Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 110: Ella era…

Capítulo 110: Ella era…

“En el mundo actual nos podemos encontrar varias iglesias de dioses de otros mundos, no todos esos dioses trabajan para la salvación de la humanidad o por su progreso, algunos tienen otros objetivos.” Dijo la Profesora Santulli y mirando a los estudiantes, declaro. “Aquellas iglesias cuyos dioses buscan causar un mal a la humanidad son tratados como sectas.”

“En otros mundos no todos esos dioses son malvados, tal vez en otro mundo sean seres generosos y amables, pero sus intenciones con este mundo terminan convirtiéndolos en sectas prohibidas.” Agrego la Profesora Santulli deteniéndose cuando un estudiante que levanto la mano, dándole permiso para preguntar.

“¿Cómo los ‘mortales’ descubren esas intenciones?” Pregunto un estudiante.

Era una buena pregunta, pero a la vez una pregunta fácil.

“Analizando las acciones de sus creyentes.” Respondió la Profesora Santulli y con una media sonrisa, aclaro. “Aunque a veces, algunas existencias ocultan muy bien sus razones y son difíciles de averiguar.”

Los dioses llevaban a cabo su mandato a través de sus designios a sus creyentes, guiándolos hacia un objetivo.

Si ese objetivo era causar un mal en la humanidad, entonces ese dios y su iglesia sería designado como una ‘secta religiosa’.

Aun así, era difícil descubrir cuál era la verdadera intención de esos dioses y era posible que ellos ocultaran perfectamente sus intenciones tras la máscara de un dios ‘amable y misericordioso’.

“A diferencia de los cultos demoniacos que adoran a dioses peligrosos y malvados, las ‘sectas religiosas’ son más difíciles de descubrir, pero son igual de peligrosos.” Declaro la Profesora Santulli.

“O más peligrosas…” Interrumpió Alice y cuando recibió la mirada de los estudiantes, explico. “A veces las personas están dispuestas a todo mientras creen en algo mayor a ellos… Y terminan causando mayor daño de lo que imaginan.”

La expresión de la Profesora Santulli tembló momentáneamente ante ese análisis tan realista, pero no dudo en asentir.

Ser el ‘único’ que puede salvar a la humanidad, puede convertir a las personas en individuos que excedan cualquier limite sin importarle los demás.

Sacrificando en el proceso incontables vidas, creyendo que actuaban por un ‘bien mayor’ dejando un enorme daño que podría ser prevenido.

“En esta clase de ‘Artes Oscuras’, hablaremos sobre esas sectas religiosas y esos cultos demoniacos… Como actúan, como se organizan y como nuestros conocidos pueden pertenecer a ellos, sin que nosotros no nos demos cuenta.” Anuncio la Profesora Santulli y con una media sonrisa, agrego. “Claro, será otro día. Ahora pueden retirarse temprano.”

Tras una despedida ella abandono el aula.

Aurora bostezo cuando termino la clase.

A pesar de ser el primer día había asistido a la clase de ‘Historia Mágica’ que se alargó bastante, la clase de ‘Teología’ y esta clase de ‘Artes Oscuras’, esas últimas dadas por la Profesora Santulli.

La profesora de Historia Mágica era alguien bastante conocedora y tal vez al tener una estudiante ‘extranjera’, ella fue entusiasta con su clase y dio varios preparativos para el resto del año lectivo.

Aurora dejo de pensar en ese tema y espero a que Cithrel terminara de hablar con todos aquellos que la rodearon.

Tenía que admitir que las clases se hicieron ligeramente más animadas a causa de esos dos estudiantes extranjeros.

Cithrel era la joven que todos hablaban con entusiasmo y Venali llamaba la atención de todas las jovencitas por su apariencia y atmósfera.

Cada vez que algunas estudiantes suspiraban mirando a Venali como si se hubiera enamorado a primera vista, los labios de Aurora temblaban.

