragón suprimía al Señor abisal.

Dejando de lado el tema de la energía, el Sentido Divino del Emperador Dragón tenía la ventaja en el juego de los Sentidos Divinos simplemente por depender de su cultivación y la ayuda de numerosas Bestias Divinas. También fue por eso que el Emperador Dragón logró mantener el sello durante tantos años. Cada vez que el Señor Infernal lanzaba un ataque, él sería reprimido.

Zhou Weiqing no podía permitirse explorar una experiencia sensorial tan cómoda. En el momento en que entendió la formación mágica, otras tres líneas de su Sentido Divino se desataron. Basado en su experiencia previa, él abrió directamente su Sentido Divino esta vez y formó una conexión con otras tres Bestias Divinas.

Debido a los cambios previos, Zhou Weiqing no estaba tan conmocionado después de que la conexión se completase esta vez. El Sentido Divino continuó aumentando mientras que la formación mágica de abajo parecía ser completamente encendida. Solo estaba el enorme cuerpo del Emperador Dragón que se había hundido en la desolación.

Durante el momento crucial en que Zhou Weiqing estaba a punto de completar la formación mágica, de repente se escuchó un rugido sin precedentes.

Toda la formación mágica se sacudió violentamente, y el enorme cuerpo del Emperador Dragón se volvió completamente negro seguido de cerca por el sonido de una fuerte explosión. El enorme cuerpo del Emperador Dragón estalló en cenizas y humo, mientras que las gigantescas garras delanteras del Señor Infernal acompañaron el sonido de la explosión.

Esta vez, no se molestó en condensar su energía porque no tenía tiempo. Dos luces negras se convirtieron en dos claros pilares de luz que se estaban cargando y bombardeando el cuerpo de Zhou Weiqing.

“Rápido, abran todos sus Sentidos Divinos.” gritó Zhou Weiqing hacia las últimas cuatro Bestias Divinas. Simultáneamente se conectó con sus Sentidos Divinos y lo desencadenó afuera. No había manera de que pudiese eludirlo o bloquearlo en ese momento porque antes de que se completase la formación mágica, todos sus esfuerzos de antes serían en vano si hacía algún movimiento. Por lo tanto, solo podía empujar a la fuerza ahora. Él iba a depender de la Energía Santa en su cuerpo para empujar a la fuerza.

Mientras tanto, una gigantesca figura verde se elevó desde abajo del cuerpo de Zhou Weiqing. Era la Emperatriz Elfa que se había transformado en la Diosa de la Naturaleza.

Ella usó el cetro de la Diosa de la Naturaleza para bloquear las dos luces negras sin ninguna vacilación.

El Señor Infernal estaba cerca de la locura en este punto. A pesar de que no tuvo tiempo de condensar su Energía de la Destrucción Suprema, las dos luces negras fueron lanzadas usándola como su base.

Con un suave estallido, la Diosa de la Naturaleza desapareció en la nada casi en un abrir y cerrar de ojos. En su lugar estaba el cuerpo original de la Emperatriz Elfa. Sin embargo, también fue en este preciso momento que el Árbol Antiguo de la Vida en el cielo cayó con un estallido. Se transformó en una bola de luz verde descomunal que no solo rompió la energía restante de resplandor negro sino que también se estrelló ferozmente contra las garras frontales del Señor Infernal.

Una tremenda fluctuación de energía estalló de repente. En el momento siguiente, una masa de luz verde se disparó hacia el cielo.

El cuerpo de la Emperatriz Elfa botó sangre fresca en el aire, mientras que al menos la mitad de su corona ya se había marchitada cuando apareció el Árbol Antiguo de la Vida. Pagaron un alto precio para bloquear el ataque del Señor Infernal. Sin embargo, lograron asegurarse de que el ataque del Señor Infernal no cayese sobre el cuerpo de Zhou Weiqing.

