RW – Capítulo 420

Capítulo 420: La respuesta de la Marquesa

 

Esa noche, Roland organizó un magnífico banquete en el castillo.

No solo habían rescatado a Spear Passi, también habían capturado a un sacerdote de Hermes. Era prácticamente el primer ataque injustificado de la Unión de Brujas en contra de la iglesia.

Las 5 brujas que participaron en la batalla caminaron al escenario y todo el salón explotó en aplausos, incluso Roland que rara vez tomaba, se tomo dos vasos de licor blanco frió de Evelyn.

Aunque fuera solo un pequeño triunfo, los Meses de los Demonios eran largos y estresantes, por lo que quería aprovechar la oportunidad para que todos se relajaran.

Cuando Roland entro a su oficina con una resaca de los mil demonios, Nightingale ya lo estaba esperando sentada con las piernas cruzadas sobre su mesa.

“¿No necesitas descansar más?” preguntó Roland con una sonrisa.

Desde que aceptó dejarla atacar al pelotón de la iglesia, había estado preocupado por ella, incluso si sabía que estaba en un área amplia y podía usar su Niebla para hacerse invisible, todavía siguió preocupado de que pudiera haber accidentes. Después de todo, no era una práctica cualquiera, sino una verdadera batalla de vida o muerte. Pero después de verla tan enérgica, se sintió feliz.

Nightingale comió un pescado seco y dijo: “Por supuesto que no. Estoy en buena forma en este momento.”

Tan pronto como Roland se sentó, Nightingale saltó de la mesa y caminó hacia el respaldo de la silla para abrazarlo. “Un día más de descanso es un día más sin verte.”

El príncipe se sobresaltó un poco.

“De hecho, quería hacer esto ayer en el jardín del castillo… pero ahora tampoco es un mal momento”, le susurró Nightingale al oído.

No lo soltó, hasta que escuchó pasos afuera de la puerta y se escondió en su Niebla.

“Su Majestad” anuncio un guardia. “La Marquesa de La Cañada del Dragón Caído, Spear Passi, desea verlo.”

“Que pase.” Roland se aclaró la garganta y ajustó su postura.

Spear Passi entró en la oficina, se inclinó y se sentó frente a su escritorio. “He considerado a fondo su propuesta.”

“¿Qué piensas?” Le sirvió una taza de té.

Mientras Nightingale, Ashes y las demás estaban peleando contra la iglesia, él también había estado ocupado mostrándole la ciudad a la Marquesa y negociando con ella. Roland le contó brevemente la crisis que enfrentaba el reino, los orígenes de la iglesia y las amenazas de los demonios, así como sus planes futuros.

Cuando Spear se enteró de los orígenes de la iglesia y sus motivos para cazar brujas, quedó tan sorprendida que sus ojos se abrieron al máximo. Si no fuera por los testimonios de Tilly y Agatha, nunca hubiera creído que las brujas alguna vez habían gobernado sobre la Tierra Barbarica.

“Estoy de acuerdo con lo de desaparecer el poder feudal, universalizar las leyes y las instituciones administrativas, prohibir la herencia y la venta de títulos… pero…” Hizo una pausa. “Solo tengo una duda. ¿Realmente planeas aplicar esto sobre todos los territorios?”

“Sí. Si no hacemos así, el Reino de Graycastle no será más que arena suelta”, dijo Roland, asintiendo. “Antes de que lleguen nuestros enemigos finales, debemos reunir todo el poder posible.”

“Tu plan ofenderá a todos los nobles”, dijo lentamente Spear, “especialmente la parte que prohíbe la herencia de títulos. Si no me equivoco, ser Señor de un territorio también es un título. Hacerlo confirmará tu reputación del ‘Rey Rebelde’.”

“Es por eso que no espero que se rindan voluntariamente”, dijo, golpeando su escritorio. “Antes de la fatídica Batalla de la Voluntad Divina, el descontento de la nobleza no es mi prioridad. Tampoco tengo que matarlos a todos. Siempre y cuando estas personas acepten mis nuevos términos, es posible que incluso puedan conservar sus territorios, sin su poder feudal claramente, creo que tomarán la decisión correcta.”

La centralización de la autoridad sólo era efectiva cuando todo el poder estaba en poder de unas pocas personas, por lo que si las autoridades locales tuvieran demasiado poder, amenazando esa centralización e incluso su posición como gobernante. A diferencia de hace un año, la ciudad ahora tenía la capacidad de experimentar una revolución. Después de que ese paso se completara, él sería el único gobernante del Reino de Graycastle en un sentido real.

“Pareces haber tomado una decisión.” suspiró Spear. “Si no la aceptara, su ejército probablemente revocaría mi decisión de todos modos.”

“Necesito desesperadamente mano de obra para mi plan”, dijo Roland con seriedad, “Especialmente a alguien con experiencia en manejos de ciudades. Como dije, no perderás tu territorio, y podrás revelar orgullosamente tu identidad como una bruja a tu gente sin temor a la iglesia.”

La Marquesa guardó silencio por un momento. “También tengo una solicitud.”

“Por favor, adelante dila.”

“Después de que recuperes El Cañón del Dragón Caído para mí, no quiero que nada cambie”, dijo sin rodeos. “Y solo te apoyare completamente después de que Timothy deje de ser el Rey.”

“Qué respuesta tan astuta…” pensó Roland. Ella no dio una respuesta negativa y al mismo tiempo se dio un margen para cambiar de opinión. Básicamente lo que quería decir era que para ganar su apoyo, tenía que demostrar que su plan de unificar el Reino de Graycastle no eran solo palabras vacías y que realmente era capaz de hacerlo.

“Entonces es un trato.” No pensó mucho acerca de los planes secretos de la Marquesa. Si su ataque en la primavera marchara bien, podría ser más fácil derrotar a Timothy que recuperar el Cañón del Dragón Caído.

“Ah, por cierto, Principe Roland.” Spear vaciló. “Las brujas asisten a clase esta noche, y me pregunto si podría unirme a ellas…”

Roland estaba un poco sorprendido. “Esos son cursos básicos para principiantes. Probablemente no aprendas nada nuevo.”

“Estoy intrigada por sus métodos de cálculo”, dijo sacudiendo su cabeza. “Nunca había visto algo así antes.”

“¿Estás hablando de las Tablas de Multiplicación o ecuaciones algebraicas?” pensó Roland. “Por supuesto, siempre y cuando estés dispuesta a unirte a la Unión de Brujas.”

Después de la comida, Iron Axe llego con buenas noticias

“¿Está dispuesto a hablar?” Roland quedo ligeramente sorprendido. “¿Tan pronto?”

Según Nightingale, el Sacerdote cautivo era bastante terco.

“No todos tienen una voluntad de acero, Su Majestad”, respondió Iron Axe seriamente. “La gente de la Nación Arena tiene algunos métodos únicos de interrogación que apenas dañan el cuerpo pero destruyen la mente, incluso algunas personas ven la muerte como un alivio. He de decir que tardo mas que la mayoría de la gente.”

“Eso es verdad”, pensó Roland. “Los espías profesionales no solo tienen fuerza de voluntad extraordinaria, sino que también están entrenados para no sucumbir al ser interrogados, pero nadie en esta época ha recibido este tipo de entrenamiento.”

“Llévame a verlo”, dijo Roland. “Tengo algunas preguntas que hacerle.”

RW – Capítulo 419

Capítulo 419: Fe

 

Cuando el humo causado por la batalla se disipó, el silencio regresó al bosque.

Las trenzas de la Santa se había desenrollado y su cabello estaba explayado en el suelo alrededor de su cuerpo.

La sangre que salía de su espalda rápidamente incrementó el tamaño del charco de sangre en el suelo, filtrándose poco a poco en la tierra, derritiendo el hielo a su alrededor y llenando el aire del aroma a sangre.

Nightingale se agacho a quitar la venda que le cubría los ojos a la Santa, se encontró con una cara inesperadamente joven, de edad similar a la de ella. Lo que mas le llamo la atención eran las cicatrices todo alrededor de sus ojos que destruyen cualquier semblante de belleza. Parecía como si la hubieran quemado con acero caliente incontables veces, perdiendo la forma de sus ojos.

Las heridas sin dudas habían sido causadas por hombres, Nightingale toco las cicatrices gentilmente, pensando si las heridas las había sufrido antes o después de haberse convertido en bruja o antes o después de haberse unido a la iglesia, nunca lo sabría y ahora no era importante, esta ‘Santa’ ya no podrá dañar a ninguna bruja para que sufra los mismos tormentos que ella.

Después de buscar en el cuerpo de la Santa, Nightingale encontró una carta, un sello y un emblema en un bolsillo escondido. El emblema era un círculo dividido por una cruz con un puño en el centro. No llevaba nada más, nada de royals de oro ni joyería.

“Tal vez no disfruto nada en su vida” fue lo único que pudo pensar Nightingale.

“Hey, mira lo que encontré.” la voz de Lightning llego a los oídos de Nightingale. Cuando levanto la mirada vio a la niña cargando a un hombre que luego tiró al suelo.

