Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 103: Estudiante perfecta.

Capítulo 103: Estudiante perfecta.

Andrés bebió un trago de jugo y miro sus alrededores.

En el patio del edificio se encontraban los demás charlando y divirtiéndose entre ellos.

Una suave música relajaba el ambiente, mientras que la entusiasta Akira lo animaba atrapando a sus compañeras para invitarlas a bailar.

Aeko suspiraba ante su capitana y Shao Ya daba cálidas sonrisas ante ese ambiente.

Santiago ayudaba con la carne que se estaba asando y Oscar hablaba con Henrik que había sido invitado hoy con todo su grupo.

Ayer… O sería mejor decir que hace unas horas atrás en la madrugada, realizaron una importante misión.

Ellos detuvieron al ‘Terror Somalí’ y derrotaron al ‘General Kavuri’, trayendo estabilidad a Kenia y salvando cientos de vidas.

Sin embargo, Andrés no se sentía realizado o gratificado.

Esa misión fue importante no solo por salvar inocentes, sino que los hizo preguntarse sobre sus vidas y los guio a que siguieran un camino.

Un ejemplo era Clémentine que logro ascender de rango y a pesar de que paso por un duro momento, ella estaba hablando Laila con ojos llenos de brillo buscando consejos para mejorar.

Un fuerte deseo de seguir su objetivo y sobrellevarlo por completo.

Era igual para Nicole que estaba más entusiasmada que nunca por volverse más fuerte y Leslie que había estado hablando con Niko, tratando encontrar una forma de mejorar.

En ese sentido Andrés era parecido a Érica que también se veía desorientada.

Andrés en la misión de ‘asalto’ casi termina muerto.

No, Aurora había preparado una escapatoria para ellos en caso de emergencia, pero Andrés por primera vez en su vida, sintió la muerte de cerca.

Un miedo que le hizo preguntarse sobre que deseaba hacer y que quería lograr.

Era débil, tenía que admitirlo.

Un mecánico de su tipo dependía fuertemente de los drones y entre más potencia tuviera un dron, más poderío demostraría.

Sin embargo, Andrés era débil, aunque tuvo el apoyo de Liam, cuyos drones creaba personalmente.

Reacciono tarde y la razón por la que pudo defenderse fue su IA que lo apoyo y reacciono por él.

Esa situación le hizo darse cuenta de que no era bueno para el trabajo de ‘campo’.

“¿Aburrido?” Pregunto Liam de repente, logrando que Andrés despertara de sus pensamientos.

“No, solo…” Respondió Andrés, pero se detuvo sin saber que decir.

Cuando llego por primera vez hace un mes a este ‘pequeño’ grupo de mercenarios, pensó que no realizaría demasiado trabajo.

Sin embargo, fue apoyado completamente por Liam para que demostrara sus habilidades y potencial.

Andrés no deseaba decirle que no quería realizar ‘trabajo de campo’ cuando fue apoyado tan decisivamente y sin cuestionamiento.

¿Cuántos millones se gastó para crear sus drones?

Andrés había dejado de preguntarse el valor de cada dron que usaba…

“Ven, vamos.” Insto Liam con una sonrisa.

Andrés lo siguió dejando la pequeña fiesta detrás.

Ambos entraron al edificio y se fueron a la sala de operaciones en donde por lo general Liam trabajaba.

Cuando llegaron a ese lugar, Andrés noto como las pantallas dejaban ver decenas de cuadros diferente en tan solo un instante.

“¿Cuál es el objetivo ahora?” Pregunto Andrés con curiosidad.

Podía notar que estaba pirateando una red de informática ajena.

“Un pequeño gremio en Kenia, que parece tener algunas relaciones con demonios… Es un trabajo del ejército, parece que vino del ‘Señor de Mombasa’.” Respondió Liam con calma.

A ese nivel estaba un mecánico de Rango S con su fuerte talento informático.

Era capaz de estar en una fiesta y a la vez centrarse en su trabajo por medio de apoyar a su IA.

Andrés asintió.

La mejor forma de estabilizar una zona que no ha sido controlada por nadie durante mucho tiempo, era limpiar de raíz a todos aquellos individuos que en el futuro podrían convertirse en un problema.

