Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 115: Normalmente.

Capítulo 115: Normalmente.

“¿Madre volverás de tus vacaciones?” Pregunto Aurora por teléfono.

A pesar de que los relojes holográficos eran lo más comunes, cuando se trataba de hablar con su madre la única forma posible era por un teléfono.

“No tu padre quiere disfrutar un poco de las vacaciones, le ha gustado la comida gourmet de la zona.” Respondió la voz del otro lado con un tono sincero y tranquilo.

“Cariño deja de mentirle, eres tú la que quiere quedarse…”

La voz de su padre sonó desde el fondo y hubo un silencio, seguido de algunos ruidos al parecer su padre estaba huyendo de su madre debido a que la delato.

“Entonces…” Murmuro Aurora sin saber cómo reaccionar.

Su padre era un hombre que aceptaba fácilmente las decisiones de su madre sin importarle cual fuera.

“Bueno… Si tu estas en peligro o te encuentras en una situación difícil que requiera ayuda, volveré.” Dijo la voz desde el teléfono y tras un minuto de silencio, pregunto. “Sin embargo, ¿tú te encuentras en esa situación o quieres que vuelva por otra razón?”

“…”

Aurora se quedó en silencio.

Ya le había explicado lo que Alice le había informado y la respuesta de su madre fue un simple ‘oh’, a pesar de que la situación parecía de algún modo alarmante.

La información que tenía solo era superficial, pero no sabían que más sucedería y estaba a oscuras.

Sin embargo, eso no significaba que ella se encontrara en peligro o que ella necesitara ayuda.

“Tú nunca has necesitado mi ayuda. Cuando eras una niña te escapabas por las noches con tu hermana y tu padre siempre te seguía, pero nunca pediste ayuda, no importa si te enfrentabas a algunas criaturas aterradoras o algún monstruo feo.” Dijo la voz del otro lado del teléfono y con un suspiro, comento. “Estoy seguro de que seguirá siendo igual ahora.”

Aurora solo pudo suspirar ante esas palabras.

Era cierto, en los momentos más difíciles de su vida ella solo continuaba con solo su amiga a su lado, avanzando hacia adelante.

Las veces que pidió ayuda a sus padres eran mínimas a pesar de que ellos tenían la capacidad de ayudarla en lo que necesitara.

Fue lo mismo hace diez años como hace cinco años… Ya sea que se enfrentara a una criatura tras haber entrenado arduamente cuando era una niña o cuando se enfrentaba a un monstruo con rostro humano cuando su mundo se caía abajo.

“Si deseas que volvamos por ‘eso’, entonces no deseo volver.” Agrego su madre con un tono indiferente.

Tenían diferentes principios y diferentes formas de ver las cosas, su madre era muy similar a Alice que era indiferente con extraños.

“Dicho eso, volveré si es lo que deseas…” Agrego con un suspiro entretenido.

Y al igual que Alice, su madre era débil ante sus seres queridos.

“No, solo estaba preguntando.” Comento Aurora sinceramente.

Era cierto que la incertidumbre al futuro le hizo sentir un poco nerviosa, pero eso era todo.

Tener a sus padres le sería útil, pero tampoco les obligaría a volver de su ‘retiro’ y más cuando la misma Aurora conocía las hazañas que lograron hace años.

En cierto sentido, ellos ya han realizado su contribución a la tierra.

“Solo cuídate cariño, cualquier cosa avísame. Recuerda que tu familia está aquí para ti, no cargues con las responsabilidades tu sola.” Anuncio su madre y luego se despidió cómodamente.

Aurora suspiro y se dejó caer en su sofá.

—No necesitas estar nerviosa. La humanidad está más preparada que nunca.

El texto apareció en su mente y tan simple como se veía, Aurora sintió que llevaba un poco de consuelo.

“¿Cómo lo sabes?” Pregunto Aurora con un tono simple.

¿Cómo sabía que la humanidad estaba preparada?

—Si no lo estuviera, no estarían aquí.

Una respuesta bastante corta y simple, pero llevaba un análisis bastante serio.

La humanidad había superado calamidades, cataclismos, lunáticos y demonios… ¿Cómo no estarían preparada?

Ese era el problema para Aurora, estaban preparadas para enfrentarse a nuevos oponentes, pero nadie determino que esos oponentes fueran un objetivo en común.

