Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 128: Demasiado tarde.

Capítulo 128: Demasiado tarde.

Aurora frunció el ceño mientras comparaba la información del Director Vincent y la que le había enviado Urfin, con la información que le habían entregado sus maestros.

Antes de venir a la academia sus dos maestros le dieron la información como si fuera insignificante, pero había una enorme precisión y confianza en la información de sus maestros.

“Leslie acaba de perder.”

Una voz sonó en sus oídos y ella levantó su mirada al frente para ver a Leslie retirándose del escenario.

“¿No estabas prestando atención?” Pregunto Edward y sin esperar respuesta hizo que los proyectores repitieran el final de Leslie.

Era un combate individual y el oponente de Leslie era un luchador muy centrado en la velocidad.

Al principio Leslie estaba ganando debido a que tenía la distancia como ventaja, pero luego de que el luchador se arriesgara a recibir algunos golpes se acercó y termino presionando a Leslie.

Hasta que al final Leslie tuvo dificultades para cambiar de arma y termino perdiendo sus armas ante los golpes del luchador, llevándola a su derrota.

Como era un combate individual las armas eran solo de entrenamiento, creando una desventaja para Leslie cuyas armas personales podían cambiar de forma.

“Ella tenía razón, es difícil cambiar de armas en una pelea.” Respondió Aurora y cuando Edward lo miro, comento. “Leslie entendía que tendría dificultades en el torneo individual por las reglas, es por eso que se centró en la parte grupal… Y claro, se está preparando para robar un puesto para el torneo internacional.”

Leslie había mencionado que estaba acostumbrada a sus armas, pareciéndole ineficaces las armas de entrenamiento comunes.

La mayor razón era que para cambiar de un rifle de francotirador a una escopeta, tenía que sacarla y en un combate cercano era lento.

Muy diferente con la forma que sus armas personales podían cambiarse o fusionarse, tales como sus pistolas se fusionaban en una escopeta.

Además, el luchador se arriesgó y fue por toda sin importarle el dolor de los disparos de Leslie.

En un enfrentamiento cercano Leslie que estaba restringida tuvo problemas y solo pudo resistirse, hasta su derrota.

Es por eso que Aurora no fue a animarla y solo la dejo estar, la joven tenía objetivos claros.

“¿Por cierto que estabas leyendo?” Pregunto Edward con curiosidad.

Aurora en vez de responder le compartió la información que tenía.

“Oh, sobre los portales abismales…” Murmuro Edward y se puso a leer con calma.

Al principio asintió, seguramente leyendo la información de su maestro, el Director Vincent, pero luego su mirada adquirió un poco de entendimiento y al final se volvió completamente seria.

“¿De dónde sacaste esto?” Pregunto Edward con un tono totalmente serio y pesado.

Su aura de rango S, se manifestó contorsionado los alrededores debido a la energía mágica.

Así de conmocionado estaba Edward…

“¿Realmente importa? El punto es que se trata de fuente confiable.” Respondió Aurora sin verse perturbada por la reacción de Edward.

En primer lugar, esa información venía de sus maestros y no había forma de decirlo con facilidad.

Sus dos maestros eran ancianos que según ellos estaban en una ‘dimensión’ blanca e ilimitada… ¿Cómo podría decir eso?

Ya era inconcebible tener un sistema, si hablaba de sus ancianos maestros… Si, entonces o terminaba en un manicomio o terminaba perseguida por cualquier idiota que pensara obtener ese ‘poder’ creyendo que era posible.

Al menos eso era mejor que terminar diseccionada… Ante la avaricia y el deseo de algunos lunáticos, terminar siendo diseccionada no sonaba tan extraño.

Edward la miro detenidamente, pero al final bajo su mirada y suspiro.

“Entonces, ¿me estás diciendo que es muy posible que esos portales abismales traigan criaturas humanoides con racionalidad?” Pregunto Edward con el tono más serio y a la vez ambigua posible.

“¿Tú que crees?” Pregunto Aurora con la misma seriedad.

El Director Vincent relacionaba los portales abismales con el ‘caos’, pero no la parte de ‘corrupción’ sino que con la parte de ‘cambio’.

El ‘Caos’ era una energía primordial del principio de los tiempos y algunos lo llegaban a ver como ‘divinidad’, pero esta ‘divinidad’ no solo representaba la idea de ‘corromper’, ‘consumir’ o ‘perturbar’, sino que una idea de que las cosas ‘cambian’, ‘mutan’, ‘dejan de ser lo que antes eran’.

