Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 127: ¿Te gusta?

Capítulo 127: ¿Te gusta?

“Los miembros de los cultos religiosos, por lo general se ocultan aún más que las sectas demoniacas. Eso se debe a que por lo general ellos creen que están haciendo algo ‘bueno’ por la guía de su dios, o están realizando tareas por un ‘bien mayor’ al cual nosotros no podemos ‘entender’.” Explico la Profesora Santulli y con un tono serio, explico. “Encontrarlos es difícil. A veces nuestros amigos, familiares y conocidos pueden pertenecer a un culto religioso, creyendo que lo que hacen está bien.”

“¿Y qué determina que sus acciones estén bien o no?” Pregunto un estudiante.

Era una pregunta muy difícil de responder por la ambigüedad del significado ‘bueno’ y ‘malo’.

Junto a una sociedad hay valores que determinaba lo que está bien o está mal.

Hace cientos de años la mayoría veía con buenos ojos colonizar y esclavizar nativos americanos… Algunas culturas entre los demonios ven a los humanos como basura y esclavos.

Algunos elfos se ven como los seres superiores que deben prevalecer sobre las demás razas.

Cada uno de ellos se mueven por sus propios valores, teniendo un propio sentido moral que a veces era muy diferente a la de los terrícolas.

“Ese es un punto importante. Puedes debatirlo filosóficamente y dudar de esos conceptos, puedes decir que el ‘fin’ justifica los medios, pero al final sigue siendo lo mismo… Nadie desea morir por causa de algún lunático que se le ocurrió que nosotros debemos ser sacrificados por un ‘bien mayor’.” Respondió la Profesora Santulli y encogiéndose de hombros, declaro. “La forma más fácil de determinar es según los estándares actuales. Si una persona busca asesinar inocentes por algún supuesto ‘bien mayor’, entonces tienes que tener cuidado.”

“Después de todo, nadie dice que ese inocente seas tú… O cualquiera de nosotros.” Agrego la Profesora Santulli.

Nadie deseaba estar del lado ‘inocente’ y ser usado por individuos que actuaban pensando que sus acciones estaban dirigidas a un bien mayor.

“Lo importante de estos cultos, es que sus dioses buscan causar daño a la humanidad. Tal vez sea un margen demasiado amplio esa explicación, pero el punto es que al final la humanidad en su conjunto terminara perdiendo.” Explico la Profesora Santulli y mirando que era la hora de terminar, declaro. “Para su suerte, no tendremos ningún examen para la clase de teología ni esta clase de artes oscuras. Sin embargo, seguirán teniendo clases conmigo y hablaremos de otros temas.”

Con una simple despedida la Profesora Santulli abandono la clase dejando a los estudiantes festejando.

La misma Aurora, estaba bastante contenta.

Con estas dos clases, ya se había ‘salvado’ de estudiar para tres exámenes.

La clase de combate tampoco tenía ningún tipo de examen, dejando que los estudiantes se centraran en el torneo.

El conocimiento era útil y de vez en cuando servía, pero a veces terminaba siendo agobiante a su manera.

Agregando que Aurora no quería convertirse oficialmente en un ‘héroe’, era innecesario estar atento a tales exámenes.

“La profesora tiene una fijación por los cultos religiosos y sectas demoniacas.” Murmuro Cithrel con un tono serio.

Este segundo periodo se habló de algunos rituales y como detenerlos, pero la profesora se centró en las sectas y cultos religiosos.

Había una razón para ello…

“La humanidad ya sufrió por culpa de una secta demoníaca oculta…” Respondió Aurora y encogiéndose de hombros, comento. “Bueno, tiene sentido que lo priorice. En primer lugar, no es como si se pudiera ir preguntando si alguien pertenece a una secta o a un culto religioso.”

La ‘guerra civil’ europea en los primeros años del ‘Gran Cataclismo’ fue ocasionado por una secta que despertó el deseo de los usuarios de habilidades de tomar el control.

Luego de que se descubriera la verdad, se informó de estos temas y eran un punto importante para algunos historiadores.

Además, determinar que ocultaba una persona era algo que resultaba imposible por medios normales.

Ella misma ocultaba muchas cosas de sus conocidos y amigos.

“En cuanto a medios invasivos para averiguar los pensamientos de las personas, están prohibidos.” Intervino Érica y pensando un poco, agrego. “Aunque en el Imperio Sudamericano, se usan ‘contratos’ con fuertes restricciones para detener la corrupción y otras ilegalidades.”