A veces ese objetivo era ellos mismos…

Aurora miro las noticias por su reloj holográfico.

“Tensiones en el continente americano. El imperio Sudamericano se ha adentrado a las fronteras en la región panameña de ‘Los Estados Unidos de América del Norte’ para detener un cartel de droga, sin autorización de sus vecinos. El estado Norteamérica repudia esta violación a sus zonas fronterizas, alegando que se debió haber pedido cooperación.”

“¿Una muestra de poder? ¿O simplemente tiranía?”

Hace una semana un cargamento de drogas entro al imperio sudamericano y se descubrió que venía de sus vecinos en el norte.

El problema era que el cartel había sobornado a varios de los funcionarios y autoridades, llevando al emperador que odiaba esa clase de acciones a ser bastante tiránico.

Era normal odiar la corrupción cuando toda Sudamérica había vivido durante varios años bajo políticos y autoridades corruptas, esa es la razón por la que el emperador se levantó.

Aun así, su forma de hacer las cosas fue excesiva y se ordenó que un grupo de usuarios de habilidades erradicaran el cartel ubicado en la región panameña.

Sin haber pedido autorización oficial para su operativo…

Si bien no hubo muertes civiles y la destrucción causada fue mínima, solo esta acción dejaba en claro que las cosas podían escalar de forma rápida.

Las tensiones políticas eran normales entre esas dos grandes potencias…

Estaba claro que estas dos grandes potencias, seguramente habrían recibido las noticias al igual que ella.

Sin embargo, a Aurora la hizo preguntarse si ellos le daban la suficiente importancia a lo que estaba por venir.

Claro, también la hizo preguntarse si solo ella le estaba dando una importancia mayor de la que debiera.

Suspirando para su adentro, Aurora dejo su oficina y se dirigió a la sala.

Ahora estaba en áfrica y ya estaban por cerrar las inscripciones, ella decidió usar la excusa de ascender de rango para tomarse un día.

Oliver había estado rodeando a Alice para prepararla como si ella fuera el arma ‘oculta’ de la academia.

Estaba claro que tenía mucha confianza en las habilidades de Alice, tal vez porque le dio una paliza cuando se conocieron.

El punto era que también había estado acercándose a ella para invitarla a que participara en el torneo intentando obtener una mercenaria experimentada.

Esas razones eran secundarias y su principal razón para ascender de rango a pesar de que sabía que le darían un título que no le agradable, era que creía que sería útil en el futuro.

Dependiendo de cómo fueran esos ‘tiempos turbulentos’, ser oficialmente un rango A registrada sería más útil que solo ser un rango B, desconocido.

“Perdón por la tardanza.” Comento Aurora cuando llego a la sala.

“No te preocupes, solo estaba hablando con tu compañero que ofrecía sus servicios.” Respondió Cithrel con una sonrisa tranquila.

Cithrel era la única que la había acompañado debido a que Alice y Venali tenían que entrenar.

Aun así, al escuchar esa respuesta Aurora miro a su ‘compañero’.

“Jefa… Ella es una princesa, solo estoy ampliando la red de contacto de mi red de información.” Dijo Liam con una media sonrisa.

Princesa era igual a ser rica… Ese pensamiento era común y que Liam intentara ganar dinero extra ofreciendo sus servicios, era bastante normal.

Había participado bastante durante el mes de la práctica y había ayudado bastante, así que Aurora lo dejo pasar.

Tal vez alguien normal intentaría cortejar a la bella princesa, pero Aurora sabía que Liam estaba más dispuesto comprar más drones que a tener novia.

“¿Por cierto has averiguado algo?” Pregunto Aurora con curiosidad.

Le había encargado de Liam que se encargara de investigar bien la información de Alice, ya que a pesar de que sabía que iba a venir, ella no sabía cuándo.

Prepararse para ver si ya estaba sucediendo era importante.

También le había pasado la información a Akira, para que ella tuviera cuidado de su lado.

“No, no hay ninguna señal de la información proporcionada. Sin embargo, la Iglesia del Tiempo y el Espacio parece que se está preparando para dar un comunicado y la Iglesia del Orden parece que es igual. Es muy seguro que pronto se lo revele al mundo.” Informo Liam con un tono serio.

Era inevitable que las dos grandes iglesias de dioses primordiales se encarguen de dar un comunicado oficial.