Sonaba excesivo, pero había gremios o grupos mercenarios que trabajaban con demonios realizando en algunos casos acciones crueles.

Hasta era común encontrarse con gremios que eran tiranos locales en algunos pueblos.

Encargarse ahora de esos individuos que podrían crear problemas en el futuro cuando se le sacaran sus privilegios, era una sabia decisión por parte del Señor de Mombasa.

Suspirando con tranquilidad al ver todas esas pantallas cuyas imágenes cambiaban en un instante, Andrés se sintió más relajado.

“Esto es lo que quiero.” Declaro Andrés y notando que Liam lo estaba observando, agrego. “Quiero realizar este tipo de trabajo atrás de un escritorio.”

Era un guerrero virtual no alguien que luchaba de frente.

Entro a la academia de héroes por una beca, pero no tenía valores elevados como ayudar a desconocidos.

Claro, si tenía la oportunidad la tomaría, eso no significaba que su objetivo fuera ese.

Entro por que la academia representaba una posibilidad de mejorar y a la vez una forma para ganar dinero.

Es por eso que si tenía la oportunidad para dedicarse a trabajar en un escritorio le gustaría hacerlo en vez de arriesgar su vida luchando en el frente.

“¿Es miedo?” Pregunto Liam de repente y mirando que Andrés tembló sutilmente, agrego. “Escuche lo que sucedió, debió haber sido duro ser tomado por la cabeza por un luchador fuerte. Supongo que en esa situación tu mente se debió haber quedado en blanco.”

Al escuchar esas palabras, Andrés dejo de evitarlo y asintió.

Tenía miedo cuando se enfrentó a ese luchador.

A diferencia de los demás miembros de su grupo, Andrés se encontró en una posición muy difícil.

Y en ese momento en vez de usar sus drones para realizar un ataque, se quedó en blanco incapaz de resistir a ese luchador.

“Está bien tener miedo, yo tengo miedo cada vez que lucho.” Comento Liam y bebiendo un trago, agrego con una media sonrisa. “Es imposible no tener miedo… Solo ‘fenómenos’ como Alice que puede enfrentarse a la peor situación y comer sus papitas, o Aurora que puede levantarse y cargar hacia adelante en la misma situación, pueden decir que no tienen miedo.”

Ante tales pares de ‘jefas’, era imposible no llamarlos ‘fenómenos’ y ciertamente eso eran.

Aurora se enfrentó a una abominación y nunca tuvo miedo, siempre actuando con una calma deslumbrante.

Ni hablar de Alice, que podía comer papitas en cualquier tipo de situación.

En medio de esos individuos estaba Liam que, a pesar de tener un gran nivel de combate, le gustaba estar sentado en algún lugar para actuar como centro de información.

Andrés sonrió al escuchar esas palabras.

Eran palabras sinceras, pero eso hizo que fueran eficaces para consolar.

“¿Entonces quieres tomar el trabajo en la red de información de la Ciudad Atlántida?” Pregunto Liam con curiosidad.

Le había estado hablando sobre recomendarlo para una red de información en la ciudad Atlántida y lo había estado probando para que asumiera un cargo.

“Si me gustaría.” Respondió Andrés asintiendo más animado.

Era un trabajo que Andrés quería aceptar desde antes de la misión asalto, es por eso que ahora podía decir que no le agradaba realizar ‘trabajo de campo’ y prefería estar sentado atrás de un escritorio.

“Serena es una buena jefa, aunque es una pésima jugadora.” Comento Liam con una media sonrisa y dándole una mirada seria a Andrés, agrego. “Pero no te confíes, a veces trabajar en un escritorio puede ser más peligroso que el ‘trabajo de campo’.”

Andrés fue sorprendido por esas palabras, pero Liam continuo.

“Es común meterse con las personas incorrectas… Es más, yo lo hice.” Comento Liam y viendo que Andrés tenia curiosidad, explico. “Piratee algo que no debería tocar, entonces me persiguieron sin dejarme respirar impidiendo esconderme… Es por eso que tienes que tener en cuanta esa posibilidad. Algunas veces un trabajo ‘fácil’ puede llevarte a problemas que nunca puedes imaginar.”