El único grito de Zhou Weiqing despertó un significado importante para la situación que se desarrollaba ante sus ojos. Él formó la conexión con las cuatro Bestias Divinas casi simultáneamente y sus cuatro Sentidos Divinos fueron liberados.

Bzzt.

Toda la formación mágica se iluminó en el momento siguiente después de que se completase la conexión entre la energía de las doce Bestias Divinas y Zhou Weiqing. Las gigantescas garras delanteras del Señor Infernal instantáneamente parecían estar sujetadas tan fuertemente que las garras frontales ya no podían moverse tan libremente como antes.

La sangre que llegó del Emperador Dragón se filtró por completo en la formación mágica en silencio antes de que toda la formación se convirtiese en un deslumbrante y penetrante color dorado.

En ese momento, Zhou Weiqing sintió como si su cuerpo estuviese a punto de explotar. La aterradora fluctuación de energía aumentó en un instante. Todas las doce Energías Celestiales de las  Bestias Divinas surgieron hacia su cuerpo a una velocidad impactante.

En esa fracción de segundo, Zhou Weiqing pensó que su cuerpo estaba a punto de ser destruido. Sin embargo, también fue en esa fracción de segundo que él había entendido completamente el método para controlar esa formación mágica.

La formación mágica del sello del Infierno requería una energía simple pero pura Energía Celestial de cualquier atributo para funcionar. Sin embargo, debía provenir de un solo tipo de atributo. Además, la pureza de la energía debe mantenerse hasta cierto punto, de modo que la Tribu Dragón o la Línea de Sangre Tribu Elfa pudiesen ejercer control sobre ella.

La conexión de los Sentidos Divinos anteriormente no solo le permitió experimentar el secreto detrás de la formación mágica. Al mismo tiempo, y lo más importante, era capaz de ejercer control sobre cualquier forma de energía al menos diez veces más fuerte que antes, después de que su Sentido Divino se amplificase en una medida aterradora.

HJC – Capítulo 304-2

Capítulo 304-2 – ¡Zhou Weiqing, el Corazón del Sello! (2)

La luz dorada cayó sobre el centro de la cabeza de Hui Yao. La luz se desvaneció gradualmente hasta que una corona dorada apareció en la parte superior de la cabeza de Hui Yao antes de que se convirtiese en una energía dorada que gradualmente se hundía en la cabeza de Hui Yao.

Ese era el legado del Emperador Dragón. Solo se transmitiría a la próxima generación del nuevo emperador cuando la generación anterior estuviese a punto de morir. Ese era el legado de la Tribu Dragón de dar lugar a lo nuevo.

Después de que el Emperador Dragón había completado el proceso, el resplandor en sus ojos se atenuó claramente a medida que una gran cantidad de sangre fresca surgía de su cuerpo continuamente y manchaba todo el sello en el suelo de rojo.

“Weiqing.” El Emperador Dragón ya no miraba a Hui Yao. ¡Había más que deseaba entregarle a ese joven! Sin embargo, el tiempo no estaba de su lado. En su opinión, el desastre que podría ocurrir en todo el continente era aún más importante que la continuidad de la Tribu Dragón.

“Su Majestad, Emperador Dragón.” Zhou Weiqing exclamó con gran respeto. Mientras tanto, su Energía Santa ya había circulado completamente y conectado con las doce Bestias Divinas. Con el apoyo de la Energía Santa y la Energía Santa de la Vida de la Emperatriz Elfa, las Bestias Divinas se curaban a una velocidad sorprendente.

Sin embargo, Zhou Weiqing no era el Emperador Dragón después de todo. Aunque poseía una tremenda Energía Santa, y su base de cultivo era incluso más poderosa que la del Emperador Dragón, no sabía nada sobre la formación mágica del Sello Infernal bajo sus ojos. Él no sabía cómo manejar la formación mágica.