“¿Tienes tiempo?” Pregunto Nicole tras acercarse y cuando Aurora la miro, explico con una sonrisa media avergonzada. “Quiero entrenar un poco.”

A pesar de tener estudiantes de otro mundo a su alrededor, Nicole parecía más animada para empezar a entrenar que socializar.

Tal vez si fuera antes les hubiera prestado más interés… Era lo mismo que los demás, que a pesar de haber venido a esta clase se habían retirado a realizar sus respectivas tareas.

Notando que Cithrel se acercaba a su grupo, Aurora declaro. “Tengo trabajo ahora, pero si quieres podemos entrenar a la noche.”

Tenía que arreglar los pormenores con Cithrel, es por eso que lo pospuso.

“No necesitas preocuparte por mí, no es necesario que me protejas todo el tiempo. Tengo confianza en mis habilidades y las de Venali.” Intervino Cithrel con una suave sonrisa.

A pesar de que habían estado ligeramente lejos, sus sentidos fueron lo suficientemente altos como para escuchar su conversación.

“¿Es así? De todas formas, para estar más seguro, yo o mi compañera podemos estar contigo cuando salgas a alguna parte fuera de la Academia o si deseas una protección más completa, puedes quedarte en nuestra mansión… O nosotros en tu hotel.” Dijo Aurora y con una expresión media seria, agrego. “Quedaría mal con Urfin si no realizo bien mi trabajo… Y aunque no lo parezca, que seas una Princesa de un poderoso imperio, puede ser problemático.”

Si fuera sincero, Aurora prefería protegerla todo el tiempo.

En la Academia la protección podía disminuir y no era necesario que estuvieran en todas las clases, sin embargo, fuera de la academia era otro asunto.

Era posible que tuvieran otros individuos protegiéndolos, pero la verdad era que la ‘Princesa del Imperio Falion’ era valiosa… Muy valiosa.

Seguramente en Terra nova, esta joven seria rodeada de guardias e individuos de gran fuerza para mantener su seguridad.

A pesar de que Aurora no sabía la razón de la visita de Cithrel, no quería arriesgarse a que sea atacada y fallarle a Urfin.

“Entiendo los peligros de este mundo, pero no soy tan débil como parezco.” Dijo Cithrel y al ver que la buena voluntad de Aurora, suspiro y con una sonrisa, declaro. “Pero aprecio tu buena voluntad y te informare cuando tenga asuntos que atender para que me protejas.”

Como si no deseara que Aurora diera una respuesta extra, miro a Nicole y comento. “Ahora que Aurora está disponible, ¿puedo ver su entrenamiento?”

Era un cambio de tema sutil y debido a su elegante y amistosa apariencia, Nicole no pudo evitar asentir.

Entonces ambas se dirigieron al centro de entrenamiento, dejando a Aurora aturdida por la excelente forma de guiar la conversación.

“¿Crees que no confía en nosotros?” Pregunto Aurora a su amiga que había estado en silencio comiendo sus papitas.

Ella pensaba que Cithrel no tenía confianza en sus habilidades.

“No lo sé, tal vez tiene una razón particular para venir a este mundo y no desea tenernos a su alrededor… O tal vez solo tiene confianza en sus propias habilidades.” Dijo Alice comiendo sus papitas de forma indiferente.

La información de Terra nova no era tan conocida y aquellos que conocían la situación política del Imperio Falion, eran aún más escasos.

Era difícil saber que estaba sucediendo y porque la princesa llego a este mundo.

Sin embargo, algo estaba claro…

“La heredera del imperio no vendría a la tierra solo para hacer ‘turismo’.” Murmuro Alice mirando a la dirección en donde se había ido Cithrel, Venali y Nicole.

Esa información era clasificada y solo muy pocos la conocían, pero la joven era la heredera del Imperio Falion no solo una princesa.

Tan capaz y tan respetada, que a pesar de que se le ocurrió viajar a otro mundo nadie pudo oponerse… Eso fue lo que Urfin le había informado.