Aceptar una misión y que esa misión termine teniendo información clasificada que decenas de individuos deseaban, era una posibilidad cuando se estaba en esta clase de trabajo.

En este mundo en donde las redes eran importantes, los mecánicos de su tipo eran enemigos para aquellos que deseaban guardar secretos.

Pero de la misma forma no podían permanecer ocultos ante los métodos mágicos o psiónicos que le permitían encontrar a esas personas.

Andrés asintió tomando ese consejo, pero sin poder contener su curiosidad, pregunto. “¿Y luego que sucedió?”

¿Qué sucedió tras ser perseguido?

Liam dio una sonrisa entretenida y comento. “Desde que me encontraron me uní a este grupo.”

******

“¿Entonces me ayudaras?” Pregunto Nicole con curiosidad y expectativa.

“Claro, puedes venir a entrenar conmigo cuando quieras, pero no te centres en luchar con un solo tipo de persona, te recomiendo que se lo pidas a Alice e incluso a Liam. Diferentes oponentes te darán diferentes perspectivas.” Recomendó Aurora con una suave sonrisa.

“Gracias.” Respondió Nicole con una expresión tímida muy común en ella.

Sin embargo, sus ojos brillaron con una gran fuerza que dejaba ver que tenía un profundo deseo de mejorar.

Con esa actitud era muy posible que ascendiera de rango.

Aurora había estado cerca de medio año con ella y sabía que Nicole tenia talento.

Era alguien que aprendía rápido y se adaptaba aún más rápido, superando sus defectos y debilidades.

Aun así, le había faltado esa fuerza motora para que fuera empujada a convertirse en un Rango A, esa fuerza era lo que había obtenido en esta última misión.

El talento era un asunto importante, pero también era necesario un objetivo… Algo que te empujara a superar los límites.

Ese objetivo y esas razones te permitirían entrar más fácil al Rango A, pero también darte una posibilidad de alcanzar ese abismo, conocido como Rango S.

Ahora Nicole estaba dirigiéndose a ese camino.

Mirando como Nicole se retiraba con una sonrisa, Aurora agito su cabeza.

Era muy posible que todos los estudiantes estén cerca de ascender de rango.

Habían obtenido una gran cantidad de experiencia, pero también la fuerza que los empujaría a mejorar.

Clémentine fue la primera en ascender, pero tal vez los demás no se tardarían demasiado.

En cierto sentido, Aurora había conseguido unos excelentes talentos.

—Atravesaron bastante. Esa experiencia que consiguieron se convertirá en el combustible para empujar sus límites.

Aurora estuvo de acuerdo con las palabras de su sistema.

Tal vez no sea alguien extremadamente conocedora, pero como alguien que había estado entrenando desde bastante joven, ella tenía bastante experiencia en el desarrollo personal.

Había tomado a los estudiantes que creía que acompañándolas tenía una alta posibilidad de mejorar y luego los había templado realizando misiones diarias para que perfecciones sus habilidades.

Aurora no acepto estudiantes porque quería ‘mano de obra barata’, los había tomado para expandir sus perspectivas y buscar enseñarle más de lo que podrían aprender solos.

Esto era una ‘Practica’ de la Academia y Aurora se había tomado su trabajo en serio.

Entrenar constantemente era el asunto más fácil, pero encontrar una razón que los empujara a sus límites era un asunto que no podía ser ‘entrenado’.

Que los estudiantes tuvieran una forma de pensar similar al grupo, era unas de las condiciones que hizo que las misiones ‘Arca’ y ‘Asalto’ fueran tan efectivas en ellos.

“Ya se han retirado.” Informo Alice que llegaba con Akira y Shao Ya.

Ella había ido a despedir a Henrik y agradecerle por su apoyo.

Era cierto que se les pagaba, pero eso no significa que por dinero las personas aceptaran cualquier misión… Y más en alguien como Henrik cuyo gremio estaba bien desarrollado.

“Bien, vamos a comenzar la reunión.” Dijo Aurora dando una señal para que la siguieran.

Dirigiéndose a su oficina, también invito a Liam para que viniera.

La oficina era de tamaño medio y había bastantes asientos, pero lo mejor era que tenía seguridad para impedir que escucharan desde afuera.