El hombre renegó de dolor al caer al suelo e intento pararse, pero estaba atado de manos y piernas, lo único que pudo hacer fue retorcerse como gusano. (NT: si, yo agregue eso de como puerco NE: y yo lo cambie por un gusano haha)

La ropa del hombre reveló que era el sacerdote que estaba en el otro carruaje.

“¿Donde esta Maggie?”

“Esta con Ashes buscando al resto del ejército que logró escapar. ¿Esta es la bruja entrenada por la iglesia?”

“Así es, ya no nos cazara nunca más.”

“Al juzgar por su apariencia es difícil de creer que nos veía como enemigos a los que matar…”

“Si no fuera por la iglesia, esto no hubiera pasado.” contesto Nightingale, luego volteo a ver al sacerdote. Cuando el sacerdote vio a la bruja en su charco de sangre sus ojos se abrieron completamente, intento decir algo, pero tenía la boca tapada.

Nightingale le quito la mordaza “¿Tienes algo que decir?”

“Ahem…ustedes, ¡ustedes han matado a la Bruja Pura del Obispo Tayfun, malditos demonios! ¡Tarde o temprano serán colgadas por la iglesia en las puertas de la ciudad para que sean consumidas por los cuervos!”

“Aunque no la hubiéramos matado, ser atrapada por la iglesia no es mucho mejor. Además, comparado con ella, deberías de estar más preocupado por ti mismo.”

“¡Aunque muera tendré la salvación de Dios, ustedes son las que caerán al infierno y ser torturadas para siempre!”

“Es por eso por que le puse la mordaza” dijo Lightning

Nightingale le puso la mordaza nuevamente “Dejemos que el Príncipe lidie con el. Dijo que Iron Axe es muy bueno interrogando este tipo de gente.”

Para cuando Maggie trajo a las dos brujas de Isla Durmiente ya era tarde. Ashes brinco de Maggie y aterrizó sin problemas junto a Nightingale. “¿No estas herida cierto?”

“Todo salio bien, ¿que tal les fue a ustedes?”

“Obviamente ninguno fue capaz de escapar.” contesto Ashes riendo con orgullo.

“¿Esta muerta? ¿Pense que la ibas a dejar viva?” pregunto Andrea viendo a la Santa.

“El enemigo era una bruja, dudar hubiera sido extremadamente peligroso. Si hubiera sido yo, tampoco la hubiera dejado viva.” dijo Ashes.

“Gee, no tienes piedad ni contra las de tu propia especie.”

“No es como nosotras, era una marioneta controlada por la iglesia, además algunas veces las propias brujas con más crueles que otros. Nunca he visto bestias demoníacas o demonios que encierren y torturen gente por varios años.” continuó Ashes.

Ashes luego se quitó sus guantes cubiertos de sangre y le ofreció su mano a Nightingale para estrecharla “Tus acciones y decisiones fueron increíbles, hiciste lo correcto en esta situación.”

Nightingale se le quedo viendo un momento antes de tomar su mano “Gracias.”

“Quién hubiera pensando que alguien como ella me estaba reconfortando, probablemente no quería que me sintiera culpable por haber matado una bruja.” pensó Nightingale.

“Creo que esta es una victoria que vale la pena celebrar.” dijo Lighting.

Maggie estuvo de acuerdo con un “¡Coo!”

Andrea giro sus ojos, luego extendió sus manos y las puso sobre las de Ashes y Nightingale. “Tengo que clarificar que si solo fueran tus manos no las tocaría, pero esto es por Nightingale.”

“Ok, lo entiendo” contestó Ashes levantando una ceja

Las cinco brujas luego levantaron sus manos al cielo, haciéndolas ver como una torre inamovible en el frío viento de invierno.

Necesitaban recolectar información que llevaban los emisarios del pelotón y esconder los rastros de la batalla. Después de lidiar con estos problemas en el bosque por dos días y luego llegaron a Ciudad Fronteriza tres días después.

Después de aterrizar en el patio trasero del castillo, Nightingale fue rodeada inmediatamente por sus hermanas.

“Escuche que estabas lastimada, ¿donde esta la herida?” pregunto Nana

“Te hemos estado esperando por un largo tiempo, ¿por que te tardaste tanto en regresar?” dijo Lilly irritada

“Todavía te…te duele?” pregunto Lucy

“Estas hibiernas fueron hechas especialmente por mi, no solo detienen el sangrado, sino que también alivian la hinchazón, los efectos son excelentes.” dijo Leaf con una sonrisa

“¡Como pudiste ser tan descuidada como para atacar a la iglesia tu sola! La siguiente vez no tendrás tanta suerte” esta fue la voz de Wendy la que dijo eso.

“Esta bien mientras regrese sana y salva.” agrego Scroll

Al ver la preocupación en sus caras, Nightingale se preguntó cómo podían las brujas vivir en la iglesia. Al ser parte de la Unión de Brujas, no había duda de que valía la pena dedicar todos sus esfuerzos por ella.

Luego vio al Príncipe Roland.

Lightning brinco a sus brazos y se le pego como un gecko.

Maggie tambien volo y se poso en el hombro de Roland, acicalándose con su cachete.

Aunque Nightingale también quería hacer algo similar, sabia que ya no era una niña, así que detuvo sus impulsos de abrazar a Roland y solo se acerco con una sonrisa y dijo “He vuelto.”

“Te espere mucho tiempo, toma un baño caliente y descansa, deje unas bolsas de pescado a la parrilla con miel en el cajón de la oficina” dijo Roland con una sonrisa familiar.

“Ok, entonces los tomare, gracias” sonrió Nightingale, y una vez más se aseguro a sí misma que había hecho lo correcto.

RW – Capítulo 418

Capítulo 418: Terminar con la Batalla

 

Había estado en La Cañada por una semana cuando Lightning detectó al pelotón en la puerta norte de la ciudad.

Como Nightingale esperaba, el pelotón estaba compuesto por 25 guerreros completamente armados y montados sobre caballos de guerra. Había un grupo de transporte con alrededor de 100 mercenarios y devotos caminando detrás de los guerreros. Entre ellos iban dos carrozas, se podía asumir que la Santa iba en uno de ellos.

Las cinco brujas siguieron al pelotón en secreto mientras se dirigían a Ciudad Agua Roja.

De acuerdo al plan, iniciarían el ataque cuando el pelotón estuviera lejos de la ciudad para que no pudieran llamar por apoyo rápidamente.

Nightingale miraba una de las carrozas desde su Neblina en silencio, una vaga luz plateada de poder mágico emanaba de una silueta dentro del carruaje.

Si Nightingale actuaba sola, era muy posible que pudiera matar a la Santa, pero no estaba segura de poder matar al resto de los enemigos. Pero ahora con la ayuda de las brujas de Isla Durmiente, era muy probable que fueran capaces de evitar que la noticia de la destrucción de este pelotón llegará al Territorio Sur.

Una vez que el pelotón fuera eliminado, Hermes no sabria nada hasta la siguiente primavera y para ese entonces seria muy difícil para ellos investigar qué había pasado.

Nightingale no disfrutaba matar, pero esta vez fue una decisión consciente.

Aliviaría la carga sobre el Príncipe y ayudara a defender a la Meca de las brujas. (NT: el territorio de Roland lo describen como la ‘Montaña Sagrada’ de las brujas, pero lo usan como un término de un lugar donde se pueden reunir y es muy importante para ellas, no necesariamente una montaña, es por eso que decidi usar Meca, ya que suena mejor y la intención/significado es el mismo, pero lo mejor de todo, es mas corto de escribir XD)

Cuando el pelotón entró al bosque, Nightingale vio a una sombra acercarse. Era Maggie, con sus alas dobladas se abalanzó sobre los caballos. Los caballos relinchaban de miedo y se descontrolaron. Toda la gente estaba en shock mientras miraban atontados la escena frente a ellos.

La bestia gigante no ataco a la multitud como ellos esperaban, sino que de pronto abrió sus alas sobre de ellos un momento, luego agito sus alas fuertemente y se alejo, dejando solo una tormenta de polvo que dificulta la visibilidad del pelotón. En ese momento una figura salto de la espalda del ave y aterrizó en el suelo.

“¡Ataque enemigo!” gritó uno de los guerreros

Al escuchar esto, los devotos comenzaron a recuperarse de la sorpresa y sacaron sus armas para atacar a la figura que estaba en el centro del pelotón.

La visión de Nightingale estaba llena de lineas blancas y negras. Los soldados del pelotón estaban cubiertos de hoyos negros para protegerse de brujas normales, pero no de Ashes la Extraordinaria. (NT: los hoyos negros que Nightingale ve mientras en su neblina se refiere a las Piedras Represalia de Dios, por si no recuerdan, así es como los ve ella.)

Corto a todos los devotos dentro de su rango en dos por la cintura como si estuviera cortando trigo. Todas las personas a su alrededor murieron rápidamente. Ashes había usado una espada de acero ordinaria en lugar de su simbólica enorme espada, todo para que Maggie pudiera cargar a otra bruja además de ella. La espada rápidamente se cuarteo y rompió durante la batalla, pero eso no la detuvo y tomo una de las armas tiradas por el enemigo, baras de madera, alabardas a veces martillos, cualquier cosa que estuviera en sus manos era un arma letal.

