Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 117: Romperle el corazón.

Capítulo 117: Romperle el corazón.

“Lo que atrae a las personas de las sectas demoniacas, son los poderes de los dioses al cual sirven. Ellos a través de sacrificios pueden obtener poder de esos dioses y a pesar de que la respuesta no suele ser frecuente, algunas sectas tienen sacerdotes que son más proclives a recibir respuesta.” Dijo la Profesora Santulli y frunciendo el ceño al ver a los estudiantes distraídos, agrego. “Si bien las sectas, actúan a la luz del día en las conocidas ‘tierras sin ley’. En donde la ley y el orden es alto también se encuentran presentes actuando en silencio y en las sombras… Pero supongo que a ustedes eso no le importa.”

Los estudiantes se quedaron en silencio cuando escucharon sus últimas palabras.

Aurora miro a su amiga que agitaba la cabeza como si estuviera decepcionada de sus compañeros.

En ambas clases de la Profesora Santulli, Alice era la estudiante perfecta.

Participativa y estudiosa… Así que estaba a favor de la profesora.

“Bien, ya que sucedió el comunicado, ¿quieren hablar de ello?” Pregunto la Profesora Santulli con curiosidad.

Había querido iniciar la clase para no retrasarse, pero era inevitable que estuvieran distraídos.

“¿Sabe cuál es el tema que quieren informar o conoce algo?” Pregunto un estudiante con interés.

Aurora pudo ver que no parecía preocupado a pesar de que ese comunicado de la iglesia fue corto y breve, sin revelarse mayor información.

“No, no tengo un rango lo suficientemente alto como para conocer esas cosas, supongo que alguien como el Director Vincent debe tener alguna idea, pero no puedo saberlo.” Respondió la Profesora Santulli agitando su cabeza y mirando a los estudiantes que estaban ligeramente preocupados, agrego. “Se nota que por el comunicado el tema a tratar es algo grande, la última vez que la Iglesia del Tiempo y el Espacio dio un comunicado como este, fue cuando se informó que el Imperio Falion estaba llegando para apoyar a la humanidad.”

La guerra europeo-demoniaca fue hace algunos años atrás, específicamente en el año 2041 a 2043 en un complejo conflicto que escalo con el tiempo, sin embargo, la llegada del imperio Falion fue en el año 2044, que termino dándole fin dicha guerra.

Hace 4 años también se dio un comunicado oficial de su llegada siendo la Iglesia del Tiempo y el Espacio quienes informaban cómo fue que sucedió.

La mayoría de los estudiantes en ese momento tenían solo 14 años y eran considerados ‘jóvenes’.

Por lo general la Iglesia del Tiempo y el Espacio no daba comunicados como estos con tanta facilidad y cuando los daba siempre se trataban de asuntos ‘grandes’.

Los medios en su momento fueron muy revoltosos entrando en el debate si estaba bien dejar que ‘invasores’ llegaran a este mundo, así que fue algo que seguramente los estudiantes recordaban con claridad.

“En ese momento en lo personal fue difícil conocer la gravedad del asunto…” Murmuro Nicole que estaba presente en esta clase.

La mayoría de los estudiantes asintieron.

Si bien podían entender a lo que se refería, las repercusiones y gravedad sobre la necesidad de que un imperio extranjero viniera a este mundo fue algo que no pudieron comprender.

La falta de interés de los medios, redujo lo que en realidad ocurrió en ese tiempo durante esa cruenta guerra.

La lejanía y la falta de situaciones graves en sus lugares natales, solo hizo parecer como una situación alejada de ellos y la cual no podía afectarlos.

“Esto parece ser igual en magnitud, pero es difícil decir si es algo bueno o algo malo. Por lo que informaron, se deja ver que afectara a todo el mundo, pero la iglesia cree que no es lo suficientemente preocupante, ya sea porque no es una situación inmediata o por que la humanidad tiene la capacidad para enfrentarlo. Si no fuera algunas de las dos, muy seguramente habrían informado con anterioridad.” Comento la Profesora Santulli leyendo el comunicado en su reloj holográfico.

“O tal vez solo quieran calmar el ánimo con un breve informe, para evitar que el pánico se extienda cuando se revele la verdad.” Agrego Alice con una sonrisa enigmática y juguetona.

Informar de repente sobre una situación grave lograría que la humanidad entrara en pánico, pero si solo daba un breve informe, dejaría que los diferentes países pudieran responder ante la gravedad del asunto.

Era muy posible que las iglesias informaran con anterioridad a las autoridades para que ellos se prepararan para no solo evitar que el pánico se extendiera, sino que para que crearan nuevos protocolos de seguridad para lo que estaba por venir.