Hoy no iban a hablar sobre lo que estaba sucediendo en Kenia o las consecuencias de sus acciones, de ese tema se encargaban las autoridades de Zerzura.

El objetivo de esta pequeña reunión era…

“¿Cómo se encuentran los estudiantes?” Pregunto Aurora con curiosidad.

Traer a estudiantes que no tenían experiencia y llevarlo a realizar este tipo de misiones, podría ser beneficioso, pero también contraproducente.

Lo que sucedió en la misión asalto, podría convertirse en una fuerza que lo empujara o en una piedra en su camino.

No solo porque estuvieron por morir, sino que por Érica y Clémentine que terminaron asesinando por primera vez.

Si bien la sociedad actual no era como antes en donde las vidas de cualquier persona eran ‘importantes’ e incluso de inhumanos criminales, matar por primera vez seguía siendo asunto que podía cambiar a una persona.

Era cierto que los antiguos jugadores que entraron en Terra nova, por lo general han asesinado antes y en algunos casos podría llegar a ser indiferente ante la vida, pero la nueva generación fue protegida en ese sentido para que no pasaran por lo que ellos hicieron.

Los suicidios en masa tras del descubrimiento de que Terra nova era real a causa de que las personas que asesinaron eran reales, fue unas de las razones para proteger a la nueva generación.

Claro, algunos padres educaban a sus hijos de forma diferente, pero todos los estudiantes eran héroes y tenían un fuerte sentido de ‘justicia’ en algunos casos.

“Andrés fue afectado por lo que sucedió con ese luchador y lo llevo a seguir su idea principal de aceptar el trabajo en la red de información en la Ciudad Atlántida. Sin embargo, su miedo es algo normal en cualquier persona y no creo que tenga secuelas.” Informo Liam asintiendo casualmente.

Tal vez hablar de los problemas de otras personas, estaba mal, pero eran miembros del grupo de mercenarios y aunque fueran temporales tenían que cuidarlos.

Aurora y todos los miembros como sus ‘superiores’ tenían la obligación de evitar secuelas en los estudiantes.

Es por eso que Aurora siempre tenía puesta su mirada en los estudiantes y los demás miembros del grupo también… Y eso incluía a la misma Akira y Shao, Ya que eran muy buenas para lograr que los estudiantes expresaran todas sus emociones.

“Tal vez no quiera aceptar trabajos de campo, pero llegado las circunstancias seguramente sobrepasara todo miedo.” Agrego Liam con una sonrisa.

Aurora estuvo de acuerdo.

En la prueba de inicio de la Academia, Andrés se había encerrado en el baño y cuando obtuvo confianza salió afuera.

“Trata de ayudarlo en lo que puedas, creo que tiene un gran potencial.” Aconsejo Aurora al ver que Liam estaba ligeramente animado.

“Claro, eso haré.” Respondió Liam con una sonrisa aún más brillante.

Aurora no era una experta con los talentos relacionados con la tecnología y en ese sentido no era de mucha ayuda a diferencia con las otras profesiones.

Liam que era un Rango S, seguramente sabría cómo aconsejar para que Andrés se desarrollara.

“Leslie más que nada esta frustrada debido a su actuación en la misión, pero es difícil que podamos hacer algo. Su desarrollo va de la mano con sus armas y su estilo, pero creo que se ha puesto en la mira convertirse en un francotirador como Niko del grupo de Henrik.” Comento Shao Ya cuando fue su turno.

“Esa es una buena idea…” Comento Alice asintiendo con suavidad.

Aurora estuvo de acuerdo.

Los ataques de Leslie con sus pistolas o escopeta eran bastante fuertes, pero cuando usaba su rifle… Era una verdadera maquina asesina.

En gran parte de la misión ‘Arca’, utilizo su rifle de francotirador y todos habían admirado la potencia de su arma y la precisión de su disparo.

Si hubiera elegido actuar como Niko, que se quedó lejos de su grupo apoyándolo a distancia, entonces el resultado podría haber sido diferente en esa misión.

En cuanto a ella, no había demasiadas formas de ayudarla.

Su frustración se estaba convirtiendo en una fuerza que la estaba empujando a mejorar para que nunca se encontrara en la misma posición.