Sangre brotaba de los cuerpos cortados en pedazos, Ashes en medio del pelotón los había cortado en dos por si sola.

La parte trasera del pelotón, conformada por los mercenarios, no podía ayudar a los de en medio, ya que tenían sus propias dificultades. Andrea brincaba de un lugar a otro entre el bosque como una hada. Usaba los troncos y ramas de los árboles como cubierta y disparaba flechas de todos los ángulos y cambiaba constantemente. Cada una de sus flechas daba entre ceja y ceja de sus blancos, cada uno de sus tiros era una muerte.

En menos de 10 minutos, el pelotón era un completo desastre. Gritos, llantos y sonidos de peleas llenaron el bosque.

Nightingale se unió a la batalla inmediatamente, usó su Neblina para dirigirse a su único blanco en la pelea, la Santa de la iglesia y cazadora de brujas. Los carruajes habían sido arrastrados por los caballos asustados un largo tramo antes de que se detuvieran, alejándose del pelotón. En lugar de regresar, ambos carruajes tomaron rutas distintas adentrándose en el bosque en lugar de seguir por el camino establecido.

Al parecer la Santa se había dado cuenta de que su enemigo esta vez era muy fuerte, una Extraordinaria. Para la mayoría de las brujas, una Extraordinaria con una Piedra Represalia de Dios era imparable.

Desafortunadamente la Santa no fue capaz de escapar del control de Nightingale.

Nightingale ya había determinado la posición de los carruajes y quien estaba en cual. Ella fue tras el de la santa, mientras que el otro se lo dejo a Lightning, en el cual seguramente iba algún sacerdote o sacerdotisa de alto nivel.

A pesar de que el carruaje de la Santa iba a toda velocidad por el bosque, brincando de lado a lado por lo inestable del terreno, el conductor seguía dando latigazos a los caballos para que acelerarán.

Nightingale se acerco, para que los disparos fueran fatales, ella nada mas disparaba cuando se encontraba a menos de 10 metros de su objetivo. Apunto a los 4 guerreros que seguían al carruaje para matarlos uno por uno. Después del primer disparo y muerte del primer guerrero, los otros 3 se separaron, pero el peso de sus armaduras y la distancia de Nightingale no fue suficiente para que se alejaran, además las armaduras trabajaban en su contra, las balas de alto calibre hacían mas daño después de pasar por el metal doblado y corroído.

Después de deshacerse de los guerreros, apunto a los caballos, cuando estos cayeron, el carruaje salió volando por la fuerza y se estrelló contra un árbol, deshaciéndose por completo.

De entre las piezas del carruaje, una figura cubierta de una luz plateada salió rodando. Nightingale apunto y disparo sin dudar, pero la luz formada por poder mágico parecía tener conciencia propia y bloqueo las balas una por una.

Rápidamente Nightingale se movió para recargar su pistola.

“¡Traidora!” gritó la Santa enojada y abalanzándose sobre Nightingale (NT: la Santa salió en Star Wars al parecer TR-8R XD)

Esta vez la situación era diferente, ya no estaban en un lugar cerrado, cada paso que Nightingale daba eran mas de 10 para la Santa, el rango efectivo de su revólver era más o menos de 50 metros, por lo que el látigo plateado de la Santa apenas podía alcanzar a Nightingale, mientras que sus balas la podían matar en cualquier momento.

A esta distancia apenas uno o dos de cada 5 tiros daban en el blanco, pero Nightingale tenía tiempo suficiente de cargar, apuntar y disparar.

Despues de 5 recargas, la luz plateada comenzó a difuminarse. Uno de los disparos dio en el hombro de la Santa y luego otro le dio en el estomago. La Santa ya no podía mantenerse en pie y trastabillo unos pasos antes de caer al suelo.

Nightingale no tenía prisa en acercarse. Camino hacia donde el carruaje se había destruido y agarro una Piedra Represalia de Dios antes de dirigirse a la Santa. Durante la batalla se mantuvo cerca del carruaje para poder buscar en sus alrededores al finalizar con la pelea.

Cuando Nightingale se apareció frente a la Santa que yacía en una alberca de su propia sangre, esta levanto su mano derecha, la única parte de su cuerpo que podía mover, e intento atacar, pero su luz plateada no atravesaba a su enemiga como quería.

“¡Maldito demonio, los dioses te juzgaran!” dijo apretando los dientes mientras tosía sangre.

Nightingale apuntó su pistola al pecho de la Santa y sin expresión alguna contesto

“¿En serio? Esperare ese día.” luego jalo el gatillo.

RW – Capítulo 417

Capítulo 417: Contraataque

 

En las montañas de La Cañada, Lightning armo una casa de campaña lo suficientemente grande para que las cuatro brujas se cubrieran del viento.

Nightingale estaba sentada junto a la fogata para calentarse, sus pantalones estaban remangados exponiendo sus pantorrillas manchadas de sangre. Los lugares donde había sido golpeada por la Santa estaban inflamados. No había sentido nada por la adrenalina del escape, pero ahora, ya relajadas no podía mover las piernas. Si Maggie no hubiera ido a rescatarlas, probablemente no hubiera podido correr mucho cargando a la Marquesa.

Era extremadamente peligroso para ella moverse en la Neblina en su condición, el mundo de la Neblina era como si todo fueran escaleras cubiertas de navajas, solo esperando para cortarla a pedazos en la primera oportunidad.

“Déjame ayudarte, coo.”

Maggie saco el kit de primeros auxilios de una mochila. Con un pedazo de algodón comenzó a untar alcohol sobre las heridas y después un ungüento de hierbas preparado por Leaf, la medicina básica de la Asociación de Cooperación de las Brujas.

Por mas que lo intentara, Nightingale no pudo ocultar el dolor que sentía mientras le curaban las heridas. Si el Príncipe no le hubiera mencionado que el alcohol mataba las bacterias que causan la plaga demoníaca, no se sometería a tal tortura por si misma.

El ardor comenzó a desaparecer rápidamente con el ungüento de hierbas y una vez que las heridas fueron vendadas se sentía mucho mejor.

“Tu espalda, ¿está bien?” preguntó la Marquesa en una voz baja

“¿Que le paso a su espalda?” dijo Lightning mientras salía de la tienda con un montón de madera para la fogata.

“Para salvarme…me cubrió de varias flechas.”

“No es la gran cosa, fue como resistir un par de golpes, no será un gran problema mientras no me acueste de espaldas esta noche.”

“Sera mejor que aplique medicina a tu espalda también” dijo Lightning mientras echaba leña al fuego. “La medicina de Leaf no solo detiene hemorragias, es también muy efectiva contra moretones.”

“Apóyate en mi y déjame ponerte medicina en la espalda, coo”

Al ver la mirada seria y preocupada en los ojos de la niña de pelo blanco, Nightingale obedeció sin argumentos.

“Esta bien.” Se quitó la ropa cubriéndose el pecho con sus manos y se recargo en las piernas de Maggie. La Marquesa soltó un gritillo de sorpresa.

Nightingale sabía sin mirar su espalda que estaba cubierta de moretones. “A pesar de que se ve algo tenebroso, las brujas tenemos una capacidad de curación muy buena, estas heridas sanaran por completo en 2 o 3 dias.” dijo tratando de sonar lo mas casual posible.

Mientras la trataban, Nightingale se dirigió a la Marquesa. “Marquesa, ¿tienes algún plan para el futuro? Tu hermano Redwyne, engañado por la iglesia, te ha traicionado. De hecho antes del golpe militar, ni la iglesia ni tu hermano sabían que eras una bruja. Tu hermano trabajo con la iglesia para quitarte tu titulo, aunque no fueras una bruja te iban a matar como una seguidora del diablo. Hubiera sido trabajo fácil para la iglesia.”

“¡Se atreven a asesinar a una Marquesa, haré pagar a Redwyne y a la iglesia un precio muy caro!” dijo Spear apretando los dientes.

“Los actos de la iglesia van más allá de lo que te puedas imaginar, han matado reyes sin parpadear. Le pasó al Reino Everwinter y al Reino Wolfheart.” (NT: le cambian el nombre entre Everwinter y Neverwinter, ya no se cual es el correcto X_x)

Spear quedo anonadada al escuchar esto y pregunto “¿La iglesia realmente quiere apoderarse de los cuatro reinos? Solo lo he escuchado como rumores de los comerciantes de los países cercanos, pero la mayoría de la nobleza en Ciudad del Rey lo considera ridículo.”

“En la nobleza de Ciudad del Rey también dijeron que Roland Wimbledon era un Rey rebelde. Si el Príncipe está correcto en lo que piensa, apoderarse de los cuatro reinos es solo el primer paso de la iglesia, no te puedo decir toda la conspiración detrás de todo esto a menos de que te unas a nuestra Unión de Brujas. Además, la iglesia debió de haber pasado un largo tiempo planeando el golpe militar sobre La Cañada, los soldados ya se han de haber pasado bajo Redwyne con las promesas de mas beneficios y ganancias. Si quieres recuperar La Cañada, le puedes pedir ayuda al Príncipe.”