Aurora asintió ante esa información.

Los contratos eran normales, pero esos contratos mágicos resultaban en fuertes consecuencias cuando eran incumplidos y por lo general cuando se tenía demasiada clausulas excesivas resultaba mal visto.

“En el Imperio Falion también seguimos ese método con los funcionarios o individuos de poder… Claro, también se ejecutan a aquellos que incumplen los contratos usando lagunas.” Dijo Cithrel asintiendo suavemente y al ver que la miraban, se encogió de hombros y agrego. “También si la Realeza actúa de forma excesiva son retirados de su cargo y de la vida ‘política’.”

“¿Asesinándolos?” Pregunto Érica con una expresión extraña.

‘Retirarse de la vida política’, para algunos sonaba como una forma sutil de decir que los terminaban asesinando.

“Bueno, también eso ocurre con algunos que son molestos. Pero eso ya no sucede desde hace mucho tiempo, ya que la familia real solo tiene tres miembros.” Confesó Cithrel encogiéndose de hombros y mirando a Aurora, murmuro. “Hay algunas veces que conocidos llevan a esos inocentes príncipes por mal camino…”

La expresión de Aurora tembló.

Llevar a una princesa a un lugar ‘peligroso’ y darle una paliza algunos pandilleros… Sin duda puede ser considerado como ir por ‘mal camino’.

Y más cuando estaban en este mundo lejos de la influencia del Imperio Falion.

Si no se trataba adecuadamente el asunto podría escalar hasta convertirse en un asunto político en contra del Imperio Falion.

Aurora podía imaginar cómo medios amarillistas hablaban de las acciones de la princesa de forma exagerada…

“Técnicamente terminamos deteniendo maleantes… Así que no hay nada malo con eso.” Se excusó Aurora mirando a otra parte.

Tras dar la información que Andrés había recolectado y la participación del Director Vincent, todo quedo como si ellas estaban deteniendo a unos maleantes como ‘héroes’.

“Su Alteza tiene visita.” Aviso Venali con un tono claro.

Cithrel miro hacia la visita y dio una sonrisa al ver que Taqiyya estaba saludando medio nerviosa.

A causa de que algunos estudiantes en el aula miraron hacia su dirección, la joven se volvía más tímida.

“Le prometí que la acompañaría a su clase.” Comento Cithrel con una sonrisa y se despidió suavemente.

Mientras lo acompañaba, Venali como un guardaespaldas leal la siguió.

Taqiyya se había quedado unos días en la mansión, pero ahora había vuelto a su propia casa.

Sin embargo, Aurora estaba contenta de que se encontrara alguien como Cithrel.

La princesa era un poco extravagante y ‘peculiar’, pero era una persona carismática y agradable que era fácil de llevar.

Muy diferente a Taqiyya que resultó ser una jovencita tímida y con una personalidad retraída ante los desconocidos.

Cithrel la estaba acompañando para ayudarla un poco a que desarrollara confianza en sí misma.

Eso es lo que todos veían, desconociendo el galante y seductor caballero que Cithrel llevaba dentro…

“Venali es muy guapo, tiene una atmósfera muy fría a su alrededor.” Murmuro Érica mirando por donde se había retirado Cithrel y su grupo.

La expresión de Aurora tembló.

No podía negar que era guapo, pero había un pequeño percance en esa situación.

“¿Te gusta?” Pregunto Alice abriendo una bolsa de papitas.

“Él es encantador, pero no creo que este interesado en algo romántico.” Respondió Érica con un suspiro.

Una pequeña sonrisa apareció en el rostro de Alice, y murmuro. “No es ‘él’, es ‘ella’…”

Érica se congeló y parpadeo seguramente dudando de su propia vista.

Venali solo podía ser visto como un joven muy guapo con facciones delicadas y suaves, pero fusionándose con su forma de vestir y su forma de actuar, terminaba teniendo una apariencia andrógina ligeramente masculina.

Sin embargo, era una dama silenciosa y fría que mantenía la apariencia de un caballero.

“Eso… Tiene sentido.” Murmuro Érica y rascándose la mejilla avergonzada, explico. “Me parecía extraño que una princesa tuviera un hombre como acompañante, pero en realidad era una mujer.”

