Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 123: Si le preguntas…

Capítulo 123: Si le preguntas…

Alexey se enfrentó a un arquero.

A diferencia de la primera mitad de año, sus hechizos de agua eran más versátiles y poderosos.

Su barrera era bastante fuerte y el arquero tenía dificultades para atravesarla, a pesar de que estaba dando lo mejor de sí.

Ambos eran de rango B, pero el arquero era un estudiante con una experiencia promedio.

“Bastante bueno, tengo que admitirlo.” Comento Edward asintiendo al ver el combate.

Aurora que estaba a su lado también asintió.

“Lamentablemente el arquero se puso demasiado nervioso, dejando que Alexey guiara el combate.” Señalo Aurora agitando su cabeza.

Ambos estaban en la oficina para mirar unos de los primeros combates del torneo académico.

Como los demás estudiantes tenían que prepararse para los siguientes combates y Cithrel quería darles ánimo, Aurora acepto la invitación de Edward para mirar los enfrentamientos.

Edward era el encargado de asegurar que los estudiantes no hicieran trampa y todo estuviera en orden.

Aurora miro el final del combate.

Las flechas fueron disparadas en sucesión a Alexey, pero él solo levanto una gran y gruesa barrera de agua.

Las flechas perdieron fuerza al entrar en contacto con el agua y fallaron completamente.

Sin embargo, Alexey no espero a su enemigo y murmuro un hechizo, logrando que desde el muro esferas de agua fueran disparadas al arquero.

“Ugh…”

Al final, el arquero recibió el ataque y fue golpeado duramente.

Debido a la barrera del torneo, los ataques no podían ser fatales, pero igual seguían doliendo.

“Maravilloso, usando el muro de agua para reducir el costo de su siguiente hechizo y lanzarlo con más rapidez. Es un estudiante bastante notable.” Analizo Edward asintiendo animado.

“Si, mejoro mucho con respecto a la mitad de año.” Respondió Aurora que lo había visto combatir.

La práctica de mitad de año a veces ayudaba a despertar el potencial de los estudiantes y otras veces no eran tan útiles.

Sin embargo, al parecer Alexey lo había aprovechado completamente.

“¡Nos han dado una gran batalla!” Declaro un estudiante mientras una proyección aparecía en el centro de la arena.

El torneo no se desarrolla en las aulas de entrenamiento, sino que se encontraba en una arena que tenía espacio para el público.

También se podían usar proyecciones que podían ser emitidas en diferentes lugares de la academia, como esta oficina.

“Ahora, tendremos nuestro siguiente combate… ¡Un combate de rango A!” Anuncio el estudiante anfitrión.

“Frank se está dejando llevar…” Murmuro Edward con una sonrisa.

Aurora reconoció a ese estudiante, ya que era uno que participo en la prueba de inicio de la academia.

Precisamente el psiónico que recibió el ataque mental de Clémentine.

Los estudiantes que estaban en esa arena mirando el combate directamente, aplaudieron animando fuertemente.

“Desde la esquina derecha tenemos a alguien que le gusta la comida, temida por aquellos que fueron golpeados por ella y alguien que no debe ser molestada fácilmente, ¡démosle la bienvenida a Alice Campbell!” Anuncio Frank con un tono emocionado aplaudiendo la entrada.

Para animar el ambiente también los ayudantes del torneo agregaron música muy al estilo de un boxeador entrando al ring.

Lamentablemente desde la derecha apareció Alice comiendo sus papitas con una expresión indiferente, casi perezosa.

Hubo aplausos por parte de los estudiantes de primer año.

Alice y Clémentine era su ‘orgullo’… Aurora suspiro aliviada al no haber participado en el torneo.

Las tres eran las únicas rango A del primer año.

Eso significaba que tenían una gran ‘responsabilidad’ para demostrarle a sus superiores su ‘capacidad’… O eso era lo que había escuchado Aurora.

La verdad, es que solo a Clémentine se acercaron para animarla en cuanto a Alice, ella era difícil de llevar si es que no conocían el modo.

“¿Estás de acuerdo con esto?” Pregunto Edward con un tono ligeramente complicado y al ver su mirada, murmuro. “Bueno, ella… No es… ‘Apta’ para estar aquí.”

Su tono temblaba como si recordara cosas del pasado, pero al mismo tiempo no deseara sacarla a la luz.

Aurora sonrió al escuchar esas palabras.

Era cierto, Alice no era ‘apta’ para participar en un torneo con estudiantes.

Sin embargo…

“Ella ya acepto él trabajó por comida, ¿crees que puedes hacerla cambiar de opinión?” Pregunto Aurora con un tono serio, miro a Alice que estaba comiendo sus papitas y murmuro. “Si quieres puedes intentarlo…”

“No, mejor dejaremos que otros se encarguen. No es mi culpa que no la hayan evaluado bien.” Respondió Edward al instante como si su preocupación anterior desapareciera.