Una idea de cambio constante estaba añadido a la idea general de ‘Caos’.

Es por esa razón que la respuesta del Dios del Tiempo y el Espacio fue, ‘los Portales Abismales son inevitables’.

Era porque el ‘Caos’ en su máxima expresión era inevitable, después de todo era ‘cambio’.

Claro, Aurora sabía que a pesar de que era ‘cambio’, en realidad era un cambio peligroso y sin control.

“Desde que todo comenzó hace ya veinte años, no nos hemos encontrado con ninguna ‘raza mágica’ más allá de lo que vinieron de Terra nova o los demonios. Aquí no tenemos los ‘monstruos’ que ellos tienen.” Menciono Aurora siguiendo el análisis de su maestro.

En la tierra no había ‘monstruos’ como las historias que escuchaban de ‘Terra nova’.

Es decir, aquí no se encontraban razas peligrosas como lo eran los ogros, trolls y todas esas criaturas de fantasía.

Las únicas criaturas que aparecían en la tierra, partían de ser bestias y algunas veces mutaban o evolucionaban, pero no eran esas criaturas.

Ese era un punto por la cual la humanidad no la paso ‘tan mal’… Algunas bestias y monstruos eran agresivos y no eran inteligentes o no podían usar armas o artes especializadas.

La información de su anciano maestro no fue precisa, sino que daba información junto a un análisis detallado y lento de que era el abismo, tratando de que el lector pensara sobre la falta de ese tipo de criatura en la tierra.

Sin embargo, su maestra fue directa.

Ella dio un análisis preciso y claro sobre la falta de criaturas en la tierra, sobre cómo esta situación no era posible en un mundo donde había energía mágica, todo para finalizar con total confianza de que era muy posible que este tipo de criatura llegara.

“Somos niños al cuidado de un ser supremo…” Comento Edward frunciendo el ceño y con un suspiro, murmuro. “También puede verse como juguetes ante un aterrador ser.”

Su primer comentario era una forma de pensar de algunos pensadores.

Se fundamentaban en la ayuda del Dios del Tiempo y el Espacio y de la Diosa del Orden.

En primer lugar, en Terra nova existían las mazmorras naturales, pero las mazmorras temporales no existían.

Eso significaba que sí, se filtraba una gran cantidad de energía mágica ellos sufrirían la devastación causada por una gran cantidad de criaturas, muy diferente a la tierra en donde eran contenidas.

De esas grandes acciones se apuntaba a que la ‘humanidad’ para esas existencias todopoderosas solo eran ‘niños’ que estaban ‘educando’.

En cuanto a su murmuro, era la otra punta… Juguetes que divierten a una existencia de gran poder.

“¿Quién conoce esta información?” Pregunto Edward con seriedad.

Aurora confiaba en su maestra, ya que ella a diferencia de su anciano maestro no le gustaba guardarse las cosas y era muy directa.

Estaba seguro de que había una posibilidad para sus palabras, tal vez fue esa razón por la cual Edward se lo tomo seriamente.

“Alice y Cithrel…” Respondió Aurora con un tono simple y al ver Edward con curiosidad, agrego. “Alice solo comento, ‘oh, sabía que sería interesante’ y Cithrel declaro, ‘me parecía raro de no ver ese tipo de criatura en este mundo, ahora tiene sentido’.”

Aurora repitió textualmente lo que ambas habían dicho.

Revelarlo a ellas no tenía demasiado significado, la primera era su amiga inseparable y la segunda era un Archimago de varios tipos de magia y era la heredera de un poderoso imperio.

Aurora había pensado que ambas eran confiables para ayudarla a debatir esa información, pero ambas solo dieron palabras simples.

“Bueno, no hay mucho que decir ante esta información.” Murmuro Edward y mirando a Aurora, comento. “El análisis es lógico, el problema es la confianza de la conclusión.”

Si, su maestra no se retuvo con la confianza en su conclusión, era como si todo el proceso de análisis para llegar a ese punto fuera innecesario, ya que la conclusión determinaba todo.

Era como si dijera, que ‘eso sucedería’.

Pero Aurora no se vio muy perturbada, en primer lugar, cualquier cosa que estuviera relacionada con su sistema ya no era ‘normal’.

En segundo lugar… Sus maestros eran fuertes, muy fuertes y Aurora confiaba en sus palabras.