Este asunto tenía un efecto a nivel mundial y no podía ser guardado solo en los altos mandos.

“Entiendo, veré si la Cardenal Brousseau puede darme un poco de información.” Murmuro Aurora con un suspiro.

Su relación con la Iglesia era bastante buena, pero no sabía si ese tema estaba más allá de la capacidad de sus contactos.

“He estado trabajando con la iglesia y la Cardenal Brousseau me ha comunicado que cuando tenga un informe decente me la pasara para que pueda enviárselo a ustedes.” Agrego Liam con una sonrisa.

Aurora estaba agradecida por la consideración de la Cardenal Brousseau, pero aun así pudo sentir esa incertidumbre de que un cardenal de una poderosa iglesia no tuviera la información completa.

Sin embargo, ella dejo de pensar en ese tema al notar que Cithrel estaba mirando con bastante curiosidad.

“¿Vamos?” Pregunto Aurora a su acompañante.

Ahora solo tenía que centrarse en ascender de rango.

******

Conduciendo unos de sus autos en dirección a la sede del gremio de mercenarios, Aurora miro a Cithrel cuya mirada estaba fija en ella.

“Eres más de lo que parece…” Murmuro Cithrel y al ver que Aurora daba una sonrisa simple, agrego. “Ese misterio te hace ver más atractiva.”

¿Qué pasa si una joven y encantadora princesa realizaba un cumplido con un tono completamente sincero?

Aurora dio una sonrisa avergonzada, el problema era que esa reacción hizo que los ojos de Cithrel brillaran con un aspecto travieso.

Algunas reacciones estimulaban el ‘depredador’ que Cithrel llevaba dentro… Eso pudo discernir Aurora mientras se sentía que algunas de sus acciones la convertían en una presa con facilidad.

Lo que le causaba vergüenza era que Cithrel era una gran belleza con un alto encanto… Logrando que hasta ella dudara de su sexualidad.

Era inevitable, a ese nivel estaba Cithrel.

Era cierto que su amiga era también una belleza, pero debido a que era más silenciosa daba otra atmósfera muy diferente a Cithrel, que parecía una joven carismática y encantadora, muy atractiva.

Cithrel soltó una suave risa al ver que Aurora se quedaba en silencio.

“Hablando seriamente, sobre el tema que hablaron con tu compañero… ¿Necesitas ayuda?” Pregunto Cithrel con un tono serio.

Aurora la miro con un toque de sorpresa no solo por su ofrecimiento de ayuda.

“¿Sabes de lo que se trata?” Pregunto Aurora con sincera curiosidad.

“No, pero eso no significa que no pueda ayudarte. Tengo confianza en mi capacidad.” Respondió Cithrel encogiéndose de hombros.

La heredera de un poderoso imperio y un Archimago con un gran talento.

Sus palabras no eran arrogantes, era una confianza que tenía una fuerte base.

Aurora pudo sentir que no era simple cordialidad y estaba ofreciendo su ayuda de forma sincera.

“¿Y qué tal dijera sí que quiero conquistar este mundo? ¿Me ayudarías?” Pregunto Aurora con un tono ligeramente entretenido.

“Es un poco difícil. Tendría que reunir Archimagos para abrir un portal a este mundo y traer mi ejército. Agregando que el Dios del Tiempo y el Espacio se hizo cargo de este mundo, será problemático. Ya sabes los magos tratan de entender las leyes del mundo, sin embargo, ese dios las crea, es posible que intervenga.” Respondió Cithrel con un tono serio.

Aurora se detuvo ante el semáforo y la miro detenidamente.

Aunque dijo que sería difícil, no la rechazo… Para ella era bastante sorprendente el esfuerzo que estaba poniendo Cithrel en esto.

“Si tratas de mejorar nuestra amistad este es un gran acto, pero si intentas cortejarme… Yo no soy tan fácil.” Comento Aurora con un tono serio.

Cithrel se sorprendió un poco, pero al notar que era una broma oculta dio una encantadora sonrisa sinceramente alegre.

“Bueno, entonces lo seguiré intentando.” Respondió Cithrel con un tono triste, pero a la vez sin perder la esperanza.

La forma que le daba sentimientos a su tono hizo que Aurora no supiera decir si estaba bromeando o hablando en serio.