Reduciendo de ese modo el miedo de las personas cuando la verdad se revelará.

“También, pero si es así, está funcionado.” Declaro la Profesora Santulli mirando a toda la clase.

Toda la clase tenía curiosidad en vez de miedo por ese breve y corto informe de la iglesia.

Eso dejaba ver la fuerza de voluntad que la humanidad tenía para enfrentarse a situaciones inesperadas, pero también la confianza que se tenía con esas autoridades de alto nivel y con las iglesias cuales adoraban.

“Ya apareció el comunicado del Ministro de la Ciudad Atlántida con los respectivos grandes gremios.” Informo un estudiante y todos empezaron a mirar sus relojes holográficos para buscarlo.

Era un comunicado oficial en la que decía que se realizaría una prensa de emergencia, pero en ese pequeño comunicado instaba a las personas a no tener miedo.

Que se agregaran gremios de gran prestigios y empresas de gran fuerza apoyando el comunicado, solo hizo que todos se sintieran más aliviados.

Eso mismo estaba sucediendo con todo el mundo y la prensa de emergencia, empezarían a aparecer unas tras otras en las siguientes horas.

Hasta hubo algunos ministros y presidentes que dieron informes directamente interrumpiendo la comunicación habitual en sus canales locales.

Si bien todos dejaban en evidencia que conocían la situación, nadie revelaba verdaderamente de que se trataba y solo dan pie a que la iglesia explicaría con más calma a su debido tiempo.

Aurora no supo que pensar sobre la situación.

Ella conocía un poco sobre el asunto, pero no parecía nada agradable… Aun así, entendía que lo primero que debía hacerse era mantener un control de daños y reducir el pánico.

En ese sentido los países actuales y las diferentes iglesias estaban realizando un buen trabajo.

“Hasta que acabe la semana abran demasiados rumores por internet y escucharan demasiados escenarios inimaginables, pero les recomiendo que esperen el comunicado oficial.” Recordó la Profesora Santulli con un tono serio.

Los rumores y teorías locas serian lo primero que se extendería, pero también habría hipótesis de grandes mentes e ilustres conocedores.

Estos últimos serian lo que se alentaría para evitar que el pánico se extendiera… Eso es lo que Aurora pensaba.

“Disculpe Profesora Santulli, vengo a dar un informe del director.” Dijo la Profesora Forde con una expresión tranquila y mirando a los estudiantes, anuncio. “El director suspende las clases por hoy, aquellos que desean volver con sus familias pueden hacerlo. Sin embargo, el director les recuerda que la academia se mantendrá abierta para aquellos estudiantes que desean seguir entrenando para el torneo. Ningún evento académico se suspende.”

Eran palabras simples, pero revelaban bastante información.

A pesar del comunicado, el Director Vincent un reconocido ‘Gran Archimago’ de Rango SS, estaba asegurando que la información no era lo suficiente grave como para cerrar o suspender la academia.

Ya sea el torneo académico en el mes de octubre o el torneo internacional en el mes de noviembre.

El mundo seguiría como siempre y cada uno tendría las mismas responsabilidades, solo teniendo este día como descanso.

Ahora se podía ver un poco la razón por la cual el director cambio el programa de mitad de año…

“Oh, sí. El comunicado será realizado la noche del día en la que visitaremos la Empresa Cosmos, a pesar de que será el mismo día. Los planes no serán cambiados debido a la diferencia de horario, así que recuerden que deben asistir. Avisen a sus compañeros.” Declaro la Profesora Forde y tras ver que los estudiantes asentían sin demasiada preocupación, se retiró.

La actitud tranquila de la academia, dejaba ver un poco de la actitud general de los terrícolas.

******

“Esto se siente extraño…” Murmuro Cithrel mientras Aurora conducía el auto en dirección a la mansión.

Lo extraño no era que había pánico y saqueos como se esperaría de una situación en la que una iglesia da un comunicado que parece ligeramente grave, sino que lo extraño era la tranquilidad.

Las personas seguían conduciendo hacia sus trabajos y los turistas seguían con sus objetivos.

La mayor razón de ello, era que las autoridades de la ciudad estaban preparadas para llegar ante cualquier crimen que fuera realizado en su ciudad.

De vez en cuando se podían ver algunos policías patrullando las calles, dejando ver que trataban de evitar que el pánico se extendiera.

“¿Esperabas robos y saqueos?” Pregunto Alice con curiosidad.

La expresión de Aurora tembló un momento.

Esa pregunta lo hizo parecer como si Cithrel estuviera dudando de la capacidad de los terrícolas.

“Bueno… No tan de esa forma, pero si esperaba un poco más de preocupación.” Respondió Cithrel con sinceridad y mirando los alrededores, comento. “Parece que el tema no es tan preocupante… ¿O si lo es?”