No era como si el Imperio Falion tuviera una situación política complicada, por lo que Aurora conocía, ellos estaban en su ‘edad dorada’ y sus detractores fueron aplastados uno tras otros.

Aurora podría pensar en decenas de conflictos que involucran el imperio Falion, pero al final era lo mismo.

“Nuestro trabajo solo es protegerla.” Declaro Aurora mientras seguía al trío.

No necesitaba importarle la razón por la que Cithrel vino a la tierra, solo debía encargarse de que ella estuviera a salvo y que no le ocurriera nada.

******

Aurora esquivo el golpe de Nicole retrocediendo dejando que ella ganara terreno.

A pesar de que había pasado poco, su oponente seguía muy animado y entusiasta.

Golpes rápidos, fuertes y decisivos.

Controlando su ritmo para no cansarse, impedía que Aurora contraatacara y logrando que fuera atrapada en un aluvión de golpes.

Defendiéndose y esquivando, Aurora espero a su oponente tuviera una disminución en su defensa.

Podría ganar con fuerza física pura, pero como ambas se estaban limitadas esta era una lucha de técnica.

“¿Eh?”

Fue en el momento exacto que Nicole realizo una patada a su costilla.

Aurora en vez de esquivarla o solo defenderse, tomo la pierna de su oponente dejando a Nicole sorprendida por su reacción.

Antes de que pudiera reaccionar, Aurora reforzó su cuerpo y la lanzo contra la barrera.

“Ugh…”

Nicole golpeo la barrera y dejo salir un gemido adolorido debido a la fuerza de golpe.

“Tus oponentes pueden aprender al igual que tú.” Advirtió Aurora y se acercó para levantar a Nicole, que suspiraba.

Esta patada la primera vez la sorprendió y solo pudo defenderse, pero eso no significaba que siempre se sorprendería.

Los enemigos siempre aprendían de sus errores.

No importa si eran criaturas de escasa inteligencia, monstruos irracionales, criaturas mágicas o humanos, siempre aprendían de sus errores.

Sean por que tuvieran racionalidad para mejorar o por instinto.

“¡Buen combate!” Exclamo Cithrel acercándose desde afuera de la barrera.

Su comentario era bastante amable, pero parecía sincero.

“Aurora es mejor que yo…” Murmuro Nicole dando una sonrisa tímida.

En el combate era una fiera luchadora, pero ahora se estaba avergonzando por un alago… Aurora tenía que admitir que Cithrel causaba esa timidez en las personas.

“Pero tienes un gran entusiasmo para aprender. Claro, que tengas una compañera tan excelente como Aurora, te hará mejorar más rápido.” Comento Cithrel y dirigiendo su mirada a Aurora, pregunto. “¿Quieres entrenar conmigo? Me gustaría probar un poco de tu aprendizaje.”

Aurora se sorprendió a esa pregunta y miro a Venali que estaba afuera de la barrera y a Alice.

Uno actuaba frio y otro estaba comiendo sus papitas… Ninguno de los dos parecía querer intervenir.

“Vamos, solo será un momento… Solo es entrenamiento.” Agrego Cithrel con una sonrisa tranquila.

Una sonrisa tranquila y amigable como si honestamente deseara luchar en contra de ella… Si no fuera porque Aurora tenia buen instinto, seguramente creería en sus palabras.

—¿Quiere probarte o demostrarte lo fuerte que es?

La pregunta de su sistema, era la misma pregunta que Aurora tenía en su mente.

Antes de que pudiera rechazarla Nicole se retiró y la barrera de entrenamiento se levantó.

“¿Empezamos?” Pregunto Cithrel solo mirando a Aurora.

Sin embargo, la energía mágica que emanaba estaba al nivel de un Rango S… Uno muy impresionante.

—Al parecer es la segunda…

Estaba demostrándole lo fuerte que era, revelando en el proceso que no necesitaba ser protegida.

Aun así, a Aurora no le importo.