El Emperador Dragón murmuró: “A partir de ahora, todos deben seguir la ordenes de Weiqing. Después de que me haya ido, todos ustedes deben respetar a Weiqing como si me respetasen a mí. De lo contrario, nunca estaré a gusto incluso cuando esté en otro mundo, ¿todos ustedes entienden?”

Incluso cuando ya estaba al borde de la muerte, y estaba a punto de llegar al final de su vida, todas las Bestias Divinas al mismo tiempo bajaron sus cabezas hacia el Emperador Dragón en el momento en que mostraba su coraje y poder. Ese era el prestigio de un emperador.

Los ojos de las Bestias Divinas se habían enrojecido. Muchos de ellos estaban derramando lágrimas. Habían estado juntos con el Emperador Dragón durante al menos unos miles de años, se podría decir que el Emperador Dragón era como un maestro o un padre para ellos. Aparte del esposo y la esposa, Hui Yao y Duo Si que acababan de unirse, casi todas las Bestias Divinas sirvieron al Emperador Dragón voluntariamente después de que el Emperador Dragón las sometiese o las rescatase.

Una vez que las Bestias Divinas escucharon las palabras del Emperador Dragón, muchos de ellos no pudieron evitar sollozar en voz alta. La caverna se llenó instantáneamente de una atmósfera triste.

“¿Todos ustedes entienden lo que acabo de decir?” El Emperador Dragón habló en voz baja.

“Sí, Su Majestad.” Todas las Bestias Divinas respondieron la pregunta del Emperador Dragón con una voz que casi sonaba como un triste grito.

El Emperador Dragón solo asintió antes de continuar hablando con Zhou Weiqing, “Weiqing, no tengo mucho tiempo aquí. De ahora en adelante, harás lo que yo diga. Con la existencia de tu Energía Santa, es absolutamente posible restaurar el sellar a la perfección. Muy bien, comenzaremos ahora.”

La mirada del Emperador Dragón se volvió solemne mientras hablaba. Él parecía como un anciano saludable. Todavía había una sensación de fuerte prestigio que permanecía en su cuerpo. No parecía estar al borde de la muerte en lo absoluto.

“La formación mágica fue creada por mí y por la antigua Emperatriz Elfa. Solo había seis Bestias Divinas que me ayudaron en ese día, de las cuales solo quedan tres ahora de las seis Bestias Divinas. No vayas a pensar en el principio y la estructura de la formación mágica. Solo necesitarás lanzar la formación. Mi sangre ya ha contaminado toda la formación, por lo que la línea de sangre que ha destruido al Señor Infernal ha sido restaurada. Necesitas completar la conexión entre todas las Bestias Divinas y la formación mágica. Mientras tanto, tú eres el corazón de toda esta formación.”

Zhou Weiqing escuchó en silencio. La voz del Emperador del Dragón ya había empezado a debilitarse mientras hablaba. Era evidente que podía morir en cualquier momento.

“El corazón del sello está en la posición en la que estoy ahora. También es precisamente la posición que fue destruida por el Señor Infernal antes. Esta posición estará vacía después de mi muerte. Vas a dividir tu Sentido Divino en doce porciones para completar la conexión con las Bestias Divinas, necesitas relajar completamente tu estado de ánimo. Después de eso, los llevarás a infundir sus energías en tu cuerpo, y te usarás como núcleo y base. Convierte todas sus Energías en tu Energía Santa y luego hay que moverlas  hacia mi posición que es también el núcleo de la formación de mágica. Toda la formación se desencadenará a partir de eso. Ese no es un proceso complicado. Puedo sentir que tu cuerpo tiene una línea de sangre similar a nuestra Línea de Sangre del Dragón. Voy a fortalecer las Líneas de Sangre del Emperador Dragón en tu cuerpo antes de que muera para que la formación mágica te reconozca como el nuevo líder. Rápido, empecemos. No puedo aguantar mucho más.”

