Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 124: Un paso.

Capítulo 124: Un paso.

Alice abrió una bolsa de papitas y miro al grupo de estudiante.

“¿No nos ayudaras?” Pregunto Dalia con una expresión difícil.

Alice miro a sus oponentes.

Estaban en una batalla grupal y el equipo que le había tocado enfrentar era un grupo con un Rango A, cuyo nombre desconocía.

Un rango A y cuatro Rangos B…

Eran estudiantes de tercer año, así que era normal que Dalia se sintiera nerviosa y más cuando Alice había comentado que no participaría.

“No, ustedes pueden encargarse de este trabajo.” Respondió Alice con un tono simple.

La expresión de Dalia tembló por un momento, pero Clémentine intervino.

“Ten un poco más de confianza en nuestro equipo… Incluso si no ganamos solo tenemos que esforzarnos para superar nuestros límites.” Dijo Clémentine con un tono serio.

“Solo podemos mejorar recibiendo una paliza…” Señalo Nicole mientras se estiraba.

“Eso suena mal.” Murmuro Leslie ajustando su rifle de francotirador.

Su tono no era arrogante, era un tono simple que dejaba ver que ellos buscaban mejorar y no ganar.

“Tch… ¿Nos están menospreciando?” Dudo unos de los estudiantes del otro lado.

Esa era la forma que se podía sentir.

El combate se estaba organizando 4 contra 5, en una clara desventaja numérica.

“Guarda silencio, cada uno hace lo que desee.” Respondió el líder de Rango A, comprendiendo la situación.

El líder era un arquero de Rango A y Alice podía ver que estaba respirando aliviado al ver que no participo.

Era cierto que los enfrentamientos grupales no tenían límites y había diferentes rangos conformando el equipo, pero su grupo tenía dos Rango A y estaba luchando contra un Rango A.

Ya era una desventaja que normalmente la experiencia de dos años equilibraría… Esa era la idea general, pero Alice sabía que si entraba facilitaría la situación demasiado.

Es por eso que decidió retirarse, dejando su equipo en desventaja.

Claro, la confianza en su grupo también era fuerte.

“¡Esta batalla será interesante!” Exclamo el anfitrión y mirando a los estudiantes, anuncio. “Pueden prepararse.”

Los dos grupos se fueron a sus rincones en la arena.

La arena de los combates grupales era un área de unos cien metros y debido a que era un lugar de entrenamiento de alta tecnología, el diseño fue una pequeña llanura con árboles.

Estaba bajo tierra, pero debido a los efectos holográficos se podía ver un sol y cielo, dándole realismo a este combate.

“Seré francotirador.” Aviso Leslie sacando su rifle de francotirador.

Era el mismo que había usado durante las prácticas, lamentablemente en este primer combate no tenía un arma nueva.

Sin embargo, estaba usando su armadura y todo se equipó era de muy alta calidad.

Esa era otra ventaja por la cual Alice decidió retirarse.

Era cierto que la barrera de esta arena reduciría la eficacia de las armas y armaduras a un nivel general, pero tener buen equipo era una gran ventaja.

Dalia era la única con un equipo ligeramente inferior.

Los oponentes también tenían un equipo decente, pero solo era eso, ‘decente’.

Limitar el torneo con armas y armamento básico solo sería una broma y una desventaja evidente para los mecánicos.

Es por eso que, en las batallas grupales, no había reglas.

Solo se esperaba que cada uno diera lo mejor de sí y usara todo lo que tuviera para demostrar su fuerza.

El mundo afuera era un lugar en donde era común encontrarse con oponentes con equipos superiores o que su fuerza dependía de su dinero, restringirlos ahora llevaría a que terminaran muy mal cuando salieran a la realidad.

Ninguna persona que desee ganar actuaria de forma ‘justa’.

Ambos equipos se miraron desde lejos y el otro equipo se preparó.

El mago de tierra saco su varita, el espadachín preparo su espada y los dos luchadores se pusieron en posición, mientras el arquero de rango A, preparaba su arco.

“Nicole resiste con los dos luchadores. Leslie trata de reducir a los enemigos mientras que Dalia se centrara en el mago. El arquero y el espadachín serán míos.” Ordeno Clémentine con un tono serio.

Las líneas de su ajustado traje de combate empezaron a brillar dejando a la vista que estaba controlando su cuerpo con su habilidad.

Nadie se quejó de esas órdenes y la única que estuvo nerviosa fue Dalia.