Una respuesta simple y clara de alguien que conocía que con la comida de su glotona amiga no debería meterse.

Aurora solo dio una sonrisa para su adentro y miro a su amiga.

En realidad, estar en la academia era aburrido y si bien Alice no era alguien que le importara el lugar mientras tuviera comida, hacer estas cosas era una forma de divertirse.

Además, no era tan malo…

“Desde el lado izquierdo tenemos a un estudiante que no es conocido por nadie y todos ignoran, ¡démosle la bienvenida a Niels Hedman!” Anuncio Frank con una extraña presentación.

La música melancolía resonó y corriendo a una alta velocidad, un joven apareció saltando al centro de la arena.

“¡Gracias! ¡Gracias!”

Ante los aplausos, el joven saludo como si fuera un famoso héroe.

Edward soltó un largo suspiro de lamento al ver a ese joven actuar.

Aurora no conocía a este estudiante y por eso miro curiosa su perfil que podía ser proyectado en cualquier momento.

“Un estudiante de segundo año contra un estudiante de primer año… ¿Quién será el ganador?” Pregunto Frank despertando el sentido de rivalidad entre las clases y mirando, la arena, declaro. “¡Que empiece el combate!”

“No terminaremos nunca, si sigue retrasándolo…” Murmuro Edward agitando su cabeza, pero su mirada estaba fija en el campo de la arena.

El combate no había empezado y ambos se miraban.

Niels saco dos dagas mientras miraba a Alice que estaba comiendo las papitas.

El joven parecía querer darle tensión al combate, pero su oponente rompía esa tensión con facilidad.

La expresión de Aurora tembló.

Dos excéntricos se enfrentaron entre sí en la misma arena…

“Oye, me haces sentir insignificante… ¿Puedes poner más atención?” Pregunto Niels con un tono extraño.

Alice lo miro un momento y luego miro su bolsa de papitas terminada, sacando otra con calma ante los ojos de sus oponentes.

Niels apenas Alice aparto la mirada se movió a gran velocidad pareciendo como si desapareciera ante los ojos de los inexpertos.

Sin embargo, Aurora pudo ver como Niels aumentaba la velocidad cargando hacia Alice sin dudarlo.

En tan solo un instante llego al frente de su amiga, pero inmediatamente se giró en el aire y retrocedió rápidamente.

A donde había estado se encontraba, cuatro brazos negros que habían querido agarrarlo.

“Sus reflejos y sus sentidos son excepcionales, ni hablar el control de su cuerpo.” Murmuro Aurora asintiendo bastante impresionada.

Edward dio solo una sonrisa y murmuro. “Eso no es suficiente…”

Su mirada estaba dirigida a Alice y tal como dijo no lo era.

Mientras abría una bolsa de papitas, los brazos negros estaban dirigiéndose hacia Niels quien intentaba escapar a gran velocidad.

El joven había querido iniciar una conversación para distraer a su oponente, pero Alice había usado una táctica parecida.

Solo había parecido distraída con sus papitas.

Los brazos negros golpeaban el suelo o la pared, pero Niels solo los pudo evitar.

“Oh, intentara eso…” Murmuro Edward asintiendo ante el movimiento de Niels.

Rodeando a Alice, trataba de que sus brazos negros se enredaran entre ellos al darse cuenta de que esos brazos tomaron formas ‘físicas’.

No eran meras sombras, eran brazos negros físicos que salían de la sombra a espalda de esa joven.

Que pensaran que podía hacer que se enredaran, era normal.

Lamentablemente Aurora sabía que no era tan simple.

De la misma forma que los brazos podían dividirse, también podían unirse.

Los brazos solo eran unas de las tantas formas que Alice le daba a su ‘[Dominio de la Oscuridad]’.

A pesar de que el gremio de mercenarios no conocía con certeza cuales eran sus límites y sus posibilidades, que recibiera un nombre tan dominante, dejaba en evidencia la capacidad general que tenía.

Era un verdadero dominio que podía convertir la sombra en su espalda en algo tangible como esa masa negra con la que estaban formados los brazos.

Tal como Aurora esperaba, los brazos en vez de enredarse se unieron.

“Oh, mierda.” Murmuro Niels mientras aumentaba su velocidad para huir de ese brazo negro que había aumentado su tamaño.

Esa ‘masa’ solo tenían la forma de un brazo, pero podía moverse de todas las formas posibles, impidiendo que Niels pudiera escapar.

“Está presionando su velocidad… ¿Quiere ver hasta dónde puede llegar?” Dudo Edward al ver el combate.

Lentamente otro brazo negro se añadía al grupo de persecución y Niels poco a poco empezó a ser acorralado.

Hasta el punto de que tuvo que aumentar la velocidad logrando que muchos de los estudiantes sin altos reflejos tuvieran problemas para ver en donde se encontraba.