Su entusiasmo para entablar conversación con el silencioso Niko, dejaba ver un poco de ese deseo.

“En cuanto a Clémentine… No tengo nada que decir, ella es la estudiante perfecta.” Declaro Akira con un tono sincero.

Nadie pudo negarlo.

Clémentine fue un Rango B cuando empezaron la academia y su actuación siempre fue ‘perfecta’.

Era cierto que, como cualquier individuo tenía sus defectos y debilidades, pero la perfección de la que hablaba era de que podía solucionar esos defectos y fortalecer esas debilidades por sí misma.

Su actuación en la misión asalto fue la prueba perfecta de sus altas capacidades.

Cuando fue atacada por sus enemigos, ella protegió a Nicole y apoyo a Érica, todo mientras preparaba su ataque.

Que ascendiera de rango antes que todos los demás estudiantes dejaban ver su potencial y su perfeccionamiento.

“A pesar de que termino asesinando por primera vez. No tiene dudas sobre ello y ahora sigue deseando mejorar aún más.” Agrego Akira con una sonrisa impresionada.

Que no tuviera dudas no significaba que fuera indiferente, sino que se trataba de que tuviera una gran fuerza de convicción por sus acciones y que no se arrepintiera de ellas.

En ese sentido Clémentine era alguien que podía solucionar sus propios problemas.

“Nicole es lo mismo. Quiere volverse más fuerte para proteger a sus compañeras y para que no vuelva a suceder la misma situación… Creo que esa fuerza de querer levantarse otra vez, será una gran fuerza para empujarla.” Comento Aurora por su parte.

Los presentes asintieron ligeramente animados, todos menos Akira que dudo.

“Entonces el único problema es…” Murmuro Akira y mirando a Alice, declaro. “Érica.”

Érica era la única que había estado en un estado que todos notaron.

Era como si no se sintiera cómoda y todavía tuviera decenas de preguntas rondado en su cabeza.

Ese estado se podría convertir en un gran problema si no era tratado de inmediato.

Tal vez algunos problemas llevaban tiempo para solucionarlos, pero Aurora pensaba que el momento más oportuno para intervenir es a momentos después de que sucediera.

Ese momento era en el que las personas tenían más dudas y el momento indicado de que algunas palabras podrían cambiar todo por completo.

Es por ello que el grupo estaba preocupado por Érica, todos menos…

“No he hablado con ella.” Comento Alice encogiéndose de hombros e ignorando las miradas, saco unas papitas y declaro. “Ella se encuentra en un momento decisivo de su desarrollo. Es hasta tal punto de que es muy posible que ella sea la próxima en ascender de rango.”

Sus palabras sorprendieron a los presentes.

Érica parecía ligeramente afectada por lo que sucedió en la misión asalto, si bien se podría predecir la causa, no podían saber cuáles eran sus dudas y más cuando ella no hablaba sobre el tema.

A diferencia de los demás que fueron accesibles a comunicar sus miedos y temores, Érica se había quedado al margen como si ella misma no se sintiera segura con su propia duda.

“Su energía mágica ha estado inestable desde la mañana, tiene momentos en donde es emanada de forma involuntaria como si toda su energía mágica quisiera romper ese recipiente en donde se encuentra. Una vez que lo logre, su fuente de energía mágica se expandirá hasta alcanzar a un mago de rango A.” Explico Alice con un tono simple.

Aurora asintió, recordaba que Érica siempre tuvo una gran fuente de energía mágica desde el inicio de la academia.

Que se expandiera primero era algo normal, luego tendría que aprender los diferentes hechizos de un mago de rango A y por supuesto, mejorar su afinidad elemental.

Sin embargo, ese era el primer paso para que ascendiera de rango y nadie lo había sentido hasta ahora.

Era difícil sentir esos pequeños cambios en la energía mágica debido a que todo el edificio por lo general tenía una fuerte concentración de energía mágica o psiónica.

Eso dejaba ver que Alice no era tan indiferente como parecía y ella prestaba bastante atención en esos asuntos.

“Solo hay que dejar que exprese su duda y responderla.” Declaro Alice encogiéndose de hombros.

En cuanto a lo demás… Ella misma tenía que darse cuenta.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.