En cuanto a los demás estudiantes, Alice sabía que se enfrentaron a una situación de muerte, esto era un aperitivo para ellas.

“¡Que comience la batalla!”

Con la orden del anfitrión, el primero en moverse no fue Leslie, fue el arquero de Rango A.

Una poderosa flecha fue enviada a su grupo a una alta velocidad, pero Clémentine empezó a levitar y con su telequinesis atrapo la flecha.

Logrando enviarla al enemigo en un instante.

*Bang*

Al mismo momento, Leslie disparo su rifle de francotirador en dirección al grupo enemigo, pero el mago de tierra levanto una muralla del suelo.

*BOOM*

La bala no era penetrante, sino que era una bala explosiva que destruyo la muralla y envió una nube de polvo al grupo enemigo.

Los luchadores y el espadachín empezaron a correr tratando de acortar distancia.

Su grupo en vez de quedarse en el mismo lugar también se adelantó con Clémentine y Nicole al frente.

Dalia fue la siguiente en realizar un hechizo y creo una barrera de aire alrededor para tratar de interrumpir al arquero enemigo que trataba de rodearlo.

*Bang*

Leslie volvió a disparar al mago enemigo y este tuvo que defenderse, impidiendo que se moviera.

El mago estaba indefenso y solo pudo defenderse, pensando que su equipo ganaría cuando acortaran distancia.

Lamentablemente era una falsa esperanza.

“¡Voy!” Exclamo Nicole y cargo en dirección de los luchadores.

Las flechas volaron para interponerse en su camino, pero Clémentine se encargó de atraparlas y lanzarla al espadachín para detenerlo.

Era una poderosa psiónica cuando era un simple rango B, ahora era aún más fuerte al ser un Rango A.

Con espacio libre Nicole choco sus puños contra unos de los luchadores y recibió el puñetazo del otro luchador en el hombro, pero solo retrocedió.

“Eso no fue tan doloroso…” Murmuro Nicole con un tono simple.

Siempre entrenaba con Aurora tratando de mejorar cada día más.

Ese día durante la misión ‘Asalto’ donde no pudo hacer nada para apoyar a sus compañeros, fue muy difícil para ella.

Como una luchadora Nicole tenía el deber de proteger a sus compañeros, y la falta de fuerza la hizo sentir impotente.

Sin embargo, como la vez que salto para proteger a sus compañeros durante ese día, ella lo volvería a hacer, aunque recibiera una paliza en el proceso.

Sus puños empezaron a ser cubiertos por relámpagos cuando el encanto en sus guantes se activó y ella cargo contra esos dos luchadores.

Los luchadores trabajaban bien juntos y suprimieron a Nicole de inmediato, pero eso fue todo.

‘Suprimir’ no significaba ganar y Nicole no era alguien tan débil como para rendirse ante algunos golpes.

Su barrera de vez en cuando se rompía y ella sin poder esquivar los ataques tenía que recibirlo con su cuerpo.

Pero al final seguía luchando sin rendirse, sabiendo que sus compañeros también se esforzaban.

Clémentine estaba luchando con el espadachín, esquivando sus ataques mientras controlaba su cuerpo con telequinesis y a la vez protegía a sus compañeros de las flechas del arquero.

A veces la atrapaba y cuando a las flechas eran ataques poderosos creaba fuertes barreras.

Su capacidad mental, y control sobre su habilidad progresaba a gran velocidad debido a la presión y responsabilidad de sus tareas.

Era un genio talentoso y alguien que se esforzaba a cada momento, sin sentirse arrogante por su progreso.

Esa clase de persona era Clémentine y esa personalidad se demostraba con su esfuerzo.

Leslie por su parte disparaba al mago para contenerlo y cuando tenía un respiro disparaba al espadachín, reduciendo la presión de Clémentine, permitiéndole contraatacar.

Sin embargo, ese ataque era repelido por el arquero que disparaba desde lejos.

Cada uno se restringía de alguna manera, pero había una gran ventaja en su grupo.

Ese era Dalia, que estaba lanzando hechizos rápidos con su varita.

Alice que estaba mirando la situación, podía ver cuál era el plan.

Esos hechizos de Dalia, eran hechizos guardados en la varita que utilizaba.

Estaba tratando de engañar a su oponente mientras preparaba un hechizo más fuerte.

La batalla siguió de la misma forma mientras cada grupo esperaba su momento.

Tal vez si alguien se cansaba o cometían un error… Podían ganar.

Esos pensamientos atravesaban a cada uno de los presentes, pero ambos demostraron una gran experiencia y paciencia.