“¿Me ayudaría?”

“Por supuesto, es nuestra misión terminar con la iglesia” contestó Nightingale con una ligera sonrisa.

La Marquesa se quedo en silencio, dudando como contestar.

“Créeme, seras libre de dejar la Región Oeste cuando lo desees, el Príncipe no obliga a nadie a quedarse contra su voluntad.”

“¿En verdad está estableciendo un lugar donde las brujas y los humanos viven juntos?”

Esta era la segunda vez que hacía esta pregunta y nuevamente Nightingale contesto con orgullo “Así es, el territorio del Príncipe es un lugar así, es como la Montaña Santa de las brujas.”

A la luz de la fogata la expresión de Spear Passi parecía seguir dudando. Después de un largo rato asintió y preguntó. “¿Nos iremos mañana?”

“Todavía no” Nightingale y Lightning contestaron al mismo tiempo, luego se voltearon a ver y comenzaron a reír.

“La iglesia local se apresurara a mandar un mensaje a la Ciudad Sagrada después de lo que paso aquí. En los siguientes dos días debemos de detener a todas las palomas mensajeras mandadas por nuestros enemigos, después de eso Maggie te llevara de regreso a Ciudad Fronteriza, yo tengo otros compromisos que atender aquí.”

Nightingale recordó lo que la Santa dijo en el cuarto de la torre, que si iría a Ciudad Agua Roja después del golpe militar.

Aparentemente a donde va la Santa surge una corriente de tensión. Problemas grandes y pequeños que afectarán al Príncipe. Si pudiera detener a la Santa, no solo sabotear los planes de la iglesia, sino que podría obtener información de ella.

Nightingale tomo un respiro hondo e hizo planes para matar a todos los miembros del pelotón que la iglesia había mandado, aunque no estaba segura de que el Príncipe Roland estuviera de acuerdo con su plan. Si el se enterara y la hiciera darse vencida en su plan y regresar a Ciudad Fronteriza, ella haría lo que él deseara.

Tres días después, Maggie que ya había regresado a la Marquesa a Ciudad Fronteriza, regreso a La Cañada con dos brujas de Isla Durmiente en su espalda.

“¿Por que están aquí?” Pregunto Nightingale sorprendida

“El príncipe Roland nos mando para apoyarte” contesto Andrea mientras brincaba de la espalda del ave con mucha gracia, luego se quitó la capucha y agitó su cabello dorado “Nos darán dos piezas de pan con helado como recompensa.”

“Derrotar a un pelotón de la iglesia, ¡nunca lo podrías hacer sin mi!” dijo Ashes con una sonrisa.

“Su Majestad dijo que podías seguir adelante con tu plan, pero que nuestra seguridad era primero, coo.” Maggie volvió a su forma de niña y continuo “Dijo que esta esperando a que regreses al castillo.”

“En serio…” Nightingale se quedó pensativa mientras se daba cuenta de la emoción que sentía “Entendido.”

“¿Cuantos son? ¿Escuche que hay una bruja con ellos?” pregunto Ashes.

“No se cuantos son exactamente todavía, pero al menos son 20 guerreros de la iglesia, mas otros sirvientes y devotos. Ustedes háganse cargo de los demás y déjenme a la bruja a mi.”

RW – Capítulo 416

Capítulo 416: Retirada

 

Nightingale siguió el camino que ya había trazado anteriormente y llegó al calabozo donde estaba prisionera la Marquesa.

Spear Passi escucho ruido, levantó la vista y se quedo paralizada al ver a Nightingale “¿Como…como entraste?”

Nightingale levantó un dedo a sus labios señalando para que guardara silencio, luego cojeo por la herida de su pierna hacia la puerta metálica. Afuera de la celda había 2 guardias, por su vestimenta se podía inferir que eran seguidores de la iglesia. Nightingale se oculto en su neblina y rápidamente se movió detrás de los guardias y les cortó la garganta con su cuchillo, nunca vieron venir el ataque y ni siquiera voltearon a ver de donde había venido antes de que cayeran al suelo mientras morían.

Los pantalones especiales que le había hecho Soraya habían sido cortados por los látigos de luz, sangre caía de la herida sobre su espinilla. Los látigos habían cortado los pantalones y la habían herido, pero no había sido lo suficientemente profunda como para dañar el hueso, todo gracias al material de los pantalones, sino hubiera sido mucho más grave.

“Estas herida” dijo Spear frunciendo

“No es nada grave, nos tenemos que ir antes de que te conviertas en un cadáver.” Nightingale no le dijo nada de los planes de la Santa de llevarla a Hermes, ya que parecía ser tan malo como morir o peor. “No tenían idea de que fueras bruja hasta que te atraparon, así que debe de ser una conspiración de la iglesia para tomar el control de La Cañada.”

“¿Y mi hermano?”

“Probablemente ya es un titere de la iglesia. No hay tiempo que perder, te explicare mas a detalle en el camino.” Nightingale ato un pedazo de ropa sobre su herida “¿Donde esta el Candado de Retribución de Dios?”

La Marquesa apunto a su cuello. “Originalmente solo me habían atado las piernas con una cadena, pero luego lo cambiaron por esto”

Nightingale inmediatamente se preocupo al ver el collar metálico del tamaño de su pulgar. Este tipo de Candado de Retribución estaba hecho de varias piedras mágicas selladas dentro del tubo metálico por una técnica especial, haciéndolo casi imposible de deshacer.

“¿Recuerdas donde esta la forma de abrirlo?”

“Esta en el primer calabozo cerca de la entrada, me llevaron ahí primero para ponérmelo.”

Era obvio que después de descubrir que la Marquesa era una bruja, la Santa decidió usar sus restricciones más poderosas, que detendrían a casi cualquier bruja, excepto a una Extraordinaria.

Mientras tuviera el Candado, no podía llevar a Spear a su Neblina y escapar.

“Vayamos al primer calabozo, ven conmigo.”

Nightingale seguía cojeando del dolor de su herida, se acercó a los guardias que había matado y les quito las llaves para abrir la puerta de la celda.

De repente las campanas rompieron el silencio y comenzaron a sonar por todo el calabozo.

“Esa es la alarma de la iglesia” dijo Spear con una expresión de pánico.

“Sabia que vendrían eventualmente, nuestra única oportunidad de sobrevivir es si nos movemos más rápido que nuestro enemigo.”

La alarma de hecho le ayudó a Nightingale, ya que todos los soldados del calabozo irían a la entrada a cubrirla, lo cual le haría mas fácil a ella eliminarlos todos juntos.

Nightingale se ocultó en su Neblina y apuntó su pistola a los soldados, las balas atravesaron sus blancos uno tras otro, sangre volando por todos lados. Las Piedras Represalia de Dios les hacían blancos fáciles dentro de su mundo blanco y negro, mientras que su invisibilidad confundía a sus enemigos y no eran capaces de atacar de vuelta. Después de un par de disparos, no quedaba un solo guardia vivo en el calabozo.

Ella sabia que estos eran los soldados de nivel mas bajo y que pronto el resto del ejército de la iglesia vendría tras ellas. Si no le quitaba el candado rápido a la Marquesa les costaría mucho trabajo escapar.

“¡Ven aquí!” grito a la Marquesa al encontrar la herramienta para quitar el collar, era un instrumento de metal colgado sobre la pared con 2 tenazas como unas pinzas, mas que una herramienta para quitar candados parecía un instrumento de tortura.

Spear acerco su cuello a las tenazas y Nightingale giro la manija para quitarle el collar.

Al mismo tiempo, los sonidos de las armaduras del ejército de la iglesia se escuchaban cerca de la puerta de la celda.

“¡Ahí, son ellas!” alguien gritó

“¡Apunten y dispararen!”

Nightingale jalo a Spear dentro de su Neblina, pero rápidamente un par de pequeños hoyos negros aparecieron y rompieron su Neblina.

Las flechas que disparaban los soldados tenían Piedras Represalia de Dios. Nightingale se comenzó a poner nerviosa porque la Marquesa y ella se volvieron visibles a los soldados, era claro que estos guerreros habían sido entrenados de manera diferente que los seguidores regulares. Los primeros disparos que hicieron fueron todo alrededor del pasillo para bloquear su salida y solo la mitad de los hombres habían disparado, la otra mitad esperaba a que las brujas quedarán expuestas.

Una vez que las vieron una segunda ola de flechas las ataco.

Nightingale escucho el sonido de las flechas volar y jalo a la Marquesa hacia el suelo gritando “¡Agáchate!”

Nightingale sintió un dolor agonizante en su espalda al ser golpeada por innumerables flechas, pero no dejaba de correr.

Al dar vuelta en una esquina, Nightingale sintió sangre en su boca, probablemente después de haberse mordido el labio de dolor. “¿Estas bien?” pregunto a la Marquesa.

“Estoy…estoy bien, ¿bloqueaste las flechas por mi?”