Su última pregunta estaba dirigida a Aurora y su mirada era curiosa.

Aurora por el retrovisor miro a Cithrel, pero solo pudo sonreír.

“Todavía no lo sé con exactitud.” Respondió Aurora.

Lamentablemente todavía no le había llegado el informe de la Cardenal Brousseau sobre la situación exacta, pero estaba seguro de que pronto le llegarían.

Hasta este momento conocía una información demasiado escasa y superficial.

Llegando a la entrada de la mansión, Aurora estaciono su auto en el aparcamiento y luego entro a la mansión, evitando a los turistas.

Había alquilado un nuevo auto para moverse y acompañar a Cithrel en sus exploraciones a la ciudad.

No es como si se quedaran todo el día en la mansión, sino que también realizaban un poco de turismo… En la cual ambos grupos disfrutaban.

“¿Su Alteza desee que prepare el baño?” Pregunto Venali con un tono de sirviente humilde.

Era raro que hablara, ya que en la academia siempre parecía alguien callado y silencioso, actuando como un guardaespaldas frio, pero en la mansión era diferente.

Se convertía en un sirviente leal y capaz.

Aurora solo sonrió al ver a Venali, por general daba la sensación de ser alguien demasiado frio, pero en realidad era atento con Cithrel.

Era difícil pensar que estaba acompañando a Cithrel por ‘trabajo’… Esa lealtad de un sirviente era algo que se veía poco en este mundo.

Aparte de algunos hogares antiguos o aristócratas y por supuesto aquellas personas cercanas a Alice…

Sentada en el sofá, guardándose sus pensamientos para ella con una sonrisa, estuvo por encender la tele, pero Cithrel se dejó caer a su lado en vez de responder.

“¿Quieres bañarte conmigo?” Pregunto Cithrel de repente.

“¿Hm?”

Alice soltó un sonido de duda mientras su mirada se congelaba en el aire con una papita.

La expresión de Aurora tembló al escuchar esa pregunta honesta y sincera… Tan sincera como alguien con una sonrisa traviesa podía dar.

“En el imperio es normal que las mujeres se puedan bañar juntas. Su bañera es lo suficientemente grande como para que varias personas quepan en ella.” Explico Cithrel y como si no fuera demasiado, agrego. “Por lo general mis sirvientas siempre están conmigo en los baños.”

Estaba justificando su pregunta de una forma calmada.

Era cierto tenían una bañera en el piso de abajo que era parecido a un jacuzzi de gran tamaño, y bañarse en ella era muy relajante, sin embargo, solo había un problema.

La mirada que daba a pesar de que parecía normal, hizo que Aurora se sintiera ligeramente avergonzada… Y tímida, por alguna extraña razón.

Akira también la había invitado a los ‘onsen’ o ‘aguas termales’ cuando fue a Japón, pero al menos ella no la miraba como Cithrel.

“Es suficiente. Ella es débil a los coqueteos.” Intervino Alice sin ninguna expresión.

Cithrel cubrió su boca con su mano ocultando su sonrisa y con una pequeña risa, murmuro. “Es una lástima…”

Con esas palabras tomo a Venali que seguía a la espera como un leal sirviente y abandonaron la sala.

“Sabes si sigues actuando de esa manera, más le gustara molestarte.” Advirtió Alice con un tono que hizo que Aurora lo sintiera como un regaño.

La expresión de Aurora tembló.

No es como si pudiera regañarla o decirle algo para que se detuviera, no estaba haciendo nada malo y lo peor…

“Responde a todo lo que digo.” Comento Aurora con un suspiro.

Cithrel era lo suficiente descarada como para darles unas replicas a sus respuestas, logrando que no pudiera obtener la ventaja.

Era su debilidad y siempre se encontraba en una situación de sumisión, a pesar de que esa situación no era de su agrado.

Muy diferente cuando se encontraba al joven de ojos encantadores…

—…

Su sistema hizo aparecer tres puntitos como si dijera que sus gustos eran cuestionables.

Pero no era su culpa que le gustara ser la persona que coqueteara, ¿cierto?

“Entonces tendrás que romperle el corazón.” Declaro Alice asintiendo de forma seria y al ver la mirada de Aurora, se encogió de hombros y agrego. “Eso es mejor que estar rodeado de pervertidos.”

Estaba seguro de que si Cithrel la escuchara no sabría cómo reaccionar.

Mientras suspiraba ante la situación de todos sus días desde que empezó a convivir con Cithrel y Venali, su reloj holográfico sonó.

Cuando ella abrió para ver quién era, se encontró con el informe de la Cardenal Brousseau y su expresión cambio.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.