“De todas formas, todavía no necesito ayuda. No sé lo que sucederá y no sé por dónde empezar a buscar. Ahora es como caminar a ciegas.” Respondió Aurora con un medio suspiro y mirando a Cithrel sus labios se elevaron, y agrego. “Igual agradezco tu ayuda…”

Esa era la verdad innegable.

Solo tenía un poco de información de Alice, pero solo era información bastante superficial.

Necesitaba esperar la información de la iglesia para poder comprender totalmente de lo que se trataba.

Cithrel solo asintió sin ser demasiado insistente.

Volviendo a conducir no les tomo demasiado tiempo llegar a su destino.

“Es un gran edificio.” Comento Cithrel al ver la sede del gremio de mercenarios de la ciudad.

“Los mercenarios son muy comunes en estas tierras. Desde el inicio tuvieron una influencia en la fundación de Zerzura y en la actualidad el gremio de mercenarios tiene algunas concesiones.” Explico Aurora tras dejar el auto estacionado en el aparcamiento.

El gremio de mercenarios se encargaba de registrar y gestionar a los mercenarios, pero también distribuía distintas misiones para aquellos afiliados a su gremio.

Si bien en los inicios de la ciudad los mercenarios vinieron a trabajar por que se le pagaban, era innegable que ayudaron.

En la actualidad, aunque áfrica no era tan caótica y la ciudad Zerzura estaba en perfectas condiciones, todavía seguía habiendo bastante trabajo por los alrededores.

No solo las mazmorras naturales tenían que ser limpiadas periódicamente, sino que también aparecían mazmorras temporales con frecuencia.

El gremio de mercenarios tenia misiones disponibles y también podía recomendar mercenarios para que trabajaran en el sistema de protección permitiéndole usar los portales y realizar las misiones frecuentes que estaban disponibles en el sistema.

Aurora y Cithrel se adentraron al edificio.

La recepción era grande y espaciosa, pero estaba muy bien decorada.

Algunas personas bajaban y subían los ascensores para dirigirse a otros pisos, pero este lugar no era tan recurrido como uno esperaba.

“Bastante agradable, parece respetable. En mi mundo seguramente habría una taberna para todos los mercenarios y estaría lleno de personas para tomar misiones.” Comento Cithrel mirando curiosamente los alrededores.

“Las misiones se pueden tomar a través de sus relojes holográficos y en cuanto a las tabernas, hay algunos bares que están afiliados al gremio y por lo general es donde se encuentran todos.” Explico Aurora con una sonrisa.

Para ser alguien de otro mundo que por primera vez venía a este mundo, Cithrel no era alguien ignorante que se sorprendía fácilmente.

En la actualidad todo estaba sistematizo a través de internet, así que era poco frecuente tener que venir directamente al gremio.

Claro, a excepciones de los ascensos de rangos que debían realizarse en las sedes mercenarias.

“¿En qué puedo ayudarla?” Pregunto la recepcionista después de saludar.

“Vengo a una prueba de ascenso a Rango A.” Respondió Aurora dando su nombre para que la recepcionista buscara en su registro.

La expresión de la recepcionista tembló durante un breve momento y luego con una sonrisa de disculpa, comento. “Puede esperar en la sala, ya avisare a nuestros supervisores.”

Escuchando esas palabras Aurora suspiro y se sentó en los sillones que estaban cerca.

“¿Esto es normal?” Pregunto Cithrel y con un toque de curiosidad, murmuro. “Pensé que nos enviaran a un área de entrenamiento y luego probarían tus capacidades para ver si tienes todo lo necesario para ascender de rango, tal vez después revisarían tu historial para ver si eras confiable.”

Al escuchar esas palabras la expresión de Aurora tembló durante un breve momento.

Ese era el procedimiento normal.

En realidad, una vez que llamara para avisar que deseaba subir de rangos, las autoridades del gremio revisarían su historial de misiones y comprobarían su confiabilidad para luego llamarla y citarla en un área de entrenamiento en donde probarían sus capacidades.

Al final determinarían si podía ascender de rango o no.

A pesar de que el gremio de mercenarios no era tan riguroso como otras instituciones internacionales, se necesitaba ver que los miembros tuvieran la capacidad que dicen que tenían y de paso ver si eran confiables.

No podían ascender a individuos que tenían un mal historial y arruinar su reputación con aquellas personas que encargaban tareas oficialmente al gremio.