El enorme cuerpo del Emperador Dragón tembló violentamente mientras hablaba. Rayas de Energía de la Destrucción emergieron de su cuerpo continuamente. Era evidente que el resto de su cuerpo perdería pronto su efecto represivo sobre el Señor Infernal.

El Señor Infernal podía sentir naturalmente las acciones del Emperador Dragón. Aunque tomaría tiempo y una tremenda energía restaurar el sello, el Señor Infernal no tendría otra oportunidad de escapar una vez que haya sido verdaderamente restaurado. Por eso ya no le importaba agotar su Energía de la Destrucción. Usó su poderosa Energía de la Destrucción para lanzar un ataque contra el Emperador Dragón en un intento de romper el sello que utilizó el cuerpo del Emperador del Dragón como medio para eliminar a Zhou Weiqing y Tian’er primero.

Sin embargo, el Emperador Dragón ya había tomado la decisión de pagar el precio con su vida. Incluso si el Señor Infernal dedicaba todo su esfuerzo y recursos, todavía no era una tarea fácil aniquilar completamente al Emperador Dragón. Después de todo, se habían tratado durante mucho tiempo, y el Emperador Dragón entendía muy bien al Señor Infernal. Además, el Emperador Dragón ya se había acostumbrado a la Energía de la Destrucción desde hace mucho tiempo. Además de la energía de Atributo Fuego del Emperador Dragón que ya ardía en su punto más fuerte, no solo estaba quemando su fuerza vital, sino también su Núcleo Celestial de la Etapa Dios Celestial de Nivel Máximo que estaba firmemente envuelta alrededor del Señor Infernal. Mientras la vida del Emperador Dragón no se extinguiese, era completamente imposible que el Señor Infernal cargase fuera del sello.

Zhou Weiqing no se atrevió a reducir la velocidad. La mirada en sus ojos era apagada y la poderosa energía de su Sentido Divino se extendió al instante. Era muy inteligente porque no dividió directamente su Sentido Divino en doce porciones. Iba a conectarse con las doce Grandes Bestias Divinas. La combinación de los Sentidos Divinos de las Bestias Divinas era inimaginablemente poderosa y superaba con creces al de Zhou Weiqing. Lo más importante, Zhou Weiqing no estaba familiarizado con la formación mágica del Infierno. Si la conexión fallaba, no había forma de que Zhou Weiqing pudiese volver a formar una conexión.

Por lo tanto, Zhou Weiqing solo dividió su Sentido Divino en dos. Luego, lo desató hacia el esposo y la esposa, Hui Yao y Duo Si, en el momento en que apareció.

Los dos dragones enormes y Zhou Weiqing tenían la relación más cercana. Se conocían desde hacía mucho tiempo, y estaban muy familiarizados con las auras de los demás. Además, no era un problema para Zhou Weiqing formar una conexión de Sentido Divino con los dos dragones enormes debido a la existencia de las Líneas de Sangre del Emperador Dragón en su cuerpo.

Por lo tanto, Zhou Weiqing hizo esa elección. En poco tiempo, su Sentido Divino entró en contacto con Hui Yao y Duo Si.

Zhou Weiqing podía sentir que dos oleadas de vastos Sentido Divinos fluían instantáneamente de la otra parte. El Sentido Divino era muy gentil, y no hubo conflicto entre ellos tal como él había predicho. En el momento en que Hui Yao y su esposa sintieron el Sentido Divino que Zhou Weiqing les transmitió, inmediatamente completaron la conexión con él. Dos débiles resplandores dorados podrían verse indistintamente emitiéndose desde el centro de las cabezas de Hui Yao y Duo Si. Era similar a dos hilos de seda que eran lanzados en la dirección de Zhou Weiqing.

Zhou Weiqing usó el suyo para guiar sus Sentidos Divinos hacia la conexión con su cuerpo. En el momento en que los dos hilos de los Sentidos Divinos se conectaron con los suyos, la formación mágica del sello del Inferno a continuación se encendió con una luz roja y penetrante.