“Si te daban a ti no las pudiste haber resistido, pero yo tal vez si.” Nightingale checo su espalda y noto que ninguna de las flechas había podido atravesar la ropa que le había dado Soraya, solo tenía algunos moretones de las flechas.

Los guerreros de la iglesia corrieron rápido tras ellas, no habían esperado que ambas sobrevivieran a dos olas de flechas sin un escudo, así que se había quedado considerablemente atrás.

Con el espacio que tenían, Nightingale jalo a Spear a su Neblina y rápidamente subió entre el suelo hasta llegar afuera de la torre. De su bolsa sacó un tubo de bambú, lo apunto al cielo y jalo el cordón en la parte de abajo.

Una luz roja salió del tubo hacia el cielo y explotó, haciendo una lluvia de chispas que iluminaban el cielo.

Cuando el príncipe le dijo esto, le dijo que una sola bengala sería suficiente para llamar miles de tropas a su ayuda. En ese momento, no necesitaba miles de tropas, solo rogaba que Maggie hubiera visto la señal.

Al poco tiempo una sombra gigante descendía del cielo, Maggie aterrizó junto a la torre y con sus enormes alas destruyó partes de la muralla y alejo la Neblina que las cubría.

“¿Que es eso?” dijo Spear mientras se le quedaba viendo impresionada

“Es mi amiga” Nightingale hizo que Lightning amarrara a la Marquesa a Maggie y usando lo último de su fuerza se subió a Maggie tambien. “¡Volemos!”

“Aooooo…Aoooo…” Maggie rugió a los soldados que se acercaban, luego agito sus alas y despego, desapareciendo en el cielo nocturno con tres brujas en su espalda.

RW – Capítulo 415

Capítulo 415: La Pelea

 

Los años de experiencia en batalla de Nightingale se vieron reflejados en este momento y su cuerpo reacciono inmediatamente.

Movió su cuerpo para atrás y el rayo plateado solo le rozó un cachete. Incluso en la Neblina pudo sentir el poder inmenso del ataque, intenso y abrasador. Después de evadir el ataque, Nightingale giro en el suelo para alejarse de su oponente.

“¿¡Que esta pasando Señorita Santa!?” pregunto Rosad frenetico

“Parece que una rata se infiltró, busca un lugar para esconderte y protégete.”

“¿¡Quiere decir, que hay una bruja aquí!?” la expresión del sacerdote cambio de repente “¡llamare a los soldados!”

“No es necesario, no he cazado una bruja en mucho tiempo, no dejare que nadie me quite esta oportunidad, solo hazte a un lado y observa.”

Nightingale observaba a la ‘Santa’ durante su conversación. Aunque sospechaban que la iglesia estaba criando brujas en secreto, aun así le rompió el corazón ver la realidad. Esta bruja estaba completamente bajo el control de la iglesia, era posible incluso que tuviera un rango alto y parecía que disfrutaba de cazar brujas, ni si quiera se veía como una ella misma.

Nightingale recordó la determinación en la mirada de la bruja que las atacó en el puerto de Ciudad del Rey y que apuñaló a Wendy. Estas ya no eran brujas, ya que habían escogido un camino completamente diferente.

Sin dudarlo mas, Nightingale saco un revolver. Aunque odiaba este tipo de batallas, no tenia otra opción mas que matar para detener mas matanzas.

“¿De donde vienes?” la Santa miraba hacia donde se encontraba Nightingale “Si el sacerdote no puede verte debe ser por que tienes el poder para ocultarte, si puedes evadir mis ataques, entonces has sido entrenada para batallas o has estado en muchas. Como quiera que sea, es raro ver a brujas como tu.”

“De donde quiera que venga no es de tu incumbencia” Nightingale vio como su oponente tenía un látigo plateado que era lo que parecía seguirla. Solo el poder mágico tenia color en su mundo de Neblina.

“Tal vez no estés enterada, pero la iglesia a elegido un nuevo Papa, que es compasivo e indulgente, y cree que las brujas merecen ser salvadas. Mientras estés dispuesta a cooperar, la iglesia perdonará tus pecados y te aceptara como una Bruja Pura.” la Santa dijo todo esto mientras ponía una mano sobre su corazón y luego continuo “esta es una oportunidad única en tu vida, si no viniste sola y te acompañan otras brujas caídas, todas pueden ir a la Ciudad Sagrada de Hermes juntas a buscar su renacimiento.”

“Wow, eso suena increible.” contesto Nightingale riendo “Si despertar como bruja es un pecado y tienen una forma de limpiarlo, ¿como es que no establecieron esta ley antes de que perdiera a todas mis hermanas en un inicio? ¿Piensas que soy una niña que nunca ha escuchado una mentira antes? ¡Yo no he pecado!”

Al decir esto, Nightingale salió de su Neblina y jalo el gatillo del revolver, un estridente sonido y fuego salieron del barril de la pistola.

El látigo plateado inmediatamente se movió para bloquear el ataque frente a la Santa, sacando chispas por doquier. Luego el látigo se retracto de nuevo y un pedazo de metal cayó al suelo. ¡Esta cosa era capaz de bloquear la bala de un revolver!

“¿Oh? ¿Que tipo de arma es esa? He cambiado de parecer, vas a morir esta noche.”

La luz plateada se abalanzo sobre Nightingale nuevamente, pero esta vez eran una docena de latigazos los que la rodearon.

Nightingale uso su Neblina nuevamente y dio unos pasos para atrás. A diferencia de otros objetos inanimados, estos látigos estaban hechos de magia pura, por lo que eran inmunes a su Neblina, no podía atravesarlos. El rango de ataque de la Santa era demasiado grande y uno de los rayos plateados le lastimo un costado. Nightingale sintió como se le entumió una pierna y perdió el balance, cayendo al suelo. Los látigos mágicos atravesaban el suelo detrás de ella fácilmente convirtiendo todo en polvo. Si hubiera sido golpeada directamente, habría perdido la capacidad de pelear inmediatamente.

Nightingale ignoro su herida y disparó todas las balas de su revólver desde el suelo.

Los latigos plateados se convirtieron en aros de luz que giraban alrededor de la Santa bloqueando todas las balas.

Sabia que no tenia tiempo de recargar las balas en la Neblina y una vez que se le acabaran no seria capaz de pelear contra la Santa y estaría en problemas. No tenia mucho espacio y el apenas era capaz de evitar los ataques. Sacó otra pistola y disparó en pánico al azar, luego se escondió en la Neblina de nuevo y cayó 2 pisos atravesando el suelo.

“¡Se escapo!” grito la Santa “rápido llama a los soldados, que cierren la iglesia y manda guardias a la celda de la Marquesa, solo por si esa es la razón por la que estaba aquí.”

“¿Escapo?” Rosand miro a su alrededor, pero no vio ninguna pared destruida ni salidas secretas “¿Como?”

“Las paredes, el piso, el techo, parece que su poder va más allá de invisibilidad. ¡Ya no puedo sentir ningún poder mágico en esta habitación!” la Bruja Pura apretó los dientes y continuo “Haz inmediatamente lo que te dije, esta herida y no podrá ir muy lejos. ¡Dile a tus hombres que usen flechas de Piedra Represalia de Dios!”

“¡Enseguida!”

Cuando el sacerdote salió de la habitación, la Bruja Pura colapso en el suelo, las manos temblando sin parar.

‘Maldita sea, ¿qué tipo de arma era esa?’ sus habilidades eran muy poderosas, su poder de defensa era el más alto de todas las Brujas Puras, ninguna espada o flecha podía penetrarlo.

Usaba constantemente su magia de luz para incrementar su poder. Después de 10 años era capaz de usar su poder para bloquear más de 100 flechas sin ningún problema y sin agotar su poder mágico.

Pero hoy, los ataques de su oponente drenaron su poder mágico instantáneamente, ya no era capaz de mantener sus habilidades y sentía una fatiga extrema que no había sentido en años.

‘Tengo que atrapar a esta Bruja Caída, viva o muerta.’ pensó vengativamente.

RW – Capítulo 414

Capítulo 414: La Conspiración

 

“¿Que…’¿de que estas hablando?” Spear pregunto anonadada “¿Seguidora del diablo? Eso es completamente falso.”

“Falso o no, Su Reverencia sacara sus propias conclusiones.” Redwyne dijo, luego aumento el volumen de su voz y siguió “¡Solo por que lograste engañar a nuestro padre no significa que podrás engañar a todos los demás! ¡Pronto la gente sabrá quien eres realmente, deberías de estar en el infierno!”

“¿Inventaste todo esto?” la voz de Spear era helada “¿O es que alguien mas te convenció de hacerlo? Creo que alguien te convenció para hacerlo. Después de todo, nuestro padre me escogió a mí como sucesora por qué tu y nuestro hermano son completamente inútiles”

“¡Callate!”

Nightingale escucho una riña y luego a la Marquesa gemir de dolor.

“Suficiente, llévenla a la iglesia para la interrogación” dijo alguien “sigue siendo una noble, así que hasta que tengamos un veredicto final, mantengan su etiqueta.”