Era débil como un luchador… Solo como luchador.

Asimilándose con su aura de combate aumentado su fuerza general, Aurora se preparó.

Lo primero que noto fue como Cithrel con la misma sonrisa levanto su mano.

Un gesto sutil y ligero, pero dos cortes de aire se dirigieron hacia ella.

“…”

Aurora lo esquivo, pero noto como esos dos cortes cortaron el suelo a su lado como si fuera un corte de espada… Un corte muy limpio.

—Fueron ataques de advertencia.

Al mismo momento en que su sistema menciono lo evidente, empezó el combate.

Cithrel volvió agitar su mano, pero esta vez decenas de cortes de aire fueron disparadas hacia ella.

Aurora en vez de retroceder o esquivar corrió hacia adelante y cuando estuvo al frente de esos ataques, patio el suelo saltando en el aire.

Sin darle tiempo para reaccionar en el aire, otro corte se acercó a ella.

“¡Oh!”

Un sonido de exclamación vino de Cithrel cuando Aurora se retorció en el aire esquivándolo, aterrizando a cinco metros del Archimago.

Sin embargo, eso fue todo.

Cithrel dio una sonrisa y golpeo el suelo con su pie.

Una barrera de viento la cubrió por completo y varias serpientes de agua rodearon su barrera.

Como un individuo de Terra nova, Cithrel tenía una gran capacidad para la magia y debido a su herencia, era unos de los mejores Archimagos de Rango S.

—Es un Archimago elemental… Puede atacar con fuego, agua, tierra o aire.

La advertencia de su sistema llego al mismo momento que Cithrel envió las serpientes de agua.

Esos ataques tenían la fuerza de un Rango A, pero solo la fuerza…

La velocidad fue tal que supero a un simple rango A y eso no fue porque estaba haciendo ‘trampa’, solo dejaba ver su conocimiento y capacidad a la hora de lanzar su hechizo… Uno que supero a cualquiera de su mismo rango.

Ella no era tan simple… Y Aurora tampoco.

“…”

Con una expresión seria, Aurora golpeo con su puño a todas esas serpientes de agua con una velocidad aun mayor, pero con una fuerza terrible.

Sus puños quedaron completamente indemnes ante el ataque, logrando que Cithrel se volviera a sorprender.

*BOOM*

Sin importarle la sorpresa de su oponente, Aurora cargo de vuelta y golpeo con toda su fuerza la barrera.

El sonido explosivo de un puño que era capaz de crear un pequeño cráter resonó y la barrera tembló.

“Eres buena…” Murmuro Cithrel a otro lado de la barrera.

Tenía una sonrisa en su rostro y no se notaba para nada nerviosa.

¿Un mago pierde cuando un enemigo se acerca?

Solo era una broma…

Aurora inmediatamente retrocedió cuando sus instintos le enviaron una advertencia.

Ese movimiento de rápida reacción le permitió a Aurora esquivar decenas de cortes creados con magia de aire que fue expulsada por la barrera.

Aurora empezó a esquivarlo y cuando noto que una esfera de aire se acercaba a gran velocidad, ella lo golpeo con todas sus fuerzas usando su aura de combate.

Su golpe tenía una gran fuerza explosiva, pero la esfera no se quedaba atrás.

*BOOM*

Ambas se golpearon entre si liberando una onda de impacto, pero a diferencia del golpe de Aurora que solo era pura fuerza, la esfera de Cithrel no solo era aire comprimido, sino…

“¿?”

Aurora noto un corte de aire atravesando su punto ciego y ella solo pudo girar la cabeza un poco tarde, sintiendo un ligero dolor ardiente en su mejilla.

Un hechizo dentro de otro hechizo… Esa esfera de aire tenía una enorme fuerza y podría ser comparada a un golpe de un luchador de Rango A si la golpeaba.

Sin embargo, dentro se encontraba un corte de aire que continuaba una vez que la barrera se rompía.