Lamentablemente ese era el procedimiento estándar y ella no entro en ese procedimiento.

“Bueno… Soy ligeramente conocida aquí.” Murmuro Aurora como respuesta.

Había trabajado antes con el gremio de mercenarios de Zerzura obviamente seria conocida…

—Decir que solo eres ‘conocida’ es demasiado humilde.

Aurora ignoro a su sistema y la mirada curiosa de Cithrel y dirigió su mirada al supervisor que lo vino a atender.

Un hombre delgado de mediana edad se acercó con una sonrisa.

“Bienvenida, le pido disculpa por el líder del gremio. Él está encargándose de algunos asuntos en Kenia.” Saludo el hombre con una sonrisa.

Aurora lo reconoció, ya que había trabajado con él algunas veces y recordaba su nombre.

“No hay necesidad de ser tan atentos, solo es un simple ascenso.” Respondió Aurora y luego de presentar a Cithrel con solo su nombre, dirigió su mirada a Nicholas y pregunto. “¿Cómo van los asuntos en Kenia?”

Tenía una mayor relación con el líder del gremio de mercenarios de la ciudad y estaba bastante sorprendida de que se haya dirigido a Kenia.

“No es nada preocupante. El jefe está en Kenia con varios mercenarios para asegurar una sede y trabajar limpiando Kenia de las criaturas salvajes.” Comento Nicholas y mientras dirigía el camino, informo. “El ‘Señor de Mombasa’ ya ha limpiado las ‘malas hierbas’ y los restos del ‘Terror Somalí’, ahora solo queda asegurar una protección a su gente de las criaturas y los mercenarios somos los mejores para realizar esa tarea.”

Aurora estuvo de acuerdo.

Si bien los gremios de aventureros podían encargarse de la tarea de proteger las tierras dándole suficiente beneficio, los mercenarios eran trabajadores temporales y si se necesitaba limpiar una zona rápidamente, era mejor contratarlos.

Ella recibía informes de lo que sucedía en Kenia, pero era interesante escucharlo de otra persona por la diferencia de perspectiva.

“Según lo que escuche se espera que el año que viene la zona este estabilizada y el ‘Señor de Mombasa’ empiece a sentar la base para su ‘estado’.” Comento Nicholas y con una sonrisa, agrego. “Estoy seguro de que pronto la calidad de vida mejorará en esa región y seguramente atraerá a personas de sus alrededores.”

A pesar de algunas acciones del ‘Señor de Mombasa’ ligeramente cuestionables, se esperaba que él actuara para su gente.

No importa si se llamaba rey o emperador, mientras los ciudadanos estuvieran bien a la ciudad Zerzura y al Reino de Madagascar que lo apoyaron, no le importaría el título.

Lo que se necesitaba ahora era un estado que pudiera brindar los servicios y la seguridad que su gente necesitaba.

Al ver que Cithrel escuchaba curiosa su conversación, Aurora solo dio una sonrisa y cambio de tema.

“¿Qué debo hacer para ascender de rango?” Pregunto Aurora con curiosidad mientras descendían en el ascensor.

“Debido a los protocolos tenemos que realizar una prueba, pero minimizaremos los asuntos innecesarios.” Comento Nicholas y cuando la puerta del ascensor se abrió dejando ver una sala de entrenamiento, agrego. “Solo danos una muestra de tu aura de combate y golpea algunos maniquís, lo demás nos encargaremos nosotros.”

Con sus palabras hizo que algunos maniquís se acercaran al centro del área, mientras se ponía a trabajar con su reloj holográfico preparando los trámites burocráticos.

Aurora le dio una sonrisa a Cithrel para que esperara y ella se dirigió al centro.

Esto eran los procedimientos básicos y en realidad el gremio necesitaba la muestra de que ella tenía una fuerza de rango A.

Como una luchadora la forma más simple de verlo era con su aura de combate.

Aurora cubrió sus puños con su aura de combate y cuando recibió una señal de Nicholas solo corrió hacia el maniquí golpeándola con toda su fuerza.

*Boom*

Su fuerza fue tan explosiva que creo una ráfaga y destruyo al maniquí.

Aun así, ella sintió que no hubo resistencia por parte del maniquí y miro a Nicholas que asentía con una sonrisa.