Los soldados seguían a Spear Passi mientras la sacaban de la habitación. Pronto solo 2 personas se quedaron. Nightingale no podía ver sus caras claramente debido a los efectos de la Piedra Represalia de Dios, pero uno de ellos estaba segura era Redwyne, uno de los hermanos menores de Spear.

“Lo estas haciendo bien Redwyne, tal vez debería de referirme a ti como Conde de ahora en adelante.”

“Entonces, ¿eso es todo Sr. Rosad? ¿Realmente puedo heredar el título de Conde y convertirme en el Señor de la Cañada?” Redwyne no podía ocultar la emoción en su voz.

“Por su puesto, mientras cumplas con nuestro trato podrás llegar lejos.”

“¿Que deberia hacer ahora? ¿Tal vez mudarme al cuarto de mi hermana? ¿Ya no saldrá de su celda cierto?”

“Spear Passi pronto será juzgada y colgada como bruja en el centro de la ciudad como dice nuestros términos de cooperación. Creo que ahora deberías de contactar a todos los ministros y caballeros para dividir los derechos de la Marquesa.”

“¿Realmente tengo que hacer eso?”

“Si todos se benefician de este incidente, tu posicion estará mucho mas segura y los futuros planes  serán más sencillos de llevar a cabo. Si no estas seguro de cómo proceder, puedo asignarte un Padre, es muy bueno manejando asuntos de gobierno y podrá darte consejo a cualquier pregunta que tengas.”

“Si, por favor” contesto Redwyne rápidamente

“Será benéfico para los dos si mantienes la posición del Señor de la Cañada, así que la Iglesia te apoyara sin problemas.”

Cuando los hombres salieron de la habitación, Nightingale salió de su Neblina, Lighting y Maggie también salieron de sus escondites.

“Esto es un gran problema, ¿como es que la iglesia apareció en este preciso momento?” pregunto Nightingale.

“¡Dijeron que el hermano descubrió la identidad de Spear y lo reveló a la iglesia, ahora tenemos algo que hacer!” los ojos de Lightning brillaban de emoción.

“¿Pero por que no lo descubrió antes? ¿Por que ahora? Siento que algo esta mal.”

“¡No importa que sea, no podemos permitir que ejecuten a Spear. La salvaremos y aniquilaremos a la iglesia!”

“¡Aniquilar, coo!”

‘La confianza de esta niña después de derrotar a los demonios creció demasiado, esto no pinta nada bien’ pensó Nightingale antes de responder “No podemos derrotar a la iglesia por ahora. La iglesia participó en esta conspiración en su contra, si los derrotamos, Spear retomara su posición como Marquesa, pero si la rescatamos a escondidas tal vez acceda venir con nosotros a Ciudad Fronteriza.”

“Aww, ¿no pelearemos contra la iglesia?” dijo Lightning decepcionada

“Sera nuestro ultimo recurso, ya que nos superan en número y cantidad de Piedras Represalia de Dios, seria muy arriesgado pelear contra todos al mismo tiempo.” Después de pensar un momento Nightingale continuo “Iré a la iglesia a averiguar que esta pasando.”

Algo le preocupaba y no se los había dicho a las otras dos. Spear Passi podría pensar que el Príncipe le estaba tendiendo una trampa si no se le explicaba la situación claramente, esto era algo que Nightingale quería evitar a toda costa.

“¿Que hacemos nosotras?”

“Solo están listas para verme afuera”

La Iglesia de La Cañada del Dragón Caído estaba a las afueras de la ciudad. Era una pequeña construcción con área para resos, una área residencial para los devotos y una torre de tres pisos rodeada de una muralla con solo una entrada y salida. Nada de esto representaba un obstáculo para Nightingale.

Se había familiarizado con el área entera para cuando los devotos se retiraron por la tarde. Aunque había muchas más Piedras Represalia aquí que en el castillo, aún fue capaz de atravesarlas sin problemas. En el centro de la iglesia había una enorme Piedra Represalia en el techo que limitaba cualquier poder mágico, pero era ella capaz de tomar rutas alternas para evitar ser atrapada.

Nightingale encontró donde tenían prisionera a Spear Passi en el sótano de la torre. No parecía estar lastimada, solo frustrada. El plan de Nightingale era rescatarla justo a media noche.

Nightingale salió de la torre para contarles del plan a Maggie y a Lightning, luego subió a la habitación más alta de la torre.

‘Esta debe de ser la habitación del sacerdote, lo mas seguro es que suelte la sopa si lo amenazó con una daga aquí.’

Cuando sonó la novena campanada la puerta de la habitación se abrió. Nightingale seguía oculta con la daga en mano.

“¡Que sorpresa tan inesperada!” dijo la voz de una mujer “Nunca me hubiera imaginado que la Marquesa Spear realmente fuera una bruja, tendremos que modificar nuestro plan un poco.”

“uh…Señorita Santa, ¿no sería mejor continuar con nuestro plan?”

“No, de acuerdo al Supremo Pontífice, cualquier nueva bruja debe ser ejecutada en la Ciudad Sagrada tan pronto como sea posible, así que no la ejecutaremos aquí, sera mejor quemar a algún otro preso con complexión similar.”

“Como usted diga,¿pero porque su Santidad puso una regla tan problemática de llevar a todas las brujas a Hermes?”

“No tengo idea, pero de acuerdo a mis superiores, simplemente están retomando una vieja tradición.”

“¿Vieja tradicion?”

“No necesitas saber mucho al respecto, solo soluciona todo aquí” contestó la Santa bruscamente “Iré a Ciudad Agua Roja cuando este todo arreglado aquí”

“Entendido”

‘¿Quien es ella? ¿Como es que el sacerdote es tan respetuoso? Parece que no sabían que Spear Passi era realmente un bruja hasta que la capturaron. ¿Pudo haber sido todo originalmente un plan para tomar el trono de La Cañada?’ Nightingale no pudo evitar salir de su escondite, aun cubierta de su Neblina para observar a la mujer y fue cuando se dio cuenta que ella no estaba usando una Piedra Represalia de Dios. El poder mágico que emanaba de la Santa era como una luz brillante en su mundo blanco y negro.

‘¡Es una bruja!’

“¿¡Quien esta ahi!?” dijo la Santa de repente cuando un rayo de luz plateada salió disparado hacia Nightingale.

RW – Capítulo 413

Capítulo 413: El Incidente

 

Spear Passi se quedo callada unos segundos y luego pregunto “¿Me estás amenazando o invitando?”

“Invitando, por su puesto, su Majestad no cree en amenazar brujas por su cooperación, ni yo tampoco.”

“En ese caso, me niego” contestó sin dudar “Si realmente necesita mi ayuda, puede traer a las brujas a La Cañada a visitarme para el ritual de nobles. No es necesario mandar alguien a escondidas a que infiltre mi castillo. Claro que si una bruja atrae la atención de la iglesia, no puedo garantizar su seguridad.”

La respuesta fue tal cual Nightingale esperaba. Es difícil hacer que un extraño acceda a viajar tan de repente. Generalmente existen dos formas de manejar la situación, amenazar o estimular, pero no quería hacer ninguna de las dos. La Marquesa Passi era la gobernante de la ciudad y será la guardiana de la región una vez que fuera promovida. Los planes del príncipe no le beneficiaban mucho, al contrario el le quería quitar poder a los nobles; según el Principe esto se llamaba centralizar la autoridad. En este caso, ella se estaría degradando a los ojos de los nobles si se pusiera al servicio del Príncipe.

En cuanto a Roland, crear un nuevo mundo y pelear en la siguiente Batalla de la Voluntad Divina, no lo creería solo por unas cuantas palabras.

“Entiendo, en ese caso me retirare” contesto Nightingale.

“Espera…¿eso es todo?” pregunto Spear sorprendida.

“Soy responsable de traer el mensaje de Su Alteza, ahora que he entregado el mensaje y he recibido tu respuesta, mi misión ha sido completada. ¿Que esperabas que te atara y te trajera a la fuerza conmigo?” contesto Nightingale sonriendo.

“¿Como supieron de mi habilidad de canalizar magia? ¿Hablaron con las brujas que se fueron a las islas de los Fiordos?”

“Así es, la líder de las brujas Lady Tilly Wimbledon se encuentra en Ciudad Fronteriza peleando contra los demonios con su hermano.”

“¿No fueron a los Fiordos?”

“SI, no sabían que su Majestad había asegurado una posición tan firme en la Región Oeste, solo se pusieron en contacto una vez que se instalaron en la Isla Durmiente. Justo como a tu, Lady Tilly también fue invitada a la Región Oeste por su Majestad.” contesto Nightingale dando un pequeño resumen de la situación.

“El Príncipe Roland realmente ha establecido un sistema en donde las brujas y la gente normal coexisten en su territorio?” Spear no podía creer lo que estaba escuchando.

“No solo eso, tambien expulso a la iglesia de su territorio” dijo Nightingale sonriendo “Actualmente hay más de 10 brujas viviendo en Ciudad Frontera, los locales ya se han acostumbrado a su existencia. No estoy mintiendo al respecto.”