Sintiendo el ardor en su mejilla, Aurora tenía que admitir que Cithrel era un mago de Rango S… Uno al que había que temer.

Estaba por seguir luchando cuando noto que Cithrel la miraba detenidamente ligeramente perdida en su herida, como si estuviera aturdida.

“¡Lo siento!” Exclamo cuando se dio cuenta de que Aurora la estaba mirando.

Rápidamente se acercó a ella y con una expresión de disculpa, murmuro. “Me excedí un poco… No te preocupes, conozco magia de curación te ayudare.”

Aurora parpadeo sin poder comprender a Cithrel que estaba al frente suyo.

Sus ojos brillaban de forma radiante y su mirada estaba pegada en su herida como si estuviera pensando que dolía.

“Es solo un pequeño corte… Se curará con el tiempo.” Declaro Aurora sin saber cómo reaccionar ante la seriedad de Cithrel.

No es como si la hubiera herido de gravedad o algo por el estilo.

Fue un pequeño corte que sucedía en el entrenamiento y para Aurora no podía ni ser considerado ‘herida’.

Ella no era la única, ya que Nicole y Alice que estaban mirando desde lejos también parpadeaban sin entender.

“No digas eso, me encargare…” Respondió Cithrel poniendo una mano en su mejilla.

Aurora volvió a parpadear sin saber cómo reaccionar ante la mirada preocupada de Cithrel.

En ese momento sintió una energía cálida que calentaba su mejilla y ese pequeño ardor que era menor al ardor de un corte de cuchillo desapareció.

“Gracias.” Murmuro Aurora al sentir que su herida se había curado.

No sabía la razón del cambio de Cithrel y estaba sintiendo un extraño choque cultural.

¿Tal vez su entrenamiento era muy fácil y nadie salía herido?

Era normal pensar que una princesa fuera extremadamente protegida para que nunca saliera herida…

—No, para alcanzar el Rango S, ella debió haber asesinado a muchas criaturas y haber pasado por un gran entrenamiento desde joven.

Su sistema respondió su pregunta superficial y Aurora aun con más dudas miro a Cithrel.

Si bien los rangos eran similares, los individuos de Terra nova debían ‘subir de nivel’ y no podían mejorar como los terrícolas a base de entrenamiento y entendimiento.

A pesar de que mejoraban más rápido y había bastantes individuos fuertes, era normal pensar que un Rango S ha pasado por muchas cosas… Después de todo, ¿a cuántas criaturas, monstruos o personas tuvo que asesinar para alcanzar ese rango?

“No me mires de esa forma…” Murmuro Cithrel con una sonrisa tímida.

Como estaban bastante cerca, Aurora pudo notar ese ligero rubor y la respiración suave de la joven al frente suyo.

Por un momento se sintió como un galante y seductor caballero, solo que…

“Tienes un hermoso rostro que no merece ser dañado…” Agrego Cithrel con una suave y encantadora sonrisa.

Sus ojos azules que brillaban incesantemente fueron cautivante a su manera.

El galante caballero no era ella… Ella era la damisela.

******

“¿Estás segura de que deseas vivir con nosotros?” Pregunto Aurora con una expresión extraña.

“Claro, tu mansión es bastante agradable.” Respondió Cithrel y mirando los alrededores comento. “Si soy sincera, cualquier edificio de este mundo me parece extraño. Especialmente sus objetos.”

No es como si fuera ignorante sobre los objetos de este mundo, ya que cuando los jugadores viajaron a Terra nova, introdujeron muchos diseños de ‘electrodomésticos’ que fueron convertidos a objetos mágicos.

Pero aquí tenía que usarlo manualmente y no con magia.

En sentido estar aquí o en un hotel no era muy diferente.

“Parece una mansión de vacaciones… Es un buen estilo como para alejarse del mundo.” Comento Cithrel de forma indiferente y al ver que Aurora estaba un poco distraída, pregunto. “¿Te molesta que viva aquí?”