Cuando uno pensaba en los ‘acompañantes’ de una princesa, normalmente debían ser mujeres para reducir cualquier rumor malicioso.

Ese era el estándar general, que a pesar de que en la actualidad no seguía siendo tan predominante, en algunas culturas todavía estaba presente.

“Claro, también escuche que rechazo a varias estudiantes que se declararon.” Agrego Érica y al ver que la miraban curiosa por conocer esos hechos, ella dio una sonrisa amarga y comento. “Tengo tanto trabajo y tengo que asistir a tantas clases, que escuchar esas charlas es mi único entretenimiento…”

Aurora solo pudo asentir sintiendo compasión y al mismo tiempo agradecida de haber seleccionado las clases mínimas.

Mientras pensaba eso, se dirigieron al comedor como siempre.

Estaban ellas tres solas, ya que Nicole, Leslie y Clémentine salían de una clase y se iban a entrenar para el torneo.

La mayoría de los estudiantes hacia lo mismo… Así de importante era el torneo para algunos.

Cuando llegaron al comedor lo primero que notaron fue a Andrés rodeado de varios estudiantes de tercer y segundo año, siendo Oliver y Jordán unos de lo que estaban en ese grupo.

“No se preocupen, me encargare de esta tarea.” Declaro Andrés tras pasar información a los relojes holográficos.

Los estudiantes que estaban cerca leyeron los informes en sus relojes holográficos, asintiendo satisfechos.

Y mientras el trío se acercaba, todos los estudiantes se fueron retirando solo dejando a Oliver y Jordán que esperaron a que ellas llegaran.

“Alice, Oliver dice que está preparado para ser tu rival. Espera que no lo decepciones y recuerda tu pago.” Declaro Jordán mirando a Alice.

Oliver que estuvo a su lado le dio un codazo y Jordán se retiró con una sonrisa divertida.

Cerca de cuarenta estudiantes de rango A, se inscribieron para el torneo académico, ese número era muy alto, ya que muchos sé esos estudiantes se tomaron un tiempo de sus trabajos para participar en el torneo.

Gran parte de los estudiantes de segundo y tercer año estaban teniendo practicas reales y actuando como ‘héroes’ en diferentes lugares, encontrándose muy pocos en la academia.

Sin embargo, Oliver se había tomado un tiempo y había ganado rápidamente su combate la vez anterior.

“Si nos encontramos esta vez no caeré tan rápido.” Declaro Oliver con una sonrisa simple.

Su mirada era seria, seguramente recordando el ser arrastrado durante el inicio de la academia.

No es como si deseara venganza, pero deseaba probarse completamente sin tener que estar limitado por ninguna restricción.

“Mientras me paguen no importa quién es mi oponente.” Respondió Alice encogiéndose de hombros y mirando a Oliver, declaro. “Claro, primero deberías ganar tu combate.”

Los combates de todos los rangos ya habían sido revelados, pero ambos no se enfrentaban en esta ronda.

Así que, si deseaba enfrentarse a ella, Oliver necesitaba pasar a la siguiente ronda.

“Por mí está bien.” Declaro Oliver muy animado y se llevó su compañero a las rastras.

“Va a perder terriblemente…”

“Si, va a perder de forma estrepitosa…”

Apenas Oliver y Jordán se fueron, Érica y Andrés murmuraron esas palabras.

Alice los ignoro y pidió algunos aperitivos, dejando a Aurora con una sonrisa.

Como estudiante de primer año, Clémentine y Alice estaban en la mira de todos, ya que ambas derrotaron a sus compañeros de años superiores.

Alice se había llevado el mayor reconocimiento debido a que el estudiante que se enfrentó era conocido por ser fuerte y decían que era un candidato para el torneo internacional.

“Por cierto, ¿por qué estabas rodeado de tantas personas?” Pregunto Aurora con curiosidad.

Había estado rodeado de tantos estudiantes como si fuera un vendedor importante.

“Estoy vendiendo información sobre las academias y los estudiantes que participaran en el torneo internacional.” Respondió Andrés y cuando fue mirado de forma extraño, tosió y señalo. “No es nada ilegal, todo es por medios legales.”

Nadie pidió perdón por mirarlo de forma extraña, en primer lugar, lo primero que se venía de la mente cuando alguien como Andrés trabajaba, era que estaba haciendo algo ilegal.