La Marquesa se levantó y se sirvió una taza de té. “¿Me podrías decir mas al respecto, como lo logro?”

“Si gustas saberlo…” Nightingale se dio la vuelta y se sentó en la mesa, preparándose para platicar. Es posible que no cambie su decisión, pero nunca es malo expandir el entendimiento de otros. Nightingale decidió decirle de la Unión de Brujas que Roland construyó, su guerra con el Duque Ryan y la carrera política después de la recuperación de la Fortaleza Longsong. Si Spear entendía la situación de las brujas y los planes de Roland, tal vez no opondría tanta resistencia cuando el Príncipe eventualmente unifique el Reino Graycastle.

De repente varios sonidos como de tambor se escucharon.

“Esto es…” Spear miro a Nightingale en shock

Nightingale abrió la ventana vio a Maggie justo afuera “¡Peligro, Coo! ¡Lightning descubrió un accidente, coo!”

“¿Que paso?”

“¡Una tropa del Ejército Castigador de la Iglesia se dirige al castillo, coo! ¡Son al menos 20 soldados, coo!”

“¿El Ejército Castigador de la iglesia? ¿Fuiste tu quien los llamo?” pregunto Nightingale a Spear.

“No…hoy no tenia cita con el padre de la Iglesia, puede ser que hayan sido expuestas?” la Marquesa se veia confundida.

“Imposible, a menos que la iglesia esté monitoreando todos los pájaros del cielo.”

“Que raro…si vinieran por mi, no necesitan a tantos soldados, ¡es casi toda la fuerza que tienen en la zona!”

“Que estas esperando, están casi en la entrada!” una figura dorada entró por la ventana y aterrizó a lado de Nightingale, era Lightning.

“No estoy segura de que esta pasando, te sugiero que evites la situación o haz que tus guardias los detengan afuera del palacio y averigua por que están aquí antes de continuar.”

“Este es mi castillo no tengo porque esconderme. No te preocupes, no pueden entrar sin mi permiso, sino no hubiera sido capaz de proteger a las brujas. Sin embargo nuestra reunión termina aquí…si no tienen prisa, creo que…”

Antes de que pudiera terminar su frase, afuera de la habitación se escucharon una serie de pasos y choques de espadas se escucharon claramente a través de todo el castillo. La expresión de la Marquesa cambio completamente “¿¡Quien los dejó entrar!? ¡Guardias!”

Spear llamó algunos nombres, pero nadie respondió, los pasos se escuchaban cada vez más cerca.

“Parece que vienen por ti, todavía tenemos tiempo de irnos, podemos protegerte” dijo Nightingale mientras hacia señas a Lightning para que se fuera primero.

“No, ¡no iré a ningún lado! Este es mi territorio, como se atreven a…”

No había terminado de hablar cuando la puerta de la habitación se vino abajo por un grupo de soldados, que rodearon a Spear con sus espadas y escudos.

Nightingale ya se había ocultado en su Neblina, tomo un par de pasos y se acerco a la esquina por donde seria capaz de observar y escapar cuando fuera necesario. Noto que ni Lightning ni Maggie se fueron, Lightning estaba escondida en la ventana y Maggie descansaba en una viga del techo como un ave normal.

‘Estas dos mocosas son demasiado osadas, le diré al Príncipe para que las discipline cuando regresemos…’ Nightingale continuó observando a los soldados, todos y cada uno de ellos estaba usando una Piedra Represalia de Dios, logró distinguir la voz de la Marquesa enojada.

“Redwyne, ¿estas loco? ¿Los dejaste entrar a mi castillo sin permiso?”

“Por su puesto que no, ¡oh Sabia hermana!” dijo una voz de un hombre de entre la multitud “Nuestro padre estuvo mal al darle el título a una seguidora del diablo. Simplemente estoy corrigiendo su error.”

RW – Capítulo 412

Capítulo 412: Infiltrandose en la Cañada del Dragón Caído

 

Todo el mundo estaba oscuro y melancólico, desde el cielo al mar y la tierra.

Aunque la zona sur central del Reino Graycastle no estaba cubierta de nieve, el impacto de Los Meses de los Demonios era inevitable; el sol estaba cubierto por una expansiva nube gris que cubría todo el cielo. La neblina cubría la tierra, rocas y bosques, lo único que se podía discernir eran los picos de la montañas que se expanden por todo el sur del continente, eran estos picos los que servían de guía a Nightingale y sus compañeras.

Mientras volaban sobre Maggie, Nightingale experimento lo terrible del frío a estas alturas. Aun cuando traía ropa específicamente contra el viento que les había dado el Príncipe antes de irse, sentía como el frío se filtraba en su cuerpo. Sus orejas y dedos estaban entumecidos, casi como para darle hipotermia. Seguido tenían que estar parando a descansar, lo que normalmente les hubiera tomado medio día de viaje les estaba tomando el doble, aun volando a toda velocidad.

“Hemos llegado” dijo Lightning a Nightingale.

Nightingale se asomó de entre sus capas de ropa, la cañada se veía mucho más cerca mientras descendía. Una ciudad construida a las faldas de una montaña se lograba distinguir de entre la neblina, este era su objetivo – Cañada del Dragón Caído.

“Aterricemos” le dijo Nightingale a Maggie mientras tocaba su espalda “Ten cuidado y no dejes que nadie nos vea”

“¡Awh!” asintió Maggie, doblando sus alas y planeando para aterrizar. La Neblina de Nightingale pronto las cubrió a las tres mientras aterrizan. La visibilidad a su alrededor era bastante pobre, no podían ver a mas de 50 pasos de distancia.

Esta era una buena señal para las brujas, ya que no las encontraran facilmente.

Después de entrar en la Neblina, los verdaderos colores del mundo se les revelaron, pero no estaban preocupadas de encontrarse con el Ejército Veredicto de la Iglesia.

“Esperen aquí, esto no tardara mucho” dijo Nightingale

“Su Majestad me pidió vigilar desde el aire” dijo Lightning negando con su cabeza

“A mi me pidió que me quedara al margen para ser el contacto de emergencia en caso de que secuestraras a nuestro blanco. ¡Coo!” dijo Maggie transformándose en una paloma gorda y acomodándose sobre la cabeza de Lightning

“El Príncipe tambien me dio comandos sin sentido, en ese caso vamos todas”

De repente el mundo se volvió blanco y negro, la niebla desapareció o se transformo en algo más que ya no afectaba su misión, su visión se volvió completamente clara y la muralla de la ciudad apareció frente a ellas a 200 metros de distancia, extendiéndose por todas las faldas de la montaña. La muralla de piedra era mucho más pequeña comparándola con la Fortaleza Longsong y no había guardias sobre ella tampoco.

Nightingale se acercó a la muralla, encontró una entrada entre las piedras y se dio cuenta que ya estaba dentro de la ciudad.

La ciudad era la mitad de tamaño que la Fortaleza, era una pequeña ciudad a las faldas de la montaña, pero la Cañada del Dragón Caído estaba construida entre las rocas de la montaña, el castillo se podía ver a lo lejos.

Nightingale se aseguro que Lightning y Maggie la estuvieran siguiendo cuando entro a la ciudad, y luego se dirigió hacia el castillo.

La misión no era nada nuevo para ella, era algo en lo que era bastante buena.

Cuando servía al viejo Gilen, era una tarea común infiltrarse en las mansiones y castillos de otros nobles. La mayoría de los edificios tienen estructuras similares, a los dueños les gustaba vivir con un gran espacio en el centro. En aquel entonces, ella no podía atravesar las paredes como le diera la gana, solo podía ocultarse mientras evitaba trampas a base de Piedras Represalia de Dios para poder robar cartas y documentos escondidos.

Ahora con la ayuda de su Neblina, era más fácil para ella hacer estas cosas, ya que los hoyos negros que aparecían en su vista eran Piedras Represalia de Dios, las puede identificar mas fácil, en este caso estaban incrustadas en una esquina del pasillo del palacio en el que se encontraban, parecían pequeñas lunas colgado en un cielo oscuro. Al poder ver las trampas las podía destruir fácilmente mientras pasaba, las paredes, piedras, incluso el techo no eran de importancia para ella.

Al entrar a la habitación más grande encontraron a su objetivo.

Aunque nunca se habían visto antes, Nightingale identificó a la Marquesa Spear Passi, la Lady de la Cañada del Dragón Caído. A primera impresión se podía ver una luz de magia azul que giraba alrededor de su cuerpo, esto solo se podía ver mientras estaba dentro de su mundo en la Neblina.

Sentada en su escritorio con una pluma en mano, la Marquesa escribía algo. Parecía tener alrededor de 30 años con algunas arrugas en las esquinas de sus ojos; su cabello plateado y la ropa simple que llevaba puesta la hacen ver mayor. Nightingale examinó el cuarto con cuidado para asegurarse que no hubiera trampas en el, lo único que identificó fue una delicada y lujosa ballesta escondida entre la ropa de Passi.

Después de dejar una marca en la ventana, disolvió la Neblina y se reveló.

“Saludos, Marquesa Spear Passi.”