“No, solo me sorprendió un poco tu cambio de decisión.” Respondió Aurora sinceramente.

Antes del enfrentamiento se había decidido que se le informaría cuando Cithrel saliera fuera de la academia, dejándose claro que viviría en un hotel.

Sin embargo, tras el enfrentamiento cambio de decisión y tomo el ‘paquete’ de protección completa.

“Bueno, antes pensé que eran débiles… Me disculpo.” Dijo Cithrel con una sonrisa apenada y mirando fijamente Aurora con ojos brillantes, agrego. “Pero ahora, sé que eres más de lo que pareces… Y creo que no está mal vivir con ustedes.”

Aurora dio una sonrisa sin saber cómo reaccionar y Alice solo comió sus papitas mirando a Cithrel fijamente.

Era una mirada que buscaba la razón del cambio de opinión.

Sin embargo, a Cithrel no le importo y pregunto. “¿Puedes guiarnos a nuestras habitaciones? Me gustaría cambiarme.”

“Oh, sí claro… Me disculpo.” Dijo Aurora y le dio una señal para que la siguieran.

Dirigiéndose al segundo piso, les hizo ver dos habitaciones de invitados ya preparadas.

“La preparamos en caso que ustedes vinieran, tal vez no tengan las comodidades de un gran hotel, pero espero que les agrade.” Comento Aurora dejando ver las habitaciones.

Toda la mansión tenia buenos muebles y todo estaba limpio.

Era cierto que no era lujosa, pero eso se debía a que tenía un diseño ligeramente rustico.

Sin embargo, era lo suficiente agradable como para vivir cómodamente sin molestias.

“Es muy lindo, gracias.” Dijo Cithrel sinceramente.

Había estado en palacios enormes y majestuosos, en habitaciones tan grandes como todo un edificio, pero a veces, la simplicidad tenía su encanto y eso era lo que Cithrel prefería.

Aurora solo dio una sonrisa y se despidió dejando a los invitados solos.

“Su Alteza…”

Antes de que Venali, pudiera terminar su oración Cithrel levanto una fuerte barrera de insonorización impidiendo que nadie escuchara su conversación.

Luego con magia espacial verifico toda la habitación buscando objetos de escucha.

Cuando llego a este mundo algunos terrícolas que estaban ‘aliados’ con el Imperio Falion, le enseñaron algunos trucos.

En este mundo no había que tener cuidado con la magia, sino que con la tecnología.

Es por eso que Cithrel impidió que cualquiera escuchara o grabara su conversación usando magia para que solo ellas dos escucharan sus voces.

“Ahora puedes hablar…” Dijo Cithrel con desinterés, ya que esto era rutinario.

“¿Por qué cambio de planes y decidió quedarse aquí?” Pregunto Venali con sincera curiosidad.

Urfin era leal al Imperio Falion, pero al igual que todos aquellos demasiados leales eran extremadamente sobre protectores con ella.

La única heredara al Imperio Falion y aquella que tenía un talento para la magia similar a la antigua Emperatriz que llevo al Imperio a donde se encontraba ahora, durante la caótica época en donde los ‘jugadores’ llegaban de otro mundo.

En ese momento donde los dioses descendían, ascendían y morían, esa Emperatriz convirtió un imperio mágico en el imperio más poderoso de todo un mundo.

Lamentablemente la antigua Emperatriz había desaparecido junto al ‘enemigo de la humanidad’ que era su maestro, dejando a su padre como emperador.

Ahora algunos decían que Cithrel ‘heredo’ ese talento para la magia y por eso era tan apreciada.

Urfin había arreglado bastantes medidas para que ella fuera protegida a pesar de que la misma Cithrel quería estar sola.

Si hubiera elegido el hotel, tal vez fuera más fácil para ella para realizar su objetivo, pero…

“Aurora huele muy bien…” Respondió Cithrel con una encantadora sonrisa y mirando a Venali, agrego. “Un olor exquisito…”

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.