“En este momento nadie puede decir con certeza de que se trata esos portales. Agregando que los dioses no responden o no quieren responder. Si, esta información se distribuye y sucede tal como aquí menciona… Entonces muchos ojos estarán en ti.” Declaro Edward con una mirada seria.

¿De dónde saco la confianza para declarar que era posible que criaturas humanoides llegaran por esos portales?

“Lo sé, es por eso que lo modificare un poco para que la conclusión parezca dudosa.” Respondió Aurora logrando que Edward suspira.

Su maestra sin duda había querido informarle un poco sobre la situación es por eso que lo declaro con total confianza, como si deseara que no se perdiera esa idea.

Era un mensaje claro, que su maestro que le gustaba guardar secretos lo dejo pasar.

Sin embargo, era un informe y podía ser modificado para no meterse en problemas y no tener personas mirándola o cuestionándola, por esa fuente que parecía tener demasiada confianza.

Edward suspiro aliviado.

En este mundo alguien capaz de tener conocimiento previo a algunas situaciones antes de que los miembros de grandes iglesias, no era un alivio era una preocupación.

Los pensamientos de tratos con existencias peligrosas, llegaban a la mente de cualquier persona rápidamente.

“Déjame que me encargue de modificarlo, también se lo enviare a mi maestro una vez modificado para ver si puedo publicarlo usando su nombre.” Declaro Edward frotándose su cara y dando un suspiro, agrego. “Me llevare parte del crédito, pero supongo que es por eso que me diste esa información sin antes modificarla.”

Aurora sonrió ante esas palabras.

Podía modificarlo y enviarlo al Director Vincent, pero si fuera sincera seguiría una duda de sus fuentes de información o la confianza en ella.

Al darle la información sin modificarla le dejo en claro a Edward de su confianza en las fuentes y la posibilidad de que sucediera tal como mencionaba su informe.

Él solo tenía que modificarlo de tal manera para que la conclusión pareciera lógica, pero sin esa confianza abrumadora.

“Gracias, solo envíame una copia así lo comparto a las autoridades de Zerzura.” Dijo Aurora asintiendo y con una sonrisa, comento. “Te debo un favor.”

Sus fuentes eran desconocidas y si bien ella podía confiar en sus maestros, muy pocas personas confiarían en ella.

Era cierto, que en Zerzura se la tomaría muy seriamente, pero a nivel general si su informe era publicado no tendría tanta confianza.

En cambio, sí el aprendiz de un Gran Archimago alcanzaba esa conclusión y la publicaba en los diferentes medios usando el nombre de su maestro, entonces muchas personas podrían considerar esa posibilidad.

Esa era la autoridad de un ‘Gran Archimago’… Claro, había otros asuntos como la posibilidad que no sucediera nada, pero Edward confió en sus palabras.

“Voy a ver a los demás.” Dijo Aurora y se levantó para irse de la sala.

“Aurora…”

Antes de que llegara a la puerta, la voz de Edward sonó a su espalda.

Una voz pesada y conflictiva, pero muy seria.

“Entiendo que la incertidumbre puede ser agobiante y entiendo tu deseo de ayudar, pero… No necesitas excederte y no necesitas hacer nada que lamentes, ya has hecho demasiado.” Declaro Edward con un tono solemne y pesado.

Ella lo había conocido en unos de los momentos más bajo de su vida, donde actuar con imprudencia y ocultar su dolor era algo común.

Las palabras de Edward eran tanto una advertencia como preocupación.

En este mundo había existencias que se acercaban para susurrar palabras floridas y promesas agradables… Terminar siendo seducidos por esas promesas, llevaría a las personas a lamentarlo.

La confianza en el informe de su maestra era hasta ese punto… Hasta el punto de que parecía que había vendido su alma a las más peligrosas y aterradoras existencias por esa información.

Sin embargo, Aurora se giró y dio una sonrisa encantadora y brillante.

“No te preocupes, tengo confianza en mis habilidades.” Declaro Aurora e ignorando la mirada de sorpresa de Edward, abandono la oficina.

Caminando hacia en dirección de donde estaban los torneos, Aurora suspiro.

“Supongo que tener una voz en mi cabeza y un supuesto ‘sistema’, puede ser considerado como ‘demasiado tarde’…” Murmuro con un tono entretenido.

—…

Su sistema respondió con tres puntos, claramente no a gusto con su broma.

Aurora se rio ante esa respuesta.

Ahora con este tema solucionado, ella estaba más animada que nunca para ayudar a Akira.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.