En solo una fracción de segundo, Zhou Weiqing pudo sentir una sensación muy peculiar en todo su cuerpo. La sensación no se podía describir con palabras en lo absoluto. Solo sentía como si todo lo que podía percibir estuviese doblemente amplificado en ese momento.

La sensación y la percepción no estaban en la vista macroscópica, sino que estaban en una vista microscópica. Todo en el entorno se volvió claro como el agua. Los Sentidos Divinos de cualquiera serían reprimidos hasta cierto punto en esa situación donde uno poseía una combinación de la energía del Emperador Dragón, la Energía de la Destrucción y todas las energías de las Bestias Divinas. Sin embargo, Zhou Weiqing inmediatamente se dio cuenta de que su Sentido Divino se sentía como si hubiese sido amplificado después de fusionarse con los dos Sentidos Divinos de los enormes dragones. Su sensación y percepción hacia todo lo que le rodeaba se volvió mucho más clara hasta que pudo envolver la energía del Sentido Divino alrededor del área que rodeaba a toda la formación de magia.

No solo eso, había un agregado de algún otro conocimiento en su mente. El conocimiento estaba relacionado con la formación mágica. Se le ocurrió una sensación extraña de comprensión, era como si de repente hubiese entendido muchas cosas en un instante.

¿Se suponía que era tan ingenioso?

También fue en ese momento que aparecieron movimientos del lado del Emperador Dragón. Abrió su enorme boca de dragón y escupió una bola de luz roja que se disparó hacia Zhou Weiqing.

Cuando el Sentido Divino de Zhou Weiqing se conectó con Hui Yao y su esposa, la energía roja sangre ya había llegado ante él y se estrelló directamente contra el Núcleo Santo Divino en su pecho.

Una oleada de ardor y calor que era difícil de explicar se extendió inmediatamente por todo el cuerpo de Zhou Weiqing. Sintió como si en ese momento exacto, la Energía Santa en su cuerpo e incluso su alma estuviese hirviendo. La sensación no era agonizante. Por el contrario, estaba llena de una sensación cálida y confortable. Sentía como si todo su cuerpo estuviese empapado en un manantial de aguas termales, y los poros de todo su cuerpo se abrían y absorbían esa energía que lo hacía sentir más cómodo de una manera relajada pero fuerte.

Una cálida luz se reveló en los ojos del Emperador Dragón antes de cerrar lentamente los ojos. Su último pensamiento era rezar. Orar por el éxito del sello y orar para que todo lo que él hizo no fuese en vano.

Esa bola de luz roja que acaba de lanzar era su Energía Dragón-Fénix Suprema. Al igual que la Energía de la Destrucción Suprema del Señor Infernal, esa era su energía más esencial y pura.

A pesar de que el Emperador Dragón era una potencia de la Etapa Dios Celestial de Nivel Máximo y era incapaz de ser igual a la Etapa Cambio Celestial del Señor Infernal, la poderosa Energía de Nivel Máximo del Emperador Dragón seguía siendo bastante aterradora.

Si el Emperador Dragón tuviese otra opción, no dudaría en dar su última fuente de energía a su propio miembro de la Tribu, el próximo Emperador Dragón, Hui Yao.

Si ese fuese el caso, solo requeriría diez años como mucho para que Hui Yao poseyese la misma poderosa base de cultivo que tenía cuando estaba en su mejor momento.

Sin embargo, el Emperador Dragón no tenía otra opción ya que Hui Yao no era su reemplazo para convertirse en el corazón del Sello del Infierno. En cambio, era Zhou Weiqing. Para permitir que Zhou Weiqing tuviese la energía para desencadenar toda la formación mágica, solo podía elegir pasar la Energía Suprema a Zhou Weiqing porque solo al hacerlo podría usar la formación mágica sin causar un rechazo.