Los estudiantes habían pasado por una práctica difícil, mientras que el grupo de tercer año ya tenía experiencia en el mundo real.

Era cierto que era posible que no hicieran cosas como la que hizo el trío durante su práctica, pero al menos habían reunido una gran experiencia.

Lamentablemente ninguno de los dos cometió errores ‘fatales’, pero fue Dalia quien presiono.

“Voy por el espadachín…”

Extendiendo un susurro con un hechizo de comunicación de magia de aire, Dalia miro al mago enemigo que estaba intentando atacar atrás de su domo de piedra.

“[Cañón de Aire]!” Exclamo Dalia lanzando su hechizo.

Desde su varita un poderoso hechizo fue lanzado directamente al domo.

Un gran número de flechas llegaron desde el arquero que trataba de generar presión para que el mago no cayera.

*BOOM*

El cañón de aire destruyo la muralla empujando al mago que uso esa presión para tirarse al suelo pensando en esquivar el posterior disparo.

Las flechas golpearon la barrera psiónica de Clémentine, sin embargo, Leslie no disparo al mago que estaba tirado en el suelo.

Apunto directamente al espadachín que tenía como objetivo a Clémentine.

*BANG*

Con los módulos en su rifle de francotirador y usando una bala potente, Leslie apretó el gatillo.

No estaban tan lejos el uno del otro y su puntería fue excepcional a la vez que su disparo fue poderoso y rápido.

“Ugh…”

El disparo golpeo el hombro del espadachín y a pesar de que su cuerpo estaba reforzado con energía mágica, la barrera de la sala de entrenamiento tuvo que intervenir para reducir el daño de ese disparo mortal.

Aun así, el espadachín giro como un trompo por el aire y cayó al suelo inconsciente.

La expresión de los oponentes cambió ante ese ataque digno de llamarse Rango A, pero Leslie se frotó su hombro con dolor.

Ese ataque era una carta de triunfo, pero tenía consecuencias fuertes debido al retroceso, logrando que, si no era curada, su eficacia se redujera.

Era difícil levantar y apuntar un arma con un brazo lesionado, su cuerpo estaba en ese estado.

“Mierda…” Uno de los luchadores maldijo en nombre del grupo enemigo.

Por su parte Clémentine en vez de presionar al grupo enemigo, miro en dirección del arquero.

Sus sentidos le enviaron una sensación de peligro y el peligro no tardo en revelarse.

El arquero había enviado una poderosa flecha que estaba rompiendo la velocidad del sonido.

*BOOM*

La flecha golpeo la barrera psiónica de Clémentine, pero el impacto fue tan fuerte que su barrera se rompió y fue empujada hacia atrás, logrando que saliera un poco de sangre por su nariz.

Fue tan fuerte que tuvo que presionarse hasta el punto de que sintió que su cerebro estaba al límite.

“Dalia ten un duelo con ese mago de tierra, Leslie no te exijas demasiado y solo apoya a Nicole… Yo me encargare del arquero.” Ordeno Clémentine.

Apenas sus palabras terminaron ella liberó toda su fuerza mental levantando gran parte del suelo destrozado en el aire junto a ella.

Entonces con una señal de su mano envió todos esos escombros y rocas al arquero cuya expresión era muy difícil.

Deseosa de demostrar todo su potencial psiónico, Clémentine se adelantó con una enorme fuerza.

Por su parte Leslie y Dalia siguieron sus órdenes.

Leslie uso una pistola y sus discos eléctricos para acosar a los luchadores, a la vez que Dalia empezó un duelo mágico con el mago de tierra que no pudo ayudar a su compañero caído.

Alice solo asintió al mirar el combate.

Hubo errores y si los oponentes no hubieran subestimado a Dalia, entonces podrían haber tenido una oportunidad de presionar.

Lamentablemente los estudiantes eran fuertes y sabían cómo presionar su límite, pero sobre todo trataban este combate como un asunto de gravedad.

No dejándose llevar por estar en un torneo.

El trío en vez de querer la victoria para ganar el torneo y que sean reconocidas, tenían un objetivo más grande que eso.

Buscaban volverse más fuertes por razones superiores a simplemente el ‘reconocimiento’ o ‘fama’.

Alice estaba seguro de que, para ellas este torneo solo era un ‘paso’ hacia sus objetivos y eso la hizo sonreír.

Después de todo, darle un objetivo para volverse más fuerte era lo que se buscó en las prácticas.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.