“Las autoridades sudamericanas no han revelado cuales son las academias que participaran, sin embargo, todas las academias participantes ya lo saben. Nosotros solo tenemos que averiguar los nombres para que los candidatos se preparen.” Explico Andrés con un tono simple.

“Debe ser difícil…” Murmuro Érica al escuchar esa explicación.

En primer lugar, había bastantes academias repartidas por todo el mundo, academias de magias en general o de alguna rama en específica.

Academia de psiónicos, espadachines, luchadores, y un sin número de academias de todo tipo.

Hasta era común encontrarse varias academias en un mismo país, era normal pensar que el trabajo sería difícil a pesar de que tal vez solo las mejores academias participarían.

“No, no es tan difícil como parece. Toda mi clase de informática está trabajando conmigo como el líder, así que es fácil encontrar la información. A veces alguien tiene un conocido de un conocido, otras veces solo tenemos que entrar en contacto con unos de sus estudiantes y al final de alguna que otra forma obtenemos la información.” Respondió Andrés con un tono tranquilo y mirando al grupo, pregunto. “¿Saben que es lo curioso?”

Cuando los presentes lo miraron intrigados, Andrés declaro. “Lo curioso es que los estudiantes de todas las academias están preparando el torneo por sí mismo. Eso significa que los profesores no seleccionan a los estudiantes, sino que dejan que los estudiantes se organicen a su manera. Al igual que lo que sucede aquí, sucede en otras academias.”

Los estudiantes que participaban en el torneo internacional no son seleccionados por la academia o los profesores, sino que los mismos estudiantes lo seleccionaban.

Oliver y Jordán se acercaron a su grupo para instarlo a que se unan al torneo… Dejando en claro cómo funcionaba.

Los estudiantes seleccionaban a sus propios participantes que se encargarían de representarlos.

Que Edward se encargara del torneo era una señal de que los estudiantes de año superiores tenían el control.

Claro, solo que, como querían eliminar toda duda o desunión, pusieron los ‘puestos’ para que sean tomados por los estudiantes y se desafíen entre ellos.

“Todavía no se han anunciado quienes ocupan los puestos actuales, pero cuando se revelen será un desastre…” Aseguro Érica asintiendo con confianza.

Era muy posible que fuera de ese modo, tal vez no todos los participantes fueran desafiados por sus puestos, pero aquellos que parecieran débiles seguramente serian desafiados.

Esta era la forma de dejar que solo los más ‘fuertes’ participaran, pero a la vez traía problemas como el ‘equilibrio’ de un equipo.

Si todos los luchadores ganaban los puestos… Era muy posible que tuvieran bastantes problemas si se enfrentaban a otro equipo equilibrado.

“También se puede ver de otra manera. Las otras academias también pueden tener el mismo problema.” Indico Aurora con un tono simple.

Podía sentir a que apuntaba que los estudiantes se organizaran por sí mismo.

Que su equipo esté bien organizado y equilibrado demostraría la ‘unidad’ de la academia.

A veces los más ‘fuertes’ no eran aptos para algunas situaciones.

“Por cierto, ¿sabes que academia participara?” Pregunto Érica y al darse cuenta de su pregunta, rápidamente agrego. “Si quieres puedo pagarte.”

Andrés dudo al escuchar eso y con una sonrisa comento. “En realidad, nos pagan con algunas cervezas u otro tipo de bebidas.”

La mirada de Érica se volvió extraña, ya que parecía un ‘precio’ muy barato, pero Andrés continuo sin darle importancia.

“Hasta ahora tenemos la Academia Merlín del Reino Unido, la Academia de domadores de bestia Cernunnos, la Academia de Psiónicos en Asia y otras academias menos conocidas de otras partes del mundo.” Respondió Andrés y en vez de explicar todo trasmitió su información, mientras comentaba. “Ahora estamos intentando acercarnos a los estudiantes de dichas academias a ver si podemos encontrar quienes serán los participantes y cuáles son sus debilidades.”

Los estudiantes de informática estaban dando lo mejor de sí para este torneo internacional.

Cuando Aurora estaba por mirar a los nombres de la academia, le llegaron tres mensajes.

Uno era la información de las academias por parte de Andrés, otro era la información del Director Vincent y el tercero…

“¡Ya que encontrado una misión para que hagamos juntas!” –LadyOfFrost

El tercero era Akira con buenas noticias.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.