Le estaban dejando bastante fácil su ascenso… Y era bastante obvio.

“Perfecto ya tenemos la grabación…” Murmuro Nicholas asintiendo suavemente y al ver que Aurora lo miraba de forma extraño, su sonrisa creció y comento. “Como Rango A, no tienes título. Sin embargo, eres la líder de tu propio grupo de mercenarios en el cual hay tres miembros de Rango A, los suficientes como para ascender de rango a tu grupo.”

Sin esperar que Aurora hablara, Nicholas continuo.

“Tras una comprobación de tus estándares y misiones hemos decidido darle un nombre honorífico.” Dijo Nicholas y con una sonrisa verdaderamente contenta, declaro. “Felicidades Protectora de Zerzura, estoy orgulloso de ver que tu esfuerzo está siendo reconocido oficialmente.”

Aurora no supo cómo reaccionar al ver la mirada de Nicholas, era como si las cosas estaban encajando… Como si ahora todo era como debía ser.

Esta razón era la razón por la cual Aurora no quería ascender de rango, ahora en todas partes que estuviera su grupo serian conocido como los ‘Protectores de Zerzura’, un título que era demasiado extravagante y parecía arrogante.

—Es un título que todo tu grupo merece.

El sistema dio su oportuno comentario y Aurora simplemente suspiro de forma evidente.

“¿Esto es todo?” Pregunto Aurora en vez de insistir en el cambio de nombre que no ocurriría.

Ese ya era su título oficial y extraoficial no solo como grupo de mercenarios, sino que, como individuo, es por eso que era tarde para intentar cambiarlo.

“Si, esto es suficiente. Los registros serán cambiados acorde a tu rango y ahora ya eres oficialmente una luchadora de Rango A.” Respondió Nicholas y al ver la mirada de Aurora, agrego. “Estoy deseoso que asciendas a Rango S, estoy seguro de que muchos desearían que tu título personal sea conocido.”

¿Ahora querían oficializar ‘Protectora de Zerzura’ como su título personal?

La expresión de Aurora tembló sintiendo que eso era más una maldición que un comentario favorable.

“Si eso sucede, veré si cambio de sede…” Murmuro Aurora logrando que Nicholas se riera entretenido por su respuesta.

Con una rápida despedida, Aurora tomo a Cithrel y rápidamente abandono el edificio antes de que decidieran publicitar su grupo o aparecieran con alguna idea extraña.

A Aurora no le gustaría aparecer en la página web del gremio de mercenarios como unos de los mejores grupos de mercenarios, como frecuentemente ocurría.

“Normalmente soy yo la que habla de temas que otros no entienden y que son de alto nivel, pero hoy me sentí pequeña…” Comento Cithrel apenas salieron.

Como una princesa se había encargado de temas que sus acompañantes no entendían y que dejaban algunas personas sintiéndose pequeños ante los temas que se trataban, pero ahora ella fue ese acompañante.

“Lo siento…” Murmuro Aurora cuando subió al auto y con un suspiro, agrego. “No deseaba que vinieras, porque sabía que esto sería demasiado simple y sería una pérdida de tiempo.”

No se habían demorado nada adentro del edificio y eso se debía a que el ascenso de rango ya estaba prácticamente arreglado.

Si no fuera porque se debía seguir algunas reglas mínimas, muy seguramente ella no hubiera tenido que venir hoy.

En ese sentido que Cithrel viniera para conocer un poco más sobre los asuntos de los mercenarios, fue una pérdida de tiempo.

“No me molesto demasiado, tengo que admitir que cuando hablas de trabajo te ves diferente… Más madura y guapa.” Comento Cithrel y con una sonrisa, agrego. “Además el misterio de ti aumento, eso es encantador.”

Los labios de Aurora temblaron, pero con una tos empezó a conducir y declaro. “Si quieres, pudo ir desvelando un poco del misterio.”

Si se desvelaba el misterio su ‘encanto’ disminuiría… Esas palabras estaban ocultas en su declaración, pero Cithrel solo dio una gran sonrisa.

“Eso sería genial, tal vez me fascines más si te conozco mejor.” Respondió Cithrel con una suave sonrisa mientras sus ojos azules brillaban.

Seguir su juego para defenderse no ayudo demasiado y Aurora fue derrotada estrepitosamente, sintiéndose como un conejito en las fauces de un depredador.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.