Aurora estaba bastante impresionada ante la velocidad del joven, pero si solo seguía huyendo su resistencia se acabaría agotando.

“Se está preparando…” Murmuro Edward con una mirada atenta.

La velocidad de Niels empezó a disminuir mientras escapaba de esos brazos a una alta velocidad.

Estaba esquivando cerca de quince brazos que ahora se adelantaban a sus movimientos.

Muy seguramente los estudiantes sin experiencia pensarían que se estaba cansado, pero Aurora podía ver algunos defectos en su actuación.

Eran cambios minúsculos en su movimiento, que dejaba en claro que no estaba cansándose.

Alice siguió atacando sin ni siquiera darse la vuelta para ver a su oponente.

Fue en el momento que Niels llego a la espalda de Alice que se movió.

Su presencia disminuyo en un gran margen y su velocidad aumento explosivamente.

Fue hasta el punto de que Aurora vio como usaba los brazos negros para moverse hasta la espalda de Alice.

Lamentablemente ataco a la espalda.

De la sombra oscura a la espalda de Alice en donde los brazos salían, cerca de cinco brazos salieron de repente.

Las manos se abalanzaron tratando de atrapar a su oponente, pero Niels sin detenerse en ningún momento corto los brazos logrando atravesar esa red de defensa.

Estando solo a dos metros de su oponente rodeado de los brazos negros que le impedían retirarse, Niels sonrió prematuramente cuando su aura de espada fue liberada en su daga.

Realizo corte directamente a la sombra negra, y Alice simplemente lo esquivo cuando un brazo la tiro desde un costado.

El corte termino cortando unos de los brazos negros pegados a su espalda, pero Niels ya estaba rodeado.

“Que no me haya movido hasta ahora no significa que no pueda hacerlo.” Señalo Alice cuando los brazos cortados se pegaron a otros volviéndolos más grandes.

Niels ahora estaba rodeado de los brazos negros que dejo atrás y Alice solo se dio vuelta para mirar a su oponente mientras los brazos se movían con ella.

Desde adelante otros brazos negros aparecieron y desde atrás los demás se giraron, mientras que a lo largo del brazo comenzó un temblor sutil, dejando en claro que algo podía salir en cualquier momento.

Si Niels hizo pensar que se estaba cansado para realizar su ataque, Alice al quedarse quieta le hizo entender que no podía moverse.

Si bien había videos de los combates de Alice, pensar que sus defectos eran la incapacidad de moverse era solo un chiste.

Al igual que pensar que ella no podía atacar sin ver a su oponente.

“Esto es demasiado para un Rango A…” Murmuro Edward con un tono extraño.

“¿Es así? Creo que si le preguntas te dirá que es un Rango A.” Comento Aurora con un tono entretenido.

“Si… Oficialmente…” Respondió Edward agitando su cabeza.

Aurora solo sonrió y miro como Niels se rendía al estar rodeado.

Todos podían ver que esos brazos no eran tan fuertes, al menos en fuerza parecían no ser tan preocupantes comparados con un luchador de rango A.

Sin embargo, las personas solo se centraban en su número creyendo que ese era la ventaja de esa poderosa habilidad innata.

Se tomaban enserio los informes que recibían y los registros oficiales, olvidándose de que las personas podían regular su fuerza.

¿En cuánto pasar los registros oficiales?

Los medios que se usaban generalmente solo verían lo que Alice deseaba que vieran.

“Me tengo que ir, gracias por invitarme.” Dijo Aurora al recibir un mensaje en su reloj holográfico.

“Ven cuando quieras, es aburrido estar solo aquí.” Respondió Edward despidiéndose con simplicidad.

Aurora dio una sonrisa y abandono la oficina.

Cuando salió afuera, miro su reloj holográfico y el resumen de Andrés.

En áfrica tenía a Liam para que lo ayudara con los trabajos extras, pero aquí ella había contratado a Andrés.

Si bien no estaba al nivel de Liam, para sus pedidos actuales era suficiente.

El tema a tratar era el favor que Vanessa le había pedido.

“Vamos a terminarlo ahora, antes de que se vuelva problemático…” Murmuro Aurora mirando el resumen.

Le envió un mensaje a Alice y al grupo diciéndole que tenía algo que hacer, y se dirigió a la salida.

El primer combate grupal de los estudiantes estaba por seguir y si bien era una lástima perderlo, no quería retrasar la ayuda a Vanessa.

Cuando llego a la entrada de la academia, el espacio cerca de ella se retorció y Cithrel apareció.

“Escuche que tenías algo que hacer. ¿Puedo acompañarte?” Pregunto Cithrel con curiosidad y una mirada suplicante.

“Claro.” Respondió Aurora sin darle demasiada importancia.

No fue por sus ojos suplicantes que la hizo parecer un pequeño cachorrito pidiendo que su ‘amo’ no la abandonara.

Si, ella no se sintió movida… Para nada.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.