Sorprendida de la voz inesperada, Spear Passi levanto rápidamente su cabeza y vio a Nightingale. Pronto se calmo y pregunto “¿Quien eres?”

Nightingale recordó aquella vez que conoció al Príncipe Roland, su primera reacción fue tratar de escapar y ella lo detuvo usando una daga, era un recuerdo ahora bastante gracioso.

“Soy Nightingale de Ciudad Fronteriza de la Región Oeste. Como puedes ver, soy una bruja.”

“Lo imagine, nadie puede venir aquí sin una invitación, excepto por una bruja” Spear Passi pretendía estar calmada mientras movía sus manos para tomar su ballesta. “Deberías de tocar la puerta antes de entrar.”

“En ese caso sería recibida por tu guardia y no por ti” dijo Nightingale riendo levemente “No te preocupes, no planeo lastimarte, solo quiero hablar. Por lo que no es necesaria la ballesta que tienes escondida.”

Esto sorprendió a Spear Passi, su cara se volvió mucho mas seria por la situación “Parece que sabes mucho” se detuvo de tratar de sacar la ballesta y se cruzo de brazos “Bueno, ¿y por que estas aquí?”

“Te traigo un mensaje del Señor de Ciudad Fronteriza, Protector de la Región Oeste, El Cuarto Príncipe del Reino Graycastle, Su Alteza Roland Wimbledon.” dijo Nightingale haciendo una pequeña reverencia “El príncipe está creando un nuevo orden para el mundo en el cual las brujas y los humanos comunes pueden vivir juntos pacíficamente y espera que puedas cooperar con el.”

“Príncipe…Roland?” dijo la Marquesa frunciendo el ceño. “¿El noble incompetente del que todo mundo se reía? Esto es ridículo, Señor de Ciudad Fronteriza? ¡Es solo un rebelde que fue desterrado a un desierto!” contestó la marquesa con una expresión que representa lo absurdo que encontraba todo lo que había dicho Nightingale.

“Timothy es el verdadero usurpador y el Príncipe Roland pronto lo destronara. Eso no es el punto…el Príncipe necesita de tu poder mágico para incrementar la habilidad de una bruja. ¿Te importaría hacer el viaje a Ciudad Fronteriza?”

RW – Capítulo 411

Capítulo 411: La Promesa

 

Aun sin una vela o un fuego en la chimenea, el cuarto estaba cómodo y a excelente temperatura gracias al calentador, con el cual nadie sentiría frió aun usando ropa ligera. La Piedra de Luz sobre la mesilla de noche iluminaba el cuarto, la luz tenue y gentil producía una escena magnífica y nostálgica.

Sentado en un lado de la cama, Roland escuchaba los leves sonidos de los ductos. Era como si no estuviera en una monarquia medieval pero tampoco en una sociedad moderna llena de productos eléctricos, era un punto intermedio…como su niñez.

Las memorias de su niñez le recordaban mucho a la escena frente a él; todo teñido de un tenue amarillo, ya fuera por la luz foco, una película o una fotografía.

La única diferencia es que Anna no estaba en las memorias de su niñez.

Al pensar esto, volteo a ver a la chica sentada al borde de la cama.

Estaba leyendo un libro de historias. Su cabello dorado y frente brillaban bajo la luz, sus largas pestañas se estremecían ocasionalmente, haciéndole ver extremadamente emotiva. Sin embargo lo más extraordinario eran sus ojos color zafiro, tan azules como el claro de un lago, incluso bajo el brillo de una piedra mágica. La única diferencia de hace un año era que este par de ojos no mostraban la misma tranquilidad que alguna vez tuvieron.

Su mera existencia hacia esta una vívida escena. Anna no era solamente de diferente color que el resto del mundo, sino que también separaba la realidad de las memorias. Roland al verla podía asumir que todo era realidad.

“¿Que estas viendo?” pregunto Anna cerrando el libro y se le quedo viendo a Roland “¿A mi?”

“Ahem…” Roland retiro su mirada inconscientemente, pero pronto la volteo a ver nuevamente “uh-huh…así es”

Después de haber pasado un año juntos, ambos estaban muy familiarizados el uno con el otro. Roland no era tan pasivo como antes, y como estaban solos en la habitación, era mucho más abierto con las emociones que había estado reprimiendo todo este tiempo.

Si miraron el uno al otro y comenzaron a reír al mismo tiempo.

“¿Piensas que mi solicitud es un poco terca? Pregunto Anna mientras continuaba sonriendo. “Claramente todos se preocupan por mi, pero yo misma los aleje.”

“No te preocupes por eso, solo les sorprendió tu reacción en aquel momento.”

“Si no fuera por los ‘métodos antiguos’ que sugirió Agatha, no se los hubiera pedido.” contesto Anna sacando la lengua, un gesto tierno que rara vez hacia. “Asumo que mis otras hermanas harán lo mismo. Estarás muy ocupado cuando eso suceda.”

Roland sonrió resignadamente y contesto “Creo que pedirán mas piezas de helado”

Después de enterarse que el Día del Despertar de Anna se acercaba, Agatha instantáneamente compartió sus experiencias vividas en la Ciudad Sagrada de Taquila.

De acuerdo a la investigación hecha por la Union, el Día del Despertar o el Día de la Adultez, una bruja necesita drenar su poder mágico para reducir la influencia de la mordida. Además, las emociones de la bruja también son muy importantes, emociones positivas como la felicidad aumentan su resistencia. Para algunas brujas extraordinarias, la Unión despachaba personal para cumplirles sus deseos en su Dia de la Adultez.

Cuando Anna se enteró de esto, lo que solicitó fue que Roland la acompañara durante ese día.

“Gracias a Agatha me la estoy pasando muy bien” confesó Anna “No pude pasar mi Dia de la Adultez contigo, pero estoy reponiendolo en mi Día del Despertar.”

Al ver la expresión tan sincera de Anna, Roland casi se sonroja. Se aclaró la garganta, tomo un libro amarrado con un pequeño listo y se lo dio a Anna. “Un regalo por tu Día del Despertar.”

La razón por la que se apuro en escribir el libro de calculo avanzado era para terminarlo antes de este día. Para una bruja, el Día del Despertar era mucho más importante que su cumpleaños, era casi considerado como un renacer. Roland siempre había tenido problemas para dar regalos y esta vez tambien fue difícil. Después de romperse la cabeza pensando que regalar, decidió que el mejor regalo para Anna era darle ‘conocimiento’. Anna tenia talento y apetito para aprender nuevas cosas, así que decidió darle un regalo afín.

Al recibir el libro con cubierta naranja, Anna no lo abrio instantáneamente como lo había hecho en muchas ocaciones anteriores. Lo coloco a un lado junto con el otro libro que estaba leyendo “Gracias”

“¿Ya acabaste de leer el libro de historias?”

“Todavía no, pero quiero escuchar algo especial.”

“¿Especial?” pregunto Roland algo sorprendido.

“Si, tu historia. La vez pasada me quede dormida muy rápido mientras escuchaba y hoy espero poder continuar escuchándola.”

‘Se refiere a la vez que estábamos acostados en la cama juntos?’ Roland de repente tuvo el impulso de contarle todo y dejar de ocultar su verdadera identidad. “¿Recuerdas que una vez te dije que solía vivir en una enorme ciudad? Y esa ciudad no era ninguna del Reino Graycastle.”

“Lo se.”

“Huh?” la respuesta de Anna le sorprendió de nueva

“Cuando pensaba en tus historias, me di cuenta que no pudieron haber pasado en la Ciudad del Rey.” contestó Anna con una sonrisa “No se te olvide que he leído varias veces las Crónicas de Graycastle.”

“¿Ah si? Bueno de hecho yo…” Roland dudo un poco antes de continuar

“No tienes que decir nada” lo detuvo Anna “Estas dudando, lo que significa que no es algo fácil de decir, ¿no es cierto? Entonces no digas nada. Además no es difícil de adivinar. Creo que no soy la única con este presentimiento. Mientras mas me acerco a ti, más fácil es sentirse así…eres diferente a todos los demás.” pauso un momento y luego continuo. “Que tal si…hacemos una apuesta”

“¿Una apuesta? ¿En que?”

“Hay que apostar que tanto puedo adivinar de la historia de tu vida”

Roland recordó un juego que solía jugar cuando era pequeño: capsula del tiempo. “El juego funciona así: escribes una nota para el futuro, la pones en una lata y después de un número determinado de años la sacas…aunque muchas de las latas desaparecen, al ver lo que se había escrito años antes en las que si encontraban te daba una sensación especial.”

Roland no pregunto por la apuesta y solo pensó ‘no importa quien gane o pierda, ya que probablemente lo hizo para reconfortarme en lugar de averiguar mi verdadera identidad’ tenía que admitir que de todas las brujas, Anna era quien lo entendía mejor.

“Trato hecho” asintió Roland

“Donde nos quedamos la ultima vez?”

“Nos quedamos cuando estudiaba bajo mi mentor…empecemos de ahí” Rio Roland.

Cuando la luz del amanecer iluminó el cielo, Anna empezaba con mucha paz su primer Día del Despertar desde que se volvió adulta.